You are on page 1of 9

ORIGEN

Las fresas nacen de un modo silvestre, en los bosques europeos y americanos, por eso
muchos las engloban dentro del grupo de las "frutas el bosque" junto con las grosellas,
frambuesas, moras, arándanos y otras bayas. Según algunos expertos, es a partir del
siglo XIV cuando se conocen los primeros cultivos de fresas, aunque probablemente se
desarrollaran mucho antes. La corte francesa comenzó a plantarlas, ya que las fresas
eran muy apreciadas por la familia real y su camarilla. Pronto se extendería su cultivo
por otros lugares de Europa, sobre todo en Inglaterra.

Con el desarrollo industrial llegan los primeros híbridos que darían lugar a los actuales
fresones. A finales del siglo XIX se obtuvieron nuevos ejemplares procedentes de cruces
entre fresas europeas y americanas. De ahí que a la hora de hablar de tipos de fresas, se
suele considerar que existen tres tipos: las fresas del bosque -las más caras y difíciles
de encontrar-, las fresas cultivadas y los fresones, éstos últimos los más baratos ya que
se producen en grandes explotaciones agrícolas.


VARIEDADES

Reina de los valles: es la variedad de fresa predominante en el mercado español. Son
frutos diminutos de color rojo blanquecino a rojo brillante, con suculenta pulpa de sabor
dulce y aromática.

Camarosa: la variedad de mayor cultivo de fresón. Este fruto grande de origen
californiano es muy precoz, de color extremadamente brillante y de buen sabor y
firmeza.

Tudla: son fresones grandes, aromáticos, alargados, de color rojo intenso, tanto externa
como internamente.

Oso grande: fresón de origen californiano, con el inconveniente de que tiene tendencia
al rajado. Es de color rojo anaranjado, con forma de cuña achatada, calibre grueso y
buen sabor.

Cartuno: es un fresón de forma cónica perfecta, calibre uniforme y color rojo brillante.
Su sabor es azucarado.

Carisma: variedad muy vigorosa de fresón, capaz de adaptarse a todo tipo de suelos y
climas. Es de color rojo suave y de gran tamaño.

Irwing: son fresones de forma redondeada, achatada por el pedúnculo y de color rojo
mate.

Pájaro: es una variedad que da fresones con forma cónica, firme, de pulpa consistente y
color rojo uniforme y brillante. Esta es, posiblemente, la variedad con mejor sabor de
todas las comercializadas.

Selva: se consideran los fresones de verano, ya que suelen aparecer en el mercado a
mediados de julio y duran hasta finales de septiembre.


CARACTERÍSTICAS
Forma: de forma cónica a casi redonda, en función de la variedad.

Tamaño y peso: los fresones se calibran midiendo su diámetro. Los calibres más
comercializados van desde los 18 a los 22 milímetros o más, siendo las fresas de menor
tamaño. Los fresones tienen un peso aproximado de 25 gramos.

Color: rojo brillante o rojo anaranjado, en función de la variedad de cultivo.

Sabor: presentan una carne perfumada, jugosa y mantecosa, que se deshace en la
boca a la mínima presión, con un sabor que varia de ácido a muy dulce. Lo que más
caracteriza a estas frutas es su intenso aroma, capaz de impregnar con su perfume
penetrante, varios metros a la redonda.

PROPIEDADES NUTRITIVAS


Las fresas y los fresones son frutas que aportan pocas calorías y cuyo componente más
abundante, después del agua, son los hidratos de carbono (fructosa, glucosa y xilitol).
Destaca su aporte de fibra, que mejora el tránsito intestinal. En lo que se refiere a otros
nutrientes y compuestos orgánicos, las fresas y los fresones son muy buena fuente de
vitamina C y ácido cítrico (de acción desinfectante y alcalinizadora de la orina, potencia
la acción de la vitamina C), ácido salicílico (de acción antiinflamatoria y anticoagulante),
ácido málico y oxálico, potasio y en menor proporción contienen vitamina E, que
interviene en la estabilidad de las células sanguíneas y en la fertilidad. La vitamina C
tiene acción antioxidante, al igual que la vitamina E y los flavonoides (antocianos),
pigmentos vegetales que le confieren a estas frutas su color característico. La vitamina
C interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la
absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones. El ácido fólico
interviene en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis material genético
y la formación anticuerpos del sistema inmunológico. El potasio es necesario para la
transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e
interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.
Publicado por LA FRESA en 10:58


ORIGEN
Las fresas nacen de un modo silvestre, en los bosques europeos y americanos, por eso
muchos las engloban dentro del grupo de las "frutas el bosque" junto con las grosellas,
frambuesas, moras, arándanos y otras bayas. Según algunos expertos, es a partir del
siglo XIV cuando se conocen los primeros cultivos de fresas, aunque probablemente se
desarrollaran mucho antes. La corte francesa comenzó a plantarlas, ya que las fresas
eran muy apreciadas por la familia real y su camarilla. Pronto se extendería su cultivo
por otros lugares de Europa, sobre todo en Inglaterra.

Con el desarrollo industrial llegan los primeros híbridos que darían lugar a los actuales
fresones. A finales del siglo XIX se obtuvieron nuevos ejemplares procedentes de cruces
entre fresas europeas y americanas. De ahí que a la hora de hablar de tipos de fresas, se
suele considerar que existen tres tipos: las fresas del bosque -las más caras y difíciles
de encontrar-, las fresas cultivadas y los fresones, éstos últimos los más baratos ya que
se producen en grandes explotaciones agrícolas.


VARIEDADES

Reina de los valles: es la variedad de fresa predominante en el mercado español. Son
frutos diminutos de color rojo blanquecino a rojo brillante, con suculenta pulpa de sabor
dulce y aromática.

Camarosa: la variedad de mayor cultivo de fresón. Este fruto grande de origen
californiano es muy precoz, de color extremadamente brillante y de buen sabor y
firmeza.

Tudla: son fresones grandes, aromáticos, alargados, de color rojo intenso, tanto externa
como internamente.

Oso grande: fresón de origen californiano, con el inconveniente de que tiene tendencia
al rajado. Es de color rojo anaranjado, con forma de cuña achatada, calibre grueso y
buen sabor.

Cartuno: es un fresón de forma cónica perfecta, calibre uniforme y color rojo brillante.
Su sabor es azucarado.

Carisma: variedad muy vigorosa de fresón, capaz de adaptarse a todo tipo de suelos y
climas. Es de color rojo suave y de gran tamaño.

Irwing: son fresones de forma redondeada, achatada por el pedúnculo y de color rojo
mate.

Pájaro: es una variedad que da fresones con forma cónica, firme, de pulpa consistente y
color rojo uniforme y brillante. Esta es, posiblemente, la variedad con mejor sabor de
todas las comercializadas.

Selva: se consideran los fresones de verano, ya que suelen aparecer en el mercado a
mediados de julio y duran hasta finales de septiembre.


CARACTERÍSTICAS
Forma: de forma cónica a casi redonda, en función de la variedad.

Tamaño y peso: los fresones se calibran midiendo su diámetro. Los calibres más
comercializados van desde los 18 a los 22 milímetros o más, siendo las fresas de menor
tamaño. Los fresones tienen un peso aproximado de 25 gramos.

Color: rojo brillante o rojo anaranjado, en función de la variedad de cultivo.

Sabor: presentan una carne perfumada, jugosa y mantecosa, que se deshace en la
boca a la mínima presión, con un sabor que varia de ácido a muy dulce. Lo que más
caracteriza a estas frutas es su intenso aroma, capaz de impregnar con su perfume
penetrante, varios metros a la redonda.

PROPIEDADES NUTRITIVAS


Las fresas y los fresones son frutas que aportan pocas calorías y cuyo componente más
abundante, después del agua, son los hidratos de carbono (fructosa, glucosa y xilitol).
Destaca su aporte de fibra, que mejora el tránsito intestinal. En lo que se refiere a otros
nutrientes y compuestos orgánicos, las fresas y los fresones son muy buena fuente de
vitamina C y ácido cítrico (de acción desinfectante y alcalinizadora de la orina, potencia
la acción de la vitamina C), ácido salicílico (de acción antiinflamatoria y anticoagulante),
ácido málico y oxálico, potasio y en menor proporción contienen vitamina E, que
interviene en la estabilidad de las células sanguíneas y en la fertilidad. La vitamina C
tiene acción antioxidante, al igual que la vitamina E y los flavonoides (antocianos),
pigmentos vegetales que le confieren a estas frutas su color característico. La vitamina
C interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la
absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones. El ácido fólico
interviene en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis material genético
y la formación anticuerpos del sistema inmunológico. El potasio es necesario para la
transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e
interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.
Publicado por LA FRESA en 10:58



ORIGEN
Las fresas nacen de un modo silvestre, en los bosques europeos y americanos, por eso
muchos las engloban dentro del grupo de las "frutas el bosque" junto con las grosellas,
frambuesas, moras, arándanos y otras bayas. Según algunos expertos, es a partir del
siglo XIV cuando se conocen los primeros cultivos de fresas, aunque probablemente se
desarrollaran mucho antes. La corte francesa comenzó a plantarlas, ya que las fresas
eran muy apreciadas por la familia real y su camarilla. Pronto se extendería su cultivo
por otros lugares de Europa, sobre todo en Inglaterra.

Con el desarrollo industrial llegan los primeros híbridos que darían lugar a los actuales
fresones. A finales del siglo XIX se obtuvieron nuevos ejemplares procedentes de cruces
entre fresas europeas y americanas. De ahí que a la hora de hablar de tipos de fresas, se
suele considerar que existen tres tipos: las fresas del bosque -las más caras y difíciles
de encontrar-, las fresas cultivadas y los fresones, éstos últimos los más baratos ya que
se producen en grandes explotaciones agrícolas.


VARIEDADES

Reina de los valles: es la variedad de fresa predominante en el mercado español. Son
frutos diminutos de color rojo blanquecino a rojo brillante, con suculenta pulpa de sabor
dulce y aromática.

Camarosa: la variedad de mayor cultivo de fresón. Este fruto grande de origen
californiano es muy precoz, de color extremadamente brillante y de buen sabor y
firmeza.

Tudla: son fresones grandes, aromáticos, alargados, de color rojo intenso, tanto externa
como internamente.

Oso grande: fresón de origen californiano, con el inconveniente de que tiene tendencia
al rajado. Es de color rojo anaranjado, con forma de cuña achatada, calibre grueso y
buen sabor.

Cartuno: es un fresón de forma cónica perfecta, calibre uniforme y color rojo brillante.
Su sabor es azucarado.

Carisma: variedad muy vigorosa de fresón, capaz de adaptarse a todo tipo de suelos y
climas. Es de color rojo suave y de gran tamaño.

Irwing: son fresones de forma redondeada, achatada por el pedúnculo y de color rojo
mate.

Pájaro: es una variedad que da fresones con forma cónica, firme, de pulpa consistente y
color rojo uniforme y brillante. Esta es, posiblemente, la variedad con mejor sabor de
todas las comercializadas.

Selva: se consideran los fresones de verano, ya que suelen aparecer en el mercado a
mediados de julio y duran hasta finales de septiembre.


CARACTERÍSTICAS
Forma: de forma cónica a casi redonda, en función de la variedad.

Tamaño y peso: los fresones se calibran midiendo su diámetro. Los calibres más
comercializados van desde los 18 a los 22 milímetros o más, siendo las fresas de menor
tamaño. Los fresones tienen un peso aproximado de 25 gramos.

Color: rojo brillante o rojo anaranjado, en función de la variedad de cultivo.

Sabor: presentan una carne perfumada, jugosa y mantecosa, que se deshace en la
boca a la mínima presión, con un sabor que varia de ácido a muy dulce. Lo que más
caracteriza a estas frutas es su intenso aroma, capaz de impregnar con su perfume
penetrante, varios metros a la redonda.

PROPIEDADES NUTRITIVAS


Las fresas y los fresones son frutas que aportan pocas calorías y cuyo componente más
abundante, después del agua, son los hidratos de carbono (fructosa, glucosa y xilitol).
Destaca su aporte de fibra, que mejora el tránsito intestinal. En lo que se refiere a otros
nutrientes y compuestos orgánicos, las fresas y los fresones son muy buena fuente de
vitamina C y ácido cítrico (de acción desinfectante y alcalinizadora de la orina, potencia
la acción de la vitamina C), ácido salicílico (de acción antiinflamatoria y anticoagulante),
ácido málico y oxálico, potasio y en menor proporción contienen vitamina E, que
interviene en la estabilidad de las células sanguíneas y en la fertilidad. La vitamina C
tiene acción antioxidante, al igual que la vitamina E y los flavonoides (antocianos),
pigmentos vegetales que le confieren a estas frutas su color característico. La vitamina
C interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la
absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones. El ácido fólico
interviene en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis material genético
y la formación anticuerpos del sistema inmunológico. El potasio es necesario para la
transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e
interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.
Publicado por LA FRESA en 10:58


ORIGEN
Las fresas nacen de un modo silvestre, en los bosques europeos y americanos, por eso
muchos las engloban dentro del grupo de las "frutas el bosque" junto con las grosellas,
frambuesas, moras, arándanos y otras bayas. Según algunos expertos, es a partir del
siglo XIV cuando se conocen los primeros cultivos de fresas, aunque probablemente se
desarrollaran mucho antes. La corte francesa comenzó a plantarlas, ya que las fresas
eran muy apreciadas por la familia real y su camarilla. Pronto se extendería su cultivo
por otros lugares de Europa, sobre todo en Inglaterra.

Con el desarrollo industrial llegan los primeros híbridos que darían lugar a los actuales
fresones. A finales del siglo XIX se obtuvieron nuevos ejemplares procedentes de cruces
entre fresas europeas y americanas. De ahí que a la hora de hablar de tipos de fresas, se
suele considerar que existen tres tipos: las fresas del bosque -las más caras y difíciles
de encontrar-, las fresas cultivadas y los fresones, éstos últimos los más baratos ya que
se producen en grandes explotaciones agrícolas.


VARIEDADES

Reina de los valles: es la variedad de fresa predominante en el mercado español. Son
frutos diminutos de color rojo blanquecino a rojo brillante, con suculenta pulpa de sabor
dulce y aromática.

Camarosa: la variedad de mayor cultivo de fresón. Este fruto grande de origen
californiano es muy precoz, de color extremadamente brillante y de buen sabor y
firmeza.

Tudla: son fresones grandes, aromáticos, alargados, de color rojo intenso, tanto externa
como internamente.

Oso grande: fresón de origen californiano, con el inconveniente de que tiene tendencia
al rajado. Es de color rojo anaranjado, con forma de cuña achatada, calibre grueso y
buen sabor.

Cartuno: es un fresón de forma cónica perfecta, calibre uniforme y color rojo brillante.
Su sabor es azucarado.

Carisma: variedad muy vigorosa de fresón, capaz de adaptarse a todo tipo de suelos y
climas. Es de color rojo suave y de gran tamaño.

Irwing: son fresones de forma redondeada, achatada por el pedúnculo y de color rojo
mate.

Pájaro: es una variedad que da fresones con forma cónica, firme, de pulpa consistente y
color rojo uniforme y brillante. Esta es, posiblemente, la variedad con mejor sabor de
todas las comercializadas.

Selva: se consideran los fresones de verano, ya que suelen aparecer en el mercado a
mediados de julio y duran hasta finales de septiembre.


CARACTERÍSTICAS
Forma: de forma cónica a casi redonda, en función de la variedad.

Tamaño y peso: los fresones se calibran midiendo su diámetro. Los calibres más
comercializados van desde los 18 a los 22 milímetros o más, siendo las fresas de menor
tamaño. Los fresones tienen un peso aproximado de 25 gramos.

Color: rojo brillante o rojo anaranjado, en función de la variedad de cultivo.

Sabor: presentan una carne perfumada, jugosa y mantecosa, que se deshace en la
boca a la mínima presión, con un sabor que varia de ácido a muy dulce. Lo que más
caracteriza a estas frutas es su intenso aroma, capaz de impregnar con su perfume
penetrante, varios metros a la redonda.

PROPIEDADES NUTRITIVAS


Las fresas y los fresones son frutas que aportan pocas calorías y cuyo componente más
abundante, después del agua, son los hidratos de carbono (fructosa, glucosa y xilitol).
Destaca su aporte de fibra, que mejora el tránsito intestinal. En lo que se refiere a otros
nutrientes y compuestos orgánicos, las fresas y los fresones son muy buena fuente de
vitamina C y ácido cítrico (de acción desinfectante y alcalinizadora de la orina, potencia
la acción de la vitamina C), ácido salicílico (de acción antiinflamatoria y anticoagulante),
ácido málico y oxálico, potasio y en menor proporción contienen vitamina E, que
interviene en la estabilidad de las células sanguíneas y en la fertilidad. La vitamina C
tiene acción antioxidante, al igual que la vitamina E y los flavonoides (antocianos),
pigmentos vegetales que le confieren a estas frutas su color característico. La vitamina
C interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la
absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones. El ácido fólico
interviene en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis material genético
y la formación anticuerpos del sistema inmunológico. El potasio es necesario para la
transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e
interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.
Publicado por LA FRESA en 10:58


ORIGEN
Las fresas nacen de un modo silvestre, en los bosques europeos y americanos, por eso
muchos las engloban dentro del grupo de las "frutas el bosque" junto con las grosellas,
frambuesas, moras, arándanos y otras bayas. Según algunos expertos, es a partir del
siglo XIV cuando se conocen los primeros cultivos de fresas, aunque probablemente se
desarrollaran mucho antes. La corte francesa comenzó a plantarlas, ya que las fresas
eran muy apreciadas por la familia real y su camarilla. Pronto se extendería su cultivo
por otros lugares de Europa, sobre todo en Inglaterra.

Con el desarrollo industrial llegan los primeros híbridos que darían lugar a los actuales
fresones. A finales del siglo XIX se obtuvieron nuevos ejemplares procedentes de cruces
entre fresas europeas y americanas. De ahí que a la hora de hablar de tipos de fresas, se
suele considerar que existen tres tipos: las fresas del bosque -las más caras y difíciles
de encontrar-, las fresas cultivadas y los fresones, éstos últimos los más baratos ya que
se producen en grandes explotaciones agrícolas.


VARIEDADES

Reina de los valles: es la variedad de fresa predominante en el mercado español. Son
frutos diminutos de color rojo blanquecino a rojo brillante, con suculenta pulpa de sabor
dulce y aromática.

Camarosa: la variedad de mayor cultivo de fresón. Este fruto grande de origen
californiano es muy precoz, de color extremadamente brillante y de buen sabor y
firmeza.

Tudla: son fresones grandes, aromáticos, alargados, de color rojo intenso, tanto externa
como internamente.

Oso grande: fresón de origen californiano, con el inconveniente de que tiene tendencia
al rajado. Es de color rojo anaranjado, con forma de cuña achatada, calibre grueso y
buen sabor.

Cartuno: es un fresón de forma cónica perfecta, calibre uniforme y color rojo brillante.
Su sabor es azucarado.

Carisma: variedad muy vigorosa de fresón, capaz de adaptarse a todo tipo de suelos y
climas. Es de color rojo suave y de gran tamaño.

Irwing: son fresones de forma redondeada, achatada por el pedúnculo y de color rojo
mate.

Pájaro: es una variedad que da fresones con forma cónica, firme, de pulpa consistente y
color rojo uniforme y brillante. Esta es, posiblemente, la variedad con mejor sabor de
todas las comercializadas.

Selva: se consideran los fresones de verano, ya que suelen aparecer en el mercado a
mediados de julio y duran hasta finales de septiembre.


CARACTERÍSTICAS
Forma: de forma cónica a casi redonda, en función de la variedad.

Tamaño y peso: los fresones se calibran midiendo su diámetro. Los calibres más
comercializados van desde los 18 a los 22 milímetros o más, siendo las fresas de menor
tamaño. Los fresones tienen un peso aproximado de 25 gramos.

Color: rojo brillante o rojo anaranjado, en función de la variedad de cultivo.

Sabor: presentan una carne perfumada, jugosa y mantecosa, que se deshace en la
boca a la mínima presión, con un sabor que varia de ácido a muy dulce. Lo que más
caracteriza a estas frutas es su intenso aroma, capaz de impregnar con su perfume
penetrante, varios metros a la redonda.

PROPIEDADES NUTRITIVAS


Las fresas y los fresones son frutas que aportan pocas calorías y cuyo componente más
abundante, después del agua, son los hidratos de carbono (fructosa, glucosa y xilitol).
Destaca su aporte de fibra, que mejora el tránsito intestinal. En lo que se refiere a otros
nutrientes y compuestos orgánicos, las fresas y los fresones son muy buena fuente de
vitamina C y ácido cítrico (de acción desinfectante y alcalinizadora de la orina, potencia
la acción de la vitamina C), ácido salicílico (de acción antiinflamatoria y anticoagulante),
ácido málico y oxálico, potasio y en menor proporción contienen vitamina E, que
interviene en la estabilidad de las células sanguíneas y en la fertilidad. La vitamina C
tiene acción antioxidante, al igual que la vitamina E y los flavonoides (antocianos),
pigmentos vegetales que le confieren a estas frutas su color característico. La vitamina
C interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la
absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones. El ácido fólico
interviene en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis material genético
y la formación anticuerpos del sistema inmunológico. El potasio es necesario para la
transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e
interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.
Publicado por LA FRESA en 10:58