You are on page 1of 5

ENSAYO CRÍTICA SOBRE LAS TÉCNICAS DE APRENDIZAJE

PRESENTADO POR:
PATRICIA HERNÁNDEZ


PRESENTADO A:
LIC. ROSSY JARABA


CORPORACIÓN EDUCATIVA DEL CARIBE “CECAR”
I SEMESTRE DE DERECHO



SINCÉ, OCTUBRE 8 DE 2014


CRÍTICAS SOBRE LAS TÉCNICAS DE APRENDIZAJE
Cuando iniciamos la lectura de una obra o cuando buscamos la manera de
entender el contenido de la misma, encontramos obstáculos que a veces
impiden comprender un texto, lo que nos coloca en una posición difícil, ya
que hay el autor emplea términos de lenguajes o de otros idiomas, que son
desconocidos para nosotros, lo que nos dificulta la lectura.
Un ejemplo de ello es la obra “EL CANTAR DEL MIO CID”, en el que el
lector primíparo se encuentra con un lenguaje desconocido, comienza a
tropezar de tal forma que termina por abandonar su lectura y para poder
comprenderlo, necesita recurrir a la ayuda de un experto o si no, apelar a
estrategias de aprendizaje, las cuales le proporcionan diferentes métodos y
técnicas para asimilar la lectura.
En relación a lo anterior, el documento estrategias de aprendizaje
argumenta que el método IPLER, es un método que inspecciona y examina
previamente una lectura observando los títulos y los subtítulos y dirigiéndose
a las páginas que desea estudiar, iniciando desde su encabezamiento, o
muchas veces buscando un resumen si lo hay o iniciando por la primera
oración del párrafo o buscando palabras y oraciones claves. Esta forma de
aprendizaje no encaja con un libro como el MIO CID. Ya que fallaría al solo
comenzar a analizarlo, la épica acabaría con el IPLER.
Otra estrategia sería el resumen, el cual se encarga de escoger la
información esencial de cualquier texto. Si deseamos estudiar una obra como
el MIO CID en un resumen, se perdería todo el estilo literario de la obra y no
podríamos contar con episodios importantes de la obra, como el paradero de
las hijas del MIO CID, los engaños que empleó éste para su campaña y
dado la anonimidad de esta obra, no podemos contar con un antecedente
estilístico en esta forma de presentar el tema, siendo necesario consultar
expertos en literatura como el profesor Arnaldo Julio, experto en Español y
Literatura, quien considera que observar una obra por encima, como lo
haríamos con el IPLER o resumiéndola, perderíamos conocer la riqueza
lingüística y el estilo literario de la obra escrita en su forma original.
Por otro lado, si utilizamos el subrayado estaríamos en la misma posición, de
solo extraer hechos interesantes, lo que hace que se pierda la riqueza
literaria.
De otro lado, las fichas literarias son adecuadas cuando deseamos ver
apartes de un libro o una obra para recordar un hecho dentro de la misma, lo
que lleva a pensar que al emplearlas, nos deja en lo mismo, pues éstas solo
sirven en el caso de un discurso o una reunión, son utilizadas muchas veces
por los periodistas, que anotan apuntes de un discurso o de un hecho que
están observando y luego hacen uso de mapas mentales para transmitir una
noticia por la imposibilidad de estar en el centro de la misma y decirlo
inmediatamente o por el peligro a que se someten, si la noticia ocurre en
zona de guerra o conflictos.
También existe la técnica llamada organización de conceptos, que se
encuentra de la mano con lo que nosotros vemos y tenemos que emitir un
juicio referente a lo que estamos tratando de aprender, aunque los mapas
conceptuales nos ayudan a aumentar la comprensión y a organizar bien el
aprendizaje de un libro. Estos funcionan cuando el estudiante ha leído la
obra y luego elabora diferentes conceptos de la misma, bien sea a través de
mapas conceptuales, cuadros sinópticos, mapas de ideas y esquemas.
Todo este sinnúmero de estrategias cognitivas nos pueden ayudar a
entender o aprender sobre una obra literaria, para lo cual deberíamos
repasarla porque no podemos saber de lo que no se ha visto, solo viendo
apuntes subrayados, fichas técnicas, resúmenes, cuadros sinópticos, mapas
conceptuales, etc.
Un ejemplo sería que encontráramos alguna de estas estrategias o métodos
de aprendizaje sobre la palabra pirámide, sin especificar el lugar, porque
como bien sabemos, éstas se encuentran en muchos lugares del mundo y
entonces nos llegaría una idea como “la pirámide tenía en su punta un
acabado en diamante, recubierto en oro”. Si miramos esto, podríamos creer
que es una pirámide de los antiguos imperios chinos, egipcios o las antiguas
pirámides sepultadas en el fondo marino de Malasia. La cuestión es que al
encontrar una de estas técnicas, el estudiante entienda el tema al que se
refiere, porque como dice el profesor Arnaldo “pájaros hay en todas partes,
pero defíname usted la especie para saber a qué lugar pertenece”. Esto nos
sirve para aclarar que las estrategias cognitivas son elaboradas para
entenderlas personalmente, solo para aquellas personas que estudian una
obra literaria, escuchan un discurso o ven un acontecimiento histórico. Por lo
demás, si esta persona llegase a perder dichos apuntes acerca de cualquiera
de las estrategias aplicadas y otra persona los encuentra, esta última solo ve
simples apuntes de algo que posiblemente no va a entender.
Estas estrategias son muy útiles para los estudiantes, en el caso de una
competencia de aprendizaje, pero de forma personal debido a que las
palabras claves: señales, dibujos, solo son entendidas por el estudiante que
escribe dichos datos en su libreta de apuntes o en la ficha técnica
correspondiente.
Entender entonces un libro es leerlo más de una vez y con diccionario en
mano, de esta manera conoceremos acerca de su estilo literario al
compararlo con la época en que fue escrito.
De otra manera, al escuchar un discurso o una opinión de alguien en una
reunión, lo mejor es apelar a la tecnología actual de grabar, analizar y luego
pronunciarse o expresar lo que se piensa para no incurrir en el error de
muchos periodistas, como lo es el de tener que rectificar las noticias que
emiten.
Finalmente, las estrategias de aprendizaje nos ayudan a entender una obra o
analizar una exposición individualmente, de forma que se comprendan los
contenidos de la misma, pero éstas han de ser utilizadas de manera
cuidadosa para aprovecharlas de una mejor manera, aunque lo mejor es
aprender leyendo totalmente el contenido, para así llegar a ser expertos en
un determinado tema a través del empleo de las estrategias de aprendizaje
analizadas.