You are on page 1of 2

ATMOSFERA PRIMITIVA

Pero… ¿Cómo era la tierra cuando esto sucedió? La Tierra se habría originado hace
unos 4.600 millones de años. En los primeros tiempos presentaba intensa actividad
volcánica que provocó la acumulación de dióxido de carbono, hidrógeno, metano,
amoníaco y compuestos con azufre. Al mismo tiempo, los geiseres habrían despedido vapor
de agua. Todos esos gases formaron la atmósfera primitiva hace unos 4.300 millones de
años. Esta retuvo el calor del Sol, que aumentó la temperatura del planeta.
Esa atmósfera no tenía oxígeno y no existía una capa de ozono. Los rayos
ultravioletas del Sol llegaban directamente a la superficie del planeta, había violentas
erupciones volcánicas y continuas descargas eléctricas de las constantes tormentas.
Con el tiempo, la temperatura descendió en forma paulatina, y nubes de vapor de
agua se condensaron y ocasionaron lluvias, como consecuencia, se formaron los océanos
primitivos hace unos 4.200 millones de años; estos se habrían evaporado y condensado
varias veces. La temperatura de esas masas de agua habría sido muy elevada, y en ellas,
comenzaron a diluirse parte de los gases de la atmósfera. En aquellos océanos primitivos
podrían haber ocurrido las reacciones químicas que dieron lugar a las primeras moléculas
orgánicas, hace unos 4.000 millones de años.
ANÁLISIS
Llamamos atmósfera a una mezcla de varios gases que rodea cualquier objeto
celeste, como la Tierra en la atmosfera primitiva estos gases o elementos estaban
compuesto en gran parte por los más ligeros, helio e hidrógeno, los cuales se perdió debido
a que las fuerzas gravitacionales de la Tierra no fueron capaces de retenerla.
En el inicio de la Tierra la atmósfera era reducida, con poco oxigeno libre o sin él.
Es decir no podía existir la vida humana en ella.
ORIGEN DE LA VIDA
La hipótesis de la panspermia plantea que los primeros seres vivos en la Tierra
surgieron a partir de esporas que llegaron desde el espacio, en cometas y meteoritos.
La panspermia explica la aparición de la vida en la Tierra, pero no resuelve el
problema inicial de cómo se originó la vida: se limita a trasladar el problema a otro lugar.
Las hipótesis que sostienen que la vida se originó en nuestro planeta plantean que
habría surgido a partir de sustancias químicas inertes, en las condiciones que habrían
imperado en la Tierra primitiva. Este fenómeno se llama abiogénesis.
La hipótesis de la generación espontánea proponía que la vida surge de forma
espontánea a partir de sustancias inertes, contraria a la idea de biogénesis, que sostiene que
los seres vivos se originan siempre a partir de otros seres vivos, mediante los mecanismos
de la reproducción. En 1864, el francés Louis Pasteur comprobó que los microorganismos
se originaban a partir de otros microorganismos. Desde entonces, se aceptó de forma
definitiva la biogénesis y se desechó la hipótesis de la generación espontánea.
La teoría de Oparin y Haldane
En la década de 1920, el bioquímico ruso Alexander Oparin y el biólogo inglés John
B. Haldane formularon la hipótesis físico-química que describía como podría haberse
originado la vida en la Tierra a partir de compuestos inertes.
Para Oparin, las moléculas orgánicas se formaron en la atmósfera terrestre primitiva
que carecía de oxígeno y ozono. La ausencia de ozono en la atmósfera primitiva habría
permitido la llegada de grandes cantidades de radiación hasta la superficie terrestre. Esa
radiación aportó la energía necesaria para la aparición de las primeras moléculas orgánicas
a partir de compuestos como metano, amoníaco, hidrógeno… presentes en la atmósfera
primitiva. Esto se denomina evolución química.
Las moléculas orgánicas sencillas se habrían acumulado en los océanos de aquellos
tiempos y conformaron lo que Oparin llamó caldo primitivo. En él, dichas moléculas se
habrían agrupado y generado moléculas más complejas, como lípidos y proteínas. Estos al
combinarse formaron coacervados: glóbulos con una membrana rudimentaria que los limita
del medio exterior. Los coacervados se consideran formas prebióticas (anteriores a la vida),
a partir de las cuales habrían surgido las primeras células.
ANÁLISIS
Todas las hipótesis y teorías evolucionistas que tratan de explicar la formación de
los primeros compuesto orgánicos y de las primeras formas de vida coinciden en que este
hecho ocurrió en los mares primitivos, a causa de la gran actividad volcánica que provocó
la acumulación de varios gases, En aquellos océanos primitivos podrían haber ocurrido las
reacciones químicas que dieron lugar a las primeras moléculas orgánicas.