You are on page 1of 28

ASHTAVAKRA GITA

CAPÍTULO I
SOBRE EL SER COMO TESTIGO OBSERVADOR DE TODO
Janaka dijo:
1. ¿Cómo se adquiere la sabiduría, cómo nos aseguramos el renunciamiento?
Por favor dímelo ¡Oh maestro
Ashtavakra respondió:
!. "i#o mío, si deseas la liberación, debes rehuir los ob#etos de los sentidos como
si fueran veneno, $ buscar como agua de vida la caridad, la rectitud, la
misericordia, el contentamiento $ la verdad.
%. &' no eres tierra, t' no eres agua ni fuego, aire ni (ter. )abe que eres el *o
su+remo, $ que la naturale,a de tu emanci+ación es el *o $ el testigo.
-. )i +uedes re+osar en la conciencia, habi(ndote se+arado del cuer+o, en ese
mismo momento alcan,ar.s la felicidad, el contento de la +a, $ la libertad de las
cadenas.
/. &' no +erteneces a la casta brahm.nica ni a ninguna otra0 de ninguna orden
formas +arte0 ob#eto no eres de la +erce+ción sensual. Por com+leto desa+egado,
sin forma, t' eres el que todo lo ve1 ¡s(, +or ello, feli,
2. 3ien $ mal, +lacer $ dolor en la mente est.n, no en ti ¡oh )e4or 5i el que hace
ni el que go,a eres t'. 6n verdad, t' reinas +ara siem+re en libertad.
7. &', el que todo lo ve, en verdad moras libremente. 8a 'nica cadena que te ata
es (sta1 que +ercibes al )er de forma diferenciada.
9. :ordido +or la gran ser+iente negra de la vanidad, +iensas1 ;*o so$ el que
obra;0 al beber el antídoto de la fe $ +ensar1 ;*o no so$ el que obra;, ser.s feli,.
<. Piensa1 ;)o$ la +ura inteligencia;0 $ con (ste fuego de la fe, quema la densa
selva de la ignorancia0 al liberarte del dolor, ser.s feli,.
1=. >quello donde el universo +arece e?istir como la ser+iente en la cuerda, es la
@icha, la @icha )u+rema0 t', al ser esa conciencia, ser.s feli,.
11. Auien se imagina +risionero, en verdad est. a+risionado0 quien se imagina
libre, en verdad no sufre c.rcel.
1!. 6l *o es el testigo, el que todo lo im+regna0 el cabal, el libre, el 'nico0
inteligencia des+rovista de acción, de a+ego, de deseo, mora siem+re en +a,. 8a
ilusión hace que Bl +are,ca +ertenecer al mundo.
1%. >+rende a entender tu *o como la eterna Cnteligencia, el Dno sin segundo, una
ve, abandonada la ilusión de que tu ser es un refle#o del *o, $ que las condiciones
e?ternas o las condiciones internas lo ro,an.
1-. 8argo tiem+o, hi#o mío, has estado su#eto +or el la,o de +ensar1 ;*o so$ el
cuer+o;. Corta el la,o de esta ilusión con la es+ada de la sabiduría que dice1 ;)o$
el conocimiento;, $ ser.s feli,.
1/. @esa+egado, inmóvil, autoiluminado, sin m.cula, tal eres t'. 6n verdad, (sta es
la 'nica cadena que debes cargar en tu b'squeda del conocimiento.
12. &' todo lo im+regnas0 en verdad, todo en ti se entrela,a. &' eres la Conciencia
Pura. Aue tu .nimo no decaiga.
17. >utogobernado, libre de m.culas, siem+re cabal, así eres t', en la im+asible
felicidad interior. @e insondable inteligencia, sin agitaciones, im+erturbable, tal
eres t'. @ebes, +ara ello, tener tan sólo tu mente dirigida a la conciencia.
19. )abe que cuanto tiene forma es falso, que lo sin forma es lo 'nico
+ermanente. 6n verdad, con (sta ense4an,a no ha$ +osibilidad de renacer.
1<. >l igual que una im.gen en el es+e#o no es distinta al ob#eto que refle#a, así el
>lma, el )e4or del Cuer+o, es el mismo adentro $ afuera.
!=. >l igual que el es+acio que todo lo +enetra es el mismo, dentro $ fuera de una
vasi#a, así es el 6terno, el Dno que mora en todos los seres.
CAPÍTULO II
SOBRE EL GOZO EN EL SER
El discípulo dice:
1. ¡>h Cnmaculado, +acífico so$, el *o de inteligencia que trasciende la materia.
"asta ahora he sido burlado +or la ilusión de los fenómenos.
!. >l igual que ilumino este cuer+o, así ilumino el universo. Por ello, mío es el
universo entero, o nada es mío.
%. Puesto que he renunciado al mundo $ al cuer+o, de alg'n modo +ercibo ahora
al *o su+remo, mediante la sabiduría adquirida, merced a las ense4an,as del
:aestro.
-. >l igual que las olas, la es+uma $ las burbu#as nada son sino el agua de la que
+rovienen, así ocurre con el mundo emanado del *o su+remo1 nada es sino el *o
su+remo.
/. >l igual que el a,'car im+regna el #ugo de la ca4a $ la dul,ura im+regna el
a,'car, así ocurre con el mundo que me ilusiona, en tanto *o im+regno el mundo.
2. 6l mundo +arece e?istir +orque se ignora el *o. 6l conocimiento del *o hace
que no resulte real. 8a ser+iente +arece e?istir +orque se ignora que es una
cuerda0 al +ercibirse la cuerda como tal, la ser+iente cesa de e?istir.
7. 8a lu, es mi m.s +rofunda naturale,a0 nada so$, sino lu,. >l iluminarse el
mundo, so$ *o que lo ilumino.
9. ¡>h 6l mundo me envuelve en su ilusión, $ e?iste en mí merced a la ignorancia,
como la +lata en la madre+erla, la ser+iente en la cuerda $ el agua del es+e#ismo a
la lu, del sol.
<. 6l mundo que de mí ha emanado en mí se resuelve, como la vasi#a en el barro,
la ola en el oc(ano $ el bra,alete en el oro de que est. com+uesto.
1=. ¡>h ¡@e maravilla so$ > mi +ro+io *o reverencio, que no conoce la decre+itud,
$ que sobrevive a la destrucción del mundo entero, desde 3rahma hasta una ho#a
de hierba.
11. ¡>h @e maravilla so$ >nte mi +ro+io *o me inclino, que sigue siendo Dno, a'n
unido a un cuer+o0 que de ninguna +arte viene, a ninguna +arte va, $ todo lo
im+regna.
1!. ¡>h ¡@e maravilla so$ > mi +ro+io *o reverencio. 5adie en sabiduría me
su+era a mí, que sin ser ro,ado +or el cuer+o, llevo no obstante al mundo en mí,
+ara siem+re.
1%. ¡>h ¡@e maravilla so$ > mi +ro+io *o saludo, al que nada de aquí le +ertenece,
a'n cuando le +ertene,ca cuanto se halle dentro del alcance del discurso $ el
+ensamiento.
1-. 6l conocimiento, el conocedor $ lo conocido, en realidad no e?isten. 6so, en lo
cual (stas tres cosas +arecen e?istir en ra,ón de la ignorancia, 6so so$ *o, el
inmaculado.
1/. ¡Oh 6l +esar clava sus raíces en la dualidad. 5inguna cura e?iste +ara ello,
e?ce+to el com+render que so$ la @icha, la Cnteligencia $ la Pure,a.
12. &an sólo el conocimiento )o$0 a mi +ro+io *o le he +uesto límites en ra,ón de
la ignorancia. "e refle?ionado constantemente $ el descanso hall( en 6so, que
est. m.s all. de la mente.
17. 8a libertad $ las cadenas $a no son mías. 8a ilusión incesante se ha
desvanecido. ¡>h el mundo se halla en mí, o en verdad en mí no est..
19. 6l mundo $ el cuer+o nada son1 (sto he descubierto. 6l *o es la Pura
Conciencia misma. ¿Por qu(, entonces, el uno se su+er+ondría a la otra?
1<. Cuer+o, infierno $ cielo, libertad, esclavitud $ miedo, todas (stas son meras
imaginaciones. ¿Au( debería hacer *o, cu$a naturale,a es la Conciencia?
!=. ¡>h > mí, que no veo ninguna dualidad, a'n en una multitud, a mí, que me
est. reservado un bosque, ¿a qu( me he de adherir?
!1. 5o so$ el cuer+o, ni el cuer+o es mío. 6l $o individual no so$, so$ la Conciencia.
6n verdad, tal es mi esclavitud1 estar adherido a la e?istencia +ersonificada.
!!. >h 6n :í, el oc(ano ilimitado, al levantarse el viento de la muerte, forma olas
que toman la a+ariencia de innumerables mundos de figura diversa.
!%. >l cesar el viento de la muerte, la barca del infortunado mercader, el $o
+ersonificado, se desvanece en :í, el gran oc(ano insondable.
!-. 6n mí, el gran oc(ano insondable, las olas de los diversos $oes +articulari,ados
se elevan, gol+ean entre sí, #uegan $ desa+arecen de modo magnífico.
CAPÍTULO III
SOBRE LA PRESENCIA DEL SER EN TODO Y TODO EN EL SER
1. >l saber que tu *o es el *o 'nico e indestructible, ¿cómo +uedes t', un sabio, un
conocedor del *o, continuar en la b'squeda de rique,as?
!. ¡@iscí+ulo mío el a+ego a los ob#etos, que son +or esencia ilusorios, surge +or
la ignorancia del *o, al igual que el deseo0 así como el confundir un tro,o de
madre+erla con la +lata, surge +or el desconocimiento de la madre+erla.
%. Puesto que sabes que eres >quello en que el mundo +arece e?istir como las
olas en el oc(ano, ¿+or qu( corres como un desvalido?
-. Puesto que sabes que el *o es la Pura Conciencia $ 3elle,a, ¿+or qu( eres
esclavo de la codicia $ la im+ure,a?
/. @e maravilla es que, a'n en el sabio que ve el *o en todos los seres $ a todos los
seres en el *o, +erdure todavía el sentido de ;lo mío;.
2. @e maravilla es que, a'n quien habita en la unidad su+rema $ tiene el designio
de la liberación, +erdure en la su#eción al deseo $ en la agitación +or los deleites
sensuales.
7. >l conocer la naturale,a del gran enemigo de la sabiduría, ¿cómo +uede el
sabio, que ve a+ro?imarse su fin, abrigar afecto +or los ob#etos sensuales?
9. ¡@e maravilla es que, hasta aqu(l que no siente a+ego +or los ob#etos de este
mundo o el otro, que discierne entre lo eterno $ lo noEeterno, que est. em+e4ado
en la emanci+ación, siente temor +or esa misma emanci+ación
<. >labado o denigrado, el sabio de mente dominada, ve sólo el $o $ +or nada
siente ira o agrado.
1=. >l ver su +ro+io cuer+o moverse como si fuera a#eno, ¿como +odría esa gran
alma estar +erturbada +or el elogio o la censura?
11. >l ver el mundo como una ilusión, cesada toda curiosidad, ¿cómo habr. de
temer nada el hombre de mente dominada, a'n la +ro?imidad de la muerte?
1!. 6sa grande alma cu$a mente est. des+rovista de deseo, a'n +or lo que est.
m.s all. del deseo, que encuentra la +a, en la autocom+rensión, ¿tiene algo con
que +ueda com+ar.rsele?
1%. 6l hombre de mente fuerte, sabedor de que lo visible es +or esencia una mera
nada, no ve nada que deba alcan,arse ni nada que deba evitarse.
1-. 6l que se ha quitado toda im+ure,a interna, que libre est. de cualquier idea de
diversidad, $ se ha elevado +or sobre la es+eran,a, el uso de los ob#etos
sucedi(ndose en su curso natural, no le de+ara +lacer ni dolor.
CAPÍTULO IV
SOBRE LA GLORIA DE LA AUTOREALIZACIÓN
1. ¡Oh alegría 8a com+aración no cabe entre el sabio que conoce su *o $ transita
el mundo de los sentidos, $ las bestias de carga que, uncidas, est.n al $ugo del
mundo.
!. ¡Oh alegría 6l asceta que mora donde Cndra $ los dem.s @ioses desearon en
vano, no ostenta soberbia alguna.
%. 3ien $ mal no ro,an el *o interior de quien >quello conoce. 6l es+acio, aunque
+arece estar cubierto +or el humo, en verdad ni siquiera es tocado +or aquel.
-. 6l hombre de grande alma sabe que todo (sto es sólo el *o0 ¿habr. entonces
quien +ueda +rohibirle moverse como desee?
/. 6n el mundo com+uesto de las cuatro clases de criaturas, desde 3rahma hasta
una ho#a de hierba, el que conoce el *o es el 'nico que tiene la fuer,a de
renunciar al +lacer $ el dolor.
2. 6l liberado, el que conoce su +ro+io *o, emanci+ado est. de la dualidad, como
el )e4or del :undo. &al como conoce, obra. >lguien seme#ante no sufre los
embates del miedo +or +arte alguna.
CAPÍTULO V
LOS CUATRO MODOS DE ABSORCIÓN EN EL SER
El maestro dice:
1. 5o te a+egues a nada que llames tu$o0 +uro eres, ¿a qu( anhelas renunciar? >l
disolver el agregado cor+oral en el )er, has de encontrar la absorción en tu +ro+io
*o.
!. 6l mundo surge en ti como las burbu#as en el oc(ano. >sí, al saber que el )er es
Dno, has de encontrar la absorción en tu +ro+io *o.
%. 6l mundo, aunque +resente a los sentidos, en realidad no est. en ti, el Puro. )e
halla como la ser+iente en la cuerda. Por ello has de encontrar la absorción en tu
+ro+io *o.
-. Cd(ntico en el +lacer $ el dolor, cabal, +are#o en la es+eran,a $ la dece+ción,
im+erturbable ante la vida $ la muerte, has de encontrar la absorción en tu +ro+io
*o.
CAPÍTULO VI
EN REALIDAD, NO HAY EMANCIPACIÓN NI ABSORCIÓN EN EL YO
1. &al como el es+acio ilimitado so$, igual a una vasi#a este mundo es, for#ado en la
materia. 6ste es el conocimiento. 5o e?iste el a+ego, la renuncia ni la absorción.
!. )o$ el gran oc(ano donde el mundo es una ola. 6ste es el conocimiento. 5o
e?iste el a+ego, la renuncia, ni la absorción.
%. )o$ esa madre+erla sobre la que se su+er+one este mundo cual si fuera +lata.
6ste es el conocimiento. 5o e?iste el a+ego, la renuncia ni la absorción.
-. 6sto$ en todos los seres $ todos los seres est.n en mí. 6ste es el conocimiento.
5o e?iste el a+ego, la renuncia ni la absorción.
CAPÍTULO VII
COMPRENSIÓN DEL YO EN LA VIDA MUNDANAL
1. 6n :í, el oc(ano ilimitado, la barca del mundo se agita de uno a otro lado,
im+elida +or el viento de la muerte, m.s eso no :e afecta.
!. 6n mí, el oc(ano ilimitado, la obra del mundo se $ergue $ desvanece, m.s eso
no aumenta ni disminu$e mi caudal.
%. 6n :í, el oc(ano ilimitado, el mundo, tan sólo se su+er+one. 6n e?tremo calmo,
sin forma )o$0 así he de +ermanecer.
-. 6l *o no est. en lo visible, ni lo visible en lo que es ilimitado $ sin m.cula.
/. ¡ >h 8a Cnteligencia misma so$. 6l mundo es el es+ect.culo de un mago ¿Cómo
se +uede, entonces, abrigar ideas de ace+tación o de renuncia?
CAPÍTULO VIII
LA NATURALEZA DE LA LIBERACIÓN Y DE LA ESCLAVITUD
1. 6sto es la esclavitud1 la mente que todo lo desea, que +or todo se aflige, que se
aferra a todo, que de todo se a+odera, que se siente desdichada +or todo, $ +or
todo siente ira.
!. 6sto es la liberación1 la mente que nada desea, que +or nada se aflige, que no
se aferra a nada, que de nada se a+odera, que +or nada se siente desdichada, ni
dichosa ante nada.
%. 6sto es la esclavitud1 la mente que se a+ega a la condición que fuere. 6sto es la
liberación1 la mente que no se a+ega a ninguna condición, sea la que fuere.
-. @onde no ha$ ego reina la liberación0 donde ha$ ego, la esclavitud reina. 6n
+osesión de (ste conocimiento, no tomes ni evites nada de la vida.
CAPÍTULO IX
VERSOS SOBRE LA IMPASIBILIDAD
1. 8as cosas obradas $ no obradas, $ los +ares de o+uestos, ¿cu.ndo alcan,an el
re+oso $ +ara qu(? 6n +osesión de (ste conocimiento, a'n cuando en este mundo
+ermane,cas, a trav(s de la im+asibilidad, em+rende el renunciamiento $ lib(rate
de los votos.
!. ¿Aui(n, hi#o mío, es el afortunado que, de +uro mirar el es+ect.culo del mundo,
ha hecho que el anhelo vital, el amor +or el go,o $ la sed de conocimiento
alcancen el re+oso?
%. Cm+ermanente es todo (sto, socavado +or la tri+le miseria, carente de esencia,
cargado de m.culas, a+to +ara ser desechado.
-. ¿Au( es el tiem+o, qu( la edad, cu.ndo los o+uestos no e?isten +ara el
hombre? 5o +rest.ndoles atención, haciendo lo que surge en el momento, el
hombre logra la +erfección.
/. :'lti+les son las doctrinas de los grandes sabios, $ tambi(n las de santos $
ascetas. Dna ve, que las ha com+rendido, llegando a la im+asibilidad, ¿qu(
hombre no alcan,ar. la +a,?
2. 6l que ha obtenido la com+rensión com+leta de la 6sencia Consciente
mediante la +r.ctica de la im+asibilidad $ la ecuanimidad, siendo un maestro
e?celente, se transforma en un sabio del mundo.
7. &an +ronto veas que las modificaciones de los elementos nada son en verdad,
sino 'nicamente elementos b.sicos, en ese mismo instante, liberado de la
esclavitud, morar.s en tu +ro+ia naturale,a.
9. 6l mundo nada es, sino im+resiones mentales1 dis+(rsalas. 8a renuncia a aqu(l
+recede a la renuncia a (stas. Puesto que tu condición es el ahora, +ermanece
aquí.
CAPÍTULO X
VERSOS SOBRE LA QUIETUD
1. Dna ve, de#ado de lado el deseo, el enemigo, el funesto deseo de rique,as $
tambi(n el deber, causa de ambos, de#a de lado el a+ego $ mu(strate indiferente
ante todo.
!. )abe que amigos, tierras, bienes, es+osas $ rique,as nada son sino im.genes de
sue4o o es+ect.culos de un mago cu$a duración no e?cede los tres o cinco días.
%. )abe que el mundo e?iste cuando ha$ deseo. >+lícate al firme noEa+ego, $ así,
al verte libre del deseo, ser.s feli,.
-. 8a esclavitud es el deseo, su destrucción la libertad. 6l noEa+ego a lo visible
conduce gradualmente a la dicha que sigue a la com+rensión del *o.
/. &' eres Dno, Cnteligente $ Puro0 el mundo est. des+rovisto de inteligencia $ es
falso. 8a ignorancia misma nada es0 ¿qu( +uede significar +ara ti la sed de
conocimiento?
2. Feinos, hi#os, es+osas, cuer+os $ +laceres, todo has ido +erdiendo, nacimiento
tras nacimiento, a'n cuando a ellos te a+egabas.
7. Cesa $a, entonces, el amor +or las rique,as, el deseo $ a'n las buenas obras. 6n
ninguna de ellas la mente encuentra re+oso en la selva del mundo.
9. ¿@urante cu.ntas encarnaciones te arrebató la acción en cuer+o, mente $
+alabra, acabando todo en molestia $ confusión? Cesa entonces ahora de obrar.
CAPÍTULO XI
VERSOS SOBRE LA SABIDURÍA
1. 8a e?istencia $ la noEe?istencia $ sus modificaciones, todo es debido a la
naturale,a de las cosas. 6n la segura +osesión de este conocimiento,
im+erturbable $ libre de dolor, el hombre encuentra, sin dificultades, la +a,.
!. Cshvara es el creador de cuanto e?iste. 5o ha$ otro. 6n la segura +osesión de
este conocimiento, en re+oso el deseo interior, el hombre encuentra la +a,, $ a
nada se a+ega.
%. 8as acciones +asadas traen rique,a $ miseria en sucesión im+lacable. @omínate
al saberlo0 +ues al tener los órganos de los sentidos gobernados, $a nada se
desea, no se siente dolor +or nada.
-. Placer $ dolor, nacimiento $ muerte, a las +asadas acciones se deben. 6n la
segura +osesión de este conocimiento $ la ca+acidad de mantenerlo, libre de
ansiedad, el hombre no sufre m.culas, a'n cuando se em+e4e en la acción.
/. 6l cuidado +roduce dolor, no otro obrar trae. 6n la segura +osesión de este
conocimiento, el hombre se eleva +or sobre el cuidado $ la felicidad, $ encuentra
la +a, $ la libertad de todo a+ego.
2. ;5o so$ este cuer+o, ni este cuer+o es mío. )o$ la conciencia misma;. 6l que
+osee con seguridad este conocimiento alcan,a la unión, sin recordar $a lo que ha
hecho o no ha hecho.
7. ;@esde 3rahma hasta una ho#a de hierba, en verdad, so$ todo esto;1 el que
+osee con seguridad este conocimiento, libre se halla de +ensamientos
contradictorios, encontr.ndose +uro, en +a, e indiferente a lo que se logra $ lo
que no se logra.
9. ;6ste mundo m'lti+le $ maravilloso, en verdad nada es;. 6n +osesión de este
conocimiento, libre de deseos $ conocimientos es+ecíficos, el hombre encuentra
el re+oso.
CAPÍTULO XII
VERSOS SOBRE LA COMPRENSIÓN DE LO MISMO POR EL DISCÍPULO
1. >l +rinci+io no me sentí +ro+enso al obrar cor+oral0 luego a sostener el
discurso, $ +or 'ltimo, al obrar de la mente. 6n ese estado me hallo.
!. 6l sonido, las formas, los olores, los gustos $ ob#etos t.ctiles han de#ado de ser
motivo de conocimiento0 los sentidos han de#ado de distraer mi mente, que
+ermanece en una libre firme,a. 6n ese estado me hallo.
%. 8a +r.ctica que conduce al samadhi borra igualmente la distracción causada
+or la su+er+osición mundanal $ lo dem.s. 6n +osesión del conocimiento de que
(sta es la regla, me encuentro. 6n ese estado me hallo.
-. 5ada tengo que ganar ni que +erder0 no tengo alegría ni tengo +ena. ¡Oh
conocedor de 3rahman, así me hallo
/. 8as reglas de la orden, la condición de quienes han de#ado la orden, la
meditación $ el renunciamiento a lo adquirido, todo ello significaba distracciones
+ara mí. 6n +osesión del conocimiento de que (sto es así, habito en mi +ro+io *o.
2. 8a reali,ación de las acciones se debe tanto a la ignorancia como su cesación.
6n la firme +osesión de (ste conocimiento me encuentro. 6n ese estado me hallo.
7. :editar en lo que no es ob#eto de meditación conduce al hombre a e#ecutar
una acción mental. "e renunciado a (sta idea, e inconmovible me hallo donde me
encuentro.
9. 6l que obra así ha alcan,ado cuanto debe ser alcan,ado. ¿Au( +uede necesitar
quien +or naturale,a es así?
CAPÍTULO XIII
VERSOS SOBRE LA FELICIDAD
1. 8a tranquilidad de la mente, resultante de la ausencia de todo a+ego, difícil es
de alcan,ar1 nada debe subsistir, ni el m.s ligero a+ego al ob#eto m.s +eque4o,
tal como un tro,o de tela usado +ara atarse la cintura. >bandonadas así la
b'squeda $ la renuncia, moro en la felicidad.
!. 6?isten los acicates del cuer+o, e?isten los acicates de la mente, e?isten los
acicates de la +alabra0 habiendo renunciado a ello, moro en la felicidad de mi
+ro+io *o.
%. 5ada de lo que hace el cuer+o o los órganos de los sentidos es hecho +or el *o.
6n el conocimiento de (sta verdad, hago lo que se me +resenta $ moro en la
felicidad.
-. 8a inclinación al obrar $ el cese del obrar, reservados le est.n al asceta a+egado
al cuer+o. 6n la renuncia al a+ego $ en el noEa+ego, moro en la felicidad.
/. )entado, en marcha o durmiendo, nada +ierdo ni gano nada. Por ello, sentado,
en marcha o durmiendo, moro en la felicidad.
2. 6n el dormir nada +ierdo0 en el luchar no +ierdo nada. *a habiendo renunciado
a +(rdidas $ ganancias, moro en la felicidad.
7. Dna $ otra ve,, habiendo sentido la inestabilidad del +lacer $ el dolor en cada
nacimiento sucesivo, he renunciado al bien $ al mal, $ moro en la felicidad.
CAPÍTULO XIV
VERSOS SOBRE LA CONDICIÓN DICHOSA DEL DISCÍPULO
1. 6n verdad el mundo agotó aquel cu$a mente se ha vaciado naturalmente de
todo +ensamiento, aquel cu$a mente toma conciencia de la e?istencia e?terna
sólo +or descuido $ que, dormido, en verdad est. des+ierto.
!. ¿@ónde van los ricos, los amigos $ esos ladrones conocidos como ob#etos de los
sentidos, dónde el sastra $ su conocimiento, cuando todo deseo ha cesado de
e?istir en mí?
%. Dna ve, com+rendido el &estigo, el *o su+remo, 6l )e4or, desa+arecidos el
anhelo de renuncia $ la esclavitud, $a no e?iste ansiedad +or la emanci+ación.
-. 8a condición de aquel cu$a mente ha cesado de actuar, +ero que vaga +or el
mundo como en una ilusión, sólo +uede com+renderla otro ser como (l.
CAPÍTULO XV
VERSOS SOBRE EL CONOCIMIENTO DEL YO
1. 6l hombre de intelecto +uro logra su ob#etivo a'n con ense4an,as recibidas de
manera accidental0 m.s el de intelecto im+uro, a'n cuando reciba ense4an,as
re+etidamente, no cesa de caer en el error.
!. 6l desd(n +or los ob#etos de los sentidos es liberación0 el amor +or los ob#etos
es esclavitud. 6sto es el conocimiento0 act'a como +refieras.
%. 6ste conocimiento torna mudo al elocuente, ignorante al sabio $ ocioso al
activo. Por ello, quienes aman los ob#etos lo rehu$en.
-. &' no eres el cuer+o ni el cuer+o es tu$o0 no eres un actor ni alguien que go,a.
&' eres la conciencia misma, el testigo eterno, el siem+re 8ibre. &' andas con
felicidad.
/. 6l a+ego $ la aversión son condiciones de la mente, $ la mente nunca es tu$a.
8ibre de toda distracción, eres el conocimiento mismo, inmutable0 t' andas con
felicidad.
2. 6n +osesión del conocimiento de que tu $o est. en todos los seres $ que todos
los seres est.n en tu +ro+io $o, libre de toda idea de ego o +ertenencia, t' andas
con felicidad.
7. >quello donde el mundo surge cual olas en el oc(ano, 6so en verdad eres t'.
¡Oh Cnteligencia )u+rema, lib(rate de toda fiebre.
9. &en fe, hi#o mío, ten fe1 no te enga4es con esto. &' eres la Conciencia, t' eres el
)e4or, t' eres el *o que trasciende la materia.
<. 6l cuer+o recubierto +or los órganos de los sentidos va $ viene. 6l *o ni va ni
viene0 ¿+or qu(, entonces, lamentarte +or (l?
1=. Aue el cuer+o acabe al terminar un ciclo cósmico, o que se va$a ho$ mismo0
¿qu( incremento o disminución +uede +roducir en ti el *o de inteligencia mismo?
11. Aue las olas del mundo se eleven o caigan en &i, el oc(ano ilimitado, no
+roducir.n incremento o disminución en &i.
1!. &', hi#o mío, eres la Conciencia misma. 6l mundo de ti no difiere. Por ello, ¿de
qui(n es, de dónde viene el deseo o la aversión?
1%. 6n &i, Gnico libre de ve#e,, @icha eterna, Cnteligencia >bsoluta, siem+re Puro,
¿dónde encontrar el nacimiento, la acción o la idea de ego?
1-. 6n lo que t' ves, sólo t' eres visto. ¿>caso las a#orcas, los bra,aletes o los di#es
difieren del oro de que est.n com+uestos?
1/. ;)o$ como (l;0 ;5o so$ como (l;0 abandona toda idea de se+aratividad. 6n
+osesión del conocimiento de que todo es *o, te liberar.s de las condiciones
mentales, $ morar.s en la felicidad.
12. 6ste mundo surge, en verdad, de tu +ro+ia ilusión. 6n realidad, sólo t' eres
uno. 5o ha$ otro *o encarnado que t', nadie que ha$a trascendido la rueda del
e?istir.
17. 6ste mundo no es sino ilusión. 6l que lo sabe, encuentra la +a,. &odo anhelo
concluido, el que lo sabe se instala en la Conciencia su+rema, $ halla el descanso,
cual si fuera la nada.
19. 6n el gran oc(ano de lo visible, sólo el Dno es, fue $ ser.. 5o ha$ +ara ti
liberación ni esclavitud0 satisfechos todos los deseos, morar.s en la felicidad.
1<. 8a inteligencia misma eres0 no +erturbes la mente con +ensamientos
contradictorios. 6ncuentra el descanso $ mora con felicidad en tu +ro+io *o,
encarnación de la dicha.
!=. >bandona toda meditación, no guardes nada en tu cora,ón. &' eres en verdad
el *o, libre de esclavitud0 ¿qu( +odr. hacer +or ti la meditación?
CAPÍTULO XVI
1. &', hi#o mío, +uedes discurrir re+etidamente u oír diversos sastras +ero no
habr. +a, +ara ti sino merced al olvido universal.
!. &' +uedes go,ar de los ob#etos Hdel mundoI, em+render acciones o recurrir a la
meditación0 m.s ¡oh sabio reci(n cuando tu mente se +urifique de los deseos, se
sentir. atraída +or lo que trasciende todo ob#eto.
%. 6l obrar causa dolor, +ero nadie lo sabe. 3endito sea qui(n logre +a, +or esta
lección.
-. 6l que siente que a'n el movimiento de sus +.r+ados es una carga, el que es
h.bil en la inacción, hallar. la felicidad0 (se, $ no otro.
/. ;6sto fue hecho;, ;esto no fue hecho;0 cuando la mente se libera de estos
+ensamientos o+uestos, se torna indiferente a la virtud, la rique,a, al +lacer $ la
liberación.
2. 6l asceta evita los ob#etos de los sentidos, el hombre mundanal tras ellos se
+reci+ita0 m.s qui(n se ha liberado ni se +reci+ita tras ellos, ni los evita.
7. 6n tanto el deseo, v.stago de la ignorancia, est( vivo, vivos estar.n el a+ego $
la aversión, semilla $ reto4o de la rueda del e?istir.
9. 8a acción fomenta el a+ego. 6l cese del obrar conduce a la aversión. 6l hombre
de sabiduría, libre de ambos o+uestos, flota sobre ellos como un ni4o.
<. &an sólo qui(n go,a de una mente en verdad libre, no siente a+ego o aversión
hacia la virtud, la rique,a, el +lacer o la liberación.
1=. 6l que est. a+egado al mundo anhela que el renunciamiento lo libere de sus
conflictos. :.s el que carece de a+ego, libre est. de congo#a, $ no sufre desdicha
+or vivir en el mundo.
11. 6l que hall.ndose en el estadio de liberación, de (sta es consciente tanto como
de su cuer+o, no es un sabio ni un asceta, sino que en realidad est. destinado a
ser desdichado.
1!. :ahadeva, Jishn' $ 3rahma +ueden ser tus +rece+tores0 m.s si no e#erces el
olvido universal, no habr. +a, +ara ti.
CAPÍTULO XVII
VERSOS SOBRE LA CONDICIÓN DEL CONOCEDOR DEL YO
1. 6n verdad, ha logrado el fruto del conocimiento $ el fruto de la +r.ctica del
*oga qui(n, autogobernado, con los sentidos +urificados, +ermanece siem+re en
soledad.
!. 6l conocedor de la verdad nunca se siente desdichado en el mundo, +uesto que
con su +ro+io *o im+regna la totalidad del universo.
%. 8os ob#etos de los sentidos no le +ro+orcionan deleite a qui(n encuentra
satisfacción en su +ro+io *o. 8as ho#as del .rbol nim no le +ro+orcionan
satisfacción al elefante que gusta alimentarse con las ho#as del .rbol salaKi.
-. Dna rare,a es, qui(n no alimenta afecto +or las cosas conocidas ni corre tras las
desconocidas.
6l hombre de +lacer, $ el as+irante a la liberación, se encuentran ambos en el
mundo.
/. Leli, es qui(n no siente ansiedad +or el cese del deseo mundano ni aversión
+orque contin'e, sino que ace+ta lo que viene en el transcurso de las cosas.
2. Dna ve, logrado su ob#etivo del conocimiento del *o, con la mente en (l
absorta, vive aqu(l en felicidad, tanto si ve como si o$e, toca, huele o come.
7. 8a +ersona +ara quien el oc(ano del mundo se ha secado, la acción de la mente
se le torna carente de ob#etivo, la acción del cuer+o carente de frutos, $ la acción
de los sentidos autom.tica.
9. ¡>h maravillosa es la condición del alma realmente liberada, que no est.
dormida ni des+ierta, que no +ar+adea ni de#a de +ar+adear.
<. 6n +a, dondequiera, con +uro cora,ón, libre de todo deseo, el alma liberada
brilla +or doquier.
1=. >l ver, oír, tocar, asir, hablar $ moverse, el sabio sigue libre del a+ego $ la
aversión. 6l hombre de grande alma est. en verdad liberado.
11. 6l hombre de alma liberada no censura ni ruega, no est. feli, ni
a+esadumbrado, no toma ni da. Por siem+re, libre se halla de a+egos.
1!. > la vista de una mu#er enamorada, o ante la +ro?imidad de la muerte, el
hombre de grande alma se mantiene im+erturbable. 6n verdad, libre es.
1%. Placer $ dolor, hombre $ mu#er, o+ulencia $ +obre,a, no tienen diferencia +ara
el sabio, que ve la unidad dondequiera.
1-. 6l ser +ara qui(n el mundo ha cesado de e?istir, no encuentra causas de in#uria
ni +erdón0 +ara (l no e?isten el orgullo $ el desaliento, la maravilla o la
+erturbación del es+íritu.
1/. 6l alma liberada no rehu$e los ob#etos de los sentidos ni los a+etece0 con la
mente siem+re desa+egada, ace+ta lo que viene.
12. >quel cu$a mente ha cesado de actuar, no conoce la su+resión de la mente ni
las acciones de ella derivadas0 no conoce el afanarse +or lo +lacentero ni el evitar
lo doloroso1 tal ser en la unidad mora.
17. 8ibre de la idea de ego o +ertenencia, $ com+rendiendo que todo es nada, con
los deseos en re+oso, nada hace, aunque obre.
19. >quel cu$a mente ha logrado sumirse en el *o, libre est. de los conocimientos
es+ecíficos, del sue4o $ la estu+ide,. &al ser logra una condición indescri+tible.
CAPÍTULO XVIII
VERSOS SOBRE LA PAZ
1. Feverencia a >quello que se devela con el conocimiento de que (ste mundo
ilusorio es un sue4o. Feverencia a >quello cu$a naturale,a es en verdad la dicha
misma, que siem+re est. sereno, que res+landece siem+re.
!. 6l hombre logra el regoci#o mediante la diversidad de ob#etos. :.s sin la
renuncia universal, no logra el hombre la felicidad.
%. 6l hombre cu$a mente abrasa el calor del sol de las cosas +or hacer, ¿dónde
encontrar. la +a,, si no es refrescado +or las aguas de ambrosía del contento?
-. 8o fenom(nico nada es, sino un estado de conciencia. 6n realidad carece de
e?istencia. 8as entidades que e?+erimentan la e?istencia $ la no e?istencia, nunca
cesan de ser.
/. 5o distante ni limitado, siem+re +resente, se halla el *o, libre de distracciones,
de +enas, de cambios $ due4os.
2. >quellos cu$a ilusión se ha desvanecido mediante la autocom+rensión, logran
liberarse del dolor, +or el mero su+rimir la ilusión que oculta la claridad del
+ercibir.
7. &odo esto es meramente una acción mental. 6l *o, eterno, siem+re es libre0
sabiendo esto, ¿el sabio se com+rometer. en las acciones como un ni4o?
9. 6l que sabe que su +ro+io *o es 3rahman $ que la e?istencia $ la noEe?istencia
se deben a un fenómeno de su+er+osición, ¿qu( debe conocer, decir o hacer, (l,
que libre est. del deseo?
<. ;6sto so$;, ;5o so$ (sto;0 ideas tales no +erturban al asceta que, sabiendo que
todo ego es el *o, se sume en el silencio.
1=. 6l asceta que ha encontrado la +a,, no +adece distracciones ni concentración,
e?ceso de conocimiento ni ignorancia, +lacer ni dolor.
11. 6l asceta cu$a mente ha cesado de actuar, sea que gobierne un reino o que
vague como un mendigo, que gane o +ierda, que viva en sociedad o retirado,
ninguna diferencia encuentra.
1!. ¿@ónde est. la virtud, dónde el +lacer $ la rique,a, dónde el conocimiento $ la
idea de lo reali,ado, +ara el asceta que libre se halla de todo sentimiento de
dualidad?
1%. 6l asceta liberado $a en vida, que toma las cosas tal como vienen, nada tiene
que hacer, ning'n anhelo alimenta.
1-. ¿@ónde est. la ilusión, dónde los +ensamientos que de (l derivan, dónde la
liberación +ara el hombre de grande alma, que ha encontrado el re+oso en la
meta de todo deseo?
1/. 6l que com+rende el mundo +uede negar su e?istencia0 m.s, ¿qu( hace quien
no alienta deseos? Com+rende $ a la ve, no com+rende.
12. 6l que cree que el )u+remo est. se+arado de sí, +uede meditar sobre 3rahma.
:.s el sabio, que ha trascendido los +ensamientos, ¿sobre qu( +uede meditar, al
no ver la dualidad?
17. 6l que ve distracción en el *o, +uede embarcarse en gobernarlo0 m.s el
hombre de grande alma no se distrae. 5o teniendo nada que reali,ar, ¿qu( +uede
hacer?
19. 6l sabio, a'n cuando act'e como el hombre com'n, se encuentra libre de sus
ansiedades. Bl no ve +ara sí concentración de la mente, distracciones, ni siente
a+ego +or nada.
1<. 6l hombre de sabiduría, libre de toda idea de e?istencia $ noEe?istencia,
autosatisfecho $ libre de deseos, nada hace, a'n cuando act'e a la vista del
mundo.
!=. 6l hombre de firme intelecto no siente ansiedad +or la acción ni +or la noE
acción0 hace lo que se le +resenta en el momento, $ mora en la felicidad.
!1. Por sobre todo a+ego e idea de acción, libre, rotas sus cadenas, se mueve
im+ulsado +or la actividad de sus +asadas acciones, cual una ho#a seca im+ulsada
+or el viento.
!!. 6l que ha conseguido esca+ar de la rueda del e?istir no siente alegría ni +ena0
siem+re frío $ calmo, vive como si no tuviera cuer+o.
!%. 6l que encuentra la felicidad en su +ro+io *o, cu$a mente est. en calma $ +ura,
no siente deseos de renunciar, ni e?+ectativa alguna.
!-. 6l que est. autogobernado, cu$a mente no obra, cu$as acciones reciben
'nicamente el im+ulso de su +asado obrar, a'n cuando act'e como una +ersona
com'n, no sufre honra ni deshonor.
!/. 6l que sabe que el cuer+o es el que act'a $ no el +uro *o, ese ser, aunque
obre, en realidad no act'a.
!2. 6l hombre de mente liberada, a'n cuando no lo dice, cum+le su +arte en la
vida, sin ser como los ni4os. Por el mundo se mueve con felicidad, $ luce atractivo
$ bendito +or la buena fortuna.
!7. "astiado de los +ensamientos contradictorios, el sabio encuentra la +a,. 5o
desea, no +ercibe, no ve ni o$e nada.
!9. 6l hombre de grande alma no as+ira a la libertad0 no ansía el samadhi, +uesto
que +ara (l no ha$ distracciones0 sabiendo que todo es ilusión, mora en su +ro+io
*o, cual si fuera 3rahman.
!<. 6l que abriga la idea de ego, obra aunque no act'e. :.s el sabio que libre se
halla de la idea de ego no transita la acción, aunque obre.
%=. 8a mente del emanci+ado serena se halla, sin e?+erimentar +lacer $ sin actuar0
libre del deseo $ la duda, la mente del sabio res+landece.
%1. 8a mente de quien no ansía el descanso ni el movimiento, medita $ act'a cual
si careciera de motivo.
%!. 6l ser de mente d(bil se siente +erturbado al oír e?+oner estas verdades, o se
sume en meditación +ara conocer el significado de los sastras. 6ste ser, aunque
no es un ni4o, act'a como tal.
%%. 8a concentración $ el sometimiento de la mente constitu$en el refugio
constante del tonto. 6l sabio no ve que deba hacerse nada1 en su +ro+io $o
descansa tal0 los dem.s, en el sue4o.
%-. 6l necio no alcan,a la +a, +or el obrar ni +or la ausencia de acción0 el sabio
encuentra el descanso +or la mera indagación de la verdad.
%/. @ado que no conocen el *o, que es +ura Cnteligencia, el ob#eto del amor
su+remo, el +erfecto que sin m.cula se halla +or sobre la nada del e?istir, las
gentes se embarcan en +r.cticas diversas.
%2. 6l necio no logra la emanci+ación, ni a'n mediante la +r.ctica constante. 6l
bienaventurado logra la libertad del obrar +or el mero conocimiento.
%7. 6l necio no alcan,a a 3rahma +orque a (l as+ire. :.s el sabio es el mismo *o
de 3rahma, sin desearlo.
%9. 8os necios, +uesto que no tienen un fundamento sólido $ est.n im+acientes
+or alcan,ar el 3rahman o la liberación, acaban +or uncirse con m.s firme,a
al mundo. 6l sabio, +or el contrario, corta la raí, del mundo, fuente de toda
miseria.
%<. 6l necio no alcan,a la +a, +orque luche +or alcan,arla. :.s el sabio, habiendo
indagado la verdad, tiene su mente siem+re en +a,.
-=. ¿Cómo +uede lograr la visión del *o aquel que se adhiere a lo visible? 8os
sabios no ven los fenómenos0 tan sólo contem+lan su +ro+io *o inmortal.
-1. ¿Cómo +uede estarle reservado el samadhi al necio que lucha +ara rom+er las
cadenas? 6l sabio que encuentra la felicidad en su +ro+io *o, go,a sin esfuer,o la
su+eración de la mente.
-!. >lgunos creen que lo visible e?iste realmente0 otros dicen que en realidad no
e?iste, en tanto un tercero afirma que es real e irreal a la ve,. :.s sólo +uede
saberlo quien conoce su verdadera naturale,a, estando, así, libre de
distracciones.
-%. 8os hombres de entendimiento torcido meditan en el *o siem+re +uro, sin
segundo, m.s lo +erciben a trav(s de la ilusión, +or lo cual no encuentran +a, en
toda su vida.
--. 6l intelecto del que as+ira a la liberación no +uede +rescindir de so+orte. :.s
el intelecto del que se ha liberado no necesita so+orte, estando +or siem+re libre
del deseo.
-/. 8os necios, al ver a esos tigres, conocidos como ob#etos de los sentidos, se
+reci+itan tras ellos0 se asustan $ buscan de inmediato refugio en la cueva de la
su+resión mental, sumi(ndose en el meditar o la concentración0 m.s (sto no
ocurre con el sabio que no les +resta ning'n cuidado.
-2. 8os elefantes de los deleites sensuales, viendo al tigre del renunciamiento,
hu$en con +avor0 o cual +ar.sitos en torno al rico, se dedican a servirlo.
-7. 6l hombre cu$a mente est. dirigida hacia el *o $ cu$as dudas se han disi+ado,
no lucha +or encontrar la forma de liberarse. 6n tanto ve, o$e, toca, huele o
degusta, mora en la felicidad.
-9. Por el mero oír sobre la cosa en sí misma, el de intelecto +uro se libera de la
distracción. 5ada ve que deba ser hecho ni que deba evitarse, m.s tam+oco se
a+lica a la acción.
-<. )ea lo que fuere que se le +resente, agradable o desagradable, sin rodeos lo
ace+ta.
/=. 8a libertad conduce a la dicha, conduce al )u+remo, conduce a la +a,,
conduce a la morada su+rema.
/1. &an +ronto sabemos que el *o siem+re est. libre de la acción $ del go,o del
fruto resultante, todas las acciones de la mente logran atenuarse.
/!. 8a condición del sabio brilla a'n en su libertad natural0 no así la +a, artificial de
la mente del necio, en cu$o cora,ón acecha el deseo.
/%. 8os sabios de mente libre go,an en ocasiones de los ob#etos sensoriales, $
otras veces se retiran a una cueva en la monta4a. )u intelecto, siem+re liberado, a
nada se encadena.
/-. 5inguna clase de deseos acecha #am.s en el cora,ón del sabio, cuando ve $
honra al hombre instruido, a un dios, una mu#er, un re$ o un ob#eto de afección.
//. 6l asceta no +ierde nunca ni una +i,ca de la ecuanimidad de su tem+le, a'n
cuando lo ridiculicen sus +ro+ios sirvientes, sus hi#os o es+osas, los v.stagos de
sus hi#os, o sus +arientes.
/2. >'n cuando agradado, no siente agrado0 aunque disgustado, no siente
disgusto. )u magnífica condición tan sólo la +uede conocer otro sabio seme#ante.
/7. 6l mundo es meramente la idea de las cosas a reali,ar. :.s los sabios así no lo
ven. @esa+egados de la forma, carecen de forma, +or siem+re libres de
+erturbaciones $ conflictos.
/9. 6l necio, a'n cuando no haga nada, est. distraído e inquieto. 6l sabio, a'n
cuando haga lo que debe hacerse, nunca sufre inquietud.
/<. )atisfecho se sienta, satisfecho duerme0 feli, va $ viene0 feli, habla, feli,
come, a'n cuando en el mundo se halle, el hombre de mente serena.
2=. 6l que no se siente +erturbado +or actuar como los dem.s, +or la fuer,a de su
conocimiento del *o, el que +ermanece en calma cual un lago +rofundo, el que no
siente dolor, (se es un ser feli,.
21. 6l necio convierte en acción el cese del obrar0 al sabio, la acción le da el mismo
fruto que el cese del obrar.
2!. 6l necio es quien muestra aversión +or los ob#etos del mundo Etal la casa, la
es+osa, los hi#os, el cuer+o $ dem.sE, sin tratar de conocer la raí, del mal0 m.s,
+ara qui(n ha +erdido todo sentido del $o en el cuer+o, ¿dónde est.n el a+ego $
el noEa+ego?
2%. 8a mente del necio se dirige siem+re a acariciar un +ensamiento o a su+rimir
otro. :.s la visión del sabio, aunque a+arentemente est( enfocada hacia el
mundo, en verdad no est. así dirigida, +uesto que ha destruido toda idea de
egoísmo.
2-. 6se sabio +uro que se mueve como un ni4o, no su#eto +or condicionamientos,
$ que libre est. de todo deseo, no sufre contaminación, a'n cuando +uede estar
ocu+ado en los asuntos mundanales.
2/. 6n verdad es el bendito del *o, que conserva la ecuanimidad de la mente ba#o
cualquier condición, tanto si mora, o$e, toca, huele o degusta. )u mente, +or
siem+re libre est. del deseo.
22. ¿@ónde est. el mundo, dónde el ob#eto a alcan,ar, dónde los medios +ara
lograrlo, +ara el sabio que, cual es+acio ilimitado, libre est. de toda acción
mental?
27. 6l que inmerso est. en lo ilimitado, +erfecto es, a'n cuando se suma en los
ob#etos del deseo.
29. 5ada cabe decir, sino que el hombre de grande alma, que ha conocido la
verdad, desa+egado se halla de la liberación tanto como del go,o, conservando
una total falta de inclinaciones +or todo.
2<. 6l mundo de la relatividad, com+uesto se halla de inteligencia $ lo dem.s0
nada es, sino modificaciones del nombre. ¿Au( debe hacer el sabio que a todo ha
renunciado, $ cu$o conocimiento es siem+re +uro?
7=. &odo (sto es una mera ilusión, una mera nada. 6l que de seguro sabe esto,
que m.s all. se encuentra de toda +erce+ción, que es siem+re +uro, halla la +a,
como algo connatural.
71. 6l que tiene la naturale,a de la +ura conciencia $ $a no es consciente de lo
visible, ¿dónde encontrar. la obligación de reali,ar acciones, dónde su abandono,
dónde el noEa+ego, dónde la serenidad misma?
7!. 6l que se ve como el Cnfinito $ $a no ve la naturale,a, ¿dónde encontrar. la
esclavitud, dónde la bondad, dónde el +lacer, dónde el dolor?
7%. 6n el mundo que coe?iste con la conciencia $ se su+er+one al *o +or la acción
de ma$a, el sabio que libre est. de toda idea del ego o de +ertenencia, que +or
sobre el deseo se halla, res+landece en soledad.
7-. 6l sabio que entiende que su *o est. libre de la destrucción $ el dolor, ¿dónde
encontrar. el conocimiento, dónde el mundo, dónde el cuer+o, el ego $ la
+ertenencia?
7/. Cuando el hombre de intelecto d(bil abandona su +r.ctica de concentración
mental, comien,an a alentar +ensamientos $ deseos diversos en (l.
72. 6l necio no cede en su necedad, a'n des+u(s de oír la verdad misma. >'n
cuando su+rima la acción mental +or la fuer,a, internamente se halla a+egado a
los ob#etos de los sentidos.
77. >quel cu$as acciones +asadas han sido destruidas +or el conocimiento, a'n
cuando act'e a la vista de los hombres, no +ierde tiem+o ni en hablar.
79. 6l hombre de sabiduría, que libre se halla de faltas, que carece de miedo,
¿dónde encontrar. la oscuridad, dónde la lu,, dónde la renuncia $ la ganancia?
7<. ¿@ónde est. la fortale,a, dónde la falta misma de miedo, +ara el asceta de
naturale,a indescri+tible, que trasciende hasta la naturale,a?
9=. 5o e?isten el cielo ni el infierno +ara (l, ni siquiera la liberación en vida. ¿Au(
necesita agregarse ante un asceta, e?ce+to que no ha$ nada m.s?
91. 6l sabio no se afana tras las ganancias ni se a+ena +or no lograr lo que se
+retendía0 su mente en calma, colmada est. de ambrosía.
9!. 6l hombre libre de deseos no elogia al que est. sereno ni censura al que gusta
de obrar mal0 id(ntico en el +lacer $ el dolor, siem+re satisfecho, no ve nada que
+ueda hacer.
9%. 6l sabio no siente aversión +or el mundo, ni est. im+aciente +or ver su +ro+io
$o0 libre de +enas $ alegrías, no vive ni est. muerto.
9-. 6l sabio res+landece, libre de a+egos a hi#os $ a es+osas, del deseo +or los
ob#etos del mundo, $ del cuidado de su +ro+io cuer+o.
9/. 8a felicidad aguarda siem+re al sabio que ace+ta lo que viene0 libre se mueve
en el mundo, acost.ndose a dormir tan +ronto el sol se +one sobre su cabe,a.
92. Aue su cuer+o va$a o venga, nada le im+orta al sabio. Olvidado se halla de
cuanto al mundo +ertenece, $a que ha encontrado el descanso en su +ro+io $o.
97. 6l sabio que nada es+era, que vaga errante $ feli,, que libre se halla de los
+ares de o+uestos, cu$as dudas quedaron disi+adas, que a+egado no est. a
condición alguna, sólo se mueve en felicidad.
99. 6l sabio, cu$a idea de +ertenencia se ha desvanecido, que +ermanece
inconmovible a la vista de un +eda,o de barro, una +iedra o el oro, de cu$o
cora,ón las cadenas han sido des+eda,adas, cu$as +asiones e ilusión fueron
+urificadas, ese sabio res+landece.
9<. ¿Au( com+aración cabe con aquel que no tiene a+ego +or nada, que no
alimenta ideas en su cora,ón, con aquel cu$a mente, totalmente libre, es +or
entero +acífica?
<=. 6l sabio que entendiendo nada conoce, que viendo nada ve, que hablando
nada dice, ¿qu( +uede ser sino alguien libre de todo deseo?
<1. )ea re$ o mendigo, aqu(l que est. libre de deseo reina su+remo0 aqu(l cu$a
inclinación hacia el bien $ el mal fue com+letamente sub$ugada.
<!. ¿@ónde est. la libertad, dónde el encierro, dónde la indagación de la verdad,
+ara el asceta que se ha vuelto la encarnación de la sinceridad, inatacable, al
haber logrado su meta?
<%. ¿Au( lengua#e +uede describir, qui(n +uede describir al que ha encontrado
satisfacción en su +ro+io *o, que libre est. de todo deseo, cu$a inquietud ha
desa+arecido $ que se siente asentado en sí mismo?
<-. 6l sabio, aunque se halle en un sue4o firme, no sue4a0 aunque duerma, no
duerme0 aunque des+ierte, no est. en realidad des+ierto. Leli, se halla en
cualquier situación.
</. 6l hombre de conocimiento, aunque +iense, en realidad no est. +ensando0
aunque cono,ca a trav(s de los órganos sensoriales, carece de órganos de los
sentidos0 aunque tenga un intelecto, no lo go,a, $ aunque detente egoísmo, en
realidad no lo +osee.
<2. 6l sabio no es feli, ni desdichado0 no siente a+ego ni libre est. de a+egos0 no
as+ira a la liberación, ni de hecho est. liberado, no es esto ni aquello.
<7. 8as distracciones no lo distraen0 en la meditación no medita0 nunca lerdo,
aunque lerdo +are,ca0 nada instruido, aunque culto +are,ca.
<9. 6l que liberado est., mora en su +ro+ia naturale,a, $ toma lo que viene0 libre
se halla de lo que debe hacerse o lo que ha sido hecho0 im+erturbable en toda
situación, liberado del deseo, no recuerda lo que hi,o ni lo que de#ó de hacer.
<<. Feverenciado, no siente deleite0 menos+reciado, no siente ira0 la idea de la
muerte no lo agita, ni lo contenta la +ers+ectiva de una vida larga.
1==. 6l hombre cu$a mente ha encontrado la +a,, no se +reci+ita a la sociedad
humana ni a las es+esuras del bosque. 6n felicidad vive en cualquier +arte $ toda
condición.
CAPÍTULO XIX
VERSOS SOBRE EL DESCANSO DEL DISCÍPULO EN EL YO
El discípulo dice:
1. >cabo de e?traer, de los lugares m.s recónditos de mi cora,ón, la es+ina de los
+ensamientos contradictorios, con las tenacillas del conocimiento de la Jerdad.
!. *o, que habito en mi +ro+ia gloria, ¿dónde encontrar( la virtud, dónde el +lacer,
dónde la grande,a, dónde el discernimiento, dónde el uno o la multi+licidad?
%. ¿@ónde est. el +asado, dónde el futuro, dónde el +resente, dónde el es+acio,
dónde la eternidad misma, +ara mí, que habito en mi +ro+ia gloria?
-. ¿@ónde est.n el $o $ el noE$o, dónde el bien $ el mal, dónde el cuidado $ su
ausencia, +ara mí, que habito en mi +ro+ia gloria?
/. ¿@ónde est. el sue4o, dónde el firme dormir, dónde la condición de des+ierto,
dónde el cuarto estadio que trasciende los dem.s, $ dónde el miedo, +ara mí, que
habito en mi +ro+ia gloria?
2. ¿@ónde est. lo le#ano $ lo +ró?imo, el adentro $ el afuera, lo grueso $ lo sutil,
+ara mí, que habito en mi +ro+ia gloria?
7. ¿@ónde est.n la muerte $ la vida, el mundo $ su brillo, dónde el surgimiento de
lo visible $ la concentración de +ensamiento, +ara mí, que habito en mi +ro+ia
gloria?
9. *a han cesado los cuentos sobre las tres metas de la vida, la virtud, el +lacer $
el dolor0 $a han cesado los cuentos del $oga $ la sabiduría, +ara mí, que he
encontrado el re+oso en mi +ro+io *o.
CAPÍTULO XX
VERSOS SOBRE LA CONDICIÓN DE UN EMANCIPADO EN VIDA
1. ¿@ónde est.n los elementos del cuer+o, dónde los órganos de los sentidos o la
mente, dónde el vacío $ la +lenitud, dónde la ausencia de deseo, en mí, que libre
esto$ de toda m.cula?
!. ¿@ónde est.n el sastra $ el conocimiento del $o, dónde a'n la mente, libre de
+ensamientos de los ob#etos, de contento o ausencia de deseo, +ara mí, que he
+erdido todo sentido de la dualidad?
%. ¿@ónde est.n el conocimiento $ la ignorancia, dónde est.n el $o $ lo mío,
dónde (sto o eso, dónde la liberación, la esclavitud $ las limitaciones, +ara mí, la
Conciencia )u+rema?
-. ¿@ónde est.n las acciones +asadas que me forman, dónde la condición de
liberado o el estado de disolución, tras el emanci+arse, +ara mí, que so$ lo
noEcondicionado?
/. ¿@ónde est.n el actor $ el que go,a, dónde la ausencia de acción $ el
surgimiento del +ensar en la acción, dónde est. el resultado visible del
conocimiento, en mí, que libre +or siem+re esto$ de todo condicionamiento?
2. ¿@ónde est.n el mundo $ el que anhela la liberación, dónde el asceta, el
hombre de sabiduría, el su#eto o liberado, +ara mí, que habito en mi +ro+ia
naturale,a $ care,co de segundo?
7. ¿@ónde est.n lo creado $ la disolución, dónde el ob#eto a alcan,ar $ los medios
+ara lograrlo, dónde el que +u#a +or el (?ito de aqu(l, o el +ro+io, +ara mí, que
habito en mi +ro+ia naturale,a, libre de toda dualidad?
9. ¿@ónde est.n el conocedor, el instrumento de cognición, el ob#eto de
conocimiento $ el conce+to de tal ob#eto, dónde ha$ algo o el deseo de algo, en
mí, que so$ siem+re +uro?
<. ¿@ónde est.n las distracciones $ la concentración, el conocimiento $ la
estu+ide,, el +lacer $ el dolor, en mí, que siem+re +ermane,co inmóvil?
1=. ¿@ónde est. el tr.fago mundanal, dónde la condición del conocimiento
es+iritual, dónde la felicidad o la miseria, en mí, que +ermane,co siem+re libre de
+ensamientos?
11. ¿@ónde est. la ilusión, dónde el afecto o su ausencia, dónde el $o encarnado o
lo que se conoce como 3rahman, en mí, el siem+re +uro?
1!. ¿@ónde est.n la actividad $ la inacción, la libertad $ la esclavitud, +ara mí, que
so$ siem+re inmutable, siem+re indiviso, habitante siem+re de mi +ro+io ser?
1%. ¿@ónde est.n las ense4an,as o el sastra, el discí+ulo, el maestro $ cualquier
ob#eto de indagación, +ara mí, el siem+re dichoso, el +or siem+re libre de
limitaciones?
1-. ¿@ónde est.n lo que es, lo que no es, dónde est.n el uno o el dos? ¿Au(
+recisa agregarse?
5ada ha$ que en mí sur#a.