You are on page 1of 2

Es por todos notorio el cambio de las condiciones normales del tiempo meteorológico en los

últimos 40 años en nuestro planeta, el fenómeno que han hecho subir la temperatura global
promedio de la tierra, al cual se le ha denominado como calentamiento global, este fenómeno se
debe en parte a la liberación de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero en la
atmosfera que atrapan la energía irradiada por el sol reflejada por la corteza terrestre no dejando
escapar esta energía de nuevo al espacio aumentando así la temperatura del planeta tierra,
completando así un ciclo de retroalimentación positiva que perjudicarían las condiciones de vida
en el planeta, siendo estos gases producidos por la quema de combustible fósil en vehículos,
industrias y centrales eléctricas alrededor del mundo, ayudado por la deforestación progresiva,
una de las principales causas de esto es la tala de bosques para crear pastos explotables por la
industria ganadera, en especial en Latinoamérica, donde por ejemplo el 70 por ciento de los
bosques que han desaparecido en el Amazonas se han dedicado a pastizales.
Es precisamente el impacto ambiental de esta industria sobre el planeta lo que me ha generado
mucha sorpresa, como se consigna en el informe de la Organización de las Naciones Unidas para
la Agricultura y la Alimentación (FAO), en el cual dice que el sector ganadero genera más gases de
efecto invernadero –el 18 por ciento, medidos en su equivalente en dióxido de carbono (CO2)- que
el sector del transporte (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación
(FAO), 2006). Además dice que la ganadería es una de las principales causas de la degradación del
suelo y de los recursos hídricos por la contaminación generada derivada de su mal manejo.
Según el informe denominado La sombra alargada de la ganadería – aspectos medioambientales y
alternativas, esta actividad humana aparentemente inofensiva – ambientalmente hablando-- que
para el año 2006 ocupaba en el mundo el 30 por ciento de toda la superficie terrestre
indudablemente genera daños difícilmente reparables, por ejemplo, si se incluyen las emisiones
por el uso de la tierra y el cambio del uso de la tierra, el sector ganadero es responsable del 9 por
ciento del CO2 procedente de las actividades humana, pero produce un porcentaje mucho más
elevado de los gases de efecto invernadero más perjudiciales. Genera el 65 por ciento del óxido
nitroso de origen humano, que tiene 296 veces el Potencial de Calentamiento Global (GWP, por
sus siglas en inglés)
1
del gas CO2, además, aclara que la mayor parte de este gas procede del
estiércol de las reses. Siendo este el responsable del 37 por ciento de todo el metano producido
por la actividad humana (23 más veces más perjudicial que el CO2), que se origina en su mayor
parte en el sistema digestivo de los rumiantes, y del 64 por ciento del amoniaco, que contribuye de
forma significativa a la lluvia ácida.
La pregunta es ¿Por qué el mundo no deja de contaminar? La respuesta es sencilla, porque es
imposible. Nosotros en pequeña o gran medida dependemos de estos contaminantes que hemos
puesto como vitales para nuestra forma de vivir, haciendo esto al calentamiento global un
problema social lo cual se hace mucho más difícil solucionar, ya que la única solución de raíz es
cambiar nuestro estilo de vida y ese cambio de mentalidad se logra a lo largo varias generaciones,
y ese tiempo puede hacer incorregible el bienestar mismo del planeta tierra, sin embargo, como lo

1
Para más información ver, http://climateca.info/refrigeracion/60-que-es-el-gwp.
explicaba el ex vicepresidente de los estados unidos de américa Al Gore en su documental ganador
del Oscar en el año 2006 “Una Verdad Incómoda” (Guggenheim, 2006)
2
, la mejor solución para
este problema a futuro es implementar ese cambio de mentalidad, teniendo la esperanza que a
partir de ella nazcan las mejores propuestas para restaurar la buena salud a la tierra corrigiendo
los irresponsables actos hechos por la humanidad.

Gracias…
Bibliografía
Guggenheim, D. (Dirección). (2006). Una Verdad Incomoda [Película].
Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). (29 de Noviembre
de 2006). Fao.org. Recuperado el 20 de Agosto de 2014, de Fao.org:
http://www.fao.org/newsroom/ES/news/2006/1000448/index.html



2
Página Oficial, http://www.takepart.com/an-inconvenient-truth/film.