COMO HACER FELIZ A UNA MUJER (me parece que no es tan complicado) Para hacer feliz a una mujer basta

ser: 1. Amigo 2. Compañero 3. Amante 4. Hermano 5. Padre 6. Maestro 7. Educador 8. Cocinero 9. Carpintero 10. Fontanero 11. Mecánico 12. Decorador 13. Estilista 14. Sexólogo 15. Ginecólogo 16. Psicólogo 17. Psiquiatra 18. Terapeuta 19. Audaz 20. Organizado 21. Buen padre 22. Muy limpio 23. Simpático 24. Atlético 25. Dulce 26. Detallista 27. Galante 28. Inteligente 29. Gracioso 30. Creativo 31. Tierno 32. Fuerte 33. Comprensivo 34. Tolerante 35. Prudente 36. Ambicioso 37. Capaz 38. Valiente 39. Determinado 40. Fiable 41. Respetuoso 42. Apasionado SIN OLVIDAR: 43. Hacer cumplidos a menudo 44. Adorar ir de compras 45. No montar follones 46. Ser muy rico 47. No ponerla de los nervios 48. No mirar a otras mujeres Y AL MISMO TIEMPO TAMBIEN SE HA DE: 49. Estar muy por ella sin llegar a ser celoso 50. Llevarse bien con su familia pero dedicándole siempre el mismo tiempo a ella.

51. Dejarle espacio pero mostrarle interés por lo que hace ES MUY IMPORTANTE, no olvidar nunca: Cumpleaños Aniversarios Bodas Desgraciadamente, incluso cumpliendo estas reglas a rajatabla, su felicidad no está garantizada, ya que podría sentirse agobiada por una vida de asfixiante perfección y largarse con el primer desgraciado-alcohólico-mujeriego que encuentre. COMO HACER FELIZ A UN HOMBRE: 1. Follar 2. Dejarlo en paz IMPORTANTE:Enviad sencillamente este mensaje a, al menos, 5 millones de conocidos vuestros. **Esta cadena la comenzó en 1625 un monje moldavo apasionado por la informática en una parroquia de Portugal con el fin de salvar a Teresa, una niña gravemente enferma. Hoy esta niña tiene 378 años y tiene un cáncer de testículos y una horrible fiebre de tiroides que le contagió un ciervo al violarla en el bosque cerca de un estanque contaminado por deshechos radioactivos. Además, durante un safari en África del Sur organizado por Halcón Viajes, al visitar en zoo de Johannesburgo, un panda importado del Himalaya se le comió una rodilla y una oreja. Por eso, por favor, no rompáis esta cadena, hacedlo por ella. Sois su única esperanza de cura, y además os traerá suerte. Como le ocurrió a un joven irlandés que, en 1912, envió este mensaje por SMS. Esa misma semana vio cómo le ofrecían un billete gratis para un crucero inaugural en un fantástico transatlántico británico, llamado Titanic. Durante ese viaje descubrió los escalofríos del amor y las ventajas de la natación. No conservéis este mensaje en vuestro ordenador más de 16 minutos, sino la maldición se cebará con vosotros hasta que lluevan billetes de las antiguas pesetas. Da que pensar, ¿no? Así que no dudéis más. Enviad este mensaje a todos vuestros amigos. Les traerá suerte, de por vida. Cada vez que vayan al lavabo, aún habrá papel. Cada vez que vayan al banco no tendrán que hacer

cola. Cada vez que necesiten aparcar hallarán una plaza libre. Cada vez que cante Bisbal en la radio les llamaran al teléfono. Y además no tendrán que responder a ninguno de esos mensajes cadena que a todos nos joden. Este mensaje ya ha hecho 759 874 236 587 veces la vuelta al mundo. Por Teresa, por vosotros, por mi, por todos vuestros amigos, no rompáis esta cadena.