Las 3 Energías Preciosas El ingresar el KI ,la energía, al cuerpo, este debe elaborarla e imprimirle el ritmo y frecuencia que necesita cad

función de su estructura. Hecho esto, las energías quedan organizadas en 2 planos fundamentales -plano profundo para la circulación de la energía Yong -plano superficial para la circulación de la energía Oé. Esta demarcación es arbitraria y sólo sugiere una dirección prefijada ya que las dos están interrelacionadas y no pueden mantener por si solas su integridad, coordinación y armonía. - la energía Yong alimenta y se asocia a Yin - la energía Oé defiende y se asocia a Yang Pero como nada es totalmente yang o yin, la energía Oé penetra en la profundidad para defender al los órganos y la energía Yong se superfializa para nutrir a la piel y los músculos. Detrás de la escena , la Energía Ancestral (Tinhg) controla, suprime, otorga, sutiliza o densifica la totalidad energética con exacta correspondencia con las cualidades que el ser humano haya adquirido a través de su proceso evolutivo. Estas 3 energías son aquellas a las que los chinos dan el nombre de “Preciosas”, porque gracias a ellas, que trabajan en forma ordenada y sincrónica ,la vida palpita en la forma y va marcando rumbo el ser humano. Energía Cualidad Oé o Defensiva Amor Yóng o Alimenticia Mente (sabiduría) Tinh o Ancestral Voluntad Meridano asociado Corazón Estómago Riñón

Elaborada en el centro del amor, el corazón, la energía Oé tiene su misma cualidad expansiva, por cuya razón la eficacia de su defensa está relacionada con la capacidad de amar, circula primariamente por la superficie. La energía Yong o Alimenticia circula por un plano profundo y lento, en el silencio de la forma. Liberada en el estómago durante el proceso alimenticio, condimentada con todos los pensamientos que se tuvieron durante la formación del bolo alimenticio, se mezcla con los líquidos orgánicos para constituir la sangre. Detrás de estas y tiñendo a ambas, se encuentra, como ya se indicó , la energía ancestral. “Así estas 3 energías preciosas son los eternos pilares y sostén de todo lo que existe: amor, sabiduría y voluntad. La capacidad de amor y servicio es nuestra defensa.

La síntesis de nuestros pensamientos compone la sangre. Y todo esto se manifiesta en la acción gracias a la voluntad.” (Nguyen Van Hghi, Patogenia y Patología energéticas en medicina tradicional china)

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful