You are on page 1of 3

Para analizar una jurisprudencia se necesita …

Contenido: Análisis Jurisprudencial
1.- Identificación de las partes: allí debe estar el nombre del juez, número y
nombre del fiscal del MP, nombre del acusado, nombre de su defensor (si es
público debe tener el numero de la defensoría), el delito y por último el nombre del
secretario.
2.- la Narrativa: debes describir todo el proceso de la causa desde que ingresa al
tribunal de control hasta la última acta de juicio donde se decretan los
pronunciamientos (ojo aquí aun no colocas los pronunciamientos solo lo que
ocurrió en esa audiencia)
3.- La Motiva o precepto jurídico aplicable: aquí debes ir prueba por prueba y darle
la valoración que merece con esto quiero decir que debes explicar porque
consideraste esta prueba pertinente para la decisión que tomaste como juez, algo
muy importante tienes que analizar todas las pruebas porque no puedes
desestimar ninguna ya que están admitidas por el tribunal de control, luego que
analizas todas las pruebas las circunscribes dentro de una norma jurídica
adaptada al hecho según lo que declararon los testigos y expertos (ej. homicidio
calificado en grado de complicidad correspectiva tipificado en el articulo x en
relación con el ** del Código Penal) generalmente la calificación la da el fiscal en
el tribunal de control y este la admite o la cambia pero en el transcurso del juicio
puede cambiar según lo que el juez considere con los testimonios.
4.- parte dispositiva: aquí colocas los pronunciamientos del juez, generalmente
son los mismos que se dijeron en la audiencia lo que cambia son los
pronunciamientos de los cuales las partes no vayan a apelar (ej. CUARTO: se
ordena dejar constancia en el libro diario del tribunal, las partes no van a apelar de
eso, entonces debes quitarlo de la sentencia)

ahora bien, lo que debes analizar como estudiante es el precepto jurídico que se
aplico, si consideras que no está relacionado que no está ajustado a las
circunstancias de modo tiempo y lugar, entre otros y de los pronunciamientos
dictados.
Las jurisprudencias son constantemente fuente de estudio tanto para el
estudiante de derecho como para el abogado. De ellas, usualmente, se
extractan reglas que posteriormente podrán ser utilizadas para la solución de otros
casos o para la confrontación de otras normas. Además, sobre ellas, el futuro
abogado, podrá identificar distintas figuras y situaciones que está estudiando de
forma teórica. Por esto, en el curso de Derecho Natural, se tratará de identificar
en ellas, distintas realidades que son objeto de estudio en la asignatura, como por
ejemplo, las distintas clases de justicia, el tema de la obligatoriedad de la ley, la
forma en que se realiza la virtud de la equidad, entre otros.

Para ello, resulta importante conocer claramente, cuáles son las principales partes
de una jurisprudencia:

1.- Parte de identificación: Esta parte, como el nombre lo indica, “identifica” la
sentencia de forma general. Incluye el nombre de la corporación que la emitió, el
magistrado ponente, la fecha, su número de identificación, y en ocasiones la
determinación temática de la misma, realizada por la Relatoría de la entidad.

2.- Parte fáctica: Aunque la palabra “fáctico”, designe lo relativo a los hechos, no
solo incluye el relato del “caso” propio de las jurisprudencias de tutela, sino que en
las de estudio de constitucionalidad, menciona en su lugar, la norma objeto de
estudio y el porqué se estudia tal norma. Por ejemplo, una norma puede ser
estudiada en su constitucionalidad, ya sea porque fue demandada o porque
requiere de este estudio, antes de su emisión final. Así, la parte fáctica designa el
origen de la sentencia, o la causa por la cual la Corporación se ocupó del estudio y
decisión de esa determinada problemática, razón por la cual también incluye las
decisiones anteriores y los recursos interpuestos.

3.- Parte motiva: Esto designa el “motivo” de la decisión de la corporación. Así, es
el conjunto de razones, presentadas en forma ordenada y sistemática, que dan
sustento a la decisión final sobre el asunto que se estudia. En la parte motiva,
pueden identificarse varios tipos de razones o argumentos: filosóficos,
estrictamente jurídicos, legales y de conveniencia, entre otros. Estos argumentos
pueden estar presentados a través de una división numérica, o con
encabezamiento de cada uno de ellos por medio de un subtítulo indicativo de su
tema.

4.- Parte resolutiva: Es, indudablemente, la resolución o definición del asunto. Se
determina de forma absolutamente clara, mediante términos específicos para cada
uno de los tipos de jurisprudencia. Así, por ejemplo, para las de tutela, se usará el
término “concede…” o “no concede…”, en este caso, la protección pedida. Para
las de constitucionalidad, el término podrá ser “exequible…”, o “no exequible…”
de la norma que fue estudiada. Siempre seguidos estos términos por una
enunciación muy breve de la situación o de un condicionamiento para ella.
Además, usualmente la corporación ordena algo más, v.gr. pagar una suma de
dinero, reintegrar a alguien a su trabajo, exhortar al Congreso para la expedición
de una ley, entre otros.

Estas partes deben ser tenidas en cuenta, para el estudio preliminar de una
sentencia, de forma que se ubique en el texto jurisprudencial, dónde inician y
dónde terminan cada una de ellas. De otro lado, también son relevantes, cuando
el trabajo sea el elaborar una sentencia sobre un caso dado, pues deberá
redactarse el trabajo simulando una de ellas, por lo que deberán ser incluidas
todas y cada una de estas partes, con su correspondiente lógica interna entre
ellas.