You are on page 1of 16

Fuente: http://www.rieoei.org/oeivirt/rie19a04.

htm
Biblioteca Digital de la OEI
Revista Iberoamericana de Educación
!mero 19
Formación "ocente
Enero # $bri% 1999
Investigación en o investigación acerca de %a &ormación docente: un estado de%
arte en %os noventa
'racie%a (essina )*+
(*) 'racie%a (essina es socióloga, investigadora en Educación, profesora de la Maestría
Latinoamericana en Investigación Educacional (UAH!"IIE) # consultora de la $ficina %egional
de Educación para Am&rica Latina # el ari'e, $%EAL!Unesco ((antiago, )ile)*
,n estado del arte es un mapa +ue nos permite continuar caminando, un estado del arte es
tam'i&n una posi'ilidad de )ilvanar discursos +ue en una primera mirada se presentan como
discontinuos o contradictorios* En un estado del arte est- presente la posi'ilidad de contri'uir a
la teoría # a la pr-ctica de algo, en este caso de la formación docente*
Este estado del arte da cuenta de las investigaciones acerca de la formación docente, +ue
tuvieron lugar .principalmente/ durante la d&cada del noventa, aun+ue )emos incluido algunas
investigaciones desarrolladas durante la d&cada del oc)enta*
1. $ modo de introducción
(omos conscientes de la dificultad +ue implica reali0ar un estado del arte capa0 de dar cuenta de
.todo/ lo +ue se )a investigado en este campo* En consecuencia, +ueremos iniciar este estado
del arte con el reconocimiento de sus límites, +ue son tam'i&n los campos, las marcas, el espacio
# el tiempo 1# los te2tos1 desde donde lo )emos pensado # organi0ado*
Una certe0a est- presente3 se )a desarrollado un n4mero ma#or de investigaciones +ue el
detectado por este estudio* 5arios factores concurren # crean esta diferencia entre .eso/ +ue
puede e2istir # lo encontrado* "or un lado, el tipo de tarea, #a +ue la reali0ación de un catastro o
de un cat-logo est- amena0ada una # otra ve0 por la .incompletitud/* "or otro, el car-cter
fragmentario de la investigación educativa # su relativo aislamiento3 de los investigadores entre
sí (# de las instituciones de investigación) # de la investigación educativa con los otros campos
del tra'a6o educacional* Este aislamiento se e2presa como diferencia entre las investigaciones
reali0adas # las pu'licadas, #a +ue en Am&rica Latina se edita sólo una parte reducida de las +ue
se e6ecutan #!o las investigaciones se pu'lican varios a7os despu&s de )a'er sido efectuadas* A4n
m-s, algunos investigadores consultados manifestaron +ue ante las dificultades para pu'licar los
resultados de las investigaciones, se recurre a las ponencias como un tipo de te2to +ue circula
con relativa facilidad*
El tercer factor +ue +ueremos destacar es el lugar # la manera desde donde )emos accedido a las
investigaciones acerca de la formación docente3 mediante informes de investigación +ue esta'an
registrados en las 'ases de datos de dos centros de documentación u'icados en (antiago de
)ile* Algunos países de la región resultaron su'representados, #a +ue el estado del arte se
desarrolló a partir de los informes de investigación +ue esta'an registrados en dos centros de
documentación u'icados en el ono (ur* 8e modo complementario se consultó a algunos
investigadores de la región, sin )a'er emprendido una consulta sistem-tica país por país* Una
convocatoria ampliada a los investigadores de Am&rica Latina se presentó como una tarea
necesaria # vitali0adora, a4n m-s, esta convocatoria podría ser el primer paso en la conformación
de una red de investigación educativa # de formación docente de la región*
Un punto a destacar es +ue este estado del arte puede ser leído como un di-logo entre te2tos*
-. .acia dónde vamos con este estado de% arte/ preguntas 0 restricciones
9"ara +u& un estado del arte acerca de las investigaciones en el -rea de la formación docente: La
formación docente es un campo estrat&gico de la educación actual, #a +ue crea un espacio de
posi'ilidad para la transformación del +ue)acer docente, del vínculo pedagógico # de la gestión e
institucionalidad educativa* Esta afirmación se sustenta, a su ve0, en el reconocimiento del papel
estrat&gico +ue 6uega el profesor en las transformaciones educativas* A4n m-s, podemos afirmar
+ue la formación docente compete a todas las personas +ue tra'a6an en educación # no sólo a los
profesores, a +uienes forman profesores o a +uienes tra'a6an en esa -rea diferenciada de la
educación denominada .formación docente/* 9;u& est- en 6uego cuando se )ace referencia a la
formación docente:3 el desarrollo profesional, personal e institucional de los su6etos educativos
(educadores, educandos, miem'ros de la comunidad) # de las instituciones educativas # sociales*
La formación docente implica la posi'ilidad de recuperar las )istorias silenciadas de los su6etos #
las )istorias institucionales +ue se ale6an, igualmente, del relato oficial* (i aceptamos estos
supuestos, la investigación en formación docente se presenta como do'lemente relevante, #a +ue
permitiría no sólo dar cuenta de lo +ue sucede en este campo sino transformarlo #, a4n m-s,
contri'uir a una revisión de la teoría # de la pr-ctica pedagógica, de la teoría educativa # de una
manera de )acer # de vivir la educación*
La importancia teórico<pr-ctica +ue estamos atri'u#endo tanto a la formación docente como a la
investigación acerca de la formación docente, convive en Am&rica Latina con la escasa presencia
de investigaciones acerca de la formación docente en el con6unto de la investigación educacional*
Al mismo tiempo, una parte significativa de la investigación latinoamericana acerca de la
formación docente est- contri'u#endo a la creación de una nueva manera de )acer investigación
# de )acer educación* 8esde este lugar, así como desde una pedagogía dispuesta a dialogar #
transitar por otras ciencias, es posi'le arri'ar a una teoría de la formación docente +ue d& cuenta
de la especificidad de Am&rica Latina*
El punto de partida # el punto de llegada de este estado del arte est- constituido por una idea +ue
se desenvuelve en tres dimensiones3 a) el reconocimiento de la importancia de la investigación
acerca de la formación docente, ') sus significativos aportes a la construcción de teoría #
pr-ctica pedagógicas, c) la .restricción/ en la cual se mueve, en cuanto .lagunas/ diseminadas
en Am&rica Latina*
En consecuencia, las preguntas +ue orientaron el estado del arte fueron las siguientes3
9;u& lecturas son posi'les acerca de la formación docente a partir de las investigaciones
disponi'les:
9u-les son los aportes de estas investigaciones a la puesta en crisis del modelo
predominante en formación docente, así como a la creación de otro espacio, +ue
cuestiona incluso la idea de modelo:
9La investigación en formación docente contri'u#e a la producción de teoría educativa # a la
consolidación de paradigmas alternativos de investigación:
1. $cerca de% proceso 1.$cerca de% proceso
La '4s+ueda de información se inició a partir de las investigaciones +ue )a'ían sido consultadas
previamente en el marco de otras in+uietudes* La '4s+ueda, +ue se orientó por el nom're del
autor # por tema, # +ue se reali0ó en las 'ases de datos o mediante consultas personales a los
autores, permitió o'servar una serie de contradicciones3 a) algunas investigaciones +ue
conocíamos o )a'íamos detectado por medios informales no esta'an registradas en las 'ases de
datos de los centros consultados, ') al emplear para la '4s+ueda la com'inación de los
descriptores de formación, formación docente, docentes o docente con el descriptor
.investigación/, concurrían documentos +ue no )a'ían surgido de procesos de investigación, c)
predomina'an dos tipos de te2tos en las dos 'ases de datos consultadas3 i) ensa#os o ponencias
acerca de la formación, generalmente de car-cter teórico, ii) documentos internos +ue descri'ían
programas de formación #!o propuestas para el campo de la formación* En algunos casos, las
ponencias o ensa#os recupera'an conclusiones de estudios disponi'les reali0ados o no por el
mismo autor, d) e2istían algunas investigaciones reali0adas en la d&cada anterior (los oc)enta),
+ue se 6ustifica'a incluir en este estado del arte por sus aportes a la construcción de teoría, e)
gran parte de las investigaciones no )a'ían sido pu'licadas con formato de li'ro, sino como
documentos en mimeo o versiones sinteti0adas en artículos de revistas o 'oletines educacionales,
o 'ien )a'ían sido pu'licadas como li'ro, con varios a7os de diferencia respecto de su fec)a de
reali0ación, f) una parte considera'le de las ponencias # ensa#os so're el tema de la formación
docente ofrecía contri'uciones relevantes a la construcción de teoría*
En este marco, se consideró necesario diferenciar te2tos de investigación de otros te2tos #, al
mismo tiempo, incluir de .alg4n modo/ a+uellos del segundo grupo +ue resulta'an relevantes*
4. "e 2u3 da cuenta este estado de% arte
El primer punto +ue tuvimos +ue clarificar fue el de los límites del estado del arte, en particular
lo +ue se entendía en este te2to por .investigación acerca de la formación docente en los
noventa/* Acordamos +ue, si 'ien el estado del arte se refería a las investigaciones acerca de la
formación docente, nuestra .unidad de an-lisis/ o nuestra unidad de '4s+ueda era .el informe de
investigación/*
omo #a se se7aló, el estado del arte se reali0ó tra'a6ando con los te2tos # como un di-logo
entre te2tos* =al decisión influ#ó en la estructura de la fic)a resumen +ue se adoptó para registrar
las investigaciones, en esta fic)a el nom're del informe de investigación (transformado en
algunos casos en el título de un li'ro o artículo) fue el elemento +ue identificó las investigaciones
rese7adas # no el nom're del pro#ecto de investigación* "or ra0ones de espacio, se descartó la
opción de diferenciar en la fic)a resumen dos campos de información3 el nom're del pro#ecto de
investigación # el nom're del informe de investigación por el cual se pu'licó la investigación, o
mediante el cual la investigación se )i0o p4'lica # comparti'le*
9u-les fueron los informes de investigación acerca de la formación docente incluidos en el
estado del arte: En primer lugar, se decidió incluir todo informe +ue fuera definido por sus
propios autores como .de investigación/* Los te2tos seleccionados seg4n este criterio se
caracteri0aron por la diversidad* En segundo lugar, esta'lecimos un límite temporal3 de >??@ en
adelante, al mismo tiempo, fuimos fle2i'les # englo'amos algunas investigaciones de la segunda
mitad de los oc)enta, +ue permitieron contar con algunos referentes para confrontar la
producción de los noventa*
8esde el punto de vista del .tipo de investigación/, se inclu#eron ensa#os o sistemati0aciones
teóricas, estudios so're la 'ase de datos secundarios # estudios con tra'a6o de campo* 8esde la
perspectiva de +ui&n fue investigado, se inclu#eron investigaciones de distinto nivel3 algunas
referentes a Am&rica Latina o a una su'región, otras, a un país, un tercer grupo, a e2periencias
concretas (instituciones, programas, talleres, etc*)*
En cuanto a las dimensiones de la formación a las cuales se refiere este estado del arte, al
comien0o del tra'a6o se inclu#eron3 a) investigaciones relacionadas con la formación inicial de
profesores de cual+uier nivel del sistema educativo, ') investigaciones +ue aluden a la formación
continua (llamada en distintos países de perfeccionamiento, actuali0ación, capacitación, etc*)* La
propia '4s+ueda permitió identificar otros tres grupos potenciales de investigaciones3 a)
sistemati0aciones acerca de las e2periencias de talleres de educadores, ') investigaciones +ue
tienen +ue ver con la profesión docente, las condiciones de tra'a6o, el +ue)acer profesional, la
identidad profesional, la relación oferta<demanda de formación, etc*, +ue incluían como una de
sus dimensiones o su'temas la formación de estos profesores, c) algunas investigaciones
did-cticas, investigaciones curriculares e investigaciones acerca del sa'er pedagógico, +ue
esta'lecían una relación e2plícita con los procesos de formación docente*
A propósito del enfo+ue, la metodología # las t&cnicas asumidas por las investigaciones, se
inclu#eron estudios +ue respondían a distintos paradigmas (estudios etnogr-ficos acerca de la
formación, sistemati0aciones de talleres de formación de educadores, estudios por encuesta), en
cada fic)a resumen est- indicado el enfo+ue +ue el investigador suscri'ió de forma e2plícita*
La '4s+ueda comprendió unos >@@ títulos +ue respondieron al pedido en las 'ases de datos,
empleando los descriptores indicados arri'a, adem-s de algunos títulos +ue no esta'an
englo'ados en las 'ases de datos*
8el con6unto de los títulos +ue encontramos para el tema de formación docente, unos pocos eran
informes de investigación, reconocidos como tales por los propios autores* 8e ese su'con6unto
de informes de investigación se seleccionaron a+uellos +ue se estimaron m-s relevantes, # se
ela'oró una fic)a resumen para cada uno de ellos (ver ane2o >)* 9u-les fueron los criterios para
la selección: La capacidad de aportación a la teoría educacional # de pro'lemati0ar el tema, # el
esfuer0o sostenido en el tiempo* (i 'ien no reali0amos fic)as resumen para todos los informes de
investigación detectados, todos ellos fueron incluidos en el an-lisis de tendencias de la
investigación acerca de la formación docente (ver punto A)*
Adem-s, el proceso de '4s+ueda permitió o'servar límites difusos en dos sentidos3 a) las
investigaciones acerca de la formación docente linda'an con otras investigaciones cu#o foco era
el tra'a6o docente, el sa'er pedagógico, el currículo, etc*, ') se identificó un con6unto de te2tos
+ue, sin ser .informes de investigación/ (ni en contenido ni en formato), contri'u#eron a la
teoría # pr-ctica de la formación, en particular sistemati0aciones teóricas, se presentaron como
especialmente interesantes ponencias o artículos so're la formación docente +ue recuperan
investigaciones previas # las articulan desde otro lugar (# otro momento), estudios mundiales o
referentes a otras regiones!países +ue aporta'an elementos de contrastación para Am&rica Latina,
# algunas investigaciones so're temas asociados con la formación docente, tales como tra'a6o
docente, identidad docente # sa'er pedagógico* En relación con todos ellos se ela'oró un listado
complementario (ver ane2o B)*
El estado del arte se fue organi0ando como un .modelo para armar/, compuesto por los
siguientes grupos de investigaciones3
Crupo >3 Investigaciones referentes a la formación docente inicial, de nivel regional
(Am&rica Latina), nacional o institucional*
Crupo B3 Investigaciones so're la formación docente continua o en servicio*
Crupo D3 Investigaciones<sistemati0aciones acerca de talleres de profesores*
Crupo E3 Investigaciones vinculadas a la profesión docente, el tra'a6o docente # la identidad
docente, +ue )acen referencia a la formación docente o +ue )acen aportaciones al tema*
Crupo A3 Investigaciones did-cticas, investigaciones curriculares e investigaciones acerca de
los sa'eres pedagógicos +ue )acen referencias o aportaciones al tema de la formación
docente*
La composición del estado del arte 6ustifica tres aclaraciones3 a) comprende tanto investigaciones
pu'licadas como en mimeo, ') se diferencia entre fec)a de reali0ación de la investigación #
fec)a de pu'licación, c) se inclu#en investigaciones registradas en las dos 'ases arri'a citadas e
investigaciones de .prestigio/ # circulación frecuente en el mundo de la investigación
educacional, registradas o no en las 'ases mencionadas*
Finalmente, me interesa manifestar +ue, como autora de este estado del arte, me sigo de'atiendo
entre la legitimación +ue producen los tra'a6os +ue se autodefinen como e2)austivos # la
aceptación del car-cter .su'6etivo/, intransferi'le # parcial de los estados del arte*
La importancia de crear espacios regionales de intercam'io de los investigadores entre sí # con
otros profesionales de la educación es una recomendación +ue, reiterada una # otra ve0, sigue
siendo imperiosa* Los espacios compartidos de investigación a'ren las puertas para estados del
arte ela'orados desde colectivos de investigadores #, consecuentemente, para la recuperación de
m-s conocimiento # de una diversidad de enfo+ues # modalidades de tra'a6o*
Les invitamos a leer este estado del arte como un arc)ivo a'ierto para continuar en la tarea*
4. Investigaciones en o acerca de %a &ormación docente: unespacio promisorio
Las referencias a la investigación de la formación docente necesitan ser conte2tuali0adas
respecto de dos campos3 la investigación educacional # la formación docente*
(i vamos a presentar un panorama de la investigación en formación docente, no es posi'le
sosla#ar +u& entendemos por formación docente # cu-l es nuestra visión acerca de lo +ue sucede
con ella en la región* (in duda se )a difundido en la región un enfo+ue de formación docente
asociado con la pedagogía crítica # con la investigación desde la pr-ctica, +ue valora la
capacidad de los profesores de producir conocimiento # +ue postula la .investigación refle2iva/
o la .ense7an0a refle2iva/ como una propuesta m4ltiple de ense7an0a, de aprendi0a6e # de
investigación (Geic)ner, >??D)* Autores como Geic)ner, (c)Hn, Im'ernón # otros, est-n siendo
leídos, valorados # reapropiados por los educadores latinoamericanos*
(in em'argo, en Am&rica Latina la pr-ctica de la formación )a continuado atrapada en modelos
tradicionales de ense7an0a # aprendi0a6e* "or un lado, los centros de formación (# los profesores
de esos centros) contin4an reproduciendo la cultura escolar tradicional, mientras los estudiantes
para docentes llegan con tra#ectorias escolares igualmente tradicionales* "or otro, las políticas de
los go'iernos )an su'ordinado la formación docente a las necesidades de las reformas
educativas, a su ve0, en las reformas la participación de los profesores se )a restringido al papel
de e6ecutores de políticas, consecuentemente, la formación docente sigue siendo una imposición
.desde arri'a/ antes +ue un espacio propio* En el mismo sentido, siguiendo a Iernstein (>??J),
si las reformas reparten identidades pedagógicas, 9cu-les son las identidades +ue distri'u#en las
reformas # en +u& medida la formación inicial # la formación continua contri'u#en a la creación
de estas identidades # de +u& tipo son:
Es importante destacar +ue la formación docente )ace referencia a una función o tarea de la
educación cada ve0 m-s articulada con procesos de investigación<acción* Igualmente, la
formación docente implica al mismo tiempo procesos institucionales de cam'io, procesos de
aprendi0a6e entre pares # procesos de aprendi0a6e individual (Marcelo, >??A), sin em'argo,
e2iste una tendencia a atri'uir la responsa'ilidad de la formación a los profesores, como si fuera
una tarea individual asociada con esfuer0o # m&rito, en consecuencia, para muc)os )a'lar de la
formación docente es )a'lar de la falta de formación docente, de los profesores # sus .faltas/, de
los profesores # sus carencias* En este marco, se aspira a +ue tal estado del arte contri'u#a a la
definición de espacios propios de los profesores, simult-neamente institucionales # personales,
donde &stos puedan mirarse, mirar # ser mirados, así como aceptar la construcción del
conocimiento como un proceso a'ierto, incierto # fragmentario*
El otro lugar +ue necesita ser e2plicitado es desde +u& concepción de investigación # desde +u&
visión de la situación de la investigación educacional en Am&rica Latina se )a ela'orado este
estado del arte* (in duda, un polo +ue atrae a la investigación en formación docente es el propio
desarrollo de la investigación educacional en Am&rica Latina, &sta )a sido caracteri0ada por los
propios educadores e investigadores educacionales como discontinua, poco frecuente # disociada
del con6unto de los procesos educativos* En particular, la ruptura entre investigación # pr-ctica
educacional en Am&rica Latina )a sido se7alada reiteradamente por los estados del arte # por los
ensa#os so're el tema*
Adem-s, nuestra e2periencia inmediata con la '4s+ueda documental no de6a lugar a dudas acerca
del predominio, en la producción de te2tos educacionales, de a+uellos +ue refle6an
acontecimientos o proponen un .de'er ser/, sin apelar en ninguno de los dos casos a
conclusiones!con6eturas emanadas de procesos de investigación* Esta impresión es confirmada
por un estado del arte so're la investigación educacional, +ue afirma +ue sólo un porcenta6e mu#
reducido de la producción educacional se identifica como .informes de investigación/ (de
acuerdo con el estado del arte ela'orado por A'ra)am # %o6as, >??K, op* cit*3 so're J*DKA títulos
registrados en %E8U, >??A, sólo un poco m-s del >@L son informes de investigación)*
Insistimos, en los 4ltimos a7os la lógica de mercado se )a ce7ido a la investigación educacional
1algunos autores )an denunciado esta situación (Ac)illi, >??K)1, +ue reduce la investigación a
un intercam'io de conocimientos triviales versus incentivos salariales # de carrera docente* .Mos
o'ligan a investigar/, dicen algunos profesores # funcionarios de las universidades* .Mos
sentimos atosigados, atorados/, afirman ciertos maestros cuando se les conmina a dise7ar
pro#ectos de me6oramiento educativo o pro#ectos institucionales de escuela, sin contar con los
respaldos mínimos*
(i 'ien parece evidente +ue la investigación # la pr-ctica pedagógicas siguen desvinculadas 1#
+ue la lógica de mercado a)oga los intentos de sistemati0ar la pr-ctica, producir teoría # orientar
la pr-ctica desde los nuevos descu'rimientos1, no es menos cierto +ue se )a creado un espacio
de investigación educacional +ue )a reali0ado significativos aportes a la teoría # a la pr-ctica de
la educación*
8ar cuenta de este punto e2cede el marco de nuestro artículo, sin em'argo, nos interesa presentar
una )ipótesis3 desde los oc)enta no sólo se )a afirmado en la región una tradición en
investigación educacional, sino se )a desarrollado .otra/ manera de )acer investigación
educacional*
8esde mi propia pr-ctica de investigación me permito identificar algunas de sus características3
a) 'usca crear puentes entre investigación # pr-ctica de ense7an0a, ') asocia investigación con
investigarse e investigar el campo de creencias desde donde se investiga (el lugar desde donde se
)ace la pregunta), c) se nutre de referentes teóricos m4ltiples, d) investiga indicios # residuos #
)ace crónicas de las voces no oficiales, e) se interesa por los su6etos # aspira a +ue estos se
recono0can en el estudio*
En síntesis, antes +ue un recorrido desde un diagnóstico )asta una solución, la investigación se
conci'e como un tr-nsito, un ir # venir de una a otra pregunta, donde investigamos, nos
investigamos # somos investigados (Messina, >??K)* (iguiendo a Cin0'urg (>??E), +uien
propone 'uscar )uellas e indicios # )acer )a'lar a a+uello +ue )a'itualmente se retira o
permanece silenciado, )acer investigación supone aceptar +ue lo real es impenetra'le pero +ue
.e2isten 0onas privilegiadas 1prue'as, indicios1 +ue permiten descifrarla (***) se trata de
formas del sa'er tendencialmente mudas, en el sentido de +ue, como #a di6imos, sus reglas no se
prestan a ser formali0adas, ni si+uiera e2presadas/ (Cin0'urg, >??E3>JB<>JD)* Esta manera de
)acer investigación implica de6ar de depositar la confian0a en un m&todo científico 4nico,
estandari0ado, a6eno al #o, +ue garanti0a el encuentro con la verdad, por el contrario, )acer
investigación implica confiar en la capacidad del investigador* 9apacidad de +u&: 8e aceptar
+ue todo sa'er es un sa'er .situado/ en un campo # definido desde un su6eto (+uien a su ve0 lo
)a asumido # es )a'lado por el campo), capacidad de reconocer +ue e2iste cierta determinación
# cierta autonomía entre el campo intelectual # el campo de poder (# +ue no podemos caer en
lecturas reduccionistas ni plantear la autonomía total del te2to), capacidad de aceptar la
construcción del conocimiento como un proceso inaca'ado, +ue nos sorprende # nos lleva
(recu&rdese el llamado efecto .serendipit#/), tam'i&n, capacidad de aceptar +ue otras voces nos
)a'lan, +ue somos portadores de mensa6es +ue no controlamos, # +ue nuestra tarea como
investigadores es )acer relatos para +ue los complete el lector, +ue es siempre innumera'le #
a're el 6uego a nuevas # m4ltiples interpretaciones, a4n m-s, +ue la tarea de investigar<
investigarse es una operación +ue compete a todos los docentes (# a todos los seres )umanos) #
+ue no es privativa de los llamados investigadores, científicos o especialistas*
9;u& pasa con la investigación acerca de la formación docente: 9omparte acaso los rasgos de
ruptura con la pr-ctica educativa # de discontinuidad interna atri'uidos a la investigación
educacional en su con6unto: La lectura de las investigaciones encontradas en el marco de este
estado del arte nos permite afirmar +ue la investigación acerca de la formación docente, aun+ue
escasa # marginal en el con6unto de la investigación educacional si adoptamos como criterio su
presencia num&rica, )a implicado una contri'ución significativa a la creación de .otra/ manera
de )acer investigación* En efecto, algunas de las investigaciones de esta -rea se encuentran
estrec)amente vinculadas a la pr-ctica pedagógica, #a +ue )an sistemati0ado las e2periencias
particulares, numerosas # poco difundidas de los talleres de formación de educadores* En el
mismo sentido, aventuramos +ue desde esta -rea se )an )ec)o gran parte de los aportes a la
construcción!reapropiación de una metodología de refle2ión desde la pr-ctica, la cual, a su ve0,
)a nutrido tanto la pr-ctica de los talleres de formación de educadores como la teoría de la
formación docente*
Igualmente, las investigaciones acerca de la formación docente )an permitido alterar algunas
opiniones +ue 'usca'an la )egemonía en el -m'ito de los educadores # en el de la opinión
p4'lica, en este sentido, las investigaciones )an contri'uido a fortalecer la profesión docente # la
capacidad política # epistemológica de los profesores, considerados como colectivo docente
(.profesionalismo colectivo/)* A modo de e6emplo, una investigación +ue demuestra la
6erar+ui0ación o elevación formal de la formación inicial en las 4ltimas d&cadas 1por su
traspaso al nivel terciario # el incremento en los a7os de estudio1, deslegitima la opinión de +ue
.los 'a6os salarios se relacionan con la reducción de la calidad de la formación/ (cfr*
investigación resumida en fic)a >*>)*
Estas dos contri'uciones implican +ue las investigaciones acerca de la formación docente )an
a#udado a la producción de teoría # pr-ctica en el campo de la formación docente, # +ue estos
aportes )an producido eco en el campo de la educación en su con6unto*
A partir de tales )ipótesis presentamos la lectura de las investigaciones referentes a la formación
docente, tarea +ue permite construir un discurso colectivo so're este campo*
En primer lugar, la '4s+ueda )i0o posi'le u'icar!llenar los cinco casilleros identificados como
.tipo de investigaciones/3 a) las referentes a la dimensión institucional de la formación docente
inicial o a las características de los estudiantes para profesor (fic)as >*> a >*>?), la ma#oría de
estos estudios se refiere a un país o son estudios de caso para una o dos instituciones, en este
grupo se detectaron sólo dos investigaciones so're Am&rica Latina (cfr* fic)as >*> # >*B), ') las
investigaciones acerca de programas de formación continua (cfr* fic)as B*> a B*E), c) las +ue
tienen +ue ver con las pr-cticas de talleres de formación de educadores, todas ellas en la línea de
tra'a6o de refle2ión desde la pr-ctica, donde se )ace presente, adem-s, un enfo+ue de
investigación etnogr-fica (fic)as D*> a D*E, d) investigaciones so're los profesores # la profesión
docente, +ue )acen referencia a la formación de esos profesores (cfr* fic)as E*> # E*B), en este
grupo incluimos tam'i&n una investigación so're la relación entre oferta # demanda de
profesores (cfr* investigación sinteti0ada en la fic)a E*B), e) investigaciones did-cticas +ue )a'lan
e2plícitamente de su relación con la formación docente (cfr* fic)as A*> a A*D)*
En el grupo '), formación en servicio, se detectaron cuatro investigaciones so're el tema (cfr*
fic)as B*> a B*E), las cuales aportaron elementos de an-lisis significativos # vigentes para este
campo* Las investigaciones de los grupos d) # e) fueron las m-s difíciles de encontrar, #a +ue
re+uerían una segunda lectura, o, dic)o de otra manera, fue necesario 'uscar un tema dentro de
otro tema* En estos dos grupos se encontraron pocas investigaciones +ue reali0aran aportes
e2plícitos relevantes, antes 'ien, estimamos +ue estos son campos de investigación a desarrollar*
"or esto, sería interesante especificar dentro de las futuras investigaciones acerca de la profesión
docente, de los profesores # sus condiciones de tra'a6o, otras como el tema de la formación de
esos profesores, cómo se fue transformando, cristali0ando la formación, etc*, igualmente,
preguntarse en las investigaciones did-cticas cómo nuevos enfo+ues!estrategias de ense7an0a #
aprendi0a6e afectarían a la formación de los profesores # viceversa, en +u& medida las
situaciones de ense7an0a # aprendi0a6e +ue revela la investigación did-ctica se relacionan con la
formación previa de los profesores, tam'i&n se propone reali0ar investigaciones +ue relacionen
de forma e2plícita la formación docente # el sa'er pedagógico presente tanto en los profesores en
servicio de los distintos niveles del sistema educativo como en los formadores # en los
estudiantes para profesor*
En el grupo de investigaciones +ue )emos identificado predominan a+uellas +ue est-n orientadas
a descri'ir!anali0ar la dimensión institucional de la formación, adem-s, predominan los estudios
de nivel nacional o local (sólo tres investigaciones regionales o su'regionales, de un total de DB
anali0adas, cfr* fic)as >*>, >*B # B*>)* (i a las investigaciones registradas en fic)as se unen las
revisadas # rese7adas en el listado complementario # los ensa#os comentados o rese7ados, +ue
representan unos AE títulos, nos acercamos a un total de casi ?@ títulos revisados # registrados en
este artículo*
Adem-s, todas las investigaciones so're los talleres se refieren a talleres específicos en el marco
de una institución (cfr* fic)as D*> a D*E)* La tan reducida presencia de investigaciones +ue den
cuenta del con6unto de los numerosos talleres de educadores de Am&rica Latina muestra la
necesidad de desarrollar este tipo de estudios, +ue re+uiere un proceso previo de concertación*
He a+uí un espacio # una tarea para los organismos internacionales* "or otra parte, se considera
+ue es necesario no sólo un ma#or tra'a6o de sistemati0ación de los talleres de educadores por
los propios educadores, sino +ue es imperioso identificar # difundir las sistemati0aciones +ue se
)an reali0ado # no aparecen registradas en los centros de documentación*
La ma#oría de las investigaciones +ue )an 6ustificado una rese7a o fic)a resumen en este estado
del arte se refieren a la formación inicial de los docentes (>? investigaciones so're el total de las
DB registradas con fic)a, cfr* ane2o >, fic)as >*> a >*>?), estas investigaciones dan cuenta de las
condiciones institucionales de los centros de formación (desde un estudio de caso a una
descripción general del su'sistema de formación inicial), se detectan sólo D estudios acerca de
las características de los estudiantes de magisterio (cfr* investigaciones sinteti0adas en las fic)as
>*>E, >*>J # >*>?)*
El predominio de las investigaciones so're la formación docente inicial puede ser leído como
co)erente con una manera de a'ordar la formación3 la +ue cuenta es la llamada .formación
inicial/, la +ue se reci'e al principio # de una ve0 para siempre*
Un punto a destacar3 desde las investigaciones #!o programas de acción de formación docente
nació # se fortaleció la refle2ión acerca de la pr-ctica pedagógica* Esto supone afirmar, tam'i&n,
+ue desde ese lugar +ue ocupan las investigaciones so're la formación docente se )i0o una
contri'ución significativa a la investigación educacional #, en particular, a un tipo de
investigación desde la pr-ctica, +ue no se presenta como privativa de los investigadores
profesionales, sino +ue la transforma en una posi'ilidad .a la mano/ para todos los educadores*
(in em'argo, como #a se se7aló, gran parte del tra'a6o +ue tuvo lugar en los talleres de
educadores no fue sistemati0ado o, al menos, no se encuentra registrado en los centros de
documentación consultados* En cual+uiera de los dos casos, resulta necesario crear espacios de
investigación # de relato de los procesos de los talleres de educadores, así como espacios de
circulación de esos te2tos*
9u-l es el discurso educativo +ue se constru#e desde las investigaciones en formación docente:
En primer lugar, las disponi'les dan cuenta de +ue la formación remite a estructuras
institucionales antes +ue curriculares en su versión m-s restringida* Las investigaciones tam'i&n
concuerdan con +ue los cam'ios en la formación son antes +ue los institucionales* Asimismo,
+ue la dimensión interpersonal de la formación es la otra cara de la institucional # +ue estas
diferencias son analíticas* Igualmente, los su6etos de la formación docente son .institucionales/
o su6etos enmarcados en instituciones, su6etos conformados por reglas, su6etos )a'lados por un
discurso institucional (cfr* fic)as >*>, >*J, >*N, >*>>, >*>D, >*>A, >*>N)* Una de las investigaciones
destaca +ue los ordenamientos institucionales tienen impacto en la organi0ación curricular,
especialmente en las relaciones entre las denominadas -reas de formación profesional #
disciplinar (cfr* fic)a >*N)* El mismo e+uipo de tra'a6o )a'ía deducido en una investigación
)istórica anterior, referida a cuatro instituciones de formación inicial, +ue los climas culturales
pesan so're las definiciones de las instituciones formadoras # +ue, al mismo tiempo, &stas se
reapropian de las demandas e2ternas (cfr* fic)a >*>A)*
En segundo lugar, las investigaciones so're la formación docente muestran +ue la cultura de la
formación es una con la de la escuela (# una con la de la transmisión de conocimientos) # +ue el
oficio de ense7ar se recrea por el camino de la pr-ctica antes +ue por contenidos
conscientemente organi0ados (cfr* fic)as >*>D, >*>K, >*>N)*
Las investigaciones dan cuenta de los climas institucionales # de los estilos de ense7an0a #
aprendi0a6e en las instituciones de formación inicial* Estudios reali0ados en países # en
momentos distintos coinciden respecto de estilos escolari0ados, donde el profesor sigue siendo el
e6e del proceso # donde se esta'lece un vínculo de dependencia entre el profesor # sus
estudiantes (cfr* fic)as >*>D, >*>K, >*>N)*
En relación con la constitución del su6eto profesor, una de las investigaciones pone de manifiesto
el 6uego de tres tra#ectorias3 la escolar del estudiante para profesor, la personal # la acad&mica
(cfr* fic)a >*>D)* $tra conclu#e +ue los profesores principiantes en e6ercicio se forman #
constitu#en en el tra'a6o con los pares, asimismo, el tra'a6o compartido permite la circulación de
sa'eres # el apo#o mutuo de los maestros (cfr* fic)a B*E)* (i estas investigaciones acerca de la
formación docente se relacionan con los estudios acerca del sa'er pedagógico de los profesores
en e6ercicio, se o'serva +ue en &stos persiste una concepción tecnológica de la educación # una
ruptura entre el marco conceptual propio # el referido a su +ue)acer, +ue se muestran en
situaciones menos estructuradas por la autoridad versus el discurso .+ue de'en decir/ cuando
son entrevistados, del mismo modo, las investigaciones dan cuenta de una tendencia a referirse a
un marco conceptual a6eno # estereotipado (o'6etivos, dise7o, evaluación, ense7an0a<
aprendi0a6e) en situaciones de entrevista (cfr* fic)a A*D)*
En tercer lugar, las investigaciones muestran el proceso de transformación de la llamada
formación inicial #, particularmente, su 6erar+ui0ación desde el punto de vista de la escolaridad
formal (con dos indicadores validados por varios estudios3 el nivel educativo en +ue se u'ica la
formación inicial # el n4mero de a7os de escolaridad total de los profesores)* Al mismo tiempo,
esta 6erar+ui0ación de la escolaridad coe2iste con el deterioro del status del profesor (cfr* fic)as
>*>, >*D, >*E, >*J, >*>>, >*>A)* Adem-s, la terciari0ación se presenta 6unto con la )eterogeneidad #
la fragmentación institucional, rasgos identificados por todas las investigaciones +ue descri'en la
formación docente inicial* Una de las investigaciones da un paso adelante cuando identifica algo
m-s nítido +ue la )eterogeneidad3 la presencia de circuitos diferenciados de formación dentro de
los países # entre países, la coe2istencia de instituciones de diferente nivel educativo (por
e6emplo, universidad con escuela normal de nivel medio) o de instituciones del mismo nivel
(universidad versus institutos o escuelas normales superiores) o la presencia ma#oritaria de un
tipo 4nico de instituciones, pero segmentada en t&rminos de calidad # prestigio (por e6emplo,
universidades con distinta tradición) (cfr* fic)a >*>)*
Algunas de las investigaciones manifiestan +ue, o 'ien .no e2isten/ políticas de go'ierno para la
formación docente inicial, o 'ien &stas son inadecuadas (cfr* >*>, >*A, >*J), gran parte de las
investigaciones se7ala +ue e2isten .lagunas/ de información en este campo*
Las investigaciones muestran tam'i&n +ue la formación docente inicial de los maestros '-sicos
sigue caminos diferentes a los de la formación inicial de los profesores de nivel medio, # +ue no
e2iste un su'sistema de formación docente donde se articule la formación de profesores para los
distintos niveles del sistema educativo # la formación inicial con la continua*
La ma#or parte de las investigaciones referidas a la formación docente inicial involucra como
uno de sus temas a los estudiantes para profesor* (in em'argo, unas pocas investigaciones se
dedican e2clusivamente al tema .estudiantes/ del magisterio (cfr* fic)as >*>E, >*>J # >*>?)* 8os
de estos estudios son de car-cter descriptivo # se concentran en las características con las cuales
llegan los estudiantes a los centros de formación* Los estudios confirman información #a
destacada por otros estudios o por la e2periencia inmediata3 +ue las matrículas decrecen en los
4ltimos a7os, +ue los estudiantes proceden de )ogares de ingresos reducidos, # +ue )a tenido
lugar un proceso creciente de femini0ación de las matrículas, así como una ma#or llegada a los
centros de formación de estudiantes de menores ingresos (cfr* fic)as >*>, >*D, >*E, >*J, >*>A) * Al
mismo tiempo, una investigación se7ala +ue esta tendencia a +ue lleguen los estudiantes de
menor capital sim'ólico .es magnificada por los formadores/ (cfr* fic)a >*>E)*
(in duda, el riesgo de estas investigaciones es +ue pueden legitimar a+uello mismo +ue aspiran a
denunciar, en efecto, podemos con6eturar +ue las características .deficitarias/ de los estudiantes
para profesor son los síntomas de una crisis profunda de la profesión docente, en consecuencia,
si se pasara del estudio de los síntomas al del conflicto total +ue se )ace presente, se podría
pensar de otra manera tanto la situación actual como los escenarios alternativos*
Es importante destacar +ue una de las investigaciones acerca de los estudiantes (cfr* fic)a >*>?)
despla0a su inter&s desde las .condiciones de entrada/ de los mismos )acia los cam'ios +ue se
producen en ellos en el marco de los procesos de formación, el estudio, referido a los alumnos de
una universidad, comprue'a +ue persisten conceptuali0aciones tradicionales (el rol docente como
medio o instrumento, la educación como arte, etc*) # +ue, si 'ien en los primeros dos semestres
los cam'ios son escasos, se o'servan modificaciones en la conceptuali0ación del aprendi0a6e, así
como una ma#or capacidad de conceptuali0ar # visuali0ar m-s dimensiones # un nivel de
lengua6e m-s preciso # apropiado* Es necesario enfati0ar, adem-s, +ue este estudio est- destinado
a evaluar la reforma curricular de la universidad en cuestión, # +ue la investigación acerca de los
alumnos es parte de esa evaluación curricular*
"or 4ltimo, )a# +ue se7alar +ue un estudio acerca de la formación de los profesores (un estudio
de caso) +ue anali0a a los estudiantes como una de las dimensiones del pro'lema, asume un
enfo+ue centrado en el su6eto docente # en su constitución (cfr* fic)a >*>D), en tal caso, a+uel da
cuenta de cómo se constitu#e el estudiante como su6eto docente # de cómo se va transformando
en el marco del centro de formación, asimismo, de los cam'ios en el sa'er pedagógico* Mos
encontramos a+uí con un enfo+ue +ue se li'era de los es+uemas de entrada<salida # +ue se centra
en la )istoria del su6eto # en la convergencia de tra#ectorias*
La escuela normal se presenta en las investigaciones como el .modelo fuerte/ +ue rigió la
formación docente inicial de los maestros durante m-s de un siglo, tam'i&n se o'serva el
despla0amiento a partir de los setenta de las escuelas normales por los institutos de formación
superior no universitaria # por las universidades* (i 'ien la escuela normal constitu#e )o# una
estructura marginal para la ma#oría de los países (especialmente la escuela normal de nivel
medio, +ue sólo e2iste en unos pocos), sigue siendo una referencia para la formación docente
inicial de los maestros* En gran parte de los países donde e2iste la escuela normal, se )a
transformado en una institución de educación superior o se encuentra en proceso de
reestructuración!acreditación, estos cam'ios )an producido importantes de'ates en Argentina,
Iolivia, Irasil, olom'ia, M&2ico* Un punto interesante es +ue la ma#oría de los países de la
región acuerda llevar la formación inicial a la universidad, otros plantean +ue no cuentan con las
condiciones para )acer este proceso de transformación* En tal caso, la pregunta es si +ui0-s la
decisión política de no transferir la formación inicial a la educación superior no se )ace presente
por las consecuencias +ue podría implicar en t&rminos de una legitimación creciente de las
demandas salariales, de la carrera docente # de me6ores condiciones de tra'a6o # de interlocución
pedagógica con los go'iernos (para el punto general de escuelas normales cfr* fic)as >*>, >*D,
>*E, >*A, >*J, >*K, >*>K, >*>N)*
Es importante destacar +ue se detecta una 4nica investigación acerca de la influencia de la
formación inicial en el desempe7o docente (cfr* fic)a >*>@), en este estudio se confirma +ue tanto
la formación inicial como las condiciones institucionales # la'orales inciden en el desempe7o
docente, mientras el perfeccionamiento no afecta a los niveles de desempe7o*
En cuarto lugar, una de las investigaciones, de car-cter su'regional, re4ne testimonios acerca de
+ue los profesores en e6ercicio cuentan en su ma#oría con títulos )a'ilitantes # +ue contin4an
reali0ando cursos de perfeccionamiento* La misma investigación detecta severos pro'lemas en el
e6ercicio de la profesión docente 1con indicadores tales como escaso tiempo de preparación de
clases, reducido inter&s por permanecer en la profesión docente, escasa satisfacción profesional
1, asimismo, reconoce carencias en la formación de los docentes en e6ercicio, #a +ue &stos
tienden a identificarse con el o'6etivo de .ense7ar a los ni7os/ # no de +ue los ni7os aprendan
(en el marco de una pregunta con respuestas personificadas)* En el mismo sentido, se afirma +ue
la formación profesional es deficiente, #a +ue pocas maestras asocian la calidad de su
preparación con el incumplimiento de sus e2pectativas de +ue los ni7os aprendan, por el
contrario, .los maestros asignan una gran importancia a causas e2ternas a la interacción en el
aula, como lo es el 'a6o salario/ ((c)iefel'ein, IraslavsO#, Catti # Farr&s, >??E3 N) (cfr* fic)a
E*>)* $tra investigación muestra un panorama nacional con un alto n4mero de profesores +ue no
satisface los re+uisitos mínimos de titulación (cfr* fic)a >*K)*
Una de las investigaciones se7ala la distancia entre lo +ue se dice # lo +ue se )ace en los cursos
de perfeccionamiento, igualmente, se destaca +ue lo +ue los profesores #a sa'en condiciona el
aprendi0a6e en los cursos de perfeccionamiento, # +ue no se respeta ni se recupera la e2periencia
de los docentes (cfr* fic)a B*B)* on respecto a estos cursos, se o'serva infantili0ación de los
contenidos, relaciones autoritarias, maestros +ue no participan en el dise7o ni en la elección de
tales cursos* En síntesis, el curso de perfeccionamiento es un mecanismo de control pedagógico #
social +ue desconoce la e2periencia previa del profesor* La investigación tam'i&n confirma +ue
se conserva el enfo+ue de la .multiplicación/ en los cursos de actuali0ación* Asimismo, el
estudio permite o'servar algunos procesos de grupo3 los profesores comparten su e2periencia tan
solo en los grupos de pares, pero validan el conocimiento oficial en las instancias m-s
estructuradas del curso*
La reivindicación de la investigación como componente ineludi'le de la formación inicial # en
servicio es propuesta por, al menos, un tercio de las investigaciones3 esta propuesta est- presente
tanto en las referidas a talleres de educadores (cfr* fic)as D*B a D*E) 1+ue ponen en pr-ctica #
sistemati0an este principio1 como en otras investigaciones referidas a la formación inicial #
continua, así como al e6ercicio de los profesores principiantes (cfr* fic)as >*>, >*B, >*>D, >*>N,
B*B, B*E)* En el mismo sentido, una de las investigaciones manifiesta +ue se forma a los
profesores para un tipo de investigación, la cual est- fuera de su alcance (cfr* fic)a >*N)*
ongruente con este marco de referencia, gran parte de las investigaciones recomienda +ue las
transformaciones se realicen en la vida cotidiana escolar antes +ue en la legislación*
Las referencias a los sindicatos docentes # a los movimientos de profesores est-n ausentes en la
ma#oría de las investigaciones, sólo en unas pocas se reivindica el papel de los sindicatos en la
formación docente (en uno de los estudios se rese7a la evolución del movimiento sindical del
magisterio) (cfr* fic)a >*D)*
on una sola e2cepción, no se detectan investigaciones acerca de la formación docente para la
educación de adultos o para la educación 'ilingPe multicultural* La 4nica referida a educación
'ilingPe multicultural conclu#e +ue &ste tipo de formación )a sido un o'6etivo menor de los
sistemas educativos latinoamericanos (cfr* fic)a B*>), asimismo, +ue a pesar de +ue el +ue)acer
en el -rea de la capacitación de maestros 'ilingPes se est- profesionali0ando, no se les prepara
todavía en un enfo+ue )olístico integrado, a4n m-s, en el momento de la investigación sólo una
proporción mínima de maestros reci'ía este tipo de formación, cuando la po'lación del país es
'ilingPe en un J@L*
=am'i&n se o'serva un vacío respecto a estudios so're formación docente para profesores de la
modalidad t&cnico profesional de la educación media* (e identificó una 4nica investigación (cfr*
fic)a >*>B) +ue da cuenta tanto de la falta de información e investigación so're el tema como de
la ausencia de una formación inicial especiali0ada para profesores de esa modalidad, # de
políticas de perfeccionamiento*
(e identifica una sola investigación referida a oferta # demanda de profesores para la educación
media (cfr* fic)a E*B)* Este estudio de nivel nacional enfati0a, en primer lugar, +ue es necesario
me6orar # normali0ar la información 1inclu#endo nuevas varia'les # nuevos procedimientos1
acerca de la relación entre oferta # demanda de profesores, con respecto a la formación docente,
el estudio se7ala +ue los cam'ios de planes de estudio para la educación media se de'en articular
con los procesos de formación, en particular, se indica +ue la oferta de titulados )a disminuido,
especialmente para la modalidad t&cnico profesional de la educación media* El estudio es una
llamada de alerta acerca de la falta de investigaciones so're la relación oferta<demanda de
profesores # su articulación con procesos de formación docente inicial # continua*
Es interesante o'servar +ue las investigaciones so're los talleres de formación de educadores
(cfr* fic)as D*> a D*E), así como una de las investigaciones referidas a formación en servicio (cfr*
fic)a B*B), muestran la formación en movimiento # los factores facilitadores # o'staculi0adores
del cam'io3 las aperturas de los participantes, la resistencia al cam'io, la tendencia a orientarse
por el de'er ser, atri'uir el conflicto a terceros # privilegiar las carencias # los o'st-culos, la
representación de +ue la responsa'ilidad de los aprendi0a6es reside en el docente, la tendencia a
compartir en el grupo de pares # callar frente a la autoridad, etc* Es importante destacar tam'i&n
+ue estas investigaciones proponen la creación de otros espacios, donde la pr-ctica # la refle2ión
so're la pr-ctica se constitu#en en el e6e del currículo* (i 'ien a las investigaciones referidas a
los talleres de educadores les une un enfo+ue, una pr-ctica pedagógica # una manera de
investigar, el ne2o con el estudio acerca de los cursos de actuali0ación (fic)a B*B) es, sin duda, el
enfo+ue teórico3 la etnografía # su capacidad para )acer .descripciones densas/ de los m4ltiples
sentidos +ue se presentan en el acontecimiento*
En la ma#oría de las investigaciones el enfo+ue es pedagógico antes +ue sociológico, aun cuando
en algunas se )ace presente el inter&s por indagar factores sociales, por o'servar la procedencia
de clase de los estudiantes o por anali0ar cómo los climas culturales son apropiados para cada
institución formadora* Es interesante +ue, mientras en la ma#oría de las investigaciones
anali0adas el marco conceptual est- centrado en la pedagogía sin entrar en otras disciplinas, en
los ensa#os so're la formación docente se produce una apertura teórica ma#or tanto en t&rminos
de escuelas!corrientes!autores como de disciplinas* En este sentido nos animamos a con6eturar
+ue, mientras la ma#oría de las investigaciones presenta e2periencias, la teoría de la formación
docente se )ace por otras vías # recurriendo a autores e2ternos a la región* La ruptura entre teoría
# pr-ctica, +ue se )ace presente en el campo educativo, se manifiesta en el caso de las
investigaciones en formación docente como una ruptura entre las +ue tratan de la pr-ctica de la
formación # los ensa#os, desde donde se van dando pasos para la creación de una teoría de la
formación docente*
En el -m'ito de la investigación acerca de la formación docente no )a tenido lugar esa .)uida
)acia arri'a/ +ue est- reali0ando la pedagogía, seg4n algunos autores, 'uscando marcos teóricos
de otras disciplinas (%emedi, >??A3 >BD)*
"or 4ltimo, se o'serva en algunas investigaciones la presencia de un discurso a'iertamente
morali0ante, com4n al con6unto de la educación #!o un discurso prescriptivo m-s velado por un
lengua6e de eficiencia*
Un punto escasamente e2plorado en el campo de la investigación en formación docente es el
sa'er pedagógico de los propios formadores, esta carencia va de la mano de la ausencia de
políticas de formación de formadores # de la propia tendencia de estos a comprender el pro'lema
de la formación como .algo/ e2terno a sí mismos # referido a las .conductas de entrada/ de los
estudiantes para profesor, las condiciones institucionales, las deficiencias del currículo de la
formación, la falta de recursos, etc*
Los antecedentes rese7ados convergen en la siguiente afirmación3 el .pro'lema/ de la formación
docente en Am&rica Latina, de acuerdo con las investigaciones encontradas, es en ma#or grado el
tipo # no la ausencia de formación, en efecto, persiste una cultura escolar donde se sigue
'uscando la transmisión # no la construcción de conocimientos* 8e este modo, el pro'lema se
.traslada/ desde los profesores al estilo de ense7an0a # aprendi0a6e, a las modalidades de gestión
# al tipo de cultura institucional* Al mismo tiempo, con6eturamos +ue el .pro'lema/ de la
investigación acerca de la formación docente es la dificultad para ir de la pr-ctica a la teoría # de
la teoría a la pr-ctica* A4n m-s, es una investigación +ue se centra en la formación docente sin
intercam'iar sa'eres con investigaciones so're la profesión docente # la constitución del su6eto
docente* (i las investigaciones se despla0aran desde la formación )acia el tra'a6o docente, se
a'riría un espacio pedagógico para la investigación educacional (un espacio desde la propia
pr-ctica # no una traspolación!aplicación de teorías desde otras disciplinas)*
Una pregunta para continuar este tra'a6o refle2ivo3 se )ace presente una utopía en la
investigación acerca de la formación docente, una utopía para reali0ar en el presente, o 'ien la
investigación en el campo de la formación docente sigue el camino de legitimar las políticas de
formación (o la ausencia de ellas), si así fuera, la investigación opera como un espe6o de un tipo
de formación destinado a regular a profesores # estudiantes en sus relaciones entre sí, con el
conocimiento, con el currículo, con la institución # con sus pares* .Las pr-cticas institucionales
(desempe7os # discursos) producen # disciplinan las esperan0as, deseos # e2pectativas +ue est-n
inscritos en a+uellos +ue est-n aprendiendo a ser maestros/ ("opOeQit0, =, >??A3DE)*
Acordamos con el principio, suscrito en varias de las investigaciones so're la formación docente,
de la potencialidad contenida en la refle2ión acerca de la pr-ctica3 &sta es tanto una manera de
investigar como una modalidad de ense7an0a # aprendi0a6e # un camino para la revalori0ación
social del tra'a6o docente* (i )acemos ese tipo de investigación, estamos a'riendo un camino
para muc)os # para la educación en su con6unto*
La impresión general +ue nos de6a este estado del arte es +ue, si 'ien las investigaciones
desvelan acontecimientos importantes de la formación, contin4a predominando un enfo+ue +ue
investiga acerca de la formación docente # +ue no reali0a investigación .en formación docente/,
aun cuando se )an dado pasos en ese sentido* En efecto, grupos de profesionales congregados en
algunas instituciones +ue se presentan como pioneras en la región, est-n desarrollando
e2periencias de intervención institucional<curricular e investigaciones asociadas como
mecanismos de refle2ión<sistemati0ación<acción* (in em'argo, la ma#oría de los centros de
formación # de las escuelas sigue en la vie6a lógica del paradigma de la transmisión de
conocimientos, donde la investigación no es un elemento estructurante de la pr-ctica de la
formación docente ni de la pr-ctica educativa en general*
(i atendemos a las investigaciones so're el tra'a6o docente, la identidad docente, el sa'er
pedagógico, se presentan las siguientes tendencias3 a) el profesor es funcionario de una
organi0ación, sometido a una estructura de autoridad, a rituales # comple6as demandas #
regulaciones, estos factores ponen límite a cual+uier intento de transformación (Iatall-n, >??K,
ver listado complementario), ') el currículo oculto es m-s fuerte +ue los contenidos, # la función
de la escuela es preparar<disciplinar para el tra'a6o social, organi0ado para su'ordinar a las
personas a los intereses sociales, políticos # económicos ("aradise, >??K, ver listado
complementario), c) la escuela es el territorio de los profesores # estos tienen un res+uicio de
autonomía profesional (arva6al Ru-re0, >??K, ver listado complementario, d) el sa'er
pedagógico de los profesores se limita, al menos en situaciones estructuradas por la autoridad, a
un universo voca'ular (+ue nom'ra pero no implica la comprensión), # el sa'er pedagógico es
antes +ue nada un sa'er tecnológico (cfr* fic)a A*D), e) el profesor es clave en la selección del
currículo, #a +ue reali0a diferencias curriculares, discriminatorias para los sectores socialmente
m-s vulnera'les, asociadas en alto grado con sus representaciones acerca del futuro de los
estudiantes (cfr* fic)a A*B), f) en los centros de formación persiste un vínculo de dependencia
profesor<alumno # &ste sigue siendo el e6e del proceso de ense7an0a<aprendi0a6e (cfr* fic)a >*>D)*
Estas conclusiones parecen alertarnos acerca de la necesidad imperiosa de referir la formación
docente al tra'a6o docente # al sa'er pedagógico, o sea, a lo +ue sucede en las escuelas, a las
)istorias de los su6etos, a las )istorias institucionales nunca e2plicitadas, especialmente en la
escritura* 8e acuerdo con %emedi (>??K), la formación del profesorado se )ace en el vacío,
de6ando de lado el conte2to político # económico de la educación en su con6unto # la forma en
+ue se reali0a la vida cotidiana escolar, desconociendo tra#ectorias e inserciones profesionales*
8e este modo, la pala'ra silenciada de los maestros se manifiesta como golpe, como violencia3
.La negación de los docentes se asienta no sólo en la desconfian0a +ue )acia el contenido # el
conductor generan estos procesos, se articula con la negación +ue porta implícitamente la
propuesta de formación +ue conci'e al docente como un t&cnico +ue e6ecuta procedimientos
dise7ados por otros, negando al maestro como su6eto de sa'eres # e2periencias propias/
(%emedi, >??K3E)*
Ante esta situación, una propuesta sencilla emerge3 crear condiciones para +ue los educadores,
agrupados en sus espacios de tra'a6o # acompa7ados por profesionales +ue suscri'en una visión
crítica # ampliada de la ciencia, la investigación # la formación docente, se )agan cargo de sus
discursos, miren sus pr-cticas # muestren sus operaciones, sus logros # caídas a sus estudiantes*
8e acuerdo con Irandi, Ierenguer # G47iga, .es posi'le transformar las pr-cticas pedagógicas
de la escuela, si se generan los espacios institucionales necesarios para refle2ionar acerca de los
supuestos +ue las sustentan/ (Irandi, Ierenguer # G47iga, >??K3>BD)* (e re+uiere para ello una
disposición individual favora'le a la crítica # a la aceptación de la incertidum're # la propia
vulnera'ilidad, +ue, a su ve0, necesita de una sociedad democr-tica # respetuosa de la diversidad
# del espacio del otro*
Esperemos +ue este estado del arte nos )a#a permitido pensar 6untos*