You are on page 1of 14

Introducción a la Microbiología Industrial

1.- Introducción.
A la hora de desarrollar un proceso industrial destinado a la producción de un
metabolito secundario o de una enzima de origen microbiano, hay que considerar
varios aspectos: (1º) el aislamiento del microorganismos de interés, la detección
de los metabolitos secundarios deseados y la conservación del microorganismo
aislado para la producción industrial estable, (2º)el diseño del proceso de
fermentación, y (3º) la mejora de las cepas aisladas para incrementar el
rendimiento.
Todos los organismos producen metabolitos primarios (aquellos que intervienen
en las rutas centrales del metabolismo y que son esenciales para la supervivencia
y, en general, idénticos en todo tipo de organismos) y secundarios. Estos últimos
son específicos de cada tipo de organismo y están involucrados en el
establecimiento de las relaciones ecológicas del organismo productor.
2.- Aislamiento y manipulación de cultivos de interés.
2.1.- Aislamiento de cultivos
El primer paso en el proceso industrial es el aislamiento de un microorganismo
que produzca un metabolito secundario con interés industrial. La tarea de
aislamiento de microorganismos hay que plantearla considerando las
características del producto y del proceso que se va a realizar y las características
ecológicas de la muestra que se toma. Lo primero nos indicará dónde tomar las
muestras y lo segundo cómo diseñar los medios de aislamiento para los
microorganismos presentes en dichas muestras.
El estudio ecológico de las características del microorganismo de interés permitirá
hacer una búsqueda sistemática en los diferentes nichos de un ecosistema, lo que
proporcionará un gran número de microorganismos de salida para el proceso de
detección.
Un esquema de estudio ecológico previo a la toma de muestras comprendería los
siguientes pasos: (1º) lista de grupos de microorganismos que van a ser aislados
(los medios y técnicas de cultivo son diferentes para bacterias y hongos, por
ejemplo); (2º) descripción del ecosistema o hábitat en el que se van a tomar las
muestras, (3º) agrupación de las muestras según el material de origen (suelo y
horizontes del suelo, agua, material vegetal, etc.); (4º) lista de los parámetros
ambientales a considerar (pH, salinidad, potencial redox, temperatura,
etc.); (5º)lista de los substratos naturales disponibles por los microorganismos
autóctonos en su ambiente natural, (6º) diseño de las técnicas de aislamiento
usando la información de los puntos anteriores, (7º) evaluación de las técnicas de
aislamiento usando patrones internos como control, y (9º) utilización de
procedimientos de enriquecimiento para los microorganismos que puedan ser de
interés.
1.2.- Detección de metabolitos secundarios:
Una vez recogidas las muestras hay que desarrollar el procedimiento de búsqueda
y detección (screening en inglés) del metabolito secundario de interés.
Históricamente la búsqueda se ha dirigido hacia la producción de antibióticos; pero
actualmente se ha ampliado el campo a otros productos terapéuticos y, en
general, puede desarrollarse cualquier búsqueda para la que se disponga de un
sistema de detección suficientemente correcto.
En cualquier caso, haz que considerar dos cualidades importantes a la hora de
diseñar un proceso de detección: (1º) la selectividad: se ha de poder detectar un
compuesto de interés mezclado con un número muy elevado de compuestos que
no son interesantes; y, (2º), la sensibilidad: la concentración del metabolito
secundario de interés puede ser extremadamente baja.
La búsqueda puede hacerse en cultivos sólidos o en cultivos líquidos. Sin
embargo, puesto que la producción ha de realizarse en cultivos líquidos y puesto
que los metabolitos secundarios de cultivos sólidos son diferentes de los de
cultivos líquidos, es conveniente realizar la detección, siempre que sea posible, en
medios de cultivo líquido.
Las pruebas de actividad se pueden realzar sobre diferentes tipos de organismos
(animales vivos, plantas, bacterias, hongos), sobre cultivos celulares o sobre
preparaciones subcelulares. Para cada tipo de búsqueda hay que diseñar un
procedimiento de detección adecuado.
1.3.- Desarrollo del inóculo:
Tanto en la primera producción industrial como en las siguientes es necesario
utilizar grandes volúmenes de cultivo por lo que la preparación de un inóculo
adecuado es una tarea de importancia capital. En un proceso industrial puede ser
necesario realizar incubaciones de gran volumen (>160.000 litros) para las que
son necesarios también grandes inóculos (>1.000 litros).
Para repetir rutinariamente la operación de producción es necesario utilizar
cultivos almacenados del microorganismo de interés (cultivos «stock») y a partir de
ellos hay que desarrollar el inóculo intentando: (1º) minimizar la pérdida de
viabilidad durante el proceso de recuperación del microorganismo, (2º) obtener
una copia genéticamente idéntica a la que se había almacenado (esto es: evitar
mutaciones y contaminaciones), (3º) incrementar la biomasa del cultivo
y (4º) cultivar el microorganismo hasta un estado fisiológico adecuado para lograr
la mayor eficiencia en la fase final de producción.
Al desarrollar un inóculo es necesario conseguir una alta velocidad de crecimiento
y de concentración de biomasa al inicio del proceso de fermentación.
1.4.- Mejora de las técnicas de cultivo:
Desde las primeras etapas del desarrollo de un proceso industriales hace
necesario mejorar el medio de cultivo del microorganismo para conseguir un
mayor rendimiento en la producción del metabolito de interés, reducir la presencia
de otros productos que puedan dificultar el aislamiento del compuesto deseado y
reducir los costes de producción. Puesto que el número de variables químicas y
físicas independientes que afectan el crecimiento del microorganismo es muy alto,
su optimización mediante el análisis sistemático de cada una de ellas se hace
rápidamente imposible. Para realizar el estudio cuando hay más de cinco variables
independientes se recomienda utilizar una aproximación de análisis multivariable
(método de Packett-Burman) que consiste en agrupar varias variables para decidir
sobre el incremento en rendimiento debido al cambio de un grupo de ellas.
1.5.- Conservación de los microorganismos importantes:
La conservación de microorganismo de interés industrial es una técnica básica en
todo el proceso. La conservación ha de estar encaminada al mantenimiento de las
cepas altamente productivas durante largos periodos de tiempo sin que se
produzcan cambios fenotípicos, especialmente en las características relacionadas
con la producción de los metabolitos secundarios de interés.
Se han desarrollado varias técnicas de conservación; (1) el subcultivo de células
activas, (2) la desecación de cultivos, (3) la liofilización, (4) la congelación
mecánica (-20 ó -80ºC) y (5) la ultracongelación en vapor de nitrógeno líquido (-
156ºC) o en nitrógeno líquido (-196ºC). Generalmente, las tasas de supervivencia
son más elevadas después de la conservación en nitrógeno líquido que tras
cualquiera de los otros métodos. En los casos de conservación por congelación,
es necesario añadir a los cultivos agentes crioprotectores (glicerol, Di-Metil-
SulfOxido, DMSO).

1.- Introducción
La Microbiología Industrial trata de utilizar microorganismos para que
produzcan compuestos o realicen funciones que sean útiles desde un punto de
vista aplicado. Comprende el cultivo de microorganismos para su propia
producción como alimento y para la producción y transformación de fármacos,
alimentos, disolventes orgánicos, etc.
Para poder utilizar microorganismos en procesos aplicados debemos conocer
los principios básicos del funcionamiento celular y del cultivo controlado de
microorganismos. Para cada producto o transformación concreta será necesario,
además, determinar qué microorganismo es el más adecuado para llevarlo a cabo.
En este capítulo revisaremos algunos aspectos básicos para el estudio de los
procesos de producción que estudiaremos en capítulos siguientes.
2.- Tipos de organización celular
Los seres vivos pueden agruparse en tres grandes grupos que se separaron en
épocas evolutivas muy antiguas: bacterias, arqueas y eucarias. Bacterias y
arqueas presentan un tipo de organización celular conocida como procariótica
porque en ellas el material genético no está separado del resto del citoplasma por
una membrana nuclear (son células sin núcleo), mientras que los organismos
pertenecientes al grupo de eucaria presentan un núcleo diferenciado del resto de
la célula y, por tanto, su organización celular se denomina eucariótica.
La teoría evolutiva establece que todos los seres vivos (procarióticos y
eucarióticos) derivan de un antepasado común cuyos descendientes fueron
divergiendo a lo largo de la evolución. Mediante técnicas de biología molecular ha
sido posible ir estableciendo las relaciones familiares entre los diferentes grupos
de organismos de forma que pueden representarse en esquemas que relacionan
los grupos entre sí. Estos esquemas se conocen generalmente con el nombre
de árboles universales de la vida.
Los organismos más relevantes desde el punto de vista industrial y aplicado
pertenecen al grupo de bacterias y eucarias. Dentro de las bacterias se
encuentran la mayoría de los organismos patógenos, un gran número de
productores de substancias de interés aplicado (antibióticos, por ejemplo) y
productores y agentes alterantes de alimentos. Dentro de los eucarias nos
encontramos los animales, plantas y hongos (las levaduras unicelulares y los
hongos filamentosos). Hay algunas arqueas que participan en procesos de interés
aplicado (organismos metanógenos, por ejemplo). Aunque su número es reducido,
probablemente se irá incrementando en el futuro conforme se profundice en el
estudio de este tipo de microorganismos.
En esta presentación hemos dejado de un lado los virus por ser estructuras
acelulares que sólo desarrollan actividad biológica cuando se encuentran en el
interior de una célula a la que infectan y por su escasa relevancia en microbiología
industrial (dejando a un lado su efecto negativo sobre ciertos cultivos industriales).
El estudio de la organización interna de las células procarióticas y eucarióticas
cae fuera de las posibilidades de este curso y los conceptos básicos deben ser
repasados por los alumnos.
3.- Estructura de la pared celular
La estructura de la pared celular de las bacterias permite distinguir dos grandes
grupos: las bacterias Grampositivas (cuya pared celular contiene una sola
membrana, una gruesa capa de peptidoglicano y ácidos teicoicos, Fig. 1A) y las
bacterias Gram-negativas (cuya pared celular tiene dos membranas ligeramente
diferentes que delimitan un espacio periplásmico en el que se encuentra una
delgada capa de peptidoglicano, y que presentan lipopolisacáridos en el exterior,
Fig. 1B)

Las diferencias estructurales entre
las paredes celulares de bacterias
Gram-positivas y Gram-negativas son
responsables de diferente sensibilidad
a antibióticos y de diferencias en su
capacidad de exportar proteínas al
exterior de la célula.
Las bacterias entéricas son
ejemplos de Gram-negativas mientras
que las bacterias lácticas son
ejemplos de Gram-positivas
Las células eucarióticas pueden tener pared que recubra su membrana. Esto
ocurre en los hongos y en las plantas. Sin embargo, la estructura de esta pared es
diferente a la de las bacterias. Una diferencia esencial es que los eucariontes no
tienen peptidoglicano en su pared celular. Las enzimas que sintetizan el
peptidoglicano son dianas específicas para antibióticos activos frente a bacterias
pero son inactivos frente a eucarias (por ejemplo, las penicilinas y cefalosporinas).
4.- Membranas biológicas
Las membranas biológicas son unas estructuras esenciales para el
mantenimiento de la integridad celular y para el correcto funcionamiento de los
procesos biológicos. Desempeñan dos fuciones esenciales: (1) son barreras de
permeabilidad que separan diferentes compartimentos celulares, y (2) son un
soporte que permite mantener ordenados los componentes celulares para que
puedan funcionar correctamente.
Las membranas biológicas son impermeables al agua, compuestos polares y
compuestos cargados. Para que este tipo de compuestos entre o salga de la
célula o de los compartimentos intracelulares son necesarios canales de paso
específicos. Las moléculas apolares, sin embargo, sí pueden atravesar las
membranas biológicas.
Las barreras de permeabilidad permiten mantener concentraciones diferentes
de iones o moléculas a ambos lados de una membrana biológica. Esta diferencia
de concentraciones (que se suele denominargradiente de concentración) da lugar
a la existencia de una energía potencial que puede ser transformada en la energía
química necesaria para el funcionamiento de los procesos biológicos.
Por tanto, los agentes químicos que destruyen las membranas biológicas son
letales para las células ya que destruyen los gradientes que son la base de
muchos procesos biológicos y desordenan los componentes celulares al destruir el
soporte en el que se encuentran
2.1.- El microorganismo: Saccharomyces cerevisiae. Los hongos
La levadura Saccharomyces cerevisiae es un hongo ascomiceto unicelular. Los
hongos son organismos eucarióticos (sus células tienen una organización interna
en orgánulos membranosos) quimioheterótrofos. A continuación vamos a explicar
el concepto de quimioheterótrofo y a describir los principales grupos de hongos.
Los organismos necesitan carbono y energía para poder crecer. En la
naturaleza las fuentes de energía pueden ser químicas (energía presente en los
enlaces de compuestos químicos) o lumínica (energía de la luz que se transforma
en energía química). Por otra parte, las reaccines de óxido-reducción que tienen
lugar en los seres vivos requieren donadores de electrones que pueden ser
orgánicos o inorgánicos. Por último, el carbono puede encontrarse de dos formas,
como carbono orgánico y como carbono inorgánico (CO2). La combinación de
estas posibilidades da lugar a las diferentes categorías de microorganismos en
función de su nutrición:
Tipo de nutrición
Fuente
de
energía
Fuente de
electrones
Fuente de
carbono
Ejemplo
quimiotrofos química - - -
fototrofo luz - - -
organotrofo - comp.orgánico - -
litotrofo -
comp.
inorgánico
- -
autotrofo - - inorgánico -
heterotrofo - - orgánico -
quimioorgano(hetro)trofo química comp.orgánico orgánico
bacterias,
hongos,
animales
quimioliot(auto)trofo química
comp.
inorgánico
inorgánico
algunas
bacterias
fotolito(auto)trofo luz
comp.
inorgánico
inorgánico
bacterias,
plantas, algas
fotoorgano(hetero)trofo luz comp.orgánico orgánico
algunas
bacterias,
algas
Como puede verse, las bacterias presentan una gran versatilidad metabólica.
Mucho mayor que la que presentan plantas, animales u hongos. En cualquier
caso, los principales microorganismos de interés aplicado industrial pertenecen al
grupo de los quimioheterótrofos.
El microorganismo responsable de la fermentación alcohólica de la producción
del vino es la levadura S. cerevisiae. Las levaduras son hongos unicelulares, a
diferencia de otro tipo de hongos a los que conocemos como filamentosos. Sin
embargo, biológicamente, ambos tipos de hongos (unicelulares o filamentosos)
son similares. Las levaduras se multiplican en los medios de cultivo como células
aisladas individuales que se dividen y, de esta forma, aumentan su número. En el
caso de los hongos filamentoso, sin embargo, las células se encuentran
contenidas dentro de unos tubos formados por la pared celular. Estos tubos se
denominan hifas y van creciendo por sus puntoas (crecimiento apical) y
ramificándose para formar la colonia que denominamos micelio. Por consiguiente,
los hongos filamentosos tienen un crecimiento micelial, mientras que las levaduras
no.
Es importante tener en cuenta que en el crecimiento micelial, sólo el borde de la
colonia (las puntas de las hifas) crece. La parte central de una colonia micelial está
formada por células viejas mientras que el borde de la colonia está formado por
células jóvenes. Las células jóvenes se encuentran en trofofase (fase de
alimentación y crecimiento), mientras que las células viejas se encuentran en
idiofase (fase de diferenciación). Cuando observamos una colonia micelial (por
ejemplo una colonia de moho sobre una naranja), el crecimiento de la colonia se
produce sólo por el borde de la parte mohosa y en la parte central de la colonia se
produce la diferenciación que dará lugar a la formación de las esporas y a la
aparición del color verdoso característico.
Las células jóvenes desarrollan la mayoría de la actividad metabólica del hongo,
liberando enzimas al medio y abosorbiendo los nutrientes. La zona central, por
otra parte, tiene células en las que se acumulan las substancias de reserva que
pueden ser necesarias para que el micelio colonice nuevas zonas pobres en
nutrientes (por ejemplo, cuando el moho de una fruta comienza a extenderse por
la fuente de plástico en la que se encuentra) o cuando el hongo se diferencia (por
ejemplo, cuando produce esporas o cuerpos fructíferos).
El crecimiento de un hongo como levadura o como hongo filamentoso está, en
algunas ocasiones, regulado por condiciones ambientales, de forma que un mismo
hongo puede crecer en ciertas situaciones como levadura y en otras como hongo
filamentoso (por ejemplo, los hongos patógenos ustilago maydis y Candida
albicans).
Otro aspecto importante a tener en cuenta es que la pared celular de los
hongos (levaduras y filamentosos) es diferente de la de las bacterias y de la de las
plantas. La pared celular de bacterias está formada por peptidoglicano, mientras
que la de hongos por quitina y polisacáridos (glcanos) y la de las plantas por
celulosa.
Por último hay que recordar que como organismos eucarióticos que son, los
hongos tienen su núcleo diferenciado en el interior de la célula, tienen varios
cromosomas, la división celular se produce por mitosis (proceso que no ocurre en
bacterias) y la producción de células sexuales por meiosis.
La clasificación de los hongos es muy compleja y aquí vamos a ver sólo lo más
simple para poder seguir el curso. La clasificación se basa en dos criterios: (1) si
las hifas están tabicadas (divididas en células) o no y (2) dentro de los hongos con
hifas tabicadas, en la organización de las esporas sexuales.
 Los hongos con hifas no tabicadas se denominan Ficomicetos (esta
nomenclatura y clsificación, repito, puede encontrarse de forma diferente en
distintos libros). Los ficomiecots son hongos inferiores (en algunos casos se
discute si son hongos o no) y viven en ambientes acuosos. Destacan los
géneros Mucor que participa en la producción de algunos tipos de alimentos
y Phytophthora alguno de cuyos miembros son patógenos vegetales (P.
infestans, por ejemplo).
 Los hongos superiores se pueden agrupar en tres clases
o Ascomicetos. En ellos las esporas sexuales (ascosporas) se
encuentran en el interior de una bolsa o asca. Son ejemplos de
ascomicetos la levadura S. cerevissiae, los hongos
filamentososNeurospora, y hongos comestibles como las trufas. Son
el grupo de hongos más abundante.
o Basidiomicetos. En ellos las esporas sexuales (basidiosporas) se
encuentran en el exterior de unas estructuras com forma de maza
denominadas basidios. Pertenecen a este grupo levaduras como el
patógeno humano Cryptococcus neoformans que produce meningitis
en pacientes inmunodeprimidos, el patógeno vegetal Ustilago
maydis que produce tumores en los granos del maíz, hongos
superiores con cuerpos fructiferos complejos (setas) tales como el
champiñón (Agaricus bisporus) y la seta de chopo (Pleurotus
ostreatus), etc.
o Deuteromicetos. Tradicionalmente se conocían como hongos
imperfectos porque en ellos no se había podido encontrar la forma
sexual y, por consiguiente, no se sabe si producen ascosporas o
basidiosporas. Actualmente y mediante el uso de técnicas de análisi
del ADN se ha podido determinar que la mayoría de ellos pertenecen
al grupo de los ascomicetos y, por alguna razón, han perdido la
posibilidad de realizar la reproducción sexual. Alguno de los hongos
más importantes en microbiología industrial son
deuteromicetos: Penicillium productor de la
penicilina,Aspergillus productor de ácido cítrico y de lovastatina;
también se encuentran en este grupo hongos patógenos vegetales
como Trichoderma y Verticillium, y hongos patógenos oportunistas
animales tales como Candida albicans
 2.2.- Crecimiento celular
 En este apartado vamos a revisar el estudio de la cinética del
crecimiento de microorganismos que crecen aislados. Esta es la forma de
crecimiento de la levadura (hongo unicelular) y de las bacterias.
 Es importante conocer la cinética de crecimiento de los cultivos
microbianos porque es necesario poder predecir cómo va a evolucionar un
cultivo, cómo va a ir consumiéndose el substrato y cómo se va a ir
acumulando el producto de una fermentación. Sin conocer estos factores es
muy imprudente iniciar el cultivo en un fermentador de 10.000 litros, por
ejemplo, con el coste que ello supone, puesto que no podemos predecir
qué va a pasar, cuándo va a completarse el crecimiento, cómo se va a
acumular el producto, etc.
 Las células aisladas cultivadas en un volumen finito de medio de cultivo
apropiado van utilizando los nutrientes que tienen disponibles con la mayor
eficiencia y rapidez que pueden, sintetizando sus propios componentes
celulares y dividiéndose en cuanto han podido duplicar su masa y su
material genético. El tiempo que tarda una célula en hacer todo lo anterior
es lo que conocemos como tiempo de generación y puede variar desde
unos 20 minutos en condiciones óptimas hasta varios meses en
condiciones del suelo.Cada vez que transcurre un tiempo de generación, el
número de células se duplica, siguiendo, por tanto, un incremento
exponencial.
Si llamamos N0 al número de
células inicial, y g al número de
generaciones transcurridas, el
número de células final (N) será:

Llamando T al tiempo de generación
y t al tiempo de cultivo transcurrido,
la ecuación anterior puede
transformarse en la siguiente:

 Las ecuaciones exponenciales son muy difíciles de manejar gráficamente,
por ello es mejor transformarlas en algo más simple, como puede ser una
recta.
Para transformar las
ecuaciones anteriores en
una recta, tomamos
logaritmos en los dos
términos y resulta:

 Esto es: el logaritmo del número de células crece linealmente con el tiempo
a razón de una constante igual a ln2/T. Si el tiempo de generación T es muy
grande, el crecimiento tendrá poca pendiente (será lento) y si T es pequeño
el crecimiento será rápido.
 En un crecimiento equilibrado, todos los parámetros de crecimiento
evolucionan en paralelo. Esto es: el incremento en el número de células, en
la biomasa de cultivo y en la acumulación de metabolitos primarios,
proteínas, ácidos nucleicos etc., es paralelo. Por tanto, en la ecuación
anterior N puede representar cualquiera de estos factores.
Otra forma de representar la cinética es
considerando el incremento en el
número de células (dN) en un intervalo
corto de tiempo (dt). En este caso, la
ecuación que describe la cinética es la
siguiente:

 esto es: el incremento del número de células (dN) por unidad de tiempo (dt)
es proporcional al número de células presentes en el cultivo (N). A la
constante de proporcionalidad (µ) se le denomina tasa de crecimiento y
puede considerarse algo así como la probabilidad de que una célula se
divida en un tiempo determinado.
Integrando la ecuación anterior
durante el tiempo de cultivo, se
transforma en la siguiente
función exponencial:

la transformación de esta
ecuación en una recta
(tomando logaritmos) rinde lo
siguiente:

 esto es: el incremento del logaritmo del número de células aumenta
linealmente con el tiempo siendo la constante de proporcionalidad µ.
Comparando esta ecuación con la similar presentada más arriba, podemos
concluir que µ = ln2/T y, por consiguiente, que T = ln2/µ. Es decir, que hay
una correlación inversa entre el valor de la tasa de crecimiento (µ) y el
tiempo de generación.
 Estas ecuaciones nos permiten predecir cuál será el número de células,
masa celular, etc. después de un cierto tiempo de cultivo (t) si conocemos
µ; o bien, poder calcular la tasa de crecimiento µ a partir de medidas
experimentales del incremento en el número de células, biomasa, etc.

El gráfico representa la variación de la biomasa (o número de células, etc.) de un
cultivo (línea roja) a lo largo del tiempo. En este cultivo, se va consumiendo un
substrato cuya concentración (línea azul) decrece de forma proporcional al
crecimiento de la biomasa. Esta relación de proporcionalidad puede expresarse de
la forma siguiente:


donde dS indica la variación de la concentración del substrato. Al valor Ys lo
denominamos rendimiento de utilización del substrato, ya que mide la cantidad de
biomasa que puede producirse por unidad de substrato consumido:

 El rendimiento de utilización de diferentes substratos puede ser diferente
(hay substratos, o alimentos, que "engordan" más que otros), varía entre
diferentes microorganismos (en un símil antropomórfico: hay personas que
engordan más que otras comiendo lo mismo) y varía también en función de
otras condiciones ambientales o fisiológicas (no engorda lo mismo uno al
comer algo si está sano o enfermo o si está en verano o en invierno).
También varía el rendimiento en función de que el metabolismo sea
oxidativo o fermentativo (estos conceptos serán revisados más adelante).
 Podemos calcular el rendimiento de la utilización del substrato en
función de la cantidad de substrato añadido al cultivo, o en función de la
cantidad de carbono presente en ese substrato (por ejemplo). Asimismo,
podemos calcular la cantidad de biomasa total 8gramos de células, por
ejemplo) o de carbono presente en las células (aproximadamente el 505 de
la masa celular corresponde a carbono).
Haciendo las transformaciones que
se indican a la derecha sobre la
fórmula que relaciona la variación
de biomasa con la de substrato,
llegamos a la definición de un
nuevo
concepto qs denominado tasa
específica de consumo de
substrato por el organismo.

 La tasa específica de consumo de substrato la podemos considerar la
"velocidad" con la que el organismo consume el substrato. Evidentemente,
cuanto mayor sea la tasa de consumo mayor será la velocidad de
crecimiento (µ). Asimismo, cuanto mayor sea el rendimiento del substrato
consumido, también mayor será la tasa de crecimiento.
 Sin embargo, hay una cierta compensación entre la tasa de consumo del
substrato y el rendimiento de forma que los microorganismos que tienen
altas tasas de consumo de substrato tienen rendimiento más bajos (o
cuando se dan las condiciones para una alta tasa, el rendimiento
disminuye). A esta correlación inversa se le conoce con el nombre de efecto
Pasteur.
 Por último, nos falta relacionar la tasa de crecimiento (µ) con la
concentración de substrato (S). En condiciones de substrato abundante, la
concentración de este no afecta al valor de µ; pero cuando el substrato se
hace limitante, sí existe ese efecto. La expresión matemática que relaciona
ambos parámetros se conoce con el nombre de ecuación de Monod y es la
siguiente:

En esta ecuación la tasa de crecimiento (µ)
depende de la máxima que puede alcanzar
el microorganismo, de la concentración de
substrato y de un valor Ks que representa la
concentración de substrato a la que se
alcanza una tasa de crecimiento igual a la
mitad de la máxima.
 La ecuación de Monod tendrá mucha importancia al tratar de cultivos
continuos. Para que se cumpla esta ecuación el rendimiento debe ser
independiente de la concentración de substrato.

http://www.diversidadmicrobiana.com/index.php?option=com_content&view=article
&id=181&Itemid=226