You are on page 1of 3

FICHA BIBLIOGRAFICA

COMENTARIOS AL LIBRO EL EQUIPO REFLEXIVO


Autor: Tom Andersen
Artículo: Caps. IV-V-VIII. El Equipo Reflexivo.

1-Quines sensacions, impressions o imatges has tingut al llegir aquets material?

¡Hay tantas instancias relacionadas en la aparente definición de los problemas!


Quién hace la observación, las trayectorias y circunstancias del que observa, las del observado
bajo la óptica de qué observador, del conocimiento mutuo y del desconocimiento de los
propios límites y de los ajenos, de cómo la idea que tienen los demás de nosotros mismos
puede cambiarnos sin mediar apenas nada más que algún elemento no verbal… Llegar hasta la
raíz del uso y la mención de lo dicho y su sentencia, del arbitraje de lo oculto por el dolor
significante de las ausencias significadas como intimas, cambios que se perciben en aquel de
quien hablamos cuando es el observador quien ha cambiado con respecto a quien observa.

A veces es necesario “ordenar” los sistemas y subsistemas siguiendo un orden “natural”,


canónico, pues las vicisitudes surgen cuando nos empeñamos en desorganizarlas por mor de
buscar órdenes aparentemente nuevos, en pro de no sabemos qué pulsión transgresora
característica de la especie, a modo de deconstrucción implacable hacia alguna parte. Solo
cuando los distantes elementos recuperan algo de sus posiciones aparentemente más
naturales o mas alineadas consustancialmente a sus trayectorias históricas, entonces parece
que el sistema en si comienza a recuperarse, a reconstruirse, sofocando con alivio la madeja de
un enredo laberintico de espejos virtuales, y así hasta el agotamiento que nos devuelve a las
formas originales, pero germinadas estas ya con los sarmientos que la terapia a conferido al
padecimiento.

Me imagino que estas impresiones podrían surgir de Mike, de Ted y Tim, Christine, de Dora o
de Britha misma. Es lo que creo aporta sobre todo el equipo reflexivo al transcurso del sistema
y del dialogo, a la supervisión, que el padecimiento no sea vacuo bajo ninguno de los
subsistemas, para ninguno de los elementos, estableciendo todas las aperturas que, desde el
modelo que modela, recupere y devuelva todas aquellas conexiones e invariancias perdidas en
sus momentos historiográficos vitales.

2 – Quines conceptes t´han semblat novedosos i útils?

A- ¿Quién podría hablar con quién sobre qué temas, de qué manera y cuando o en qué
momento?:
“¿ Signo de puntuación de apertura (1A--)

Quién Interrogativo pronominal masculino singular humano (IPMSHN5)


Lema quién

Interrogativo pronominal femenino singular humano (IPFSHN5)


Lema quién

podría_hablar Verbo modal transitivo e intransitivo 3ª persona singular condicional (VC-S3OBM-


N6)
Lema poder hablar
Capitalización canónica: podría hablar

con Preposición (Y-N8)

quién Interrogativo pronominal masculino singular humano (IPMSHN5)


Interrogativo pronominal femenino singular humano (IPFSHN5)

sobre Preposición (Y-N7)

qué Interrogativo determinante masculino plural (IDMPUN6)

Interrogativo determinante femenino plural (IDFPUN6)

temas Nombre común femenino plural (NCFP--N-N5)


Lema tema

Nombre común masculino plural (NCMP--N-N5)


Lema tema

, Signo de puntuación individual (1O--)

de_qué Interrogativo determinante femenino singular (IDFSUN4)


Lema de qué

manera Nombre común femenino singular (NCFS--N-N6)

y Conjunción coordinada copulativa (CCY--N8)

en Preposición (Y-N8)

qué Interrogativo determinante masculino singular (IDMSUN6)

momento Nombre común masculino singular (NCMS--N-N6)


Entidad semántica: inst@nofiction@TIME TOP@PERIODX@PERIODX OTHER

o Conjunción coordinada disyuntiva (CCO--N7)

cuando Adverbio relativo (E-R-N7)

? Signo de puntuación de cierre (1C--)”

Algo tan simple, a primera vista, pues el análisis morfológico se ha realizado con un programa
básico de ingeniería lingüística –DEDALUS-, contiene los detalles primordiales de este, para mí,
enunciado cardinal de Andersen, sobre como comenzar “¿” apertura, con toda la carga
sinónima que le acompaña: inauguración, estreno, primicia, aurora, comienzo, principio e
inicio.
Pero “Quién” inaugura, estrena, abre, apertura o inicia preguntando. La respuesta es en su
forma verbal “podría_hablar” un verbo modal transitivo e intransitivo en tercera persona
singular condicional, cuya captura es precisamente esta, la de poder hablar, es el requisito del
quién, quién con quién, su posibilidad, una tercera persona, recordándonos a veces el sentido
pleno de la supervisión… ¿Quién con quién sobre qué?

Resumiendo la propuesta de Andersen, interroga antes de nombrar, interroga para converger,


buscando relaciones coordinadas, disensiones excepcionales no absolutas y algún lugar de
encuentro perceptible para todos, facilitador de un cierre no definitivo, pero si concluyente,
inicio recursivo de nuevas aperturas. El lenguaje cumple así con todas las funciones auto
mantenedoras y reproductivas que Maturana señala y es lo que viene a extraerse en esta
lógica de las formas o análisis morfológico. Conocemos que todo sistema formal tiene un
modelo no único que se organiza a través de y en el lenguaje.

¿Quién podría hablar con quién sobre qué temas, de qué manera, cuando o en qué
momento? Sujeto, contenido, modalidad y tiempo. Somos nosotros quienes nos adherimos a
esta extensionalidad, no ella a nosotros. Son atributos característicos de todos los sistemas.
B-Posiciones reflexivas. Vienen dadas por el lugar que ocupan las organizaciones-subsistemas
durante las sesiones, delante o detrás del espejo.

C-Conversaciones abiertas. Todos los miembros del sistema pudieron estar presentes en todo
momento, participando en las conversaciones, hablando o escuchando.

D-Preguntas conectadas con la relación entre los equipos que se realizan en función de la
comodidad que expresan los miembros durante las entrevistas.

E-Similitudes entre los sentimientos de los miembros de los diferentes equipos (familia-
terapeutas) desde la óptica del equipo asesor-supervisor. Similitudes e isomorfismos que
atrapan al terapeuta y que se evidencian en supervisión.

F-Modelando el modelo. Es la esencia del equipo reflexivo y del aprendizaje terapéutico al


mismo tiempo.

G-Diferencia de puntuación central en la formulación de una intervención especial por parte


de los entrenadores como punto de entrada al equipo reflexivo.

H-Seguir a la familia a donde esta quiera ir, pero no perderse con ella, como habilidad
adquirida con el uso del modelo de equipo reflexivo, que siempre responderá o al que
podemos recurrir en caso de estasis del terapeuta o conductor de la sesión.

3 – Si haguessis d´explicar el que has llegit, a un company que traballa en un altre model
teòric, que li explicaries, que destacaries…?

Creo que una de las mayores contribuciones del modelo es precisamente lo que no se
atribuye, aunque no faltarian motivos para caer en el error de las adjudicaciones
autocomplacientes que hacen otras perspectivas muy cercanas. El modelo se modela a la par
que se producen los cambios en el sistema, no se proclama motor de la transformación, pues
esta es una caracteristica igualmente formal de la contemporaneidad relacional, el modelo
solo hace eso: activarla, puesto que conoce la propiedad, no hace de esta un producto de su
intervención para proclamar así un corpus. El trabajo que se desarrolla desde el modelo que
comentamos es mas local, de proximidades establecidas, casi imperceptibles, pero que han
producido una impronta en las trayectorias vitales de todos los participantes que justo en ese
momento connotan las diferencias y los nexos que han traido y llevado hasta la actualidad de
la sesión.