Una multitud estimada en más

de 350 mil personas transformó en un
acontecimiento político trascendental
el acto fnal del Frente Amplio en
Montevideo, en la Rambla Presidente
Wilson y Bulevar Artigas, en la zona de
Punta Carretas.
Desde temprano y convocados por
las Redes Frenteamplistas, miles
de militantes, sobre todo jóvenes,
homenajearon a la Comisión No a la
Baja plantando más de 20 mil colibríes
en las arenas de Playa Ramírez.

Luego un mar humano fue
desplazándose desde todos los puntos
hacia el lugar del acto. Desde Playa
Ramírez salió una bandera de más
de mil metros de largo portada por
miles de manos y seguida por una
multitud. La gente desbordó la amplia
explanada y cubrió la Rambla a todo su
ancho hasta más allá de las Canteras
del Parque Rodó. Miles más llenaban
Bulevar Artigas sin poder ingresar a la
zona del acto.
A las 21 horas, aproximadamente,
Tabaré Vázquez y Raúl Sendic subieron
al escenario, y fueron recibidos por
un tsunami de aplausos que los hacía
moverse de un lado al otro saludando
sin cesar. Las 350.000 personas que
bordeaban el estrado cantaban fuerte y
claro “y ya lo ve, y ya lo ve, el presidente
es Tabaré”, “Si esto no es el pueblo, el
pueblo donde está”..
“¡Es un mar humano que rodea este
escenario!”, exclamó el presidenciable
ante tanta calidez. “Defendamos esta
alegría que la conquistó el pueblo
uruguayo con su Frente Amplio que fue
parido desde las entrañas del pueblo.
Defender la alegría como una trinchera,
defenderla del caos, de las pesadillas”,
dijoVázquez parafraseando al poema de
Mario Benedetti denominado Defensa
de la alegría.
Asimismo, reivindicó “la solidaridad
para luchar contra toda forma de
egoísmo” así como el desarrollo
humano que “implica el bien común,
la felicidad personal, la solidaridad y el
humanismo”.
“A los más jóvenes les digo que hablen
con sus abuelos o sus padres, que les
pidan que les expliquen cuáles eran las
condiciones de vida antes que el Frente
llegara al gobierno, que les cuenten que
en cada esquina de cada barrio, de cada
departamento, había gente que tenía
que ir a comer a las ollas populares,
que había niños que comían pasto,
que había desocupación, tristeza, que
cuando había défcit económico en el
Estado, la variable de ajuste era bajar
los salarios y las jubilaciones, ¿o miento
uruguayas y uruguayos?”, aseveró con
frmeza.
Por otro lado, Raúl Sendic agradeció a
todos los uruguayos que participaron
en la campaña por un
tercer gobierno del FA,
entre ellos a la juventud
que se embanderó para
defender sus derechos.
“No solamente nos
c o m p r o m e t e m o s
con el no a la baja,
con los derechos y
las libertades, sino
que también nos comprometemos a
asegurar que nuestros jóvenes y las
nuevas generaciones de uruguayos
tengan el mejor país con desarrollo
y oportunidades. Ese es nuestro
compromiso”, expresó.
Luego, señaló que, a lo largo de la
historia del FA, “ha defendido a los
más humildes, a la democracia, a los
valores de Uruguay” y pueden “mirar
con orgullo y satisfacción” al pasado y
presente que se ha construido con el
respaldo de todos los uruguayos. “Pero
también miramos hacia el futuro lleno
de esperanza y con convicción de que
estamos yendo hacia un mejor Uruguay.
Nos comprometemos a poner todo
nuestro esfuerzo para que en el tercer
gobierno del FA podamos cumplir con
los sueños que nuestra fuerza política
ha desatado a lo largo y ancho del
país”, sentenció.
El acto cerró con dirigentes de
diferentes sectores de izquierda,
entre ellos la intendenta Ana Olivera;
la presidenta del FA, Mónica Xavier;
los vicepresidentes Juan Castillo,
Ivone Pasada y Rafael Michelini, Lucía
Topolansky, Constanza Moreira, Danilo
Astori, entre otros. El intendente de
Canelones Marcos Carámbula no
paraba de frmar banderas y sacarse
fotos con miles de militantes del FA.
También saludaban Fernando Lorenzo,
Mario Vergara, Daniel Olesker, Susana
Muñiz, Oscar Andrade, Marcelo Abdala,
Miguel Fernández Galeano, Marina
Arismendi.
El acto culminó con fuegos artifciales y
una euforia colectiva difícil de describir.
Un veterano militante del FA con una
enorme bandera resumió muy bien
el sentimiento: “Acá estamos carajo,
acá estamos y vamos seguir estando”,
gritaba al borde de las lágrimas a miles
que lo aplaudieron como si fuera otro
orador.
Impresiontante
350 mil personas con el FA
en el acto de cierre
Quedan tres días para
las elecciones nacionales. Lo
hemos dicho y lo reiteramos
las elecciones no son un
hecho aislado y no deben ser
analizadas, ni valoradas, solo
a través de las campañas, que
por supuesto son importantes
e inciden.
Las elecciones son un momento
de síntesis política e ideológica
de la sociedad, quizás el más
general de todos. Son por lo
tanto, un momento de la lucha
de clases, aunque en tanto
análisis politológico, semiótico,
publicitario y electoral, no se
tome en cuenta este punto de
partida.
La campaña electoral ha sido
larga e intensa, comenzó con una
ofensiva política, publicitaria y
mediática de la derecha que logró
instalar sus ejes, hacer girar el
debate público en torno a ellos y
por lo tanto, acumuló y creció.
Esa situación cambió. Ese cambio
comenzó con la caída de los velos
marketineros positivos del candidato
de la derecha blanca, Luis Lacalle Pou,
que puesto a tener que explicitar alguna
propuesta, saliéndose del cuidado guión
con que lo condujeron durante toda la
campaña, mostró su contenido real de
clase.
Allí surgió su promesa de derogar
l a Ley de Responsabi l i dad Penal
Empresarial, la ley de 8 horas para los
trabajadores rurales, mediatizar los
Consejos de Salarios, terminar con la
participación social en la Educación;
a lo que ahora agregó el compromiso
ante la Federación Rural de derogar
el Impuesto al Patrimonio. Si, se lee
bien, no solo se opuso al Impuesto
a la Concentración de la Tierra, no
solo no acompaña la iniciativa del FA
de que los propietarios de inmuebles
rurales paguen el impuesto a primaria,
también anuncia que les quitará el
impuesto que actualmente pagan. Les
promete a los empresarios terminar
con el «desbordado poder sindical» y se
pronuncia, faltaba más, en defensa del
«campo», mejor dicho de los dueños de
los campos, recortando derechos a los
trabajadores y asegurándoles que no
tendrán que aportar socialmente ganen
lo que ganen.
Ese sincericidio clasista de Lacalle
Pou generó una vigorosa respuesta
del movimiento popular. Más de 40
mil trabajadores salieron a la calle
a expresar su decisión de defender
los derechos conquistados. Más de
30 mil se movilizaron en la marcha
de l a di versi dad sexual tambi én
defendiendo sus derechos. La irrupción
del movimiento popular fue uno de los
factores desencadenantes del cambio
en la campaña. Los ejes ya no volvieron
a ser los mismos.
Otro factor central fue lo que ya constituye
la primera gran derrota de la derecha. El
poderoso movimiento juvenil y popular,
coronado con una marcha de más de 50
mil personas, expresando el rechazo a la
baja de la edad de imputabilidad.
El 26 de octubre lo primero que vamos
a festejar es que no habrá baja de la
edad de imputabilidad. Esta propuesta
de fuerte contenido
i d e o l ó g i c o ,
pr of undament e
r eac c i onar i a y
c o n s e r v a d o r a ,
será derrotada y
con ella también
serán derrotados
sus pr i nci pal es
impulsores: Pedro
Bordaberry y Luis
Lacalle Pou.
El otro factor que
contribuyó a este
cambio de clima y de
ejes en la campaña
fue la movilización,
de mil maneras, y
formas, del pueblo
f r ent eampl i st a.
Cientos de miles
est án mi l i t ando
en todo el paí s,
acompañando a
Tabar é Vázquez
y Raúl Sendi c,
c o nv e n c i e n d o ,
embanderando las
calles y las casas,
repartiendo listas,
conmoviendo las
ciudades y pueblos
con caravanas y
actos. El puebl o
f r e nt e ampl i s t a
movilizado es un
actor pol í ti co de
enorme peso.
Ese conjunto de factores hace que
podamos afirmar que el impulso del
cierre de la campaña, importante en
toda elección, favorece al FA. La única
fuerza que está creciendo en estos días
es el FA. ¿Hasta donde llegará ese envión
fnal? No hay manera de predecirlo.
Lo que sí es claro es que quedan cuatro
días para que ese envión final, de
movilización, de compromiso, de lucha,
nos lleve hacia la mayoría parlamentaria
e incluso al triunfo en primera vuelta.
Nada está ganado, pero tampoco nada
está perdido.
Hay que desplegar todo lo que tenga
el movimiento popular para desplegar
en estos días que quedan. Todo, a toda
hora. Hay que mantener la movilización
hasta el propio domingo, hay que rodear
los circuitos y luego defender cada voto
en el escrutinio.
No podemos terminar este editorial
sin hacer un reconocimiento explícito
y de corazón a toda la militancia
frenteamplista y en especial a la de la
1001. Se han realizado más de 1.200
actividades de campaña, fueron 17 fnes
de semana de barriadas, que ahora se
hicieron diarias, hay cientos de mesas
sostenidas con militancia, repartiendo
listas, se han pintado cientos de muros,
se colgaron miles de columneras, se
identifcaron con la 1001 y el FA más de
16 mil casas.
Ese esfuerzo militante es el principal
capital político de la izquierda y de
la 1001. Por la lucha desplegada,
por la experiencia acumulada, por el
diálogo directo con decenas de miles de
hombres y mujeres de nuestro pueblo,
por la acción política realizada, eso ya
es un triunfo y también es una derrota
de la derecha.
El domingo a derrotar a la reacción y
festejar que el Uruguay
no baj a derechos. A
votar a Marcos, a Juan,
a Oscar, a Eduardo, a
Marcelo, al Chifle, al
Fogata, a Larbanois, a
Ana, a Susana, al Tano,
a Federico, a Michelle,
a Pepe Vázquez, a
Marianella, a Benavídez,
a Doreen, a Julio Toyos,
a l os 90 di r i gentes
sindicales, a Liliana, a
Lille, a las muchachas y
muchachos que expresan
lo nuevo que ya está
aquí.
A votar a la 1001 con su
historia, con su presente
y sobre todo con su futuro
de unidad y de lucha.
Avancemos, l o mej or
está por venir.
(Esta edición especial se
cerró y envió el jueves 23
de octubre a las 23.30)
Avancemos, con el pueblo y
con el FA
GM
EL POPULAR di al ogó con
Marcos Carámbula, primer candidato
al Senado de la 1001 para conocer
sus impresiones sobre el cierre de la
campaña electoral, la polémica con
la derecha, las expectativas para el
domingo.
-Faltan cuatro días para la
elección, ¿qué percepción tenes de esta
parte fnal de la campaña?
-Lo he dicho públicamente y lo
reitero creo que esta recta fnal de la
campaña va a tener algunos desenlaces
positivos para el pueblo uruguayo.
El primero es que sin dudas la noche
del 26 vamos a celebrar el triunfo del
No a la Baja. Ese es uno de los pilares
de esta campaña, el pilar desarrollado
por la juventud. Con gran empuje, con
alegría, con amplitud, con diversidad.
La juventud haciendo política como
corresponde y marcando, a mi entender,
la primera gran derrota de la derecha, y
particularmente de los dos candidatos
de la derecha, Bordaberry y Lacalle. Los
dos apostaron muy fuertemente a favor
de la Baja de la edad de imputabilidad.
Lo primero es el triunfo del No a la Baja,
el triunfo de una sociedad que no quiere
que se estigmatice a la juventud, de
una sociedad que ha visto con alegría
como los jóvenes han tenido un fuerte
protagonismo.
La derrota de la iniciativa de la derecha
de bajar la edad de imputabilidad es el
primer hito que marca los resultados del
26 de octubre.
El segundo punto tiene que ver con algo
muy importante. Hemos podido apreciar
esta campaña desde la convocatoria
de los actos masivos, pero también
desde algo fundamental que hemos
compartido con muchos compañeros y
compañeras que han sido las barriadas,
hablar con la gente en su gente y
también hemos podido participar con
miles de trabajadores en la calle, como
en la manifestación del PIT-CNT donde
decenas de miles dijeron los derechos
conquistados no se detienen, no se
derogan.
¿Qué es lo que nosotros estamos
viendo? Que en las barriadas, en las
visitas casa por casa ese porcentaje de
indecisos que nos dicen las encuestas
todavía se expresa, y se expresa a favor
del Frente Amplio.
El segundo pilar fundamental de lo que
para mi va a ser el segundo festejo de la
noche es el triunfo del Frente Amplio. Y
yo diría que hoy, cada día que pasa, se
arrima a ser con mayoría parlamentaria.
Porque creo que hoy ya estamos arriba
del 45% de la intención de voto y en ese
impulso fnal que sucede en todas las
elecciones, no tengo dudas que va a ser
hacia el Frente Amplio.
En tercer lugar creo que más que
nunca en esta campaña ha sido pilar la
expresión del movimiento Frente Amplio
en la calle. Eventos como el repique de
tambores, como la marcha atrás, como
los banderazos que se están dando en
todos los pueblos y en los que he tenido la
oportunidad de participar, las actividades
de los Comités, de las Coordinadores,
de las Departamentales, esta alegría y
movilización, que arranca más tarde de
lo previsto, pero que arranca con fuerza.
Cuando el movimiento frenteamplista se
pone a andar tiene mucho peso y eso se
va expresar en el remate de la campaña
electoral.
En cuarto lugar que todos los partidos
y sectores del Frente Amplio estamos
poniendo lo mejor, desde los candidatos,
hasta los militantes, en un clima de
fraterna unidad y eso le hace mucho
bien al FA, para ahora y sobre todo para
la mañana siguiente.
Y por último Tabaré jugando con mucha
serenidad, con mucha confanza, dando
certezas y trabajando muy bien con Raúl,
como fórmula, como equipo. Y también
sin dudas, aunque le duela a la derecha,
la enorme popularidad de Pepe que en
los distintos gestos y cercanía con la
población, ayuda a que este remate a mí
entender sea bueno para el Frente.
Con mucha serenidad y sin triunfalismo
creo que si no decaemos y mantenemos
este esfuerzo hasta el último día los
frenteamplistas vamos estar festejando
el 26 de octubre que vamos a seguir
avanzando, que le vamos a cerrar el
paso a la restauración de la derecha
y que quedaremos en muy buenas
condiciones para la mañana siguiente.

-En estos últimos días la
derecha y sus candidatos han
incrementado la virulencia de sus
ataques al FA y a sus propuestas.
¿Cuáles han sido o son los ejes del
debate con la derecha?
-Voy a referirme a Lacalle porque
Bordaberry es muy nítido, la propuesta
de la baja de la edad de imputabilidad
y cada una de las expresiones no hacen
otra cosa que proyectar lo que es su
pensamiento, que tiene además claros
orígenes.
Me quiero detener en el candidato de
la derecha del Partido Nacional que ha
intentado maquillar su pensamiento
en base al marketing político, pero lo
desnuda.
Primero se ha mostrado enojadísimo con
el rol que han jugado los trabajadores
en esta campaña. Ha salido a debatir
con el SUNCA con un desconocimiento
absoluto de la realidad, de las cifras,
de las leyes, prometiendo cosas que ya
están hechas y rebatiendo leyes que
han sido fundamentales. Alcanza con
el ejemplo de la Ley de Responsabilidad
Empresarial que ha dicho que va a
derogar o la de las 8 horas para los
trabajadores rurales.
En segundo lugar, y también desnudando
lo que en realidad es, está lo que
prometió en el seno de la Federación
Rural, donde los medios dicen que «se
sentía como en su casa». Allí dice, voy a
derogar el Impuesto al Patrimonio. Este
impuesto que grava a las propiedades
que tienen 2 mil hectáreas o más con
una «chuleta» como dice Pepe. Antes se
opusieron al Impuesto a la Concentración
de la Tierra, contra lo que opinaban los
intendentes blancos que en el Congreso
de Intendentes estuvieron a favor.
Entonces es contra los trabajadores y a
favor del latifundio.
Otro elemento llamativo que no fue
destacado. Cuando le preguntaron
que opinión tenía del juicio de la Philip
Morris contra el Uruguay dijo que no
leyó los argumentos de una u otra
parte. Estamos hablando de la salud
de los uruguayos, cuando Tabaré dicta
los decretos para prohibir fumar en los
espacios públicos está defendiendo a
los uruguayos de una patología que nos
cuesta más de mil muertes anuales
directas e indirectas casi 5 mil. Cuando
Pepe defende esto con uñas y dientes
se enfrenta a uno de los grandes
poderes del mundo, las tabacaleras,
para defender la salud de los uruguayos.
¿Y el candidato de la derecha dice que
no ha leído las defensas de las partes?
¿Puede tener alguna duda de que lado
debe estar?
A eso hay que agregarle las sanatas
en seguridad y educación proponiendo
cosas que ya están hechas.
-En estos días Lacalle Pou
ha atacado a la Intendencia de
Canelones y a tu gestión.
-Si, llama mucho la atención. Ha
dicho que tenemos más deuda que antes
y que no hemos hecho obras. Quiero
decir primero que lo que dijo Lacalle es
absolutamente falso. Uno podría pensar
que un candidato presidencial puede
desconocer situaciones particulares de
un departamento pero lo que ocurre es
que Lacalle es diputado por Canelones y
no sabe lo que pasa en el departamento
que representa.
«El remate fnal viene a favor del FA»
Marcos Carámbula: «La 1001 tiene mucho para
aportar construyendo en unidad para avanzar en
Le hemos dado la información a sus
ediles, a sus diputados, al Directorio
del Partido Nacional.
Cuando asumimos la Intendencia
tenía una deuda que implicaba tres
presupuestos anuales, tres veces los
ingresos anuales. Cuando asumimos
deberíamos haber cerrado tres años,
no pagar los sueldos, no cumplir con
las obligaciones y no hacer obras y
todo lo recaudado destinarlo a pagar
la deuda. Esta administración, y todo
eso está informado, fue votado por la
Junta Departamental, bajó la deuda.
Esa deuda que estaba en dólares con
intereses y llegaba a 150 millones,
la bajamos a 30 a pagar en 15 años
y la pasamos a pesos que es lo que
ingresa a la Intendencia.
A las empresas públicas cuando
asumimos se les debía 40 millones
de dólares, con UTE en función de la
Ley de Alumbrado, que el herrerismo y
en particular Lacalle Pou votó en contra,
renegociamos y estamos pagando,
cancelamos la deuda con ANTEL y con
el Correo.
Cuando asumimos, como dije, el volumen
de la deuda era el ingreso de tres años
de la Intendencia, hoy es el 0.70 de un
año y la fnanciación que conseguimos
hace que el pago no supere nunca el
10% de los ingresos.
Dice que no hicimos obras, la Junta
Departamental con los votos del FA
y del sector mayoritario del Partido
Nacional, el herrerismo estuvo en
contra, aprobó un fdeicomiso de obras
de 60 millones de dólares. Eso está
en plena ejecución. Cuando hace poco
sufrimos muy duramente el impacto de
los fenómenos climáticos, convocamos
a todos los partidos, propusimos 7
medidas, se votó en la Junta otra
inversión millonaria en obras para
atender esa emergencia, también con
el voto en contra del herrerismo.
Por primera vez la Intendencia tiene
un presupuesto equilibrado con un
superávit en 2013, de 300 millones de
pesos que lo volcamos a obras.
Todo esto es de conocimiento de la
Junta, de los partidos, de los diputados,
pero parece que Lacalle no lo sabe.
Critica el Parque Industrial de Pando,
en la ruta 101 y en la 102 en la época
del herrerismo lo único que había
eran cementerios privados, hoy tiene
un desarrollo formidable de proyectos
industriales, se generaron miles de
puestos de trabajo. El Parque Industrial
de Pando fue votado por la Junta
Departamental con mayoría especial, con
votos nacionalistas, no del herrerismo
que votó en contra. Por ejemplo allí,
donde Lacalle Pou critica, se instaló uno
de los data center más importantes de
la región, el de ANTEL.
-Tú has participado de todas
las campañas electorales del FA.
Esta tiene la particularidad de tu
participación encabezando la Lista
1001 al Senado. ¿Cómo has vivido
esta experiencia? ¿Cómo valoras la
campaña de la 1001?
-Yo siento una enorme alegría.
Fue una decisión nada fácil, mi aspiración
personal era, después de estos 10 años
en la Intendencia, militar pero en lugares
de menos responsabilidad. Sin embargo,
estoy muy agradecido al gesto del
Partido Comunista de Uruguay, de los
compañeros de la 1001, por haberme
ofrecido esta enorme responsabilidad,
que es un orgullo. Estoy muy contento
del encuentro con una enorme cantidad
de compañeras y compañeros de antes y
de ahora, que integran este espacio; con
muchos y muy queridos amigos que van a
votar la 1001 nuevamente o por primera
vez. Tengo la enorme alegría de saber
que en la 1001 hemos puesto la vida
para lograr un nuevo triunfo del Frente
Amplio, lo se, lo he visto, en todo el país.
A mi entender con la 1001 abrimos una
puerta grande para contribuir al triunfo
del FA el 26 de octubre.
Pero sobre todo, a mi me alegra mucho
pensar, que la 1001 recobra ese espíritu
fundacional de 1962 y también del FA en
1971, abierto, plural, combativo.
Hemos hecho una campaña con
contenido, EL POPULAR lo ha refejado,
hemos colocado los derechos de los
trabajadores, de la salud, de la cultura,
de la producción, de la industria,
también abordamos la necesidad de
reconocernos en la sociedad de los
derechos, con exposiciones de enorme
trascendencia de Javier Miranda, de
Federico Graña y Michelle Suárez.
Hemos trabajado con unidad, con
amplitud y con contenido, con ese
espíritu fundacional que tanto nos
conmueve y nos convoca.
Creo que dentro del FA el Espacio
1001 tiene una enorme tarea en la
mañana siguiente, una agenda de
construcción en unidad, en avance y
profundización de la democracia.
Un símbolo de todo esto es lo que
vivimos el martes en el cierre de la
1001 en Maldonado. Un hermoso
acto, con mucha gente, con muchos
trabajadores, con la militancia de la
1001 y con compañeros de todos los
sectores del FA, con mucha alegría,
con mucho contenido, con mucha
esperanza. Allí se dio la presencia de
nuestro querido amigo y compañero,
el Flaco De los Santos, intendente
por dos períodos, igual que yo, pero
en Maldonado. Fue para testimoniar su
espíritu unitario y aceptó subir conmigo y
con Oscar Andrade y dar un saludo. Y allí
lo vimos al Flaco conmovido y llorando
por estar en un acto de la 1001. Par mí
eso es una gran señal de unidad para
y hacia el FA. Mejor manera de cerrar
una campaña no se me ocurre. Fue muy
simbólico y muy esperanzador.
Por supuesto vamos a tener los actos
de cierre del FA en Canelones y en
Montevideo y también la militancia, la
pelea por el voto, cada día, hasta el
domingo mismo.
GM
EL POPULAR dialogó también con Juan
Castillo, segundo candidato al Senado
de la 1001 sobre su visión de la etapa
fnal de la campaña electoral del FA y
de la 1001.
-¿Cómo estas viendo el tramo
fnal de la campaña electoral? ¿El
cambio que señalabas en la última
entrevista se consolidó?
-En los últimos días, en las dos
últimas semanas particularmente, se
operó un cambio radical en el estado de
ánimo de los militantes y de los votantes.
La masa frenteamplista salió a volcare a
la calle, en diversas formas de expresión.
He estado participando de actividades
en el interior en los últimos días y ese
clima de vuelco de la gente a la calle,
se vio en Lavalleja, en Treinta y Tres con
actos de la 1001, en los actos fnales del
FA en Colonia y San José. Las caravanas
se medían en kilómetros, 7 kilómetros
en Colonia por ejemplo y otro tanto en
San José. No solo lo que se mueve en
las caravanas sino la gente saliendo
a la calle, a la puerta de las casas,
masivamente. En Montevideo el acto de
la 1001 en La Teja, los percusionistas
en la Explanada Municipal, la actividad
de la Coordinadora B en la Plaza de los
Treinta y Tres, la subida al Cerro con
Tabaré y Sendic, la propia caravana y
acto de la 609.
Por donde se mire hay una expresión
de la movilización y la participación de
los militantes lo que demuestra que,
independientemente de lo que digan las
encuestas, esta movilización y militancia
está volcando las cosas hacia el FA.
Nosotros mantenemos vigente nuestro
objetivo de la etapa: la conquista
del tercer gobierno nacional del FA,
en primera vuelta y con mayorías
parlamentarias.
Aún siendo concientes de tener un Plan
B bajo la manga y si hay que ir a una
segunda vuelta, hacerlo con la certeza
que tenemos mayorías parlamentarias.
Eso sería el broche de oro para este
estado de ánimo y de militancia de los
frenteamplistas.
-¿Dónde se concentra el
debate con la derecha en esta etapa
fnal?
-La derecha ha tenido como
etapas distintas. Durante dos meses
se dedicó a llorar por los rincones por
un debate con Tabaré. De hecho hubo
un debate en el Prado de Tabaré con
los tres principales exponentes de la
derecha, les gustó el circo, y querían
seguir, y enfrentarse todos contra el
Frente Amplio.
Esto es un aspecto importante, nadie
duda que la fuerza política mayoritaria,
la que va a tener más votos es el Frente
Amplio, eso no está en discusión. Lo que
está en discusión es que los otros seis
candidatos se unen para intentar que
el FA no gane, y algunos, aunque con
discursos muy radicales, dicen que su
objetivo es que el FA no tenga mayoría y
por lo tanto que la tenga la derecha.
Todo aquel que atente contra la unidad
del pueblo, de los trabajadores, de la
izquierda, el favor se lo hace a las clases
dominantes.
Lo que me preocupa es que se los
ve nerviosos, están perdiendo en
su propuesta de bajar la edad de
imputabilidad. Este es un gran triunfo de
la juventud de nuestro país, y habla de
la conciencia del pueblo uruguayo, que
no vota para encarcelar jóvenes.
Ese nerviosismo de la derecha ha
generado episodios de violencia.
Violencia es intentar hacer una estafa
con papeletas falsas del No a la Baja
que no existen, la Corte Electoral así lo
entendió y lo denunció penalmente.
Violencia en agravios a militantes e
incluso agresiones. En este mismo
momento que estamos haciendo la nota
hay dos compañeras de la 1001 que
fueron agredidas por gente que viajaba
en una camioneta identifcada con la
Lista 10 de Pedro Bordaberry.
Est án muy pr eocupados y muy
nerviosos.
La derecha se da cuenta que no le
alcanza con poner toda la plata que
están poniendo, con sus principales
medios de comunicación deformando
la realidad, por eso algunos militantes
pierden la cordura.
Por eso tenemos que convocar a tener
sumo cuidado por la integridad física
de nuestros compañeros y compañeras.
No hay que caer en provocaciones. La
violencia nunca fue nuestra arma y no
la va a ser ahora, tenemos la razón de
nuestro lado.
Por eso es que estamos convencidos
que por más que la derecha invente
cosas el triunfo, fnalmente, será para
el Frente Amplio.
«Hay un cambio radical en el estado de
ánimo a favor del FA»
Juan Castillo: «A no bajar los brazos, con el mayor
capital que tenemos, que es nuestra militancia»
-¿Cuál sería tu mensaje fnal
para las y los militante de la 1001?
-El primer mensaje tiene que ver
con las compañeras y los compañeros
militantes populares, del Frente Amplio,
los trabajadores, los cooperativistas,
los jubilados, los estudiantes, de la
diversidad sexual, del No a la Baja, de los
DDHH, y particularmente a los militantes
de la 1001: tenemos que valorar mucho
los cambios que hemos propiciado con
dos períodos de gobierno del FA.
Si somos capaces de demostrar en forma
muy sencilla y práctica, como estaba el
Uruguay y como está ahora, que cosas
hemos conquistado. Los gobiernos
blancos y colorados entregaron el
Uruguay deshecho, con desocupación,
con pobreza, con hambre, con recesión,
con derechos recortados.
Cómo no valorar entonces la situación
que vivimos hoy y salir a defenderlo.
La segunda convocatoria es a no bajar
los brazos, hay que pelear cada voto
hasta el último momento hasta el día
mismo de la elección.
La tercera cosa, porque alguien lo tiene
que hacer, es agradecer y reconocer el
aporte que ha realizado EL POPULAR.
Ustedes podrán decir que es con
modestia y con humildad si, pero también
con mucha grandeza. No hay ningún otro
medio escrito que haya jugado, desde
las elecciones internas, sin parar un
minuto, con mucha amplitud, con mucha
unidad para aportar al triunfo del Frente
Amplio.
Al activo militante de la 1001 empezando
por los propios referentes, por Eduardo
Lorier que ha recorrido el país entero,
al compañero Marcos Carámbula, que
ha hecho un gran aporte a la 1001 y al
Frente Amplio, a nuestras compañeras
y compañeros que están dejando el
alma en la cancha, en las barriadas,
en el puerta a puerta, en las mesas
repartiendo listas, en las pintadas,
nuestro reconocimiento.
Es el capital político más importante
que tenemos, nuestra gente, nuestro
compromiso.