Ejercicios De Condición Física Para El Piano

AUTOR:
Francisco Barrios
Fisioterapeuta
Introducción
Si consideramos al músico además de un artista, como un profesional que ha de dedicar largas
horas de trabajo y esfuerzo físico para llegar a alcanzar la excelencia en la ejecución de las obras
que interpreta, nos daremos cuenta de inmediato que es uno de los pocos profesionales al que
apenas se considera mínimamente como un trabajador a proteger dentro de sus específicas
patologías laborales.
El origen de este anacronismo se debe a varios factores, en primer lugar el mundo del arte parece
que deba estar al margen de lo físico alimentándose del mundo de las musas, craso error cuando
una tendinitis impide la ejecución de una partitura, o los nervios generan una actuación deficiente;
y en segundo lugar no son un colectivo profesional lo suficientemente numeroso como ser objetivo
prioritario dentro del mundo de la salud laboral.
Hoy en día el nivel de exigencia que soporta un músico en cuanto a su calidad de ejecución,
número de horas de preparación, y en ellas la innumerable cantidad de movimientos repetitivos
que realizan resulta difícil de comprender a los que se encuentran al margen de ese especial
colectivo de artistas de la armonía.
Nuestro planteamiento supone por un lado el reconocimiento del músico como un trabajador que
se ve sometido a esfuerzos mantenidos en el tiempo, repetitivos y sin evaluación previa de las
bases ergonómicas en que desarrolla su actividad, la suma de riesgos laborales desembocará, sin
duda, a medio o largo plazo en patologías que al comienzo cursarán con dolor y después con
incapacidad o merma de su actuación artística.
El presente trabajo está dedicado a los pianistas, y se muestra como una serie de ejercicios a
realizar, a ser posible, bajo la dirección de un fisioterapeuta, es por eso que se huye de mostrar
números de repeticiones u otros tipos de cargas que por ser genéricos no se adaptarían a cada
persona en concreto, animamos desde aquí a que los profesionales de la música acudan al
fisioterapeuta para así cuidar su instrumento más valioso, afinarlo y protegerlo de las inclemencias
del tiempo













POSTURAS CORRECTAS / INCORRECTAS
MANO
INCORRECTO CORRECTO



La mano debe mantener una posición alineada con el antebrazo para evitar sobrecarga en la
musculatura flexoextensora de la muñeca.
ESPALDA
INCORRECTO CORRECTO

La espalda debe mantener una postura erguida.



EJERCICIOS
MANO / DEDOS
Separar dedos

Con la mano en posición relajada y los dedos
estirados, separar los dedos entre sí lo máximo
posible manteniendo la tensión unos segundos.

Abrir y cerrar la mano

Con el puño cerrado abrir los
dedos lentamente,al mismo
tiempo, lo máximo posible
manteniendo la tensión unos
segundos.

Abrir los dedos uno a uno

Con el puño cerrado abrir los dedos lentamente,uno por uno, lo máximo posible manteniendo la
tensión unos segundos.

Separación del pulgar Aproximación del
pulgar


Con la palma de la
mano hacia abajo,
agarrar el pulgar con
la otra mano y separar
el dedo.

Con la palma de la
mano hacia arriba,
agarrar el pulgar con
la otra mano y
acercarlo a la palma
de la mano.

Ejercicio de dedos con resistencia

Con la palma de la mano
hacia abajo, colcocar unas
gomas entre los dedos que
dificulten el movimiento de
abrir los dedos al máximo.
Mantener la tensión unos
segundos.








Ejercicio de dedos con resistencia

Colocar una pequeña pelota de goma o esponja entre cada dedo
y presionar durante unos segundos.
MUÑECAS / ANTEBRAZO
Estiramiento Flexores de Muñeca

Los brazos estirados hacia adelante
unidos por las palmas de las
manos, ir acercando las muñecas
hacia el pecho sin despegar las
palmas de las manos, notando
estiramiento en los antebrazos

Estiramiento Flexores de Muñeca

Con las manos unidas por las palmas a la altura de la cara y
los dedos apuntando hacia arriba, descender los brazos sin
despegar las manos.

Estiramiento Flexores de Muñeca

Manos unidas con los dedos
dirigidos hacia abajo a una altura
media, ascender las manos
flexionando los codos sin
despegar las palmas de las
manos.

Estiramiento Flexores de Muñeca














Estiramiento Extensores de Muñeca




CUELLO
Flexo extensión cervical

De pie o sentado con la espalda
recta, llevar la cabeza lentamente
hacia adelante o hacia atrás,
manteniendo unos segundos en
cada posición. La espalda no debe
moverse, solo movemos el cuello.

Lateralización cervical

De pie o sentado con la espalda
recta, llevar la cabeza lentamente a
izquierda y derecha, manteniendo
unos segundos en cada posición.
La espalda no debe moverse, solo
movemos el cuello.

Rotación cervical

De pie o sentado con la espalda recta,
girar la cabeza lentamente a izquierda y
derecha, manteniendo unos segundos
en cada posición. La espalda no debe
moverse, solo movemos el cuello.






ESTIRAMIENTOS CERVICALES ASISTIDOS
Flexión cervical Lateralización cervical Rotación cervical

Con ambas manos asistir el
movimiento de flexión cervical.
Con la mano izquierda asistir la
lateralización izquierda del
cuello. Repetir al lado contrario.
Con la mano derecha asistir la
rotación derecha del cuello.
Repetir al lado contrario.

Flexión cervical Lateralización cervical Lateralización cervical

Sentado en una silla cogerse
con ambas manos al asiento por
detrás y realizar el movimiento
de flexión cervical.
Sentado en una silla cogerse
con la mano izquerda del
asiento por la parte de atrás y
con la mano derecha asistir la
lateralización derecha del cuello.
Repetir al lado contrario.
De pie o sentado, manos a la
espada fijar con la mano
derecha la muñeca del brazo
izquierdo y realizar el
movimiento de lateralización
derecha del cuello.
HOMBROS / ESPALDA
Estiramientos de hombros

De pie al lado de una pared, llevar el brazo
hacia atrás todo lo posible y apoyar la mano en
la pared. Repetir en diferentes ángulos
apoyando más o menos alto la mano en la
pared

















Relajación, movilización de hombros

De pie o sentado, espalda recta. Realizar giros con ambos hombros simultáneamente

Estiramiento lateral de la espalda


De pie, realizar inclinaciones del tronco a ambos
lados. Primero levantado los brazos por encima
de la cabeza y lateralizando. Y segundo dejando
caer lo máximo posible la mano hacia el lado
que nos inclinamos.

Estiramiento de la espalda

Sentado en una silla con las piernas abiertas
más o menos 90º, inclinar el tronco hacia
adelante, intentando colocar la cabeza entre las
piernas.
ISQUIOTIBIALES
Estiramiento de los isquiotibiales

De pie de cara a un banco, subir un
pie sin doblar la rodilla. En esta
posición inclinaremos el cuerpo hacia
adelante intentando tocar el pie.