CUERPO/VOZ

Movimiento energético y sonido.
Autora Marcela Viaggio
Direccin nacional del derec!o de autor "# $$%$$&
Ca'(tulo ))* El cuer'o y la vo+ en la escena.
Los cuerpos de los bailarines, de los actores, los cantantes, los narradores... no
son los mismos en la vida cotidiana como en el espacio escénico. Se tiene que
producir una transformación energética para que el artista se proyecte.
“Se puede hablar de espacio escénico en un ámbito puramente físico el
escenario de un teatro cuando no se reali!a en él espectáculo alguno" y se habla
de espacio escénico en cuanto espacio de ficción, de volumen pleno de
significaciones en un espectáculo determinado.# $%&
Marco ,erico.
'l marco teórico lo desarrollaré articulando los contenidos con los que traba(o)
los apoyos, la circulación y recicla(e de la energía corporal, la respiración como
aliada para abrir nuevos espacios, la mirada como puente de comunicación. Son
respuestas a las preguntas y a los problemas planteados.
'stas problemáticas las cono!co por mi e*periencia bailando, cantando,
actuando, en la docencia de +écnica ,orporal de estudiantes de estas artes,
como preparadora corporal de espectáculos de teatro y canto.
-urante estos veinte a.os de traba(ar como docente y terapeuta en el área de
lo corporal con diferentes poblaciones) en lo artístico, la salud y la educación me
ha ampliado la mirada de mí tarea. /ui implementando nuevas formas de traba(ar
ante las problemáticas que fueron presentándose. La dialéctica de la teoría y la
práctica me llevan a seguir replanteándome nuevos ob(etivos. 0is puntos de vista
se fueron enriqueciendo al integrar nuevas técnicas de lo corporal, lo vocal, la
actuación y otros medios e*presivos) la m1sica, la escritura, la plástica.
,omencé este camino con la '*presión ,orporal, en el 2rofesorado 3acional de
'*presión ,orporal en la 'scuela 3acional de -an!as. 4aloro los ob(etivos, los
contenidos, la organi!ación y la estructura de la '*presión ,orporal para
% /rancisco 5avier $6778& El espacio escénico como sistema significante. 'ditorial Leviatán.
planificar las clases, para crear secuencias de movimiento y coreografías.
-urante una participación como bailarina en el +eatro ,olon, antes de comen!ar
la función, como caldeamiento, yo hacía e(ercicios de 9ioenergía. 0e ayudaban a
centrarme, serenarme, descargar tensiones que me bloqueaban y preocupaban
como también desacrali!ar al “templo de la dan!a# y disfrutar bailando con mis
compa.eros en ese hermoso teatro. ,uando actuaba en una obra de teatro,
antes de entrar a escena, el hacer e(ercicios sola o con mis compa.eros ayudaba
a que la energía del grupo circulara, estar más livianos, con confian!a entre
nosotros. 's indispensable antes de subir al escenario, tonificar el cuerpo y la
vo!, reasegurarse a través del movimiento corporal y vocal, hacer un puente entre
lo cotidiano y lo e*tra cotidiano.
,on respecto a los apoyos, la circulación de la energía, las cora!as
musculares)
“La :orda di(o que el 3agual les había recomendado atarse los chales ba(o la
cintura para protegerse las caderas al rodar. Le comenté que -on 5uan nunca me
había hablado de rodar. 0e e*plico que solo las mu(eres podían hacerlo porque
tenían 1tero. La energía entraba directamente en él y al rodar la distribuían por el
resto del cuerpo. ;n hombre para captar energía, debía echarse de espaldas,
fle*ionando las rodillas hasta lograr que las plantas de los pies estuviesen en
contacto en toda su superficie. Los bra!os debían abrirse hacia los lados, con los
antebra!os en posición vertical y los dedos en forma de garra hacia arriba# $<&

= aquí de nuevo el tema del enrai!amiento. La importancia de los apoyos, el
descargar y cargarse de energía, el recicla(e de la energía corporal, el de(arse
sostener por el piso.
Los apoyos modifican la emisión sonora, toda dificultad en ésta área se refle(an
en todos los aspectos de la sonoridad) en los tonos, la potencia, en la vibración, la
proyección, la creatividad.
3 Castaneda, Carlos. El segundo anillo de poder. pág, 262. 1°Ed.-Buenos Aires: Booket, Grupo Planeta 2004.
-a energ(a de la vida
>le*ander Lo?en creó e(ercicios con el propósito de asentar los pies en la
tierra, estar en la tierra. ;no de los e(ercicios es pararse con los pies paralelos,
ba(ar la cabe!a por su peso, fle*ionar un poco las rodillas y apoyar las manos o
dedos de las manos. 'n esta posición se busca que se produ!ca una descarga de
tensión, mediante las vibratorias. ;no de los ob(etivos del traba(o de la
bioenergética es el aflo(ar las cora!as musculares que podemos tener en
diferentes partes del cuerpo. 'n la pelvis, el abdomen, pecho, hombros, cuello,
mandíbula, o(os, entrece(o, centro de la cabe!a $mollera&. 'stas tensiones se
e*panden a bra!os, manos, piernas, pies, etc. 'stas redes de tensión suceden
porque somos una totalidad, un dolor repercute en otras !onas, aunque estén
ale(adas una de la otra. 's muy importante ba(ar a tierra, a la realidad, al cuerpo,
enrai!arse, no quedarse colgado de los hombros, de las ideas, de la fantasía, de
los fantasmas. 2ara integrarse tiene que e*istir un intercambio entre el adentro y
el afuera, lo inconsciente y lo consciente, el presente y el pasado.
“... e*iste la ansiedad de sostenerse uno sobre sus propios pies, lo cual supone
que se está solo. ,uando somos adultos, todos nos sostenemos solos, esta es la
realidad de nuestra esencia.# $@&
>sí es, el crecer da temor. ,on relación a lo que dice Lo?en me siento
identificada en el tener como uno de los ob(etivos de traba(o que los alumnos
vayan sintiéndose autónomos. >utónomos al elegir un compa.ero para
traba(ar, estar en compa.ía y volver a estar solos, volver a elegir con quien
traba(ar, estar centrados. '(emplo de una de las consignas con las que traba(o)
piensa con quien te gustaría traba(ar, y b1scalo..., cuando quieras alé(ate y
acércate a otro compa.ero. +omarse la libertad de ir y volver, de estar solo. 'n la
utili!ación del espacio aparece el miedo a mostrarse. 0uchos alumnos se pegan a
las paredes, ocupan lugares peque.os donde se chocan con los compa.eros o
con la pared. Les digo que busquen más espacio para estar, que traba(en sobre
ese obstáculo, que se permitan ser en el espacio.
@ Lo?en, >le*ander$67AA& Bioenergética, 2ág. 68B de la 'ditorial -iana" 0é*ico.
0uchas veces sucede que al estar en el piso pueden aparecer imágenes de
muerte $en la hori!ontal& y puede causar angustia, o bien el piso da seguridad y
tienen miedo de subir a otros niveles por el temor de perder el equilibrio y caer. Se
agarran en la musculatura de la mandíbula, apretando los dientes, del cuello,
hombros, pecho, las manos tensas, el aire no entra, no sale librementeC podría
seguir mencionando !onas que se tensan.
'stas cora!as musculares que investigó Dilhem Eeich, maestro de >le*ander
Lo?en tienen que ver con la caracterología de cada persona. ,ada uno de
nosotros tiene cora!as musculares en diferentes lugares del cuerpo, depende de
nuestra historia personal con relación a los otros, en el mundo donde vivimos.
'stas cora!as se fueron armando en el transcurso de nuestra vida.
El conce'to de energ(a. Carga. descarga. circulacin y movimiento.
Eeich se refería a la estructura de la personalidad, al con(unto de tensiones
musculares crónicas del cuerpo. Suele denominarse “armadura# porque sirve para
proteger al individuo de las e*periencias emocionales dolorosas y amena!antes.
Lo defienden de los impulsos peligrosos de su propia personalidad, y también de
los ataques de los demás. Sostengo que estas cora!as también impiden el vivir
plenamente, lo bueno queda anestesiado por las tensiones, el e*presar nuestras
emociones y pensamientos están obstaculi!ados por esta dure!a. 'stas tensiones
pueden “partir# a la persona, haciendo una analogía con una planta. La flo(edad
tampoco es buena porque uno no se puede sostener, ni tener la fuer!a necesaria
para accionar, pensando esta palabra como movimiento que transforma a uno
mismo y al otro en lo vincular.
0e interesa traba(ar los diferentes roles) activo" pasivo, crear las condiciones
necesarias para que en las clases se (uegue esto, para que se pueda vivenciar el
tener una actitud de proponer al otro, de(arse llevar por el otro, la escucha
receptiva y el decir. +ener la posibilidad de aparecer de diferentes maneras,
saliendo de estereotipos. 2ara que se produ!ca un cambio energético tiene que
haber dos elementos como mínimo) dos personas con características diferentes,
dos fuer!as opuestas, el intercambio que se da en las células, en las neuronas, el
movimiento celular, la relación entre el inconsciente y el consciente. 'se (uego de
tensiones produce una transformación energética, un cambio cualitativo. 'n el
caso de la bioenergía, se repiten determinados movimientos, produciéndose una
tensión, que se acumula y luego se produce una descarga a través de
movimientos vibratorios.
2ensar que tenemos la posibilidad de modificarnos a través del traba(o, es una
más de las m1ltiples herramientas y recursos que podemos utili!ar.
9ioenergía como su palabra lo indica, bio F vida, energía. 2racticando e(ercicios
de esta técnica he podido abrirme a mi potencia, a mi fuer!a. 0e ha ayudado a
verme de otra manera, de estar diferente con los otros. 'sto lo estoy llevando
hace quince a.os apro*imadamente a las clases que coordino. Los relatos de los
alumnos que escribí con anterioridad e*presan el beneficio que han encontrado
al practicar este traba(o. 'n varias disciplinas de lo corporal se traba(a con la
energía, con el ob(etivo de que la energía circule y se recicle, por e(emplo, el +ai
,hi, el ,hi "Gun, el =oga, las artes marciales, las dan!as afro " cubanas $=oruba&.
3o estamos acostumbrados a pensar a la personalidad en función de la energía.
La cantidad de energía que tenga el individuo y la forma que la use tiene que
determinar su personalidad y refle(arse en ella. ;nas tienen más energía que
otras.
/onido y 'ersonalidad.
#La palabra “ personalidad “ puede derivarse de dos raíces) la primera es
persona, que significa en latín la máscara que los actores llevaban al representar
una obra de teatro y que describía más o menos su papel. 2or lo tanto la
personalidad está, en un sentido, condicionada por el papel que asume el
individuo en la vida o por el rostro que presenta al mundo. La segunda raí! posible
significa todo lo contrario que la primera. -ividiendo caprichosamente la palabra
“persona#, obtendríamos per sona, e*presión que podría significar “por el
sonido#. Hdem, Ibíd.
'l su(eto que suena, que se hace oír, que se calla, que se esconde detrás de la
máscara, de la sonrisa constante, la mueca, por deba(o de su emisión débil o
for!ada e*presa su manera de ser. 's muy importante traba(ar las cora!as
musculares de la cara, la máscaraC en la !ona de la mandíbula, la boca, la lengua,
los o(os, el entrece(o, se acumula mucha tensión, porque el rostro está e*puesto
constantemente, y es una de las ra!ones porque la gestualidad de la cara queda
fi(a. Se tiende a utili!ar mal la articulación témporo " ma*ilar, la lengua queda
aprisionada dentro de la boca, los dientes apretados, reduciéndose el espacio
dentro de la boca. +odo queda apretado, tensionado, no hacemos el uso adecuado
de los huesos de nuestra cabe!a como ca(a de resonancia. La vo! pierde su
vibración, su color se opaca, se respira mal, el aire llega solamente hasta el
pecho, entonces sale ahogada, sin cuerpo. ;na vo! rica, es la que tiene diferentes
matices, tonos, subtonos. 2ara poder proyectarla, aparecer con la propia vo! es
indispensable traba(ar corporalmente. 'l desbloquear las cora!as musculares para
que la energía circule, que el aire pueda hacerse paso hacia aba(o, al centro de
gravedad, hacia atrás, a la cintura, que la vo! pueda moverse de atrás hacia
delante, y viceversa, de arriba hacia aba(o, de aba(o hacia arriba, que tenga
armónicos. JKué es una vo! monótonaL, lo relaciono con la utili!ación de un tono,
sin variables, con poca energía, pobre, aburrida, también puede ser con un tono
alto, a los gritos, con un esfuer!o innecesario, displacentero, que aturde, molesta.
La vo! es otro medio de e*presión, como la e*presión corporal. La vo! tiene
cuerpo, porque se proyecta desde adentro del cuerpo hacia el afuera. ;na vo!
puede ser opaca, sin timbre ni resonancia, ba(a como si careciese de energía, sutil
y sin cuerpo. +odas las cualidades de la vo! tienen alguna relación con la
personalidad.
Lo?en dice) MLlamamos vibraciones a estos temblores. La ausencia de ellos
denota tensión en el cuerpo o en la vo!. 'n esta 1ltima produce una falta de
resonancia. Ne aquí las relaciones) tensión F retención F falta de vibración F ba(a
de afecto o sentimiento.#
La vo! está totalmente ligada a los sentimientos. La garganta es un puente
entre la ra!ón y las emociones, de la !ona alta a la ba(a. -e esto se trata el
integrar estas partes. 'l instinto y el pensamiento, integrar la se*ualidad, la
afectividad, la mente, lo espiritual.
2ara Lo?en la boca y la garganta son parte de un canal de comunicación del
cora!ón con el mundo e*terno, el sistema respiratorio y digestivo comparten la
función de entrada y salida de las emociones. Observando anatómicamente este
canal, encontramos tres áreas en que las tensiones crónicas pueden formar anillos
de constricción. -esde lo más superficial hacia adentro. 'l primer anillo es
alrededor de la boca, en la articulación témporo "ma*ilar, la lengua. 'l segundo en
la intersección del cuero cabelludo y el cuello. 'sta !ona es crítica porque se
produce allí el pasa(e de los movimientos voluntarios a los involuntarios. 'n la
boca y la faringe podemos voluntariamente decidir lo que tragamos o escupimos.
,uando los alimentos o la bebida llegan al esófago no se puede decidir
voluntariamente que es lo que entra y que sale, ya está adentro. La tercera en la
!ona del cuello y el tóra*. La !ona en que se locali!a este anillo de tensión puede
verse descrita en la figura siguiente $copiada del libro 9ioenergética de Lo?en, pág. %BP&.
'ste anillo de tensión no es una unidad anatómica, sino funcional. Intervienen en
su formación muchos m1sculos, y diversas estructuras, como la mandíbula inferior


y la lengua, en su actividad. La mandíbula inferior, al apretarla, encierra la tensión
repercutiendo en otras !onas como) el pecho, bra!os, manos, costillas, cintura,
pelvis, piernas, pies, etc. 'sta tensión es la que no permite enrai!arnos en la
tierra, produciéndose cortes energéticos en diferentes partes del cuerpo, en la vo!
esto repercute directamente.
>l escribir este párrafo tengo presente a un alumno, es muy tenso, pareciera
que su pecho tuviera una armadura, su mandíbula apretada, sus piernas y pelvis
tiesas. 2areciera que se puede partir, quebrar. Lo vi en una escena de 0oliére, su
vo! parecía ahogada, no ba(aba, quedaba atorada en su cuello. Su peso no
descendía, estaba “colgado# todo el tiempo. >garrado de sus ideas, le propuse
que traba(ara con la entrada y salida del aire, que permitiera que entre y salga y al
salir podría decir el te*to. Nabía un corte energético en las mu.ecas, que no le
permitía moverse y vincularse con fluide!.. Le costaba mucho probar, poner su
cuerpo, estar ahí, consigo mismo y sus compa.eros de escena, entonces
quedaba aislado. 'ste es uno de los e(ercicios que traba(o con mis alumnos, con
el ob(etivo de abrir el cuerpo, que la energía corporal circule y no se quede
estancada, ni atrapada.
,uando le propuse que el aire vaya abriendo camino para llegar hasta su
abdomen y costillas, me decía que estaba tratando de traba(arlo dramáticamente,
dándole forma al contenido. Se distanciaba de lo que pasaba por su cuerpo,
traba(aba con la idea, con la forma. Nasta entonces estaba teniendo una actitud
defensiva, armándose, sin que haya intercambio ni enriquecimiento. ,uatro meses
después de esa observación, él cambió notablemente, está mucho más abierto, su
vo! se escucha con tonos graves, sus apoyos son más sólidos al permitirse
entregar su peso al pisoC la entrada y salida del aire le ayudan a abrir nuevos
espacios.
'l cantar es muy placentero, es una manera de transformar la triste!a, que la
angustia no quede estancada en el pecho, aprisionada, de darle cauce a la
emoción, compartir con los otros la alegría o la bronca, las emociones, es estar
presente.