You are on page 1of 5

El Campamento de Israel

La segunda imagen es la del campamento de Israel, cuando Dios lo organizó en el
desierto del monte de Sinaí.
1.
El Campamento Cuando el pueblo de Israel salió de Egipto y se encontró frente a
Dios en el monte de Sinaí, Dios le dio indicaciones muy específicas de cómo
tenían ue andar como pueblo de Dios.
Entre !stas encontramos indicaciones de cómo marc"ar por el desierto y como
acampar.
#uede sonar llamati$o, pero Dios no le dio permiso al pueblo para ir cada uno
donde le d! la gana.
Les dio indicaciones para ser un pueblo ordenado.
Esas indicaciones a"ora ueremos analizar% En &'meros (%1)*+ encontramos estas
indicaciones% 1 ,abló -e"o$. a /ois!s y a 0arón, y les di1o% ( 2Los "i1os de
Israel acampar.n alrededor del 3abern.culo de reunión, cada uno 1unto a su
bandera, ba1o las ense4as de las casas de sus padres.
* 5Estos acampar.n al frente, "acia el este% la bandera del campamento de -ud.,
seg'n el orden de sus e1!rcitos.
.
.
-unto a !l acampar.n los de la tribu de Isacar.
.
.
3ambi!n acampar. la tribu de 6abulón.
17 5La bandera del campamento de 8ub!n estar. al sur, seg'n el orden de sus
e1!rcitos.
.
.
0campar.n 1unto a !l los de la tribu de Simeón.
.
.
3ambi!n acampar. la tribu de 9ad.
.
.
1: 5Luego ir. el 3abern.culo de reunión, con el campamento de los le$itas, en
medio de los campamentos.
En el orden en ue acamparon, así marc"ar. cada uno 1unto a su bandera.
1; 50l occidente, la bandera del campamento de Efraín, seg'n el orden de sus
e1!rcitos.
.
.
-unto a !l estar. la tribu de /anases.
.
.
3ambi!n acampar. la tribu de <en1amín.
(= 5La bandera del campamento de Dan estar. al norte, seg'n el orden de sus
e1!rcitos.
.
.
-unto a !l acampar.n los de la tribu de 0ser.
.
.
3ambi!n acampar. la tribu de &eftalí.
*+ E "icieron los "i1os de Israel conforme a todas las cosas ue -e"o$. mandó a
/ois!s.
0sí acamparon ba1o sus banderas, y así marc"aron cada uno por sus familias,
seg'n las casas de sus padres.
En estos $ersículos se $e claramente el orden ue lle$aba el pueblo de Israel al
acampar y al marc"ar.
> sea ue ellos acampaban y marc"aban en orden% En primer lugar -ud. con Isacar
y 6abulón, en segundo lugar 8ub!n con Simeón y 9ad, despu!s el tabern.culo con
la tribu de los le$itas, en tercer lugar enseguida despu!s del tabern.culo iba
la tribu Efraín con /anases y <en1amín, y en cuarto lugar Dan con 0ser y
&eftalí.
Dios les dice claramente ue cada uno acampe 1unto a su estandarte y con las
ense4as de sus casas paternas.
Esto muestra ue Dios no niega las tradiciones familiares, ni diferencias
tribales o culturales dentro de su pueblo, sino las confirma, dando indicaciones
ue cada uno se una con los de su familia, trasfondo y tradición, sin pro"ibir
#.gina 1
El Campamento de Israel
cierta libertad de mo$imiento entre los grupos.
La cla$e de la ?&ID0D de este pueblo esta en el CE&38> del campamento y el
CE&38> del orden de marc"a.
El CE&38> es el tabern.culo, el lugar de la presencia de Dios.
Las tradiciones y las diferencias entre las tribus y casas paternas tenían ue
mo$erse dentro de los lineamientos dados por Dios mismo "acia el plan de Dios
para ellos.
Dios no anula las personalidades, diferencias culturales y de tradición, pero si
las canaliza y moldea por el camino de la $ida.
Este modelo nos ense4a $arias $erdades para nuestro tema de ?nidad, Integridad y
3olerancia frente a la di$ersidad.
a.
La Cla$e est. en el Centro% 3anto en el campamento del pueblo de Israel como
para todo creyente "oy, la cla$e de la ?nidad y relación est. en el Centro, o
sea en Dios mismo.
#ara encontrar ?nidad con otras personas, !sta solo se puede encontrar al
mo$erse en la dirección "acia Dios, porue es allí ue nos podemos encontrar.
Cuando alguien uiere lograr la unidad sin pasar por el Centro, por Cristo,
lograr. cierto acercamiento, pero no la unidad.
Cristo sabe lo ue es ?nidad, porue la $i$e con su #adre y con el Espíritu
Santo.
b.
>tros centros% Los seres "umanos ya "emos tratado muc"as $eces de lograr unidad
y posibilidad de relación poniendo algo diferente ue Dios en el centro.
En este momento el mundo trata de poner en el centro cosas como% ?na cultura
Internacional, un mercado libre, un sistema internacional de gobierno, un
sistema global de comunicaciones, una moneda 'nica.
.
.
Cada una de estas cosas tiene sus cosas a fa$or y sus cosas en contra.
0lgunas $eces se "a intentado lograr unir a las congregaciones y denominaciones
a tra$!s de instituciones u organizaciones.
Esto solo funciona en la medida ue la institución misma lle$a "acia Cristo.
#ero debemos estar conscientes de ue instituciones tienen una gran tendencia de
ser centro, desplazando a Cristo de ese lugar.
En otras palabras instituciones tienden a ser fin en si mismas.
>tro elemento ue f.cilmente tiende a ser centro, desplazando a Cristo, son los
conflictos.
Cristo es el 'nico digno de ser centro, porue es el creador, es uien en $ez de
usar a otros para lograr sus metas, se dio a sí mismo para ue otros pudieran
alcanzar la meta, alcanzando así su propia meta, esto es el amor y la sal$ación
para muc"os.
Cristo es el centro de nuestro campamento.
c.
#erspecti$as opuestas% En el campamento las diferentes tribus se acercan al
tabern.culo desde .ngulos muy di$ersos y en la medida ue se acercaban al
tabern.culo, se acercaban el uno al otro.
La ?nidad de las tribus y clanes se lograba al encontrarse en la presencia de
Dios.
Cuando "ay personas ue tienen perspecti$as opuestas a uno, la manera de
acercarse mutuamente, es ir en la dirección "acia el centro.
Es en Cristo ue @ya no "ay 1udío ni griego, no "ay escla$o ni libre, no "ay
"ombre ni mu1er, porue todos $osotros sois uno en Cristo -es'sA B9.latas *%(;C.
Cuando personas se uieren encontrar fuera de ese centro, podr.n lograr alg'n
tipo de relación o unidad, pero en Cristo encontrar.n un ni$el no conocido por
otros.
0 personas ue $ienen de situaciones opuestas a la nuestra, les indicaremos la
meta, porue es allí donde las dos perspecti$as encuentran su $erdad.
Indicarle la meta a una persona con perspecti$a opuesta a la propia, ser. un
desafío, porue la meta para esa persona se ubica en una dirección diferente a
la nuestra y no es necesario ue la persona $enga primero a nuestro lugar para
luego dirigirse "acia la meta ue es Cristo.
Esto fue un gran desafío para los 1udíos cristianos.
0 muc"os de ellos les parecía ue los gentiles tenían ue "acerse primero
1udíos, o sea tenían ue circuncidarse primero para llegar a ser cristianos.
#ero en la gran reunión ue se tu$o sobre el tema en -erusal!n B,ec"os 1=C esto
uedó bien aclarado.
0llí se di1o bien claramente ue los gentiles no necesitaban "acerse
#.gina (
El Campamento de Israel
primeramente 1udíos para ser Cristianos.
En otras palabras uedó claro ue cada uno puede ir directamente a Cristo, sin
tener ue pasar primeramente por la perspecti$a de uno.
Cuando entonces le "ablamos a una persona con perspecti$a contraria a la
nuestra, "ay ue indicarle el camino directamente a Cristo, conscientes ue no
tiene necesidad de pasar primeramente por el lugar donde estoy yo mismo.
#or eso cuando tratamos con una persona de perspecti$a contraria y diferente,
nosotros mismos somos desafiados a ree$aluar nuestra perspecti$a para $er si
Dios nos uiere ense4ar algo a tra$!s de la otra persona.
Estamos conscientes ue estamos en el camino, algo ue nos mantiene "umildes y
conscientes ue la $erdad est. en el Centro, en la /eta, en Cristo, y no en
nosotros mismos.
d.
/uc"as familias, pero un #ueblo% El campamento nos muestra ue "abía un buen
n'mero de familias, clanes y tribus en el pueblo de Israel.
3odos ellos pertenecían al pueblo de Dios y se aceptaban mutuamente como tales.
Eran muc"as familias, pero eran un campamento.
0sí tambi!n en el campamento de Cristo "ay un buen n'mero de familias, clanes y
tribus de fe.
0 todos ellos los aceptaremos como parte del campamento B8omanos 1=%:C, aunue
cuidaremos de seguir caminando "acia el Centro, "acia Cristo.
Cada uno nos identificaremos con la tribu, el clan y la familia de fe donde
"emos nacidos, confiando en ue Dios "a dado a cada uno un lugar y una tarea
específica dentro del pueblo de Dios y ue cada miembro puede ser instrumento
para ue Dios conceda otros y nue$os dones y tareas a esa familia de fe B/ateo
(=%1+)*7, Lucas 1D%11)(:C.
0unue estamos conscientes de otras familias, clanes y tribus en el campamento
de Dios, tambi!n estaremos conscientes de ue nuestra relación y unidad est. en
el Centro del Campamento y no en las relaciones fuera del centro, ni en los
sistemas ue podamos edificar, ni en las organizaciones ue podamos le$antar
entre nosotros.
Cristo es la cabeza del cuerpo BColosenses 1%1=)(7C.
#or eso en nuestras relaciones con otras personas siempre buscaremos ir en la
dirección "acia el Centro, "acia la /eta.
Ese es el camino "acia la unidad y la relación en caso ue la persona sea
"ermano en la fe, como cuando sea enemigo de la fe.
EEpresando esto de una manera m.s pr.ctica% BaC @En CasaA% Cuando estoy en casa,
en mi congregación, me siento en casa, conciente ue "ay muc"o para crecer "acia
la meta ue es Cristo y "aciendo un esfuerzo conciente y continua de
efecti$amente "acer mo$imientos concretos "acia la meta.
BbC @En otra congregación "ermanaA% Cuando estoy en otra congregación "ermana
del mismo grupo, conferencia o con$ención BtribuC, estoy libre de mo$erme dentro
de las costumbre, tradiciones y formas ue allí se tienen y adapt.ndome
f.cilmente.
BcC @En un encuentro interdenominacionalA% 0llí adorar! a Dios, adapt.ndome en
lo posible, conciente ue puede "aber costumbres o formas ue no concuerdan con
mis con$icciones B8omanos 1+%=bC y entendimiento del mensa1e bíblico.
En algunos casos tambi!n conciente, de ue puede "aber elementos en los cuales
no podr! participar, sin lastimar mi integridad.
BdC @0l tratar a ni$el interreligiosoA% Como personas y profesionales tambi!n
nos mo$emos en lugares seculares, o con presencia religiosa amplia y $ariada.
En un lugar tal, tratar! de "acerlo, como dice #ablo en 1Corintios D%1D)((% D#or
lo cual, siendo libre de todos, me "e "ec"o sier$o de todos para ganar a mayor
n'mero.
(7/e "e "ec"o a los 1udíos como 1udío, para ganar a los 1udíosF a los ue est.n
su1etos a la ley Baunue yo no est! su1eto a la leyC como su1eto a la ley, para
ganar a los ue est.n su1etos a la leyF (1a los ue est.n sin ley, como si yo
estu$iera sin ley Bno estando yo sin ley de Dios, sino ba1o la ley de CristoC,
para ganar a los ue est.n sin ley.
((/e "e "ec"o d!bil a los d!biles, para ganar a los d!bilesF a todos me "e "ec"o
de todo, para ue de todos modos sal$e a algunos.
e.
0gradecimiento por el lugar% 0l $er nuestro lugar en el campamento, sabemos ue
dentro del pueblo de Dios, pertenecemos a una familia, un clan y una tribu muy
especial, con una tarea muy especial y un lugar muy especial y personal.
En ese lugar debemos buscar a Dios y su $oluntad para nosotros.
Desde allí Dios nos guiar. "acia la /eta ue es Cristo.
0gradecemos a Dios por pertenecer a su pueblo, por el lugar Bclan y familiaC en
#.gina *
El Campamento de Israel
el cual nos "a puesto y por la tarea ue nos "a dado para lle$ar a cabo.
(.
#ar.metros BlímitesC 0l presentar el tema de este campamento, tambi!n aparece la
pregunta referente a los límites del #ueblo de Dios.
Esto nunca "a sido un tema f.cil y seguramente no ser. f.cil para nosotros,
aunue sabemos ue nadie es el 'nico "i1o de Dios, ni la 'nica iglesia,
congregación o denominación.
3odos ponen límites en alg'n lado.
La pregunta es, dónde ponerlos, para ue est!n donde Dios los uiere.
a.
Importancia de límites% Cuando leemos los relatos sobre el pueblo de Israel en
el 0ntiguo 3estamento, ueda bien claro ue !ste tenía su clara identidad y
todos sabían bien uienes pertenecían al pueblo y uienes no pertenecían.
-es's mismo usó este tipo de lengua1e, cuando di1o en Lucas 11%(*% @El ue no es
conmigo, contra mí esF y el ue conmigo no recoge, desparrama.
A #or lo tanto debemos reconocer ue en el pueblo de Dios eEisten límites, como
tambi!n personas ue pertenecen y personas ue no pertenecen.
Cada familia tiene su identidad, eEpresada en tradiciones, costumbres y modos de
pensar, en otras palabras, tiene límites.
Esto no uiere decir ue estas cosas sean santificadas, sino ue para las
personas, familias, clanes y tribus ue se acercan a Cristo, estas cosas entran
en un proceso de continua transformación "acia la $oluntad de Dios.
b.
Definiendo límites% 9eneralmente los par.metros para definir la familia a la
cual se pertenece, son m.s estrec"os ue los par.metros para definir el pueblo.
0lgo así tambi!n se da a ni$el de congregaciones y denominaciones.
#or eso, puede ser ue los par.metros para una congregación sean muc"o m.s
específicos ue los ue tenga la denominación, aunue no necesariamente.
#ara las relaciones entre denominaciones, los par.metros ser.n aun menos
específicos, ue los ue se tiene dentro de una denominación.
La gran pregunta ue surge es Gcómo definir esos par.metrosH
3odos sabemos ue una misma cosa puede estar mal en una cultura o tradición,
mientras ue en otra cultura o tradición no est. mal B1C.
0dem.s "ay muc"os "ec"os ue muestran diferentes ni$eles de acercamiento o
ale1amiento de Dios.
0uí doy algo ue "a sido de ayuda para mí, aunue oro por cada situación y
estoy consciente ue no puedo "acer nada sin la ayuda de Dios% iC #ara mí mismo,
con la ayuda de Dios $i$o de acuerdo a la con$icción ue Dios me "a dado, el
conocimiento ue recibí al estudiar su #alabra.
iiC 0cepto como "ermanosIas a los ue aceptaron a Cristo como su Se4or y
Sal$ador y $i$en en obediencia y de acuerdo a las con$icciones ue Dios les "a
dado.
iiiC Soy cauteloso cuando la persona camina en el borde de lo ue es pecado o de
lo ue no con$iene.
i$C 3omo distancia cuando la persona conscientemente pasa los límites de pecado.
Si es un "ermano de mi congregación, orar! para actuar de acuerdo con /ateo
1;%1=)1;.
$C /e separo de auellos ue conscientemente $i$en en pecado y no uieren
cambiar, o aun lle$an a otros a pecar B-udas (*, 8omanos 1%*(bC.
$iC 0 todos los amo, respeto y les comunicar! el mensa1e de Dios.
,ablando de todo esto, estamos conscientes ue "ay diferentes ni$eles de maldad%
) ,ay una diferencia entre lo ue no con$iene B(C y un pecado ) ,ay una
diferencia entre caer en pecado y $i$ir en pecado B*C ) ,ay una diferencia entre
pecar y "acer caer en pecado B+C.
c.
Símbolos de pertenencia% El pueblo de Israel tenía su manera de identificar a
los ue eran parte del pueblo, dando a cada miembro masculino la circuncisión.
0unue la circuncisión era el sello de pertenencia, el 0ntiguo 3estamento mismo
estaba consciente ue no todos los ue "abían recibido la circuncisión eran
creyentes en Dios BDeuteronomio 17%1J, *7%J, -eremías +%+, D%(=, 1Corintios
:%1DC, sino auellos ue amaban a Dios de corazón.
3ambi!n ya estaba claro ue "abía personas ue no eran de procedencia 1udía ue
amaban a Dios B=C, razón por la cual el 0ntiguo 3estamento pre$! la posibilidad
de circuncidar a los eEtran1eros.
0lgo así tambi!n pasa "oy día en la iglesia.
El bautismo es un acto $isible de una relación in$isible con Dios y un
compromiso con la congregación.
#.gina +
El Campamento de Israel
#ero todos estamos conscientes ue no todos los bautizados aman a Dios, ni todos
los no bautizados est.n le1os de Dios.
Con todo, así como la circuncisión para los 1udíos, así el bautismo para los
cristianos, son símbolos de pertenencia al pueblo de Dios.
d.
EEclusión del #ueblo% En el caso de ue alguien del pueblo de Israel en tiempos
del 0ntiguo 3estamento no cumpliera con los mandamientos dados por Dios, era
eEcluido del pueblo a tra$!s de la muerte.
#ara la iglesia, -es's dio indicaciones de eEcluir a personas ue insisten en
$i$ir en pecado, caminando en dirección contraria, ale1.ndose del centro y por
lo tanto ya no pertenecen al pueblo.
El m!todo de "acerlo lo encontramos descritos en /ateo 1;%1=)1:, 1 Corintios = y
9.latas J%1.
e.
Llamados a ser de <endición% Dios "abía dic"o ue el pueblo de Israel iba a ser
de bendición a todas las familias de la tierra B9!nesis 1(%()*C.
Eso ya comenzó a ser realidad cuando en el crecimiento del pueblo, otros fueron
confrontados con el mensa1e del Dios $i$o, y cuando al salir de Egipto muc"o
pueblo ue no era de trasfondo 1udío fue sal$ado tambi!n, como dice en &'meros
11%+% @La gente eEtran1era ue se mezcló con ellos.
.
.
A, o cuando Dios perdonó a los "abitantes de &ini$!, al arrepentirse de sus
pecados despu!s de la predica de -on.s.
3ambi!n a nosotros Dios nos uiere poner para bendición de todas las naciones,
por eso nos "a en$iado a ir y predicar el e$angelio a todas las naciones, un
mandato mencionado en los cuatro E$angelios BJC.
La tarea es encaminar a muc"os "acia el Centro ue es Cristo.
f.
3rato con los eEtran1eros% ?na persona no circuncisa era eEtran1era en el pueblo
de Israel.
0unue el eEtran1ero no era parte del pueblo de Dios, tenía ue ser tratado con
respeto y 1usticia, y si deseaba, podía circuncidarse, "aci!ndose miembro del
pueblo de Dios BKEodos 1(%++)+;C.
Como seguidores de Cristo, tambi!n sabemos ue debemos amar al pró1imo y aun al
enemigo B/ateo ((%*:)+7, =%++)+=C, in$it.ndolos para unirse al pueblo de Dios.
g.
El !nfasis est. en el Centro% 0unue los límites tu$ieron una cierta importancia
para el pueblo de Dios, la atención de la <iblia cae en forma especial sobre el
Centro, sobre Dios.
#or eso ya en el 0ntiguo 3estamento dice en Deuteronomio J%=% @0mar.s a -e"o$.,
tu Dios, de todo tu corazón, de toda tu alma y con todas tus fuerzas.
A &o dice en ning'n lado ue debemos amar los límites.
Esto es lo ue "emos dic"o cuando eEplicamos cómo ir por el camino de Dios.
Cuando recorremos el camino de Dios, "ay ue mirar y caminar "acia la meta.
,ay ue mirar y caminar "acia el centro.
0un cuando "ablamos con persona desconocidas, la dirección de la mirada y del
camino debe ser "acia Cristo, el centro y la meta.
En Cristo se derriban las barreras B:C, en Kl encontramos la ?nidad.
&o tiene muc"o $alor dedicar tiempo y esfuerzo a los límites.
Si nos dedicamos a ellos, solo nos sacan tiempo y fuerzas necesarias para seguir
adelantando en el camino "acia la meta y el centro ue es Cristo, y nos sacan
tiempo y fuerzas necesarias para encaminar a otros "acia el centro.
Estamos conscientes de la necesidad de límites, pero tambi!n sabemos ue el
Centro, Cristo, es lo m.s importante.
La imagen del campamento de Israel nos ayuda a ser íntegros y tolerantes en un
mundo de di$ersidades, porue nos muestra lo m.s importante, el Centro ue es
Cristo y nos da una idea clara de cómo relacionarnos con personas ue $ienen con
otras perspecti$as, caminan en otras direcciones o ue aun no "an pasado por la
puerta, y por lo tanto no son parte del pueblo.
Esta imagen tambi!n nos ayuda a entender la importancia y el $alor de los
par.metros en la definición de la unidad del pueblo de Dios.
#.gina =