You are on page 1of 4

Cáncer gástricoShare on facebookShare on twitterFavorito/CompartirVersión para imprimir

Es el cáncer que comienza en el estómago.

Causas
Hay diferentes tipos de cáncer que pueden ocurrir en el estómago. El más común se denomina
adenocarcinoma, el cual comienza a partir de uno de los tipos comunes de células que se
encuentran en el revestimiento del estómago.

El adenocarcinoma del estómago es un cáncer común del tubo digestivo. Es infrecuente en los
Estados Unidos, pero es común en el oriente de Asia, partes de Suramérica y el centro y
oriente de Europa. Ocurre casi siempre en hombres mayores de 40 años.

En los Estados Unidos, la cantidad de personas con este cáncer ha disminuido con el pasar de
los años. Los expertos piensan que esta disminución puede ser en parte debido a que la gente
está comiendo menos alimentos curados, salados y ahumados.

Usted es más propenso a que le diagnostiquen cáncer gástrico si:

Tiene una dieta baja en frutas y verduras.
Tiene un antecedente familiar de esta enfermedad.
Tiene una infección del estómago por la bacteria llamada Helicobacter pylori.
Tuvo un pólipo de un tamaño mayor a dos centímetros en su estómago.
Tiene inflamación e hinchazón del estómago por largo tiempo (gastritis atrófica crónica).
Presenta anemia perniciosa.
Fuma.
Síntomas
Los síntomas del cáncer gástrico pueden incluir cualquiera de los siguientes:
Dolor o llenura abdominal, que puede ocurrir después de una comida pequeña
Heces negras
Dificultad para deglutir, que empeora con el tiempo
Eructos excesivos
Deterioro de la salud en general
Inapetencia
Náuseas
Vómitos con sangre
Debilidad o fatiga
Pérdida de peso
Pruebas y exámenes
El diagnóstico a menudo se retrasa debido a que es posible que no se presenten síntomas en
las etapas tempranas de la enfermedad o a que los pacientes se tratan ellos mismos los
síntomas que el cáncer gástrico tiene en común con otros trastornos gastrointestinales menos
serios (como distensión, gases, acidez gástrica y llenura).

Los exámenes pueden ayudar a diagnosticar el cáncer gástrico abarcan:

Conteo sanguíneo completo (CSC) para verificar si hay anemia.
Esofagogastroduodenoscopia (EGD) con biopsia para examinar el tejido gástrico. La EGD
consiste en introducir una diminuta cámara por el esófago para observar el interior del
estómago.
Examen coprológico para ver si hay sangre en las heces.
Tratamiento
La cirugía para extirpar el estómago (gastrectomía) es el único tratamiento que puede curar el
adenocarcinoma gástrico. La radioterapia y la quimioterapia pueden ayudar y pueden mejorar
las posibilidades de una curación después de una cirugía.

Para las personas a quienes no se les puede practicar una cirugía, la quimioterapia o la
radioterapia puede mejorar los síntomas y puede prolongar la supervivencia, pero
probablemente no cure el cáncer. A algunos pacientes un procedimiento de derivación
(bypass) quirúrgica puede brindarles alivio de los síntomas.

Grupos de apoyo
El estrés causado por la enfermedad se puede aliviar uniéndose a un grupo de apoyo para el
cáncer. El hecho de compartir con otras personas que tengan experiencias y problemas en
común puede ayudarle a que no se sienta solo.

Expectativas (pronóstico)
El pronóstico varía con base en qué tanto se ha propagado el cáncer para el momento del
diagnóstico. Los tumores en la parte inferior del estómago suelen curarse más a menudo que
los tumores en el área superior. La posibilidad de cura también depende de cuán lejos el tumor
haya invadido la pared estomacal y si hay compromiso de los ganglios linfáticos.

Cuando el tumor se ha diseminado por fuera del estómago, la cura no es posible. En este caso,
el objetivo del tratamiento es el mejoramiento de los síntomas.

Posibles complicaciones
Acumulación de líquido en el área abdominal (ascitis)
Sangrado gastrointestinal
Diseminación del cáncer a otros órganos o tejidos
Pérdida de peso
Cuándo contactar a un profesional médico
Consulte con el médico si se desarrollan síntomas de cáncer gástrico.

Prevención
Los programas de detección son efectivos en la identificación de la enfermedad en las etapas
tempranas en partes del mundo donde el riesgo de cáncer gástrico es mucho más alto que en
los Estados Unidos. El valor de los exámenes de detección en los Estados Unidos y en otros
países con tasas más bajas de cáncer gástrico no es claro.

Lo siguiente puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer gástrico:

No fumar.
Consumir alimentos saludables ricos en frutas y verduras.
Tomar medicamentos para tratar la enfermedad por reflujo (acidez gástrica), si se presenta.
Tomar antibióticos si le diagnostican infección por H. pylori.