“AÑO DE LA INVERSIÓN PARA EL DESARROLLO RURAL Y LA

SEGURIDAD ALIMENTARIA”




CURSO:
Mecánica de Suelos
CICLO:
IV
ESCUELA:
Ingeniería Civil
ALUMNOS: CÓDIGO:
 Avalos Vega Janeth 2112311126
 Huallanca Zanelli Jackelin 2112311032
 Ipanaqué Beltrán Jaquelin 2112311099
 Obregón Arteaga Rossmery 2112311249
 Vigo León Kathery
Docente:
Ing. Erika Magaly. Mozo Castañeda

Nuevo Chimbote – Perú
2013




ÍNDICE
1. Introducción
2. Justificación
3. Objetivos
4. Empuje de Tierras
5. Experiencia de Estudio de Suelos en Empuje de Tierras
6. Aplicación
7. Esquema de Fallas
7.1. Por deslizamiento
7.2. Por volteo o Rotación
8. Empuje Activo
9. Empuje Pasivo
10. Influencia de Rugosidad
11. Teoría de Coulomb
12. Teoría de Ranquine
13. Conclusiones
14. Recomendaciones
15. Bibliografía








INTRODUCCIÓN

En las vías terrestres se usan mucho las estructuras de retención para resolver
numerosos problemas que se presentan con frecuencia. De continuo aparece la situación
en que dos masas de tierra vecinas deben mantenerse a diferente nivel; es cierto que el
talud es la solución típica para este problema, pero con frecuencia ha de recurrirse
también al uso de estructuras de retención, sin embargo, aunque no es práctica común se
evita sobre todo por razones de costo.
Para definir el empuje de los suelos sobre las estructuras de retención, podemos decir en
forma general, que en ellos se involucran todos los problemas que se le presentan al
ingeniero para determinar las tensiones en la masa del suelo que actúan sobre una
estructura.
La mecánica de suelos se basa en varias teorías para calcular la distribución de tensiones
que se producen en los suelos y sobre las estructuras de retención. Cronológicamente,
Coulomb (1776) fue el primero que estudió la distribución de tensiones sobre muros.
Posteriormente, Rankine (1875) publicó sus experiencias.
En este capítulo se estudia el empuje de tierras contra muros de contención. Se verán
dos teorías la teoría de Rankine y la teoría de Coulomb. Es muy importante comprender
bien la resistencia al esfuerzo cortante de los suelos así como la técnica de las redes de
flujo de agua para poder estimar la presión del agua en un muro de contención sometido
a flujo de agua.








JUSTIFICACION

Por naturaleza, el suelo es el elemento más ampliado por el ingeniero civil para el
desarrollo de gran variedad de obras civiles. Este le sirve como elemento de
construcción, como soporte de estructuras y a su vez puede ser la estructura misma. En
esa variedad de comportamiento, el suelo es sometido a una diversidad de solicitaciones
que pueden ser estáticos o dinámicos y que generan perturbación en sus condiciones
naturales y en su estado de esfuerzo.
El ingeniero civil debe diseñar estructuras seguras y estables en el tiempo, teniendo en
cuenta el nivel de perturbación que sufre el suelo, evaluando su comportamiento y nivel
de esfuerzos a los que puede estar sometido.












OBJETIVOS

 Conocer el concepto de empuje de tierras
 Comprender la aplicación de empuje de tierra
 Estudiar los deslizamientos de la tierra, mediante la determinación de
parámetros de comportamiento mecánico de suelo y la evaluación de su
respuesta ante la variación en los niveles de esfuerzo.
















4. EMPUJE DE TIERRAS
Se define el empuje de tierras como la acción que ejerce el terreno situado en el trasdós
de un muro, sobre este y su cimentación.

Experiencia de estudio de suelos en empuje de tierras y aplicación

5. TEORIA DE FALLAS
Para establecer una teoría de falla cualquiera, es condición definir claramente lo que se
entiende por falla, dentro de tal teoría. En términos generales no existe una definición
exacta del concepto de falla; pero puede significar el principio del comportamiento
inelástico del material o el momento de la ruptura del mismo, por así decirlo. Aceptando
una teoría en la que la resistencia del material este expresada en términos del esfuerzo
cortante máximo que resiste dicho material puede establecer el momento en que ocurre
la falla estudiando la curva de esfuerzo cortante - deformaciones angulares.

6. FALLAS
Son deformaciones frágiles. Los materiales se rompen y se produce un desplazamiento
suficiente de los "fragmentos" rotos (sin desplazamiento no es posible visualizar las
fallas). Generalmente las identificamos porque se ponen en contacto materiales de
distintas edades.
 Elementos geométricos de las fallas
Al igual que en los pliegues, definir una serie de elementos geométricos en las fallas nos
servirá para clasificarlas y averiguas ciertos aspectos sobre su origen.
Bloques o labios: cada una de las partes divididas y separadas por la falla.
* Labio hundido: el que queda en posición inferior con respecto al otro.
* Labio levantado: se mantiene elevado con respecto al hundido.
* Muchas veces no se puede saber si se ha hundido uno o se ha levantado
el otro. Sólo podemos observar el movimiento relativo de uno con
respecto al otro.
Plano de falla: el plano de rotura por el que se ha producido el
desplazamiento. Sirve para orientar la falla.
Salto: es la magnitud del desplazamiento.
* Salto lateral o en dirección: es el desplazamiento a lo largo del plano
de falla medido en horizontal.



* Salto horizontal: es el alejamiento de
un bloque con respecto a otro medido en la
horizontal. Es perpendicular al salto
lateral.
* Salto vertical: la distancia, en la
vertical, que separa ambos labios. Es
perpendicular a los dos anteriores.
* Salto neto: es la resultante de los tres
anteriores. Frecuentemente se puede
observar sobre el plano de falla unas
estrías, denominadas estrías de falla. Nos
indican la dirección del salto neto.

PARTES DE
UNA
FALLA




 Tipos de fallas
Falla normal o directa: el labio hundido se apoya sobre el plano de falla. Su
origen es por fuerzas distensivas, dado que hay un aumento de superficie.
Falla inversa: el labio levantado se apoya sobre el plano de falla. Se originan
por fuerzas compresivas. Hay disminución de superficie.
Falla vertical: sin salto horizontal. En realidad son muy raras.
Falla en cizalla o en dirección: no tiene salto vertical.
Falla rotacional o en tijera: el movimiento se produce por una rotación
alrededor de un eje. El salto varía en magnitud a lo largo del plano de falla.
6.1.Esquema De Fallas Por Deslizamientos.- Se refiere al proceso más o menos
continuo y por lo general lento de deslizamiento ladera abajo que se presentan
en algunas zonas superficiales de algunas laderas naturales.

La falla por deslizamiento es muy peligrosa, más aún cuando se utiliza una sola
línea central de refuerzo, porque ante las acciones sísmicas transversales, el
muro se inclina sobre uno de sus bordes longitudinales, triturándolo y
disminuyendo el área de corte para acciones coplanares que actúan
simultáneamente con las transversales, como se ha reportado en sismos severos



Inclinación por 'creep' en la Torre de Pisa (Italia)
6.2.Esquema De Fallas Por Volteo O Rotación.- Se describe ahora los
movimientos rápidos o prácticamente instantáneos que ocurren en los taludes y
que afectan a masa profundas de los mismos, con deslizamiento a lo largo de
una superficie de falla curva que se desarrolla en el interior del cuerpo del talud,
interesando o no al terreno de cimentación. Se considera que la superficie de
falla se forma cuando en la zona de su futuro desarrollo actúan esfuerzos
cortantes que sobrepasan la resistencia del material. La resistencia que se debe
considerar en cada caso particular es una cuestión importante, basta decir que la
resistencia que se supone superada al producirse una falla rotacional es
generalmente la resistencia máxima.
Las fallas de tipo rotacional pueden producirse a lo largo de superficies de fallas
identificables con superficies cilíndricas o concoidales cuya traza con el plano del papel
sea un arco de circunferencia
Desde luego las fallas rotacionales de forma circular ocurren por lo común en materiales
arcillosos homogéneos o en suelos cuyo comportamiento mecánico este regido
básicamente por su fracción arcillosa. En general afectan a zonas relativamente
profundas del talud, siendo esta profundidad mayor sin considerar el terreno de
cimentación.
Al concluir las fallas circulares pueden afectar a masa muy anchas, en comparación con
las dimensiones generales de la falla, en cuyo caso dan lugar a verdaderas superficies
cilíndricas, o pueden ocurrir en forma concoidal , con un ancho pequeño comparado con
su longitud.


Falla tipo rotacional



7. EMPUJE ACTIVO
Cuando el elemento de contención gira o se desplaza hacia el exterior, bajo las
presiones de relleno.
Es el empuje que se da normalmente en los muros que no tienen anclajes y no tienen
coartado su movimiento en coronación (muros ménsula), ya que para su movilización es
necesario un cierto desplazamiento del terreno, (en realidad basta con una deformación
muy pequeña, en torno a milésimas de la altura del muro). Para el cálculo de dicho
empuje se obtiene el coeficiente de empuje activo, que relaciona la presión vertical del
terreno con la presión sobre una superficie dada.

Donde:

KA ≡ Coeficiente de empuje activo.

β ≡ Ángulo en radianes que forma el plano del trasdós con la horizontal (medido en
sentido contrario a las agujas del reloj).

φ’ ≡ Ángulo de rozamiento interno efectivo del terreno del trasdós (radianes).

δ ≡ Ángulo de rozamiento entre el terreno del trasdós y el muro (radianes).

i ≡ Ángulo en radianes que forma el plano de la superficie del terreno del trasdós con la
horizontal (medido en sentido contrario a las agujas del reloj). Notar que por estabilidad
este ángulo no puede ser superior al ángulo de rozamiento interno φ’.

c’ ≡ Cohesión efectiva del terreno (kN/m2). Notar que este parámetro es muy variable
con las condiciones de humedad y salvo estudio geotécnico que lo avale para terreno de
trasdós, este valor debe ser cero, ya que afecta mucho a la seguridad del muro por
reducir en gran medida el empuje.

σv’ ≡ Presión efectiva vertical (kN/m2). En el caso de un terreno del trasdós
homogéneo y sin nivel freático, es igual al producto del peso específico aparente del
terreno por la profundidad.

σa’ ≡ Presión principal efectiva sobre el plano del trasdós (kN/m2). El ángulo que
forma dicha presión con la perpendicular al trasdós del muro es igual a δ.

σah’ ≡ Presión efectiva horizontal sobre el plano del trasdós (kN/m2).




8. EMPUJE PASIVO
Es el empuje que se produce como resistencia que opone el terreno del intradós al
desplazamiento del muro contra él. Este empuje se moviliza con grandes
desplazamientos del orden de la centésima parte de la altura, lo que añadido a la
exigencia de que el terreno del intradós no varíe a lo largo de toda la vida de la
estructura, hace que en la gran mayoría de los casos sea incompatible con las
condiciones de funcionalidad y seguridad. Para el cálculo de dicho empuje se obtiene el
coeficiente de empuje pasivo, que relaciona la presión vertical del terreno con la presión
principal sobre una superficie dada.

Donde:
KP ≡ Coeficiente de empuje pasivo
β ≡ Ángulo en radianes que forma el plano del trasdós con la horizontal (medido en
sentido contrario a las agujas del reloj).
φ’ ≡ Ángulo de rozamiento interno efectivo del terreno del trasdós (radianes).

δ ≡ Ángulo de rozamiento entre el terreno del trasdós y el muro (radianes).

i ≡ Ángulo en radianes que forma el plano de la superficie del terreno del trasdós con la
horizontal (medido en sentido contrario a las agujas del reloj). Notar que por estabilidad
este ángulo no puede ser superior al ángulo de rozamiento interno φ’.
σph’ ≡ Presión efectiva horizontal sobre el plano del trasdós (kN/m2).
c’ ≡ Cohesión efectiva del terreno (kN/m2). Notar que este parámetro es muy variable
con las condiciones de humedad y salvo estudio geotécnico que lo avale para terreno de
trasdós, este valor debe ser cero, ya que afecta mucho a la seguridad del muro por
aumentar en gran medida el empuje pasivo.

σv’ ≡ Presión efectiva vertical (kN/m2). En el caso de un terreno del trasdós
homogéneo y sin nivel freático, es igual al producto del peso específico aparente del
terreno por la profundidad.

σp’ ≡ Presión principal efectiva sobre el plano del trasdós (kN/m2). El ángulo que
forma dicha presión con la perpendicular al trasdós del muro es igual a δ, (ángulo de
rozamiento muro-terreno).



Dado que el empuje pasivo es una fuerza estabilizante cuya consideración influye
notablemente sobre el valor de los coeficientes de seguridad del muro; y dado que su
movilización está condicionada por un desplazamiento excesivo del muro y por la no
variación a lo largo de la vida de éste, de las condiciones del terreno del intradós (tanto
en cota, como en características), las normativas suelen ser muy restrictivas en su
utilización para cimentaciones superficiales.
Debido a esto en el cálculo de la estabilidad de un muro normal se desprecia el empuje
pasivo y se considera como acción desestabilizante el empuje activo para muros
ménsula no impedidos en su movimiento de flexión, y el empuje al reposo para muros
de sótano o anclados (los cuales tienen restricciones en su movimiento de flexión).
También se debe de considerar el empuje al reposo en aquellos muros en los que se
quiera ser muy restrictivo en su movimiento, debido a su afección a instalaciones o
estructuras anexas muy sensibles al movimiento del muro.
9. INFLUENCIA DE RUGOSIDAD
La mayor o menor rugosidad de una superficie depende de su acabado superficial. Éste,
permite definir la microgeometría de las superficies para hacerlas válidas para la
función para la que hayan sido realizadas. Es un proceso que, en general, habrá que
realizar para corregir los errores de forma y las ondulaciones que pudiesen presentar las
distintas superficies durante su proceso de fabricación


CUANTIFICACIÓN DE LA RUGOSIDAD
Tanto en aplicaciones industriales como en la vida cotidiana, el grado de rugosidad de
las superficies es importante en ocasiones es deseable tener rugosidad ¨alta¨ y en otras
ocasiones esta ocasión es indeseable.
En algunos casos se busca que la superficie del producto terminado presente un mínimo
de rugosidad, ya que esto le da brillo, mejor apariencia y disminuye la fricción de la
superficie al estar en contacto con otra, reduciendo el fenómeno de desgaste y la
corrosión o erosión de dichos materiales


CARACTERÍSTICAS DE LA RUGOSIDAD


RUGOSIDAD SUPERFICIAL
Es el conjunto de irregularidades de la superficie real definidas en una sección donde los
errores de forma y las ondulaciones han sido eliminados


10. MEDICIÓN DE RUGOSIDAD
Los sistemas más utilizados son el de rugosidad:
Ra.- los valores absolutos de los alejamientos del perfil desde la línea central.la altura
de un rectángulo de longitud lm, cuya área es igual a la suma de las áreas delimitadas
por el perfil de rugosidad y la línea central

Rz.- promedio de las alturas de pico a valles. La diferencia entre el promedio de las
alturas de los cinco picos mas altos y la altura promedio de los cinco valles mas
profundos.
Ry .- la máxima altura del perfil. La distancia entre las líneas del perfil de picos y valles.
Sus elementos principales son el palpador, el mecanismo de soporte y arrastre de este, el
amplificador electrónico, un calculador y un registrador
RUGOSIDAD MINIMA (FOTO 1), RUGOSIDAD MAXIMA (FOTO 2)

11. TEORIA DE COULOMB
Coulomb realizó la hipótesis de que, cuando un muro falla, el terreno se rompe a lo
largo de superficies planas, tanto en activo como en pasivo. Este clip, hecho en el
laboratorio de la Escuela, muestra las superficies de rotura

fue el primero en estudiar el problema de las presiones laterales del terreno y estructuras
de retención. Coulomb se limitó a usar la teoría de equilibrio que considera que un
bloque de terreno en rotura como un cuerpo libre (o sea en movimiento) para determinar
la presión lateral limitante. La presión limitante horizontal en fallo en extensión o
compresión se determinan a partir de K
a
y K
p
respectivamente.





Método de coulomb para suelos friccionantes

Para analizar estos casos, con fricción entre el respaldo del muro y el suelo, se puede
utilizar e método de la cuña, propuesto por coulomb en 1776, de hecho el primer intento
racional para calcular empujes sobre muros de retención.
En este método se considera que el empuje sobre un muro se debe a una cuña de suelo
limitada por el parámetro del muro, la superficie del relleno y una superficie de falla
desarrollada dentro del relleno, a la que se supone plana.









Método de coulomb para suelos con cohesión y fricción

En la práctica, la mayor parte de las veces se obtiene para estos casos una suficiente
aproximación si se considera a la superficie hipotética de falla como un plano que se
extienda desde la base del muro hasta la zona de agrietamiento,
Si se supone una cuña de deslizamiento, su equilibrio quedara garantizado por el de las
siguientes fuerzas: el peso propio total W, calculando como el producto del área de la
cuña por el peso especifico del suelo; la reacción entre la cuña y el suelo, con dos
componentes, F debida a la reacción normal y a la fricción y C debida a la cohesión; la
adherencia, C´, entre el suelo y el muro y, finalmente, el empuje activo E.



12. TEORÍA DE RANKINE
La teoría de Rankine, desarrollada en 1857,

es la solución a un campo de tensiones que
predice las presiones activas y pasivas del terreno. Esta solución supone que el suelo
está cohesionado, tiene un pared que está friccionando, la superficie suelo-pared es
vertical, el plano de rotura en este caso sería planar y la fuerza resultante es paralela a la
superficie libre del talud. Las ecuaciones de los coeficientes para presiones activas y
pasivas aparecen a continuación. Observe que φ' es el ángulo de rozamiento del suelo y
la inclinación del talud respecto a la horizontal es el ángulo β.


Para el caso en que β sea 0, las ecuaciones de arriba se simplifican como:









Teoría De Rankine En Suelos Cohesivos: En suelos puramente cohesivos para la
aplicación práctica de las formulas que se obtienen es necesario tener muy presente que
la cohesión de las arcillas no existe como propiedad intrínseca, sino que es propiedad
circunstancial, expuesta a cambiar por el tiempo, sea porque la arcilla se consolide o
porque se expanda con absorción de agua. Por ello en cada caso es necesario tener la
seguridad de que no cambie con el tiempo la cohesión, de que haya hecho uso en las
formulas de proyecto. Desde luego que esta garantía es por lo menos, muy difícil de
obtener.






13. CONCLUSIÓN
Un suelo está en estado plástico cuando se encuentra en estado de falla incipiente
generalizado
Es de vital importancia para el diseño de un muro de contención, contar con la
información necesaria y suficiente antes de elaborar el proyecto
El estudio de la resistencia de las uniones adhesivas y de las rugosidades superficiales
de distintos materiales es imprescindible para la obtención de uniones duraderas y
seguras, pues estos sistemas en su vida útil son sometidos a distintos tipos de esfuerzos.
El presente estudio nos permitió verificar que la rugosidad de una superficie influye en
la adhesión de superficies. Nos indicó que al incrementar la rugosidad de una superficie
la adhesión es mayor.
La mayor o menor rugosidad de una superficie depende de su acabado superficial
Cuando el material que forma la rugosidad es débil, la resistencia al corte es
independiente del tipo de rugosidad. Esto se presenta porque al aumentar el esfuerzo
normal sobre el plano de la discontinuidad se fractura el material que está formando la
rugosidad y por consiguiente se genera una superficie con menor rugosidad.














14. RECOMENDACIONES
Si el material de relleno que se colocara tras el muro es un suelo, este se recomienda que
sea un suelo tipo fraccionante pues los suelos tipos cohesivos no son aptos para los
rellenos, ya que la cohesión es un parámetro cuya variación con el tiempo es grande ,
difícil de prever y generalmente tendiente a disminuir su valor inicial, además los suelos
cohesivos tienden a expandirse con la absorción del agua
Se recomienda una buena supervisión en la construcción de un muro














15. BIBLIOGRAFÍA
 http://www.ing.unlp.edu.ar/constr/g2/Apuntes%20sobre%20Empujes%20de%20
Suelos.pdf
 http://books.google.com.pe/books?id=rU_pA257zUEC&pg=PA9&lpg=PA9&dq
=EXPERIENCIA+DE+ESTUDIO+DE+SUELOS+EN+EMPUJE+DE+TIERRA
S&source=bl&ots=xRojV7PjWw&sig=4vaTT49hJL2ZCNHGSwDsXn6QZ8&h
l=en&sa=X&ei=rmgUfvGDa3d4APay4HoDw&ved=0CDoQ6AEwAw#v=onep
age&q=EXPERIENCIA%20DE%20ESTUDIO%20DE%20SUELOS%20EN%2
0EMPUJE%20DE%20TIERRAS&f=false
 La Ingeniería De Suelos En Las Vías Terrestres Carreteras Ferrocarriles Y
Aeropistas, Alfonso Rico Rodríguez Y Hermilio Del Castillo.
 Mecánica De Suelos II Eulalio Juárez Badillo