You are on page 1of 3

Biopsia y precancer bucal

El PRECANCER EN LA CAVIDAD BUCAL lo identificamos c omo las lesiones que preceden al “CARCINOMA
ESPINO CELULAR” originado por diferentes factores iniciadores y promotores, pasando por los diferentes
períodos de cambios: genéticos, estructurales y clínicos
Comprendía según la clasificación OMS:
-LESION PRECANCEROSA de la mucosa oral:
son lesiones crónicas sobre las cuales es más frecuente el desarrollo de un cáncer.
-CONDICION O ESTADO PRECANCEROSO:
es un estado generalizado del organismo que se asocia con un riesgo mayor de presentar cáncer.
AMBOS TERMINOS INCREMENTAN EL RIESGO DE DESARROLLAR UN CANCER, PERO CON CONNOTACIONES
CLINICAS DIFERENTES.
Según esta clasificación
“Precáncer”comprende:
GRUPO DE LESIONES PRECANCEROSAS:
–LEUCOPLASIA. Incluye la vieja clasif. de Pindborg: Homogénea y no Homogénea
–ERITROPLASIA
–QUERATOSIS DEL PALADAR asociada al fumar al revés
–SCULLY (1993) agregó a este grupo:
•QUEILITIS ACTINICA
•LIQUEN PLANO ORAL EROSIVO ( displasia liquenoide)
•ULCERA TRAUMATICA CRONICA
GRUPO DE CONDICIONES O ESTADOS PRECANCEROSOS:
–DISFAGIA SIDEROPENICA
–LIQUEN PLANO ORAL (AFECTA EL 1% DE LA POBLACION CAUCASICA)
–FIBROSIS SUBMUCOSA ORAL
–LUPUS ERITEMATOSO DISCOIDEO
–SIFILIS
–HIV SIDA
Existen lesiones premalignas como la leucoplasia y la eritroplasia que debido a su capacidad de
transformarse en malignas tienen que tener un seguimiento especial y tenemos que realizar la toma de
biopsias, en ocasiones de manera repetida, para determinar el grado de displasia que es actualmente el
mayor factor de riesgo en la evolución hacia el cáncer oral.
Vamos a comenzar con las lesiones precancerosas y la importancia de realizar una correcta biopsia para el
diagnóstico precoz del cáncer oral.

LESIONES PRECANCEROSAS
Leucoplasia
Es una lesión predominantemente blanca de la mucosa, que no se desprende al raspado, que no puede
caracterizarse como ninguna otra lesión definida y en la que existe un riesgo de desarrollar cáncer oral. Es
la lesión precancerosa más frecuente.
Clínicamente hay dos tipos de leucoplasia las homogéneas y las no homogéneas que incluyen la
eritroleucoplasias, las nodulares y las exofíticas o verrugosas. Son las leucoplasias no homogéneas las que
tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer debido fondamentalmente a la gran frecuencia de displasias
epiteliales que presentan, por lo tanto la biopsia en estas lesiones siempre está indicada.
Clínicamente la leucoplasia moteada o nodular se presenta como numerosos y pequeños focos de
punteados blanquecinos sobre una placa roja. Las eritroleucoplasia combinan lesiones rojas y blancas y la
leucoplasia exofítica o verrugosa presentan un aspecto de masas blancas-rosáceas con crecimiento
exofítico.
Leucoplasia verrugosa proliferativa
Es una forma especialmente agresiva de leucoplasia no homogénea con una gran tendencia a desarrollar
áreas de carcinoma. Clínicamente se presenta como áreas multifocales de leucoplasia que evolucionan a
zonas exofíticas, verrugosa y carcinoma.
En un mismo paciente puede presentar diferentes tipos clínicos de lesiones y se traducen en diferentes
estadios histológicos conjuntamente.
El resultado de la biopsia dependerá pues de la lesión que tomemos, teniendo que biopsiar las áreas de
leucoplasia no homogénea, las áreas exofíticas y las eritroplasias.
Eritroplasia
Son lesiones rojas de la cavidad oral que no pueden ser caracterizadas como ninguna otra lesión definible.
No son tan frecuentes como las leucoplasias pero presentan un mayor grado de displasia.
Generalmente son lesiones de pequeño tamaño pero pueden alcanzar grandes extensiones.
Son de aspecto liso aunque algunas son granulares o nodulares. Tienen márgenes definidos que la separan
de la mucosa normal. A la palpación son suaves y aterciopeladas adquiriendo dureza y consistencia
acartonada en función de su evolución a carcinoma.
Puede estar asociada con leucoplasia, pero presentan histológicamente mayor grado de displasia epitelial
que estas y esto implica que son las zonas rojas donde siempre hay que tomar una biopsia.
El grado de malignización de la eritroplasia es muy elevado, comparado con cualquier otra lesión de la
mucosa oral y viene determinado en el estudio histológico donde se observa con una elevada frecuencia la
presencia de un carcinoma in situ, llegando a señalar algunos autores que la eritroplasia debe ser
considerada como un carcinoma in situ a no ser que se demuestre lo contrario.

Comunicacion con el anatomopatologo
Nunca se enviarà el espècimen al patòlogo sin adjuntar la historia clìnica del paciente, una
descripciòn y diagnòstico clìnico de la lesiòn, asì como las radiografìas o la descripciòn radiogràfica
si la lesiòn afecta al hueso. El envase con el lìquido fijador y el material obtenido debe etiquetarse
con los datos de filiaciòn del paciente. El patòlogo remitirà un informe anatomopatològico por
escrito, en el que incluirà los datos de filiaciòn del paciente, una descripciòn macroscòpica y
microscòpica del espècimen enviado y un diagnòstico que puede ser :
1) De certeza : si los datos que se encuentran en la lesiòn son especìficos de una entidad
nosològica concreta;
2) De compatibilidad : las caracterìsticas de la lesiòn no son patognomònicas de una enfermedad
determinada pero sì estàn presentes en el cuadro clìnico descrito. En este caso el diagnòstico es
orientativo y se habla de un diagnòstico “compatible con…”;
3) Descriptivo : El patòlogo no ha podido extraer conclusiones especìficas, por lo que èste se
limita a hacer una descripciòn macroscòpica y microscòpica del material estudiado.