You are on page 1of 5

FUNDACIÓN UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE COLOMBIA

FACULTADO DE INGENIERÍA
INGENIERÍA AMBIENTAL








ENSAYO BIOLOGÍA
IMPACTO DEL USO DE TELEFONÍA CELULAR SOBRE EL SER HUMANO




ALUMNO: EDWARD TIERRADENTRO POLANIA
DOCENTE: YOLANDA URREGO






BOGOTA 2014


TESIS
Se nos ha vendido una tecnología de comunicación de la cual nos hicimos
totalmente dependientes hasta el punto de permanecer alertas con un teléfono
bajo la almohada por si entra un mensaje o una llamada, anteriormente se
pensaba que este tipo de tecnología era totalmente inofensiva, pero con el paso
de los años se empezaron a descubrir las graves consecuencias generadas por la
transmisión de ondas electromagnéticas producidas por el uso de teléfonos
celulares sobre el cuerpo humano , y contrario a lo que se debió haber hecho por
parte de los organismos estatales, se buscó ocultar esta información ya que el
beneficio económico que brindan las comunicaciones es muy grande y como pasa
también con el daño que genera la operación de otras industrias , la prioridad la
tiene el capital que es producido, si nuestra sociedad sigue actuando de esta
manera en el futuro no tendremos ni u n ambiente , ni salud para disfrutar de las
comodidades que se hayan podido obtener.
La industria, organizaciones estatales, operadores de telefonía celular entre otros
actores que se ven fuertemente beneficiados por el uso masivo de los teléfonos
celulares quieren mostrarnos que el hablar por teléfonos celulares no genera
ningún riesgo para la salud. Sin embargo reconocidos expertos, médicos y
científicos sostienen fuertemente todo lo contrario muchas de las investigaciones
que no se han dejado corromper arrojan resultados tales como deterioro general
de salud , nacimiento de tumores en áreas de extrema complejidad tales como la
corteza cerebral , incluso lesiones en el material genético, todo esto generado por
la utilización del electromagnetismo como principio fundamental para el desarrollo
de las telefonías celulares , el electromagnetismo ha sido una gran descubrimiento
realizado por la física y nos brinda grandes ventajas para la vida cotidiana , el
problema surge cuando se entra en un contacto muy cercano con la misma pues
mientras más retirado se encuentra uno de la antena menor será la cantidad de
radiación que atravesara nuestro organismo, la telefonía móvil utiliza campos
electromagnéticos de alta frecuencia para la transmisión de la información
requerida, el ser humano al entrar en contacto con estos campos de alta
frecuencia sufre alteraciones negativas en sus sistemas pero como sucede con el
cigarrillo, el alcohol entre otros , las consecuencias solo se ven luego de varios
años cuando las lesiones generadas ya son muy fuertes, pero como tristemente
sucede en nuestra deteriorada sociedad capitalista neoliberal la avaricia por los
ingresos generados por el sistema universal de comunicaciones móviles
predomina por encima del cuidado a la salud, además de lo anterior las
instituciones estatales ignoran los resultados de cientos de estudios y permite
límites bastante altos.
Así como para los medicamentos o cualquier otro tipo de elemento que valla a
salir al mercado para ser utilizados por el ser humano se realiza una evaluación
previa de los posibles riesgos ambientales y para la salud , realizando para al fin
experimentos con animales y un sin fin de procesos , para la producción de
campos electromagnéticos debería ser de la misma manera pero tristemente por
los beneficios que aporta a la economía se parte del principio de inocuidad y como
se dice en el texto la revisión científica “cojea” pero no es la ciencia ni los
científicos los culpables de ello , son los entes estatales que intervienen para
ocultar cualquier cosa que pueda perjudicarlos económicamente, no sé si es
gracioso o triste pero los operarios móviles aún con las investigaciones que no se
han dejado callar afirman que tienen alrededor de 20000 trabajos científicos
investigativos y que ninguno de ellos arroja un efecto perjudicial a la salud del ser
humano ,cómo va a mostrar efectos negativos si son ellos mismos quienes
costean estos trabajos investigativos?. Es cierto que la mayoría de los estudios se
han realizado en roedores quienes poseen sistemas mucho más vulnerables a los
del ser humano, pero si la exposición de un animal de estos a una fuente de
radiación durante dos meses es capaz de vulnerar por completo su sistema
inmune no se nos debería hacer extraño que suceda lo mismo con nosotros luego
de 10 o más años que estemos expuestos a estas radiaciones, ahora vemos niños
con no más de 3 años de edad manipulando estos artefactos y estando
fuertemente expuestos a fuertes radiaciones y los padres maravillados por la
agilidad que tiene el niño manipulando el teléfono ni se inmutan del daño tan grave
que pueden estar sufriendo sus tejidos que apenas se están formando lo cual los
hace vulnerables, médicos y científicos de todo el mundo recomiendan que los
niños no deben tener ningún tipo de contacto con teléfonos celulares y el resto de
la población solo debería hacerlo en casos muy excepcionales tanto así que si es
posible hacer la llamada desde una línea fija es preferible hacerlo por este medio a
ponerse en su cabeza un fuente radiactiva de alta frecuencia como lo son los
celulares.
Actualmente el uso del teléfono celular se ha convertido en una necesidad básica
de igual importancia a la alimentación , tanto así que antes del desayuno las
personas revisan sus teléfonos móviles , de esta manera este artefacto
tecnológico ha cambiado radicalmente las formas de comunicación de varias
generaciones, en una reunión familiar puede no escucharse una sola palabra
debido a que todos los miembros de la familia están enfocados en cada uno de
sus teléfonos , es decir el uso de esta nueva tecnología no solamente nos está
afectando morfológica y fisiológicamente sino también está alterando las
conductas básicas de un ser humano como sostener una conversación verbal con
otro sujeto. Y es tal el impacto de esta innovadora tecnología que un estudio
conocido como GFK del año 2007 muestra mientras un 11% de personas podría
renunciar a la televisión y un 6% a utilizar su automóvil , tan solo el 4% imaginaria
una vida sin su teléfono, por otro lado MOBILKOM realizó una encuesta a 1000
usuarios arrojando como resultado que el 48% ya no se puede imaginar una vida
sin un celular, cifras alarmantes quizás han trascendido por falta de información o
simplemente las personas prefieren exponer su salud a dejar de estar “en la
onda”, es como si dijéramos que no nos imaginamos la vida sin algo que nos va
deteriorando paulatinamente.
Una serie de estudios sobre el potencial de daño al ambiente de energía
electromagnética de baja frecuencia usando métodos in vitro de alta sensibilidad
conocidos como REFLEX , han demostrado en sus resultados que la radiación de
los teléfonos celulares produce daños en el ADN , los rayos ionizantes generan
efectos gen tóxicos tales como dañar o destruir las células , estos daños se ven
reflejados en la ruptura de cadenas dobles de ADN, lo que puede generar muerte
de la célula, mutaciones, errores de replicación , daños permanentes en el ADN
con un riesgo de desarrollar patógenos cancerígenos y envejecimiento mayor.
Además de afectar las células de los organismos, la producción de radiación
también incide en el metabolismo de las hormonas de los mismos, por ejemplo la
melatonina quién juega un papel importante en la información para el ritmo
día/noche, actúa sobre centros encargados de la producción de otras hormonas
como las carácter sexual y además inhibe el crecimiento de tumores, se ve
reprimida al someter el organismo a constantes campos de radiación
electromagnética. Estas y muchas otras alteraciones por parte del uso de
teléfonos celulares es lo que genera en naciones quizás más desarrolladas que la
nuestra que sus entes gubernamentales se pronuncien y exijan total protección de
los niños frente a la exposición de los mismos a fuertes campos electromagnéticos
en Inglaterra todos los colegios reciben del gobierno la solicitud escrita de disuadir
a los alumnos de hablar por teléfono celular. El ministerio de salud quiere obligar a
la industria a distribuir las correspondientes instrucciones a los niños,
adolescentes y familias con el fin de explicarles y advertirles las consecuencias
que tiene todo este fenómeno.
Luego de todo lo anterior es claro que el uso los teléfonos celulares causa daños
para la salud, múltiples experimentos muestran el efecto biológico que tienen el
uso de los mismos sobre el ser humano y por esto varias corporaciones a favor de
la salud han desarrollado algunos planes para disminuir el riesgo de los seres
humanos frente a esto impactos para esto se han generado lo que se conoce
como “las 10 reglas para el uso del celular” ANEXO1, allí palabras más palabras
menos lo que se busca es que las personas reduzcan el uso de sus teléfonos
móviles a su mínimo exponente y se mantengan alejados de los mismos mientras
sea posible.
En Francia cuando una persona realiza una comprar de un teléfono móvil si le
anexa junto a su factura un folleto en el que se indica el correcto uso que se le
debe dar al teléfono , además indica las consecuencias que puede tener en lo
seguir dichas directrices al pie de la letra , si los organismo encargados de regular
todo este tipo de fenómenos en Colombia , se preocuparan por el bienestar de las
personas y no solamente por el capital que estas producen para el estado , hace
mucho tiempo debieron haber implantado esta metodología y de alguna manera
esto aportaría a que el uso de los teléfonos disminuyera, y es que como se dice en
el texto el capital más importante para un estado es su pueblo. La doctora
Alexandra Obermaier se pronuncia al respecto de esta problemática diciendo “en
mi calidad de médica , me resulta incomprensible cómo a causa de la política se
pueda poner en peligro y tan masivamente la salud física y psíquica del hombre.
Con el rumbo que ha tomado la política en referente a la telefonía móvil, se
legalizan los afanes criminales de lucro en detrimento del bienestar común de
millones de personas y se dejan de lado los principios del estado de derecho”.
Quizás puedo coincidir con la doctora Alexandra en el asombro que me genera el
que un estado de derecho como lo es Colombia además de otros estados den
prelación al crecimiento económico sin pensar en el fuerte daño al que está
expuesta toda su población , es cierto que los seres humanos puedan generar
mecanismos de defensa y protección contra este fenómeno , pero eso es un
proceso que toma varios años , y mientras tanto qué?, que la tasa de mortalidad
por ondas electromagnéticas se mantenga por las nubes?, si nuestro estado no se
preocupa por nuestro bienestar al menos preocupémonos nosotros de difundir
este mensaje en nuestro colegio , nuestro barrio , nuestra universidad , en fin a
todo el que podamos para que de esta manera el futuro de nuestra sociedad tome
un rumbo diferente y comencemos a dale más valor al tesoro de la vida y no a
cosas materiales sin mayor importancia.