You are on page 1of 16

La osteología se ocupa del estudio de los huesos, órganos blanquecinos

duros y transparentes, cuyo conjunto constituye el esqueleto.

Nuestro sistema óseo está formado por 206 huesos en total. A medida que un
niño crece el esqueleto humano crece junto a él, hasta lograr ser un adulto
sano y fuerte. Están soportados por esculturas complementarias como son los
músculos, ligamentos, tendones y los cartílagos, los huesos sirven de sostén y
protección y situados en medio de partes blandas, sirven a éstas de apoyo y
aún a veces presentan cavidades, más o menos profundas para alojarlas y
protegerlas.

Los huesos son los que dan forma a nuestro cuerpo, y así nuestro sistema
óseo nos brinda la capacidad de estar de pie, caminar, o cualquier actividad
física. Sin nuestro complejo sistema óseo no seríamos nada. Ya que los
huesos se mueven en grupos, para así todos los seres humanos ser capaces
de efectuar cualquier movimiento posible.
Los huesos son tan importantes que protegen nuestros órganos internos, los
huesos de nuestro cráneo protegen el cerebro, los huesos de la columna
vertebral protegen la medula espinal, los huesos del pecho protegen el corazón
y los pulmones. Así que imaginemos los seres humanos sin huesos, sería
imposible la vida. La mayor parte de los huesos están separados por un
cartílago.
Esté cartílago es más blando que el hueso y sirve para que los huesos no se
rocen los unos con los otros. Los huesos de nuestro sistema óseo se juntan
en sitios que se llaman articulaciones, algunas articulaciones, como la de
nuestro cerebro, no se mueven. Y otras como las de las piernas son móviles.
Hay más articulaciones en la mandíbula, hombros, talones, muñecas, caderas,
dedos de los pies y de las manos. En los huesos se almacenan minerales para
ser utilizados cuando nuestro cuerpo necesite de estos.
También le dan Calcio y Fósforo. Son órganos vivos que se renuevan
constantemente, permite el movimiento del cuerpo y una de las funciones más
importantes y fundamental es la fabricación de los glóbulos. Dentro de los
huesos se forman las células de la sangre, que se les conoce como glóbulos
rojos, blancos y plaquetas.
El sistema esquelético tiene varias funciones, entre ellas las más
destacadas son:
1. Sostén mecánico del cuerpo y de sus partes blandas: funcionando
como armazón que mantiene la morfología corporal;
2. Mantenimiento postural: permite posturas como la de andar erguido;
3. Soporte dinámico: colabora para la marcha, locomoción y movimientos
corporales: los huesos funcionan como palancas y puntos de anclaje
para los músculos;
4. Contención y protección de las vísceras, ante cualquier presión o
golpe del exterior, como, por ejemplo, las costillas al albergar
los pulmones, órganos delicados que precisan de un espacio para
ensancharse,
5. Almacén metabólico: funcionando como moderador (tampón o
amortiguador) de la concentración e intercambio
desales de calcio y fosfatos.

Partes del hueso.
En este sentido sólo respecto a los huesos largos, que tienen las siguientes
partes:
Parte central: cuerpo o diáfisis.
Dos extremos: la epífisis, una distal y otra proximal.
Entre la diáfisis y la epífisis, hay una parte central llamada metafisis o
cartílago de crecimiento.




Tipos de hueso

Largos
El hueso largo está configurado por una zona cilíndrica (diáfisis) y dos
extremos llamados epífisis. La diáfisis está formada por tejido compacto,
engrosado en la parte media y con una curvatura que le provee resistencia al
hueso. En el interior de la porción cilíndrica está la cavidad de la médula. Los
extremos de la diáfisis y las epífisis están formados por hueso esponjoso
rodeado de hueso compacto. Algunos de los huesos largos son: tibia, radio,
peroné.
Cortos
Los huesos cortos tienen forma irregular. Son de tejido esponjoso cubierto
por una delgada capa de tejido compacto. Los carpianos y tarsianos son
huesos cortos.

Planos
Los huesos planos están donde se necesita protección de las partes blandas
del cuerpo. Estos huesos están compuestos de tejido esponjoso encerrado por
dos láminas planas de tejido compacto. Ejemplos de dichos huesos son:
cráneo, costillas, omóplatos.
Irregulares
Tienen una forma característica y diferente. Están compuestos por tejido
esponjoso cubierto por tejido compacto. Estos huesos son los de las vértebras
y los huesillos del oído.
Sesamoideos
Son huesos pequeños y redondeados. Normalmente se localizan junto a
articulaciones y su función es incrementar la función de palanca de los
músculos. Un ejemplo de un hueso sesamoideo es la rótula (patela).


Descripción de un hueso

Al momento de describir un hueso lo que tenemos que hacer es:
A) nombrar que tipo de hueso es (largo, corto. Plano o mixto)
B) Describir si es un hueso par o impar
C) Ubicarlo en el plano corporal (como creemos que va y hacia dónde va)
D) Nombrar estructuras anatómicas que nos indiquen que el hueso va como
nosotros pensamos, ejem.
“El humero va así, porque en el extremo superior se encuentro la cabeza que
articula con el omóplato y hacia la parte inferior encontramos la tróclea y el
condilo que articula con el cubito y radio”.
Bien esto nos da un eje ahora queda justificar el lado y si es anterior o posterior
las caras.
“Podemos decir que es anterior porque hacia el extremo inferior y sobre la
parte posterior encontramos la fosa olecraniana que da alojamiento al olecrano
del cubito”
Bien ya tenemos 2 ejes, ya sabemos si va hacia arriba o hacia abajo y si es
anterior o posterior; solo nos queda saber si es derecho o izquierdo.
Una de las formas es mirando la cabeza del humero que si es derecho va a
estar mirando para la izquierda orientando el troquin y el troquiter ligeramente
hacia la zona exterior.
Siempre es aconsejable realizar este tipo de descripción al momento de
ubicarlo para justificar lo que estamos diciendo.
E) Una vez ya ubicado proceder a describirlo totalmente tratando de olvidar los
distintos accidentes como tuberosidades empezar a hablar de miembros
superiores, es necesario saber la clasificación de los huesos para su posterior
estudio.








Clasificación de los huesos según su localización

•Esqueleto axial:
Formado por los huesos de:
•Cráneo y cara.
•Columna vertebral.
•Tórax.
•Esqueleto Apendicular:
Formado por los huesos de:
•Miembros superiores.
•Miembros inferiores.
Esqueleto axial:
•Cráneo:
Es una caja ósea destinada a alojar y proteger la parte más voluminosa y más
noble del neuroeje: el encéfalo.Esta formado por ocho huesos. Cuatro pares y
cuatro impares.}
Los cuatro huesos impares son:
• El frontal.
•El occipital.
•El etmoides.
• El esfenoides.
Los cuatro huesos pares son:
•2 Parietales.
• 2 temporales.
Es un hueso plano y único. Se localiza en la parte anterior del cráneo conocida
como frente. Interviene en la formación de las órbitas oculares formando su
techo.
Presenta para su estudio tres caras, anterior posterior e inferior.




•Se articula:
Hacia atrás con los parietales.
Hacia delante se une con los huesos propios de la nariz y los maxilares
superiores.
Se consideran en el tres caras y tres bordes:
Cara Anterior: convexa y lisa en toda su extensión.
Cara Posterior: cóncava y dirigida hacia atrás.
Cara Inferior: menos extensa.
•Borde Anterior: separa la cara anterior de la cara inferior.
•Borde Superior: semicircular dentellado, se articula con los dos parietales.
•Borde Posterior: separa la cara posterior de la cara inferior, delgada, rectilínea
y cortante.
Hueso occipital:
Hueso impar, medio, simétrico, situado en la parte posterior e inferior del
cráneo.
Presenta forma romboidal. Se localiza detrás del hueso esfenoides y de los
parietales.
Por encima del atlas y tiene a los lados a los huesos temporales.
Se articula con todos estos huesos.
Ofrece para su estudio:
• Dos caras
• Cuatro bordes
• Cuatro ángulos.
Cara Poster o inferior: fuertemente convexa, presenta el agujero occipital (para
el bulbo, las arterias vertebrales y los dos nervios espinales).
Cara Anteroposterior: cóncava, en relación con la masa encefálica, en esta
cara también encontramos el agujero occipital.
Bordes: son en número de cuatro:
• Dos superiores o parietales
• Dos inferiores o temporales.
Ángulos: son cuatro, superiores, inferiores y laterales.


Hueso parietal:
Hueso par, situado encima del temporal, detrás del frontal y delante del
occipital.
Son un par de huesos planos que forman el techo de la caja craneana.
De forma cuadrilátera.
Presenta dos caras, una externa y otra interna, cuatro bordes y cuatro ángulos.
•Cara Externa: muy convexa y en su parte media presenta la eminencia
parietal.
•Cara Interna: cóncava, está en relación con la masa encefálica y en su parte
media presenta la fosa parietal.
•Borde Superior: muy grueso y dentellado se articula con el borde del parietal
opuesto (sutura sagital).
•Borde Inferior: delgado, cortante, se articula con la porción escamosa del
temporal (sutura parietotemporal).
•Borde Anterior: finamente dentellado se articula con el frontal.
•Borde Posterior: presenta grandes dentellones se articula con el occipital
(sutura lambdoidea).
Hueso temporal:
•Hueso par situado en la parte inferior y lateral del cráneo.
Entre el occipital, el parietal y el esfenoides.
Contiene dentro de sí los huesecillos del oído medio.
Se divide en tres porciones:
• Porción Escamosa.
•Porción Mastoidea
•Porción Pretrosa o peñasco.sa o peñasco.
Se articulan con:
•Los parietales por arriba.
• El occipital hacia atrás.
•El esfenoides hacia adelante.
• El maxilar inferior hacia abajo.
Esfenoides:
Hueso impar y medio central.
Distinguiremos de él:
•Un cuerpo: tiene forma cuboidea y presenta seis caras.
•Dos alas menores: forma de triángulo de base interna.
•Dos alas mayores: parten de las caras laterales del esfenoides, presenta tres
caras y tres bordes.
•Dos apofisis pterigoides: forman dos columnas óseas dirigidas de arriba abajo,
partiendo de la cara inferior del esfenoides y del borde interno de sus alas
mayores.
El esfenoides se articula con:
•El etmoides y el frontal por delante y arriba.
•Con los palatinos y el vomer por debajo.
•Con el occipital por detrás.
•Con los temporales y parietales por los lados.
Etmoides:
•Hueso impar, medio y simétrico. Situado por delante del esfenoides.
•Se encuentra en la base del cráneo.
•Contribuye a la formación de su piso y al mismo tiempo contribuye en la
formación de otras estructuras de la cara.
Hemos de distinguir en él tres partes:
•Una lámina vertical cortada transversalmente por la lámina horizontal que la
divide en dos partes:
Una por encima: la apófisis crista galli.
Otra que está por debajo: la lámina perpendicular del etmoides.
•Una lámina horizontal de forma cuadrilátera.
•Masas laterales en número de dos, tienen forma cuboidea y presentan seis
caras.
El etmoides se articula con:
•El frontal y los huesos propios de la nariz por delante.
• Con el esfenoides por detrás.
• Con el vómer por debajo
•Con los maxilares superiores por fuera.
Contribuye a la formación de la órbita ocular y de las fosas nasales.



Enfermedades que pueden afectar el sistema óseo
En nuestro sistema óseo se pueden originar algunas deficiencias de vitaminas
o minerales o ya sea porque hay muy poca o demasiada cantidad de
hormonas.
 Osteoporosis: es una enfermedad relacionada con la edad, esta
enfermedad se caracteriza por la disminución en la masa ósea y por un
aumento de la susceptibilidad a muchas fracturas, y como resultado de la
disminución de los niveles de estrógenos.
 Raquitismo: Es una enfermedad que se presenta en los niños y se
caracteriza por una deficiencia de vitamina D.
 Fracturas: es una interrupción del hueso, que puede llegar a ser o no
grave.
 Osteomalacia: se genera por la deficiencia de vitamina D en los adultos,
por lo cual provoca que los huesos pierdan cantidades exageradas de
calcio y fósforo.
 Osteomielitis: Incluye todas las enfermedades infecciosas del hueso.
Varios Microorganismos pueden ser responsables de la infección en
el sistema óseo

Numero de huesos por región

 Esqueleto axial: 80 huesos aproximadamente
 Huesos de la columna vertebral (raquis): 26 huesos aproximadamente
 Cervicales (cuello): 7
 Torácicos: 12
 Lumbares: 5
 Sacro: 1 (formado por la fusión de 5 vértebras)
 Cóccix: 1 (formado por la fusión de 4 vértebras)
 Huesos de la cabeza: 29 huesos
 Cráneo: 8
 Cara: 14
 Oído: 6
 Hioides: 1 (único hueso no articulado con el esqueleto)
 Huesos del Tórax (25)
 Costillas: 24 (12 pares)
 Esternón: 1
 Esqueleto apendicular: 120 huesos
 Huesos de la cintura escapular: 4 huesos
 Huesos de las extremidades superiores: 3 x 2
 Brazo: 1 x 2
 Antebrazo: 2 x 2
 Carpo (muñeca): 8 x 2
 Metacarpo (mano): 5 x 2
 Falanges (dedos): 14 x





Fracturas
Como todos sabemos, alguna vez uno de nosotros o quizás no, se ha roto un
brazo, una pierna, una mano, un pie… bueno pues así es, estas son las
famosas fracturas que son una de las afecciones óseas más comunes, se
curan por procesos naturales, por la alineación e inmovilización de los huesos
que se han roto. En este proceso los vasos sanguíneos
dañados desarrollan una especie de hematoma óseo que sirve como adhesivo
y posteriormente se irá formando un tejido fibroso o conjuntivo compuesto por
células que son llamadas osteoblastos, y ellas crean un callo óseo que unirá
las partes que están divididas. Si no te haces un tratamiento o inmovilización
puede ocasionar un crecimiento anormal del hueso. Uno de los métodos para
acelerar este proceso de curarse, es la estimulación eléctrica, el ultrasonido,
injertos óseos y cerámicas biodegradables.

Conclusión.

Sin nuestros huesos no podríamos estar de pie, ni correr, ni doblarnos ni jugar.
Todos nosotros seriamos igual que un muñeco. Pero gracias a ellos podemos
hacer esto y mucho más. Tenemos huesos de muchas formas y tamaños como
ya dije anteriormente, y nuestros huesos son bastante duros, pero no son tan
fuertes por dentro como por fuera, por eso existe la fractura. Por dentro los
huesos tampoco son tan apretados y hay muchos huecos entre las células y los
huesos. Algunos huesos como los de nuestras piernas, tienen un hueco como
un tubo. Por dentro de ese “tubo” pasa la llamada médula o tuétano. La médula
está formada por un tejido, venas pequeñas y arterias, grasa, y células que
fabrican nuevas células para la sangre de nuestro cuerpo. Las células son las
que ayudan a nuestros huesos para así crecer y cada vez volverse más largo.






CUESTIONARIO

1. . Pregunta 1 Puntos
¿Cuántos huesos tienen aproximadamente una persona adulta?
 207
 152
 77

2. Pregunta 1 Puntos
¿Cuál de los siguientes no es un hueso del cráneo?
 Temporal
 Escápula
 Esfenoides

3. Pregunta 1 Puntos
¿Cuál es el hueso más largo del esqueleto humano?
 Tibia
 Peroné
 Fémur

4. Pregunta 1 Puntos
¿Dónde se encuentran los huesos metatarsianos?
 Mano
 Cráneo
 Pie



5. Pregunta1 Puntos
¿Cuál es el hueso más pequeño del esqueleto humano?
 Martillo
 Estribo
 Yunque



6. Pregunta1 Puntos
¿Dónde se encuentran los huesos del brazo?
 Esqueleto papiral
 Esqueleto axial
 Esqueleto apendicular
7. Pregunta1 Puntos
¿Con qué números son conocidas las costillas flotantes?
 5 y 6
 11 y 12
 25 y 26

8. Pregunta1 Puntos
¿Es el raquitismo una enfermedad que afecta al sistema esquelético?
 Sí
 No




9. Pregunta 1 Puntos
¿Cuál de los siguientes no es un tipo de costilla?
 Costilla verdadera
 Costilla dudosa
 Costilla falsa





10. Pregunta 1 Puntos
¿Cómo se denomina la ciencia que se encarga de estudiar los huesos?
 Osteopatía
 Osteoporosis
 Osteología