You are on page 1of 6

Donaciones sanguíneas en

Chile
Y la falta de conciencia en nuestra sociedad







Stefany Arias Barraza
Tecnología Médica
Profesor Rafael Miranda
26. Octubre. 2012
La sangre es esencial en la vida del ser humano, donde muchas veces por
diversas causas o enfermedades, las personas necesitamos de ésta de un origen
externo, debido a pérdidas mayoritariamente. No existe sustancia alguna que
pueda remplazar a la sangre en su papel en nuestro organismo y por ello es que
cuando se necesita la donación de ésta, es muy importante que esté en las
mejores condiciones y que efectivamente sirva para mejorar la salud de las
personas.
En nuestro país, no es novedad que las donaciones de sangre suelen ser
escasas y que rara vez se logra una respuesta afirmativa al preguntarle a alguien
si es donante constante de sangre. Es recurrente que los chilenos expresen su
negatividad ante las donaciones de sangre y se reconozcan no donantes de
sangre por diversos motivos.
Debido a esto creo que en Chile no existe una visión acertada de lo que son las
donaciones y que las personas no poseen un compromiso moral ante esta
actividad.
En general los países latinoamericanos no poseen una mentalidad altruista de
donaciones de sangre, esto queda en evidencia en las reservas sanguíneas
existentes en los bancos de sangre la cual corresponde al 1,4% de la población,
siendo que la OMS establece que cada país debiese tener entre un 3% - 5% de
la sangre equivalente a la población total para considerar que poseen una
reserva suficiente(1).
Uno de los motivos por los cuales los chilenos no son donantes es por los mitos
existentes acerca de la donación de sangre, aunque creo que antiguamente la
gente debe haber sido más desconfiada ante la donación de sangre por ejemplo
por la creencia de que corrían algún riesgo de contraer enfermedades por malas
prácticas al momento de donar. Revisando estudios realizados a cierto grupo de
chilenos, me he encontrado con datos sobre el gran porcentaje de personas que
efectivamente piensan que las prácticas para la extracción de sangre son
riesgosas y podrían provocar infecciones para los donantes. Este estudio fue
publicado en la Revista Panamericana de Salud Pública y la publicación lleva por
nombre “Conocimientos y actitudes hacia la donación de sangre en una
población universitaria de Chile”(2). En este estudio se estableció que un 73,4%
de las personas abordadas en este estudio creen que pueden resultar infectados
debido a la extracción de sangre para la donación, debido a que desconfían de la
esterilidad del material utilizado. Lo que me parece curioso de esto es que el
grupo estudiado en su mayoría se encuentra cursando estudios superiores y a
pesar de esto, no tienen mucha información sobre la realidad de los
procedimientos ni de la seguridad de éstos hoy en día.
Por otra parte, existe otro mito sobre la posibilidad de “subir de peso” que
comúnmente preocupa a las mujeres y por el cual también disminuye la cantidad
de donantes sobretodo en la población femenina. Esta creencia no se presenta
sólo en Chile, así lo afirma un estudio realizado en Colombia donde se obtuvo
como resultado que más de un 70% de las mujeres encuestadas cree en este
mito(3).
Al parecer en los países latinoamericanos existe preocupación por el origen de
las donaciones de sangre, donde el ideal es aumentar las donaciones altruistas y
disminuir el stock por reposición, donde las condiciones de la sangre donada son
de características dudables. El problema de las donaciones de reposición es que
muchas veces las personas que donan lo hacen para ayudar a familiares o
amigos que necesitan reponer la sangre que se gastó en ellos al momento de la
atención hospitalaria, sobretodo en operaciones donde muchas veces son
necesarias más de una unidad de sangre por paciente y esto conlleva a que
muchas veces las personas mientan sobre sus costumbres y actividades para
que su donación se aceptada. Esto finalmente lleva a que de no tener las
condiciones necesarias, la sangre será eliminada y el stock en el banco de
sangre disminuye, limitando así las operaciones donde se necesite administrar
sangre algún paciente. Esto es muy importante para las personas que se ven en
la complicada situación de necesitar operarse y tienen cierto grupo de sangre
escaso o un Rh (-), los cuales vuelven la situación bastante complicada, ya que
estos tipos de sangre son bastante difíciles de conseguir, sobretodo el Rh (-). En
estas situaciones los pacientes deben esperar a que el banco de sangre obtenga
del tipo sanguíneo necesario para éste y que no aparezca ningún paciente que
necesite una operación con mayor urgencia necesitando el mismo tipo de sangre.
De ser así, el paciente debe seguir esperando a ser operado.
A pesar de los análisis realizados a la sangre posterior a su recepción, el
paciente transfundido siempre posee un cierto riesgo de recibir una sangre
infectada proveniente de una persona que tenga alguna enfermedad de
importancia, debido a los donantes que ocultan información relevante de su
estado de salud.
Como queda expresado en la Revista Panamericana de Salud Pública, en el
artículo “Estudio de factores socioculturales relacionados con la donación
voluntaria de sangre en las Américas”, la Organización Panamericana de Salud
tiene como objetivo “lograr un suministro de sangre con el menor riesgo
posible”(4). Este fin también se encuentra expresado en la resolución CD4
R15/99 donde la Organización Panamericana de Salud expresa “…que se
promueva el desarrollo de los programas nacionales de sangre y de servicios de
transfusión, con base en la donación voluntaria, altruista y repetida de sangre,
como uno de los indicadores del desarrollo humano de la población”. Aquí
claramente queda expresada la intención de originar una conciencia colectiva
sobre la importancia de las donaciones de sangre.
Debo reconocer también que a veces hay personas que desean ayudar con la
donación de sangre de forma altruista, pero por no cumplir con alguno de los
requisitos necesarios, no se les permite donar. A veces es por no cumplir con
exigencias físicas o fisiológicas como tener el peso mínimo establecido o poseer
un hematocrito normal u otras veces es exigencias que son del momento como
haber comido hace unas horas o haber dormido el tiempo mínimo. En todos
estos casos, de no ser cumplidas estas exigencias solo provocarían el daño al
donante y nunca al receptor de la sangre. En estas situaciones, el donante corre
el riesgo de desmayos y debilitamiento corporal principalmente.
Las categorías de requisitos para poder donar sangre son: Medicación y
vacunas, Condiciones generales de salud (alergias, resfrío, intervalos de
donación, peso, entre otras), Condiciones médicas (presión sanguínea, cáncer,
diabetes, cardiopatías, hepatitis, infecciones de transmisión sexual ITS, entre
otras), Tratamientos médicos (transfusiones sanguíneas, cirugías, transplantes),
Estilo de vida (uso de drogas intravenosas, piercing, embarazo, tatuajes),
Enfermedades de transmisión sexual (Herpes, VIH, enfermedades venéreas,
Sífilis, Gonorrea) y Viajes al extranjero e inmigración(5).
Uno de los requisitos destacables hoy en día es el no haberse hecho un tatuaje
en los últimos 12 meses porque éste es el tiempo necesario para descartar
infecciones en periodo de ventana(6). Digo que es destacable hoy en día debido
a que cada vez más personas tienen al menos uno de estos y a medida que pasa
el tiempo cada vez cambia más la actitud frente a esta modificación corporal.
Por otro lado, a pesar de todas estas circunstancias donde por algún motivo las
personas no donan su sangre, hay personas que si se comprometen con la
causa y son donantes constantes cuando se llevan a cabo los operativos para
recolección de donaciones sanguíneas en instituciones como las Universidades,
por ejemplo. Cabe destacar que la cantidad de personas que realizan estas
donaciones es mínima comparado con toda la sangre necesaria para los
pacientes que esperan transfusiones, donde muchas veces en un solo paciente
son necesarias varias unidades de sangre para su estabilización. Estos donantes
voluntarios, que no lo hacen por reposición de sangre, son los que donan la
sangre más segura y de mejor calidad. Esto lo corrobora la Revista Cubana de
Hematología, Inmunología y Hemoterapia en su artículo “Aspectos
socioculturales relacionados con la donación de sangre en Cuba” realizado por el
Instituto de Hematología e Inmunología(7). A pesar de ser éste un artículo sobre
la situación en Cuba, se conoce que ésta es la situación actual en todo
Latinoamérica, a diferencia de Europa por ejemplo, donde las personas tienen
una mentalidad diferente y allá no existe este déficit tan alto de sangre, ni la
necesidad constante de donaciones, a pesar de que por la mentalidad de la
gente igual se reciben donaciones de forma continua.
Un punto positivo es el hecho que en Chile la comercialización de la sangre es
ilegal, a diferencia de otros países donde sí existe la opción de vender tu sangre
y esto haría que hubiese mucha más sangre en malas condiciones disponible
para los pacientes que la necesitan.
Es lamentable señalar que las expectativas que tenía el Ministerio de Salud en el
año 2007 eran las de lograr al año 2012 que el 100% de las donaciones de
sangre fuesen de tipo altruista, cosa que aún no se logra y queda mucho por
hacer para llegar a tan anhelada cifra(8).
En general en los países latinoamericanos existe una pésima situación a nivel de
bancos de sangre, debido al poco compromiso de las personas hacia los demás.
Está claro que nuestro país es visto a sí mismo como “solidario”, pero
lamentablemente los chilenos estamos acostumbrados a considerar a los demás
cuando podemos obtener algo a cambio o cuando se nos reconocerá nuestro
“noble acto” (que en el fondo también es obtener algo) y son contadas las
personas que simplemente donan sangre por si alguien pudiese necesitarla, cosa
que en general se sabe que siempre es un recurso escaso.
Para finalizar debo decir que si las personas de los países donde hay un stock
limitado de unidades de sangre de reserva tuviesen mayor conciencia de la
importancia de donar sangre y del beneficio que aportarían a las demás personas
y dejasen de pensar en el mayor beneficio para sí mismos, se podría llegar al
nivel de los demás países donde sí existe conciencia en este aspecto y las
personas donan mayoritariamente de forma altruista sin esperar nada a cambio.















Referencias

(1) “La sangre donada es la más segura” por Peter Carolan y Marcela García,
revisado el 21.Octubre.2012
http://www.paho.org/spanish/dd/pin/Numero22_last.htm

(2) “Conocimientos y actitudes hacia la donación de sangre en una población
universitaria de Chile” por Marcela Vásquez, Patricia Ibarra y Mónica
Maldonado, revisado el 21.Octubre.2012
http://www.scielosp.org/scielo.php?pid=S1020-
49892007001000005&script=sci_arttext

(3) “Imaginarios sociales de donantes voluntarios de sangre en un punto fijo de
recolección. Bogotá – Colombia” por Harold Cruz Bermúdez y Col. revisado el
22.Octubre.2012
http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:4l3bzOeYS2oJ:www
.sci.unal.edu.co/scielo.php%3Fscript%3Dsci_arttext%26pid%3DS0124-
81462011000200002%26lng%3Den%26nrm%3Diso+scielo+donar+sangre+a
umenta+de+peso&cd=1&hl=en&ct=clnk&gl=cl

(4) “Estudio de factores socioculturales relacionados con la donación voluntaria
de sangre en las Américas” por Marcela García Gutiérrez, Eugenia Sáenz de
Tejada y José Ramiro Cruz, revisado el 22.Octubre.2012
http://www.scielosp.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1020-
49892003000200008

(5) “Eligibility Criteria by Topic” por American Red Cross, revisado el
24.Octubre.2012 http://www.redcrossblood.org/donating-blood/eligibility-
requirements/eligibility-criteria-topic

(6) “Tatuajes y perforaciones en adolescentes” por María Luisa Pérez-Cotapos y
María Luisa Cossio, revisado el 24.Octubre.2012
http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0034-
98872006001000018&script=sci_arttext

(7) “Aspectos socioculturales relacionados con la donación de sangre en Cuba”
por el Instituto de Hematología e Inmunología, revisado el 24.Octubre.2012
http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-
02892002000300008

(8) “Politica nacional de servicios de sangre” por el Ministerio de Salud de Chile,
revisado el 24.Octubre.2012
http://www.donasangre.cl/doc/POLITICA%20NACIONAL%20SANGRE%20DI
C%2008%20Aprobada%20x%20Subsecretario.pdf