You are on page 1of 10

PROTOCOLO DE TAC

COLUMNA CERVICAL Y
DORSOLUMBAR
ÍNDICE:
1. COLUMNA CERVICAL
1.1 REGIÓN DE ESTUDIO
1.2 TOPOGRAMA. LATERAL
1.3 TÉCNICA
1.4 RECONSTRUCCION DE LAS IMÁGENES
1.5 INDICACIONES
2. COLUMNA DORSOLUMBAR
2.1 REGIÓN DE ESTUDIO
2.2 TOPOGRAMA
2.3 TÉCNICA
2.4 RECONSTRUCCION DE LAS IMÁGENES
2.5 INDICACIONES

1. COLUMNA CERVICAL

• 1.1 REGIÓN DE ESTUDIO
Desde el la base del cráneo hasta T2.
• 1.2 TOPOGRAMA. LATERAL
Topograma lateral de columna cervical.



• 1.3 TÉCNICA
Se estudia mediante cortes axiales, con el paciente
acostado en decúbito supino. Los brazos extendidos a
lo largo del cuerpo, asegurando que el paciente deje
caer los hombros y esté relajado. Se puede situar el
llamado cojín de cuello por debajo de este y el soporte
de rodillas. En el caso de ser necesario, se inmovilizará
la cabeza del paciente.
Dependiendo la técnica de la indicación del estudio:
• Para tamizaje: grosor del corte 5 mm. Pitch 1,5.
• Para evaluar C1-C2: grosor del corte 2 mm. Pitch 1.
• Para otras indicaciones: grosor del corte 3 mm. Pitch 1,5.
• Es muy importante, en el estudio de los pacientes politraumatizados,
detectar fracturas o roturas ligamentosas para prevenir posible daño
medular

• 1.4 RECONSTRUCCION DE LAS IMÁGENES
Se realiza con un intervalo de reconstrucción:
• Para tamizaje y otras indicaciones: 3 mm.
• Con ventana de hueso para evaluar C1-C2: 1
mm.
• Las reconstrucciones con técnica de 2D (MPR),
coronal y sagital, deben ser parte integral del
estudio. Para obtener imágenes 3D se debe
reconstruir el estudio con intervalo de 1 mm en
ventana estándar.

• 1.5 INDICACIONES
• En aquellos estudios radiológicos patológicos, pero no concluyentes,
en los que se quiere definir con exactitud la extensión de las fracturas
o descartar otras no identificadas en los rayos X convencionales.
• En los que el estudio convencional resulte negativo pero persiste la
sospecha clínica y para evaluar áreas no visualizadas con claridad por
los rayos X (generalmente en C1-C2 o C6-T1) como puede ser el estado
de los agujeros de conjunción, patología discal y estenosis del canal.
• En los traumas donde se mide la amplitud del canal medular y la
presencia de fragmentos óseos libres en el mismo.
• En las alteraciones de los ejes (cifosis, lordosis exageradas, escoliosis).
• En la disminución en altura de los discos intervertebrales, la
espondiloartrosis (fusión total o parcial de cuerpos o apófisis
transversas), existencia de osteofitos, su magnitud y ubicación.
• Más raramente subluxaciones vertebrales (secuelas de traumatismos
que no fueron diagnosticados).
• Las alteraciones congénitas de los cuerpos vertebrales.
• La existencia de patologías óseas: fracturas antiguas, tumores
extramedulares, metástasis, espondilitis tuberculosa, etc.
• Como tamizaje en pacientes politraumatizados con evaluación clínica
limitada, que van a ser evaluados con TAC de otras áreas del cuerpo
(cráneo, abdomen, tórax).


2. COLUMNA DORSOLUMBAR

• 2.1 REGIÓN DE ESTUDIO
• Desde C6 hasta la sínfisis del pubis.




• 2.2 TOPOGRAMA
• Se realiza un topograma lateral, sobre el que se planifica el área de estudio y un
topograma frontal si no se cuenta con el estudio radiológico para descartar posible
vértebra de transición.




Corte axial a nivel del cuerpo vertebral de columna lumbar. Corte axial a nivel del disco vertebral de columna lumbar.


• 2.3 TÉCNICA
• Se estudia mediante cortes axiales, con el paciente
acostado en decúbito supino y ambos brazos cruzados por
encima de la cabeza; las rodillas flexionadas, descansando
sobre el soporte de rodillas (en su defecto utilizar una
almohada), para disminuir las curvaturas fisiológicas de la
columna y que esta quede lo más paralela posible al plano
horizontal. El grosor del corte depende de la localización
anatómica de la zona a estudiar, del número de vértebras a
examinar y de la necesidad de hacer reconstrucciones 2D ó
3D. Para grandes áreas se utilizará un grosor de corte de 3
mm y un Pitch de 1,5; de la misma forma, si se van a
realizar reconstrucciones durante el procesamiento, se usa
un grosor de corte de 1,5 mm y Pitch de 1

• 2.4 RECONSTRUCCION DE LAS IMÁGENES

• Las reconstrucciones coronales y sagitales con técnica
2D (MPR) deben ser parte integral del estudio. Para
obtener imágenes 3D se debe reconstruir el estudio
con intervalo de 1 mm en ventana estándar. Las
reconstrucciones 3D, ya sea con técnica de superficie
sombreada (SSD), proyección de máxima intensidad
(MIP), proyección de mínima intensidad (MinIP) o VRT
(Volume-Rendering Technique), son de gran valor para
la planificación preoperatorio, facilitando la
comunicación con el ortopédico y los clínicos.

• 2.5 INDICACIONES


• En aquellos estudios radiológicos patológicos, pero no concluyentes, en los que se quiere definir con exactitud
la extensión de las fracturas o descartar otras no identificadas en los rayos X convencionales.
• En aquellos en los que el estudio convencional resulte negativo, pero persista la sospecha clínica.
• En los traumas donde se mide la amplitud del canal medular y la presencia de fragmentos libres en el mismo.
• En las alteraciones de los ejes (cifosis, lordosis exageradas, escoliosis).
• En la disminución en altura de los discos intervertebrales, la espondiloartrosis (fusión total o parcial de cuerpos
o apófisis transversas), existencia de osteofitos, para definir con exactitud su magnitud y ubicación.
• Más raramente subluxaciones vertebrales (secuelas de traumatismos que no fueron diagnosticados).
• En las alteraciones congénitas de los cuerpos vertebrales.
• Cuando se sospecha patología ósea y en el estudio de fracturas antiguas.
• En la patología discal (la hernia se produce por ruptura de las laminillas fibrosas del anillo del disco en su parte
posterior, por lo que hace prominencia el núcleo pulposo. Cuando el anillo discal está alterado y el núcleo se
desplaza hacia atrás sin que este anillo se rompa, se habla de hernia protruida. Cuando el anillo se rompe y el
material del núcleo sale de su espacio, se habla de hernia extruida; si este fragmento se separa se habla de
hernia secuestrada, que a su vez puede migrar hacia proximal, distal, lateral o medial).
• En el estudio de aquellos signos que producen dolor lumbar y dolor irradiado (la espondiloartrosis, la
espondilolistesis, la espondolólisis, la claudicación neurógena y la estenosis del canal lumbar, entidad cuyo sitio
más frecuente de presentación se localiza en orden descendente a nivel de L4-L5, seguida por L3-L4 y que
incluye, tanto a la región central del conducto raquídeo, como a los recesos laterales y agujeros de conjunción).
• En el estudio de aquellos signos que producen rigidez matutina prolongada (espondilitis anquilosante, soriásica
y enteropática).
• En los tumores benignos (osteoma osteoide, tumor de células gigantes, hemangioma, quiste óseo
aneurismático).
• En los tumores malignos (mieloma, condrosarcoma, cordoma, linfoma).
• Las metástasis líticas (pulmón, riñones, mamas y tiroides), blásticas (próstata, mama, colon) y mixtas (mama,
pulmón, próstata y vejiga). La mayoría de las metástasis en la columna vertebral se producen vía hematógena y
no suelen afectar los discos intervertebrales.