You are on page 1of 5

El presente escrito recupera el proceso que me llevo a innovar mi práctica

docente, el auto diagnostico por el que pase y en base a que lineamientos lo
elabore, lo cual me envolvió en la etapa de planificación y ejecución. De igual
manera este escrito es el informe, el cual esta descrito con referentes empíricos y
teóricos.
El diagnóstico, desarrollo y ejecución fueron realizados durante el lapso de tiempo
entre el cumplimiento de la primer jornada de práctica, desarrollada del 13 al 24 de
Octubre del 2014 en la escuela primaria “Lic. Juan Fernández Albarrán” que se
encuentra ubicada en el municipio de Apaxco en el cuarto grado grupo C de la
misma.
Como antecedente de mi trabajo docente, es importante mencionar que el ciclo
anterior estuve a cargo de un tercer grado, impartiendo las materias de español,
matemáticas, ciencias naturales e historia.
A lo largo del trayecto formativo de la Licenciatura en nivel primaria he retomado
los enfoques y modelos vigentes en educación básica, los cuales estipulan los
principios que sustentan la enseñanza y el aprendizaje, no obstante, cuando son
llevados a las aulas de clase siempre sufren ajustes y adaptaciones específicas de
acuerdo con los contextos y los alumnos. Los cambios e incorporaciones que se
realizan están orientados, la mayoría de las veces, a mejorar la práctica y los
resultados de aprendizaje.
La acción de los docentes es un factor clave, porque son quienes generan
ambientes, plantean las situaciones didácticas y buscan motivos diversos para
despertar el interés de los alumnos e involucrarlos en actividades que les permitan
avanzar en el desarrollo de sus competencias.
El trabajo realizado, tiene como objetivo ofrecer elementos conceptuales y
metodológicos para la innovación en educación y contribuye al diseño de
estrategias que permitan mejorar algunos aspectos de la práctica docente. Para
ello fue necesario reflexionar sobre lo realizado a lo largo del trayecto formativo de
práctica profesional de la Licenciatura en Educación Primaria, identificando las
características que expresan el desempeño exitoso como docente; de igual forma
se señalaron las debilidades que se han situado al ejecutar las prácticas,
vislumbrando las dificultades que se presentaron al realizar las intervenciones
frente a grupo.
Al mismo tiempo en que conocía a mis alumnos y su ritmo de aprendizaje me
conocí y autoevalúe el trabajo que estaba realizando. Me di cuenta de que mi
labor en cuanto a la asignatura de matemáticas, aunque era propositivo en las
actividades, carecía de una finalidad marcada, es decir trabajaba bajo el único
propósito de ampliar el conocimiento. Objetivo que fue cumplido y observado
cuando cuestionaba a mis alumnos de forma grupal al finalizar las clases o en
algún momento del día que se tuviera oportunidad. Pero al reflexionar sobre ello,
encontré que mi conocimiento del enfoque de esta materia era muy escaso. Fue
así como se inició mi autovaloración de esta materia.
La auto evaluación es el conjunto de ideas, reflexiones, valoraciones que
posee el sujeto acerca de si mismo, es decir la imagen que tiene de su
personalidad. (Castellanos, 2010)
Esta reflexión me llevo a apoyarme en el programa de estudio 2011 de cuarto
grado y en algunas otras lecturas revisadas en semestres pasados, que guiarían
mi trabajo y lo orientarían conceptualmente para poder organizar las clases que
impartiría. De igual forma retome mi diario del profesor para recordar algunos
hechos que eran parte del trasfondo de la problemática que se me presentaba.
Es el resultado de una serie de intervenciones, decisiones y procesos, con
cierto grado de intencionalidad y sistematización, que tratan de modificar
actitudes, ideas, culturas, contenidos, modelos y prácticas pedagógicas”
(Carbonell, 2002). La innovación es un proceso en y a partir del cual el
docente, pone en juego sus conocimientos teóricos, metodológicos,
didácticos, técnicos y tecnológicos con el fin de incidir en la transformación
de uno o algunos de los componentes de la docencia.
Esta fue la idea bajo la cual se trabajó, entendiendo que la innovación implica el
modificar estructuras pedagógicas. Las cuales tenemos en contraposición
formando y tomando 2 roles; el de maestros y el de estudiantes que hemos sido a
lo largo de nuestra formación y sin duda alguna repercuten en nuestra manera de
entender el desenvolvimiento dentro de un aula y una escuela. Es así como me
enfrente con el tema de las innovaciones, entendiendo que no son meras
elaboraciones inéditas, que deben recuperar la historia de las ideas pedagógicas y
de las ideas personales, asentándose y adaptándose a los espacios educativos
con características marcadas y al tiempo histórico en el que vivimos.

Como se menciona la innovación en la escuela se argumenta en torno a la
realidad social del mundo cambiante, incierto y complejo en que vivimos. (Díaz,
2013). Y por ello se afirma con contundencia que el conocimiento y, por ende, los
modelos educativos, caducan constantemente, de ahí la necesidad de una
reinvención constante que es organizada y estructurada por el docente. Es así
como una buena educación lleva implica el acto de innovar.

La educación ha de ser entendida siempre como una actividad innovadora
relacionada con el cambio y la transformación social. Si ello no fuera así, no
merecería ese nombre y, además, la educación perdería su propia esencia
y el ingrediente utópico que encierra su campo semántico, así como su
propia identidad, desconectada de los tiempos y demandas sociales y de
los individuos a los que pretende servir y transformar. (Escudero, 2010)

Innovar es tarea continua del profesor, no hay un conocimiento estático y por ende
su enseñanza tampoco debe de serlo. La innovación no puede lograrse mediante
la elaboración y conducción de acciones o proyectos aislados, al margen de los
procesos, estructuras o prácticas más significativas de las instituciones educativas
y de los alumnos. La innovación es un proceso creativo que implica asumir riesgos
y errores que se comenten en la práctica educativa, viéndolos como una
oportunidad de mejora y teniendo en consideración que no se conoce ni el camino
correcto que no ha de ser único, ni los resultados, ni que se conduce
automáticamente a un éxito deseado.
Se elaboró un proyecto de intervención educativa, el cual se realizo bajo los
lineamientos de Frida Díaz Barriga y entendiendo que un proyecto de intervención
educativa es una estrategia de planeación y actuación profesional que permite a
los agentes educativos tomar el control de su propia práctica profesional mediante
un proceso de indagación-solución que involucra a los estudiantes en el papel
principal.

En esto se encuentra la diferencia entre el proyecto de intervención educativa y el
de innovación de la práctica docente. Pues en el primero se hace hincapié en que
los alumnos son los que necesitan una solución ante un problema dado, y
reconoce al docente como el agente de cambio que vendrá a modificar y dar
solución a la problemática, por otro lado la innovación de la práctica docente que
se presenta durante este semestre se muestra más bien como un reconocimiento
de las áreas de oportunidad que tiene el mismo docente y la forma en que se
intentara cambiarlo, lo cual de igual manera se entiende que no todo cambio es
una innovación y no toda innovación conduce al éxito.

Diagnostico de mi práctica
El uso de un diagnóstico más preciso y detallado, permite acuñar mayor cantidad
de información, para que de esta forma se pueda comprender el escenario con el
que se está trabajando, clarificando las necesidades y situaciones con las que se
lidian como docente frente a grupo. Recabar esa información te permite establecer
un marco de futuras acciones que encaminaran a la mejora, este es un primer
paso en el cual se asumen los errores y retoman los aciertos. (SEP, 2012,
herramientas para la evaluación 2) Conducirse autónomamente dentro de este
proceso no fue fácil, no es tan fácil reconocer que estas mal, que necesitas
mejorar en algún aspecto, que tu práctica no es tan exitosa como piensas en un
primer momento, de igual forma implica conocer los enfoques, propósitos y
competencias que marca el plan y programas de estudio como guía que conduce
tu trabajo y el entendimiento de gran parte de los saberes pedagógicos. Es así
como el diagnostico pedagógico se entiende como:
Proceso de análisis crítico de la situación real que tiene un grupo, aspecto o
fenómeno, dentro de un espacio educativo particular, con el objetivo de
conocerlo profunda e integralmente a fin de enfrentar su transformación y
perfeccionamiento. (Batistapau, 2013)
Específicamente lo que encontré durante el proceso de diagnóstico fue que mi
conducción del grupo en esta asignatura era muy poco seguro, pues yo no
conocía el rumbo que tenía que darle a la materia, propuse actividades creativas a
mi parecer como identificar las fracciones en las figuras pero no las orientaba a
que tuvieran un impacto en su vida cotidiana, no marcaba esa pauta con los niños
para que se entendieran las fracciones en su vida diaria, las actividades las
realizaba por cumplir con la planeación y bajo un tiempo acelerado por la carga de
contenidos.