You are on page 1of 5

1.

Etiología

La enfermedad de las células falciforme también conocida como, Anemia drepanocítica, o Enfermedad
de la hemoglobina es una enfermedad genética autosómica recesiva resultado de
la sustitución de adenina por timina en el gen de la globina beta, ubicado en el cromosoma 11, lo que
conduce a una mutación de ácido glutámico por valina en la posición 6 de la cadena polipeptídica de
globina beta y a la producción de una hemoglobina funcionalmente defectuosa, la hemoglobina S.
El ácido glutámico tiene carga negativa y la valina es hidrófoba, entonces se forman contactos
con alanina, fenilalanina y leucina, lo que promueve polímeros cruzados que deforman el glóbulo rojo.
La transformación del eritrocito se produce cuando no transporta oxígeno, pues con oxihemoglobina, el
glóbulo tiene la forma clásica bicóncava.

2. tipo de herencia y Mutacion
Esta enfermedad hereditaria se caracteriza por la alteración de la hemoglobina, la proteína encargada de
transportar el oxígeno en la sangre. Esta alteración causa trastornos en la circulación sanguínea. Los
síntomas aparecen a los seis meses de edad y consisten en la distensión del abdomen y la dilatación del
corazón, así como edema en las manos y los pies. También puede retrasarse la maduración sexual en la
adolescencia. Los afectados son proclives a padecer infecciones y úlceras en las piernas debido al
trastorno del flujo sanguíneo asociado con el padecimiento.
La transmisión génica se debe a un gen de herencia autosómica recesiva; así pues Los
individuos homocigóticos recesivos (s) sólo producen globina beta conteniendo valina. El número de
hematíes falciformes alcanza todo el tracto venoso y cualquier esfuerzo podría provocarles la muerte.
Afecta a 4 por cada mil individuos de la población afroamericana.
 Los individuos heterocigóticos (AS) fabrican la mitad de globina beta con ácido glutámico y la otra mitad
con valina, de tal manera que sólo una centésima parte de sus eritrocitos son células falciformes.
Pueden llevar una vida bastante normal, aunque no les es muy recomendable hacer grandes
esfuerzos. Padecen una leve anemia a veces incluso inapreciable. Afecta al 8% de la población
afroamericana.
Los estudios muestran que en las zonas donde el paludismo o malaria era o es un problema, los
individuos que heredan un solo alelo de la hemoglobina S -y que por tanto son portadores del rasgo de la
célula falciforme- tienen una ventaja para sobrevivir; a diferencia de los individuos con genes de
hemoglobina normales. A medida que las poblaciones iban migrando de un lugar a otro, la
transformación de la célula falciforme se extendió a otras zonas del Mediterráneo y de allí al Oriente
Medio, y finalmente al hemisferio occidental (a causa, entre otras cosas del mercado de esclavos negros).
En los Estados Unidos y otros países en los que el paludismo no es un problema, el gen de la
hemoglobina falciforme no constituye ya una ventaja para sobrevivir. En cambio, puede ser una seria
amenaza para los hijos del portador, ya que estos pueden heredar dos genes anormales de hemoglobina
falciforme y entonces desarrollar anemia falciforme homocigótica.

La anemia falciforme es producto de un problema genético. Las personas con la enfermedad nacen con
dos genes de células falciformes, uno de cada padre. La presencia del gen de células falciformes y otro
normal se denomina rasgo drepanocítico. Aproximadamente 1 de cada 12 personas de raza negra es
portadora del rasgo drepanocítico. Un análisis de sangre puede demostrar si usted presenta el rasgo o la
anemia. La mayoría de los estados le hacen pruebas a los bebés recién nacidos como parte de los
programas de evaluación del recién nacido.
3. la población con mayor incidencia de la enfermedad.
En Estados Unidos, esta enfermedad afecta sobre todo a los individuos de raza negra, de los cuales 1 de
cada 400 la padece. La enfermedad tiene muy alta frecuencia en ciertas regiones de Africa, y también
aparece en el Oriente Medio y en el área mediterránea.
En un artículo publicado en la revista "Essence" en septiembre de 2011, se menciona un
tratamiento alternativo para pacientes de anemia falciforme a base de células madre. Es el caso
de una familia en donde uno de sus hijos tenía esta condición. Los profesionales de salud
optaron por el trasplante de células madre de un familiar del afectado, utilizando el cordón
umbilical de un hermano, el cual no era portador de la enfermedad. Los médicos extrajeron
células madre del cordón y al paciente se le expuso a quimioterapia, para evitar la reproducción
de glóbulos rojos deformes. Tras tres meses de haber introducido de forma intravenosa las
células madre, al paciente se le declaró sano.
El mayor problema es el costo de conservar esas células madre para hacer el trasplante. Con
respecto al índice de éxito de la operación, este se acerca al 90% para niños y decrece en
función de la edad, hasta el punto que para adultos no hay muchas probabilidades de que la
operación sea exitosa.3


Prevención
Existen medidas sencillas que pueden tomar las personas con anemia drepanocítica para ayudar
a prevenir y reducir el número de crisis dolorosas:
* Tomar agua en abundancia.
* Intentar no acalorarse ni enfriarse demasiado.
* Evitar las altitudes elevadas (viajar por avión, subir montañas o visitar ciudades elevadas).
* Evitar sitios o lugares con poco oxígeno (al escalar montañas o hacer ejercicios físicos
extenuantes, al estilo de los campamentos militares o entrenamientos para competencias
deportivas).
* Los adultos con anemia drepanocítica grave pueden tomar un medicamento llamado
hidroxiurea para reducir el número de veces que presenta crisis dolorosas.
o Las personas que toman hidroxiurea deben ser examinadas con frecuencia por un médico
porque este medicamento puede causar efectos secundarios graves, como un riesgo más alto
de infecciones peligrosas.
* Nuevas investigaciones han mostrado que los bebés y los niños con anemia drepanocítica
también se benefician de hidroxiurea.
Tratamiento
La mayoría de los dolores relacionados con la anemia drepanocítica pueden tratarse con
medicamentos para el dolor de venta libre como el ibuprofeno o la aspirina. A algunas personas
que presentan dolores intensos se les administra a diario medicamentos a base de opioides (es
decir morfina) y otros analgésicos. Algunas personas pueden ser admitidas al hospital para
recibir un tratamiento intenso.
Ojo esto es el tratamiento y control que el tompson dice y es el k deberían estudiar primero J



Terapia génica
La terapia génica se está estudiando como posible tratamiento para la anemia de células
falciformes. Los investigadores quieren saber si un gen normal se puede introducir en las
células madre de la médula ósea de una persona con anemia de células falciformes. Esto haría
que el organismo produjera glóbulos rojos normales.
También se está investigando si el gen de la hemoglobina falciforme se puede "apagar", o si es
posible "prender" un gen que haga que los glóbulos rojos se comporten normalmente.
Se ha experimentado con recombinación homóloga de fragmentos de ADN (técnica SFHR) para
sustituir lesiones pequeñas (tipo adición, deleción o reversión de unas pocas pares de bases) en
genes que causan enfermedades monogénicas (como anemia falciforme y fibrosis quística), en
que la maquinaria recombinacional de la célula huésped dirige la integración del fragmento de
ADN terapéutico(25,26). La dificultad está en conseguir el suficiente número de células
modificadas para que sea clínicamente relevante y se revierta la enfermedad. Si se lograse
perfeccionar esta técnica de manera que ofrezca la seguridad suficiente, abriría la posibilidad de
realizar protocolos de terapia génica germinal en seres humanos para enfermedades
monogénicas.
Tratamiento genético
Los investigadores han podido extraer la médula ósea de ratones que sufren de anemia
falciforme, utilizar un virus para insertar el gen de hemoglobina normal en las células de la
médula ósea, y luego volver a introducir las células en los ratones. Los animales que recibieron
este tratamiento pudieron ser curados por completo y no presentan diferencias con los ratones
normales. Si esta técnica se pudiere aplicar a los humanos, curaría la anemia falciforme y, dado
que la médula ósea se extraería del cuerpo del propio paciente, no habría problemas respecto
del rechazo de los trasplantes o de los donantes compatibles. El tratamiento genético ha sido
exitoso en los ratones pero, desde el 2009, no se ha probado en humanos. Los primeros
estudios en humanos comenzarán a partir del 2010.

El diagnóstico molecular
Sin duda alguna, la aplicación en genética humana de la tecnología del ADN recombinante y de
los métodos de amplificación enzimática de ácidos nucleicos han supuesto una auténtica
revolución metodológica
El diagnóstico molecular pretende la caracterización, con la mayor precisión posible, del
genotipo de un individuo. Dicha caracterización la podemos realizar mediante dos
aproximaciones básicas, i) el diagnóstico directo, mediante la detección del cambio producido a
nivel del ADN, ii) el diagnóstico indirecto, mediante el estudio de la cosegregación del carácter
estudiado y marcadores polimórficos íntimamente ligados a éste.
El diagnóstico molecular, al igual que todo proceso de diagnóstico médico, pretende la
determinación de la causa de una enfermedad pudiendo ser de origen genético o bien
infeccioso (diagnóstico molecular de enfermedades infecciosas). Sin embargo, a diferencia de
un dianóstico clínico convencional, el diagnóstico molecular va más allá de la anamnesis y el
estudio físico del paciente analizando, además, su ADN.
Dentro del diagnóstico molecular se engloban el diagnóstico genético y el diagnóstico
de enfermedades infecciosas
Existen diferentes estrategias para el diagnóstico genético, las cuales pueden ser clasificadas
como directas o indirectas, dependiendo si se detecta o no el gen implicado.
En el primer caso, el diagnóstico se lleva a cabo mediante la identificación de las diferentes
mutaciones del gen en cuestión en el paciente. Este método tiene el problema de que el
número de enfermedades producidas por más de un tipo de mutación en un mismo o diferentes
genes supera a aquellas que son consecuencia de una única mutación. Esto dificulta
enormemente el diagnóstico.
La segunda estrategia se basa en el estudio de la herencia conjunta de marcadores anónimos y
el locus de la enfermedad estudiada es independiente del conocimiento del gen implicado. Para
que pueda llevarse a cabo, es necesario que el marcador utilizado esté íntimamente ligado con
el locus de interés.
Los métodos moleculares más importantes que se utilizan hoy en día en el diagnóstico de
enfermedades infecciosas son la reacción en cadena de la polimerasa (PCR),
la secuenciacióny la electroforesis de campo pulsante (CHEF). Estos métodos son directos y
nos indican la presencia o ausecia del material genético del patógeno, y por ende, la presencia
o ausencia del patógeno en el paciente.
Algunos métodos moleculares de diagnóstico genético son:
 Análisis cromosómico. Consiste en observar si el cariotipo del paciente es normal, es decir,
si el número de cromosomas es el correcto y si su tamaño y orden es normal.
 Hibridación fluorescente in situ o FISH. Con esta técnica se pueden detectar anomalías
cromosómicas, deleciones en un gen y otras alteraciones que pueden provocar una
enfermedad genética.
 Reacción en cadena de la polimerasa o PCR. Este método basado en la amplificación y
visualización del ADN, es muy útil para el diagnóstico genético. La realización varía
dependiendo de la enfermedad a detectar, pero en general, consiste en propiciar la
amplificación del fragmento de ADN que supuestamente posee la mutación que genera la
enfermedad, y realizar sobre este fragmento una prueba accesoria, como el uso específico
de alguna enzima de restricción, hibridación de microsatélites u otras pruebas.
 Secuenciación de ADN. La secuenciación directa del ADN es uno de los mejores métodos
para el diagnóstico molecular, ya que consiste en la lectura del gen o genes implicados en
una enfermedad y la comprobación directa de que existe o no alguna mutación.
Actualmente, la secuenciación se usa muy poco ya que es una técnica muy cara, laboriosa
y en la mayor parte de los casos sustituible por otra técnica molecular.

Riesgo de recurrencia
l riesgo de recurrencia se define como la probabilidad de que en una familia aparezca otra
vez un individuo afectado por una enfermedad hereditaria.
Para poder calcular el riesgo de recurrencia es necesario, en primer lugar, disponer de un
diagnóstico claro de la alteración que afecta a la familia. Además, es necesario conocer la
genealogía de la familia y saber que individuos son sanos y que individuos están afectados por
la alteración.
En las familias en las que hay más de un individuo afectado, el cáculo del riesgo de
recurrencia suele ser más sencillo que en las familias en las que solamente existe un único
indiviuo enfermo.
Si alguna familia tiene un individuo afectado por una enfrmedad hereditaria y alguno de sus
miembos desea saber que probabilidad tiene de ser portador del gen de la enfermedad o que
probabilidad posee de tener un descendiente afectado, puede enviarme, si lo desea, la
genealogía de su familia utilizando los símbolos.
En una familia con un trastorno heredado, la probabilidad de que un nuevo descendiente sufra
ese trastorno. Para trastornos que siguen una herencia mendeliana monofactorial, se calcula
aplicando los principios de la genética mendeliana y el análisis de Bayes. Para trastornos que se
heredan de manera multifactorial o poligénica ha de utilizarse el riesgo empírico