You are on page 1of 2

Premios Nobel

Noyori
Premio Nobel de Química por su trabajo sobre las reacciones catalíticas asimétricas de
moléculas quirales por medio de reacciones de hidrogenación.
El premio nobel le fue otorgado a la par con sus colegas William Knowles y Barry
Sharpless en el año 2001, por sus investigaciones sobre hidrogenación asimétrica
producida por catálisis, al desarrollar y mejorar el modelo general sobre catálisis de
hidrogenación.
Las investigaciones de Noyori se han basado en los trabajos anteriores de Knowles,
quien descubrió la posibilidad de utilizar los metales de transición como catalizadores
quirales para un importante tipo de reacción, la hidrogenación (adición de hidrógeno
a compuestos orgánicos no saturados), y dio paso a la síntesis de un gran número de
diferentes fosfinas quirales, que actuaban como ligandos del catalizador. Obtuvo así la
síntesis preferente de uno de los dos isómeros o enantiómeros de una misma molécula,
es decir, la orientación a derechas (el enantiómero D, del latín dexter) o
a izquierdas (el enantiómero L, del latín laevus) de una molécula determinada. En esta
línea de trabajo, Noyori ha profundizado, hasta conseguir los catalizadores quirales
modernos que presentan múltiples usos. Así, con una sola molécula del catalizador se
pueden generar millones de moléculas del enantiómero deseado.

Richard Heck y los japoneses Ei-ichi Negishi y Akira Suzuki
Se les otorgó el premio nobel en 2010 por sus trabajos sobre las reacciones de
moléculas de carbono.
Sus estudios, que han sido llevados a cabo por separado, servirán para sintetizar
moléculas nuevas con aplicaciones en campos como la medicina, la agricultura, el
sector industrial químico e incluso para el desarrollo de componentes electrónicos.
Han desarrollado por separado tres reacciones químicas distintas que emplean
catalizadores de paladio para crear enlaces de carbono-carbono mediante
emparejamientos cruzados.
La química orgánica aplicada estudia la forma de crear compuestos basados
en carbono, como los plásticos y los medicamentos. Para lograrlo, los químicos tienen
que ser capaces de unir los átomos de carbono para formar moléculas funcionales. Sin
embargo, el carbono es un elemento estable, que no reacciona fácilmente con otros.
Por eso, los primeros métodos para forzar al carbono a unirse estaban basados en
hacerlo más reactivo a través de sustancias. Ese tipo de soluciones funcionaban
cuando se trataba de crear moléculas simples, pero al sintetizar otras más complejas el
método fallaba.
La unión cruzada catalizada a través del paladio resolvió ese problema y proveyó a los
químicos de una nueva herramienta para trabajar, más eficiente. En
las reacciones producidas por Heck, Negishi, ySuzuki, los átomos de carbono se
encuentran con átomos del paladio (rico en electrones y, por lo tanto, un “imán” para
el carbono) provocando una rápida reacción química (es decir, una catálisis).
Actualmente, la catálisis por medio del paladio de uniones cruzadas de síntesis
orgánicas es utilizada en las investigaciones de todo el mundo, en la elaboración de
importantes medicamentos para combatir el cáncer o poderosos virus, o también en
la producción comercial de, por ejemplo, farmacéuticos y moléculas utilizadas en
la industria electrónica.