You are on page 1of 2

La Pena de cárcel en Costa Rica

La ausencia de una política adecuada en materia de seguridad que combata la cada vez
más creciente criminalidad en nuestras ciudades y comunidades que no escapan a su anclaje, la
diversificación de actos delictivos también cada vez más complejos y graves que se hacen
presentes en el país, en el que parece gestarse un escenario al desarrollo planificado de grupos
delincuenciales organizados que ejercen con violencia sus acciones con claro desprecio hacia
nuestro bienes jurídicos de interés, así la vida, la propiedad y la libertad. Ponen sobre el tapete la
necesidad de examinar si la pena de prisión como medida extrema de sanción que resulta
impuesta en el país por la comisión de actos delictivos, es suficiente para disuadir a otros futuros
infractores, o si se requiere un planteamiento aún más drástico en el otorgamiento de las penas.
Se puede indicar que en la actualidad en nuestro país no existe la pena de cadena
perpetua restringiendo de por vida la libertad personal si rige para nuestro medio el que indistinta
mente de la cantidad de delitos que se cometan y la sumatoria de años que esos delitos impongan
solo es posible purgar un máximo de 50 años, lo cual significa que se trate en el fondo de una
pena de cadena perpetua disfrazada o encubierta puesto que dependiendo de la edad en que el
infractor cometa el delito, se puede concluir que podría pasar el resto de sus días en prisión
privado de libertad.
En Costa Rica El artículo 51 del código penal dice que: La pena de prisión y las medidas de
seguridad se cumplirán de manera que ejerzan sobre el condenado una acción rehabilitadora
donde su límite máximo de prisión es de 50 años
Si a una persona de una edad de 20 años se le condena a un máximo de 50 años, esta
persona cumpliría su condena a la edad de 70 años lo cual sería muy difícil para esta persona
reintegrarse a la sociedad nuevamente y volver a rehacer su vida.
Tampoco debe dejarse de lado, la circunstancia de que nuestro país, es suscriptor de
múltiples convenios que nos muestran como una cultura defensora y propulsora de los derechos
humanos, así la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Pacto de Derechos Económicos,
Sociales y Culturales del que resulta suscriptor nuestro país, nos muestran al mundo, como una
cultura amante de la paz, lo cual no debe encerrar solamente una frase semántica, sino
ejemplarificante.





http://www.pgr.go.cr/scij/busqueda/normativa/pronunciamiento/pro_repartidor.asp?param1=PR
D&param6=1&nDictamen=1569&strTipM=T
http://www.oas.org/dil/esp/Codigo_Penal_Costa_Rica.pdf
LA PRETERINTENCION Y LOS DELITOS CALIFICADOS POR EL RESULTADO A LA LUZ DE LA
CONSTITUCION EN EL DERECHO PENAL COSTARRICENSE (Víctor Alfonso Dobles Ovares)