You are on page 1of 15

Forwards

Los forwards son contratos en los que se acuerda la compra o venta de un activo
en una fecha futura y a un precio preestablecido, tal como los contratos de futuros,
pero a diferencia de éstos, no son estandarizados, sino que las partes interesadas
pactan de acuerdo con sus necesidades particulares.

El hecho de que no haya estandarización implica que tampoco se negocien en
mercados organizados, que sean instrumentos menos líquidos, pues es difícil
cerrar la posición, y por tanto, generalmente se finaliza con la entrega física de los
activos.

En el caso de los forwards de divisas e instrumentos financieros, son los mismos
bancos los que establecen los métodos de transacción, y las ganancias se dan por
diferencias de precios, además de que tampoco es necesaria la entrega de un
margen, ni se da una valuación diaria de las posiciones (marked to market).
Generalmente a los forwards y a otros contratos hechos a la medida del cliente se
les conoce como productos "over the counter" (OTC), y presentan la ventaja de
asegurar un precio y de satisfacer las necesidades específicas de cada
inversionista, sin embargo son instrumentos menos líquidos que los futuros.

Estrategia de cobertura empleando forwards:

Las estrategias de cobertura con forwards son, en parte, similares a las que
pueden desarrollar con los futuros, en el sentido de asegurarse un precio, pero
diferentes en lo que respecta a la liquidez de los futuros, producto esto de su
estandarización, la existencia de un mercado secundario y de una cámara de
compensación, entre otros factores.

El forward ofrece al inversionista la posibilidad de adecuarse a sus necesidades
particulares, garantizándole esto una cobertura prácticamente perfecta, es por
esto que la mayoría de los forwards finalizan con la entrega física de los activos
subyacentes.

De ese modo, si un exportador recibiera US$575.489 dentro de un mes, podría
adquirir un forward exactamente por esa cantidad, de modo tal, que puede
asegurarse un tipo de cambio, tal vez de ¢201.50, cuando el tipo de cambio spot
es de ¢199.85.

Así, podrá vender los dólares a futuro a ese precio, todo esto, sin la necesidad de
efectuar un depósito inicial y tener que preocuparse por un margen de
mantenimiento, ni los ajustes diarios.

Si pasado un mes, el tipo de cambio es menor que ¢201.50, se puede decir que
obtiene una ganancia al vender dólares a un precio mejor que el spot de ese
momento. Si, por el contrario el tipo de cambio a 3 meses es mayor que ¢201.50
entonces esto significaría adquirir la divisa a un precio mayor.

Futuros

Definición

Un contrato de futuros es un convenio entre dos partes, de comprar o vender una
cantidad determinada de un activo (activo subyacente), en una fecha futura, a un
precio establecido previamente. Una característica importante es que las partes
adquieren el compromiso de efectuar la transacción estipulada en el contrato. Para
garantizar el cumplimiento del contrato interviene un tercer agente, denominado
cámara de compensación.

Así, por ejemplo, si un importador debe pagar US$100.000 dentro de tres meses,
se enfrenta a la incertidumbre de no saber cuál será el tipo de cambio en ese
momento, pues si se diera que éste aumenta mucho, le podría provocar fuertes
pérdidas. Pero si recurre al mercado de futuros, puede adquirir un contrato o
varios contratos, según sea el monto de éstos, equivalentes a los US$100.000,
asegurándose entonces cuál será el tipo de cambio a pagar, y, por lo tanto la
cantidad en colones que deberá cancelar.

Los precios a futuro pueden ser mayores o menores que los precios al contado,
esto depende de una serie de factores, fundamentalmente de los siguientes:

 Expectativas sobre los precios futuros.
 Los diferentes tipos de interés en cada país.

En el caso específico de las divisas, si el precio a plazo es superior al precio al
contado, se dice que se cotiza con una prima a plazo, y si, por el contrario, el
precio a futuro es menor, se dice que se cotiza con descuento.

Generalmente, cuando una moneda es más débil con respecto a otra, se cotiza
con descuento con respecto a ésta última, y si se trata de una moneda más fuerte,
se espera que se cotice con prima.

La bolsa en la cual se negocian estos contratos, fija todas las condiciones y
requisitos que se deben cumplir, tanto para los participantes como para los activos
negociados (montos, calidades, cotizaciones, etc.).

En general, la mayoría de los mercados de contratos futuros se caracterizan por lo
siguiente:

 En ellos se emplea el método de subasta, es un mercado de viva voz y
todas las transacciones se realizan en forma abierta. Actualmente se
emplea la tecnología informática, que facilita que las transacciones puedan
darse a través de ordenadores.
 Los contratos son estandarizados, tanto en lo referente a la cantidad del
activo subyacente, como en las fechas de vencimiento, calidades, entre
otros. Todas las fechas de expiración están determinadas por las bolsas,
quienes, además, establecen una serie de condiciones adicionales, tales
como límites de variación diaria, márgenes, entregas, entre otros.
 Existe una cámara de compensación a través de la cual se llevan a cabo
las operaciones.
 Rara vez se realiza la entrega física del bien transado, sino que por lo
general, los inversionistas cierran sus posiciones es antes del vencimiento.
 Es un mercado muy líquido y sus costos de transacción son bajos.

Organización del mercado

Los mercados de futuros están organizados de forma tal que se garantiza al
máximo la liquidez del mercado y la solvencia de los participantes. Para esto no
solo debe cumplirse con ciertos requisitos, sino que también deben efectuarse
depósitos iniciales, con los cuales se pretende cubrir las eventuales pérdidas que
puedan tener los inversionistas.

Existen entonces dentro del mercado, una serie de instituciones, las cuales
pretenden garantizar los contratos negociados y velar por el adecuado
funcionamiento del mercado, haciendo cumplir los diferentes requisitos y reglas de
éste.


Bolsa de futuros o Mercado Central:

El mercado central, en el caso de los mercados a futuros, no es más que una
asociación de miembros, los cuales se han organizado con el objeto de brindar las
distintas facilidades, necesarias para que un mercado de esta naturaleza funcione
adecuadamente y que, además, se garantice seguridad e igualdad a todos los que
deseen y cumplan los requisitos para participar en él.

Esto consiste, básicamente, en ser capaz de realizar las siguientes funciones:

 Debe garantizar la competitividad y transparencia del mercado. Para esto,
debe crear los mecanismos adecuados, tales como reglamentos y distintas
normas de conducta. Estos deben ser de conocimiento público, ello con el
objeto de evitar desigualdades, manipulaciones, que los participantes
tomen riesgos excesivos, etc.
 Proveer las instalaciones físicas adecuadas, pues deben prestarse para el
normal desarrollo de las negociaciones.
 Debe, además, supervisar diariamente las posiciones de todos los que
estén participando.
 Eventualmente deberá conciliar disputas entre miembros.

En los mercados centrales o bolsas de futuros, las transacciones deben llevarse a
cabo abiertamente. En este sentido, el diseño de estos mercados facilita que
efectivamente se realice este proceso, pues dentro de ellos existen "círculos"
alrededor de los cuales se negocia determinado producto, y, por lo tanto ahí se
reúnen todos los interesados en ese bien. Así, toda oferta o demanda se da a
conocer a todos los que deseen en ese momento transar el activo; esto se da por
medio del grito abierto.



Las cámaras de Compensación (Clearing House):

En cada mercado de futuros, los participantes realmente no negocian entre sí de
un modo directo, sino que esto se lleva a cabo a través de una cámara de
compensación. La cámara de compensación es una entidad asociada al mercado
de futuros respectivo, tiene como su principal función, la de garantizar todos los
contratos y hacerse responsable ante los agentes participantes del cumplimiento
de las reglas y deberes adquiridos.

Si una persona "X" desea adquirir un futuro de US$100.000 a tres meses, que
ofrece otra persona "Y" en la suma de ¢19.700.000, éstos no negocian entre sí,
sino que lo hacen a través de la cámara de compensación. De ese modo, e es la
cámara la que adquiere el compromiso de entregar los US$100.000 de Y a X
dentro de tres meses, y a la vez, recibir los ¢19.700.000 por parte de X, y
entregarlos a Y. Si en el transcurso de esos tres meses, cualquiera de las partes
desea cerrar su posición o negociar de algún modo, también debe hacerlo a través
de la cámara de compensación. Puede notarse que la cámara es la responsable
del cumplimiento de las obligaciones adquiridas por los participantes en este
negocio.

Como puede notarse, la cantidad de contratos vendidos por la cámara, debe ser
igual a la cantidad de contratos comprados, por lo que su posición neta en el
mercado es nula. La cámara se encarga entonces de compensar las posiciones de
los participantes en el mercado, además de coordinar los pagos y entregas.

También puede decirse que es la responsable por organizar los sistemas de
cotizaciones, registrar todas las transacciones efectuadas a diario y supervisar las
operaciones y a los participantes en el mercado.

La cámara de compensación exige a los agentes afiliados, tanto clientes como
operadores de bolsa, mantener un margen inicial por cada contrato que éstos
negocien, y un margen de mantenimiento. Estos márgenes son fijados por los
miembros afiliados a la cámara.

El margen inicial es un depósito que debe hacerse antes de efectuar cualquier
negociación en el mercado de futuros. Se emplea con el objetivo de hacer frente a
los ajustes diarios que deben hacerse, por causa de la pérdidas ocasionadas por
las variaciones entre el precio futuro al que se cierra cada día, y el del contrato.

El margen de mantenimiento se utiliza para asegurarse que la cuenta del cliente
no llegue a ser negativa como consecuencia de las fluctuaciones diarias de los
precios del activo subyacente.

Miembro Liquidador:

Los miembros liquidadores son parte de la cámara de compensación. Su función
es, simplemente, la de liquidar todas las transacciones efectuadas en el mercado.
Los miembros liquidadores para ser admitidos como tales deben cumplir con
ciertos requisitos, entre los cuales, el principal es efectuar un depósito permanente
de garantía, esto es para asegurarse de su solvencia.


La Casa Comisionista:

La casa comisionista es una empresa que se dedica a gestionar transacciones
bursátiles a nombre de sus clientes, en uno o varios mercados centrales o bolsas
de futuros. Luego de haber cumplido con una serie de requisitos, financieros y
legales, la empresa puede empezar a operar. Sus ganancias se derivan de
comisiones cobradas por cada una de las negociaciones que efectúe en el
mercado de futuros.
Sus funciones consisten básicamente en recibir y ejecutar órdenes, esto a través
de brokers, según las necesidades de los clientes.
Además se encarga de mantener records de transacciones, lleva un registro de los
balances y posiciones de sus clientes, a la vez que les provee de todas las
facilidades y personal necesario para la ejecución de órdenes.

Operadores de bolsa:

Los operadores de bolsa son aquellos agentes que se encuentran físicamente en
el corro en el que se efectúan las transacciones. Estos operadores pueden ser
empleados de alguna casa comisionista o no, y efectúan sus negociaciones a
través de los miembros liquidadores.
Según De La Roche, Los operadores de bolsa pueden ser de dos tipos:

Brokers:

El broker, por lo general, ejecuta órdenes de los clientes de una casa comisionista;
es quien se encargada de efectuar compras o ventas a nombre de ésta última,
aunque también puede operar por cuenta propia.
Comúnmente se señalan dos tipos de brokers, los llamados ejecutivos de cuenta y
los floor brokers.

El ejecutivo de cuenta:

Este tipo de broker está encargado de gestionar las transacciones por sus
clientes, es un agente de una casa comisionista y para poder ocupar esta
posición, debe cumplir con una serie de requisitos, tales como registrarse con la
empresa y todos los organismos reguladores de los mercados de futuros.

El floor broker:

Este es el tipo de broker que se encuentra físicamente en los círculos o anillos del
mercado mismo, ejecutando los diferentes tipos de órdenes de sus clientes, o
bien, de la casa o casas comisionistas para las que opera. El floor broker es un
miembro del mercado central, aun cuando preste sus servicios exclusivamente a
una casa comisionista, es decir no necesariamente tiene que estar ligado a una
empresa.

Locals:

Los locals son operadores de bolsa que negocian de un modo independiente.
Generalmente asumen posiciones riesgosas y especulativas, es decir, buscan
obtener ganancias por variaciones en los precios o por diferenciales entre precios.

Participantes del mercado de futuros

Hedgers:

Son todos aquellos agentes que buscan cubrirse de riesgos; para eso recurren a
los mercados de futuros. Su participación en el mercado a plazo es opuesta a su
posición en el mercado spot, ya que supone que ambos se moverán en
direcciones similares, y por tanto, una pérdida en uno de ellos se compensará con
una ganancia en el otro. Generalmente, los productores, importadores,
exportadores, entre otros, son quienes desean cobertura.
Si se prevé un alza de precios el hedger buscará comprar futuros para protegerse
del riesgo. Si, por el contrario, los precios tendieran a la baja, entonces venderá
futuros para administrar su riesgo.



Especuladores:

Los especuladores son los agentes que buscan obtener ganancias, previendo las
variaciones futuras de los precios. Así, el especulador, cuando prevea un alza de
precio, comprará contratos, no con el objetivo de cubrirse, sino para luego
venderlos a un precio mayor. De ese modo obtendrá una utilidad sin poseer el
activo subyacente.
Si, por el contrario, espera que los precios caigan, entonces venderá futuros para
saldar su posición, una vez que se haya dado la caída de los precios. Puede
notarse que al especulador no le interesa el activo subyacente en sí, sino que
participa en el mercado, con el objeto de obtener ganancias por las variaciones de
los precios, su participación es importante ya que asume los riesgos que los
hedgers no desean.

Funcionamiento del mercado

Posiciones:

Cuando se recurre al mercado de futuros, se hace con el propósito de
contrarrestar los movimientos desfavorables que se den en los precios de un
determinado bien, así, tanto en el mercado físico (en el caso de productos
básicos) o mercado spot, como en el mercado de futuros los inversionistas toman
una posición, la cual puede ser corta o larga.

Se conoce como posición corta (short) cuando un inversionista previendo una
baja en los precios, vende contratos a futuro. Es decir, se trata de una situación,
en la cual ha vendido más contratos a futuro de los que ha comprado, a una
misma fecha de expiración.

Por ejemplo, si se considera que dentro de tres meses los precios del café
bajarán, se puede, entonces, tomar una posición corta, es decir, vender contratos
a tres meses. La baja en los precios le permitirá, luego, volver a comprar los
contratos, pero a un precio menor, obteniendo como ganancia la diferencia de
esos precios.

Por otro lado, una posición larga (long) implica una previsión de una mercado
que tiende al alza, y, por lo tanto, los inversionistas tratarán de comprar más
contratos de los que venden, con el fin de liquidar luego éstos a precios mayores y
así, compensar el aumento de los precios en el mercado al contado.


Márgenes:

Cuando se participa en el mercado de futuros, cada participante debe efectuar un
depósito, o lo que se conoce como el margen inicial. El margen inicial tiene como
objetivo cubrir las pérdidas que los participantes puedan tener, como
consecuencia de las variaciones diarias en los precios de los activos negociados.
De ese modo la cámara de compensación ajusta las cuentas de los participantes,
tomando los precios de cierre de cada día. Esta es la técnica llamada "marked to
market".

Así, por ejemplo, si un importador adquiere un futuro a tres meses a ¢200 por
dólar, si al final del día el precio al que cierra el mercado es ¢201 por dólar, la
cámara de compensación ajusta las cuentas, tanto del vendedor como del
comprador, registrando una pérdida para el primero de ¢1 por dólar, y una
ganancia para el segundo de ¢1 por dólar.

Si se diera que al día siguiente el precio de liquidación disminuye a ¢200.60
entonces la cámara anota una ganancia para el vendedor, de ¢0.40 por dólar y
una pérdida de igual magnitud para el comprador del futuro.

Ahora bien, en el momento de efectuar el contrato también se establece un
margen de mantenimiento. Este es fijado por la cámara de compensación y se
emplea en los casos en los que se dan mayores fluctuaciones en los precios, es
decir, si la cuenta de algún participante cae por debajo de su margen de
mantenimiento, éste recibe una llamada de margen y debe inmediatamente
reponer la diferencia entre el saldo de su cuenta y el margen inicial. Esto asegura
que su balance nunca sea negativo.

Si un participante no repone la diferencia entre su balance y el margen inicial,
simplemente su posición es liquidada en el mercado.

Ordenes:

Las órdenes son instrucciones que reciben los intermediarios, para efectuar una
transacción a nombre de su cliente. Existen varios tipos de órdenes pero por lo
general todas contienen cierta información básica:
 Si se requiere que se efectúe una compra o una venta, y qué cantidad de
contratos se quiere vender o comprar.
 Tipo de activo subyacente.
 Fecha de expiración.
 Dónde se quiere efectuar la operación (es decir, en qué bolsa).

Tipos de órdenes:

Como se ha mencionado, las órdenes se dan tanto al iniciar como al cerrar una
posición en los mercados de futuros; es, por tanto, necesario conocer los
mecanismos que se emplean para llevarlos a cabo, es decir las distintas órdenes
que un broker puede efectuar a nombre de su cliente.
A continuación se citan y describen brevemente, algunas de las principales
órdenes que se usan en la mayoría de los mercados de futuros.

ORDEN DEFINICION EJEMPLO
Orden al
mercado
(Market order)
Es una orden de venta o compra de un
activo de un modo inmediato, esta orden
será ejecutada al precio que en ese
momento prevalezca en el mercado.
Comprar 3 contratos
Yenes japoneses 1
mes al mercado. El
broker comprará estos
contratos al precio de
mercado en ese
momento.
Orden con
límite
Puede ser una orden para llevar a cabo
una venta a determinado precio o uno
mayor, o bien una compra a un precio o
uno inferior.
Vender 5 contratos
sobre Marco
alemanes a 3 meses,
límite US$0.5405. El
broker buscará vender
el contrato a ese
precio o uno superior.
Stops
Orden que se debe ejecutar sólo en el
caso de que en el mercado se registre un
cierto precio. Cabe mencionar que no
necesariamente la orden va a ejecutarse a
ese precio, sino al que se dé en el
momento de efectuarla.
Vender 2 contratos
dólares, 1 mes, a
¢200 stop. Si en
determinado momento
el precio alcanza o
supera los ¢200 el
broker efectúa la
transacción.
Orden
completar o
cancelar
(inmediate or
cancel, IOC)
Es una orden con límite que debe ser
ejecutada en el momento inmediato o sino
deberá ser cancelada. Puede ser
ejecutada parcialmente.
Vender 3 contratos
libras esterlinas, a 1
mes US$1.7010 IOC.
Si el broker consigue
esas condiciones rea-
liza la transacción,
aun cuando no logre
adquirir los 3
contratos.
Orden All or
none
Es como una orden IOC pero que a
diferencia de ésta debe ser ejecutada en
su totalidad.
Vender 10 contratos
de libras esterlinas 2
meses US$1.7095, all
or none. En este caso
necesariamente debe
adquirir los 10
contratos.
Orden spread o
switch
Orden que combina la compra de un
contrato con la venta de otro diferente.
Comprar 2 contratos
libras esterlinas 1 mes
US$1.6971, vender 2
contratos dólares
canadienses
US$0.8066.

Fijación de precios

Para la fijación de los precios a futuro, se emplean diversos métodos, los cuales
dependen del tipo de activo que se negocie. En el caso específico de las
monedas, los precios a futuro reflejarán diferencias en las tasas de interés.
Intervienen otros factores como las expectativas de depreciación de la moneda,
tasas de inflación, fecha de expiración, entre otros.

Esto se ampliará cuando se enfoque el tema de las relaciones económicas de
paridad, que son el fundamento teórico para la fijación de los precios a futuro de
divisas.

La base

Normalmente, los precios spot y los precios a futuro, fluctúan de un modo
relativamente similar, pero no exactamente idéntico. Esa diferencia entre esos dos
precios es lo que se conoce como base. De ese modo, puede decirse que la base
varía en el período que va del inicio de la transacción a la expiración de la misma,
esto, según se muevan ambos precios. Cuando el precio spot es menor que el
precio a futuro se dice que la base está por debajo, y si el precio spot es superior
al precio a futuro entonces la base está por encima.

Por ejemplo, supóngase que un inversionista norteamericano recibirá un pago
dentro de 3 meses en marcos alemanes, que se cotizan spot a US$0.3975 por
marco, pero, previendo una baja en el precio de esta moneda, decide cubrirse
vendiendo un contrato a futuro a US$0.4123. La base en ese momento es la
diferencia entre el precio spot del marco alemán y su precio a futuro, es decir
US$0.4123-US$0.3975 = US$0.0148 por marco, en este caso la base está por
debajo. Si un mes después el precio spot es US$0.3933 y el precio futuro es ahora
de US$0.4047 por marco, entonces la base es US$0.0114 por debajo. Obsérvese
que la base se hace menos negativa (menos por debajo) y en estos casos se dice
que la base se fortalece. Por el contario, si la base se hace más negativa,
entonces se dice que se debilita.

Ahora bien, cabe preguntarse por qué la base varía. Generalmente se citan las
siguientes razones: La principal de ellas razón es que el mercado spot y el
mercado a futuro son dos mercados distintos, donde sus participantes no
responden a los mismos intereses. El mercado a futuros reúne gran cantidad de
inversionistas de largo plazo, cuyas expectativas y modos de actuar son diferentes
a los de los agentes del mercado spot, pues van al mercado con otros tipos de
necesidades.

Existen una serie de costos que también afectan a la base, tales como el costo de
mantenimiento (bodegajes, etc.), del tiempo de expiración, costos de transporte,
situaciones de oferta y demanda, entre otros.

Por otro lado debe considerarse que estas variaciones de la base afectan a los
inversionistas, generándoles pérdidas o ganancias, según el sentido en que ésta
varíe y la posición que tenga en el mercado.

Así, retomando el ejemplo antes citado, el inversionista obtendrá una pérdida en el
mercado spot, pues el precio de la divisa alemana cayó de US$0.3975 a
US$0.3933, lo que le genera una pérdida de US$0.0042 por marco.

En el mercado a futuro sucede todo lo contrario, pues los contratos que vendió
inicialmente a US$0.4123 ahora pueden ser adquiridos a un precio menor de
US$0.4047 lo que se traduce en una ganancia de US$0.0076 por marco. En el
principio, la base inicial era de US$0.0148 por debajo y luego fue de US$0.0114
por debajo, lo que muestra que este fortalecimiento de la base le genera al
inversionista una utilidad de US$0.0034 por marco alemán, la que es adicional a la
cobertura obtenida ante un eventual aumento en el precio del marco.

Si la base se hubiera debilitado entonces se habría registrado una pérdida para el
inversionista, la cual resulta mejor que una posición sin cobertura.
Como es evidente, las estrategias de cobertura con futuros, no eliminan
completamente el riesgo de cambio, pero sí lo limita a las posibles variaciones que
se den en la base, por lo que también existe lo que se ha llamado riesgo de base.

Riesgo de base

Como se ha mencionado anteriormente, la cobertura no elimina completamente el
riesgo, pero si lo disminuye, pues aun cuando la base fluctúa, siempre se
considera más estable que los mismos precios.

Un incremento en la base, beneficiaría a aquellos inversionistas que poseen una
posición corta en el mercado spot y una posición larga en el mercado a futuro
(cobertura larga). Por el contrario, el que mantiene una cobertura corta (posición
larga en el mercado spot y una posición n corta en el mercado a futuro), se
beneficiaría de un debilitamiento de la base.

Así, por ejemplo, supóngase que un inversionista necesita 1000.000.000 de yenes
japoneses dentro de tres meses, que el actual precio spot es 0.0033US$/¥ y el
precio a futuro es 0.0036US$/¥.

Para protegerse ante un aumento de la divisa japonesa, compra contratos por el
valor de un millón de yenes. En este momento la base es de 0.0003US$/¥. Dos
meses después el valor del yen en mercado spot aumenta a 0.0037US$/¥ y a
futuro se cotiza a 0.0038US$/¥, lo que implica un debilitamiento de la base de
0.0003US$/¥ originalmente a 0.0001US$/¥ luego de dos meses. Si el inversionista
decide cerrar su posición en este momento, tendrá una pérdida en el mercado
spot de 0.0004US$/¥ por causa del aumento en el valor del yen pero podrá
obtener una ganancia en el mercado a futuro al vender los contratos que había
comprado a un precio mayor, es decir gana 0.0002US$/¥, para un balance final
que le deja una pérdida de 0.0002US$/¥.

Obsérvese que así obtuvo una pérdida de US$200.000 (el monto original de 1000
millones por la pérdida de 0.0002US$/¥) pero esto es mejor que la posición sin
cobertura, que le habría provocado una pérdida de US$400.000.





Diferencias entre futuros y forwards:

FUTUROS FORWARDS
Estandarización
Son estandarizados, tanto en
su tamaño como en su fecha
de vencimiento.
No son estandarizados, más
bien, se ajustan a la necesidad
individual de cada cliente.
Método de
transacción
Se transan en una bolsa y a
través de una cámara de
compensación.
Las partes interesadas son las
que transan privadamente.
Depósito de
garantía
Se debe efectuar un depósito
inicial.
No se realiza depósito, sino
hasta vencido el contrato.
Mercado
secundario
Dada su estandarización si
existe un mercado
secundario.
No existe mercado secundario.
Finalización con la
entrega física
Aproximadamente menos del
1% de los contratos terminan
con la entrega física.
Más del 90% de las
transacciones concluyen con la
entrega de los activos.
Fluctuaciones de
precio
Con límite diario. Sin límite diario.
Riesgo de
incumplimiento
No se considera ésta
posibilidad gracias a la
cámara de compensación.
Sí existe el riesgo de que una
de las partes no cumpla.

Conclusiones

En la actualidad, los mercados de futuros están muy difundidos en todo el mundo
y para una gran variedad de productos distintos. La ingeniería financiera ha sido
capaz de crear una considerable cantidad de mecanismos de gestión de riesgos,
lo que ha hecho que en estos momentos no sólo para el comercio de productos
básicos se empleen los futuros sino que se busca a través de esto, proteger del
riesgo cambiario, de tasas de interés, y otros, las carteras de activos financieros
de los inversionistas e incluso, obtener ganancias en mercados como:
 Productos básicos: café, cacao, algodón, granos, azúcar, aceite de palma,
etc.
 Otros commodities: petróleo, níquel, carbón, oro, plata, etc.
 Activos financieros: monedas, tasas de interés, índices bursátiles, etc.


Fuentes consultadas:

Contratos forward, Perotti, Estrella.
Bolsa de comercio de Rosario
http://sisbib.unmsm.edu.pe/bibvirtual/publicaciones/indata/v04_n1/productos.htm
http://www.auladeeconomia.com/articulo1.htm

Universidad del Valle de México
Laboratorio de Proyección Financiera
Pedro Rogelio López Saucedo