You are on page 1of 24

1 [Fecha

]
PARTO NORMAL

Definición:
El parto normal se define como aquel de comienzo espontáneo. De bajo riesgo
desde el comienzo del trabajo de parto, hasta la finalización del nacimiento. El
niño sale en forma espontánea, en presentación cefálica, entre las 37 y 41
semanas completas de edad gestacional. Luego la madre y el niño están en
buenas condiciones.
FACTORES DEL PARTO
Los factores del parto son los elementos que intervienen para el desarrollo y
culminación del parto. Según nuestro concepto, en el parto intervienen cuatro
factores, de cuya correcta relación y coordinación depende su desarrollo y
culminación fisiológica.

1. Móvil o feto
2. Canal o vía del parto
3. Contracción uterina , fuerza o motor
4. Tiempo o duración

Clásicamente se describen como factores del parto solamente el móvil, el canal
, y la fuerza , como elementos paramentes mecánicos desligados de la realidad
espacial, sin tener en cuenta que ninguno de estos factores pueda existir fuera
del tiempo, el cual constituye el elemento fundamental para la interpretación de
los procesos normales y distócicos del parto.
Justificamos la introducción del tiempo como cuarto factor del parto,
establecimiento un nuevo concepto en la clasificación de los factores, ya que
de ninguna manera puede desligarse de estos, sino que por el contrario está
estrechamente vinculado como elemento influyente en el desarrollo y
coordinación para la culminación del parto. Para establecer los parámetros
indispensables en el control clínico, diagnostico, pronóstico y tratamiento.

MÓVIL O FETO
El feto constituye el objeto del parto que al término de la gestación debe
recorrer el canal mediante las fuerzas expulsivas en el tiempo necesario para
cumplir el mecanismo del parto en forma normal.




2 [Fecha]
CANAL O VÍA DEL PARTO
Es aquel conducta que debe atravesar el feto para nacer que está constituida
por el cilindro que debe recorrer el feto desde su ubicación en la cavidad
uterina hasta el exterior y está constituido por el canal óseo de la pelvis y el
tubo de las partes blandas formado por el segmento uterino, el cérvix, la
vagina, el periné y la vulva.

CONTRACCIÓN UTERINA , FUERZA O MOTOR
La contracción uterina representa la fuerza o el motor que impulsa al feto
atreves de la vía del parto en el tiempo, normal necesario para el desembarazo
loa actividad contráctil del útero está encargada a la fibra muscular uterina que
en curso de la gestación se hiperplasia primero por acción hormonal y luego se
hipertrofia por estímulos distensivos para llevar al útero a grandes
modificaciones que hemos estudiado dentro de los cambios locales en el
organismo materno durante el embarazo.

TIEMPO O DURACIÓN
El tiempo como factor del parto comprende la edad gestacional en la que se
desencadena el trabajo y la duración que emplea el feto para recorrer el canal
por acción de las contracciones uterinas.
La duración del parto depende del a interrelación y coordinación de los factores
del parto, en relación a otros parámetros tales como la nuliparidad y
multiparidad y dentro del primero la edad: no es lo mismo que una primípara
joven a una primípara añosa con más de 30 años, en la cual el estado de los
tejidos del canal del parto tienen menos elasticidad.

TRABAJO DE PARTO

DEFINICION: Es el conjunto de fenómenos activos y pasivos que
desencadenados al final de la gestación, que tienen por objeto la expulsión del
producto mismo de la gestación, la placenta y sus anexos a través de la vía
natural (o canal del parto en la mujer).

2 .CLASIFICACIONES:
Según la edad de la gestación en que ocurre el parto se clasifica:
 PARTO INMADURO.- entre las 20 a las 28 semanas
 PARTO PRETERMINO O PREMATURO:- Entre las 28 y las 36
semanas.


3 [Fecha]
 PARTO DE TERMINO:- Entre las 37 y 40 semanas.
 PARTO POSTERMINO.- Después de la semana 42 en adelante. Por la
su forma de inicio.
 ESPONTANEO.- Cuando se desencadena el trabajo de parto en forma
normal acorde con los mecanismos fisiológicos materno-gestación.
 INDUCIDO.-Cuando se utiliza alguna técnica médica como seria la
Maduración Cervical usando Prostaglandinas PG2alfa, o Inducción con
medicamentos oxitócicos.
Fenómenos activos y pasivos
 ACTIVOS: contracciones uterinas y pujos.
 PASIVOS: producidos por aquellos sobre el canal del parto.

MECANISMOS DEL TRABAJO DE PARTO
El mecanismo del trabajo de parto es la serie de movimientos que realiza la
presentación durante su tránsito por el canal del parto. Las etapas de que
consta este mecanismo, en una presentación cefálica de vértice, son las
siguientes:
1. Encajamiento.
a. Flexión.
b. Orientación.
c. Asinclitismo.
2. Descenso.
a. Rotación interna.
3. Expulsión o desprendimiento.
a. Extensión.
b. Restitución.
c. Rotación externa.
d. Desprendimiento de los hombros.
e. Nacimiento del resto del producto.

ENCAJAMIENTO
Es el proceso dinámico mediante el cual el polo cefálico del producto, que se
encuentra por arriba del estrecho superior de la pelvis, desciende y penetra en
la excavación pélvica. Para que ocurra el encajamiento, se requiere flexión,
orientación y asinclitismo. Este fenómeno puede ocurrir durante las últimas
semanas de la gestación o presentarse ya una vez establecido el trabajo de


4 [Fecha]
parto; generalmente el encajamiento ocurre con la sutura sagital transversa con
relación a la pelvis materna.
FLEXIÓN. Para que el feto descienda en la excavación pélvica necesita
flexionar el polo cefálico, para ofrecer sus diámetros menores; esto ocurre
cuando la cabeza fetal encuentra una resistencia, que puede estar dada por las
paredes de la pelvis, el suelo de la misma o por el cérvix.
La presión de la contracción uterina se transmite a través de la columna
vertebral, y hace que se flexione la cabeza a nivel de la articulación
occipitoatloidea, la cual actúa como palanca de primer grado. Es por este
mecanismo que el mentón del feto es comprimido contra su tórax y el diámetro
suboccipitobregmático es sustituido por el diámetro occipitofrontal.
ORIENTACIÓN. En el estrecho superior de la pelvis, la cabeza fetal tiende a
orientar su diámetro mayor (occipito-frontal) con uno de los diámetros mayores
de la pelvis (oblícuos); este movimiento obedece a la Ley de Selheim, que
refiere que “dos óvalos desiguales únicamente pueden quedar orientados
conjugando sus ejes mayores”.
ASINCLITISMO. La sutura sagital del feto frecuentemente se encuentra
desviada hacia el promontorio o hacia la sínfisis púbica; esta desviación hacia
la parte posterior o anterior de la pelvis recibe el nombre de asinclitismo; si esta
sutura sagital se encuentra más cerca del promontorio, el parietal anterior se
presenta hacia los dedos del explorador y este proceso es conocido como
asinclitismo anterior; si por el contrario, la sutura sagital se aproxima hacia la
sínfisis del pubis, lo que se presenta a los dedos del explorador sería el parietal
posterior, por lo que estaríamos hablando de un asinclitismo posterior; durante
el trabajo de parto siempre debe existir un ligero asinclitismo para que de esta
manera se aproveche al máximo la cavidad pelviana.
Para entender con claridad el mecanismo del asinclitismo observemos lo
siguiente: si queremos introducir un libro en una caja de tamaño justo, es más
fácil meterlo si se inclina, es decir introducirlo asinclíticamente.

DESCENSO
Este movimiento se debe a diferentes fuerzas como son: la presión ejercida por
el líquido aminiótico, la presión ocasionada por la dinámica uterina sobre el
feto, la contracción que ejercen los músculos abdominales maternos y por
último la extensión y alineamiento del cuerpo fetal. Cuando se produce el
descenso del feto hacia la pelvis, al llegar el vértice de la presentación cefálica
al piso muscular del periné, tiende a orientar su diámetro mayor (occipitofrontal)
en ese ángulo quedando conjugado con el diámetro anteroposterior de la
pelvis. Es ese momento el diámetro biparietal del producto coincide con el
diámetro biciático.
ROTACIÓN INTERNA. Este evento ocurre al girar la cabeza fetal en el interior
de la pelvis, el occipucio se va moviendo hacia la sínfisis del pubis o hacia la


5 [Fecha]
cavidad el sacro tratando de regresar a su posición original. Este giro es de 45º
en las variedades anteriores, de 90º en las transversas y de 135º en las
variedades posteriores.
EXPULSIÓN O DESPRENDIMIENTO
Se trata de la salida del feto, para lo cual se necesitan los siguientes
movimientos:
- EXTENSIÓN. Este movimiento ocurre cuando la presentación fetal
alcanza la vulva y el occipucio entra en contacto directo con el borde
inferior de la sínfisis del pubis; al ser empujada la cabeza hacia el
suelo pelviano, la fuerza ejercida por la contracción uterina actúa
dirigiendo la presentación hacia atrás; pero la resistencia del piso
pélvico hace que ésta se vaya hacia adelante, la conjunción de estas
fuerzas hace que se provoque la extensión la cual sigue la curva de
Carus.
- RESTITUCIÓN. Es el movimiento que realiza la cabeza fetal una vez
que se encuentra en el exterior, y de esta manera puede guardar su
relación anatómica con los hombros. Este movimiento es inverso al
que realizó durante la rotación interna.
- ROTACIÓN EXTERNA. Este movimiento ocurre inmediatamente
después de la restitución, haciendo que la sutura sagital vaya a una
posición transversa; este movimiento corresponde al movimiento del
cuerpo fetal y ocasiona que el diámetro biacromial se relacione con el
diámetro anteroposterior del orificio de salida y así facilitar la salida
de los hombros.
- EXPULSIÓN DE LOS HOMBROS. Al terminar la rotación externa el
hombro anterior desciende y se apoya en el arco subpúbico de la
pelvis, lo cual permite que con facilidad el hombro posterior se
deslice por la concavidad sacra; esto básicamente ocurre por la
tracción que ejerce el obstetra, ayudado por las contracciones
uterinas y la fuerza de contracción de los músculos abdominales. El
hombro posterior es el primero que sale, y a continuación sale el
anterior. Expulsión del resto del cuerpo fetal. Al salir los hombros
prácticamente cesa el obstáculo para la salida del producto, ya que,
en condiciones normales, el abdomen, la pelvis y los miembros
inferiores, gracias al tamaño de sus diámetros ya que son
susceptibles de reducción, no ofrecen dificultad alguna para su
nacimiento.
CARACTERÍSTICAS DE LAS CONTRACCIONES UTERINAS
Para poder hablar de un trabajo de parto normal, las cuatro fuerzas que
intervienen en éste deben de interactuar sincrónica y adecuadamente; estos
factores son: el conducto (pasaje), dado por partes blandas y óseas de la pelvis
materna; el feto (pasajero), la placenta y las fuerzas que expulsan el contenido
uterino (contracciones).


6 [Fecha]




CONTRACCIONES UTERINAS
 TONO: presión más baja entre las contracciones
 INTENSIDAD: aumento de la presión intrauterina causada por las
contracciones
 FRECUENCIA: número de contracciones en 10 minutos
 INTERVALO: tiempo entre los vértices de dos contracciones
consecutivas
 ACTIVIDAD UTERINA: producto de la intensidad por la
frecuencia y se expresa en mmHg

PERIODOS DEL PARTO
1ER PERIODO O ETAPA DILATANTE
La asistencia de la embarazada y el feto en éste período, consiste
fundamentalmente en controlar:
 Las contracciones uterinas.
 La frecuencia cardíaca fetal.
 El progreso de la dilatación cervical.
*Complementariamente se debe controlar la presión arterial, el pulso y la
temperatura.
*Se permitirá el ingreso de un acompañante que será elegido por la parturienta
mientras transcurre el trabajo de parto.
*Se deberá brindar una atención tranquilizadora que disminuya la ansiedad y
el miedo, incluyendo la participación del acompañante e informando
periódicamente sobre las modi- ficaciones producidas por la evolución del
trabajo de parto.
*Se recomienda libre ingesta de líquidos preferentemente azucarados para
disminuir el riesgo de la deshidratación que se asocia a la actividad física y la
hiperventilación materna.
*Se consignarán todos los controles en la hoja de partograma de la historia
clínica y se reali- zará la curva de alerta evaluando el progreso normal del
trabajo de parto y realizando las acciones correspondientes para corregir
distocias.


7 [Fecha]
*Se controlará LCF y dinámica uterina cada una hora.
*Se realizará TV cada tres horas en la primípara y cada dos horas en la
multípara, preferen- temente salvo indicación que amerite aumentar la
frecuencia *Se deberá preservar la integridad de las membranas ovulares
hasta los 8 cms. salvo otra indicación justificada.
*Toda intervención e indicación médica, deberá ser asentada en la historia
clínica, con fecha, hora y nombre del profesional responsable.
*Se debe incentivar a las mujeres a que adopten la posición que les resulte
más cómoda ya que hay evidencia de que ésta medida disminuye el dolor. La
única excepción es cuando las membranas están rotas y la cabeza fetal está
móvil.
Control del progreso del trabajo de parto
La prolongación del mismo se asocia frecuentemente con resultados adversos
tanto maternos como fetales. Clásicamente se acepta que, una vez iniciado el
T de P, éste se encuentra detenido cuando luego de una hora en la multípara y
de tres horas en la nulípara, con contractilidad normal y sin desproporción
céfalo-pélvica, la cabeza fetal no ha descendido, ni rotado y la dilatación
cervical permanece estacionaria. Una forma de evaluar desde el comienzo el
progreso de la dilatación cervical es por medio del Partograma con sus curvas
de alerta lo que permite
 Alertar precozmente ante aquellos casos que insinúen un
enlentecimiento del T de P.
 Evita el uso innecesario de maniobras y medicamentos ya que supone
evaluación y eventual conducta activa cuando el registro efectuado
traspasó la línea de alerta
 Brinda el tiempo suficiente para corregir la anomalía en el propio lugar o
para ser referida a un centro de mayor complejidad


2DO. PERIODO o etapa EXPULSIva:
Corresponde al momento de la expulsión del niño El traslado de la embarazada
a la Sala de Partos se debe efectuar cuando se comprueba la dilatación
completa, en especial si se trata de una primigesta, para no correr el riesgo de
prolongar en exceso el período expulsivo.

*Se deben observar normas de asepsia y antisepsia, como si se tratara de un
acto quirúr- gico.
* La posición materna debe ser la mejor para la paciente y no la mejor para el
médico.


8 [Fecha]
*Si el trabajo de parto se desarrolla normalmente, no se hará pujar a la
parturienta si no lo desea.
*No se realizará presión fúndica (maniobra de Kristeller)
*Se controlará la normalidad de los LCF cada 5 minutos entre contracciones.
*Se considera normal el descenso de la frecuencia, hasta 100 latidos por
minuto , por compresión del polo cefálico durante la expulsión.
*Una frecuencia menor de 100 latidos por minuto, mantenida entre pujos,
sugiere compromiso de la vitalidad fetal.
.*Se efectuará control de la dinámica uterina, junto con la efectividad del pujo
materno.
*En caso de hipodinamia se corregirá con ocitocina.
*Se deberá estimular el pujo materno espontáneo, en el momento apropiado
junto con la contracción evitando el agotamiento materno.
*Se debe estimular una adecuada ventilación y relajación entre contracciones.
La duración del segundo período del trabajo de parto depende de las
condiciones maternas y Fetales; si éstas son buenas, no hay evidencia para
intervenir en el progreso del mismo. Se considera que en una mujer nulípara,
luego de dos horas, y en una multípara luego de una/ hora las posibilidades de
parto espontáneo, se ven reducidas. El período expulsivo prolongado puede
deberse a: hipodinamia, pujo materno ineficaz, defectos de rotación cefálica y
también a desproporción céfalo-pélvica no diagnosticada.
*Deben prevenirse lesiones del perineo.
*La episiotomía no debe ser realizada en forma rutinaria sino que debe
evaluarse cuidado- samente la necesidad de practicarla.
*La episiorrafia debe ser realizada con sutura continua con material
absorbible sintético.



3ER. PERIODO o etapa de ALUMBRAMIENTO:

Se produce la separación de la placenta y la expulsión de la misma. La
incidencia de hemorragias postparto y retención de placenta se encuentra
aumentada cuando existen factores predisponentes como: -Embarazo
múltiple. -Polihidramnios. -Complicaciones durante el TdeP: trabajo de parto
prolongado, parto obstruido y/o instrumental Durante éste período
deberán evitarse las intervenciones.


9 [Fecha]
*Se debe indicar ocitocina en forma continua por venoclisis o 10 UI de ocitocina
por vía endovenosa o por vía intramuscular en todas las mujeres con alto
riesgo de hemorragia.
*Se deben examinar integridad y las características de la placenta y las
membranas.
*El canal del parto, la vulva y el periné deben ser examinadas mediante
maniobras manuales o instrumentales. *Se procederá al control
hemodinámico materno.
*Normalmente el alumbramiento se produce entre 5 y 30 minutos después del
parto.
Son signos de desprendimiento:
*Reaparición de los contenidos uterinos.
*Salida de sangre por genitales.
*Descenso del útero después de haber ascendido hasta el ombligo.
*Ausencia de ascenso del cordón al elevar el útero.
Se lo puede comprobar mediante la tracción suave del cordón que no se
transmite al fondo// uterino (signo del pescador de Favre). En caso de retención
de restos placentarios o membranas, se realizará tacto uterino y en caso de
duda raspado con cureta de Pinard . Deberá controlarse:
*formación del globo de seguridad de Pinard.
*normalidad del sangrado.
*integridad del canal genital.
*signos vitales.
*Partos pretérminos.
PUERPERIO

En el Sector de Recuperación, se deben realizar durante dos horas los
siguientes controles que deben quedar consignados en la Historia Clínica
correspondiente:
*Temperatura.
*Pulso.
*Tensión arterial.
*Involución uterina.
*Loquios.


10 [Fecha]
*Si la evolución de estos signos es normal se indica el pase al Sector de
Puérperas..


CONSIDERACIONNES BASICAS PARA EL PARTO
VALORACIÓN Y CUIDADOS DURANTE EL TRABAJO DE PARTO
Lo primero que debe hacer un médico, es saber identificar el inicio del
verdadero trabajo de parto, del denominado falso trabajo de parto; para esto
debe hechar mano de la clínica y de ser necesario de la tocografía externa.
Existen algunos signos que nos ayudan a reconocer un trabajo de parto bien
establecido como son: contracciones uterinas regulares, a intervalos cada vez
menores y con una intensidad cada vez mayor; éstas pueden ser dolorosas y
primordialmente son capaces de producir modificaciones cervicales
(borramiento y dilatación), además no se inhiben al realizar sedación de la
paciente.
Una vez que comprobamos que la paciente se encuentra en fase activa de
trabajo de parto, se debe valorar en forma integral a la misma y al feto; para lo
cual es importante realizar una historia clinica completa así como una
adecuada exploración física, que obviamente debe incluir al feto y su
frecuencia cardiaca, la que idealmente se debe escuchar inmediatamente
después de la contracción uterina.

Examen abdominal

Se debe valorar clínicamente la situación y presentación fetal, así como
auscultar la frecuencia cardiaca del mismo; este examen se complementará
con la revisión vaginal que describiremos posteriormente; asimismo de ser
necesario esta revisión se puede complementar con estudios de gabinete como
la ultrasonografía y de radio-diagnóstico.
Para realizar un buen examen abdominal, es menester conocer las maniobras
de Leopold.

Maniobras de Leopold

Estas maniobras de palpación abdominal fueron descritas en 1894 por Leopold
y Sporling, son cuatro y siempre deben de ser realizadas en forma ordenada
Primera maniobra. Con ésta, el examinador podrá identificar que polo fetal se
encuentra ocupando el fondo uterino.
Segunda maniobra. Al deslizar las manos a los lados del abdomen materno, el
observador podrá con esta maniobra identificar hacia donde se encuentra el
dorso fetal y así poder conocer la situación del mismo. Tercera maniobra. Se
trata de saber que parte del feto está ocupando la parte inferior del abdomen;
se dice que si es la cabeza, ésta “peloteará” entre los dedos del explorador y


11 [Fecha]
de esta manera se podrá inferir la presentación fetal.
Cuarta maniobra. Es la única en la cual el explorador está viendo hacia los pies
de la paciente, y al deslizar las manos a los lados del abdomen hacia el pubis
materno, éste será capaz de percibir si la presentación fetal se encuentra
encajada dentro de la pelvis materna o aún está fuera de la misma.

Examen vaginal
La exploración vaginal proporciona importante información durante el trabajo de
parto; nos provee datos en cuanto a las características del cérvix en dilatación
y borramiento así como características de la pelvis materna (pelvimetría
clínica), y por último nos permite valorar la presentación y posición fetal así
como la altura de las mismas con respecto a la pelvis; y con todos estos datos
se puede valorar la evolución del trabajo de parto; este proceso dinámico debe
ser reportado gráficamente, valorando la dilatación cervical y el descenso de la
presentación fetal, con respecto al tiempo que lleva este evento; a esto se le
denomina graficación de la curva de Friedman.

Curva de Friedman

Como ya se citó, la curva de Friedman es la gráfica del trabajo de parto en
cuanto a dilatación cervical y descenso de la presentación fetal; ésta fue
reportada por primera vez en 1954 y continúa siendo de apreciable valor en la
actualidad (Fig. 4 y 5).

Auscultación de la frecuencia cardiaca fetal durante el trabajo de parto
Desde que Marsac describió por vez primera la frecuencia cardiaca fetal, se
han utilizado diferentes instrumentos para escuchar los latidos cardiacos fetales
y asi poder valorar el estado del mismo durante el trabajo de parto. De estos
instrumentos se pueden citar el ya antiguo y aún útil estetoscopio de Pinard y
los diversos aparatos tipo Doppler, los cuales son de excelente ayuda para el
control de los embarazos denominados de bajo riesgo, ya que en un embarazo
de alto riesgo se deben utilizar otros instrumentos, como son los de
monitorización cardiaca fetal.


EVALUACIÓN DEL LÍQUIDO AMNIÓTICO
La presencia de meconio puede indicar distres fetal y se asocia con muerte
intrauterina y morbilidad neonatal (Matthews y Martin 1974, Gregory et al 1974,
Fujikura y Klionsky 1975, Meis et al 1978, et al 1985). Su presencia durante el
parto se considera una indicación para referir a la mujer, por la matrona, a un
especialista. Un meconio espeso en el momento de la amniorexis conlleva el
peor de los pronósticos; meconio sin diluir a su vez refleja escasa cantidad de
líquido amniótico. La falta de líquido amniótico en el momento de la amniotomía
se debe considerar también como un factor de riesgo. La presencia escasa de


12 [Fecha]
meconio en el líquido amniótico probablemente refleja un riesgo menor, pero no
ha sido investigado en profundidad.

PARTO VERTICAL
ASPECTOS FISIOLÓGICOS
o En la posición vertical el útero de la gestante, al no comprimir los
grandes vasos, la aorta ni la vena cava, no ocasiona alteraciones
en la circulación materna, ni en la irrigación de la placenta, y por
ende no afecta la cantidad de oxígeno que recibe el feto.
o Existe un mejor equilibrio ácido base fetal tanto durante el período
de dilatación , como en el expulsivo , , facilitando la transición
feto-neonatal.
o Los miembros inferiores al estar apoyados constituyen un punto
de apoyo e indirectamente ayudan al nacimiento del producto de
la concepción
o Hay aumento de los diámetros del canal del parto: 2 cm. en
sentido ántero posterior y 1 cm. en transverso .
o La posición vertical determina que el ángulo de encaje (“dive
angle” para la bibliografía anglosajona) sea menos agudo (más
abierto) favoreciendo el encaje y la progresión del feto.
o La acción positiva de las fuerzas de la gravedad también
favorecen el encaje y el descenso del feto.

o Se estima que la madre gana entre 30-40 milímetros de Hg. en
valores de presión intrauterina cuando adopta la posición vertical.
Asimismo, la acción contráctil de la prensa abdominal y las
contracciones uterinas favorecidas en esta posición, impulsan al
feto hacia la abertura vulvar, como única salida.
o Mayor eficiencia de las contracciones uterinas durante el trabajo
de parto y el período expulsivo, que se suceden con menor
frecuencia pero con más intensidad, lo que provoca menos
intervenciones obstétricas, menor uso de oxitocina y menos
riesgo de alteraciones de latidos cardíacos fetales.
o El trabajo de parto en la posición vertical, como resultado de las
razones expuestas, se acorta sensiblemente. , , .
o El parto vertical proporciona beneficios psicoafectivos como
menos dolor (o ausencia del mismo), sensación de libertad y
mayor satisfacción luego del parto .
o Se permite a la mujer una mayor participación en el nacimiento de
su hijo, motivándola a pujar en forma más efectiva, al margen de
permitir un mayor control de la situación.




13 [Fecha]



DEFINICION :
El parto vertical es aquel en el que la gestante se coloca en posición vertical
(de pie, sentada, apoyando una o dos rodillas, o de cuclillas), mientras que el
personal de salud que atiende el parto se coloca delante o detrás de la
gestante, espera y atiende el parto. Esta posición permite al producto que
actúa como vector final resultante de las fuerzas del expulsivo, orientarse
principalmente al canal del parto y de esta manera facilita el nacimiento,
disminuyendo los traumatismos en el recién nacido.
LA ATENCIÓN DEL PARTO VERTICAL
COMPONENTE DE ORGANIZACIÓN
El componente de organización para la atención del parto vertical con
adecuación intercultural comprende el conjunto de procesos y acciones que
permiten adecuar la oferta de servicios maternos para producir una prestación
de salud que cubran las necesidades de atención del parto de las mujeres de
las poblaciones andinas y amazónicas.
Los establecimientos de salud deben adecuar y desarrollar procesos
organizacionales que son indispensables para brindar una atención de calidad
en la atención del parto vertical.
Los establecimientos de salud considerarán los recursos disponibles en el
ámbito y de acuerdo a su nivel de complejidad dentro de la red prestadora de
servicios de salud a la cual pertenecen.
RECURSOS HUMANOS
El personal de salud debe contar con competencia técnica y reunir un
conjunto de habilidades que le permita establecer desde un inicio una relación
empática con las parturientas y familiares, propiciando un clima de confianza y
seguridad.
La disponibilidad de recursos humanos para la atención responderá al nivel de
complejidad del establecimiento de salud y recursos existentes. El servicio
deberá contar con:
 Médico Gineco-Obstetra o Médico General con competencias para la
atención obstétrica.
 Médico Pediatra o Médico General con competencias para la atención
neonatal.
 Obstetriz.
 Enfermera con competencias para la atención neonatal.
 Técnico de enfermería con competencias para apoyar la atención
obstétrica y Neonatal.


14 [Fecha]
 Infraestructura
 Acondicionamiento del ambiente con luz tenue y temperatura
agradable (aproximadamente 24 grados centígrados),
proporcionando calor con estufas u otro sistema de calefacción.
 Protección de ventanas con cortinas de colores y material adecuados
a la realidad local.
 Paredes pintadas con colores no claros.
 Equipos, medicamentos y materiales
 Los establecimientos de salud deben disponer de equipos, materiales
y medicamentos para la atención del parto vertical, el servicio deberá
contar con lo siguiente:
 Equipo completo de atención de parto.
 Tensiómetro.
 Estetoscopio.
 Equipo de reanimación neonatal.
 Una balanza pediátrica.
 Una lámpara cuello de ganso.
 Camilla para parto vertical.
 Un asiento de madera circular de 30 x 45 de altura.
 Dos sillas.
 Vitrina para guardar medicamentos.
 Fuente de calor: estufa o calefacción.
 Dos cojines de 30 cm de diámetro.
 Banquito pequeño o taburete de 50 cm de alto.
 Argolla de metal o madera instalada en el techo.
 Una Soga gruesa de 5 metros.
 Una colchoneta en el piso, cubierta con campos sobre los cuales
nacerá el bebé.
 Un balde para la recepción de la sangre.
 Bolsas de agua caliente.
 Rollete de tela u ovillo de lana de 10 x 5 de ancho.
 Botas de tela para la parturienta con el propósito de evitar
contaminar al RN.
 Campos para recepción del niño.
 Batas amplias para cubrirlas adecuadamente.
 Set de medicamentos para el parto.
 Medicinas tradicionales (timolina, agua florida, aceite rosado, agua
del Carmen, naranja, agua siete espíritus, mates calientes como
muña, cedrón, ruda, mático orégano, apio), todos estos elementos
son considerados por la población andina y amazónica como
necesarios para evitar las complicaciones.
 El establecimiento de salud debe organizar la referencia y
contrarreferencia para la continuidad y oportunidad de la atención en
caso de complicaciones durante la atención del parto vertical, de
acuerdo a las normas vigentes y a lo establecido en el nivel local
para la red de servicios.


15 [Fecha]
 El motivo de la referencia responde a la capacidad resolutiva de cada
uno de los establecimientos.


COMPONENTE DE PROVISIÓN
El componente de provisión comprende el conjunto de atenciones y cuidados
que el equipo de salud y la propia persona, familia y comunidad, brindarán a la
parturienta.
La gestante para la atención del parto vertical debe contar con atención
prenatal según las guías nacionales de atención integral de la salud sexual y
reproductiva. En caso de no contar con atención prenatal se solicitarán los
análisis de rutina, según corresponda.
El establecimiento de salud debe propiciar que la mujer andina y amazónica
exprese su voluntad respecto de la posición en que desea se le atienda durante
el parto, a través del desarrollo de un Plan de Parto (Anexo I A, I B).
El plan de parto debe elaborarse con la participación de la gestante para lograr
que ella y su familia se interesen en dar solución a los aspectos críticos que
enfrentan en el embarazo y en el parto, a partir de los recursos familiares y
comunitarios disponibles.
La información de la ficha de plan de parto debe consignar los siguientes datos:
 Datos de filiación de la gestante.
 Fecha probable de parto.
 Establecimiento en la que realiza su atención prenatal.
 Resultados de los análisis.
 Lugar donde se atenderá el parto.
 Que posición prefiere para dar a luz.
 Medio de transporte disponible en su comunidad.
 Personas que la ayudaran en el traslado.
 En caso de requerir sangre quien hará la donación.
 Si hará uso de la casa de espera.
Los profesionales de la salud deberán observar las indicaciones clínicas y
contraindicaciones para proceder a la atención de un parto vertical.
Indicaciones:
 Gestante sin complicación obstétrica
 Presentación cefálica del feto.
 Compatibilidad feto pélvica
Contraindicaciones:


16 [Fecha]
Las contraindicaciones para la atención del parto vertical son todas aquellas
complicaciones que pueden tener como indicación la cesárea, entre ellas las
más frecuentes son:
 Cesárea anterior, una sola vez si es de tipo corporal.
 Cesárea iterativa.
 Incompatibilidad feto pélvica.
 Sufrimiento fetal.
 Feto en podálico.
 Embarazo gemelar.
 Distocia de presentación.
 Distocia de cordón.
 Distocias de contracción
 Macrosomía fetal.
 Prematurez.
 Hemorragia del III trimestre (placenta previa ó
desprendimiento prematuro de placenta).
 Ruptura Prematura de Membranas con cabeza alta.
 Embarazo post término.
 Pre eclampsia severa, eclampsia.
 Antecedente de parto complicado.
RECEPCIÓN DE LA GESTANTE
El personal de salud debe brindar a la gestante una cálida bienvenida,
explicarle los procedimientos de manera sencilla, respetando sus creencias,
costumbres y evaluando la posibilidad de considerarlas para mejorar la
relación del profesional de salud con la gestante. A continuación procederá a:
 Verificar la información respecto a su gestación en la historia
clínica y tarjeta de Atención Pre Natal (antecedentes de la
gestación).
 Identificar signos de alarma.
 Controlar las funciones vitales: presión arterial, pulso,
temperatura.
 Realizar la evaluación obstétrica (maniobras de Leopold, altura
uterina, latidos fetales, contracciones uterinas) y el examen
pélvico.
 Determinar el inicio de trabajo de parto.
Acompañamiento:
 Permitir el ingreso de un acompañante elegido por la
parturienta, que puede ser su pareja, madre, suegra, partera u
otro familiar. De no contar con el acompañamiento de un
familiar, se podrá involucrar a los integrantes de las redes
sociales de apoyo a la gestante, siempre con el
consentimiento de la parturienta.


17 [Fecha]
 El personal de salud informará al familiar o acompañante
sobre su rol y responsabilidades durante la permanencia de la
gestante, en particular durante el momento del parto.
Alimentación:
 El personal debe permitir que la mujer pueda tomar algunos
alimentos ligeros durante e inmediatamente después del parto
y de preferencia calientes que le proporcionen energía: sopas,
mates, gelatinas, etc. Estos brindarán una sensación de calor,
lo cual es favorable en el progreso del parto. (Anexo 2).
 Se recomienda :
− Té o leche con canela y clavo de olor.
− Una taza de chocolate caliente.
− Un mate de albahaca.
− Tres a cuatro hojitas de ruda por taza de agua. − Una cucharadita
de toronjil.
 El personal debe conocer la acción de algunas hierbas y
prevenir el uso de aquellas que acentúen las contracciones
uterinas.
ATENCIÓN DEL PERIODO DE DILATACIÓN
El personal de salud de acuerdo a sus competencias y funciones asignadas
realizará lo siguiente:
Procedimientos:
 Control de funciones vitales cada hora.
 Evaluar la frecuencia cardiaca fetal cada 30 a 45 minutos (al inicio e
inmediatamente después de cada contracción).
 Llevar un registro estricto del partograma, el mismo que permitirá tomar
las medidas necesarias en caso de identificarse complicaciones (tomar
en cuenta que el registro del partograma CLAP-OMS permite monitorizar
el parto en posición vertical).
 Examen vaginal:
 Sólo debe ser realizado por personal de salud capacitado, con manos
limpias, cubiertas por guantes estériles. El número de exámenes
vaginales se debe limitar al estrictamente necesario; durante la fase de
dilatación, una vez cada cuatro horas es suficiente. Salvo los siguientes
casos:
 - Cuando la intensidad y frecuencia de las contracciones decrece. -
Cuando hay signos de que la mujer quiere pujar.
 Tratar en lo posible de realizar los tactos vaginales explicando siempre
el por qué de los mismos y ganarse la confianza de la parturienta y
familiares, ser prudentes y tolerantes al realizar este
 procedimiento.
 Manejo del dolor:


18 [Fecha]
 El personal de salud debe proporcionar soporte emocional, con el apoyo
del familiar elegido por la parturienta.
 Brindar libertad de expresión y acción a la mujer de acuerdo a sus
costumbres.

 Evaluar técnicas de relajación y masajes.
 Ingesta de infusiones de hierbas según las costumbres locales (anexo
2).
 Monitoreo del progreso del parto:
 La evaluación del progreso del parto se realiza observando a la mujer:
apariencia, conducta, contracciones y el descenso de la cabeza fetal.
 La medida más exacta es la dilatación del cuello. Una desviación sobre
el índice de dilatación normal -1cm por hora- debería ser una indicación
para revisar los planes del manejo del parto y referir a la parturienta lo
mas pronto posible a la instancia hospitalaria de mayor complejidad.
 Posiciones durante la fase de dilatación:
 La mujer debe elegir la posición que prefiera. No se recomienda la
posición supina durante la fase de dilatación porque presenta una serie
de problemas desde el punto de vista fisiológico:
o La compresión de los grandes vasos sanguíneos dorsales
interfiere con la circulación y disminuye la presión sanguínea con
la consiguiente disminución de la oxigenación fetal.
o La actividad contráctil uterina tiende a ser más débil, menos
frecuente y la necesidad de pujar se toma más dificultosa debido
al mayor esfuerzo de no estar favorecida por la fuerza de la
gravedad. − El descenso más lento incrementa el uso de técnicas
que aceleran el proceso y estimulan el sufrimiento fetal.
o El cóccix es comprimido contra la cama, que lo fuerza hacia
delante estrechando la salida pélvica, con mayor dificultad y
alargamiento de la expulsión.
 La mujer durante su trabajo de parto puede moverse y cambiar de
posición las veces que lo necesite y quiera. La posición vertical, es más
fisiológica y acorta el tiempo de trabajo de parto en un 25%. El caminar o
la misma posición de pie estimula las contracciones, favorece el
descenso del feto y la dilatación del cuello uterino, haciendo que las
contracciones sean más eficientes y menos dolorosas, por lo cual
muchas mujeres sienten la necesidad de caminar asistidas por sus
acompañantes.
 La única excepción que apoya la posición supina durante el período de
dilatación es cuando las membranas se han roto estando la cabeza alta.
 Relajación y Masajes:
 Para dar masajes el personal o los familiares deben tener las manos
tibias, realizarlos lentamente con la palma de la mano y la yema de los
dedos, la utilización de un aceite o talco ayuda a deslizar las manos por
la piel y ejercer una presión suave y pareja en la zona lumbar. Esto


19 [Fecha]
permitirá diminuir los niveles de ansiedad, controlar el estrés físico y
emocional que implica el trabajo de parto, renovar las energías para las
próximas contracciones, reducir la tensión muscular y ayudar de este
modo a contrarrestar la fatiga.
ATENCIÓN DEL PERÍODO EXPULSIVO
El personal de salud de acuerdo a sus competencias y funciones asignadas
realizará lo siguiente:
• Verificar los materiales y medicamentos básicos
necesarios para la atención de la parturienta y recién
nacido.
• Acondicionar o verificar que la sala de partos cuente
con: - Con calor producido por calefactores. - Camilla o
silla adecuada para el parto vertical - Soga colgada de
una viga.
- Una colchoneta en el piso, cubierta con campos sobre los cuales
nacerá el bebé.
- Se colocará el instrumental estéril y materiales necesarios en una
mesita de mayo acondicionada para éste propósito.
• Asepsia e higiene:
• Verificar las condiciones de higiene y limpieza del ambiente.
• Verificar que el instrumental para la atención del parto este
debidamente descontaminado, lavado y esterilizado.
• Lavarse las manos cuidadosamente con agua y jabón antes de
colocarse los guantes estériles.
• Poner gran atención en la higiene personal de la parturienta.
• Realizar un lavado perineal con agua tibia y si fuera costumbre con
agua de hierbas, al inicio y repetirlo si fuera necesario.
• En caso necesario se colocará a la mujer botas de tela para proteger
la limpieza de los campos.
• Posiciones en el Periodo Expulsivo
• En las posiciones verticales, la intervención del personal de salud en
el periodo expulsivo está limitada a la recepción del bebé, a realizar
las maniobras correspondientes cuando hay circular de cordón, a
detectar y atender cualquier complicación que pudiera surgir en estos
momentos.
• Debe permitirse que la posición de la mujer cambie buscando
aquella en la cual pueda tener la mayor fuerza para la expulsión del
feto. El personal de salud que atiende el parto deberá adecuarse a la
posición elegida.
Las posiciones que puede adoptar la parturienta son las siguientes:
a) Posición de cuclillas: variedad anterior.
b) Posición de cuclillas: variedad posterior.
c) Posición de rodillas.
d) Posición sentada.


20 [Fecha]
e) Posición semi sentada.
f) Posición cogidas de la soga.
g) Posición pies y manos (cuatro puntos de apoyo).
h) Posición de cuclillas: variedad anterior
Es una de las posiciones de mayor preferencia por las mujeres de la zona rural,
facilita la separación de las articulaciones entre los huesos pelvianos, lo cual
aumenta los diámetros pélvicos, favoreciendo el descenso del feto por el canal
del parto.
• El personal de salud realizará los procedimientos obstétricos del
periodo expulsivo adoptando una posición cómoda (arrodillado, en
cuclillas o sentado en una banquito bajo) y posteriormente se
adecuará para realizar el alumbramiento dirigido. Se debe verificar
que la parturienta mantenga las piernas hiperflexionadas y separadas
para mejorar la amplitud de los diámetros transversos de la pelvis.
• La partera o familiar actúa como el soporte de la parturienta, sentada
en un banquito bajo, coloca la rodilla a nivel de la parte inferior de la
región sacra de la parturienta, la sujeta abrasándola por la región de
los hipocondrios y epigastrio; este procedimiento permite ir
acomodando al feto y orientándolo en el eje vertical, esta práctica
favorece la acción de la prensa abdominal.
• Posición de cuclillas: variedad posterior
• El personal de salud realizará los procedimientos obstétricos del
periodo expulsivo adoptando una posición cómoda que le permita
proteger el periné colocando su rodilla en la región inferior del sacro
de la parturienta y posteriormente se adecuará para realizar el
alumbramiento dirigido.
• El acompañante debe estar sentado en una silla o al borde de la
tarima, abrazará a la parturienta por debajo de la región axilar,
colocando su rodilla al nivel del diafragma actuando como punto de
apoyo, permitiendo que la gestante se sujete colocando los brazos
alrededor del cuello del acompañante.
• Posición de rodillas
• El personal de salud realizará los procedimientos obstétricos del
periodo expulsivo estando cara a cara con la gestante y
posteriormente se adecuará para realizar el alumbramiento dirigido.
• El acompañante debe estar sentado en una silla o al borde de la
tarima, con las piernas separadas, abrazará a la parturienta por la
región del tórax permitiendo a la gestante apoyarse en los muslos del
acompañante.
• En esta posición la gestante va adoptando una postura más reclinada
a medida que el parto se hace inminente, con el fin de facilitar los
procedimientos obstétricos y por su propia comodidad.
• Posición sentada y semi sentada
• El personal de salud realizará los procedimientos obstétricos del
periodo expulsivo y posteriormente se adecuará para realizar el
alumbramiento dirigido.


21 [Fecha]
• El acompañante debe estar sentado en una silla con las piernas
separadas o arrodillado sobre la tarima, abrazará a la parturienta por
la región del tórax permitiendo a la gestante apoyarse en los muslos
o sujetarse del cuello del acompañante, en esta posición la gestante
se encontrará sentada en una silla baja (debe encontrarse en un
nivel más bajo en relación a la posición del acompañante) o sentada
al borde la tarima, cuidando que la colchoneta este ubicada debajo
de la gestante.
• En la posición semi sentada la gestante se apoyará sobre almohadas
o sobre el acompañante. Puede sentarse derecha o doblarse hacia
delante en el piso o en el borde de la cama, esta posición relaja y
permite que la pelvis se abra.
• Posición cogida de la soga
• Esta posición dificulta las maniobras correspondientes cuando hay
circular de cordón o para detectar cualquier complicación que pudiera
surgir de momento.
• El personal de salud realizará los procedimientos obstétricos del
periodo expulsivo y posteriormente se adecuará para realizar el
alumbramiento dirigido.
• La gestante se sujeta de una soga que está suspendida de una viga
del techo. El favorecido es el feto, quien ayudado por la fuerza de
gravedad, avanza por el canal parto suave y calmadamente.
• Posición pies y manos
• Es preferida por algunas mujeres, especialmente por las que
experimentan dolor en la parte baja de la espalda.
• El personal de salud realizará los procedimientos obstétricos del
periodo expulsivo y posteriormente se adecuará para realizar el
alumbramiento dirigido.
• Otras prefieren arrodillarse sobre una colchoneta, apoyada hacia
delante en su acompañante o en la cama. Probablemente en el
momento en que el parto es inminente se deberá adoptar una
posición más reclinable con el fin de facilitar el control del parto.
• La recepción del bebé se realizará por detrás de la mujer.
• El personal de salud que atiende el parto vertical en cualquiera de las
posiciones verticales deberá instruir a la parturienta para que realice
jadeo superficial, relajar el cuerpo y respirar por la boca; y en el
momento del pujo, hacerlo con la boca cerrada, para incrementar la
fuerza con los músculos del abdomen.




CONCLUSIONES La posición para el parto que adoptan las mujeres está
influenciada por varios factores, incluida la conducta instintiva y las normas


22 [Fecha]
culturales. En algunos países en vías de desarrollo la posición de cuclillas, es
una posición habitual para el parto







ANEXOS





Figura .1


TRABAJO DE PARTO Y DILATACIONES



23 [Fecha]









Figura.2


PERIODOS DEL PARTO

Figura. 3






24 [Fecha]







PARTO VERTICAL



BIBLIOGRAFÍA



andres mongrut steane (tratado de obstetricia normal y patológica)
quinta edición- capitulo ix (pág. 257-276)


schwarcz sala duverges (obstetricia) sexta edición - pág.36-49



web:*ttp://es.scribd.com/doc/40287736/pelvimetria-obstetricia

universidad nacional autonoma de mexico escuela nacional de
enfermeria y obstetricia obstetricia i. materiales de apoyo para el
aprendizaje – 2008.