You are on page 1of 7

Noé Alejandro Garzón G.

En la comprensión del conjunto de las razas o etnias en la época colonial en Colombia,
debemos tener en cuenta que con el periodo de conquista se logra una heterogénea
identidad cultural, desde indios, colonos Europeos hasta una esclavitud representada en
la esclavitud africana, con esto podemos inferir que no podríamos hablar de una
identidad propia en nuestros días con relación a lo mas contemporáneo, ya que en
nuestra cultura hay mezclas, esto en referente al imaginario que se tiene, ahora bien, es
importante aclarar en concepción que en primera instancia a los mestizos no se les
reconocía como tales, o se les tomaba por españoles o por indios, sin ser aceptados
totalmente dentro de ningún grupo. Es necesario considerar que el estudio a la historia
de los procesos del siglo XVI, recientemente, ha tenido un auge interés de una gran
notoriedad lo que muchas veces, en tiempo anterior no recibió una suficiente atención.
Haciendo una advertencia acerca de la consideracion expuesta y debido a la precaria
disposición dada a los acontecimientos para el siglo XVI y puede decirse también en el
primer contacto de los indios y blancos para finales del siglo XV, Se cuenta con un
limitado contenido informático para esta temporalidad, tal como, relaciones entre el
blanco y el indio, refiriendo al genero masculino y femenino, en primera instancia,
hombre blanco y mujer india, y a relaciones de apareamiento raciales entre estas. Estas
relaciones que son de suma importancia en cuanto al estudio racial y de castas en la
historia de la colonia. Entonces, se debe hacer la aclaración acerca de esta necesidad y
quizá, la ausencia de alguna información, pero que es de mayor importancia para los
próximos estudios de más minuciosidad. Además es y hace mas comprensible la
generalidad con la que se maneja el tema racial y7o de castas, ya que, este se tornaría
muy extenso y requeriría mucho mas tiempo de análisis e investigación una constante
búsqueda de la información para realizar una profundización y compresión del tema,
así, se hace una generalidad y se toma puntos determinados durante el siglo XVIII,
acerca del elemento racial.


Miscegenacion: panorama general de las razas o castas.
Quizá aquella india no es tan diferente y mucho menos a la necesidad de un hombre
blanco en estas tierras que son para el indiferentes, en un primer momento, el otro
podría tornarse ajeno y diferente, tal vez, hostil. Pero eso no se pensaría cuando se
encuentran necesidades básicas y se va teniendo un acercamiento. Podría ser un interés
o una necesidad, el hecho es, que se indica un acercamiento y una relación para la
primera instancia, por parte del blanco y el indio, más tarde, con el negro esclavizado
traído del continente africano. Un acercamiento que se torno tan estrecho y es en este
punto donde se halla el interés por comprender el proceso ultimo o resultado de estas
relaciones interraciales, miscegenación, mestizaje. Asimismo, de una categorización,
podría decirse, racial. Ya que, tal proceso se va generando, gracias a la ausencia
femenina blanca española, se pudo remplazar esta ausencia y suplir por la femenina,
india nativa, que si se encuentra en una relación mas cercana. Entonces, para este
momento encontramos la relación de sujeción sexual, entre blanco e india que como
resultado y fruto de esta relación, se denominara mestizo, que se encuentra en el marco
de estos caminos el del hombre blanco español y conquistador, la india sojuzgada y que
viene representada por la mujer nativa y con la que “ocasionalmente” se vendrán dando
las relaciones. Posteriormente, se vienen dando esas relaciones repudiadas, podría
decirse, despreciables, tal como la del blanco y el indio, también la del blanco y el
negro, este ultimo entre el genero masculino para los españoles y femenino para el de la
etnia negra, que dio lugar a el llamado mulato, producto de esta relación y que durante
la colonia y el momento transformador de la miscegenación, sobrellevó de la misma
manera que el mestizo, la subordinación por parte de los españoles, que para después y
para los otros frutos de miscegenación, “otros colores”, será también muy sugestivo,
pero con algunos procesos de cambio muy particulares.
Aproximaciones son también los resultados de la repartición por etnias y castas
hacia 1780, resultado de las cifras aportadas por los padrones censales de la época.
En el panorama territorial sobresalía la presencia de las últimas sobre las primeras,
dando con ello fe de un intenso y extenso proceso de miscegenación que estaba en
plena actividad en el momento del estudio y mostraba índices de continuidad y de
aumento progresivo. (Gutierrez & Pineda, 1999 a)

Las dos primeras razas o etnias, se hallan en el primer proceso, que es el contacto para
la colonia, entre blancos españoles y que venían con todo un conjunto de prácticas y
formas sociales, culturales y económicas. Y los indios nativos de las tierras americanas,
especialmente en estas tierras, que actualmente se hallan en Colombia. En cuanto a la
raza negra se ve dada en el momento en que se requirió mas obra de mano, una
demanda de estos, puede decir que es por el excesivo sometimiento y subordinación del
nativo, lo que llevo a una considerable caída demográfica de estos nativos. Demanda
que en otros lugares de América, se vio mayormente en comparación a los territorios.
Entonces en la categorización o puesta en organización de estas razas, se hace el
reconocimiento que, estas tres primeras razas o castas, son por así denominarlo “puras”
y estos son: los blancos españoles, los indios, en su denominación usada durante la
colonia, y los negros africanos, estos distintos grupos entraban y daban paso a un lugar
en la sociedad, donde se hallaban y de acuerdo al sistema de la temporalidad.
Explorando los espacios en el tiempo entre el siglo XVI y XVIII, se supone y se hallan
muchas veces, proliferantes resultados de una confluencia de tipo biológica y cultural
entre los blancos españoles, indios y negros africanos esclavizados. En referencia y muy
superflua, se ubican registros de esa actividad mestiza, y por parte del español o mas
bien, las formas del sistema para este periodo, que tiende a controlar, ya que, estas
formas miscegenas o de mestizaje, se presentarían como una fachada, por decirlo así, o
camuflaje, por ejemplo de los mestizos entre los españoles, y una respuesta por parte de
los españoles, de tratar de controlar estas situaciones y otras presentes en este hecho. Tal
como:
En la ciudad de Santiago de Caly de la Gobernacion de Popayán en quatro días del
mes de Abril de mil setecientos y veinte y dos años, los señores Don Bartholome
Caycedo y Don Feliziano de Escobar alcalde Ordinario deesta dicha ciudad sus
términos y jurisdicción por su magestad; dixeron, que para el mayor acierto en el
gobierno politico de esta Republica, a preciso prevenir a todos los vecinos, estantes
y avitantes algunas de las cosas mas essensiales y que por leyes destos Reynos se
mandan observar en cuia execusion, mandaron se pregone publicamente en la plaza
y demas partes publicas que todos y cada uno en lo que le tocare, guarde y cumpla
los preceptos de los capítulos siguientes. Que en primer lugar todos ayan de acudir
el dia jueves a la procession que se hase en esta Santa Yglesia Parrocuial, para que
se haga con toda solemnidad, y aya quienes carguen las ynsignias lo qual cumplan
pena de una libra de cera aplicada a la Cofradia del Señor Sacramentado. Que
todos los vesinos, que tienen casa, y solar tengan las calles que les correspondan
compuestos, limpiándolos de los arboles que tuvieren, y haziendo que la assequia
corra, sin que salga el agua afuera de su legitimo, y corriente curso; y que los
dichos calles y solare, se ayan de componer dentro de quinze dias, con el
apersebiemiento que de hazerlo assi, se passara a lo que huviere lugar en derecho
(…)// (245) Que ninguna persona sea ossada a tener bayles en su casa despues de
tocada la oracion por los graves inconbenientes que de ellos se siguen; y silo
contrario se hiziere se procederá a pricion de tres dias de carcel, como se le
condena al dueño de la cassa en dies patacones aplicados para los reparos de las
casas capitulares. (Archivo Histórico de Cali, 4 de abril de 1722, fondo cabildo,
Tomo 12, f. 245-245v)
Se exalta la riqueza de los documentos, ya que en ellos se plasman acontecimientos, tal
como en el anterior, donde no se refleja una situación congelada, sino un trasfondo, que
para interés, se muestra como una rica alusión hacia las prácticas del tiempo referido,
que hacen comprensible ese momento, para un fenómeno de mestizaje que se estaba
dando y generando un desorden en el sistema de los blancos españoles. Ahora bien, en
el se puede encontrar la necesidad de control que se vendría dando por medio de la
iglesia, pero, este control, mas bien, parecería que se estaba saliendo de las manos de los
españoles y posteriormente, criollos. Estos últimos que eran españoles nacidos en tierras
americanas, también adquirían influencia. Pero esto es muy particular y de análisis, ya
que se tenía en razón, que era de consideracion la relación expresada durante
generaciones con los blancos, en donde, esta relación era ansiada, por ser el blanco, el
“color” dominante. Entonces se puede decir, que las acciones o funciones, al querer o
suponer ser controladas por parte de un dominio, se enmarcaba o limitaba, en la
condición “racial y social” en la que se estaba inmerso, sin embargo, también se dieron
posibilidades, estas fueron consecuencia del escenario económico en el cual se
vinculaba un individuo; de esta manera, hubo mestizos que por su posición económica
se registraron como españoles. En cuanto a todo este entramado que se va disponiendo,
se iban reflejando de la misma forma, una serie de grupos particulares que se colocaban
y tomaban en una posición, denominándoles, por decir, en la “plebe”, con relación a,
indios, mestizos, negros y españoles pobres. Sin profundizar mas, acerca de las
consideraciones del esbozamiento anterior y tomando reparo, para dar continuidad al
tema central, retomaremos al mestizo, este, resultado de dos razas o castas, la blanca y
la india. El mestizo que para un tiempo posterior representaría un complejo problema a
su determinación entre los dos grupos raciales, conto con unas posibilidades que más
tarde se limitarían, es así como:
El padre español podia o no reconocer a su hijo mestizo. Algunos conquistadores
se casaron con las indias y sus hijos legítimos heredaron su rango. Otros
reconocieron a los hijos habidos en uniones libres con las mujeres indias y al hacer
ese reconocimiento, los situaron también en su propio rango, aunque
posteriormente pudieron enfrentar situaciones de conflicto con los hijos legítimos
de su padre, si este contraía matrimonio despues con una española. Incluso, un
mestizo podia ser legitimado por su padre despues de haber contraído matrimonio
con española, y gozar por ello de los derechos y privilegios de los españoles.
(Gutierrez & Pineda, 1999 )
Pero ahora dirigiéndose a los mulatos, este que se genero entre el blanco y el negro
esclavizado o esclavo en su contexto colonial, no contó con la misma suerte y se vio
vinculado a todo un conjunto de dificultades, que las del mestizo. Este mulato propiedad
de estas dos castas, y que lleva las cargas, mayormente, de parte de la casta negra y
esclava, estuvo sumido en un mundo de negación, hay algo muy particular y es que se
hallan hechos los cuales demuestran una salida, es como:
Escasos fueron los blancos que hicieron voluntaria aceptación de la paternidad de
los mulatos, habidos en esclava. Algunos mantuvieron abiertamente familias
paralelas, otros en forma soterrada y el no reconocimiento filial cubrió ambas
modalidades. Fueron contados los que asumieron legalmente en vida, la paternidad
de sus hijos mulatos y liberaron sus madres para que por ley de vientres fueran
libres también. Ciertos progenitores dejaron constancia legal de la paternidad de
mulatos y a su muerte en clausula testamentaria pidieron a los herederos les den la
libertad. (Gutierrez & Pineda, 1999 b)
Es de interés, conocer también que en la colonia el ser zambo, es considerado
básicamente, la forma de residir de un sujeto entre la condición racial, que se trata de ser
hijo de negro y de india, además, se considera que este es una materia poco estudiada y
que ha estado a la sombra de unas categorías semejantes, mestizo y mulato. El espacio
del zambaje ha sido, sin lugar a dudas, apartado formidablemente de un marco de
estudio; Adicionalmente, y como ya se había indicado este proceso de conocimiento se
halla inscrito en una generalidad, para la cual no se haya mucho material en este proceso
del zambaje que ha estado bajo la sombra del desconocimiento.
Para concluir este viaje por esos mundos de los “colores”, la miscegenación y
específicamente los mestizos y mulatos, llevaban una tendencia a aspirar a las
prerrogativas y a poder tomar un acción en la sociedad colonial, de forma social o
política, estas relaciones de interétnicas que se hallaban en un punto fundamental, ya
que con estas y determinado hacia el blanqueamiento, determinaban un estatus en esta
sociedad. Esto indicaba vínculos de castas, como una posibilidad clara de arrastrar
consigo, una manera de entrar a un mundo con un sentido más de privilegios, en cuanto
al mestizaje, que determinaba un momento en el cual el linaje “indio” llegaba a un
limitante que podría llegar a desaparecer. Ahora bien y retomando prácticamente desde
ese momento en el que los blancos españoles desembarcaron y abordaron en el territorio
de las indias, uno de los iniciales procesos que se liberan es el de la conquista que mas
tarde, seria el de el enfoque de la empresa colonial, pero, se halla el de las necesidades y
aquí entra el de las mujeres (indígenas) para satisfacer los deseos sexuales de estos
hombres blancos. Esto es muy evidente si se especula que los españoles habían pasado
largos períodos de tiempo en el cual no se disponía contacto alguno con personas de
otro sexo. En la empresa colonial, no participan mujeres españolas; su incorporación
habría sido una pérdida de recursos, normalmente algo limitados. Dispuestos al dominio
y posteriormente determinado rápidamente sobre los indios, para utilizar sexualmente a
las indias. Aunque las referencias a los contactos iniciales entre españoles e indios no
son muy cuantiosos.





Bibliografía
(Archivo Histórico de Cali, 4 de abril de 1722, fondo cabildo, Tomo 12, f. 245-245v).
Gutierrez, V., & Pineda, R. (1999 ). Miscegenacion y Cultura en la Colombia Colonial 1750-1810
Tomo II. Bogota D. C.: Ediciones Uniandes.
Gutierrez, V., & Pineda, R. (1999 a). Miscegenacion y Cultura en la Colombia Colonial 1750-
1810 Tomo I. Bogota D. C.: Ediciones Uniandes.
Gutierrez, V., & Pineda, R. (1999 b). Miscegenacion y Cultura en la Colombia Colonial 1750-
1810 Tomo I. Bogota D. C. : Ediciones Uniandes.