Subsecretaría de Educación Básica y Normal

Coordinación General de Actualización y
Capacitación para Maestros en Servicio

CRITERIOS PARA EL DISEÑO Y LA
DICTAMINACIÓN DE PROPUESTAS DE
FORMACIÓN CONTINUA PARA
MAESTROS DE EDUCACIÓN BÁSICA

Mayo, 2004

ÍNDICE

Presentación.............................................................................................
Glosario.....................................................................................................
Objetivo General.......................................................................................
Consideraciones........................................................................................
Criterios para el diseño de propuestas de formación
continua para maestros de educación básica en
servicio..............................................................................................
Criterios para la dictaminación de propuestas de
formación continua para maestros de educación
básica en servicio............................................................................
Recomendaciones para la dictaminación................................................

Presentación.
Con objeto de dar cumplimiento al acuerdo establecido en la
décimo primera reunión de titulares de educación de las entidades
federativas celebrada en Nuevo Vallarta, Nayarit, los días 4 y 5 de
marzo de 2004, que señala la conveniencia de transitar
progresivamente al establecimiento de un nuevo modelo de
formación continua para maestros de educación básica en
servicio, la Coordinación General de Actualización y Capacitación
para Maestros en Servicio, por instrucciones del Subsecretario de
Educación Básica y Normal, Lorenzo Gómez-Morin Fuentes, da a
conocer a las autoridades educativas estatales:

Los criterios para el diseño y la dictaminación de
propuestas de formación contínua para maestros de
educación básica.

Estos criterios pretenden ser una herramienta importante para que
las autoridades educativas estatales realicen distintas acciones
que permitan regular y mejorar la oferta de programas de estudio
para la formación continua de maestros, directivos y equipos
técnicos de educación básica.
El documento está organizado en tres apartados; en el primero
se mencionan un conjunto de aspectos básicos a considerar antes
de diseñar o dictaminar una propuesta, es el marco filosófico,
normativo y pedagógico que da sentido y relevancia a las distintas
acciones de actualización y capacitación que se realicen a nivel
nacional y estatal; en el segundo se establecen los criterios que
deberán

regir

formativas;

la

construcción

y

valoración

de

propuestas

y en el tercer apartado se enuncian algunas

recomendaciones para mejorar el proceso de dictaminación en los
estados.
1

Glosario.
Para efectos del presente documento, se entenderá por:
Formación Continua: conjunto de actividades que permiten a un
docente desarrollar nuevos conocimientos y capacidades a lo largo
de su ejercicio profesional y perfeccionarse después de su
formación inicial. La formación continua del profesor de cualquier
nivel educativo consiste en la actualización y capacitación cultural,
humanística y científica con el fin de mejorar permanentemente su
actividad profesional.
Programas de estudio: cursos, talleres, diplomados, seminarios,
unidades y módulos de aprendizaje, dirigidos a maestros en
funciones docentes, directivas o de apoyo técnico pedagógico que
atienden los niveles y modalidades de la educación básica. Los
términos

propuestas

de

formación

continua,

propuestas

formativas y modalidades de formación son utilizados para
referirse también a los programas de estudio.
Colectivo docente: plantilla total de profesores y directivos de un
centro de trabajo, organizados para mejorar la calidad de los
resultados educativos de la escuela. También se refiere al grupo de
maestros que se organizan a partir de las funciones que cumplen o
del nivel que atienden, para responder a sus necesidades de
formación.
Perfil profesional:

conjunto de conocimientos, habilidades y

actitudes necesarios para promover una enseñanza de calidad: los
conocimientos sobre los contenidos, las disciplinas, los enfoques y
los métodos de enseñanza; las habilidades didácticas y el
desarrollo de los valores y actitudes que propicien una labor
docente o directiva enfocada al aprendizaje y la formación de
alumnos; además del desarrollo personal de las habilidades
intelectuales básicas para el estudio autónomo y la comunicación.
2

Dictaminación: es una valoración académica donde especialistas
en educación básica analizan las propuestas formativas para
verificar su pertinencia respecto a las funciones y necesidades de
los diferentes destinatarios.
Dictamen: documento a través del cual se expresa el resultado
de la valoración de las propuestas formativas. En él se informan
las conclusiones de la evaluación así como las recomendaciones
para mejorar la calidad del material

Objetivo General.
Dar a conocer los criterios que se emplearán para el diseño y la
dictaminación de programas de estudio de formación continua
para maestros, directivos y equipos técnicos de educación básica.
En el diseño de programas de estudio para la formación continua, así
como para su dictaminación, se deberán tomar en cuenta las siguientes:

Consideraciones.
1. Relevancia de la oferta de programas de estudio
La oferta de programas de estudio es relevante en tanto:

Permite atender, mediante opciones diversas y cercanas al
magisterio, las necesidades de formación de los maestros y
los principales problemas educativos detectados a nivel
nacional y al interior de cada entidad.

Constituye una vía para acercar al magisterio el conocimiento
y

análisis

de

nuevos

saberes

en

el

terreno

cultural,

humanístico, científico y pedagógico.

3

Contribuye a que las y los docentes, directivos y equipos
técnicos desarrollen conocimientos, habilidades y actitudes
fundamentales para el desarrollo de su tarea educativa, a fin
de que los alumnos logren los aprendizajes previstos en los
planes de estudio

Permite construir espacios para el encuentro de docentes,
directivos y personal de apoyo técnico pedagógico, el trabajo
colaborativo, la discusión entre pares y la búsqueda de
soluciones de manera conjunta.

Brinda la oportunidad de ofrecer al magisterio opciones
donde

se

analicen

situaciones

derivadas

del

trabajo

cotidiano y se encuentre información relevante para el
desarrollo de sus funciones.

Permite que las y los docentes cuenten con opciones sólidas,
flexibles y diversas para la conformación de trayectos
formativos personales y colectivos, a corto, mediano y largo
plazo.

Promueve la transformación de las prácticas educativas, de
gestión y asesoría.

2. Pertinencia de los programas de estudio
Los programas de estudio tienen como propósito central
promover en los maestros frente a grupo:

El dominio de los conocimientos de distintas disciplinas que
son indispensables para lograr que los alumnos aprendan los
contenidos

establecidos

en

los

planes

y

programas

correspondientes.

El

conocimiento

de los

procesos

de

desarrollo

y

de

aprendizaje del niño y del adolescente durante el trayecto
escolar que corresponda.
4

La comprensión de los enfoques y los contenidos de los
planes y programas de estudio correspondientes a cada nivel
y modalidad de la educación básica.

El fortalecimiento de las competencias didácticas, es decir,
las habilidades necesarias para elegir y aplicar estrategias
de

enseñanza

adecuadas

a

las

circunstancias

y

particularidades de los alumnos.

La consolidación de una identidad profesional definida por la
pertenencia a un grupo especialista en el aprendizaje y
caracterizado

por

las

competencias

intelectuales,

pedagógicas y didácticas congruentes con los fines de la
escuela pública mexicana.

El desarrollo de competencias intelectuales específicas (alta
capacidad de comprensión lectora y para expresarse por
escrito, resolución de problemas, búsqueda y selección de
información)

Conocimiento y asunción de los principios filosóficos y
normativos que sustentan la escuela pública mexicana así
como la capacidad de poner en práctica y promover esos
principios en la comunidad escolar.

Capacidad para relacionarse con las familias de los alumnos
y establecer con ellos acuerdos para la mejor formación de
los alumnos.

En los directivos, además de lo anterior, deberán promover:

El fortalecimiento de las competencias de gestión escolar e
institucional.

El conocimiento de la organización y el funcionamiento de
las escuelas.

La reflexión y análisis de las prácticas escolares

El reconocimiento y valoración del trabajo colegiado.
5

Una cultura de la evaluación que permita promover la
autoevaluación y asumir con responsabilidad los resultados
educativos que obtienen los alumnos y las escuelas.

La capacidad para promover la participación de las familias y
la comunidad a favor de la tarea educativa de la escuela.

Los programas de estudio dirigidos a los asesores técnico
pedagógicos, además de las competencias profesionales de
los

profesores

frente

a

grupo

y

la

comprensión

del

funcionamiento de las escuelas, favorecerán la consolidación
de:

Las competencias para monitorear y evaluar los procesos
educativos en las escuelas.

Las habilidades y conocimiento para asesorar y apoyar la
labor educativa de los maestros frente a grupo.

La capacidad para establecer enlaces de comunicación con
las autoridades y las escuelas.

El conocimiento para avanzar en la conformación de
colectivos escolares.

3. Principios y rasgos de la formación continua
La construcción de programas de estudio pertinentes para la
formación continua deberá apegarse al
formación

continua

establecido

por

enfoque
la

de

Secretaría

la
de

Educación Pública que se caracteriza por:

La formación centrada en la escuela. La escuela deberá ser
el espacio fundamental donde los maestros aprendan y, por
lo tanto el primer referente para el desarrollo de las acciones
de formación continua de los colectivos docentes.

La atención a necesidades formativas tanto individuales
como

de

colectivos

docentes,

impulsando

de

manera
6

especial el desarrollo de propuestas formativas dirigidas a
colectivos.

La atención a la diversidad de tareas (trabajo frente a
grupo, función directiva, supervisión, asesoría) y contextos
(rural, urbano, indígena, en escuela multigrado).

La práctica como fuente de reflexión, análisis y aprendizaje.
Los programas de estudio tendrán que considerar la
experiencia pedagógica como un punto fundamental de
referencia y anclaje de los aprendizajes.

La congruencia con los enfoques de enseñanza vigentes del
nivel para el que se diseña y que se encuentran expresados
en los planes y programas de estudio.

El

aprovechamiento

de

materiales

educativos

de

uso

cotidiano de los maestros: plan anual, avance programático,
planes de clase, exámenes, boletas, libros de texto gratuitos.
Asimismo, promover el uso de los acervos bibliográficos que
la Secretaría de Educación Pública ha puesto a disposición
de los profesores.

Criterios para el diseño de propuestas de formación
continua para maestros de educación básica en
servicio
Los criterios que a continuación se presentan se organizan en
dos niveles: generales y específicos. Los primeros corresponden
al marco normativo y dan sustento a los programas de estudio.
Los segundos, corresponden específicamente a los apartados
que los conforman.

7

GENERALES
Definición del tema y delimitación de la propuesta
Todo programa de estudio para la formación continua, al
momento de seleccionar y delimitar la temática deberá tener
como marco de referencia:
a) Los principios filosóficos y legales que
dan sustento a la educación en México.
Estos se encuentran contenidos en el Artículo 3° Constitucional
y la Ley General de Educación. En ellos se establece que la
educación en México deberá:

Ser democrática, laica, nacional

Contribuir a la mejor convivencia humana y al desarrollo
integral del individuo

Fomentar

el

amor

a

la

patria

y

la

solidaridad

internacional, la independencia y la justicia

Basarse en los resultados del progreso científico

Luchar

contra

la

ignorancia,

la

servidumbre,

los

fanatismos y prejuicios.
b) Los planes y programas de estudio
de los niveles educativos
Los programas de estudio deberán apoyar a los docentes en
el desarrollo de competencias para el cumplimiento de los
propósitos educativos definidos para cada nivel así como
para el tratamiento de los contenidos correspondientes a
cada grado y asignatura. Las propuestas de formación
continua deberán promover fundamentalmente:

El

desarrollo

de

habilidades

intelectuales

básicas

(expresión oral, lectura y escritura, selección y búsqueda
8

de

información,

razonamiento

matemático

para

la

solución de problemas cotidianos).

La

adquisición

de

conocimientos

y

desarrollo

de

habilidades para observar y comprender fenómenos
naturales y sociales.

El conocimiento y práctica de valores fundamentales para
la convivencia humana y para la participación ciudadana
(dignidad personal, igualdad de derechos entre personas
y géneros, reconocimiento y aprecio a la diversidad
cultural

y

étnica,

libertad,

justicia,

solidaridad,

democracia, participación).

El desarrollo de actitudes para el disfrute de las artes y la
expresión a través de ellas.

El mejoramiento de habilidades para la realización y
disfrute del ejercicio físico y deportivo.

La comprensión de los cambios físicos, psicológicos y
sociales que presenta como individuo, así como desarrollo
de habilidades y actitudes para el cuidado y preservación
de la salud.

c) Las características del nivel educativo
o modalidad a atender
En el diseño de toda propuesta de formación continua se
deberán considerar las características del nivel educativo o
modalidad a la que va dirigida.
Los niveles y modalidades para quienes se diseñarán
propuestas son:

Preescolar

Primaria multigrado

Preescolar indígena

Integración educativa

Primaria

Secundaria

(general

y
9

Primaria indígena

técnica)

 Telesecundaria
Habrá de ponerse especial atención en el diseño de
programas dirigidos a poblaciones y grupos vulnerables, la
atención a la población indígena, la promoción de la
educación

intercultural

congruencia

pedagógica

para

todos,

entre

los

la

articulación

distintos

y

niveles

educativos, la transformación de la gestión escolar y el uso
educativo

de

las

tecnologías

de

la

información

y

comunicación.1
d) Los destinatarios, perfil profesional
y funciones que desempeñan
Los programas de estudio deben tener presente que los
profesores pueden desempeñar fundamentalmente tres tipos
de funciones:

Maestro frente a grupo

Directivo

Director

Subdirector

Supervisor

Jefe de sector

Jefe de enseñanza

Asesor técnico pedagógico.

Desempeñar cada una de estas funciones requiere el
desarrollo de competencias y habilidades específicas. Las
propuestas formativas que se diseñen deberán contribuir al
desarrollo o fortalecimiento de dichas éstas.
a) Todo programa de estudio dirigido a maestros frente a
grupo deberá caracterizarse por promover en ellos el
1

Programa Nacional de Educación 2001-2006

10

dominio cabal de su materia de trabajo, el logro de una
autonomía profesional que les permita la toma de
decisiones informadas, comprometerse con los resultados
de su acción docente, trabajar en colectivo con sus
colegas y manejar su propia formación permanente.
Asimismo, habrá de favorecer el desarrollo de las
competencias para comprender la relación con el niño y
el

adolescente;

fortalecer

habilidades

intelectuales

específicas, de adquirir y dominar

los propósitos y

contenidos

del

de

apropiarse

de

Plan
una

y

programas

identidad

estudio,

profesional,

así

de

como

favorecer la participación de las familias y la comunidad a
la tarea educativa encomendada a la escuela.
b) Todo programa de estudio dirigido a los directivos
escolares deberá caracterizarse por promover el ejercicio
de un liderazgo efectivo que asegure el cumplimiento de
la misión de la escuela, el desarrollo de habilidades para
promover la colaboración profesional de los profesores,
fomentar la participación de los padres de familia,
propiciar el diálogo con la comunidad sobre los propósitos
de la educación y la generación de un clima escolar que
favorezca los aprendizajes. Los programas de estudio
dirigidos a directivos deben centrar sus contenidos en
torno a la gestión escolar e institucional, la organización y
funcionamiento de las escuelas, el trabajo colegiado y la
evaluación del centro educativo.
c) Todo programa de estudio dirigido al personal que cumple
funciones técnico pedagógicas deberá caracterizarse por
propiciar

en primer lugar el conocimiento de las

competencias profesionales de los maestros en servicio y
en

segundo

término

desarrollar

un

conjunto

de
11

competencias para desempeñar sus funciones y acciones
específicas para este cargo; deberán capacitarlos para el
seguimiento y evaluación de los procesos de trabajo,
apoyo

y

asesoramiento

de

prácticas

educativas,

particularmente las que tienen que ver con la enseñanza,
la organización y funcionamiento de la escuela y la
participación de los padres de familia y la comunidad.
ESPECÍFICOS
Desarrollo de apartados
Los programas de estudio para la formación continua deberán
contener los siguientes apartados
a) Datos de identificación
b) Descripción
c) Propósitos
d) Contenidos
e) Actividades
f) Materiales de apoyo
g) Productos
h) Evaluación
Datos de identificación
Los programas de estudio deben incluir un apartado con datos
relevantes y concisos acerca de:

La temática

Los destinatarios

El nivel o modalidad correspondiente

12

Descripción
Presentar una introducción o visión panorámica acerca de lo
que comprende el programa. En este apartado explicar
brevemente:

El tema central de la propuesta

Su importancia dentro la formación de los docentes

Su relación con otras propuestas y con los contenidos de
los planes y programas de estudio.

La modalidad de trabajo a seguir.

Propósitos
Los propósitos de toda propuesta formativa habrán de explicitar
lo que se espera que los maestros aprendan (conocimientos,
habilidades y actitudes), el tipo de situaciones formativas que
se utilizarán para ello y la finalidad de esos aprendizajes.
Los propósitos deberán:

Ser viables.

Indicar claramente el tipo de conocimiento, habilidad o
actitud que se espera fortalecer o desarrollar en los
maestros

Ser congruentes con la temática, los contenidos, las
actividades y productos de la propuesta.

Delimitar con claridad el nivel de profundidad con el que
se abordará el o los contenidos.

13

Contenidos
Los contenidos que conforman los programas de estudio
deberán:

Ser congruentes con el tipo de conocimiento, habilidades
o actitudes establecidos en los propósitos generales. De
ahí que pueden ser de índole conceptual, procedimental,
actitudinal o valoral.

Seleccionarse

considerando las características de los

destinatarios.

Relacionarse con la temática seleccionada, los propósitos
generales y específicos, las actividades y los productos de
la propuesta.

Dosificarse en una secuencia lógica que favorezca el
aprendizaje y permita establecer una relación clara entre
lo aprendido y lo que falta por aprender

Actividades
Las actividades son el aspecto central de todo programa de
estudio; en ellas se concreta la dinámica de trabajo, por lo tanto
deberán:

Presentar congruencia con los propósitos tanto generales
como específicos de la propuesta.

Guardar congruencia con los enfoques de enseñanza y el
enfoque de la formación continua.

Promover procesos de aprendizaje, diálogo e intercambio
de experiencias, estableciendo nuevas relaciones entre lo
que el participante aprende, lo que sabe y los nuevos
conceptos que se proponen.

14

Favorecer el desarrollo y fortalecimiento de habilidades y
competencias docentes ligadas a la función específica de
los destinatarios.

Propiciar el aprendizaje autónomo y corresponder a las
características de la modalidad de estudio

Tener una secuencia interna clara: apertura, desarrollo y
cierre,

articulación

con

actividades

anteriores

y

posteriores y relación clara con los contenidos.

Ser altamente flexibles para adaptarse a contextos,
niveles y ritmos de aprendizaje.

Presentar una articulación y una relación lógica con el
desarrollo y dosificación de los contenidos.

Incluir tanto la revisión de los aspectos disciplinarios,
como de reflexión y aplicación en el aula o en la escuela.

Favorecer la utilización de los materiales de apoyo de los
profesores y de los acervos bibliográficos que la SEP ha
puesto a disposición de los profesores.

Proporcionar

elementos

para

que

los

participantes

evalúen sus avances y orienten la obtención de productos
Materiales de apoyo
Las propuestas de formación continua deberán incluir:

Los materiales de apoyo de los docentes como libros para
el maestro, ficheros de actividades didácticas.

Los materiales de uso cotidiano de los maestros y
alumnos: plan anual, avances programáticos, cuadernos
de alumnos, diario del profesor, libros de texto gratuitos.

Los acervos de las bibliotecas de aula y escolares.

Los textos de la biblioteca para la actualización del
maestro
15

Los materiales de las bibliotecas de los centros de
maestros.

La utilización de estos materiales en un programa de formación
deberá:

Responder a las funciones de los destinatarios y a las
intenciones de la propuesta

Incluir alguna estrategia para su revisión

Favorecer el aprendizaje, la discusión y el análisis

Tener un manejo accesible

Productos
Los productos a elaborar como resultado de las actividades de
toda propuesta deberán:

Ser

útiles

para

el

trabajo

y

la

formación

de

los

destinatarios.

Tener una clara

relación con los propósitos

y los

contenidos de la propuesta.

Conformarse con los productos parciales que durante el
desarrollo de las actividades se vayan construyendo.

Evaluación
Todo programa de estudio deberá contener una propuesta
intrínseca de evaluación que permita a los maestros identificar
el grado de dominio de los contenidos abordados. La propuesta
deberá:

Considerar el enfoque formativo de la evaluación y
establecer con claridad el qué, el cómo y el para qué de
esta evaluación.

Ser viable para llevarse a cabo en momentos señalados
del proceso de estudio.
16

Ser

congruente

con

los

propósitos,

contenidos

y

actividades del programa de estudio.

Recurrir a instrumentos variados y coherentes con la
dinámica desarrollada en el programa de estudio.

Cuando las maestras y maestros cursantes deseen
obtener el reconocimiento de los aprendizajes realizados
en cualquier programa de formación continua por parte
de la Secretaría de Educación Pública, deberán solicitar y
sustentar uno de los exámenes nacionales para
profesores en servicio.

Aspectos formales del diseño
Los materiales escritos de todo programa de estudio deberán
estar redactados en forma clara y plantear una estructura que
facilite su comprensión. Para ello habrá que

Utilizar un lenguaje sencillo, directo y apropiado para los
destinatarios.

Parcializar los contenidos.

Fragmentar el texto en cuantos apartados o ideas
fundamentales sea necesario.

Cuidar la unidad lingüística del texto y destacar las ideas
principales.

Utilizar técnicas de realce de lo importante (tamaño y
grosor de letra, mayúsculas, negra, cursiva, subrayado,
sombreados, etcétera.).

Utilizar separadores de temas y ofrecer pistas en los
títulos y subtítulos.

Recurrir

a

recuadros,

organizadores
tablas,

internos:

diagramas,

encabezamientos,

resúmenes,

notas

al

margen, etc.
17

Complementar el texto con ilustraciones, tablas, gráficos,
esquemas, cuadros.

Criterios para la dictaminación de propuestas de
formación continua para maestros de educación
básica en servicio.
GENERALES
Un programa de estudio es pertinente para la formación
continua de los maestros, directivos y equipos técnicos en
servicio cuando:
1. El tema que aborda y la forma en la cual se desarrolla
tiene sus fundamentos en:

Los principios filosóficos y legales de la educación en
México estipulados en el Artículo 3° Constitucional y la
Ley General de Educación.

Los planes y programas de estudio de los niveles o
modalidades educativas.

Las características de los niveles o modalidades de
educación básica.

El Perfil profesional y funciones que desempeñan los
destinatarios de la propuesta.

Los principios y rasgos de la formación continua

2. La estructura y presentación editorial de la propuesta
favorece su comprensión y manejo.

Cada uno de los elementos que integren un programa de
estudio (propósitos, contenidos, actividades, recursos,
18

productos)

deberán

relacionarse

entre

y

estar

claramente orientados hacia el logro de los propósitos
establecidos.

Los materiales escritos de toda propuesta deben estar
redactados en forma clara, sencilla y directa y con un
lenguaje acorde a los destinatarios.

ESPECÍFICOS
Los criterios anteriores deben expresarse (y por tanto ser
valorados) a lo largo de toda la propuesta e identificarse de
manera concreta en el tema, los contenidos, actividades,
materiales y productos que la conformen. En la valoración de
cada uno de estos aspectos deben considerarse los siguientes
criterios específicos.
El tema desarrollado en la propuesta:

Es congruente con los principios filosóficos y legales de la
educación en México.

Contribuye al logro de los propósitos educativos del nivel
o modalidad a la que se dirige.

Atiende a necesidades formativas de los maestros,
directivos o equipos técnicos por derivarse de prioridades
nacionales o estatales, porque remiten a problemáticas
específicas derivadas de la práctica o porque atiende a
alguna (o varias) competencias del perfil profesional de
los destinatarios.

El tema de la propuesta (la necesidad de formación que
se atiende así como a los contenidos que de ella se
desprenden) se identifica en cada uno de los apartados
que

la

conforman:

título,

contenidos,

propósitos,

actividades, materiales y productos.
19

El título de la propuesta permite identificar la temática
desarrollada y los destinatarios a los que se dirige.

Los propósitos

Reflejan congruencia con los enfoques de enseñanza, de
gestión y asesoría promovidos por la

Secretaría de

Educación Pública.

Apoyan el logro de los propósitos educativos del nivel o
modalidad para el que va dirigida la propuesta o al
cumplimiento del perfil profesional de los destinatarios.

Permite identificar con claridad lo que se pretende lograr.

Son viables de cumplirse en función de la modalidad de
estudio

elegida

para

cada

propuesta

(curso, taller,

seminario)

Los contenidos, las actividades, los materiales y los
productos de la propuesta están orientados hacia el logro
de los propósitos.

Los propósitos, generales, específicos o por sesión tienen
una relación clara entre sí.

Los contenidos

Se enmarcan en los principios filosóficos y legales de la
educación.

Abordan temas que contribuyen al logro de propósitos
educativos del nivel o modalidad educativos al cual se
dirige.

Son afines con los enfoques de enseñanza vigentes.

Aportan al desarrollo de una o más de las competencias
expresadas en los perfiles profesionales de cada función.

20

Ofrecen

perspectivas

teórico

metodológicas

actuales

sobre el tema a tratar pero claramente relacionados con
los enfoques de enseñanza.

Se relacionan de manera directa con el tema de la
propuesta.

Su organización tiene una secuencia lógica acorde con la
complejidad que implica su aprendizaje.

Los tiempos designados para su tratamiento deberán ser
congruentes con su nivel de complejidad.

Las actividades

Son acordes a las funciones y perfil de los destinatarios.
Deberán

estar

relacionadas

con

cotidianamente desempeñan los

la

práctica

destinatarios

que
y

ser

flexibles para adaptarse a sus contextos, niveles, estilos y
ritmos de aprendizajes.

Permiten recuperar las experiencias de los docentes,
directivos o equipos técnicos como punto de partida para
reflexionar en torno a ella y dotar de sentido a los aportes
y discusiones teóricas.

Favorecen la reflexión y análisis entre pares y el trabajo
en colectivo.

Promueven

el

conocimiento

de

los

enfoques

de

enseñanza, de gestión y asesoría vigentes.

Favorecen la interacción de los participantes con los
materiales que edita la SEP para apoyar su labor.

Favorecen el desarrollo de los contenidos de la propuesta.

Presentan una secuencia lógica en la que se advierte
articulación entre sí y momentos de apertura, desarrollo y
cierre.
21

Su redacción expresa con claridad lo que se debe realizar.

El tiempo destinado para su desarrollo es congruente con
su extensión y complejidad.

Favorecen la reflexión y análisis de

los participantes

acerca de la participación en la tarea educativa de la
escuela de los padres de familia y la comunidad.
Los materiales de apoyo

Responden

a

las

funciones

y

contextos

de

los

destinatarios.

Recuperan los acervos que la Secretaría de Educación ha
puesto al servicio de los docentes y promueven la revisión
y análisis de materiales provenientes de otras fuentes de
información.

Se

apegan

a

las

características

definidas

para

la

modalidad elegida.

Los textos o materiales que se integran a la propuesta
tienen correspondencia con los contenidos que en ellas se
tratan

y

aportan

información

que

favorece

su

comprensión.

Las lecturas son acordes con el tiempo planteado para el
desarrollo de las propuestas.

Presentan una organización y presentación editorial que
facilita su lectura y manejo.

Los productos

Recuperan las experiencias, saberes previos y nuevos
aprendizajes

logrados

durante

el

desarrollo

de

la

propuesta.

22

Guardan relación con la labor de los destinatarios y ayudan
a fortalecerla, ya sea porque le permiten analizarla o bien
porque constituyen una herramienta de aplicación directa
en el aula o la escuela en su conjunto.

Son susceptibles de realizarse en función del tiempo y los
alcances de la modalidad elegida.

Los productos que se solicitan en la propuesta se
relacionan con los contenidos, las actividades y los
propósitos que la orientan.

Evaluación
La propuesta de evaluación de todo programa de estudio es
pertinente si

Considera el enfoque formativo de la evaluación y
establecer con claridad el qué, el cómo y el para qué de
esta evaluación.

Es ágil y viable para ser llevada a cabo durante el
desarrollo del programa de estudio.

Es

congruente

con

los

propósitos,

contenidos

y

actividades del programa de estudio.

Recurre a instrumentos variados y pertinentes con la
dinámica desarrollada en el programa de estudio.

Recomendaciones para la dictaminación

23

Instrumentos
El proceso de dictaminación debe ser ordenado y sistemático.
Esto exige el uso de instrumentos que permitan organizar la
valoración y realizar una ponderación que dé sustento a la
emisión del dictamen final.
Los instrumentos que se elaboren para tal propósito deberán
permitir la valoración del grado en que los criterios señalados
en este documento están presentes en el contenido de las
propuestas. Los indicadores que se definan para ello deberán
derivarse de dichos criterios.
Los instrumentos constituyen un medio que de ninguna manera
podrá sustituir el conocimiento sobre los temas que se
desarrollen en las propuestas, o la revisión cualitativa que el(la)
dictaminador(a) debe realizar para valorar la pertinencia de las
propuestas. Los instrumentos para la dictaminación constituyen
un apoyo cuya riqueza estará definida, en buena parte, por los
saberes y las habilidades de los dictaminadores así como por la
estrategia de dictaminación que se organice en los estados.
El

diseño

de

responsabilidad

los

instrumentos

de

del área que coordine

dictaminación

es

este proceso;

es

fundamental que los dictaminadores los conozcan a fin de que
se constituya en una herramienta útil para la valoración de las
propuestas y la elaboración del dictamen.
Dictamen
El resultado de la valoración de una propuesta deberá
comunicarse a través de un documento en el que se indique de
manera clara y precisa las razones por las cuales el(la)
dictaminador(a) llegó al resultado emitido. Este documento
deberá tener un apartado de conclusiones y recomendaciones.

24

Conclusiones
El texto de conclusiones debe ser argumentativo y presentar
una serie de afirmaciones respecto a la propuesta evaluada
junto con los argumentos o razones que permitan al lector
reconocer la validez de los juicios emitidos
Para elaborar las conclusiones se deberá:

Iniciar señalando el resultado de la dictaminación. Esto
es,

si

la

propuesta

se

considera

aprobada

o

no.

Posteriormente brindar una síntesis donde se consideren
la relación de la temática y contenidos con las políticas
educativas nacional y estatales, con las funciones de los
destinatarios, así como la relación entre el tratamiento de
los

contenidos

con

los

enfoques

vigentes

para

la

enseñanza en educación básica y de la formación
continua.

En lo que respecta a la estructura interna habrá que tomar
en cuenta la organización y consistencia de los elementos
que integran la propuesta.

Centrar la argumentación en explicar el resultado de la
dictaminación.

Para

esto

se

deberán

redactar

afirmaciones sustentadas y se resaltarán los puntos
fuertes y débiles de la propuesta.

Hacer señalamientos acerca de otros elementos que
también se consideren importantes, o bien, enfatizar en
alguno de ellos (vinculación con el aula, relevancia de la
temática, etcétera).

Utilizar un estilo de redacción concreto, con lenguaje
sencillo y claro que facilite la comprensión y de sustento a
la validez del resultado emitido.

Dar ejemplos de lo que se argumenta.
25

Recomendaciones
En este espacio se describirán de manera específica aquellos
aspectos en los que la propuesta puede ser mejorada. Las
recomendaciones pueden ser de distinta índole, pero deberán
mostrar coherencia con el resultado del dictamen.
En su elaboración se sugiere:

Organizar las recomendaciones en función del asunto que
tratan (pertinencia del tema, desarrollo o tratamiento que
se le da, aspectos de estructura u organización de la
propuesta)

Considerar que el nivel de las recomendaciones puede
variar en función de la valoración general de la propuesta.
Cuando una propuesta presenta serios problemas de
estructura, de enfoque o de selección y tratamiento de los
contenidos, habrá que cuidar que el acento en las
sugerencias

se

ponga

en

las

recomendaciones

y

orientaciones más amplias que les permitan a los
diseñadores

reconocer

y

atender

los

puntos

problemáticos de fondo, antes que dedicarse a realizar
ajustes

puntuales

(cambios

en

puntos

y

páginas

específicas).

Recomendar

bibliografía

especializada

y

actual

que

enriquezca y esté al alcance tanto de los diseñadores
como de los destinatarios del curso.
Sugerencias para el procedimiento de dictaminación
Para realizar el dictamen académico de las propuestas es
necesario realizar algunas actividades tanto de preparación como
durantes y después de su realización.

26

Antes de elaborar el dictamen
Antes de iniciar la dictaminación es necesaria la lectura de
diversos documentos para tener claridad acerca de:

Las características específicas del nivel o modalidad
educativos a los que pertenecen los cursos a dictaminar.

El enfoque de enseñanza vigente para dicho nivel,
modalidad, temática o asignatura.

Las líneas de política educativa que orientan las acciones
para dicho nivel, modalidad o temática durante el periodo
2001-2006.

Las funciones que deben realizar los destinatarios, según
si se trata de maestros frente a grupo, directivos o
personal de apoyo técnico pedagógico.

El proceso y los instrumentos que se utilizarán durante la
dictaminación y las funciones de cada participante.


Para

Los temas y contenidos desarrollados en las propuestas.
lo

anterior

se

deberán

consultar

los

siguientes

documentos:

Artículo 3º Constitucional

Ley General de Educación

Programa Nacional de Educación 2001-2006

Plan y programas de Estudio del nivel, especialidad o
modalidad que le corresponde o de toda la educación
básica, si es el caso

Perfil de egreso de la licenciatura del nivel o niveles que les
correspondan

Documento Criterios para el diseño de propuestas de
formación continua.

Documento Criterios para la dictaminación de propuestas
de formación continua.
27

Instrumentos para la dictaminación.

Bibliografía relacionada con los temas de las propuestas
que se dictaminarán.

Propuestas

de

formación

continua

diseñadas

con

anterioridad
Durante la dictaminación
Es necesario hacer una lectura cuidadosa de cada uno de los
materiales y soportes documentales que integran la propuesta.
Este primer análisis permitirá familiarizarse con la propuesta
antes de emitir un juicio sobre ella. Es primordial que en esta
primera revisión se tengan en cuenta los criterios que se han
señalado anteriormente, de modo que orienten desde el primer
momento la indagación. El propósito fundamental de esta
revisión es que el(la) dictaminador(a) cuente con información
precisa sobre la forma en que cada curso responde o no a
criterios de la evaluación, y con esto pueda responder a
preguntas tales como:

¿Permite atender necesidades formativas del magisterio?

¿El curso en su conjunto guarda relación con las funciones
de los destinatarios?

¿Constituye un aporte para mejorar la práctica docente,
directiva o de apoyo técnico pedagógico?

¿La temática del curso y el tratamiento que se le da es
acorde con los principios filosóficos y legales de la
educación en México?

¿Presenta una secuencia didáctica clara, coherente y
ordenada que favorezca su desarrollo?

Para obtener información sobre cada uno de estos aspectos
será necesario remitirse a los distintos componentes del curso:
28

propósitos, selección de contenidos, actividades, productos,
propuesta de evaluación, materiales. Con la información
obtenida hasta ese momento, se contarán con elementos para
elaborar el dictamen.
Después de la dictaminación
Finalmente,

al

concluir

con

la

dictaminación

de

las

propuestas asignadas, se sugiere hacer una revisión general
de los dictámenes elaborados con el propósito de verificar la
claridad de los textos para que efectivamente reflejen lo que
se quiso expresar.

29