1

LOS CONFLICTOS, LA CRISIS DEL PODER JUDICIAL Y LOS METODOS
ALTERNATIVOS DE RESOLUCION DE CONFLICTOS (MARC)
AUTORES:
Mag. Tatiana Del Aguila Zamora.
Abogada y Conciliadora Extrajudicial
Dr. Julio Rojas Galarza
Abogado y Conciliador Extrajudicial

I- INTRODUCCION
El estudio de lo Métodos Alternativos de Resolución de Conflictos (MARC), conocidos en
Argentina como Procesos RAD (Resolución Alternativa de Disputas) y en Estados Unidos
como Alternative Dispute Resolution Processes (ADR) - países que han influenciado y siguen
influenciando en nuestra legislación -, implica inevitablemente el estudio de los conflictos y de
la crisis del Poder Judicial, en este sentido hay una relación causa efecto descrita a
continuación en el siguiente cuadro:

Cuadro # 1
Los MARC: Consecuencia de los Conflictos
y la Crisis del Poder Judicial

CONFLICT
O

PODER
JUDICIAL

MARC

La vida en sociedad implica inevitablemente
conflictos entre las personas, lo cual exige del
Estado y de los propios ciudadanos la búsqueda
de soluciones adecuadas a la magnitud de cada
conflicto.

Lo más común es que la población recurra al
Poder Judicial para que éste ponga solución a sus
conflictos, desbordando su capacidad para
encontrar soluciones adecuadas originando así
que entre en crisis, situación común en la mayoría
de países del mundo.

Los MARC son procesos que permiten a las partes
solucionar sus conflictos sin necesidad de recurrir al
Poder Judicial, su objeto no es reemplazarlo, sólo
aliviar su carga y que sólo lleguen a los juzgados los
conflictos que por su complejidad y la gravedad de
sus efectos no puedan ser solucionados por las
partes.

2
Partiendo del Cuadro Nº 1 se desarrollará primero la definición de Conflicto, siguiendo
después por explicar la crisis del Poder Judicial para finalmente llegar al tema medular que es
el estudio de los MARC.
II- EL CONFLICTO
Tres ideas sobre el conflicto deben quedarnos claras:
- Es inherente a la vida en sociedad, en consecuencia, es inherente al hombre.
- El conflicto no siempre es negativo, todo lo contrario, es un mecanismo generador
del cambio que bien canalizado permite el progreso y el desarrollo.
- Las personas usan comúnmente los términos "Conflicto" y "Controversia" como si
fueran sinónimos, la verdad es que no lo son.
Partiendo de estas tres ideas desarrollamos a continuación la definición de
Conflicto y su importancia, explicando los siguientes puntos:
1- Diferencias entre Conflicto y Controversia.
2- Definición de Conflicto.
3- Visión Positiva del Conflicto.
4- Modalidades del Conflicto.
5- Medios de Solución de Conflictos.
6- Clasificación de Francesco Carnelutti.
2.1- Diferencias entre Conflicto y Controversia
Los autores usan indistintamente las palabras conflicto y controversia
como si significaran lo mismo, con una marcada preferencia por la primera, aunque la diferencia
entre ellas es mínima y quizás sólo tenga un interés semántico, considero importante
diferenciarlos y decidir cual es el término más apropiado para este trabajo. Para tal efecto,
podemos revisar en el Cuadro #2 algunas diferencias entre las definiciones de conflicto y
controversia y señalar que, generalmente, el término "Controversia" es utilizado para referirse a
los litigios, es decir, a las discusiones llevadas ante el Poder Judicial para sus solución; en
cambio, el término "Conflicto" es utilizado para definir a las discusiones en general, sin importar
si se dan antes, dentro o después de un proceso judicial. Si bien es cierto, en algunas
definiciones ambos términos parecen tener el mismo significado, en realidad, el término
“Conflicto” se refiere a la disputa o las diferencias entre las partes tanto en un estado previo al
proceso como dentro de éste, en cambio, la controversia sería la disputa ya vista dentro de un
proceso judicial, dentro de esta diferenciación considero que para este trabajo y en general para
todo lo relacionado a la conciliación el término "Conflicto" es el más adecuado y es el que voy a
utilizar.
Para terminar de establecer la diferencia entre los términos Conflicto y Controversia y a la vez
sustentar el uso en el presente trabajo del primero, a continuación tenemos la distinción que
hace el Dr. Juan Monroy Gálvez (1):
"El conflicto no requiere factibilidad para ser reconocido como
presupuesto material de un proceso, sólo es necesario que el
demandante afirme su existencia en la demanda. (...) La controversia
supone la discusión judicial del conflicto".

CONFLICTO Y CONTROVERSIA: DEFINICION Y DIFERENCIAS
(Cuadro #2)

FUENTE

CONFLICTO

CONTROVERSIA

Diccionario de la - Antagonismo, pugna, oposición.
- Polémica, discusión larga y detenida
Lengua Española - Desacuerdo entre personas o cosas.
sobre un asunto o punto por lo general
- Punto en que aparece dudoso el resultado de referido a la doctrina.
una pelea.

3
Diccionario
Salamanca de la
Lengua Española
(Universidad de
Salamanca)
Guillermo
Cabanellas
y Mozart Victor
Russomano en
"Los Conflictos
Colectivos de
Trabajo y su
Solución"

-

Diccionario de
Términos
Jurídicos, Tomo I.
Pedro Flores Polo

Conflicto de Intereses:
a- Intereses contrapuestos.
b- Colisión de derechos o pretensiones
jurídicas en que las partes no ceden.

Diccionario
Enciclopédico de
Derecho Usual,
Tomo II.
Guillermo
Cabanellas

-

-

-

Diccionario Jurídico ABELEDO
-PERROT,
Tomo I.
José Alberto
Garrone
Diccionario
Jurídico ,Tomo II.
Gonzalo
Fernández de León

Lucha o desacuerdo entre personas o
cosas.
Situación difícil o desgraciada que no
tiene solución o salida sencillas.

-

Es la disputa en su punto más recio.
Los conflictos son medios de lucha,
medidas de acción directa y personal de
quien se hace justicia por su propia mano.

- En la controversia las partes
enfrentadas están dispuestas, en plano
de razonamiento, a oponer sus propias
argumentaciones a las del adversario.
- Del conflicto puede llegarse a la
controversia, que es como una tregua
en una lucha abierta y en que se
encuentran diferentes procedimientos
para buscar la solución necesaria.
- Litigio. Diferencia.

Guerra, lucha. Lo más recio o incierto
de la batalla, combate o contienda.
Oposición de intereses en
que las partes no ceden.
Choque o colisión de
derechos o pretensiones.
Situación difícil.
Antagonismo, oposición.

-

Discusión larga y continuada entre
personas con diferentes
opiniones.
Sinónimo de polémica, debate.

- Larga y porfiada discusión.
- Divergencia grave entre las
aspiraciones y actitudes de los
estados.
- Pleito, litigio.

En general, posición y choque de
intereses entre distintos sujetos de
- Contienda.
derecho. Pueden ser personas físicas o
jurídicas, de Derecho Público o de
Derecho Privado.
Deriva del latín CONFLICTUS y a su vez
de CONFLIGERE: Chocar, golpearse
entre sí.
- Discusión. Cuestión Jurídica sobre
alguna acción o derecho entablada
entre dos o más personas.

El Dr. Oscar Peña González (2), sobre la definición de conflicto señala lo siguiente:
“La palabra conflicto viene de la voz latina conflictus, que deriva a la vez del
verbo confligere, que significa combatir, luchar, pelear. En el derecho, la palabra
conflicto se utiliza para señalar posiciones antagónicas, el conflicto es un fenómeno
social que expresa una oposición de intereses”.
En lo que se refiere a la diferencia entre estos dos términos, y partiendo de las
definiciones tomadas de estos dos autores (Monroy Gálvez y Peña Gonzáles), el conflicto
denota dos o más partes con posiciones de interés opuestas y la controversia es su discusión en
la vía del proceso judicial con el objeto de encontrar una solución definitiva.
2.2- Definición de Conflicto
Si bien es cierto no es objeto de este trabajo el estudio del “Conflicto”, si es objeto de la
conciliación su solución y en consecuencia también su estudio, en este sentido es importante la
definición que del conflicto hace el Dr. Ramón Ramírez Erazo (3) por contener también una
breve explicación de sus causas y su mecánica:
“Un conflicto se define por la existencia de dos conductas
contradictorias sobre un mismo hecho que afecta a ambas partes. La
simultaneidad de actitudes contrapuestas e interdependientes puede ser
real o posible. La situación conflictiva es producto de ello. La

4
obtención exclusiva de ciertos objetivos o la satisfacción de ciertas
necesidades determina la exclusión de otros. Esta exclusividad sería la
clave del conflicto y la forma de tratarlo sería una vía de salida. Una
persona toma posición ante un número limitadísimo de alternativas. El
enfrentamiento aparece cuando el objetivo fijado está dentro de las
expectativas de otros. Esta coexistencia de fines convergentes y
contrapuestos origina el conflicto”.
2.3- Visión Positiva del Conflicto
Existe indudablemente una concepción generalizada y muy incrustada en nuestra
cultura de lo que es el conflicto, donde se le considera como una situación negativa, lo cual no
es algo necesariamente cierto; un conflicto puede tener también consecuencias positivas,
además, en la vida social es inevitable el conflicto; en este sentido creo que el conflicto cumple
diversas funciones como pueden ser:
- Permite generalmente el cambio a todo nivel (estructural, cultural, religioso, social, etc.) en
la sociedad, lo cual significa movimiento, evolución, progreso, etc.
- El conflicto genera la búsqueda de soluciones al mismo, lo cual no sólo genera un cambio,
sino compromisos o soluciones, voluntarios o involuntarios entre las partes, que los lleva a
una situación generalmente nueva, que en la mayoría de las veces es más beneficiosa que
aquella que originó el conflicto.
- El conflicto permite a las partes desahogar tensiones y llegar en lo posible a un nivel de
coexistencia aceptable.
- Mediante el conflicto, si su solución es bien llevada, las partes pueden entenderse entre sí y
lograr una convivencia pacifica.
Sobre la concepción del conflicto como una situación positiva, el Dr. Oscar
Peña González (4) afirma:
“El conflicto como aspecto natural de la vida se percibe como un reto y una
posibilidad de cambio positivo. A diferencia de lo comúnmente pensado, el conflicto no
es concebido como un fenómeno nocivo o intolerable, sino como una posibilidad de
creación, cambio positivo, unidad de grupo y desarrollo”.
Debemos señalar también que pueden darse conflictos personales, internos, que sólo
atañen a una persona (como cuando se tiene que tomar una decisión entre una o más
opciones), estos conflictos en principio no son de relevancia jurídica salvo que afecten a un
tercero y originen conflictos con éstos últimos; hay que señalar que los conflictos que nos
interesan son aquellos que tienen relevancia jurídica y éstos exclusivamente pueden ser
aquellos que se dan entre dos o más partes.
2.4- Modalidades del Conflicto
El Dr. Fernando A. Milia (5) cita la definición de conflicto del sociólogo francés Julien
Freund:
“El conflicto consiste en un enfrentamiento, choque o desacuerdo intencional
entre dos entes o grupos de la misma especie que manifiestan unos respecto de los
otros, una intención hostil, en general a propósito de un derecho y quienes por
mantener, afirmar o restablecer el derecho intentan quebrar la resistencia del otro,
eventualmente recurriendo a la violencia, la cual puede –llegado el caso- tender al
aniquilamiento físico del otro”.
Milia, desarrollando la definición de Julien Freund, señala siete modalidades en las que
los conflictos pueden presentarse:
- Dos entes individuales.
- Un ente individual y otro grupal.
- Un individuo y una sociedad (incluido las políticas).
- Dos grupos.
- Un grupo y una sociedad.
- Dos sociedades.
- Más de dos entes.

5
Siguiendo lo señalado por este autor, al revisar el artículo 9º de la Ley de Conciliación
Extrajudicial, en el cual se establece que "son materia de Conciliación las pretensiones
determinadas o determinables que versen sobre derechos disponibles de las partes", puedo
afirmar que las Materias Conciliables sólo pueden presentarse en las siguientes cuatro
modalidades de conflicto:
- Dos entes individuales.
- Un ente individual y otro grupal.
- Dos grupos.
- Más de dos entes.
2.5- Medios de Solución de Conflictos
Hay que comenzar señalando qué es solución o resolución, ya que éstas palabras son
sinónimas, en tal sentido el Dr. Oscar Peña González (6) da la siguiente definición:
“....resolución: es la acción de resolver. Dentro de las diferentes
acepciones que tiene la palabra resolver encontramos:
a- Tomar una decisión.
b- Encontrar una solución.
c- Fallar en una diferencia o disputa.”
Es importante considero importante la definición de este autor ya que contiene las
diferentes formas en que se puede resolver un conflicto desde el punto de vista de quién
resuelve (como se puede ver en los cuadros # 3 y #4), es decir, si lo resuelven las partes en
conflicto por si solas o con la ayuda de un tercero neutral sin capacidad de decisión (cuando
sólo de las partes depende que se “toma una decisión” o que se “encuentra una solución”) como
sería el caso de la negociación y la conciliación o por otro lado cuando un tercero resuelve el
conflicto de las partes (cuando se “falla en una diferencia o disputa”) como sería el caso del
arbitraje o el proceso judicial.

SOLUCION DEL CONFLICTO POR LAS PARTES
(Cuadro #3)

PARTE
NEGOCIACION
CONCILIACION

CONFLICTO

PARTE

Las partes "toman una decisión" o "encuentran una solución" sobre/al conflicto por si solas
o con la ayuda de un tercero neutral que no decide.

SOLUCION DEL CONFLICTO POR PARTE DE UN TERCERO
(Cuadro #4)

6

TERCERO DECIDE:
ARBITRAJE /
PROCESO JUDICIAL

CONFLICTO
PART
E

PARTE

Un tercero resuelve el conflicto de las partes (cuando se “falla en una diferencia o
disputa”).
Para poder identificar el medio más adecuado para la solución de conflictos es
importante entender sus causas, en este sentido es importante lo que señala a continuación el
Dr. Ramón Ramírez Erazo (7):
“Las causas del conflicto son complejas pero aparecen claramente en el hogar,
la escuela, la relación política, la vida sexual los amigos, la relación laboral. El azar no
puede ser el mecanismo de solución de los conflictos y las frustraciones. La
supervivencia obliga a buscar un equilibrio entre las conductas en conflicto sobre la
base de un compromiso. Se requiere entonces mecanismos formales e informales de
control social, capacitados para solucionarlos sobre criterios de objetividad que se
encuentran en las normas creadas. Esta política de compromiso requiere de medios
para regular el conflicto y aplicar sanciones y ahí aparecen el órgano judicial y formas
alternativas de solución de conflictos en la sociedad. Pero un sistema de control social
no se reduce a un esquema represivo. Las sanciones no agotan la misión del juez, pues
se reduciría el derecho al área punitiva. El resto de áreas del derecho facultan al juez
para decidir el conflicto y restablecer la paz social. También es posible el compromiso
previo, por otras vías, para evitar la decisión judicial. Los medios informales –policías,
familiares, amigos, amigables componedores, consejeros, abogados, notarios, directivos
de gremios- pueden evitar el juicio o cerrar el caso judicial”.
De lo que señala Ramírez Erazo podemos concluir que los conflictos se presentan en
todas las actividades del hombre, el conflicto es una característica de la vida en sociedad y
encontrar los medios adecuados para su solución no es trabajo fácil, en este sentido, el Dr.
Roque J. Caivano (8), sobre los conflictos, la sociedad y los medios de solución de los conflictos
señala lo siguiente:
“Desde que el hombre se decidió a vivir en sociedad y
aceptó compartir un ámbito físico común, es inevitable que la
convivencia comunitaria genere a diario diferencias de opiniones
o apreciaciones, intereses contradictorios, roces, controversias y
conflictos. El conflicto, en consecuencia, forma parte de una
realidad insoslayable e inevitable, inherente a la sociedad, que
no debe sorprender ni preocupar en sí misma. Lo preocupante no
es la existencia del conflicto, sino la falta de vías adecuadas para
resolverlo”.
Para este autor el aumento demográfico ha producido un aumento en la conflictividad el
cual ha sobrepasado las estructuras del estado para solucionar conflictos, dándose un abuso de

7
la justicia ordinaria como único medio de solución de conflictos, cuando no es el único medio ni
es el más idóneo, por lo que, no pudiéndose eliminar los conflictos, debe optarse por las formas
alternativas para solucionarlos.
Para conocer, entender y poder diferenciar las formas de solución de conflictos, es importante
revisar a continuación dos clasificaciones, de las cuales la segunda es la más usada, la de las
MARC, la cual se desarrollará al final de este trabajo:
1- La clasificación de Francisco Carnelutti.
2- Los Medios Alternativos de Resolución de Conflictos (MARC).
2.6- Clasificación de Francesco Carnelutti
Francesco Carnelutti (9) denominó "equivalentes procesales" a las formas de
terminación de un conflicto distintas del proceso civil, es decir, distintas a la sentencia, pero que
tienen la cualidad de "permitir a las partes obtener resultados semejantes a los producidos por
las sentencias judiciales, como es gozar de la autoridad de la cosa juzgada" , como lo señala
Marco Carbajal Carbajal (10) al explicar la clasificación de Francesco Carnelutti.
Carnelutti (11) señala que:
"Dependiendo de si la composición - solución de la litis - se alcanza por
medio de la acción directa de las partes, o con la intervención de un tercero", los
equivalentes jurisdiccionales se dividen en dos hipótesis:
a- Los Equivalentes de Autocomposición, cuando "la litis se compone por obra de las
partes mismas".
b- Los Equivalentes de Heterocomposición, cuando "la litis se compone por obra de un
tercero distinto del oficio judicial".
2.6.1- Los Equivalentes de Autocomposición
La Autocomposición es también composición extraprocesal de la litis (es el caso de la
Conciliación Extrajudicial o la Negociación), con la intervención exclusiva de las partes
interesadas con el fin de solucionar en forma lícita los conflictos. En este caso la solución no es
impuesta, es libremente escogida por las partes a través de un acuerdo de voluntades o del
voluntario sacrificio de alguna de ellas o de ambas.
Pueden llegar a la solución las partes solas, a través de la negociación, o con la ayuda
de un tercero como en el caso de la mediación y la conciliación, donde el tercero no soluciona el
conflicto, sólo asiste a las partes para que encuentren una solución.
Sobre la autocomposición, Marco Gerardo Monroy Cabra (12) considera que:
"...cuando las partes resuelven por si mismas la disputa ello se denomina
autocomposición, que presenta variantes aceptadas por el ordenamiento
jurídico: renuncia, si hay abandono de la pretensión por una de las partes. Otro
medio de autocomposición es la transacción de rancia estirpe civilista en la que
el timor litis origina el aliquo dato, aliquo retendo, aliquo promiso, para evitar o
dar término al litigio"
2.6.2- Los Equivalentes de Heterocomposición
Por Heterocomposición las partes deciden poner fin al conflicto a través de un tercero
ajeno a éste, es decir, permiten que un tercero (el Juez o el Arbitro) le ponga solución. En este
sentido el Arbitraje es el prototipo de heterocomposición por excelencia, donde un tercero, el
arbitro, quien es elegido libremente por las partes para solucionar el conflicto, da fin al conflicto.
Sin embargo, el proceso judicial es el método heterocompositivo más usado y difundido, donde
la decisión del Juez (quien no es elegido por las partes) pone fin al conflicto.
Marco Gerardo Monroy Cabra (13) destaca el papel que juega el tercero neutral en la
heterocomposición cuando ésta no se da en el Poder Judicial:
"Cuando la disputa se resuelve por intervención de un tercero designado por
las partes se está en presencia de la heterocomposición. La intervención del
tercero puede ser como arbitro o como arbitrador o arbitrio de un tercero, según
se trate de una controversia jurídica o susceptible de tutela jurídica, o

8
económica en que las partes no persiguen ni pretenden la tutela jurídica".

III- LA CRISIS DEL PODER JUDICIAL
Recurrir ante el Poder Judicial con el fin de encontrar una solución definitiva a aquellos
conflictos que aparentemente escapan a nuestra capacidad de solución, y digo
"aparentemente" porque muchos de estos conflictos han podido ser solucionados por las
mismas partes si es que éstas lo hubiesen realmente intentado, en un ánimo sincero por
buscar una solución que las beneficie por igual, lo cual en realidad no sucede, todo lo
contrario, recurren a los abogados y éstos las llevan a los juzgados en procesos engorrosos
que merman su economía y aumentan la conflictividad entre ellas degenerando más la
relación que alguna vez tuvieron.
Esta situación se califica como "El Círculo Vicioso de la Insatisfacción del Litigante",
característica natural del manejo tradicional de los conflictos ante los juzgados, que se
origina con la insatisfacción de las partes ante determinada situación conflictiva por lo que
recurren a los abogados quienes plantean estrategias y objetivos ante los juzgados, en los
cuales los jueces deciden en definitiva los conflictos, estas soluciones finales son dirigidas a
las partes, creándose en la mayoría de los casos una situación ganador - perdedor entre las
partes, en otros casos ambas partes se sienten perdedoras, pero en definitiva en muy pocos
casos ambas partes se sienten satisfechas con la solución final dada a su conflicto, por lo
que en el mejor de los casos la situación de insatisfacción entre las partes se mantiene pero
en la mayoría de los casos aumenta, no sólo por la solución misma sino además por lo
oneroso y corrosivo que puede resultar para las partes ser llevadas de la mano por los
abogados a lo largo de los procedimientos judiciales. Esta mecánica podemos verla en el
siguiente cuadro:
EL CIRCULO VICIOSO DE LA INSATISFACCION DEL LITIGANTE
(Cuadro # 5)
Las partes
insatisfechas
recurren a los
abogados.

La solución definitiva es enviada
a las partes, manteniéndose en la
mayoría de los casos su
insatisfacción.

MANEJO
TRADICIONAL
DE LOS
CONFLICTOS

Los abogados planteas
estrategias y objetivos ante los
juzgados.

Los jueces dan
soluciones
definitivas al
conflicto

¿Pero por qué se da esta situación de insatisfacción de las partes?, ¿por qué un
proceso tan importante e indispensable para la vida en sociedad como lo es el judicial no

9
siempre satisface las necesidades de las partes?, podríamos proponer algunas respuestas y en
consecuencia a la vez proponer también algunas soluciones, pero en definitiva, para efectos de
este trabajo, basta con señalar lo siguiente:
1- El Poder Judicial se encuentra en crisis, aquí y en la mayoría de los países del mundo, sin
importar si se trata de países desarrollados o en vías de desarrollo, la situación es la misma,
con las mismas características y casi con las mismas causas, en este sentido sólo varía la
intensidad de las causas, por ejemplo, la corrupción de los jueces o sus secretarios se da
aquí y en los países desarrollados, sin importar que en éstos últimos la remuneración que
reciben es más satisfactoria en comparación a la que reciben aquí en Perú, sólo varía el
grado de corrupción, en nuestro país, en términos de cantidad hay más, por razones obvias;
lo importante es que la insatisfacción de las partes se mantiene y es casi la misma, y en
este sentido, mediante los MARC, en muchos casos esta en sus manos una mejor solución
a sus conflictos.
2- El Poder Judicial es importante e indispensable para la vida en sociedad, al proponer los
MARC no se busca reemplazarlo o desplazarlo a un segundo o tercer plano, lo que se
busca en esencia es que sólo accedan a los juzgados aquellos conflictos que por su
complejidad y por la gravedad de sus efectos no pueden o no deben ser solucionados por
las partes involucradas, y además, y esto es muy importante, su eficaz solución es
importante para mantener la estabilidad jurídica y la vida pacífica en sociedad, por lo que el
Poder Judicial no puede dejar de intervenir.
3- Una característica importante de la crisis del Poder Judicial es que éste se encuentra
saturado, el número de causas que llegan a los despachos de los jueces escapan a todo
nivel a su capacidad de solución eficaz de las mismas, es decir, al final los jueces resuelven
pero se demoran al hacerlo y esta demora perjudica a las partes de muchas formas, a esto
hay que agregar que en muchos casos la calidad de lo resuelto deja mucho que desear y
también perjudica a las partes, en consecuencia, se mantiene o aumenta la insatisfacción
de éstas.
4- La desprestigiada imagen de los Jueces, sus secretarios y los abogados a cargo de los
procesos forma parte de la crisis del Poder Judicial, quienes en la mayoría de los casos no
tienen credibilidad, podemos considerarlos como un mal inevitable y es que las partes son
conscientes que tienen que pasar por sus manos para encontrar la solución a sus conflictos,
a pesar de saber que se exponen a situaciones tales como la corrupción de algunos jueces,
de sus secretarios, de los mismos abogados, a la desvergonzada práctica de los abogados
de sangrar de a pocos a sus patrocinados mientras dilatan los procesos para sacar más
dinero, o situaciones de abogados que se confabulan con la otra parte para perjudicar a sus
patrocinados, estas son sólo algunas muestras de otro aspecto de la crisis del Poder
Judicial.
Sobre la crisis del Poder Judicial, el 18 de octubre del 2001 se publicó en el diario El Comercio
un artículo titulado "El Hacinamiento Asfixia el Edificio del Poder Judicial", escrito por José
Santillán Arruz, donde se destaca el pedido del Presidente de la Corte Superior de Lima para
que se declare en emergencia la actual sede del Poder Judicial - antes Ministerio de Educación
- y se reubiquen los 62 juzgados civiles; en este artículo este autor señala diez grandes
problemas del Sistema de Administración de Justicia, de los cuales resaltan los siguientes tres
para efectos de este trabajo:
"1- La carga procesal es el más serio problema que enfrentan los
despachos judiciales que forman parte de la jurisdicción de la Corte
Superior de Lima.
2- En los juzgados civiles, por ejemplo, hasta fines de agosto de
este año (2001) había una carga procesal de 28,111 expedientes
judiciales, de los cuales sólo se resolvieron 5,188.
3- En los juzgados laborales: 12,343 expedientes como carga
procesal y 820 resueltos".
Rosely E. Shirakawa Okuma (14), sobre la crisis del Poder Judicial en el mundo, señala
que:
"La generalizada crisis en el Poder Judicial ha conducido a la

10
mayoría de los países a buscar vías que le permitan lograr una
renovación de su judicatura. A pesar de las distintas realidades
nacionales, se observa que exista una misma orientación de búsqueda de
fórmulas que ayuden a solucionar la crisis generada en sus instituciones
judiciales. En pocas palabras, el Poder Judicial se ha vuelto insuficiente
para satisfacer los intereses de la población de manera adecuada. En
este sentido se busca trasladar el manejo de los conflictos a las personas
privadas, a fin de descargar de alguna forma el Poder Judicial".
Sobre la situación del Poder Judicial en el Perú y el nivel de accesibilidad para las partes,
Rosely E. Shirakawa Okuma (15) la resume así:
"En el Perú, por ejemplo, el costo de los procesos judiciales,
tanto en tiempo como en el aspecto económico, son bastante altos y por
lo tanto desalentadores, la tradicional forma de alcanzar justicia es insuficiente
y no logra satisfacer las necesidades de la sociedad, lo cual hace difícil que un
Estado de Derecho logre mantener su estabilidad".
Marco Carbajal Carbajal (16) desarrolla también el tema de la crisis del Poder Judicial:
"La crisis del sistema administrador de justicia parece ser el
denominador común en todos los países de este lado del continente, no
siendo una excepción el nuestro. La sobrecarga procesal, la dilación en
la resolución de los conflictos y la desconfianza en los fallos
jurisdiccionales parecen ser los problemas que con mayor frecuencia
afectan a este servicio. Por herencia o como legado maldito arrastramos
la inveterada costumbre que a todo conflicto le corresponde un proceso
o que entre ambos existe una relación directamente proporcional, pues
hasta la mínima distensión social subyacente deseamos someterlo a la
decisión judicial".
Marco Carbajal Carbajal (17) afirma que "en rigor somos parte de una cultura de litigiosidad, en
la cual aún pervive la vieja creencia que el proceso es el único medio capaz de solucionar las
diferencias entre los hombres", coincido con él pero además considero que existe también una
generalizada cultura de "viveza" o "falta de vergüenza", que consiste en la actitud de las
personas que saben que en un determinado conflicto no tienen la razón pero en vez de ceder y
solucionar la situación conflictiva, por el contrario, la mantienen y la aumentan con el fin no sólo
de beneficiarse sino en muchos casos también de perjudicar a la otra parte, ejemplos de esta
cultura tenemos varios, como los siguientes:
- El inquilino que debe desocupar el inmueble pero no lo hace y espera a que lo desalojen,
logrando vivir casi gratis y a la vez perjudicando al propietario.
- El padre que debe dar Pensión de Alimentos para su menor hijo, pero que se niega y
espera a que el Juez se lo ordene.
- Situación similar la del empresario que debe dar la C.T.S. o los Beneficios Sociales a su ex
empleado al final de la relación laboral y no lo hace, esperando a que éste lo demande y
finalmente el Juez ordene el pago.
Roque J. Caivano (18), al referirse a la crisis del Poder Judicial señala:
"La necesidad de buscar alternativas al sistema de justicia adversarial tiene al menos dos
fuentes. Por un lado, la sobrecarga de los tribunales; y por el otro, la real y efectiva
satisfacción de los intereses de las partes".
Roque J. Caivano (19) es contundente al afirmar también que:
"El sistema estatal de justicia está en estado de crisis terminal, está <<colapsando>>,
virtualmente paralizado y como consecuencia de todo ello, el Poder Judicial está perdiendo
prestigio en la comunidad. A los ojos del ciudadano común, la Justicia estatal no cumple su
función primordial, siendo imposible concebir en esas condiciones la prestación de un
servicio de justicia mínimamente eficiente".

11

IV- LOS METODOS ALTERNATIVOS DE RESOLUCION DE CONFLICTOS
Hay que partir señalando que la forma oficial y común de resolver un conflicto con relevancia
jurídica entre dos o más partes es a través del proceso judicial, por lo que a los otros medios
de resolución de conflictos se les llama alternativos por escapar a esta regla común y por no
ser los medios principales de solución.
En un conflicto con relevancia jurídica, donde dos o más partes con intereses contrapuestos
se enfrentan, como lo destaca Roque Caivano (20), al citar a William Ury, en general "hay
tres modos de resolución, dependiendo de la perspectiva que se tenga:
aPuede ser en base a los intereses de las partes,
bEn base a sus derechos, y
cEn base al poder de cada una de las partes".
Es en base a la primera perspectiva, sobre los intereses de las partes, que los MARC se
dan, es decir, lo que se busca es satisfacer los intereses de las partes, que queden
satisfechas con la solución que se de al conflicto, esto se da en mayor grado especialmente
en el caso de la mediación y la conciliación, pero en menor grado en el caso del arbitraje, en
este último se consideran también los derechos de las partes, pero en ningún caso en el
empleo de los MARC se resuelve el conflicto en base al poder que tenga cada parte, lo cual
si se da en el proceso judicial.
El Dr. Iván Ormachea Choque (21) señala que los MARC “. . . son procesos con una
característica y lógica diferente a aquel del proceso judicial que contribuyen al logro de una
solución durable, viable y adecuada a los conflictos sociales.” , así mismo este autor señala
que éstos medios “no tienen por fin desplazar o competir contra el proceso judicial, sino
más bien servir de complemento al aparato de justicia estatal a fin de contribuir en la mejora
de la administración de justicia”.
Pinkas Flint (22) define los MARC como "métodos que permiten evitar los procesos
judiciales y otros adversariales en los cuales las partes se enfrentan en su afán de terminar
el conflicto", dentro de los cuales considera los más conocidos a:
aLa Negociación;
bLa Mediación;
cLa Conciliación; y
dEl Arbitraje.
A continuación, en el Cuadro # 6, he resumido las principales diferencias entre estos cuatro
métodos alternativos, donde podemos ver que entre la Mediación y la Conciliación no hay
mayor diferencia, casi son lo mismo, sólo que en la segunda el tercero puede hacer
propuestas de solución al conflicto.

LOS MEDIOS ALTERNATIVOS DE RESOLUCION DE CONFLICTOS (MARC)
(Cuadro # 6)

MARC
Negociación

Mediación

Conciliación

CONCEPTO
- Tiene por fin arribar a un acuerdo o solución a un conflicto sin la presencia de
un tercero, por el mutuo acuerdo de las partes y privilegiando sus intereses.
- Es un proceso de interrelación que se da sin la necesidad de un conflicto.
Puede ser el origen de una relación.
- Es un proceso de comunicación que se da entre las partes.
- Interviene un tercero (el mediador) que ayuda a las partes.
- El mediador no tiene la facultad de dar propuestas, sólo acerca a las partes y
facilita la comunicación para que solucionen el conflicto.
- La solución del conflicto depende exclusivamente de las partes.
- Similar a la mediación, donde el tercero (el conciliador) fomenta
activamente el logro de una solución al conflicto, teniendo la facultad
de generar opciones y propuestas que somete a consideración de las
partes, las que pueden aceptarlas o seguir discutiendo.
- El conciliador propone pero sus propuestas no son vinculántes.

12

Arbitraje

- Las partes delegan a un tercero (el árbitro), que puede ser unipersonal o
colegiado, la solución definitiva del conflicto a través de un laudo, que es de
cumplimiento obligatorio para las partes.

Lo que se busca con los MARC no es reemplazar al proceso judicial, mucho menos
restarle importancia, por el contrario, se busca que los MARC sean un apoyo al proceso judicial
en la solución de conflictos y a la vez mejorar su eficiencia al restarle carga procesal, como lo
resalta Pinkas Flint al señalar que permiten a las partes evitar recurrir a los juzgados para
solucionar sus conflictos. Por otro lado no podrían nunca los MARC reemplazar al proceso
judicial ya que existen materias y cuestiones de orden público que los particulares no pueden
resolver y en los cuales sólo el proceso judicial tiene la última palabra.
La principal diferencia entre estos cuatro Métodos Alternativos y entre éstos y el
Proceso Judicial, se da en el grado de control del proceso dentro de cada uno que tienen las
partes o el tercero (cuando interviene), desde la no intervención del tercero en el caso de la
Negociación (donde sólo las partes intervienen) hasta el Proceso Judicial donde el tercero tiene
total control del proceso y de la solución del conflicto; podemos entonces finalmente encontrar
a continuación estas diferencias en el Cuadro # 7.
CARACTERISTICAS Y DIFERENCIAS DE LOS PRINCIPALES
MARC ENTRE SI Y CON EL PROCESO JUDICIAL
(Cuadro # 7)

CRITERIOS

NEGOCIACION

Economía

No existe
desembolso
alguno

Tiempo

Depende de
laspartes, por lo
general rápido
No existe,
sin estructura

Formalidad
Sometimiento
al Inicio
Obligatoriedad
del Resultado
Participación
de Terceros
Confidencialida
d

Voluntario
Si existe
acuerdo
No
Si, está en poder
de las partes

Satisfacción de Se busca acuerdo
las Partes
que satisfaga
a ambos

CONCILIACION

ARBITRAJE

PROCESO
JUDICIAL

Es económica en
tanto existe una única
tarifa
a pagar al centro
Depende de las
partes,
por lo general rápido
No existe, excepto
por
su institucionalización
Voluntario

Pago a árbitros,
depende del tipo de
conflicto

No es económica

Depende de terceros,
por lo general rápido

Depende de terceros,
sumamente lento

Si existe
acuerdo
Si, elegido por las
partes o por el centro
Si, es un acuerdo
previo entre las
partes
Se busca acuerdo
que satisfaga a
ambos

Obligatorio

Obligatorio

Si, elegido por
las partes
Si, salvo se pida
nulidad del fallo

Si, impuesto por el
Estado
No existe, el proceso
se convierte en
público
El resultado se
encuentra basado
sobre opiniones
fundamentadas
Nulo control

Existe cierto tipo de
Totalmente formalista
formalidad en tanto hay y estructurado
etapas que cumplir
Voluntario
Obligatorio

El resultado se
encuentra basado
sobre opiniones
fundamentadas
Menor control

Control de las Alto control
Alto control
Partes
FUENTE: “Manual de Conciliación” (Centro de Formación y Capacitación de Conciliadores de la PUCP)

CITAS

13

(1) MONROY GALVEZ, Juan. Introducción al Proceso Civil, Tomo I. Editorial Temis S.A., Santa Fe de
Bogotá - Colombia, 1996, 337 páginas.
(2) PEÑA GONZALES, Oscar. Conciliación Extrajudicial. APEC, Asociación Peruana de Conciliación.
1999. Lima – Perú. 425 páginas.
(3) RAMIREZ ERAZO, Ramón. Conciliación: Teoría y Práctica. AMADP, Academia de Magisteres y
Doctores del Perú. 1999. Lima – Perú. 192 páginas.
(4) PEÑA GONZALES, Oscar. Op. Cit.
(5) MILIA, Fernando A. El Conflicto Extrajudicial. Rubinzal – Culzoni Editores. 1997. Argentina. 260
páginas.
(6) PEÑA GONZALES, Oscar. Op. Cit.
(7) RAMIREZ ERAZO, Ramón. Op. Cit.
(8) CAIVANO, Roque J. Negociación, Conciliación y Arbitraje. APENAC, Asociación Peruana de
Negociación, Arbitraje y Conciliación. 1998. Lima - Perú. 414 páginas.
(9) CARNELUTTI, Francesco. Instituciones del Derecho Procesal Civil. Ediciones Juridicas Europa América. Buenos Aires. 1973.
(10) CARBAJAL CARBAJAL, Marco. La Conciliación Extrajudicial como Mecanismo Eficaz de
Solución de Conflictos: Un alivio para el Sistema Administrador de Justicia, artículo publicado en el
Tomo 267 de agosto de 1998 de las Normas Legales.
(11) CARNELUTTI, Francesco. Op. Cit.
(12) MONROY CABRA, Marco Gerardo. Medios Alternativos de Solución de
Conflictos, artículo publicado en IUS ET PRAXIS, Revista de la Facultad de
Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Lima, Nº 24, diciembre, 1994,
pp. 28 - 44.
(13) Ibid.
(14) SHIRAKAWA OKUMA, Rosely E. La Conciliación Extrajudicial en el Perú como
medio para promover una cultura de paz, artículo publicado en DERECHO PUC,
Revista de la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú,
Nº 52, Diciembre 1998 - Abril 1999.
(15) Ibid.
(16) CARBAJAL CARBAJAL, Marco. La Conciliación Extrajudicial como Mecanismo
Eficaz de Solución de Conflictos: Un alivio para el Sistema Administrador de
Justicia, artículo publicado en el Tomo 267 de agosto de 1998 de las Normas
Legales.
(17) Ibid.
(18) CAIVANO, Roque J. Op. Cit.
(19) CAIVANO, Roque J. Op. Cit.
(20) CAIVANO, Roque J. Op. Cit.
(21) ORMACHEA CHOQUE, Iván. Análisis de la Ley de Conciliación Extrajudicial.
Cultural Cuzco S.A. Editores. 1998. Lima – Perú. 514 páginas.
(22) FLINT, Pinkas. Negociaciones Eficaces. . Empresa Editora El Comercio S.A.,
Lima - Perú, 2001, 283 p.