EL SENDERO HACIA LOS INCAS

COMENTARIOS REALES

INTRODUCCIÓN

Verdad es que tocan [los escritores Españoles]
muchas cosas de las muy grandes que aquella
republica [de los Incas] tuvo, pero escríbenlas tan
cortamente, que aun las muy notorias para mi (de la
manera que las dicen) las entiendo mal.
(«Proemio al Lector»», Primera Parte, f. s/n, énfasis agregado)

Esta es una importante reflexión (aunque, seguramente, de las más escondidas) las
lecturas que ofrece la obra cumbre del Inca Garcilaso. Como es sabido, los aportes de los
últimos años, tanto en el plano del análisis literario como de la información biográfica, han
llevado a afirmar una imagen cada vez más completa del autor y del sujeto (multiforme y,
por eso mismo, polémico) que aparece como enunciante dentro de una historia que fue
considerada durante casi tres siglos como “la historia de los incas y de la conquista del
Perú por excelencia”. Sin embargo, no vale la pena entrar en detalles sobre la destitución
que han sufrido los Comentarios Reales desde fines del siglo XIX con respecto a su
autoridad histórica y a su reclamada “objetividad”. Se trata de un caso bien sabido y
bastante documentado.
Es así que al titular el presente ensayo con el nombre «El sendero hacia los Incas»
queremos lograr que el lector conozca más que todo, temas antes de la llegada del gran
imperio. Nos limitaremos entonces a “recordar” el conocimiento del pasado andino, pero
sobre todo sobre el pasado del poblador indígena. Para ello analizaremos el pensamiento
socio antropológico que tenía el Inca Garcilaso de la Vega en sus Comentarios respecto a
estos.
Y no porque desmerezcamos a los demás sucesos relatados en los temas siguientes,
sino porque no sirven para nuestros propósitos y porque nos es posible centrarnos mejor
en un tema en específico que en muchos.
Veremos así que, más allá de la consideración de la obra como pieza literaria o como
documento histórico (criterios que no tienen por qué excluirse, y menos para una época
en que la retórica era, como decía fray Jerónimo Román, «el alma de la historia»), lo que
resultará del análisis de algunos pasajes de la obra en su primera edición según
anotaciones que servirían para una edición crítica es la descripción del pensamiento de un
autor frente a lo que deja planteado en su obra
Y aunque como nos dice el propio Inca Garcilaso de la Vega que sus observaciones
sólo se tratan de “anotaciones al margen” de otro texto mayor. Consideramos a su “texto”

es decir los orígenes de este nuevo mundo. Es por ello que les presentaremos un trabajo que más que informativo. bajo el título de “relaciones” o “crónicas” pretendían documentar los “hechos” principales de un conjunto poblacional al que luego llamaron los españoles “Perú” y por ello son llamados “comentarios”.como un escrito que. PROBLEMA CENTRAL: ¿Cuál es el pensamiento socio antropológico en los comentarios reales de los incas de la población indígena peruana antes del incanato? PROBLEMAS DERIVADOS ¿Cuáles fueron los hechos socio antropológicos relatados en los comentarios reales de los incas de la población indígena peruana antes del incanato? ¿De qué manera caló en el pensamiento del autor la socio antropología de la población indígena peruana antes del incanato? OBJETIVO GENERAL Determinar (evidenciar) el pensamiento socio antropológico en los comentarios reales de los incas de la población indígena peruana antes del incanato. CUERPO Empezaremos poniendo “la primera piedra de nuestro edificio”. No obstante. su creación. Analizar de qué manera caló en el pensamiento del autor la socio antropología de la población indígena peruana antes del incanato. será una manera expositiva de las reflexiones del autor respecto a una cultura que estaba en formación y que en cierta medida todavía tenemos rezagos. incluso. Para el autor es muy importante expresar su posición frente a los denominados viejos y nuevos mundos debido a que ya desde estudios filosóficos antiguos trataron de explicar aspectos que al día de hoy son muy evidentes. . OBJETIVOS ESPECÍFICOS Identificar los hechos socio antropológicos relatados en los comentarios reales de los incas de la población indígena peruana antes del incanato. y es justamente esta primera piedra que colocaremos la que indicará el génesis. Entre tales aspectos podemos mencionar la redondez del planeta o las denominadas antípodas. también los “hechos” son textos y en su relectura nos va la modificación de esos “hechos” e.

Respecto a esto. Incluso cita un versículo de los Salmos de la Biblia con el fin de explicar la forma del cielo diciendo: “Que extendiste el cielo así como la piel”1. tal y como lo indica el propio autor más adelante. o. para que notoriamente se muestren ser obras de la miseración y bondad divina. Citamos esto no porque queramos explicar si el firmamento es redondo o no sino porque este pequeño fragmento trazará prácticamente la línea de pensamiento vertido en los Comentarios y que combinado con la forma en que el autor expresa sus ideas. consideraba a los españoles como los libertadores morales de un imperio (que aunque es muy alabado por el Inca en los capítulos donde se inicia su poderío) que arrastraba algunas costumbres salvajes de sus ancestros. no hay para qué responderles. que también usó de esta su piedad para enviar su Evangelio y luz verdadera a todo el Nuevo Mundo. es que era un hombre de profundas creencias religiosas. no hay mucho que explicar. aunque esto no es de extrañarse pues los indígenas tenían costumbres atroces. Capítulo III: Cómo se descubrió el Nuevo Mundo. Y a los que todavía imaginaren que hay muchos mundos. sino que se estén en sus heréticas imaginaciones hasta que en el infierno se desengañen de ellas. resultará la clave para evidenciar claramente el objetivo planteado en este ensayo. es por haberse descubierto aquél nuevamente para nosotros. sino todo uno. digo que a lo primero se podrá afirmar que no hay más que un mundo. Mas el Señor Todopoderoso. Página 22 Apreciamos desde ya que el sentir del mestizo se inclina por las costumbres occidentales. Por la inclinación cristiana de Garcilaso. Garcilaso también atribuye a los conquistadores el nombre de nuestra patria (aunque no porque él lo quisiese así. como sacó el agua del pedernal y la vista del ciego del lodo que le puso en los ojos. por mejor decir. saca las más misteriosas y necesarias de causas contrarias. Sin embargo los calificativos “bárbara” y “bestial” no hacen más que confirmar que existió una especie de rechazo y vergüenza hacia esta población que tendieron más a la animalización. de este fragmento se puede inferir que éste. y aunque llamarnos Mundo Viejo y Mundo Nuevo. perecían en las tinieblas de la gentilidad e idolatría tan bárbara y bestial como en el discurso de la historia veremos. Esto nos servirá para ir evidenciando desde ya como serán sus próximas afirmaciones. sino porque la historia lo demanda) con evidente agrado por la . pero sí es de mucha importancia resaltar el hecho que “El Inca” expresa sus ideas de manera sentenciosa. Y lo primero que se puede rescatar respecto a lo que pensaba Garcilaso. cuando quiere hacer misericordias. pues vivían.Pero ¿qué era lo que pensaba Garcilaso respecto a esto?. y no porque sean dos. la respuesta la tenemos aquí: Mas confiado en la infinita misericordia. que tanta necesidad tenía de ella.

y si el nombre Pelú. que fue el año de mil y quinientos y quince o diez y seis. Los cristianos entendieron conforme a su deseo. por ser bárbaro. cada linaje y cada casa tenía dioses diferentes unos de otros. por decir que lo usaron falsamente y sin acuerdo. no huían de ellos. dice en su galano latín lo que se sigue. 39 . que los españoles no hallaron otro nombre genérico y propio que imponer a toda aquella región… Capítulo VI: Lo que dice un autor acerca del nombre Perú. Página 26 Bastará con decir que “los indios naturales del Pirú ni usan ni saben tal nombre de su tierra” 2. y por tanto de los indios no conocido. no podía ayudarles. La introducción de este vocablo nuevo no se debe repudiar. como corrompen los españoles casi todos los vocablos que toman del lenguaje de los indios de aquella tierra. nombre puesto acaso y no propio. a unos por su fiereza. sino que se echaban en el suelo a adorarles y se dejaban matar y comer sin huir ni hacer defensa alguna. cada nación. cada pueblo. corrompiendo ambos nombres. Pág. decimos que los tuvieron conforme a las demás simplicidades y torpezas que usaron. que presumen de más repulidos y son los más modernos. 38 ellos adoraron diversos animales. Página 30 Este nombre fue nuevamente impuesto por los españoles a aquel Imperio de los Incas. solamente lo usan los españoles. llamaron Perú aquel riquísimo y grande Imperio. teniéndolos por dioses. Y principiando de sus dioses. Página 31 …es de saber que en aquella primera edad y antigua gentilidad unos indios había pocos mejores que bestias mansas y otros mucho peores que fieras bravas. león y oso. y desde aquel tiempo. Berú. si acaso los topaban. Capítulo IX: La idolatría y los dioses que adoraban antes de los incas. porque es así que cada provincia. porque les parecía que el dios ajeno. como si él y ellos hubieran hablado en castellano. trocaron la b por la p.opulencia y riqueza de los Incas pero sin dejar de lado la corrupción del nombre debido a “la ignorancia del indio” y a los “deseos de los ibéricos”. Otros. por esta causa. que yo como indio traduje en mi tosco romance Capítulo VI: Lo que dice un autor acerca del nombre Perú. Capítulo IX: La idolatría y los dioses que adoraban antes de los incas. por que si tomaron el nombre del indio. como al tigre. en la denominación del nombre Perú. antes. trocaron la l por la r. imaginando que el indio les había entendido y respondido a propósito. Capítulo IV: La deducción del nombre Perú. sino el suyo propio. y. cada barrio. así en la muchedumbre de ellos como en la vileza y bajeza de las cosas que adoraban. ocupado con otro. Pág. y de la una manera o de la otra dijeron Perú. El Padre Valera. tan aborrecido que ninguno de ellos lo quiere usar. que significa río. corrompen las letras y en sus historias dicen Pirú.

CONCLUSIÓN GENERAL .