Foja: 627.Seiscientos ventisiete.

Santiago, treinta de octubre de dos mil catorce.
VISTOS:
En estos autos Rol C-2694-2012 del 15° Juzgado Civil
de Santiago, caratulados “Fisco de Chile contra Rotem
Singer”, por sentencia de diez de Julio de dos mil trece,
dictada por la juez titular de dicho tribunal, doña Claudia
Lazen Manzur, se procedió a acoger la acción reparatoria de
daño ambiental deducida en lo principal de fojas 1 por el
Estado de Chile en contra de don Rotem Singer, y se condenó
a este último a la reparación de los daños ambientales que se
causaron en el Parque Nacional Torres del Paine, ubicado en
la XII Región, para lo cual la demandada deberá ejecutar, a
su costa, a contar desde que la sentencia se encuentre
ejecutoriada, diversas medidas, indicadas en la sentencia.
Señala además lo resolutivo de la sentencia que para el
evento de no procederse a la ejecución oportuna de los
hechos antes reseñados, podrá el Estado de Chile, solicitar
que se le autorice para efectuarlas por un tercero y a
expensas del demandado. Rechazó la indemnización de
perjuicios deducido en conjunto en lo principal deducida a
fojas 1, y no se condenó en costas a la parte demandada, al
no haber resultado totalmente vencida.

En contra de esta resolución, la parte demandante
dedujo recurso de apelación y el demandado dedujo los
recursos de casación en la forma y apelación.
Se trajeron los autos en relación.
I. En cuanto a la casación en la forma planteada por
el demandado:
Primero: Que la recurrente, Francisco Velozo Alcaide,
actuando en representación del demandado Rotem Singer, a
fojas 580, con fecha 22 de agosto de 2013, señala que
conforme a lo dispuesto en el numeral 5° del artículo 768 del
Código de Procedimiento Civil, deduce recurso de casación en
la forma, en contra de la sentencia dictada con fecha 10 de
julio de 2013, la cual fue dictada con infracción a lo
dispuesto en el artículo 170 N° 4 del Código de Procedimiento
Civil, esto es, con omisión de las razones de hecho y de
derecho que le sirven de fundamento, especialmente en lo
relativo a las normas de apreciación de la prueba, solicitando
se invalide la sentencia, y se dicte la correspondiente de
reemplazo que rechace la demanda, con expresa condena en
costas.
Funda su recurso en la omisión de las razones de hecho
y de derecho que sirven de fundamento a la sentencia, en
especial, por la falta de cumplimiento de las normas relativas
a la apreciación de la prueba. Indica que la Excma. Corte
Suprema ha referido que debe ponderarse toda la prueba
rendida en autos, puesto que la valoración integral así lo

impone. Refiere que ello no se logra con la simple enunciación
de los elementos de prueba sino que corresponde una
ponderación racional y pormenorizada de los mismos, por lo
que no es suficiente solo la enumeración de los documentos
acompañados y una somera referencia a la declaración de los
testigos. Indica que esta mayor exigencia proviene de la
calificación de un justo y racional procedimiento que debe
mediar para asentar las decisiones de los órganos que ejercen
jurisdicción en el Estado. En la especie, el fallo omite y
prescinde absolutamente de considerar, analizar y calificar la
prueba rendida, por lo que le afecta la causal de nulidad que
autoriza el recurso de casación en la forma, de acuerdo con lo
que dispone el N° 5 del artículo 768 del Código de
Procedimiento Civil.
Agrega que la Ley N° 19.300, sobre Bases de Generales
del Medio Ambiente, dispone que en los procedimientos de
reparación de daño ambiental, el juez apreciará la prueba
conforme a las reglas de la sana crítica, de conformidad a las
reglas de la lógica, la ciencia o la técnica, así como el buen
sentido y la experiencia, debiendo expresarse en el fallo los
fundamentos conforme a los cuales se asigna el valor
probatorio a cada medio de prueba.
Señala que en el caso sub-lite, al omitir el fallo
impugnado explicitar cuales son las razones en virtud de las
cuales ha valorado la prueba, arribando a una u otra
conclusión,

se

ha

faltado

a

uno

de

los

requisitos

fundamentales de la sentencia definitiva. Lo anterior debido a
que en el fallo impugnado se limita en los considerandos
décimo cuarto al décimo séptimo a indexar la prueba rendida
por las partes; luego, en el considerando vigésimo tercero,
precisa cuales son los hechos que estima fueron acreditados
en la causa, y en virtud de qué pruebas se habrían
acreditado.
Agrega que el fallo enumera que pruebas sirven, para
acreditar cada hecho asentado, más no indica como dichas
pruebas acreditan el hecho, cuál ha sido el razonamiento
utilizado para concluir que aquellos documentos permiten
establecer tal o cuál hecho.
Señala que la sentenciadora habría constatado la falta de
prueba respecto de la concurrencia de los requisitos de la
responsabilidad extracontractual que se imputa a su parte y
habría concluido que la prueba aportada por parte de la
actora es insuficiente para acreditar la participación de
Rotem Singer en el siniestro en cuestión, y por lo tanto habría
necesariamente desestimado la demanda, con costas.
Por último, refiere que el recurso no requiere de
preparación

debido

a

que

se

tuvo

lugar

en

el

pronunciamiento de la misma sentencia.
Segundo: Que, a juicio de estos sentenciadores, el
tribunal de la instancia, ha dado cumplimiento cabal a lo
exigido por el artículo 170 del Código de Procedimiento Civil y
el Auto Acordado de la Excelentísima Corte Suprema

precedentemente referido, especialmente debido a que el
propio recurso indica los considerandos en los cuales el
tribunal civil, da cuenta de las consideraciones de hecho y
derecho, en que funda sus raciocinios, señalando cuales han
sido los medios de prueba, y los hechos que se tuvieron por
acreditados, basándose fundamentalmente en el análisis de
la diversa prueba aportada, en virtud de las reglas de la sana
crítica motivaciones que fundan el fallo recurrido, y a mayor
abundamiento lo indicado en las consideraciones décimo
octava, décimo novena, vigésimo y vigésimo cuarta, señalan
los razonamientos de derecho y de hecho e incluso se indica
en la motivación vigésimo segunda los hechos de la causa, en
los cuales no existe controversia. También debe tenerse
presente las razones dadas por la juez a quo, en las
motivaciones

vigésimo

quinta

y vigésimo

sexto,

donde

nuevamente explicita claramente cuáles son los fundamentos
para sustentar su sentencia.
Por lo tanto, el fallo cumple a cabalidad con la normativa
que se estima transgredida por el recurso, puesto que deja
sentado en diversas motivaciones tanto los hechos como el
derecho a través de los diversos medios de prueba que fueron
presentados por las partes, de manera que esta Corte no
advierte la transgresión de que se reclama, por lo que
desestima la casación deducida por la demandada.
II. En cuanto a los recursos de apelación deducidos
por Francisco Velozo Alcaide en representación del

demandado Rotem Singer y por la demandante Irma Soto
Rodríguez, Abogado Procurador Fiscal de Santiago, por el
Estado-Fisco de Chile:
Se reproduce la sentencia en alzada
Y se tiene además presente:
Cuarto: Que las argumentaciones esgrimidas por el
demandado están contenidas en el segundo otrosí de fojas
580, y por medio de las cuales solicita enmendarlo de
acuerdo a derecho, y en definitiva declarar que se revoca la
sentencia de primera instancia, rechazando la demanda de
autos en todas sus partes con expresa condena en costas.
Quinto: Que, asimismo, dedujo apelación la parte
demandante a fojas 564, en contra de la sentencia definitiva,
ya que causa agravio a los intereses de su representado al no
dar lugar a la totalidad de las peticiones planteadas en la
demanda, ya que la acción reparatoria ambiental, pero
desestima la acción civil indemnizatoria, contraviniendo el
mérito del proceso e infringe el derecho.
Sexto: Que, las alegaciones vertidas en estrados no
logran convencer a estos sentenciadores en el sentido de
alterar

o

desvirtuar

los

argumentos

y

fundamentos

consignados en la sentencia de primer grado, por los cuales
no se modifican lo resuelto por la sentencia recurrida, por lo
que se comparte lo decidido por la señora juez a quo.
Basta una mera lectura de la sentencia y sus diversas
motivaciones,

especialmente

a

partir

del

considerando

vigésimo, para compartir las conclusiones en las que
fundamenta su decisión, motivo por el cual esta Corte
compartiendo lo decidido, rechazará los recursos de apelación
deducidos tanto por el demandado en el segundo otrosí de su
presentación que rola a fojas 580, como por el deducido por
el demandante en lo principal de su recurso que rola a fojas
564.
Por estas consideraciones y de acuerdo a lo que
prescriben los artículos 186 y siguientes, 764, 765, 766, 768
y 769 del Código de Procedimiento Civil, SE DECLARA:
I. En cuanto al recurso de casación:
Que se rechaza el recurso de casación en la forma,
interpuesto a lo principal de la presentación de fojas 580 en
contra de la sentencia de diez de Julio de dos mil trece,
escrita a fojas 469.
II. En cuanto a los recursos de apelación:
Que se rechazan, los recursos de apelación interpuestos
por el demandado y demandante, en contra de la sentencia
de diez de Julio de dos mil trece, escrita a fojas 469 y
siguientes, y por lo tanto, SE CONFIRMA, en todas sus
partes el fallo recurrido, sin costas, eximiéndole de ésta carga
a ambas partes, toda vez ha tenido elementos suficientes
para proceder a la litigar.
Redacción

del

Ministro

Guillermo Córdova Alarcón.
Regístrese y devuélvase.

(S)

señor

Sergio

N° Civil-7013-2013.

Pronunciada por la Séptima Sala de la Iltma. Corte de
Apelaciones de Santiago, presidida por la Ministra señora
María Rosa Kittsteiner Gentile e integrada por el Ministro
señor Juan Antonio Poblete Méndez y por Ministro (S) señor
Sergio Guillermo Córdova Alarcón. No firma, el Ministro señor
Córdova, no obstante haber concurrido a la vista y acuerdo
del fallo, por haber cesado en sus funciones.
Autoriza el (la) ministro de fe de esta Iltma. Corte de
Apelaciones de Santiago.
En Santiago, treinta de octubre de dos mil catorce, se notificó
por el estado diario la resolución que antecede.