Gestión Integrada del

Recurso Hídrico (GIRH)
Módulo 8

“Fortalecimiento de capacidades de Organizaciones Comunitarias de Servicios de Agua y
Saneamiento (OCSAS) en América Latina”
Logotipo a dos colores

En la construcción del Programa Regional de
Fortalecimiento de Capacidades han participado las
siguientes organizaciones y personas:
Fundación Avina:
Paula Burt, Paraguay
Paola Cubides, Colombia
Lil Soto, Costa Rica
Rafael Luna, Costa Rica
Cynthia Shiffman, Argentina
CARE:
Pedro Carrasco, Ecuador
Consuelo Álvarez, Perú
AQUACOL
Luis Velasco, Colombia
AGUA TUYA
Marie Claude Arteaga, Bolivia
AHJASA
Omar Núñez, Honduras
Consorcio CAMAREN
Fernando Larrea, Ecuador
Soledad Aguirre, Ecuador
EPILAS
Gaspar Méndez, Perú
Sistematización y compilación:
Rolando Marín, Costa Rica
Helder Solíz, Ecuador
Revisión metodológica y educación de adultos:
Fernando Solíz Carrión / Helder Soliz.

Personajes guías

CARE Internacional en el Ecuador
Av. Al Parque s/n y Alonso Torres, Galerías
del Bosque Planta Baja - local 10. T.
+593.2.2.253-615
Quito - Ecuador
www.care.org.ec
Fundación Avina
Calle Evelio Lara, Casa N°131-B
Ciudad del Saber, Clayton
Panamá, República de Panamá
Tel: +[507] 317 3408
www.avina.net
Para citar la fuente:
CARE Internacional-Avina. Programa Unificado
de Fortalecimiento de Capacidades.
Módulo 8: Gestión Integrada del Recurso
Hídirco.
Cuenca, Ecuador, Enero de 2012.

Revisión equidad de género e interculturalidad:
Nubia Zambrano, CARE - Ecuador
Logotipo a dos colores

Revisión comunicacional:
Giovanna Tipán Barrera
Diseño y diagramación:
Joaquín e Iván Pérez
Fotografías:
Care / Avina

Logotipo a un color

El presente módulo forma parte del Programa Unificado de Fortalecimiento de Capacidades dirigido a los prestadores de servicios
de agua potable y saneamiento comunitarios, es resultado de un proceso de compilación de propuestas y experiencias de
capacitación impulsado y financiado en el marco del convenio entre CARE y Avina. Forma parte de una iniciativa amplia para el
desarrollo de procesos de formación comunitaria en la región latinoamericana que contribuya a la gestión sostenible y equitativa
de servicios de agua y saneamiento y el ejercicio de derechos. Al ser este un producto de conocimiento colectivo, se espera que
pueda ser ampliamente compartido, debatido y usado.

Personalización

Nombres:_____________________________
Apellidos:_____________________________
Dirección:_____________________________
Teléfono:______________________________
Celular:_______________________________
Ocupación:____________________________
Ciudad:_______________________________

3

Mapa de la estructura curricular

Módulo 1

Trabajando el futuro
ro
de mi OCSAS.
d
La OCSAS óptima

Módulo 5

4

Módulo 2

Educación
para adultos

Módulo 6

Operación y
M
Mantenimiento
de sistemas de
agua potable

Sistemas de
saneamiento
ambiental

Módulo 9
Gestión Integral
de Residuos
d
Sólidos (GIRS)

Comunicación
C
e Incidencia

Módulo 10

Módulo 4

Módulo 3

Organización
O
Comunitaria

Módulo 7

Educación
sanitaria, higiene
y prevención

Gestión
Administrativa
A
para la sostenibilidad
p
d
de las OCSAS
d

Módulo 8

Gestión Integrada
del Recurso Hídrico
(GIRH)

Mapa del módulo

Unidad 1
Disponibilidad
y usos del
recurso agua

Unidad 2
Marco
conceptual de la
GIRH y gestión
de cuencas

Unidad 3
Gestión de
Cuencas

Unidad 4
Problemática
de la gestión
de cuencas

Módulo 8
Gestión Integrada
del Recurso
Hídrico (GIRH)

Unidad 5
Herramientas
para la GIRH.
Planes de gestión

Unidad 6
Agua, salud y
vida, desafío
ante el cambio
climático

Unidad 7
Principios teóricos
y orientaciones
para la gestión de
riesgos en los
sistemas GIRH

5

Tabla de Contenido

Unidad 1.- Disponibilidad y usos del recurso agua
1.1 Disponibilidad del recurso agua
1.2 El ciclo hidrológico y el balance hídrico
1.3 El uso del recurso agua
1.4 La situación del sector agua y saneamiento en
América Latina (en síntesis)

Unidad 2.- Marco conceptual de la gestión de
cuencas hidrográficas
2.1
2.2
2.3
2.4

Desarrollo y conservación
Definición de la unidad ambiental de actuación
El desarrollo sustentable y el manejo de cuencas hidrográficas
Niveles de gestión de los recursos

Unidad 3.- Gestión de cuencas
3.1 El agua, recurso integrador y estratégico
3.2 Gestión integrada
3.3 Gestión de cuencas hidrográficas vs. Intervención
3.4 Aspectos clave de la integración de la gestión de
recursos hídricos en las cuencas

Unidad 4.- Problemas en la gestión de cuencas
4.1 Problemas en una cuenca hidrográfica, ¿qué hacer?
4.2 Importancia de la cobertura vegetal en las zonas de recarga
y afluentes en las captaciones de agua
4.3 Pérdida de zonas de captación de precipitación oculta
4.4 Agricultura y uso inadecuado de laderas
4.5 Estrategias de manejo de tierras en las cuencas
4.6 Erosión y escorrentía superficial. Algunas soluciones
4.7 Problemas de disponibilidad del recurso agua

6

p.10
p.13
p.17
p.19
p.26

p.40
p.43
p.44
p.50
p.51

p.56
p.59
p.60

p.64

p.70
p.73
p.78
p.79
p.82
p.83
p.84
p.86

Unidad 5.- Planes de gestión
5.1 Introducción
5.2 Elementos básicos a tomar en cuenta en un plan de gestión
de cuancas hidrográficas
5.3 Etapas en los planes de gestión de cuancas hidrográficas

Unidad 6.- El diseño de la sesión de estudio
6.1
6.2
6.3
6.4

Antecedentes y conceptos claves
Cuando los ciclos se alteran se produce el cambio climático
Los países y las comunidades frente al cambio climático
Adaptación al cambio climático y gestión integrada de recursos hídricos

Unidad 7.- Principios teóricos y orientaciones
para la gestión de riesgos en sistemas de GIRH
7.1 Introducción
7.2 Terminología y conceptos básicos
7.3 Características generales de los sistemas de agua potable
y saneamiento, sus amenazas y efectos en los sistemas
7.4 Ciclo de los desastres
7.5 Análisis de la vulnerabilidad para los sistemas
comunitarios de agua potable y saneamiento
7.6 Medidas de prevención y mitigación

p.95
p.98
p.99
p.100

p.121
p.124
p.129
p.131
p.137

p.144
p.147
p.148
p.150
p.157
p.158
p.163

Notas para el facilitador I

p.169

Notas para el facilitador II

p.174

Bibliografía p.180

7

Objetivos del módulo

Objetivos específicos
Al final de este módulo, los/as participantes deberan:
Conocimiento.- Conocer los principios de la Gestión Integrada de Recursos hídricos (GIRH) y su
importancia para asegurar la sostenibilidad de los ecosistemas y de los servicios que
el agua proporciona, en un contexto de cambio climático y gestión de riesgos
Destreza.-Ser capaces de proponer medidas de GIRH a aplicarse en las cuencas hidrográficas
en las que habitan, así como medidas para adaptarse al cambio climático, sobre todo
respecto a la gestión del agua.
Actitud.- Impulsar la articulación de actores, usos y recursos ligados al agua en pro de una
gestión integrada de los recursos hídricos.

8

Resumen del módulo
Es necesario que el módulo pueda ser comprendido en un escenario donde se pueda
identificar claramente una micro cuenca o cuenca hidrográfica, se puedan identificar
distintos usos del agua, diversidad de actores y problemas de contaminación con
sus propias alternativas. De preferencia sería importante contar con un escenario
en el que exista alguna iniciativa de comités o consejos de gestión de cuencas que
estén vinculados a la gestión de los recursos hídricos.

9

Unidad 1:
Disponibilidad y usos del recurso
agua1

I. Introduciéndonos en el tema
Esta unidad presenta la situación actual del manejo del recurso agua. Comienza con
el ciclo hidrológico, la disponibilidad del recurso, el análisis de los usos más comunes
del agua; las características, problemática, probables soluciones y estrategias para
su uso estratégico
Objetivos
Al final de esta unidad, los y las participantes deberán:
Conocimiento
- Conocer acerca del ciclo del agua, su disponibilidad usos y problemática general.
Destreza
-Ser capaces de identificar la disponibilidad de agua en su microcuenca, así como los
diversos usos y problemática.
Actitud
- Valorar el hecho de que los diversos usos del agua tienen relación con que es un
recurso limitado y frágil.

1  Gran parte de las informaciones para esta parte inicial han sido tomadas del documento “Gestión de Cuencas Hidrográficas”, de Pablo Lloret
(2005), publicado por el Consorcio CAMAREN (Sistema de Capacitación para el Manejo de los Recurso Naturales Renovables), Universidad de
Cuenca – Ecuador.

10

Mapa de la unidad

Unidad 1
Disponibilidad
y usos del
recurso agua

Unidad 2
Marco
conceptual de
c
lla GIRH y
gestión de
g
cue
cuencas

Unidad 3
Gestión de
G
Cuencas

Disponibilidad
del recurso
agua

El ciclo
hidrológico y
el balance
hídrico

El uso del
recurso agua

Unidad 4
Problemática
P
a de
d
la gestión de
cuencas

La situación del
sector agua y
saneamiento en
América Latina

11

II. Desde la experiencia
Prueba de entrada - Unidad 1
Marque X si su respuesta es SÍ o NO y redacte un breve resumen en las preguntas
que lo solicitan.

DISPONIBILIDAD Y USOS DEL RECURSO AGUA
1. ¿Conocen las comunidades acerca de la disponibilidad y usos del
recurso hídrico en su comarca o localidad?
2. ¿El problema del agua se restringe tan solo a la disponibilidad
para el consumo humano?

NO

3. ¿Qué es el ciclo hidrológico y qué el balance hídrico?
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….
4. ¿Cuáles son los usos que ene el recurso agua?
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
…………………………………………………………………………………………………………………………………………… ………
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….
5. ¿Qué problemácas conoce usted en su comunidad sobre la disponibilidad y los usos del
recurso agua?
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….

12

III. Conceptualizando
1.1 Disponibilidad del recurso agua
La disponibilidad del recurso agua nos sirve de indicador para conocer la eficiencia
con la que se está manejando este recurso vital, pero también respecto a la manera
en que se están administrando otros valiosos recursos naturales como la flora, la
fauna y el suelo.
La disponibilidad del recurso agua a través de los años se mide en función de la
cantidad, la calidad y el acceso que tenemos hoy y el que tendremos a futuro. La
cantidad, la calidad y el acceso se miden de acuerdo con periodos o estaciones
(temporadas de sequía o estiaje, por ejemplo), pero también respecto a la zona
geográfica de la que se trata y en función de las necesidades de generaciones
futuras.

Disponibilidad de agua = candad + calidad + acceso
Tiempo y espacio

La disponibilidad del recurso agua es una condición dinámica, pues sus componentes
son variables tanto en el espacio como en el tiempo. Por lo tanto, para conocer
cifras de disponibilidad del recurso a futuro debemos estimar la disponibilidad actual
y pensar en un escenario de actuación respecto a las condiciones, relaciones e
interrelaciones de los sistemas que conforman la matriz hidrográfica o unidad de
gestión natural, es decir, la cuenca hidrográfica.
¿Qué es una cuenca hidrográfica?
Los recursos renovables y utilizables de agua dulce del mundo se hallan en lagos,
humedales, ríos y acuíferos. Una cuenca hidrográfica o lacustre es el área delimitada
por las divisorias de aguas de un sistema de arroyos y ríos que convergen en la
misma desembocadura. En el caso de los ríos, esta desembocadura es generalmente
el mar, pero puede ser un cuerpo de agua interior, como un lago o estanque. Una
cuenca subterránea o un acuífero es un cuerpo discreto de agua subterránea.
Se ha reconocido que la cuenca es una unidad hidrológica práctica para la gestión
de recursos hídricos. Diferentes disciplinas y diferentes países utilizan diferentes
términos tales como cuenca, cuenca de captación o cuenca hidrográfica, pero en
este módulo utilizaremos el término “cuenca hidrográfica”. (Tomado de RIOC- GWP,
Manual para la gestión integrada de los recursos hídricos – 2009.)

13

¿Qué entendemos por Balance Hídrico en una cuenca hidrográfica?
El concepto de balance hídrico se deriva del concepto de balance en contabilidad,
es decir, el equilibrio entre todos los recursos hídricos que ingresan al sistema y los
que salen del mismo en un intervalo de tiempo determinado.
Para efecto del balance hídrico el estado inicial de toda la cuenca (o solamente una
parte) puede definirse como la disponibilidad actual de agua en las varias posiciones
que puede asumir. Se puede pensar por ejemplo en el volumen de agua circulando
en los ríos, arroyos y canales; volumen de agua almacenado en lagos, naturales y
artificiales; en pantanos; humedad del suelo; agua contenida en los tejidos de los
seres vivos. Todo lo anterior puede definirse como la disponibilidad hídrica de la
cuenca.
Las entradas de agua a la cuenca hidrográfica toman las siguientes formas:
precipitaciones de lluvia, nieve, granizo, condensaciones; aporte de aguas
subterráneas desde cuencas hidrográficas colindantes; trasvase de agua desde otras
cuencas.
Las salidas de agua pueden darse de las siguientes formas: evapotranspiración de
bosques y áreas cultivadas con o sin riego; evaporación desde superficies líquidas
como lagos, estanques, pantanos, etc.; infiltraciones profundas que van a alimentar
acuíferos; derivaciones hacia otras cuencas hidrográficas; derivaciones para consumo
humano y en la industria; salida de la cuenca, hacia un receptor o hacia el mar.

14

Para reflexionar sobre la disponibilidad del recurso agua es necesario conocer algunas
cifras que nos indican rápidamente el comportamiento que ha tenido la explotación
de este recurso en los últimos años, pero también su futuro a nivel mundial.
• La constante expansión en la demanda de agua por parte de la creciente
población, aunado a los impactos del cambio climático2, están convirtiendo el
tema de la escasez del agua en una realidad tangible para muchas partes del
mundo. Estamos siendo testigos del severo daño producido a la sustentabilidad,
la salud humana y los ecosistemas.
• Se espera que el crecimiento demográfico –como componente fundamental
de la demanda sobre el recurso– se comporte de la siguiente manera:

POBLACIÓN MUNDIAL (en
millones de personas)
5.700
6.000
7.000
8.300

AÑO
1997
1999
2011
2050

• Si bien ¾ partes de nuestro planeta es agua, el 97,5% de esa agua es salada,
y del 2,5% restante, casi toda se encuentra almacenada en los casquetes
polares y el subsuelo.
• Como recurso neto en capacidad de ser aprovechado disponemos solo de
0,26%, que significa el 0,007% de toda el agua de la Tierra.
• De este 0.007% no todo el recurso está disponible, sobre todo por efectos
de la contaminación.
• En el 2025, la demanda de agua será un 40% mayor a lo que se demanda
hoy en día, y será mayor a un 50% en los países de más rápido desarrollo.3
• Las tasas históricas de expansión de abastecimiento y de mejoras en la
eficiencia serán capaces de cerrar sólo una fracción de esta “brecha hídrica”.
Las comunidades locales, nacionales y globales se deben unir y mejorar
dramáticamente la forma de gestionar el agua, de lo contrario, existirán muchos
más pueblos hambrientos y un medio ambiente cada día más degradado –
inclusive el mismo desarrollo económico será puesto en riesgo en muchos
países.
2  Véase unidad 6
3  Trazando el futuro del agua. 2030 Water Resources Group. 2009.

15

• Para el año 2030, bajo un escenario de crecimiento económico promedio,
los requerimientos globales en materia de agua crecerían de los 4,5 mil
millones de m³ actuales (4.500 kilómetros cúbicos) a 6,9 mil millones de
m³ (6.900 kilómetros cúbicos). Esto representa un 40% más de la oferta
accesible y confiable actual (incluyendo flujos de retorno y tomando en
cuenta que una porción de la oferta deberá reservarse para los requisitos del
medio ambiente).4
• En el 2030, igualmente, un tercio de la población concentrada en los países
en desarrollo vivirá en cuencas donde el déficit de agua es mayor al 50 %.
• Según la OMS, el ingerir agua contaminada representa un 80% de la
prevalencia de enfermedades. La escasez de agua contribuirá a poner en
peligro la provisión mundial de alimentos y puede causar un estancamiento
económico al modelo de desarrollo, lo cual puede provocar una “crisis de
agua”.
• Como limitante del uso del recurso agua se suman y potencian entre sí
varios factores globales como el cambio de uso del suelo, avance de desiertos,
deforestación, desperdicio y mal uso del recurso y los impactos del cambio
climático. Como factores adicionales se encuentran su sobreexplotación y
contaminación, sobre todo en el caso de fuentes subterráneas.
Se afirma por parte de la Organización Mundial de la Salud que en los próximos 10 a
20 años, las dos terceras partes de la humanidad tendrán serios problemas de falta
de disponibilidad de agua.
Se debe reconocer que a nivel mundial el recurso está en crisis. Su explotación
no debe sobrepasar la disponibilidad mínima natural satisfaciendo las necesidades
actuales con el riesgo de comprometer las necesidades a futuro.
El problema del agua es tanto de calidad como de cantidad y por lo tanto no solo
afecta la salud de las personas, su calidad de vida y el desarrollo de los países, sino
también a los ecosistemas acuáticos y terrestres, de los cuales depende la vida en
nuestro planeta.
En la siguiente ilustración podemos ver los vínculos existentes entre la población
y el agua dulce.

4  Ídem.

16

Vínculos entre la población y el agua dulce:5

1.2 El ciclo hidrológico y el balance hídrico
El ciclo hidrológico es un proceso continuo que no tiene principio ni fin porque
representa una transferencia de agua de los cuerpos de agua en la naturaleza de
manera líquida, sólida o gaseosa. La energía para esta transformación proviene del
calor del sol y de los esfuerzos de la gravedad y el viento. Este ciclo incluye la
precipitación, interceptación, infiltración, evaporación, transpiración, percolación y
escorrentía.
El agua pasa a la atmósfera por los procesos de evaporación y transpiración y
cae a la tierra como precipitación (lluvia, nieve o granizo). Algo de esta agua cae
directamente a los cuerpos de agua como mares, lagos y ríos, otra a la tierra y otra
a las hojas de la vegetación. Otra parte es evaporada inmediatamente o antes de
que pueda llegar a la tierra. De la parte que llega a la tierra, si la superficie tiene
capacidad de captarla, se infiltrará. Pero si la superficie es de arcilla, roca u otro
material muy denso o poco profundo, o se satura rápidamente; o si la superficie está
congelada o ha habido precipitación anterior que haya mojado el suelo, el agua no
se infiltrará y formará escorrentía superficial.
Dependiendo del lugar donde se origina y las condiciones de las laderas aguas abajo,
esa escorrentía superficial podría llegar hasta un río o quebrada o infiltrarse en el
suelo. De esa agua que se infiltra en el suelo, parte se queda en el subsuelo, lo que
aumenta la humedad y abastece la vegetación y otra parte pasa por el subsuelo hasta
el suelo profundo o la roca, a través del proceso de percolación. Si hay una zona
impermeable abajo, el agua podría encontrar la zona saturada dentro de la tierra (se
llama la zona freática), donde los poros de la materia están completamente llenos.
5  Manual sobre Sistemas de Captación y Aprovechamiento del Agua de Lluvia para Uso Doméstico y Consumo Humano. Problemática del Agua
en el Mundo. 2006.

17

Cuando el agua encuentra este nivel, comienza entonces un movimiento lateral en
forma de corrientes subterráneas desde las partes más altas a las más bajas.
Cuando existe suficiente agua infiltrada y percolada, lo cual hace crecer el nivel
freático o de agua subterránea hasta l punto de alcanzar la superficie de la tierra,

esa agua se exfiltra, produciendo entonces un humedal, un lago, río o una serie de
manantiales, dependiendo de la estructura de la roca y suelo y la topografía propia
de cada zona.
Al observar el ciclo hidrológico podríamos decir que la mayor parte del agua que llega
a la tierra se queda en el suelo y después se evapora. Pero en cualquier paisaje hay
zonas con características preferenciales que aumentan ciertos elementos y procesos
del ciclo hidrológico, por ejemplo:
• En cuencas hidrográficas en la zona tropical, las carreteras, caminos y en
general las zonas urbanizadas aumentan en forma considerable la escorrentía
superficial, impermeabilizando el suelo y concentrando la escorrentía
rápidamente, en quebradas o drenaje artificial - en el mejor de los casos- o en
torrentes que desbordan y causan inundaciones en el peor escenario.
• Los bosques con una vegetación densa, superficie de hojas colectivamente
grande y acumulación de materia orgánica bajo sus copas, son importantes
elementos de infiltración de agua al suelo. Estos bosques capturan por
intercepción mucha lluvia y actúan como condensadores de “precipitación
oculta” en zonas altas donde las nubes tocan la superficie del suelo, plantas y
árboles. Debido a que el suelo en esas áreas cuenta con protección vegetativa,
es profundo, orgánico y está bajo sombra, la infiltración y percolación de agua
es generalmente alta, produciéndose con esto poca escorrentía.

18

• En el caso de zonas agrícolas libres de vegetación, en ciertas épocas del año
el suelo no tiene el amortiguador de las plantas. Al llegar las lluvias no tiene
defensa contra los impactos de las gotas de lluvia y tampoco una estructura
fracturada por las raíces de las plantas. Consecuentemente no puede prevenir
la escorrentía superficial generada, ya que no tiene capacidad de infiltración.
Un factor a considerar en el ciclo hidrológico y el balance hídrico es el impacto o
la afectación que podría tener el cambio climático, dado que la evidencia científica
indica que éste implica cambios en la precipitación y los patrones de escurrimiento.
En el caso de la región de América Latina y el Caribe, esto significa un aumento en
la magnitud y la frecuencia de eventos hidro -meteorológicos extremos —sequías e
inundaciones—, así como una variabilidad en patrones tradicionales de precipitación
y escurrimiento.
Los impactos que trae consigo el cambio climático sobre la dinámica natural de
los ecosistemas y de las cuencas imponen nuevos retos que deberá enfrentar el
sector hídrico. En ese sentido, la adecuada gestión del riesgo ante las condiciones
esperadas bajo el cambio climático en el sector hídrico debe estar orientada a prevenir
desastres y encaminar acciones que promuevan la seguridad hídrica a lo largo de la
región. Ello implica planear el desarrollo en concordancia con los límites que impone
la naturaleza y considerar aspectos como el ordenamiento ecológico-territorial, el
caudal ecológico, la restauración de ecosistemas y el mantenimiento de la dinámica
natural.

1.3 El uso del recurso agua
El agua es fundamental para el abastecimiento humano, pero también es un recurso
de vital importancia para otros tipos de usos que contribuyen al desarrollo económico
de una región o un país. Los principales usos del agua se resumen en la siguiente
ilustración:

19

Usos actuales de los recursos hídricos y tendencias a futuro
Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el
agua cubre el 75% de la superficie terrestre. De este porcentaje el 97,5% es agua
salada (mares y océanos), mientras lo que queda –tan sólo el 2,5%– es agua dulce.
De este ya pequeño porcentaje, los casquetes de hielo y los glaciares contienen
74% del agua dulce del planeta. La mayor parte del resto del agua se encuentra en
las profundidades de la Tierra o encapsulada en el suelo en forma de humedad. Sólo
el 0,3% del agua dulce del mundo se encuentra en los ríos y lagos, lo que significa
que para uso humano se puede acceder a menos del 1% del agua dulce superficial
y subterránea del planeta.

Ese 1% del agua del planeta sustenta casi toda actividad económica global, desde
la producción de alimentos – que constituye el sostén de muchas economías y es
vital para la subsistencia de las personas – hasta la industria manufacturera, la
producción de energía y el transporte. El problema radica en que el agua dulce es un
recurso finito y vulnerable y que los índices actuales del crecimiento demográfico

20

mundial indican que existe un mayor número de personas y sectores económicos que
compiten por ese recurso. Su derroche por parte de la industria y la agricultura, la
creciente escasez, contaminación y el cambio climático, vienen a agravar la situación.
El cambio climático afectará el ciclo del agua, el nivel del mar y la variabilidad de las
precipitaciones y por tanto la producción de cultivos y la frecuencia y escala de las
inundaciones y sequías.
Para el 2025, tres mil millones de personas vivirán en países afectados por la
escasez de agua. Muchos países carecen de infraestructura y sistemas de gestión
para almacenar, distribuir y utilizar el agua en forma eficiente. Los países seguirán
enfrentando difíciles decisiones respecto a la asignación del agua – cómo equilibrar
las demandas conflictivas de hogares, agricultores, la industria, los ecosistemas y
la energía hidroeléctrica – para optimizar el uso de este recurso finito. Por tanto la
mejora de la gobernabilidad seguirá siendo un aspecto clave de la gestión sostenible
del agua.
El agua es crucial para la soberanía alimentaria y el bienestar humano. La creciente
demanda mundial de alimentos y bioenergía, así como los recientes aumentos en
los precios de los alimentos retrasan el progreso en la reducción de la pobreza,
pero incrementan la demanda de agua de los sectores de energía y agricultura. El
agro emplea 70% de toda el agua extraída en el mundo, afirma la Organización
de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). En el caso
de América Latina y el Caribe, el uso del agua para fines agrícolas representa el
80% del uso del recurso. El requerimiento de agua se da en cerca de 10 millones
de hectáreas bajo riego (alrededor del 10% de la superficie arable en Sudamérica)
y una aplicación promedio del orden de los 7.500 m³ anuales por hectárea. Este
promedio, sin embargo, encubre profundas diferencias de los volúmenes unitarios
utilizados en cada país, las exigencias propias de cada cultivo, los distintos tipos de
suelo y las particulares condiciones climáticas de cada zona bajo riego, añadiría los
diversos modelos agrícolas y el reparto de la tierra todo lo cual determina diferentes
requerimientos de agua.
Con relación a lo descrito, es generalizada la apreciación de que la agricultura
con sistemas de riego en América Latina y el Caribe se realiza bajo condiciones
de baja eficiencia en la conducción y aplicación del agua. Contribuye a ello una
extendida utilización de subsidios implícitos aplicados; la ejecución de programas de
inversión considerables en obras de infraestructura, pero con puesta en explotación
sin las obras complementarias ni adecuado mantenimiento, así como también los
relativamente pobres esfuerzos en desarrollar las capacidades de los campesinos
para permitirles el acceso a prácticas agrícolas apropiadas.
Los hidrólogos evalúan la escasez de agua a través del binomio población - agua,
fijando el umbral nacional apto para satisfacer las necesidades de agua en todos los
usos y sectores en 1.700 metros cúbicos por persona. Si no alcanzan los 1.000
metros cúbicos, hablamos de estrés hídrico y por debajo de los 500 metros cúbicos
de escasez absoluta para satisfacer las necesidades de agua en todos los usos y

21

sectores. En la actualidad unos 700 millones de personas repartidas por 43 países
viven por debajo del umbral de estrés de agua.
En el caso específico del consumo doméstico abastecido por sistemas de tubería,
éste constituye el segundo gran consumidor de agua dulce. La región de América
Latina y el Caribe posee un enorme potencial hídrico (40 % del agua dulce del
mundo y menos de 10 % de la población), pero se encuentra muy mal distribuido:
un alto porcentaje de la población no tiene acceso adecuado al agua y muchas
más personas viven con pésimas condiciones de saneamiento; la infraestructura es
vieja y se explota intensivamente. El agua es vital para el desarrollo de la región,
pero es aguda la falta de financiamiento e inversiones; las nuevas inversiones son
muy costosas y con largos plazos de ejecución. Por otro lado, muchos sistemas
de abastecimiento mantienen pérdidas considerables en la red y funcionan con
sistemas tarifarios de “grifo abierto”, lo que deriva en una utilización de volúmenes
promedios por habitante servido que resultan considerablemente superiores a la
dotación promedio.
Después de la agricultura y el consumo doméstico, el tercer gran uso de los recursos
de agua dulce es la extracción o aprovechamiento realizado por la actividad industrial.
En este caso, las estimaciones que se realizan arrojan un volumen del orden de los
15 Km³ anuales, con una concentración de gasto del recurso de aproximadamente
un 80% en Brasil y Argentina. Pero además de las extracciones de agua dulce que
realiza la industria de las fuentes superficiales y subterráneas, se usa también de
fuentes naturales que son el receptáculo de efluentes contaminados que se generan
en los procesos productivos.
La incorporación al agua de materias extrañas como microorganismos, productos
químicos, residuos industriales y de otros tipos, o aguas residuales deterioran la
calidad del agua y la hacen inútil para otros usos. La industria alimentaria resulta
la principal fuente contaminante en los diferentes países latinoamericanos (sólo en
Brasil su contribución es menor al 40% del total y en seis países supera el 50%). La
industria de la celulosa y el papel la secunda en siete de ellos y la industria química
aparece como la tercera fuente de contaminación en cinco países. Tan sólo en Brasil
se registra como segunda responsable de emisiones a la industria metalúrgica (casi
21% del total).
Los ríos, por su capacidad de arrastre y movimiento de aguas, son capaces de soportar
una buena cantidad de contaminantes. Sin embargo, la presencia de tantos residuos
domésticos, fertilizantes, pesticidas y desechos industriales altera la flora y fauna
acuáticas. Así, algunas especies desaparecen mientras que otras se reproducen en
exceso. Además, las aguas adquieren una apariencia y olor desagradables. Los ríos
constituyen la principal fuente de abastecimiento de agua potable de las poblaciones
humanas. Su contaminación limita la disponibilidad de este recurso imprescindible
para la vida.

22

Otros usos del agua
Riego: La vocación agrícola de la inmensa mayoría de los países latinoamericanos
y del Caribe hace que la agricultura sea uno de los pilares de la economía. En
general, mucha de esa actividad agrícola depende en gran medida del riego, por
lo que se hace importante observar y determinar la importancia de esa actividad
en la superficie cultivada y en la producción agrícola de cada país. Asimismo es
importante determinar los tipos de sistemas de riego existentes, desde los más
rudimentarios, tradicionales o estacionales, hasta los sistemas sofisticados que
sirven para agricultura intensiva bajo ambientes protegidos (invernaderos) o para
productos de exportación.
De igual importancia es determinar la situación o problemática específica que
enfrenta cada país en cuanto a la actividad de la agricultura con riego. Aquí se
pueden contemplar aspectos como: inversiones, proyectos, programas de desarrollo
agrícola, rendimientos, disponibilidad de agua, aplicación de tecnologías acordes con
la realidad de cada país, cumplimiento o adecuación del sistema legal e institucional
y gestión de los recursos hídricos y gestión del suelo en general.
En cada país, algunos de los problemas que se presentan en el uso de agua para
riego podrían contemplar los siguientes aspectos (a manera de ejemplo):

Para tener en cuenta:
1. Movilización del agua (transvase), creando desbalance
entre cuencas.
2. Técnicas de conducción.
3. Equidad en la repartición de los recursos captados.
4. Partición del agua (turnos y jornadas de riego).
5. Aplicación del agua en los terrenos o parcelas.
6. Problemas organizacionales de las Juntas de Regantes.
7. Contaminación del recurso.
8. Falta de políticas y planes sectoriales
9. Gestión de los recursos hídricos, protección de cuencas,
desprotección y abuso de las fuentes.
10. Otros

23

Estrategias para el sector de riego (a manera de ejemplo)
1. Eliminar el uso de aguas contaminadas en el riego, comenzando por los
sistemas que abastecen cultivos de contacto directo.
2. Establecer acciones para asegurar la eficiencia en el manejo del agua
en el riego y asegurar una distribución equitativa entre los usuarios.
3. Establecer un programa de capacitación y aplicación de tecnologías
nuevas y tradicionales para el riego a fin de aumentar la productividad
(tecnologías eficientes como riego por aspersión, riego por goteo, etc.)
4. Apoyar el fortalecimiento y organización institucional, conformación
de administradores auto gestionarios con responsabilidades y normativas
claras y equitativas.
5. Promover programas y/o proyectos de protección y recuperación de
fuentes de agua.
6. Otras.

Generación de energía hidroeléctrica: El uso del recurso agua para la generación de
energía eléctrica ha tenido avances importantes en muchos países latinoamericanos,
en los cuales se ha llegado a convertir en una actividad vital para el desarrollo. Otros
países de la región no han tenido los recursos,ni las capacidades técnicas o bien el
interés para desarrollar esa alternativa energética, pero es claro que muchos de ellos
cuentan con suficientes recursos para generación hidroeléctrica. En otros casos,
cuando se han realizado grandes obras de este tipo, la carga elevada de sedimentos
que transportan los ríos, ya sea por su propia dinámica natural o por causa de la
erosión provocada por la deforestación, malas prácticas agrícolas o cambios de uso
del suelo, ocasiona el rápido azolve o sedimentación y la consecuente disminución
de la capacidad de retención o almacenamiento de agua en los embalses. Esto,
además de que reduce el volumen de vida útil del reservorio, provoca un rápido
desgaste de los rodetes de las turbinas por efecto de la abrasión.
Por otro lado, aunque este tipo de energía es considerada “limpia”, cada vez son
más las críticas que reciben los proyectos hidroeléctricos por los cambios de uso
en el suelo que provocan, así como la pérdida de hábitats naturales o humanos.
Asimismo, uno de los factores que determinarán la viabilidad de este tipo de
generación hidroeléctrica es el relacionado con el cambio climático. En efecto,
este fenómeno producirá sin lugar a dudas variabilidad en las precipitaciones y
escurrimientos, lo cual podría repercutir en gran variación del caudal de los ríos,
ya sea estacional o interanualmente. Uno de los mayores impactos sería que la
capacidad para producir energía en las plantas hidroeléctricas esté bajo la capacidad
instalada, con la consecuente pérdida económica de obras de tan alta inversión
como las que se necesitan para generar este tipo de energía.

24

Un aspecto positivo que no debe dejarse de señalar es que la generación de
hidroelectricidad necesita de grandes volúmenes de agua, por lo que es fundamental
que se proceda a asegurar el suministro del líquido. Esto repercute en la protección
de grandes espacios naturales, receptores de agua de lluvia, lo que a la vez repercute
en la protección de la biodiversidad y en prácticas de conservación de ecosistemas
naturales.

Estrategias en el sector hidroeléctrico (a manera de ejemplo)
1. Promover campañas masivas de concienciación sobre el uso y manejo de
recursos naturales y sobre el ahorro en electricidad.
2. Desarrollar programas de manejo de cuencas para abastecimiento de
generación hidroeléctrica.
3. Destinar parte de los recursos provenientes de la generación hidroeléctrica
a la protección de fuentes.
4. Establecer, con base en los intereses del sector, las responsabilidades
que los proyectos hidroeléctricos deben tener en el manejo de cuencas
hidrográficas, para lo cual se debe contar con estudios pertinentes y planes
de manejo.
5. Elaborar normas para el manejo de reservorios e instalaciones, así como
para su construcción.

Otros usos del recurso agua: Entre otros usos del recurso agua más frecuentes están
la piscicultura, las actividades turísticas y recreativas y las actividades destinadas
a cubrirlas necesidades de agua para la preservación y mejoramiento de la calidad
ambiental. En este grupo también se incluye la navegación, el agua utilizada en
refrigeración (centrales térmicas) y eventualmente la necesaria para actividades
mineras, dependiendo de las particularidades de cada país.
En lo que respecta a la piscicultura, puede estar relacionada con la cría de diferentes
especies como camarones o langostinos; criaderos de truchas, carpas y tilapias.
Este tipo de actividades tienen requerimientos de buen caudal de agua, limpia y
corriente que permita oxigenar los estanques. Algunos países tienen gran desarrollo
de este tipo de actividad económica, generalmente destinada al mercado o consumo
nacional o bien para la recreación o el turismo.
En lo referente a usos recreativos, estos tienen que ver con el aprovechamiento
del recurso en ríos, cataratas, estanques, lagos, embalses y zonas de costa, los
cuales pueden estar estrechamente ligados al desarrollo del turismo o ecoturismo.

25

Aquí se trata de actividades muy variadas que según las particularidades de cada
país pueden ser el balseo (rafting) y canotaje (kajaking) en rápidos o aguas blancas
(rafting), los veleros, la tabla-vela (windsurfing), las motos acuáticas (jet ski), los
paseos naturalistas guiados en botes, el uso de lanchas a motor, la pesca, el baño
y eventualmente otros tipos de deportes. En general, este tipo de actividades no
representan grandes problemas de competitividad o de complementariedad, sobre
todo porque están estrechamente ligados a la calidad del recurso.
En el uso del recurso agua para preservación y mejoramiento de la calidad ambiental
se incluyen en general las necesidades para mantener caudales ecológicos, áreas
naturales protegidas, ecosistemas frágiles dependientes del agua, ecosistemas
bioacuáticos especiales y mantenimiento de flora y fauna silvestre en general.
En el aspecto de la navegación, dependiendo de cada país, el agua como medio de
comunicación puede tener poca o mayor importancia dentro de la estructura general
del transporte. Este uso implica la utilización de los cauces de los ríos como medios
de desplazamiento entre localidades o regiones y puede involucrar embarcaciones
de pequeño calado, transbordadores o naves de gran tamaño.
Dentro de otros usos misceláneos se encuentran una serie de demandas que pueden
mencionarse aquí, tal es el caso de demandas de agua para refrigeración de pantas de
generación térmica, las asociadas al sector minero y de algunas industrias singulares
como la cafetalera, la azucarera, fabricación de aceite, cemento y actividades
complementarias a la industria de extracción del petróleo y minerales.

1.4 La situación del sector agua y saneamiento en América Latina (en
síntesis)
El agua es un recurso vital, cada vez más vulnerable y escaso. Cada organismo,
individuo o ecosistema del planeta, depende del agua para su supervivencia.
Todos necesitamos y usamos cotidianamente el agua, por lo tanto, el agua nos
involucra a todos. Esto implica que existen demandas competitivas -creciente
interés por el recurso entre los diferentes usos y usuarios- y, por lo tanto, los
conflictos son cada vez más recurrentes y delicados. La demanda de agua aumenta
debido al crecimiento de la población, al incremento de las actividades económicas
y al mejoramiento en los estándares de vida. El crecimiento de la población está
ocurriendo sin la correspondiente habilidad de muchas ciudades y zonas rurales del
mundo para expandir la provisión pública de servicios básicos como el agua.
El ritmo de la urbanización representa un desafío para los responsables de la provisión
de los servicios básicos de agua y saneamiento tan vitales para la salud, la dignidad
y el bienestar económico de la población urbana. En el caso de que esta tendencia
continúe, el escenario futuro implicará una disminución de la disponibilidad per cápita
de agua, la reducción de la calidad del agua, el incremento de la competencia por

26

el recurso y, por lo tanto, el aumento de los conflictos entre sectores y dentro de la
sociedad.
En el ámbito latinoamericano, el acceso a agua y saneamiento es todavía insuficiente
aunque se puede observar diferencias grandes de cobertura entre los países y al
interior de los mismos.
Las zonas urbanas de América Latina y el Caribe cuentan con redes de agua potable,
aunque en algunos países se presentan deficiencias en cuanto al abastecimiento y
saneamiento. Lo que es preocupante se refiere a las zonas rurales donde la falta de
agua y saneamiento provoca enfermedades gastrointestinales y decesos en niños y
adultos. Según el programa conjunto de monitoreo de agua y saneamiento de la OMS
y de UNICEF, en 2004 el porcentaje de la población que tenía acceso a una fuente
mejorada de agua (Figura 1) variaba entre el 54% en Haití y el 100% en Uruguay.
Los datos sobre la cantidad de personas sin acceso a fuentes de agua segura, así
como los datos acerca de aquellos con acceso a saneamiento, e incluso al tratamiento
de las aguas residuales varían de acuerdo a las fuentes. Esto nos da un primer indicio
acerca de la problemática a la cual nos enfrentamos que ciertamente indica que son
decenas de millones de habitantes en América Latina que viven a diario con estas
carencias elementales6.
Figura 1. Acceso al agua potable y saneamiento en América Latina, 2004.

Fuente: Word Health Organization (WHO)/UNICEF 2006

Por otro lado, América Latina cuenta con importantes fuentes hídricas pero millones
de personas carecen de agua potable por factores que van desde la contaminación
hasta la privatización del servicio y la inadecuada gestión. En la Figura 2 se observa
cuán privilegiada es América del Sur al poseer una gran parte del agua dulce del
mundo (28,3%), mientras que América Central y el Caribe cuentan solamente con
el 1,8% de este total.
6  Acceso al agua y al saneamiento desde la mirada de la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos (2010). COSUDE, LA-WET NET, CAP-NET/
PNUD.

27

Figura 2. Recursos totales de agua en km3/año

Fuente: Word Health Organization (WHO)/UNICEF 2006

La Figura 3, por su parte, precisa la disponibilidad anual de agua dulce por persona.
En promedio, la persona que vive en América del Sur tiene una disponibilidad de
agua/año 3,5 veces mayor a la que vive en América Central y Caribe, y 9 veces
mayor a la de los países de la Unión Europea.
Figura 3. Disponibilidad anual de agua dulce por persona

Fuente: Word Health Organization (WHO)/UNICEF 2006

Problemática
La problemática del sector agua y saneamiento en América Latina si bien es diversa,
se puede agrupar en factores técnicos, políticos, económicos y organizacionales7.
Además, es de esperar que el cambio climático tenga repercusiones importantes en
toda esta problemática.
7  Acceso al agua y al saneamiento desde la mirada de la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos (2010). COSUDE, LA-WET NET, CAP-NET/
PNUD.

28

a) Factores técnicos:
Calidad del agua. La contaminación del agua se convierte en una problemática
trascendental para las poblaciones por la generación de conflictos entre los diferentes
usos o la ubicación geográfica de los centros poblados o ciudades (aguas arriba o
aguas abajo), y por el enfoque sectorial que en general se le da a la gestión del
recurso hídrico en los diferentes países. Los agentes generadores de contaminantes
van desde los mismos usuarios y prestadores de servicios (OCSAS, Municipalidades,
Entidades Estatales, Empresas, etc.) que contaminan las aguas servidas sin tratar
que se vierten a los diferentes cuerpos receptores (quebradas, ríos o al mar); las
industrias extractivas como la minera, petrolera, gasífera, etc.; la agricultura con
los pesticidas y fungicidas hasta las industrias manufactureras con sus vertidos sin
tratar. Por tanto, existe una responsabilidad compartida entre el Estado, las empresas,
las industrias y la población, lo que obliga a pensar en una gestión coordinada,
planificada y transparente con un enfoque de Gestión Integrada del Recurso Hídrico
(GIRH) y tomando como unidad de planificación a la cuenca.
Cantidad. Como ha sido visto en las figuras anteriores, los datos promedio nacionales
demuestran que Latinoamérica no debería sufrir por la falta de agua. El problema
viene cuando se analiza la disponibilidad o la accesibilidad del agua junto con la
distribución poblacional. Según la UNESCO, el Perú ocupa el lugar 17 de 180 países
con una disponibilidad hídrica de 74,546 m³/hab/año, pero el 70% de su población se
encuentra en la zona costera, donde la disponibilidad baja a 2,027 m³/hab/año, con
lo cual esta población se sitúan cercana al estrés hídrico. Lo mismo ocurre en varios
países de la región, por lo que es necesario que los datos estadísticos sean analizados
con más profundidad y no de manera global, tomando en cuenta las realidades de
cada zona en estudio. Por otro lado, es necesario que en las legislaciones nacionales
se explicite la priorización del uso del agua para consumo humano sobre otros usos.
Cobertura. En general, en los diferentes países latinoamericanos se dan bajas
coberturas de agua , especialmente para las poblaciones más pobres y excluidas
(sobre todo en zonas rurales). Éstas generalmente no tienen manera de encausar sus
demandas, lo que hace difícil la orientación de inversiones significativas que permitan
ampliar la cobertura para ese sector poblacional. Con el afán de cumplir con las
Metas del Milenio, las inversiones de los diferentes gobiernos se han concentrado
en las urbes debido a la mayor cantidad de población. Sin embargo, en ese enfoque
permanecen dentro del porcentaje sin cubrir, precisamente las poblaciones más
pobres y excluidas. Esto hace necesaria la presencia de programas de servicio
social especialmente dirigidos a las poblaciones rurales o a las comunidades rurales
dispersas.
Continuidad. Este es otro factor importante para la sostenibilidad de los sistemas y
que influye mucho en la satisfacción del usuario. Una discontinuidad significativa
(tener agua tan solo 2 ó 3 horas por día), hace que la morosidad se incremente y
se inician los problemas de operación, mantenimiento y desorganización, con lo que

29

los directivos de turno no pueden presionar para el pago de las tarifas o cuotas. En
relación con la salud de la población, una discontinuidad en el servicio obliga a las
familias a la práctica del almacenamiento intradomiciliario, utilizando recipientes que
no siempre son los adecuados o no tienen el mantenimiento debido. Con ello se
presenta el riesgo de enfermedades muy peligrosas como el dengue.
b) Factores políticos
Decisión política. Muchas veces las decisiones de inversión dependen de la decisión
política de la autoridad de turno, sea ésta una autoridad local, regional o nacional.
Esta decisión se toma de acuerdo al nivel de importancia que tenga para la autoridad
la problemática del agua y el saneamiento. Otra tendencia que se nota es la prioridad
de las inversiones en las zonas urbanas o de mayor concentración de población, en
detrimento de la inversión en las zonas rurales; este hecho demuestra que no existe
una equidad en la inversión. El encauzamiento de las demandas, la creación de
espacios participativos de toma de decisiones, el fortalecimiento de las organizaciones
para tener una mayor representatividad legal y legítima puede permitir niveles de
incidencia importantes para la reorientación de la inversión.
Marco Jurídico. Es indispensable contar con leyes y normas que orienten las
intervenciones hacia la sostenibilidad de los servicios; fomenten las alianzas
público-privadas para incrementar la inversión en el sector saneamiento; normen
y regulen el desempeño de los responsables de la prestación de los servicios y de
sus receptores. Es de suma importancia considerar los costos de estos servicios,
tanto del abastecimiento del agua, su operación y mantenimiento, así como el
de saneamiento, que incluye el tratamiento de aguas residuales, su disposición o
reutilización.
Marco Institucional. Es necesario que las instituciones con responsabilidad política,
reguladora y rectora, en coordinación con las instituciones sub nacionales como
gobiernos regionales y municipales y los responsables de la prestación de los
servicios elaboren y ejecuten Planes Nacionales en Agua y Saneamiento orientados
a la ampliación de la cobertura, especialmente de los más pobres.
c) Factores Económicos
Se debe hacer un análisis real de los costos de inversión en agua y saneamiento.
Es necesario que a nivel de país se desarrollen programas sociales orientados a
los más pobres, pero sin descuidar las zonas alejadas o las comunidades rurales
dispersas. Generalmente se aprecia cómo esas inversiones se orientan hacia donde
hay grandes concentraciones de población, descuidándose a las poblaciones rurales.

30

d) Factores Organizacionales y de participación
A nivel rural es muy importante incrementar los niveles de representatividad, así
como el fortalecimiento de capacidades. La falta de la participación se evidencia en
que muchas veces la selección de la opción técnica y del nivel de servicio no se hace
con la participación de la población, lo que trae problemas posteriores cuando el nivel
de servicio no se adapta a las necesidades particulares de las comunidades. Para
que esas comunidades–es decir los usuarios-puedan tomar una decisión informada
es necesario contar con el gran abanico de opciones técnicas y niveles de servicio
adecuadas a la población que se quiere servir, así como con la disponibilidad de los
recursos hídricos existentes.

e) El Cambio climático
El cambio climático es un factor que está incrementando o acelerando algunas de
las problemáticas hídricas presentes en la región. Por ejemplo, la presencia de lluvias
más frecuentes e intensas inducidas por ese cambio climático puede sobrecargar
la capacidad de los sistemas de drenaje de aguas pluviales y las instalaciones de
tratamiento de aguas residuales en ciudades de alta densidad poblacional. De igual
modo, el aumento del nivel del mar en zonas costeras podría dar lugar a la salinización
de las fuentes de agua de los acuíferos costeros.
Los cambios provocados por el cambio climático en el caudal de los ríos tendrán un
impacto directo en la generación de energía hidroeléctrica, una fuente de energía
primaria en muchos países de la región. La erosión del suelo debido al aumento de
las precipitaciones, puede afectar la sostenibilidad de las cuencas hidrográficas y
conducir a la sedimentación en los embalses, que repercuten en el funcionamiento
de las instalaciones de usos múltiples. La variabilidad extrema y/o reducción de las
fuentes de agua podrían exceder los límites de infraestructura e institucionales de
los sistemas que gestionan el agua en todos los sectores e incluso más allá de las
fronteras de nuestros países.
La medida en que cualquier sistema de gestión y desarrollo de los recursos hídricos se
verá afectado por el cambio climático dependerá de su grado de vulnerabilidad y su
capacidad interna para adaptarse. Sin embargo, los impactos potenciales del cambio
climático son reales y se pueden extender mucho más allá del sector hídrico. Por
ejemplo, la vulnerabilidad en algunos lugares de la región aumenta por las tendencias
actuales de cambios de uso de la tierra y la posibilidad de establecer políticas que
promuevan actividades productivas sostenibles en las cuencas hidrográficas y
garanticen la disponibilidad de recursos hídricos en cantidad y calidad adecuadas.
La reducción de agua para generación de energía hidroeléctrica (o el aumento de
las fluctuaciones de los caudales de los ríos) podría reducir la estabilidad de la red
eléctrica y su confiabilidad, con los consiguientes efectos sobre la economía.

31

En la mayoría de los países de la región, el uso del agua ha aumentado significativamente
en las últimas décadas. Es de esperar que los patrones de uso de los recursos
hídricos continúen cambiando en respuesta al clima y a actividades de gestión de los
mismos. Esto último incluye no sólo la infraestructura y la tecnología, sino también
las instituciones que rigen el uso del agua dentro de los sectores (por ejemplo, las
tarifas del agua), entre sectores (por ejemplo, los mercados de agua), e incluso a
través de fronteras internacionales (por ejemplo, los acuerdos transfronterizos de
cuencas y el reconocimiento del agua virtual).

V. Sintetizando
En pocas palabras...
La situación de los países en Latino América:
• Bajo acceso a servicios de agua, cobertura de servicios de saneamiento,
eliminación de excretas y disposición sanitaria de recursos sólidos.
• Escasa sostenibilidad de los servicios existentes, debido al poco o
nulo desarrollo de capacidades institucionales para la administración,
operación y mantenimiento de esos servicios.
• Débil gobernabilidad en la gestión de los servicios integrales de agua
y de saneamiento.
• Escasa cultura sanitaria en relación a saneamiento y cuidado del
recurso hídrico y protección del ambiente.
• Poca integración entre sectores.
• Incremento de la incidencia del cambio climático (variación de la
temperatura y del patrón de lluvias, incremento de eventos extremos
y mayor vulnerabilidad).

32

Para tener en cuenta:
La presente propuesta de capacitación en agua potable y saneamiento,
pretende tener un alcance regional (Latinoamérica). En estas condiciones,
se requiere que cada país que utilice la herramienta, incorpore el análisis
particular de la situación de los servicios de agua potable y saneamiento.
Se sugiere considerar los siguientes elementos:
• Porcentaje de la población con acceso a los servicios.
• Cantidad de habitantes que carecen del servicio.
• Calidad en el servicio (continuidad o discontinuidad, dotación,
presión, calidad de agua entregada, análisis o controles).
• Disponibilidad de agua para uso humano versus otros usos
(agricultura, industria etc.).
• Cantidad, calidad y estado actual de sistemas de tratamiento de
aguas residuales.
• Cantidad, calidad y estado actual de sistemas de saneamiento en
el ámbito rural.
• Problemática ambiental y sanitaria en relación con los sistemas
de saneamiento.
• Funcionamiento técnico, cumplimiento o adecuación del sistema
legal e institucional.
• Sostenibilidad financiera (políticas económicas, recuperación de
inversiones en el sector, costos de operación y mantenimiento,
definición de tarifas y políticas de costos).
• Gestión de los recursos hídricos y gestión del suelo en general.

33

Estrategias sugeridas
Gestión de los recursos hídricos

1. Diagnóstico del estado actual de las cuencas.
2. Identificación de cuencas hidrográficas potenciales de reserva
para abastecimiento.
3. Coordinación interinstitucional para tramitar la declaratoria de
uso especial de estas cuencas y o fuentes.
4. Elaborar planes de manejo de estas cuencas, incorporando en
ellos las variables de Cambio Climático y Vulnerabilidad.
5. Búsqueda de financiamiento.
6. Implantar programas de capacitación, administrativos y
financieros a los organismos operadores de las cuencas.

Saneamiento

1. Aumentar las coberturas de servicio de saneamiento en el sector
urbano y en el sector rural.
2. Construir sistemas de depuración de aguas residuales, tanto en
los sistemas urbanos como en los sistemas rurales.
3. Construcción de sistemas y campañas de tratamiento rurales
dispersos (tanques sépticos o letrinas, por ejemplo).
4. Implementación de programas de auto financiamiento de los
sistemas de saneamiento.
5. Promover una cultura de buenos hábitos en salud.
6. Establecimiento de campañas públicas para el manejo de los
desechos líquidos.
7. Establecimiento de sistemas de incentivos, prohibiciones y
sanciones para los contaminadores.
8. Establecer una normativa única a nivel nacional donde se
establezca claramente el principio de “quien contamina paga”.
.

34

Los desafíos frente al uso del recurso agua
El cambio climático es uno de los desafíos más contundentes que enfrenta hoy la
comunidad mundial. Las comunidades más pobres del planeta sentirán sus efectos
más profundamente. El cambio climático afectará el ciclo del agua, el nivel del
mar y la variabilidad de las precipitaciones, por ende la producción de cultivos y la
frecuencia y escala de las inundaciones y sequías.
Asimismo, el agua no está inmune a otros desafíos externos e inmediatos, tales
como la reciente crisis económica y financiera y la volatilidad en los precios de
los alimentos y otros productos básicos, cuyo impacto en el agua es complejo y
necesita ser mejor comprendido. La urbanización y los cambios demográficos, la
degradación ambiental y la falta de servicios esenciales también generan enormes
exigencias a los administradores de recursos hídricos.
Sin una acción inmediata, dichos desafíos podrán desencadenar conflictos entre
comunidades, usuarios del agua y entre naciones. Por tanto, abordar estos temas
requiere un enfoque holístico y coordinado de la asignación, gestión y desarrollo del
agua: un enfoque integrado. La fragmentación de las responsabilidades relativas
al desarrollo y gestión de los recursos hídricos y más importante aún, la falta de
diálogo, impiden una gestión sostenible.
Algunos países aún necesitan implementar políticas, leyes y planes adecuados
para la gestión del agua y relacionarlos con prioridades más amplias de desarrollo
nacional. Otros ya cuentan con políticas y estrategias claras, pero no tienen la
voluntad política, los fondos o la capacidad para tomar medidas que resuelvan los
problemas hídricos. Una gobernabilidad débil, la corrupción y los grupos de interés
que resisten el cambio exacerban los problemas.
Para optimizar los beneficios de una gestión sostenible, tanto el diálogo horizontal
(entre los diferentes sectores y los hacedores de políticas ambientales), como
el diálogo vertical (entre los diferentes niveles de autoridad y en el ámbito de la
formulación de políticas y la toma de decisiones) son esenciales. Cada vez son
más los países que reconocen la importancia que tiene para el desarrollo una mejor
gestión hídrica y están buscando apoyo para convertirlo en realidad

35

IV. Recreando conocimientos
En un papelógrafo es necesario que cada participante pueda dibujar los siguientes
elementos:
¿En qué cuenca o sub cuenca o microcuenca se encuentra su hogar?
¿Dónde está el pueblo la comunidad en la microcuenca?
¿Dónde están las fuentes de agua?
¿Cuáles son los distintos usos del agua?
¿Donde están y cuáles son los principales problemas relacionados con el agua?
En el recorrido de campo es necesario que los/as participantes puedan ubicar:
- Las fuentes hídricas, su ubicación y estado
- Los centros poblados y los principales usos del agua
- Los principales problemas relacionados con el agua
- Los actores que trabajan o deberían trabajar en la gestión del agua

36

V. Sintetizando
Nuestras vidas giran en torno al agua. Es la clave de nuestra existencia. De ella
dependen nuestra salud, alimentación, energía, medio ambiente… Y sin embargo,
se trata de un recurso limitado y vulnerable

“Una cuenca hidrográfica o lacustre es el área delimitada por las
divisorias de aguas de un sistema de arroyos y ríos que convergen
en la misma desembocadura”. En una cuenca hidrográfica los límites
están establecidos de manera natural, no pueden ser modificados ni
interpretados como en el caso de las divisiones político administrativas,
por lo tanto es el espacio ideal para la gestión de los recursos hídricos
ya que ahí confluyen los distintos procesos naturales que pueden
establecer la disponibilidad de agua.
De manera general una cuenca hidrográfica tiene tres grandes partes,
una alta de recarga hídrica (en la que se encuentran las fuentes,
vertientes y bosques o zonas de captación), una parte media en la que
comúnmente se encuentran las actividades que usan el agua y una
zona de descarga o zona baja.
La disponibilidad de agua en una cuenca tiene estrecha relación con
las actividades que se desarrollan en las zonas aledañas: el avance de
la frontera agrícola, la deforestación y las actividades extractivas en
la zona alta disminuyen la posibilidad de una disponibilidad continua y
estable del agua en la cuenca.
La relación entre la oferta de agua y sus usos se conoce como balance
hídrico. En este balance es necesario ubicar también los procesos
naturales de evapotranspiración y evaporación del agua. Cuando hay
un uso desmedido, cuando se contamina el agua se deterioran los
ecosistemas asociados al agua se ve afectado este delicado balance y
la gestión del agua suele ser causa de conflictividad socio ambiental.

37

El acceso al agua potable es fundamental para
cualquier meta de desarrollo.
Según la Naciones Unidas, el acceso al agua potable y
al saneamiento básico es esencial para el cumplimiento
de las Metas de Desarrollo del Milenio (MDM). Es un
requisito fundamental para el cuidado primario de la
salud y una precondición acabar con la pobreza, el
hombre, la mortalidad infantil, la desigualdad entre
géneros y el daño ambiental.

38

VI. Aplicando conocimientos
En base a los conocimientos adquiridos en esta Unidad, le recomendamos responder
las siguientes preguntas:

DISPONIBILIDAD Y USOS DEL RECURSO AGUA
1. ¿Qué significan los siguientes conceptos?
a) Disponibilidad hídrica:
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………………………………………………………
b) Ciclo hidrológico:
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………………………………………………………
c) Balance hídrico:
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………………………………………………………
2. ¿Cuáles son los principales usos del recurso agua en una cuenca hidrográfica?
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….
3. En su opinión, ¿qué problemas ambientales en la cuenca que usted habita podrían ser movo
de una acción concertada entre los sectores públicos, privados y las organizaciones?
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….

39

Unidad 2
Marco conceptual de la gestión
de cuencas hidrográficas8

I. Introduciéndonos en el tema
En esta unidad se presenta el marco de análisis de los conceptos en los que se
fundamenta la filosofía del manejo de cuencas. Repasa temas sobre conservación
y desarrollo, define una unidad de trabajo ambientalmente racional que luego será
justificada y relacionada con otros conceptos. Finalmente se enuncian los sistemas
de intervención que serán analizados en las unidades siguientes.
Objetivos
Al final de esta unidad, las y los participantes deberán:
Conocimiento
Conocer sobre cuencas hidrográficas y su definición como unidad ambiental de
actuación.
Destreza
Ser capaces de identificar su microcuenca y cuenca hidrográfica, así como elementos
para definir su unidad ambiental de actuación.
Actitud
Cuestionar los distintos modelos de organización y administración del territorio y la
gestión de recursos.

8  Gran parte de las informaciones para esta parte han sido tomadas del documento “Gestión de Cuencas Hidrográficas”, de Pablo Lloret (2005),
publicado por el Consorcio CAMAREN (Sistema de Capacitación para el Manejo de los Recurso Naturales Renovables), Universidad de Cuenca
– Ecuador.

40

Mapa de la unidad

Unidad 1
Disponibilidad
Dis
d
y usos del
rec
ecurso agua

Desarrollo y
conservación

Unidad 2
Marco
conceptual de
la GIRH y
gestión de
cuencas

Unidad 3
Gestión de
G
Cuencas

Definición de
la unidad
ambiental de
actuación

El desarrollo
sustentable y el
manejo de
cuencas
hidrográficas

Unidad 4
Problemática
P
a de
d
la gestión de
cuencas

Niveles de
gestión de los
recursos

41

II. Desde la experiencia
Prueba de entrada - Unidad 2
Marque X si su respuesta es SÍ o NO y redacte un breve resumen en las preguntas
que lo solicitan

MARCO CONCEPTUAL DE LA GESTIÓN DE CUENCAS HIDROGRÁFICAS

NO

1. Cuando se dice que la cuenca funciona como un sistema, ¿se está
haciendo referencia sólo a los recursos naturales que en ella existen?
2. ¿La ges‰ón de cuenca se refiere específicamente a los aspectos que
‰enen que ver con el aprovechamiento de los recursos para las
ac‰vidades humanas?
3. En sus propias palabras, ¿qué es una cuenca hidrográfica?
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….
4. Con sus propias palabras explique brevemente ¿qué en‰ende Ud. por ges‰onar la cuenca?
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….
5. ¿Ha estado usted involucrado en alguna acción de cuidado de la cuenca? ¿Por qué?
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….

42

III. Conceptualizando
2.1 Desarrollo y conservación
Cada país en América Latina y el Caribe se ve enfrentado hoy a dos grandes desafíos:
disminuir la pobreza y conservar su patrimonio ambiental como capital ecológico.
En muchos de esos países, pese a los esfuerzos realizados, aún es insuficiente para
la población el acceso a educación, salud, infraestructura, tierra y crédito, lo cual
condena a buena parte de la población a permanecer con un limitado nivel de vida.
Por lo tanto uno de los mayores desafíos de nuestro presente es crear oportunidades
a fin de que cada región y el país en su conjunto puedan desarrollar su enorme
potencial mediante la definición de adecuadas políticas de desarrollo.
La calidad del ambiente es una manifestación de lo que el desarrollo puede
aportar. La degradación de los suelos, la contaminación de los recursos hídricos, la
deforestación, prácticas agropecuarias inadecuadas-todo en procura de ingresos a
corto plazo- sumado a una escasa capacidad institucional y otros factores de índole
político y administrativo hacen peligrar las perspectivas de mejorar la vida de las
futuras generaciones.
Las transformaciones político-estructurales que ha asumido el estado, han traído
aparejada una crisis en los organismos encargados de la gestión de los recursos
naturales y entre ellos de los recursos hídricos. De igual modo, el crecimiento
poblacional implica una mayor cantidad de personas por unidad de agua disponible
en el ciclo hidrológico, multiplicando la demanda y obligando a que los técnicos, y en
particular aquellos encargados de gestionar las cuencas, deban aprovechar mayores
fracciones del agua disponible.

La opinión de algunos organismos dedicados a la asistencia técnica es
que si se lograra gestionar integralmente a los recursos hídricos en sus
cuencas hidrográficas, es probable que en algunos casos más del 50% de
los problemas ambientales pudieran ser controlados.

43

Por tanto, la alternativa primera y real para enfrentar estos problemas se basa en un
mejoramiento de la gestión del territorio, particularmente en cuencas hidrográficas,
tomando como base el paradigma de la sustentabilidad. Esto sólo será posible
mediante recursos humanos calificados, un soporte político-institucional adecuado y
la capacidad económica-productiva de sus habitantes.

2.2 Definición de la unidad ambiental de actuación
Los conocimientos necesarios para la concepción-desarrollo de un proyecto ambiental
han sido organizados en cuatro grandes grupos:



Científico-técnicos
Socio-culturales
Político-legales
Administrativo-institucionales

Generalmente los proyectos “clásicos” están vinculados al conocimiento y las
acciones científico-técnicas sin considerar las múltiples relaciones con los demás
conocimiento. Cuando se enfrenta un proyecto de gestión de recursos hídricos y se
inicia su formulación, es decir el área donde se va a actuar, generalmente se suele
recurrir a la aplicación de ciertos principios: la homogeneidad, la funcionalidad, otros
criterios particulares y la hidrografía.
Principio de homogeneidad
Cuando se trabaja con este principio surgen tres criterios básicos: físicos, económicos
y sociales.
Criterio físico. Cuando se emplea este criterio, pueden definirse áreas homogéneas:
geomorfología, topografía, régimen pluviométrico, características del paisaje, etc.
Criterio económico. Si empleamos este criterio pueden subdividirse áreas donde
existe una homogeneidad respecto de las unidades de producción, tipos de cultivos,
tecnología (áreas con y sin riego), tamaño de las unidades económicas, etc.
Criterio social. La homogeneidad que considera criterios sociales puede estar
asociada, por ejemplo, a la presencia de dialectos, etnias, religiones de distintos
grupos sociales.

44

Principio de funcionalidad
Este principio es aplicado especialmente por el Estado e intenta resolver desde una
visión pragmática los problemas de gestión que se suelen expresar en sus variables
demográficas, administrativas y educativas.
Criterio demográfico. Se utiliza para definir sub-unidades de planificación funcional
teniendo en cuenta la cantidad de personas que viven en un determinado lugar, por
ejemplo, el área de influencia de un área urbana en un medio rural.
Criterio administrativo. Tal vez es el criterio más común y es el hecho de usar la
pertenencia administrativa de una determinada área en coincidencia con una unidad
administrativa (parroquia, cantón, provincia, etc.)
Criterios educativos. Se usan áreas de influencia de una escuela colegio o universidad,
especialmente en proyectos que involucran el trabajo de educandos o educadores.
Criterios Particulares
Definen la unidad de análisis basados en criterios específicos de cada zona, como
pueden ser zonas de inundación, área de influencia de una enfermedad, etc.
• Hidrografía
Usando la hidrografía de una zona podemos definir la unidad territorial de
planificación y actuación utilizando el relieve del territorio, esta es la cuenca
hidrográfica. Es una área que ha sido definida por la naturaleza, de límites
ciertos, estáticos y conocidos.
Aceptando el empleo de esta unidad, su presentación se justifica plenamente
puesto que en la medida que vamos creciendo o decreciendo en las escalas,
sus entornos van coincidiendo con subunidades que pueden ser gestionadas
de manera similar.
En el caso específico de un plan de manejo de una cuenca hidrográfica (unidad
ambiental de actuación), la macro escala coincide con la cuenca total o con
los sistemas hidrográficos.
A continuación y tomando como referencia al Ecuador, se presentan varios
análisis gráficos:

45

1. El recurso hídrico existente en el territorio, sobre todo en lo referente a vertientes

2. Los sistemas hidrográficos

46

3. Las cuencas principales

4. Las Microcuencas

47

Para tener en cuenta:
La presente propuesta de capacitación en agua potable
y saneamiento, pretende tener un alcance regional
(Latinoamérica). En estas condiciones, se requiere que cada
país que utilice la herramienta e incorpore el análisis particular
de la situación de los recursos hídricos. Se sugiere considerar los
siguientes elementos:
• El recurso hídrico existente en el territorio, sobre todo en lo
referente a vertientes.
• Los sistemas hidrográficos
• Las cuencas principales
• Las microcuencas.

Al emplearse una coherencia hidrográfica en la definición de los ámbitos de actuación,
se nota que la meso escala puede asociarse a subcuencas hidrográficas, mientras la
menor escala sea asociada a las microcuencas, posiblemente la unidad de manejo
más utilizada.
¿Qué es un a microcuenca? Es el espacio donde ocurren las interacciones más
fuertes entre el uso y manejo humano de los recursos naturales (acción antrópica)
y el comportamiento de estos mismos recursos (acción del ambiente). Ningún otro
ámbito de trabajo como la microcuenca guarda esta relación de forma tan estrecha
y evidente.
El concepto de la microcuenca debe ser considerado desde un principio como un
ámbito de organización social, económica y operativa, además de la perspectiva
territorial e hidrológica.
Una vez definidas las escalas espaciales de análisis, es posible proceder al trabajo
de identificar, calificar y definir las distintas interacciones. Este trabajo es distinto
y específico para cada cuenca, existiendo casos en los que se de más importancia
a las dimensiones político-legales, mientras en otras a las socioculturales o bien las
ambientales.
La definición de la cuenca hidrográfica como la unidad ambiental de actuación
permite afrontar los problemas e interacciones que se dan dentro de ella desde un
punto de vista fijo. Seguidamente, queda fijar las etapas temporales de actuación,
así como la filosofía de actuación, para lo cual es importante revisar los conceptos
de desarrollo y conservación y su relación directa con el manejo de cuencas.

48

Para tener en cuenta:
No olvide que: “Todo punto geográfico sobre la tierra pertenece
a una cuenca hidrográfica”

Otros Conceptos Claves

9

Gestión Integrada de los Recursos Hídricos (GIRH)
La GIRH es un proceso que promueve el desarrollo y gestión coordinados del agua,
la tierra y los recursos conexos para maximizar el bienestar económico y social
resultante de forma equitativa, sin comprometer la sostenibilidad de los ecosistemas
vitales. (GWP, 2000).
La GIRH es un proceso de gestión para asignar funciones a los sistemas de agua,
establecer normas, cumplir con la ley (mantener el orden). Incluye la recolección de
información, el análisis de los procesos físicos y socioeconómicos, y considera los
intereses y tomas de decisión relacionado con la disponibilidad, desarrollo y uso de
los recursos hídricos. (Hofwegen y Jaspers, 1999).
Una Gestión Integrada de los Recursos Hídricos se caracteriza entonces por:
- La integración de las distintas funciones y usos del agua (la “multifuncionalidad”),
incluidas las funciones medioambientales;
-La integración del conjunto de los espacios a nivel del sistema de agua;
- La integración de los distintos actores en las gestiones y decisiones;
- La integración de la dimensión “tiempo”, preservando el recurso para las
generaciones futuras.
Enfoque de gestión integrada de recursos hídricos: El enfoque de GIRH ayuda a
administrar y desarrollar los recursos hídricos en forma sostenible y equilibrada,
teniendo en cuenta los intereses sociales, económicos y ambientales. Reconoce los
diferentes grupos de interés que compiten entre sí; los sectores que usan y abusan
del agua y las necesidades del medio ambiente.
El enfoque integrado coordina la gestión de recursos hídricos en todos los sectores
y grupos de interés y a diferentes escalas, desde la escala local a la internacional.
Pone énfasis en la participación en los procesos nacionales de formulación de leyes y
políticas, estableciendo una buena gobernabilidad y creando acuerdos normativos e
institucionales efectivos que permitan tomar decisiones más equitativas y sostenibles:
toda una gama de herramientas entre las cuales se pueden citar evaluaciones sociales
y ambientales, instrumentos económicos, y sistemas de información y monitoreo.
9  Tomado de RIOC- GWP, Manual para la gestión integrada de los recursos hídricos, 2009

49

2.3 El desarrollo sustentable y el manejo de cuencas hidrográficas
Se entiende por desarrollo sustentable a aquel que satisface las necesidades
de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones
futuras en la satisfacción de sus propias necesidades.

El principal desafío que enfrentan los proyectos ambientales (y entre ellos los
dedicados al manejo de cuencas hidrográficas) es diseñar, proponer e implementar
sistemas de gestión capaces de aplicar el concepto de sustentabilidad a la realidad.
Lo anterior significa lograr un equilibrio dinámicamente estable entre la preservación
de los recursos naturales de las cuencas (sustentabilidad ecológica), la promoción
de las principales actividades que sustentan las economías locales (crecimiento
económico) y la defensa de las comunidades que habitan en el área de influencia
(equidad social).

La armonización de estas tres condiciones o componentes de ese triángulo (Figura 4)
suponen un gran reto, más aún cuando se deben traducir los conceptos de equidad
y sustentabilidad ecológica en términos de indicadores que luego serán comparados
con indicadores de crecimiento económico.
La representación gráfica de estas tres condiciones muestra la imposibilidad
conceptual para alcanzarlas en forma simultánea. No obstante, quienes tienen
responsabilidades en la gestión de cuencas hidrográficas y por ende en la gestión de
recursos naturales deben tomar decisiones, orientar inversiones y proyectos, con el
fomento al desarrollo y crecimiento local y tratando de armonizar esas tres premisas
y sin omitir ni privilegiar ninguna de ellas.

50

La búsqueda de ese equilibrio, así como el logro del mismo, es producto de la
aplicación concreta y articulada de políticas, estrategias y actividades propias de
cada región. Para disminuir los riesgos que implica afrontar un reto tan complejo se
hace imprescindible tener una visión global de los desafíos presentes.

Para tener en cuenta:
En la dimensión espacial de la planificación y la gestión se justifica usar al agua
como recurso estratégico e integrador.

2.4 Niveles de gestión de los recursos

Límites
La “gestión” o administración de los recursos es la forma en la que tomamos
decisiones respecto a su “aprovechamiento”. Estas decisiones implican variables
de tiempo, espacio y factores propios de cada recurso. Por lo tanto, las acciones o
conjunto de acciones que nos lleven a tomar estas decisiones, la forma en la que
las organicemos, dirijamos o ejecutemos será nuestra manera de lograr la gestión.
Definir una cuenca hidrográfica es escoger al recurso agua como aquel que define un
sistema de límites para lograr la correcta gestión de un territorio concreto.
La cuenca hidrográfica define un sistema natural de gestión, enmarcado por límites
o factores físico - geográficos expresados por las divisorias de aguas.
La importancia de esos límites radica en el hecho de que son estáticos, invariables
y conocidos. Al tener esas características, esos límites permiten “gestionar” los
recursos naturales de una forma racional y coherente.

51

Los límites “artificiales” impuestos por el ser humano tales como límites
administrativos, son cambiantes y dependen de factores como la política o las
diferentes formas de administrar una región. A continuación, se muestran ejemplos
de cuencas hidrográficas:

El ideal en la gestión de los recursos es lograr la administración
política y socio-económica dentro de una unidad de gestión
natural que bien podría ser una cuenca hidrográfica.

52

IV. Recreando conocimientos
Para analizar los distintos contenidos de esta unidad les invitamos a que se reúnan
en grupos de al menos tres personas que provengan de la misma cuenca hidrográfica
y puedan responder a las siguientes interrogantes:
1.- ¿Cuáles son los principales actores y sectores que intervienen en la
explotación de los recursos hídricos en su cuenca?
2.- ¿Cuáles son los intereses de estos actores y sectores y cómo se relacionan
entre ellos?
3.- En el triángulo que se planteó en la conceptualización y que se presenta a
continuación ubique los distintos actores y sectores según correspondan.
4.- En plenaria reflexionemos sobre cuál es el modelo de desarrollo que se
está impulsando y qué implicaciones tiene esto para la gestión de los recursos
hídricos y los diversos usos del agua.

53

V.- Sintetizando
La Cuenca Hidrográfica es la unidad ambiental de actuación más coherente;
respeta las particularidades definidas por el entorno natural.
Se utiliza el término genérico “organismo de cuenca” para referirse a todos los
tipos de instituciones que administran cuencas. Estas pueden ser organismos
formales grandes o pequeños, o simplemente grupos informales de personas.
Los organismos de cuenca varían en función y propósito, según los mandatos
y acuerdos legales utilizados para su creación
El modelo de desarrollo por el que ha optado un país o sociedad tendrá directa
repercusión en la gestión de los recursos naturales de manera general y en
la gestión del agua de manera específica. Así, modelos de desarrollo que
privilegien el crecimiento económico tendrán mayores efectos negativos
sobre los recursos naturales y el agua que aquellos en los que se tenga una
perspectiva social, ambiental y de equidad.
Una Gestión Integrada de los Recursos Hídricos se caracteriza por:
- La integración de las distintas funciones y usos del agua (la
“multifuncionalidad”), incluidas las funciones medioambientales;
- La integración del conjunto de los espacios a nivel del sistema de agua;
- La integración de los distintos actores en las gestiones y decisiones;
- La integración de la dimensión “tiempo”, preservando el recurso para
las generaciones futuras.

54

VI. Aplicando conocimientos
En base en los conocimientos adquiridos en esta unidad, le recomendamos responder
las siguientes preguntas:

MARCO CONCEPTUAL DE LA GESTIÓN DE CUENCAS HIDROGRÁFICAS
1. ¿Qué significan los siguientes conceptos?
a) Cuenca hidrográfica:
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
b) Ges‰ón Integrada de Cuencas:
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………
2. ¿Cuáles son las principales acciones en la ges‰ón integrada de una cuenca?
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….
3. ¿Cómo comprende usted la ges‰ón integrada de una cuenca en el marco del desarrollo
sustentable?
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….

55

Unidad 3:
Gestión de cuencas10

I. Introduciéndonos en el tema
Resumen:
En esta unidad se presentan las razones por las que se debe considerar al agua
como el recurso integrador y estratégico, de manera que nos sirva de base para el
“manejo” o intervención integrada en las cuencas. Luego se describen las formas
de intervención y su jerarquía, así como una idea respecto a la forma de intervenir,
el momento oportuno, etc.

Objetivo pedagógico:
Al final de esta unidad, las y los participantes:
Conocimiento.Conocerán sobre gestión de cuencas, entendidos, modelos, niveles y actores
involucrados.
Destreza.Podrán identificar en su localidad y región cómo se realiza la gestión de la
cuenca; con qué intereses y alcances y que actores participan
Actitud.Propiciarán la vinculación de su organización y la suya personal en los espacios
de gestión de cuenca que identifiquen.
10  Gran parte de las informaciones para esta parte han sido tomadas del documento “Gestión de Cuencas Hidrográficas”, de Pablo Lloret
(2005), publicado por el Consorcio CAMAREN (Sistema de Capacitación para el Manejo de los Recurso Naturales Renovables), Universidad de
Cuenca – Ecuador.

56

Mapa de la Unidad

Unidad 1
Disponibilidad
Dis
d
y usos del
rec
ecurso agua

El agua,
recurso
integrador y
estratégico

Unidad 2
Marco
conceptual de
c
lla GIRH y
gestión de
g
cue
cuencas

Gestión
integrada

Unidad 3
Gestión de
Cuencas

Gestión de
cuencas
hidrográficas vs.
Intervención

Unidad 4
Problemática
P
a de
d
la gestión de
cuencas

Aspectos clave
de la
integración de
la gestión de
recursos
hídricos en las
cuencas

57

II. Desde la experiencia
Prueba de entrada - Unidad 3
Marque X si su respuesta es SÍ o NO y redacte un breve resumen en las preguntas
que lo solicitan

GESTIÓN DE CUENCAS

NO

1. Para usted, ¿es la gesón de cuencas el uso apropiado de los
recursos naturales en función de la intervención humana?
2. ¿Conoce usted conceptos y métodos básicos sobre el manejo
integrado de una cuenca?
3. Para usted, ¿existe diferencia entre aprovechar los recursos de una cuenca y gesonar los
recursos de esa cuenca? Fundamente brevemente su respuesta
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….
4. En su opinión, ¿qué es el ordenamiento territorial y para qué sirve? Fundamente brevemente
su respuesta
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….
5. Para usted, ¿qué es un plan de manejo de la cuenca hidrográfica?
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….

58

III. Conceptualizando.
3.1 El agua, recurso integrador y estratégico
El recurso agua se ha convertido en un elemento integrador por ser el que define los
límites de la unidad de gestión natural que es la cuenca hidrográfica. En ese sentido,
engloba dentro de sí las potencialidades de aprovechamiento de los otros recursos y
muestra de una forma simple la forma en la que se está administrando esa unidad.
La cuenca hidrográfica comprende varios subsistemas, que mantienen entre sí
interacciones e interrelaciones:

Para poder entender las relaciones e interrelaciones que existen entre los distintos
sistemas que conforman una cuenca hidrográfica, debemos plantear un “proyecto”
(o plan) que en adelante lo vamos a llamar plan de manejo de la cuenca hidrográfica.
El planteamiento del proyecto o plan implica diagnosticar, pero también planificar
e inferir a futuro los escenarios que esperamos, analizando los problemas,
potencialidades, relaciones, interacciones, limitantes y otros que se producen en
una cuenca hidrográfica.

59

3.2 Gestión integrada
Generalmente, la gestión integrada se define como un proceso integrado e inclusivo
en que los recursos naturales múltiples que contiene una cuenca son manipulados y
controlados conjuntamente con los seres humanos para producir bienes y servicios
útiles. Este proceso incluye y respeta las interconexiones e interrelaciones de los
medios biofísicos, socio económico y político, a sabiendas de que los cambios que
se produzcan en un elemento del sistema natural o acción de manejo, podrían causar
cambios positivos o negativos al estado y productividad de los otros elementos. Por
ejemplo:
La reducción de los manantiales disminuye el caudal mínimo anual del agua
potable, con efectos en los beneficiarios del sistema de abastecimiento por
gravedad.

La migración de personas a la parte alta de una cuenca podría reducir la zona de
recarga de acuíferos locales y la productividad de manantiales de agua merced a
una reducción en la infiltración y el aumento de escorrentía superficial de zonas
que solían ser boscosas.
Al ser el agua un elemento estratégico e integrador, surge la necesidad de una
planificación ambiental para su utilización, dado que:
• El agua se genera por variados procesos que incluyen o afectan la precipitación,
condensación, infiltración, percolación, filtración, evaporación, transpiración y
escorrentía.
• Las laderas tienen sus características físicas respecto a vegetación, suelos
y rocas, pero existen actividades humanas que inciden en el manejo de la
vegetación, suelo y generación de contaminantes.

Conceptos modernos sobre la gestión de cuencas:
• La gestión de cuencas tiene que ver con el uso apropiado de los recursos
naturales en función de la intervención humana.
• Las actividades que realiza el ser humano, así como sus actitudes, necesidades,
conocimientos, cultura y la forma cómo las poblaciones desarrollan sus
sistemas productivos con base en los recursos naturales constituyen el eje de
la gestión de cuencas.

60

El ser humano ejecuta diariamente miles de acciones en las cuencas hidrográficas.
Para que esas acciones formen parte de un proceso de gestión de cuencas deben ser
previamente coordinadas entre sí, para que exista un efecto conjunto en la dinámica
de la cuenca y sus pobladores.
Dentro de las acciones importantes a coordinar en una cuenca están las decisiones para
el uso múltiple del agua o bien el control de inundaciones. Algunas de estas acciones
dan mejor resultado si son coordinadas entre los diversos actores involucrados y se
toma en consideración la dinámica y las características del territorio donde se actúa.
Para que el proceso de gestión sea integrado deben ejecutarse acciones que permitan
obtener beneficios tanto en el aspecto productivo como en el aspecto ambiental,
considerando el comportamiento de la cuenca. Además es necesario que el sistema
de gestión permita que los usuarios participen en las decisiones con el fin de tender
a la equidad.
Actualmente se tienen diversos mecanismos de actuación y políticas de gestión
sobre los recursos naturales que siguen modelos desarrollados por las circunstancias
de cada país. En el cuadro siguiente pueden apreciarse algunos de ellos.

Intervención
JERARQUIZACIÓN DE LAS ACCIONES DE GESTION EN CUENCAS HIDROGRÁFICAS
Etapas de
Aprovechamiento
Aprovechamiento
Aprovechamiento y manejo del agua
Gesón
y manejo
y manejo de
Mulsectorialmente
integrado

recursos

Sectorialmente

naturales
Etapa previa

Estudios Planes y Proyectos
Ordenamiento de cuencas

Etapa intermedia
(inversión)

Desarrollo
integrado de
cuencas

Desarrollo o
aprovechamiento
de recursos
naturales

Desarrollo o
aprovechamiento
de recursos
hídricos

Etapa permanente
(operación y
mantenimiento,
manejo y
conservación)

Gesón
ambiental

Gestión / Manejo
de recursos
naturales

Gesón /
Administración
del agua

Agua potable,
riego,
hidroelectricidad,
conservación,
recreación
Administración
del agua
potable, riego,
hidroelectricidad,
acvidades de
conservación o
recreación

GESTIÓN DE CUENCAS

61

Teniendo en cuenta entonces que nuestros esfuerzos deben encaminarse a procurar
la gestión integrada de los recursos hídricos, es importante comprender a cabalidad
su significado. Según la definición de la GWP11 , la gestión integrada de los recursos
hídricos se define como:
“El proceso que promueve el manejo y aprovechamiento coordinado del agua, la tierra
y los recursos relacionados, con el fin de maximizar el bienestar social y económico
resultante, esto de manera equitativa y sin comprometer la sustentabilidad de los
ecosistemas vitales”.
En definitiva, se apunta a la minimización de los conflictos entre los usuarios, entre
los diferentes sectores y la naturaleza, así como entre quienes participan de un
mismo uso.
En el cuadro precedente se nota que la gestión de cuencas es una forma de gestión que
aún hoy se da en pocos de nuestros países latinoamericanos. Este enfoque de gestión
necesita fórmulas de gobernabilidad que permitan pasar del ejercicio de un sistema
de autoridad definido por límites político-administrativos (como los municipios)a uno
liderado por autoridades que ejercen poder sobre territorios delimitados por razones
naturales, como son las cuencas hidrográficas. Las cuencas, en algunos casos,
abarcan varios estados o provincias, involucran muchos municipios, sociedades de
regantes, prestadores de servicios de agua y saneamiento, de hidroenergía y otros
usuarios de aguas y tierras.
Un aspecto que debe quedar claro es que la cuenca hidrográfica como unidad de
gestión ambiental incluirá a varios actores y abarcará zonas de administración política
diversas, por más pequeñas que estas sean.
La gestión de una cuenca se sustenta en la conjugación de dos grupos de acciones
complementarias:
1. Acciones orientadas a aprovechar los recursos naturales presentes en la cuenca
para el crecimiento económico (quiere decir usar estos recursos, transformarlos, y
consumirlos).
2. Acciones orientadas a manejar o gestionar esos recursos naturales (conservarlos,
protegerlos, recuperarlos), con el fin de buscar la sostenibilidad ambiental.

A su vez, las acciones para aprovechar y manejar una cuenca se dividen también en
dos grupos:
1. Acciones técnicas o directas, también conocidas como acciones o medidas
estructurales (estudios, proyectos, obras, operación, manejo).
11  Global Water Partnership o Asociación Mundial del Agua, http://www.gwpforum.org/

62

2. Acciones gerenciales o indirectas, también conocidas como medidas no
estructurales (financiamiento, normas, organización).

Proceso de urbanización en zona media de una cuenca hidrográfica

3.3 Gestión de cuencas hidrográficas vs. Intervención
El equilibrio natural de una cuenca hidrográfica que se ha alterado por la presencia
de la gente o actividades antrópicas debe ser intervenido para intentar recuperarlo.
Intervenciones no estructurales: Se conoce con este nombre a las intervenciones
pasivas. Generalmente se emplean para los fenómenos que el ser humano no puede
manejar. Estas intervenciones o medidas que se adoptan se basan en observaciones
de las variables características de la cuenca y sobre todo tiene que ver con el
ordenamiento territorial, expresión de una gestión coherente encaminada a
racionalizar actividades de desarrollo y de conservación en una cuenca.
Intervenciones estructurales: En el caso de fenómenos técnicamente manejables
–de hecho asociados al uso del territorio– los criterios de intervención deben
tender a eliminar las causas del deterioro, aplicando para ello el concepto de
prevención mediante intervenciones estructurales intensivas y extensivas.
• Las intervenciones estructurales intensivas son aquellas concebidas mediante
un análisis integral, pero que se encuentran insertas en sectores localizados
del territorio.
• Las intervenciones estructurales extensivas son las que para su cumplimiento
se encuentran dispersas en su territorio.

63

Para llevar a cabo las diferentes intervenciones, se requiere seguir una
metodología que desde el punto de vista temporal tiene dos grandes etapas,
una de planificación y concepción del proyecto y luego otra de ejecución.
Planificación concepción del
programa de gesón

Ejecución del programa
de gesón
( permanente )

Tiempo

Plan de Gesón

3.4 Aspectos clave de la integración de la gestión de recursos hídricos
en las cuencas12
Creación de sistemas de gestión de cuencas:
Los aspectos considerados claves para la creación de sistemas de gestión de
cuencas, son los siguientes:
1.- Voluntad política y sistemas de gestión de cuencas: cuando hay voluntad
política es posible implementar políticas, leyes y acuerdos de financiamiento,
así como contar con el apoyo de instituciones públicas estables que contribuyan
a una buena gestión de los recursos hídricos. Con voluntad política las normas
e instituciones con jurisdicción sobre el agua tendrán más posibilidades de
funcionar eficazmente, inclusive en tiempos de descontento público y más allá
de los cambios de gobierno. La importancia de la voluntad política significa que
es fundamental trabajar con los decisores –explicándoles qué es la gestión
integrada de los recursos hídricos y el porqué es importante– para obtener
respaldo y compromiso desde los niveles más altos del gobierno.
Si bien el liderazgo político es importante, un enfoque integrado no funcionará
si la gestión de los recursos hídricos se manifiesta en forma puramente vertical,
impidiendo la participación de las partes interesadas. La GIRH implica que
quienes estén interesados o sean potencialmente afectados por decisiones
relacionadas con los recursos hídricos sean involucrados en la gestión

64

12  Tomado de RIOC – GWP – Manual para la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos, 2009

de cuencas procurando para ello como primer paso el intercambio libre de
información.
La libre difusión de información es crucial al momento de buscar soluciones
adecuadas. Es difícil poner el enfoque de GIRH en práctica donde no existe la
transparencia o la responsabilidad; donde los afectados quedan excluidos o
donde la corrupción es endémica.
Esto, sin embargo, no significa que en las sociedades jerárquicas, el enfoque
de GIRH deba abandonarse por completo. La respuesta en estas situaciones
radica en tomar un enfoque paso a paso. Por ejemplo, los primeros pasos
podrían incluir reuniones entre grupos departes interesadas para detectar
inquietudes comunes donde es preciso que se tomen medidas.
Una vez identificadas estas cuestiones, se podrá recolectar y compartir
información, y será posible presentar propuestas con el fin de obtener el apoyo
del gobierno.
2.- Leyes y Políticas
En general, las leyes y políticas en materia de recursos hídricos en los niveles
nacional, provincial y local determinan las reglas del juego y establecen
cómo los diferentes actores habrán de desempeñar sus respectivos roles en
el aprovechamiento y la gestión de los recursos hídricos. Los organismos
de cuenca creados por ley tienen un mandato muy fuerte, al igual que los
generados en el marco de los convenios o tratados internacionales sobre aguas
transfronterizas. Las leyes y políticas sobre el agua que especifican los roles,
tareas y responsabilidad de los sectores tanto públicos como privados crean
el escenario – es decir, el marco para la gestión del agua – para administrar
las cuencas como parte integral de los sistemas administrativos nacionales
existentes.
Es necesaria la armonización de los planes de gestión de políticas hídricas a
nivel nacional, con los planes de gestión de cuencas.
3.- Marco para la Gestión del Agua:
La gestión del agua funciona dentro de un marco tridimensional. Los tres
componentes del marco, por lo general elaborados a nivel nacional, son el
entorno facilitador, las instituciones y la gestión. Sin embargo, en este marco
no siempre están presentes todos los elementos.
Esto quiere decir que, para empezar a integrar la gestión del agua en las
cuencas, es importante comprender con claridad el marco de gestión en el cual
se toman las decisiones sobre tal recurso; es decir, a nivel nacional, dentro de
un solo país, o bien a nivel internacional, donde se involucra a varios países.

65

4.- Acuerdos Internacionales:
Los organismos de cuenca no sólo deben cumplir con la legislación nacional, sino
que también deben atenerse a acuerdos legales de índole tanto internacional
como regional. Estos acuerdos, incluso, pueden regir en cuencas que no cruzan
fronteras nacionales (como es el caso de la legislación sobre derechos humanos
y las normas sanitarias y financieras internacionales). Por consiguiente, los
organismos de cuenca necesitan tener acceso a conocimientos en derecho
internacional, a fin de comprender y cumplir con los acuerdos internacionales
y regionales que puedan existir.
Son muchos los acuerdos acerca del agua que afectan a más de un país. Sin
embargo, son en su mayoría muy limitados en su alcance, o bien incluyen
sólo algunos de los países bañados por la cuenca alcanzada por el acuerdo.
No obstante, a veces es posible progresar considerablemente en los acuerdos
de uso compartido del agua y en las buenas prácticas sin suscribir acuerdos
formales.
El abordaje legal sólo es posible cuando están dadas las condiciones que
deberán ser aportadas por el diseño de políticas públicas.
Quizás el marco legal internacional más conocido en materia de agua es la
Convención sobre la Protección y Uso de Cursos de Agua Transfronterizos
y Lagos Internacionales, que establece un marco de cooperación entre los
56 países miembros de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para
Europa, con el fin de prevenir y controlar la contaminación de los cursos de
agua transfronterizos. Se recomienda tomar este ejemplo como estudio de
caso en futuras acciones similares.

66

IV. Recreando conocimientos
Reunidos en grupos de cinco personas conversemos y lleguemos a consensos sobre:
1. ¿Qué significa la afirmación “EL AGUA, RECURSO INTEGRADOR Y ESTRATÉGICO”?

2. ¿Cuál es la importancia del agua y su gestión en las comunidades en las que
ustedes viven?
3. ¿Qué tipo de intervenciones hay en su cuenca, considerando la clasificación
planteada: ¿Intervenciones no estructurales?, ¿Intervenciones estructurales?,
¿Intervenciones estructurales intensivas?, ¿Las intervenciones estructurales
extensivas?
4. ¿Qué espacios en los que se discuta y trabaje por la gestión integrada de recursos
hídricos hay en sus localidades? ¿Qué actores están vinculados y qué actores están
ausentes?

67

V. Sintetizando

La gestión integrada se relaciona con un proceso en el que los múltiples
recursos naturales son utilizados, manipulados y al mismo tiempo
protegidos para la producción de bienes y servicios. NO SE SUGIERE
QUE LOS RECURSOS NATURALES ESTÁN EN FUNCIÓN DE ILIMITADAS
NECESIDADES DE LA SOCIEDAD, sino más bien que es necesario que
estas necesidades de bienes y servicios se integren en la gestión con las
necesidades ecosistémicas en un marco de derechos de las personas y
la naturaleza. Este proceso debe incluir y respetar las interconexiones e
interrelaciones de los medios biofísicos, socioeconómicos y políticos.
Recordemos la definición que se plantea de Gestión Integrada de Recursos
Hídricos: “El proceso que promueve el manejo y aprovechamiento coordinado
del agua, la tierra y los recursos relacionados, con el fin de maximizar el
bienestar social y económico resultante; esto de manera equitativa y sin
comprometer la sustentabilidad de los ecosistemas vitales”.
La correcta gestión de una cuenca hidrográfica deberá incluir a todos los
actores involucrados o presentes con sus respectivos ámbitos de acción
e intereses. Si no se incluye a todos los actores, así como al conjunto de
acciones e intereses que ejercen sobre el agua y los recursos naturales no
serán considerados y sin duda se convertirán en una fuente de conflicto.
La gestión integrada de recursos hídricos requiere entre otros.
1.- Voluntad política y sistemas de gestión de cuencas.
2.- Leyes y Políticas.
3.- Marco para la Gestión del Agua.
3.- Acuerdos Internacionales.

68

VI. Aplicando conocimientos
En base a los conocimientos adquiridos en esta Unidad, le recomendamos responder
las siguientes preguntas:

GESTIÓN DE CUENCAS
1. ¿Qué significan los siguientes conceptos?
a) Plan de gesón:
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
b) Ordenamiento territorial:
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………
2. ¿Por qué para la correcta gesón de una cuenca hidrográfica debe incluirse a todos los actores
involucrados o presentes con sus respecvos ámbitos de acción?
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….
3. ¿Cuáles son las cuatro etapas de la jerarquización de las acciones de gesón en cuencas?
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….
4. ¿Por qué se habla de acciones orientadas a aprovechar los recursos naturales presentes en la
cuenca y de acciones para manejar o gesonar esos recursos naturales?
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….

69

Unidad 4:
Problemas en la gestión de
cuencas13

I. Introduciéndonos en el tema
Resumen:
En esta unidad se hace una exhaustiva descripción de los principales problemas
que afectan el manejo de una cuenca hidrográfica, especialmente relacionados con
erosión, cobertura vegetal, escorrentía superficial, prácticas agrícolas y otras. Al
final, se proponen para estos problemas básicos algunas formas para enfrentarlos.

Objetivo pedagógico:
Al final de esta unidad, las y los participantes:
Conocimiento.
Conocerán las distintas problemáticas que se pueden presentar en una cuenca
desde un análisis socio ambiental y económico.
Destreza.
Podrán identificar en su micro cuenca la principal problemática presente y
sugerir alternativas básicas de solución.
Actitud.
Estarán abiertos a ubicar el conjunto de problemáticas más allá de sus demandas
y las de la organización a la que se pertenece.

13  Gran parte de las informaciones para esta parte han sido tomadas del documento “Gestión de Cuencas Hidrográficas”, de Pablo Lloret
(2005), publicado por el Consorcio CAMAREN (Sistema de Capacitación para el Manejo de los Recurso Naturales Renovables), Universidad de
Cuenca – Ecuador.

70

Mapa de la Unidad

Unidad 2
Marco
conceptual de
c
lla GIRH y
gestión de
g
cue
cuencas

Unidad 3
Gestión de
G
Cuencas

Problemas en
una cuenca
hidrográfica
¿qué hacer?

Importancia de la
cobertura vegetal
en las zonas de
recarga y
afluentes en las
captaciones de
agua

Pérdida de
zonas de
captación de
precipitación
oculta

Estrategias de
manejo de
tierras en las
cuencas

Agricultura y
uso
inadecuado de
laderas

Escorrentía
superficial no
controlada

Erosión y
escorrentía
superficial.
Algunas
soluciones

Problemas de
disponibilidad
del recurso
agua

Unidad 1
Disponibilidad
Dis
d
y usos del
rec
ecurso agua

Unidad 4
Problemática de
la gestión de
cuencas

71

II. Desde la experiencia

PROBLEMAS EN LA GESTIÓN DE CUENCAS

NO

1. ¿Conoce usted de problemas presentes en la cuenca en la que
habita?
2. ¿Conoce usted técnicas que se u„lizan en la ges„ón de
cuencas?
3. En su opinión, ¿Qué es el cambio de uso del suelo? Fundamente brevemente su respuesta
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….
4. ¿Por qué cree usted que se dan los principales problemas en una cuenca? Fundamente
brevemente su respuesta
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….
5. ¿Cuáles son algunas de las técnicas que se están empleando en su cuenca para enfrentar los
problemas actuales?
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….

72

III. Conceptualizando
4.1 Problemas en una cuenca hidrográfica, ¿qué hacer?
Procesos de erosión y sedimentación
Entre los pilares fundamentales para el manejo integrado de los recursos en una
cuenca hidrográfica está el mantenimiento y mejora de los suelos, sobre todo cuando
se habla de producción agrícola. En todos los medios y a todo nivel se ha reconocido
y priorizado el tema de la erosión como problema fundamental en el manejo de los
suelos.
Erosión: Es un proceso geomorfológico que ocurre de forma natural en las laderas
y consecuentemente en las cuencas hidrográficas. No obstante, este es un proceso
que es amplificado y acelerado como consecuencia de las modificaciones de la
vegetación, de la superficie de la tierra y la modificación del flujo natural de los
recursos hídricos.
La erosión se mide a nivel de cuenca hidrográfica por medio de la producción
desedimentos, los que se expresan en la cantidad de toneladas por área en un
período de un año (--TN/km²/año). Usualmente la erosión se mide por medio de la
cantidad de sólidos suspendidos que salen de la desembocadura de la cuenca en el
agua.
La erosión del suelo necesita dos eventos para que llegue a ocurrir: el desprendimiento
de las partículas de suelo en la superficie y su transporte. Los agentes naturales
principales que causan estos eventos son:
• El impacto de las gotas de lluvia que causan una salpicadura de las partículas
de su posición original. Por esta razón, la pendiente, sumada a la fuerza de la
gravedad, juegan un papel importantísimo en este fenómeno. El efecto de la
salpicadura es también el de preparar la superficie para el movimiento más fácil
del suelo con las próximas gotas o con el esfuerzo de la escorrentía superficial.
• El movimiento de la escorrentía superficial turbulenta podría llevar y a veces
desprender las partículas y moverlas de su posición original en la dirección
aguas abajo.

73

En el fenómeno de la erosión existen dos aspectos fundamentales a ser tenidos
en cuenta:
Erodabilidad: Es la tendencia de los suelos a ser erosionados cuando son
atravesados por volúmenes de agua, lluvia o escorrentía superficial. La
erodabilidad es determinada por la textura de los suelos, profundidad,
estructura, densidad, humedad, composición química, materia orgánica y
principalmente por la presencia o ausencia de vegetación.
Los suelos con un mayor potencial de erodabilidad presentan textura uniforme
y no contienen arcilla o partículas grandes; son de poca profundidad, sin
estructura de coloides, con baja densidad, con humedad muy alta o muy baja.
También presentan características químicas que causan efectos de dispersión
cuando están mojados, ya que no contienen mucha materia orgánica en la forma
de raíces porque no tienen buena cobertura de vegetación. Por el contrario,
suelos sin esas características presentan resistencia al desprendimiento y
transporte.
Erosividad: Es el potencial de la lluvia y la escorrentía superficial de causar
erosión.
La salpicadura de las partículas de suelo es un proceso muy importante, ya
que la lluvia que cae con gotas grandes y pesadas alcanza velocidades de
impacto más altas con lluvias más intensas. El tamaño de las gotas aumenta
con la intensidad de la lluvia hasta un máximo de 5-6 mm, por lo tanto tienen
más erosividad y podrían causar más erosión de partículas. Asimismo, si el
ángulo entre la pendiente y la caída de la gota es de 90 grados o más, tendrá
el efecto máximo de salpicar las partículas en la dirección de la pendiente.

74

La pendiente es un factor muy importante porque afecta la distancia a la
que podría salpicar las partículas de suelo. Los impactos de las gotas podrían
causar que las partículas del suelo multipliquen la distancia de influencia al
caer.
La pendiente es importante porque la velocidad del movimiento es una función
de su profundidad o forma de sección (para un cauce), de la fricción de la
superficie y del gradiente hidráulico. En consecuencia, bajo características
similares, pendientes fuertes que conducen igual cantidad de agua tienen más
potencial de erosionarse.
Entre los agentes que producen la erosión están:
Erosión causada por la ganadería intensiva. El constante pisoteo de las reses
causa el desprendimiento del suelo y su posterior movimiento aguas abajo.
Asimismo, el peso de las reses compacta y empuja el suelo de su posición
original (efecto pie de vaca). Además de provocar erosión, también causa
escorrentía superficial durante las lluvias, causando la concentración de
pequeños cauces o torrentes que fluyen hacia abajo con alta turbulencia.
Limitarla ganadería intensiva en las cuencas altas es un objetivo fundamental
de la gestión de cuencas.
Erosión causada por prácticas agrícolas incorrectas. En suelos ya transformados
o suelos agrícolas, el no utilizar técnicas apropiadas (siembra en curvas de
nivel, trampas de sedimentos, protección de laderas, barreras vivas y otras)
causa erosión constante, aunque muchas veces poco perceptible. Esto incide
en pérdida de fertilidad de los suelos y por ende en la sobre-aplicación de
fertilizantes y agroquímicos.
Erosión causada por senderos, caminos, carreteras. Los caminos en general
son una fuente de escorrentía superficial concentrada y de sedimentos
suspendidos en el aguade las cuencas. Existe toda una serie de medidas a
tomar para evitar que los caminos sean fuente de erosión, pero quizá el más
importante es el de tratar a estas entidades como una unidad de manejo y no
como una obra que se construye y se le olvida. Esto implica por tanto acciones
que van desde el diseño, hasta la vida útil del camino, todas tendientes a
minimizar los efectos negativos sobre la topografía que de por sí ocasiona la
construcción de una vía.
Erosión causada por movimientos de masa. Esta forma de erosión corresponde
a los derrumbes, deslizamientos y movimientos de tierra o lodo que en general
liberan mucha materia que puede dañar los cursos naturales del agua, alterar
el paisaje, impactar en las actividades humanas y ser fuente importante de
producción de sedimentos. Generalmente estos movimientos de masa se

75

evitan al realizar las obras de infraestructura (caminos, canales, presas, etc.)
con las debidas medidas de previsión.
Otras dos fuentes importantes de erosión son la sismicidad y el aumento de
pendientes por el corte de taludes por los ríos (socavación).
Dentro de estas causas de erosión, una de las más impactantes en una cuenca
es quizá la ligada directamente con la erosión producida por construcción
de caminos, carreteras y obras diversas. Si bien es cierto que las vías son
fundamentales para el desarrollo de los pueblos, cuando están mal construidas
son fuente constante de producción de sedimentos y de daños ambientales.
Vías de comunicación y obras diversas deben estar bien concebidas, diseñadas,
construidas y mantenidas para no ser fuente de problemas ambientales.
A continuación se presentan otros aspectos relativos a la erosión que puede
ser causada, precisamente, por obras para la dotación de agua para las
poblaciones.
Causas
• Disminución de la cobertura debido a apertura o edificación
• Facilidad de penetración o acceso
• Exposición del suelo y compactación de caminos
• Ubicación inadecuada
• Laderas demasiado inclinadas
• Excesivos cruces de ríos
• Planificación deficiente
• Densidad demasiado alta
• Diseño inadecuado
• Drenajes mal dimensionados
• Drenajes mal ubicados
• Ausencia de drenajes
• Falta de mantenimiento

76

Impactos:
• Alteración del régimen hídrico
• Incremento de los flujos máximos, crecidas o torrentes
• Erosión
• Erosión en masa
• Deterioro de la calidad del agua con sedimentos
• Fuente de sedimentos de ríos, reservorios, embalse y otros
Controles y Protecciones
Planificación:
• Realizar estudios de impactos ambientales “previos” a la construcción
• Evitar áreas con pendientes y donde existan afloramientos de agua
Ubicación:
• Construir en las partes altas para prevenir la erosión y transporte de
sedimentos a los ríos y zonas bajas
• Evitar laderas inestables
• Evitar construir cerca de cauces
• Cuando sea indispensable cruzar ríos en ángulo recto con drenaje adecuado
para máximas crecidas
Construcción:
• Construcción durante la época seca
• No dejar materiales sueltos durante la construcción
• No utilizar materia orgánica para los rellenos; compactar bien
• Escoger bien los sitios de relleno o de depósito de materiales

77

• Cubrir inmediatamente los sitios de relleno con vegetación
• De ser necesario, acelerar el proceso de cubrimiento con medidas de control
físicas.
• Gradiente máxima del 10 al 12 %
Drenaje y Mantenimiento:
• Diseño de un sistema adecuado de drenajes longitudinales y transversales
• Mantenimiento constante y sistemático
• Drenaje transversal espaciado y adecuado en función de la precipitación,
pendiente del camino, pendiente de las laderas, topografía en general.
• Proteger los drenajes aguas arriba y aguas abajo
•Limpieza constante de drenajes.

4.2 Importancia de la cobertura vegetal en las zonas de recarga y
afluentes en las captaciones de agua
La cobertura vegetal tiene múltiples funciones dentro del ciclo hidrológico. En una
cuenca hidrográfica, su importancia es fundamental para la producción de agua.
Cuando se interviene o se altera la cobertura vegetal en zonas de cuencas altas y en
las zonas aledañas a las captaciones de agua, se provoca un cambio de uso de suelo
que provoca aceleramiento de los procesos erosivos, la disminución de la capacidad
de las cuencas para retener agua durante los periodos invernales o de temporada
lluviosa y la disminución drástica durante las épocas de estiaje o de caudal mínimo.
Estos cambios son frecuentemente inducidos por la ganadería y la agricultura, pero
también por el avance de la frontera urbana y están causando un desbalance hídrico.
Este tipo de prácticas provoca que el agua se escurra rápidamente de las laderas
y que menos agua sea retenida, lo cual significa menos agua durante las épocas
secas, pero también crecidas o torrentes más fuertes durante el invierno o la época
lluviosa.
Toda esta situación causa además problemas de calidad de agua, dado que se
produce agua con sedimentos en suspensión (más difícil y cara de tratar). Asimismo,
el movimiento de agua superficial en el invierno o época lluviosa, el golpe de las
gotas en el suelo, la ausencia de vegetación y una ausencia total de estructura
orgánica en los suelos de laderas, causa erosión y remoción de suelos. También
causa remoción de heces y otro tipo de materia orgánica, así como de agroquímicos,
los cuales fluyen directamente al agua superficial, contaminando los caudales de
ríos y quebradas y las fuentes de agua potable aguas abajo.

78

Los árboles tienen valores múltiples como defensores y retenedores del suelo,
aumentando la infiltración y percolación, captando precipitación horizontal u oculta
(condensación de nubes o neblina), produciendo sombra y muchos beneficios más.
Los árboles igualmente tienen su propio valor como productores de leña, frutos,
forraje, madera y como hábitat para vida silvestre.
El mantenimiento de árboles o cobertura forestal alrededor de fuentes de agua
asegura la calidad de agua superficial y subterránea, convirtiéndose en una zona de
protección o de amortiguamiento contra fuentes potenciales de contaminación.

4.3 Pérdida de zonas de captación de precipitación oculta
La precipitación oculta o precipitación horizontal es el resultado del contacto entre
la superficie de las hojas de los árboles y plantas y las nubes. Éstas, al pasar
frecuentemente, ayudadas por el viento, chocan contra los árboles o la vegetación,
ocasionando condensación y produciendo agua.
En muchos lugares de los diferentes países latinoamericanos, las corrientes de aire y
el relieve accidentado o elevado provocan la precipitación oculta. En este fenómeno,
las hojas actúan como núcleos de condensación del vapor en el aire saturado de
humedad. El volumen de agua que capturan está en función de la superficie total
de las hojas en la sección transversal del perfil del bosque, así como de la velocidad
del viento, lo que va a determinar el volumen de aire y por tanto el volumen de
vapor que pasa por las hojas. En general, las montañas que tienen brisas regulares
y presencia de nubes la mayor parte del año son óptimas para la captación de
precipitación oculta.

Experimentos en bosques nublados o nubosos indican que la precipitación efectiva
de estos ecosistemas podría ser más del doble de la precipitación que cae en forma
de lluvia. La condensación de vapor contribuye significativamente a mantener la
humedad del suelo; los árboles latifoliados que cuentan con una superficie grande en
sus hojas permiten la infiltración constante y profunda de una gran cantidad del agua
total que llega al suelo, absorbiendo más de lo que la evaporación y transpiración
del suelo podrían remover. La alta humedad permite el crecimiento de una cobertura
vegetal densa y completa que en el entorno previene los impactos al suelo por las
gotas, la erosión y una gran parte de la escorrentía superficial.

Cuando, por razones de conversión directa del uso de la tierra (por la tala completa de
un bosque nublado para convertirlo en potrero o dedicarlo a la agricultura) o indirecta
(a través del cambio del bosque en forma gradual por extracción selectiva de árboles
latifoliados de alto valor maderable o calorífico para leña), se transforma el bosque
denso latifoliado en otros tipos de sotobosque, bosque secundario o vegetación

79

baja como pastos o cultivos, la mayor parte de la capacidad de captar vapor y en
general humedad se pierde.
Una premisa importante en la gestión de cuencas es la conveniencia de mantener
los bosques o la vegetación naturales. Las transformaciones drásticas o bien otro
tipo de vegetación, propicia cambios fundamentales en el micro-clima y la calidad
del suelo.
En cuencas transformadas, para recuperar las condiciones originales, se debe
tratar de imitar las características de los bosques nublados, es decir recuperar
los condensadores naturales, superficies de hojas muy grandes y una estructura
compacta del bosque, sub-bosque y sotobosque (niveles de coronas) espaciados
verticalmente para ofrecer la mayor resistencia posible para captar las aguas de las
nubes.
En los planes de reforestación esto plantea el desafío de encontrar árboles que
crezcan relativamente rápido, sobre todo nativos y provenientes de bosques
nublados, con buenas características y usos múltiples en términos de frutales y la
habilidad de dar ramas para leña o postes sin tener la necesidad de cortar el árbol
entero. Generalmente, el conocimiento local sabe identificarlos; frecuentemente las
personas mayores de la comunidad pueden recordar cómo eran los antiguos bosques
y dónde están las manchas de bosques remanentes para multiplicarlos como fuentes
de semillas.

80

Escorrentía superficial no controlada
Evitar los impactos negativos que produce la escorrentía superficial no controlada
es uno de los principales ejes de trabajo en la gestión de cuencas. A continuación
enumeraremos los impactos negativos que produce ese tipo de fenómeno.
• La escorrentía superficial no controlada significa una redistribución de aguas
en el balance hídrico, por lo que habrá menos agua de la necesaria agua arriba
y más agua de la que es beneficiosa aguas abajo (dependiendo del tipo de
clima y cultivos involucrados).
• Cada metro cúbico de agua que no se infiltra durante el período lluvioso es
un metro cúbico que no estará disponible durante el período más seco.
• Transmite y magnifica la energía que tiene el agua de un lugar a otro en la
forma de torrentes.
• Causa una gran cantidad de crecidas en la red hídrica que aumentan el
riesgo de inundaciones y otros daños físicos del agua a lo largo de los ríos y
quebradas.
•Causa efectos colaterales como erosión, que podría dañar los sistemas
acuáticos y afectar significativamente la calidad de agua y la productividad
agrícola.
El control de la escorrentía superficial se lo puede enfrentar desde dos perspectivas:
Frenar y dispersar el agua continua y de manera suficiente para causar la infiltración
durante o inmediatamente después del fenómeno que la causó.
El frenar y dispersar el agua previene el desprendimiento de partículas del suelo y
la formación de cárcavas. Vale recordar que la crecida está en función del largo de
la pendiente y de la contribución aguas arriba. Si se corta o disminuye el largo de
la pendiente y se remueve la energía del agua a través de fricción artificial (curvas
de nivel, barreras vivas o trampas de sedimentos, por ejemplo), se baja la velocidad
del agua, provocando el efecto desedimentación si ya ha ocurrido la erosión arriba.
Remover el agua que excede la capacidad de la ladera para infiltrarla o la necesaria
para el crecimiento de las plantas.
Esto sobre todo es oportuno en zonas de trópicos húmedos que tienen más lluvia
que evapotranspiración y que sufren de condiciones de saturación del suelo que
puede dañar los cultivos. Prevenir de manera segura y controlada la fuerte erosión
en el sitio puede efectuarse por medio de zanjas u otros tipos de drenaje adecuado
para captar los volúmenes fuertes de precipitación y escorrentía y conducirlos a un
cauce o una zona de colección o infiltración protegida y adecuada o fácil de manejar.

81

4.4 Agricultura y uso inadecuado de laderas
La calidad, cantidad y fertilidad de los suelos es importante para la productividad y
sostenibilidad en el largo plazo de las actividades agrícolas o agropecuarias y para la
calidad del agua. Las pérdidas de suelo tienen un impacto negativo mayor dado que
el proceso de regeneración natural del mismo es relativamente lento y en la vida de
un pequeño productor puede ser más o menos un recurso no renovable si el daño
es fuerte.
El suelo es la esponja superficial que permite la infiltración y percolación del agua de
lluvia a la roca y al subsuelo.
Cuando el suelo se degrada, pierde su habilidad de absorber y retener. La escorrentía
superficial aumenta y tiene la habilidad de salir completamente de la ladera durante
la tormenta dado que la concentración y velocidad de caudal son mayores. Esto trae
como consecuencia que al finalizar la lluvia no hay mucha agua que infiltrar puesto
que ya toda salió del sistema.
En los ejemplos siguientes, se presentan dos casos, de dos agricultores quienes
manejan dos terrenos similares. Los dos convierten una zona boscosa en un campo
para cultivar maíz y frijoles.
Agricultor A:
• Roza y quema el bosque en la ladera. En el primer año tiene cierta productividad.
• La lluvia se convierte en escorrentía superficial y erosiona el suelo de la
superficie. La pérdida de nutrientes y la ausencia de materia orgánica resultan
en una baja humedad y fertilidad del suelo, por lo que en el segundo año tiene
una menor producción.
• Este proceso continúa hasta el punto que no vale la pena poner estructuras
de conservación ya que el suelo y el sitio están totalmente degradados. Nadie
lo cuidará y aunque la vegetación va a recuperarse, las cárcavas aumentarán
y probablemente la ganadería extensiva va a ocupar el terreno. Este es un
proceso en desequilibrio porque al primer cambio se le agregan más cambios
negativos, debido a la ausencia de acciones de protección. Las consecuencias
de los cambios en las partes altas son trasmitidas a las partes bajas también.
• La escorrentía y la formación de torrentes pueden dañar también seriamente
el terreno de los vecinos. El sedimento puede entrar en los cauces, causando
contaminación a fuentes de agua y deposición que podría causar inundaciones
y erosión de las orillas durante el invierno. La recarga de la zona freática será
menor y el caudal de los manantiales, las quebradas y los ríos disminuirá.

82

Agricultor B:
•También roza y quema el bosque.
• Pero se establecen estructuras de conservación de suelos inmediatamente
después que se desmonta el terreno. Éstas mantienen el suelo y previenen la
formación de escorrentía superficial.
• Ante la ausencia de erosión y escorrentía, la humedad es alta y las
características físicas del suelo se mantienen; esto repercute en mejora de la
vegetación y una alta producción de los cultivos.
• Ante mejores características físicas del suelo, a través de la adopción de
estructuras que conserven el suelo el agricultor se evita la necesidad de
reparar sus barreras cada año. Esto le permite trabajar más en su campo para
mantener y mejorar la productividad de su sistema. Después de la intervención
en el desarrollo de estructuras de conservación, el sistema se está moviendo
en un ciclo que permite una nueva estabilidad económica y física con una
productividad que generalmente está aumentando.
• El cambio positivo en la parcela como consecuencia de la protección induce
también otros cambios positivos en el entorno. La protección en la parte alta
previene impactos negativos en la parte baja como la erosión a través de los
campos vecinos por efectos de la gravedad. La infiltración del agua mantiene
la productividad de los manantiales y quebradas aguas abajo.

4.5 Estrategias de manejo de tierras en las cuencas
Para los sistemas de agua potable, es más importante promover usos del suelo
que propician la infiltración durante la época lluviosa y previenen la escorrentía
superficial, como por ejemplo mantener la cobertura forestal natural. Por definición,
los sistemas de agua miden sus caudales o productividad hídrica del sistema en la
estación seca. Si hay suficiente agua en la estación seca también habrá suficiente
en la época de lluvias. Aquí es importante señalar que en una cuenca la agricultura
orgánica, con cobertura de vegetación completa y obras de retención de agua en el
campo, es probablemente de igual valor que un bosque denso.
Es importante reconocer la funcionalidad o valor múltiple de árboles y vegetación
e igualmente reconocer que su función debe ser permanente. En el caso de ser
necesarios esfuerzos de reforestación, el sembrar árboles maderables para la
protección de fuentes de agua, por ejemplo, puede crear problemas a futuro porque
de no ser en una zona legalmente protegida, la protección que puede producir puede
ser puesta en riesgo por fines de explotación maderera, con todos los impactos que
eso involucra. De igual modo, es importante seleccionar especies de árboles que
sean autóctonas y que no se caractericen por necesitar mucha agua.

83

Debe prevenirse la instauración de sistemas silvopastoriles (árboles y animales) en
las zonas de recarga de tomas de agua, ya que esto podría causar contaminación de
agua por las heces de los animales. Tampoco conviene prevenir la instauración de
sistemas agroforestales (cultivos y árboles) en las zonas de recarga si los cultivos
requieren uso de agroquímicos, ya que podrían causar contaminación química del
agua.

4.6 Erosión y escorrentía superficial.Algunas soluciones
Técnicas
• Reforestación con árboles nativos, prefiriendo los que tienen copas y follaje
denso y completo, preferiblemente de uso múltiple.
• Tratar de usar una cubierta de vegetación completa y continua durante todo
el año (labranza mínima), para prevenir el salpicado del suelo, aumentar la
infiltración y prevenir la erosión por efecto del viento.
• Promover la agroforestería como medio para proteger el suelo y las laderas
contra la fuerza de la lluvia.
• Preconizar la siembra en curvas de nivel para prevenir la concentración de
flujo superficial.
Todas estas recomendaciones o técnicas dependerán de la disponibilidad de agua en
el suelo, el tipo de cultivo, suelo, etc. En la teoría hay normas y guías específicas,
pero quizá lo más importante es el sentido común, el cual dicta, por ejemplo, que es
pésimo dejar grandes áreas de suelo sin cobertura vegetal u orientar las plantas en
dirección paralela a la pendiente.
Controles mecánicos
Debido a la mecánica del flujo, el problema principal que hay que afrontar es la
formación de escorrentía superficial en una forma concentrada, con alta profundidad
y velocidad.
Esto se dá en función de la diferencia entre la intensidad de la lluvia, la capacidad de
infiltración y el área aguas arriba donde se origina el agua. Así, es importante diseñar
una protección física que aumente la infiltración y reduzca la escorrentía. También,
en casos donde hay exceso de agua por la ladera o el campo, es necesario remover
el agua vía drenaje controlado. Asimismo, se necesita cortar o interrumpir las líneas
de flujo.
En orden de importancia, protecciones contra la escorrentía y pérdida de suelos en
laderas son las siguientes:

84

Surcos en contorno
Son aquellos que se construyen transversales a la pendiente máxima y a nivel
de contorno (curvas de nivel). Con ello se obtiene reducción de la frecuencia y la
velocidad de flujo. Además, se reduce la tendencia a la concentración de flujos y se
aumenta la infiltración de lluvias.
Los surcos en contorno son buenos para pendientes menores al 15% o en combinación
con barreras en pendientes más altas. No son útiles para suelos que se saturan
rápidamente o tienen costras impermeables. Son recomendados para áreas secas.
Barreras de interrupción
Se construyen transversales a la pendiente máxima y a nivel de contorno. Previenen
la formación de largas líneas de flujo a través de la pendiente.
• El objetivo es parar o reducir la velocidad de flujo.
• Este tipo de barreras pueden generalmente ser montículos pequeños de
tierra de 10 a 30 cm.
• Estos detienen el flujo, causando una pequeña represa y la deposición de
sedimento, con el tiempo se convierten en una terraza pequeña.
También pueden ser cortinas de ramas o líneas de piedra, pero igualmente líneas de
vegetación cuyo objetivo es reducir y disipar el flujo de agua. Éstas también pueden
formar terrazas de sedimento. Esta técnica puede ser combinada con surcos de
contorno.
Terrazas
Son más grandes que las barreras de interrupción y son utilizadas para cambiar
la forma dependientes para agricultura y asegurar el suelo contra la gravedad y la
fuerza del agua.
El objetivo es transformar la tierra en declive en una serie de escaleras planas o
semiplana, usando para ellos muros o un corte con vegetación vertical o casi vertical.
Su tamaño y espaciamiento dependen de la pendiente y de la profundidad del suelo.
Normalmente, la base del muro arriba tiene un nivel igual al del borde superior del
muro abajo. Lo cual determina las distancias entre los dos.
Zanjas de infiltración
Son excavaciones de entre 20 y 40 cm. de profundidad en surcos de contorno.
Sirven para capturar la escorrentía superficial y concentrar el agua en una zona
donde se quiere más infiltración para cultivos y/o árboles o bien para “siembra de
lluvia” (infiltración de agua de lluvia en el suelo y en acuíferos).

85

Interrumpen el flujo de agua y previenen profundidades grandes. Para laderas con
suelos fértiles, se necesitan de más de 30 cm. de profundidad. Las zanjas pueden
ser también utilizadas para drenaje controlado, llevando el agua del campo ladera a
una quebrada o un cauce artificial.
Controles de cárcavas
Son medidas físicas para eliminar la erosión existente o prevenir más erosión. Pueden
servir para controlar la erosión a nivel de ladera y el área de drenaje a la cárcava, así
como también a nivel de la cárcava misma.
A nivel de ladera y para evitar totalmente la escorrentía a la cárcava, se utilizan las
acciones descritas anteriormente. A nivel de la cárcava misma se pueden construir
o colocar diques, pequeñas barreras, obstáculos transversales y otros.
A mayor pendiente de la cárcava, menor espacio entre estructuras de barrera.
El borde superior de una estructura debe estar al mismo nivel que la base de la
estructura contigua aguas arriba y esto determina el espaciamiento. A los pies de
las estructuras se deben poner “colchones hidráulicos”, tales como piedras, ramas
y otros con el objeto de absorber la energía del agua que fluye en la cárcava y que
caerá de cada barrera.

4.7 Problemas de disponibilidad del recurso agua
Cantidad: cuando hablamos de la disponibilidad del recurso agua en el tiempo, ésta
se compone de dos factores que son la cantidad y la calidad. En la gestión integrada
de cuencas hidrográficas, muchas veces el balance hídrico, o sea la cantidad de
agua disponible, es el factor que más mueve y convoca a las comunidades cuando
se trata de problemas o de la solución a los mismos.
Es importante por lo tanto enfocar el manejo integrado de cuencas con el hecho
de mantener el balance hídrico adecuado de forma que las cantidades de agua
abastezcan las necesidades de todos los usuarios de la cuenca a lo largo del año.
Con ello se busca un equilibrio entre usuarios aguas abajo con los usuarios aguas
arriba.
Bajo este enfoque se necesita conocer los conflictos biofísicos del uso de la tierra
que pueden tener influencia significativa sobre la entrada de agua a la cuenca (lluvia)
y el agua retenida y luego utilizada para diversos usos.
Las modificaciones o conflictos típicos que se presentan en una cuenca, y que
producen el desbalance hídrico pueden ser:
• Directos: conflictos de demanda cuando en la parte alta de la cuenca se
produce un aumento en la demanda, a través de la extracción.

86

• Indirectos: conflictos en el uso de la tierra que afectan en general el balance
hídrico: se generan básicamente por la modificación de elementos del ciclo
hidrológico. Sus efectos son diversos pero en general afectan de manera
significativa a todos los usuarios de la cuenca y poseen una inercia muy
grande, es decir que pueden fácilmente causar daño, pero su solución toma
mucho tiempo y esfuerzo.
Calidad: aún si se asegura la cantidad de agua, no podemos decir que se tiene
asegurada la disponibilidad del recurso, puesto que es necesario que esa cantidad
de agua que se va a “tomar” este en buenas condiciones, lo cual tiene que ver con
la calidad.
Según datos de la Organización Mundial de la Salud, OMS, en Latinoamérica se
contaminan las fuentes de agua dulce once veces más por persona que en Europa.
Esto se comprueba cuando menos del 10% de las municipalidades grandes en
Latinoamérica y el Caribe procesan sus aguas antes de devolverlos a los cuerpos de
agua.
Las dos formas más importantes de contaminación para la calidad del agua son:
1. El desecho de aguas residuales (urbanas e industriales), heces de
saneamiento urbano, letrinas y tanques sépticos rurales en cuerpos de
agua.
2. Las descargas de grandes cantidades de sedimentos suspendidos que
resulta de la erosión de los suelos en las laderas de las cuencas.
Para el caso de los sedimentos, éstos tienen el efecto que no solamente producen
daño físico a los sistemas de aprovechamiento de agua a través de sus efectos de
sedimentación, sino que también afectan la calidad, debido a su aspecto, su sabor
y olor, además de que transportan y protegen otros contaminantes (encapsulados)
entre ellos como plaguicidas, materia orgánica, bacterias y metales pesados.
Además, la presencia de sólidos en suspensión puede afectar substancialmente la
capacidad de los sistemas de purificación (especialmente la desinfección), a pesar
de que funcionen bien.
Este efecto múltiple es una de las razones principales por la que muchas veces, cuando
es posible, se utiliza agua subterránea (que tiene poco sedimentos suspendidos),
especialmente los manantiales y pozos. En caso contrario, es necesario remover los
sólidos suspendidos en el agua antes de abastecer a los usuarios.
En el abastecimiento de agua a pequeñas comunidades se han identificado algunos
problemas comunes entre los que se encuentran:
Demanda y Competencia de agua: se la puede dividir en dos formas fundamentales,

87

aguas arriba y aguas abajo. Aguas arriba usualmente se manifiesta cuando la cuenca
es abastecedora a una comunidad lejana que se abastece por medio de una tubería
de gravedad desde la fuente (generalmente de mejor calidad que las fuentes de agua
cercanas a la comunidad beneficiaria).
Las comunidades que viven en la parte alta tienen necesidades de aprovisionamiento
de agua (para los usos ordinarios como beber, regar, uso doméstico, etc.). En la parte
baja generalmente están las comunidades más organizadas (suelen existir sistemas
productivos más estables), por lo que han construido su sistema de abastecimiento
pero ignoran a las comunidades no beneficiarias del sistema que están en la parte
alta, que es donde se requiere cuidarlas fuentes, en términos de calidad y cantidad.
Esta contradicción es injusta, ya que se llega a casos en los que las comunidades
beneficiarias intentan u obligan a la reubicación de las personas que están ocupando
la parte alta. Por estas circunstancias, se debe buscar la manera de aprovechar los
recursos en forma equitativa, para no competir con los beneficiarios de la misma
fuente y protegerla en términos de calidad. Esto significa que se necesita alguna
forma de compensación o retribución de las actividades de conservación que ellos
realizan. Ahora bien, ¿cuál debería ser la forma de compensación más apropiada?
En general, entre las principales opciones a tener en cuenta están:
• Desarrollar sistemas paralelos, no competitivos y más pequeños, con y para
la gente que vive en la cuenca, por ejemplo sistemas de cosecha de lluvia,
aprovechamiento de manantiales más pequeños, que no son apropiados para
la comunidad lejana, pozos de baja profundidad y otros.
• Compartir la fuente a través de una conexión local a la toma de agua con el
mismo tipo de tratamiento, para obtener el mismo tipo de servicio que tiene
la comunidad beneficiaria lejana. Esto, en definitiva, es tratar a los residentes
como una extensión satélite o parte de la comunidad principal.
• Optimizar los sistemas o infraestructuras de aprovechamiento del recurso
para minimizar la cantidad de agua requerida, por ejemplo en sistemas de
riego cambiar del riego por inundación a sistemas de rociadores; en sistemas
de abastecimiento de agua potable intentar terminar con las pérdidas y agua
no contabilizada. A todo esto se suma el hecho de que el agua “usada” en
la parte alta de la cuenca debe necesariamente ser tratada, evitando con ello
aguas abajo problemas de disponibilidad y calidad.
Operación y mantenimiento de sistemas de abastecimiento de agua: El hecho de
que se presenten problemas en la operación y el mantenimiento de los sistemas
de abastecimiento de agua potable está ligado a la gestión de la cuenca. Dado que
está de por medio la salud de los beneficiarios del sistema, su abordaje merece
importancia.

88

La confiabilidad o sustentabilidad funcional de un sistema de abastecimiento de
agua potable está ligado a la cobertura del sistema, a la continuidad del servicio, a
la calidad del producto, o sea el agua, así como a ciertas condiciones específicas
como presión, cantidad, etc.
Todas estas características, en general, tienen un vínculo muy fuerte con la matriz
productora del agua, que es la cuenca, por lo tanto el que fallen o no, en gran
medida dependerá de condiciones dadas por la cuenca. En el caso de tomas de agua,
conducciones, plantas potabilizadoras, pozos, bombas, tanques de almacenamiento
y otros, estos sufrirán si en ciertas épocas del año tienen que tratar agua con
excesiva presencia de sedimentos o contaminantes o simplemente si hay escasez.
La operación y mantenimiento está en función de la calidad del sistema comunitario.
Esto se refiere a cuidar la inversión de capital que se desarrolló durante el proyecto
de captación y aprovechamiento de recursos de la cuenca. El mantenimiento es un
costo a largo plazo y está bajo la responsabilidad de la comunidad.
El mal funcionamiento de sistemas de agua potable tiene un costo financiero y social
en términos de trabajo perdido y enfermedades, cuando los beneficiarios deben
abastecerse de fuentes contaminadas o sacrificar su higiene básica por cortes en el
servicio. Este tipo de problemas incide directamente en la salud de la población y en
los costos sociales y económicos que esto conlleva.
Contaminación de las fuentes por heces humanas y animales
• Manejo de heces de bebés, generalmente las personas piensan que son
inocuas, cuando de hecho son más infecciosas.
• El compartir fuentes superficiales con animales o al menos ausencia de
protección contra animales que introduzcan directamente bacterias coliformes
y parásitos al agua.
• Lavado de ropa o uso del agua para bañarse en zonas de fuentes o captaciones.
• Realizar las necesidades humanas al aire libre, generalmente cerca de
cursos de agua por existir lugares escondidos, desechos humanos que son
frecuentemente lavados hasta los cursos de agua por escorrentía superficial.
• Fallas en la protección de la zona de toma, cercanía de animales, ingreso de
aguas contaminadas.
Quizá el método más importante para combatir estos problemas es la educación en
cuanto a higiene familiar y salud pública, elementos importantísimos a la hora de
realizar un manejo integrado de cuencas.

89

Ingreso de bacterias fecales en aguas subterráneas a causa de aguas residuales:
cuando en una comunidad se usan pozos de poca profundidad y se manejan las
aguas negras en letrinas que no estén bien diseñadas, la relación de contaminación
es directa. Las aguas negras pueden percolar o filtrarse y contaminar el agua
subterránea que se usa. La velocidad e intensidad de la contaminación es dada por
la clase de suelo presente, sobre todo si se tiene un suelo con alta permeabilidad,
donde el nivel freático sube cerca de la superficie de la tierra, o donde hay fisuras
o tuberías subterráneas en la roca o el subsuelo con movimiento rápido de agua
percolada.
Por lo anteriormente expuesto, los sistemas de letrinización y en general los sistemas
de saneamiento, deben ser muy bien diseñados y ubicados. La disposición de
excretas es más segura cuando cumple las siguientes condiciones:
•Tienen un tratamiento adecuado.
• Las heces no estén expuestas a vectores de transmisión, moscas, ratas, etc.
• Las heces no sean removidas o utilizadas como abono antes de que hayan
dejado de ser dañinas.
• Las heces no sean lavadas dentro de las fuentes de abastecimiento de agua.
• Las heces no se filtren a través del suelo, dentro de las fuentes de
abastecimiento de agua.
Uso intensivo de agroquímicos en zonas de recarga: Existen dos tipos de contaminación
por esta causa, puntual y no puntual. La primera se refiere a entradas al sistema
hídrico en forma concentrada, por ejemplo la tendencia de los pequeños agricultores
a tirar los residuos de agroquímicos de sus bombas de fumigación en cursos de
agua, así como limpiar su equipo y tirar envases de productos en suelos y cursos
de agua.
La contaminación no puntual se refiere a la entrada al sistema hídrico de agroquímicos
por fuentes diversas, por ejemplo aerosoles que se dispersan en el viento, residuos
que se acumulan en las hojas de las plantas o en el suelo, que luego son arrastrados
por la escorrentía superficial hasta un curso de agua.
Esto se ve potenciado muchas veces por la poca o ninguna instrucción que tiene
el pequeño agricultor sobre este tema, lo cual le lleva a utilizar dosis varias veces
superiores a las recomendadas (sobredosis), a sobre aplicación a los cultivos, a
malas frecuencias de aplicación y a aplicación en zonas aledañas a los cursos de
agua. A todo esto se suma el hecho de que al respecto de agroquímicos en muchos

90

países latinoamericanos no se llevan registros o no se cuenta con estadísticas.
En este tema, al igual que en el anterior, es fundamental la educación a la población.
El énfasis debe ser puesto en que esta clase de contaminación pone en grave riesgo
la salud a través del agua y los alimentos.
Fuentes de agua/ Principios básicos para su selección:
• Captar el agua en el punto más alto posible en las cuencas hidrográficas
(balanceando la necesidad de tener el mayor caudal posible durante todo el
año).
• Seleccionar microcuencas hidrográficas con la menor presencia humana
posible.
• Seleccionar fuentes de agua que demuestren, en forma consistente, que
siempre tienen bajos niveles de contaminación.
• Seleccionar los puntos de toma mejor protegidos, con mayor cobertura
vegetal y menor accesibilidad posibles.
• Una vez seleccionado el sitio, es importante darle protección física y legal lo
más rápidamente posible, hasta la construcción del sistema.

91

IV. Recreando conocimientos
Recuperemos el gráfico que se realizó en la unidad 1 y ubiquemos cúales son los
principales problemas que se presentan en la cuenca hidrográfica y por qué se
presentan.
Luego de ubicar los problemas en el papelógrafo reunámonos en grupos con las
personas de cuencas cercanas y analicemos cúales son los problemas que se
presentan con mayor frecuencia y cuáles son sus causas.

Finalmente en plenaria ubiquemos cuáles son los problemas por regiones, a qué se
deben y qué actores están involucrados, y hagamos un dibujo de la problemática
socio ambiental que nos permita explicar esta realidad.

92

V. Sintetizando

En América Latina y el Caribe, la deforestación de las cuencas ha acelerado
el proceso de erosión y acentuado los efectos negativos del escurrimiento.
Junto con las pérdidas de suelo y de biodiversidad que se producen, el
aumento en el acarreo de sedimentos ocasiona crecidas e inundaciones,
así como también el azolve o sedimentación prematura de reservorios
construidos con grandes esfuerzos financieros para almacenar agua potable
o de riego, o bien para generación hidroeléctrica, afectando y disminuyendo
la vida útil de esos proyectos.
Los problemas que se encuentran en una cuenca hidrográfica en la
generalidad de los casos están intensificados o desencadenados por
acciones de las personas, sean deliberadas o por falta de planificación y
consideración de los posibles efectos negativos.
Como hemos visto estos problemas tienen su origen en el modelo de
desarrollo que se impulsa en las distintas sociedades que en la mayoría de
los casos privilegia el crecimiento económico como su principal objetivo.
Si las acciones humanas tienes consecuencias y determinan problemas
en las cuencas hidrográficas es necesario que una respuesta y gestión
integrada de los recursos hídricos considere a esta diversidad de actores, y
no se limite a la remediación de los problemas presentes, sino que también
se cuestiones y modifique su relación con los recursos naturales y los
procesos ambientales.
La importancia de la cobertura vegetal en las zonas de recarga y afluentes
en las captaciones de agua es determinante para mantener la humedad,
reducir la velocidad en la que el agua se escurre, y mantener la infiltración
vertical que posteriormente alimenta las corrientes subterráneas de agua
que en las zonas medias y baja afloran.
Los principales problemas que se presentan están relacionados con: pérdida
de zonas de captación de precipitación oculta, escorrentía superficial no
controlada, agricultura y uso inadecuado de laderas, erosión, problemas de
disponibilidad del recurso agua por calidad y cantidad insuficientes

93

VI. Aplicando conocimientos
En base en los conocimientos adquiridos en esta Unidad, le recomendamos responder
las siguientes preguntas:
PROBLEMAS EN LA GESTIÓN DE CUENCAS
1. ¿Qué significan los siguientes conceptos?
a) Cobertura vegetal:
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
b) Zona de recarga:
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
c) Escorren‡a superficial:
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
d) Cambio de uso del suelo:
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
2. ¿Cuáles son algunas de las problemá‹cas presentes en su cuenca con respecto a la
disponibilidad de agua y fuentes de agua?
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….
3. ¿Cuáles son algunas de las técnicas o estrategias que se podrían emplear en su cuenca para
enfrentar algunos problemas presentes?
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….

94

Unidad 5:
Planes de gestión14
I. Introduciéndonos en el tema
Resumen:
Esta unidad describe cómo plantear un plan de intervención en una cuenca
hidrográfica, qué actores incluir, cómo incluirlos, qué enfoques emplear, qué etapas
se deben seguir, cómo son las fases y qué se debe incluir en ellas cuando hablamos
de la recopilación de información. Finalmente se describe la fase de ejecución.

Objetivo pedagógico:
Al final de esta unidad, las y los participantes
Conocimiento.Tendrán elementos conceptuales y metodológicos que les permitan vincularse
de manera efectiva en la elaboración de panes de gestión y estructuras de
gestión
Destreza.Podrán plantear alternativas a las problemáticas de su cuenca de manera
sistémica.
Actitud.Valorarán plataformas con multiples actores como espacios de construcción
de consensos y cogobierno democrático.

14  Gran parte de las informaciones para esta parte han sido tomadas del documento “Gestión de Cuencas Hidrográficas”, de Pablo Lloret
(2005), publicado por el Consorcio CAMAREN (Sistema de Capacitación para el Manejo de los Recurso Naturales Renovables), Universidad de
Cuenca – Ecuador

95

Mapa de la Unidad

Unidad 5
Herramientas
para la GIRH.
Planes de
gestión

Introducción

96

Unidad 6
Agua, salud
dy
vida, desafío
o
ante el
cambio
clim
climático
o

Elementos
básicos a tomar
en cuenta en un
plan

Un
Unidad
7
Principios
os
teóricos y
orientaciones
or
s
para la gestión
p
n
de riesgos
r
en
los
os sistemas
siste
s te
emas
GIRH
GIRH.
H

Etapas en los
planes

II. Desde la experiencia
Marque X si su respuesta es SÍ o NO y redacte un breve resumen en las preguntas
que lo solicitan.

UNIDAD 5: PLANES DE GESTIÓN

NO

1. ¿Cree usted que en la estructuración de un plan debe tomarse en
cuenta tan solo los recursos presentes en la cuenca y su estado?
2. ¿Puede un plan de ges„ón resolver los problemas que se presentan
en una cuenca?
3. Con sus propias palabras explique brevemente ¿qué en„ende Ud. por un plan de ges„ón?
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….
4. ¿Cuál es la importancia del involucramiento de la propia comunidad, los actores y usuarios de
la cuenca en la elaboración del plan? Fundamente brevemente su respuesta
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….
5. ¿Estaría dispuesto a iniciar alguna acción de cuidado de la cuenca? ¿Por qué?
Fundamente brevemente tu respuesta.
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….

97

III. Conceptualizando
5.1 Introducción
Quizá la parte más importante en la gestión de cuencas es que se va a intervenir
en un medio natural, con límites naturales, pero que antes ha sido ya intervenido
por el ser humano. Por lo tanto es importante enfatizar, como primera regla en
el plan ambiental, que se plantee el hecho de que en la cuenca en la que se va a
intervenir viven personas, mujeres, hombres, niños y niñas que usan los recursos de
la cuenca para satisfacer sus necesidades. Comúnmente es esa presencia humana y
su modo de gestionar el suelo la causante del deterioro de las cuencas y sus efectos
colaterales aguas abajo en usuarios del agua o en otros recursos.
Por lo tanto es importante considerar la gestión integrada y sostenible de los recursos,
con el involucramiento y la participación de todos los actores, pero especialmente
de las comunidades involucradas, las cuales en última instancia son las beneficiarias
finales del manejo, pero también las ejecutoras de medidas de conservación.
El conocimiento y concienciación de las personas y del personal que toma las
decisiones en una cuenca son de gran importancia en el diseño e implementación de
programas exitosos.
El sentido común debe guiar a los facilitadores o acompañantes de la elaboración del
plan, pues finalmente es la propia comunidad, los actores y usuarios de la cuenca
quienes deben hacer su plan, contestando preguntas que van desde el quién hasta el
cómo, pasando por el por qué, cuándo y dónde respecto a la gestión de las cuencas.
Ejemplo: ¿Qué pasa si luego de tomar medidas de protección física de un manantial
o fuente para prevenir la contaminación, las personas aguas arriba usan la tierra para
agricultura con agroquímicos ola contaminan con aguas residuales?
Es importante por lo tanto el involucramiento total de la comunidad; solo así
garantizaremos que las medidas que se tomen tengan la aceptación y aprobación
de la comunidad, y que luego sean llevadas a la práctica siempre durante el tiempo.

Presión
al al
recurso
Presión
recurso

98

5.2 Elementos básicos a tomar en cuenta en un plan de gestión de
cuencas hidrográficas
Cada caso de gestión es distinto, especialmente en lo que tiene que ver con la
capacidad de gestión propia de cada comunidad, pero entre los factores básicos a
tener en cuenta están:
Consulta: Son los distintos métodos o procesos por medio de los cuales se puede
involucrar a los actores de la comunidad, tales como talleres, comités, citas con
líderes, grupos de enfoque y otros. Este tipo de métodos o mecanismos se toman
como punto de partida en los procesos de planificación y priorización de acciones.
Costos: Conseguir beneficios a largo plazo por parte de las comunidades tiene costos,
en los cuales es fundamental que participen las comunidades como contrapartida.
Cuando esto sucede, se crea una conciencia colectiva en la comunidad que lleva a
sus miembros a cuidar y trabajar por las obras que se han llevado adelante para la
protección de la cuenca.
Apoyo e involucramiento por parte de la comunidad: Es una forma de contribución
que no requiere el aporte directo o en efectivo por parte de la comunidad, sino más
bien en forma de mano de obra o materiales (por ejemplo las mingas en algunos países
sudamericanos). Esta forma de participación requiere un consenso generalizado por
parte de la comunidad.
Capacitación y Educación: Capacitar de manera veraz y responsable llevará a que las
conductas de la gente se modifiquen en el sentido de la protección y mejor manejo
de los recursos. Una razón importante del porqué de los problemas es generalmente
el hecho de que las personas no conocen sobre las causas y las consecuencias de
una acción. Muchas veces actúa la desinformación, en otras es porque muchos
fenómenos son difíciles de cuantificar (ejemplo de esto son los cambios graduales
en el tiempo ya que no se notan fácilmente, tales como la erosión, contaminación
difusa, el cambio climático y otros). En este campo entran igual técnicas de
comunicación como talleres, seminarios, cursos cortos, giras de observación, en
general técnicas formales y no formales. Dentro de estas últimas están prácticas
de campo que lleven rápidamente a visualizar el porqué de algunas acciones puede
resultar positivas o negativas.
Motivación: Si la comunidad está debidamente informada sobre los beneficios del
proyecto, sus costos a corto y a largo plazo, se debe entrar en la etapa de motivación
para que las acciones tengan trascendencia a largo plazo, cuando las personas
van a cambiar algo con respecto a su conducta anterior debido a sus acciones
de protección. Esta motivación necesita incluir un elemento de redistribución de
beneficios en forma de subsidios, pagos, programas de valor igual (salud, empleo
rural, proyectos productivos, servicios y otros).

99

Capacitación: Capacitar a la gente que se ha motivado para implementar la protección
en el tiempo y espacio requerido. La capacitación puede ser sobre diferentes temas
y emplear diferentes metodologías para su realización. Puede ser tan sencillo como
la capacitación en la utilización de nuevos métodos o herramientas, hasta ser tan
complejo como la creación de comités de agua o una organización del tipo OCSA
(Organización Comunitaria de Servicios de Agua y Saneamiento).

5.3 Etapas en los planes de gestión de cuencas hidrográficas
En la implementación de un plan para la gestión integrada de cuencas hidrográficas,
se deben diferenciar claramente tres fases que van desde la concepción de la idea,
la negociación con los usuarios y actores, el paso a una fase de diagnóstico y
formulación hasta finalmente llegar a la fase de ejecución.
FASE A: Negociaciones, actores y financiamiento
En la formulación de planes, en muchos casos se crea desde el principio una
disfunción entre la etapa de planificación y la de implementación; disfunción que
impide luego que los planes puedan ser llevados con éxito. Aquí es conveniente
señalar que lo ideal es la participación de actores de la comunidad desde el comienzo
del proceso, con conocimiento y corresponsabilidad en los planes que se diseñan y
que se quieren implementar.
Los problemas más comunes para la no participación de distintos actores son:
• Los actores no han recibido retroalimentación suficiente de los resultados
(positivos y negativos) de la planificación.
• Los actores no tienen o no sienten la presión para realizar los trabajos
prácticos.
• No se toma en cuenta o no se toma conciencia de los necesarios aspectos
participativos y de la necesidad de participación de actores múltiples
(especialmente de la comunidad y de Organizaciones de la Sociedad Civil u
ONGs).
• No se conoce con certeza ni el monto a invertir ni la posible fuente de
financiamiento.
Un caso frecuente es que se disponga del financiamiento para la etapa de
planificación, pero no para la etapa de ejecución, lo cual separa y desfasa las dos
etapas distanciándolas en el tiempo, por lo que pueden llegar a ser impracticables.
De ahí se desprende la importancia de planificar una autogestión económica desde
el comienzo que posibilite comenzar a funcionar de manera coordinada entre el fin
de la planificación y el comienzo de la ejecución, existiendo la posibilidad de poder
realizar cambios en la primera fase.

100

FASE B: Evaluaciones y diagnósticos
Al igual que al tratar a una persona que padece de una enfermedad, se ha tenido la
tendencia de tratar a los problemas que padece una cuenca por los síntomas que
ésta presenta. Aquí se corre el riesgo de que los síntomas que se diagnostican sean
de los tipos que ocurren mucho después de presentado el problema, por lo que se
puede estar en una etapa en laque sea muy difícil o imposible volver atrás.

Ejemplo: La escasez de agua para una comunidad durante el periodo seco de una
cuenca puede deberse a muchos factores entre los cuales puede estar desde el
hecho de haber aumentado la demanda, factores climáticos anormales o quizá una
competencia en el consumo o uso de las fuentes aguas arriba. Estas circunstancias
vuelven complicada la solución del problema, ya que se necesitarán medidas o
cambios fundamentales difíciles y lentos de llevar a la práctica.
Ejemplo: La presencia de la enfermedad conocida como metahemoglobinaemia (o
enfermedad de los niños azules o incapacidad para captar y fijar el oxigeno) en los
niños que se abastecen de ciertas fuentes, significa que hay acumulada una fuerte
contaminación con nitritos en el agua, generalmente producto de la presencia de
aguas residuales en las fuentes.
La segunda debilidad al enfocarla evaluación o el diagnóstico en los síntomas, es
que se corre el riesgo de confundirlos con los problemas. En los ejemplos anteriores
la escasez de agua y la presencia de nitritos se están tomando como los problemas
y no como los síntomas de un problema global como puede ser la falta de una
cubierta vegetal lo suficientemente densa como para cubrir la zona de las fuentes
y así proteger de una contaminación (en el caso de los nitratos) o de una escasez
estacional de agua.
Esta forma de mirar las cosas quizá nos lleve a soluciones temporales o muy
puntuales, con lo que una solución a largo plazo e integral puede que no se llegue
aplicar.
Partiendo de la realidad que se vive en la actualidad en muchos países latinoamericanos,
un hecho que suele darse de manera usual es que entidades públicas o de la sociedad
civil que se ven involucradas de una u otra forma en la gestión de una cuenca en
calidad de actores, no coordinan sus actividades. Aún más, esas entidades muchas
veces actúan en forma competitiva, no se comunican, no intercambian experiencias,
no se unen para optimizar sus economías yal contrario llevan adelante actividades
similares de forma paralela, duplicando los gastos de inversión. En general, la
coordinación entre organizaciones-actoras no suele funcionar bien porque:
• Hay deficiente o inexistente comunicación entre ellas.
• Existe marcada territorialidad en las acciones a desarrollar que resulta en la
duplicación y competencia de objetivos y programas.

101

• Falta un marco adecuado y definido de responsabilidades.
• Existen diferencias en las políticas y estrategias que resulta en una
regionalización en la conservación y aprovechamiento de los recursos.
En el proceso de planificación es importante, por lo tanto, eventos en los que se
discutan y difundan consensos a los que se llegue, por parte de los organismos y
actores, a ponerse de acuerdo sobre las formas más sustentables de gestionar una
cuenca.
Información Básica:
Para comenzar un proceso de planificación es importante recopilar información
básica que ayudará a:
• Enfocar nuestras actividades y prioridades en el manejo de cuencas con base
en las necesidades reales.
• Conocer la riqueza o pobreza de datos para poder determinar los diseños y
objetivos prácticos de proyectos, por ejemplo obras de conservación, tipos de
especies a proteger, especies para reforestar y otras.
• Desarrollar parámetros básicos de indicadores que se utilizarán en el
establecimiento de metas y el monitoreo del logro de estas metas sobre la vida
del proyecto y periódicamente después. Estos parámetros tendrán carácter
físico, social, económico, etc.
Partiendo de estas consideraciones, se comenzará a crear una carpeta de la cuenca
en la que se recopile información social, cultural, física, de ingeniería, una historia
de actividades, los costos (costos y beneficios macros), así como todos los datos
cualitativos de monitoreo, incluyendo fotos de las zonas, evaluaciones de impactos
de proyectos, etc.
De forma genérica, esta carpeta podría contener:
• Información primaria






102

Fotos aéreas
Fotos terrestres
Mapas y dibujos de campo
Tablas de observaciones del estado y actividades en la cuenca
Tablas de actores y sus papeles
Perfiles de la cuenca
Mapas y descripciones temáticas

•Topografía
•Geología y suelos
•Clima
•Uso de la tierra
•Propiedad de la tierra
•Caminos
• Hidrología e Hidrogeología
• Calidad de las aguas
• Uso del agua
• Fuentes de contaminación puntual y no puntual
• Población / distribución temporal y espacial
• Datos socio económicos
• Datos institucionales
• Ingresos familiares
• Patrones y cargas de trabajo familiar (empleo desempleo)
• Fuentes de empleo
• Seguridad alimentaria
• Datos agrícolas
• Tipos de cultivos
• Diversificación de la producción
• Rendimiento y producción
• Infraestructura
• Educación
• Salud pública
• Transporte
• Servicios básicos (agua, energía, teléfonos, etc.)
• Datos institucionales
• Descripción de proyectos pasados y presentes.
• Lista de organizaciones y áreas de actividad que pertenecen a las cuencas,
sus recursos y comunidades involucradas.
•Información Aplicada
• Tablas del uso de la cuenca y los productos que consume y que exporta.
• Tablas de acciones en competencia y complementarias en relación a
objetivos específicos.
• Tablas y mapas de riesgo de daño y daño actual - problemas, causas y
efectos.
• Tablas de soluciones potenciales a problemas definidos.
• Tablas de opciones para el manejo.
FASE C: Plan de Gestión Ambiental
La última fase de trabajo contempla la elaboración del plan de gestión ambiental,
fase estratégica que se considera continua en el tiempo y dinámica en su estructura.
Esto significa que deberá ser flexible, cambiante y alimentada por los resultados que
se vayan dando a lo largo del tiempo.

103

La base de trabajo es el marco geográfico que provee la cuenca hidrográfica. Para su
estructuración se necesita pasar del planteamiento de objetivos a la implementación
sistematizada de políticas y estrategias.
Antecedentes:
Dentro de la gestión ambiental merece especial atención lo que tiene que ver con
la Evaluación de Impactos Ambientales. Su resultado, implantación, oportunidad,
veracidad en general como se plantee, influirá notablemente en las labores posteriores
de gestión.
• Como concepto de ambiente, se acepta la integración de sistemas físicos,
biológicos y humanos. En este ambiente tenemos variables de tipo físico, como
el clima, el agua, el aire y el suelo. Como componentes biológicos los asociados
con la flora y fauna. La dimensión humana se relaciona con elementos tales
como características poblacionales, culturales y socio - económicas, entre
otras.
• En el término ambiente se engloba igualmente tanto las áreas naturales
como los sistemas artificiales o construidos. Por ello hablamos de un entorno
que rodea al ser humano, por lo tanto relacionado con su calidad de vida y/o
con su estilo de desarrollo.
• Esta relación o interacción entre las acciones humanas y su entorno genera
situaciones no deseadas llamadas comúnmente problemas ambientales tales
como: degradación de recursos naturales, contaminación, deterioro del
ambiente construido, entre otros.
• Para enfrentar estos problemas existe consenso en que la actitud debe ser
totalmente preventiva, generando capacidades para identificar anticipadamente
situaciones conflictivas. El objetivo es evitar que se produzcan o, si no es
posible, establecerlas medidas de mitigación más adecuadas para llevar estos
problemas a niveles aceptables.
• En la medida que se desarrollen estas capacidades, aumentan considerablemente
las posibilidades de éxito y se presentan alternativas viables para avanzar hacia
un desarrollo sustentable con base a un programa de protección ambiental.
• Se debe poner énfasis en una gestión reactiva, en el sentido de corregir
dificultades ya producidas, cuando no hayan sido tomadas las respectivas
medidas de protección.

104

• Por lo expuesto anteriormente, la solución a los problemas ambientales
existentes pasa a ser una prioridad en la gestión ambiental.
• Por lo tanto, una forma de apoyar la prevención es introducir un Proceso de
evaluación de impacto ambiental.
• Tomada como una herramienta, la Evaluación de Impacto Ambiental es
efectiva porque:
• Ayuda a aplicar las políticas de protección ambiental.
• Contribuye a reducir o evitar los efectos ambientales negativos derivados
de acciones humanas a nivel de políticas, planes, programas y proyectos.
• Ayuda a la toma de decisiones.
• Incorpora la dimensión ambiental en el desarrollo de las acciones
humanas.
• Incentiva la investigación, los estudios ambientales y genera tecnología.
• Ayuda a ejecutar acciones humanas con mínimos costos ambientales.
• Ofrece alternativas viables desde el punto de vista ambiental, para
desarrollar acciones humanas.
Objetivos específicos de un plan ambiental
El objetivo general es implantar un proceso permanente de planificación para la
gestión ambiental que contribuya al desarrollo sostenible de la cuenca.
Para el cumplimiento de este gran objetivo general se necesita la participación de la
sociedad civil como elemento fundamental para lograr un cambio conductual a todo
nivel, sector público – privado – organizaciones de la sociedad civil, de tal manera
que los cambios que se den sean a todo nivel.
• Se hace fundamental y prioritario cumplir el conjunto de políticas básicas
ambientales generales de cada país y relativas a:
• El ordenamiento legal y normativo.
• La institucionalidad ambiental.
• La política económica y de ambiente.
•Formular e implantar un conjunto coherente de políticas y estrategias
ambientales sectoriales, a través de las cuales se impulse el ordenamiento

105

de las actividades para lograr, en cada caso, el tratamiento simultáneo de lo
social, lo económico y lo ambiental y con ello lograr el desarrollo sostenible de
la cuenca. Por lo tanto se necesita de un diagnóstico de la situación ambiental,
identificación de los problemas y sus causas para los siguientes campos
estratégicos:





Ambiente natural.
Ecosistemas frágiles.
Recursos naturales.
Ambiente humano.
Actividades productivas y servicios.
Riesgos y desastres naturales.

• Formular y promover la ejecución de un conjunto de proyectos estratégicos
que permitan la real y efectiva aplicación de las políticas básicas ambientales.
Los proyectos serían :





Sistematización y revitalización legal y normativa.
Fortalecimiento institucional público y privado.
Educación y capacitación.
Información y comunicación.
Ciencia y tecnología.
Financiamiento para la gestión ambiental.

• Formular y promover la implantación de un conjunto mínimo de programas
ambientales básicos, que permitan la real y efectiva aplicación de las políticas
y estrategias sectoriales. Los programas básicos serían:








Lucha contra la contaminación.
Protección y uso económico de la biodiversidad.
Lucha contra la deforestación.
Lucha contra la erosión.
Manejo de ecosistemas frágiles.
Salud y nutrición para el desarrollo sostenible.
Hacia la calidad de vida en los asentamientos humanos.
Desarrollo industrial sustentable.
Prevención y manejo de riesgos naturales, desastres y emergencias.

• Diseñar y promover la implantación de un conjunto mínimo de instrumentos
y medios que coadyuven al cumplimiento de políticas, estrategias, programas
y proyectos para la gestión ambiental. Los siguientes serían los instrumentos
y medios para la gestión ambiental:
Instrumentos para la gestión ambiental
• La educación y la capacitación.
• Información y comunicación.

106

• Ciencia y Tecnología.
Medios para la Gestión Ambiental






Sistema para la evaluación de impactos ambientales.
Ordenamiento territorial.
Sistema de unidades administrativas ambientales públicas y privadas.
Manejo de programas y proyectos con asistencia internacional.
Cooperación internacional para la gestión ambiental.
Incentivos para la gestión ambiental.
Macroeconomía ambientalmente sostenible y cuentas patrimoniales.

Principios ambientales básicos
Los principios ambientales básicos constituyen la doctrina o filosofía de la política
ambiental. Son elementos de carácter ético e ideológico sin cuyo cumplimiento es
imposible lograr la “racionalidad” que exige la gestión ambiental.
A manera de ejemplo, los principios ambientales básicos establecidos para un país
como Ecuador son los siguientes:
1.La gestión ambiental corresponde a todos en cada instante de la vida.
2. Nadie puede sustituir la responsabilidad en la gestión ambiental de cada
quien; pero debe haber un mecanismo al más alto nivel político que ayude y
propenda que todos hagan bien cada cosa que tienen que hacer.
3. Cada acción debe ser en forma simultánea: socialmente justa,
económicamente rentable y ambientalmente sustentable.
4. La única manera de lograr lo anterior es por medio de la conciliación de
intereses de todas las partes involucradas en cada asunto específico, evitando
el enfrentamiento y reemplazándolo con el consenso, o al menos, por la honesta
consulta y participación de todos los que tengan algo que decir o defender y
esto previamente a la toma de decisiones finales.
5. Cada asunto relativo a la gestión ambiental tiene varios actores
importantes, desde los que generan y los que deben aplicar las leyes, normas
y procedimientos, hasta los que ejecutan acciones y los que deben evaluarlas
para mantenerlas o rectificarlas. Por lo tanto, es indispensable la participación
y la corresponsabilidad de todos los involucrados.
6. En consecuencia la estrategia básica de la gestión ambiental se fundamenta
en la solidaridad, la corresponsabilidad, la cooperación y la coordinación, todo
en el contexto del sentido común, que garantice el equilibrio en cada cosa de
lo social, lo económico y lo ambiental.

107

Políticas Ambientales básicas
En base en los principios ambientales básicos establecidos en cada país, se definen
una serie de políticas que definen las pautas a seguir en el campo ambiental. De
nuevo, y a manera de ejemplo, las políticas ambientales básicas establecidas por el
Ecuador son las siguientes:
1. La sociedad ecuatoriana deberá observar permanentemente el concepto de
minimizarlos riesgos e impactos negativos ambientales mientras se mantienen
las oportunidades sociales y económicas del desarrollo sustentable.
2. Todo habitante del Ecuador y sus instituciones y organizaciones públicas
y privadas deberán realizar cada acción en cada instante, de manera que
propenda en forma simultánea a ser socialmente justa, económicamente
rentable y ambientalmente sustentable.
3. Las entidades del sector público y privado contribuirán a identificar, para
cada caso, las políticas y estrategias específicas, las orientaciones y guías
necesarias, a fin de asegurar por parte de todos una adecuada gestión
ambiental.
4. Las consideraciones ambientales deberán estar presentes, explícitamente
en todas las actividades humanas.
5. La gestión ambiental se fundamentará básicamente en la solidaridad, la
corresponsabilidad, la cooperación y la coordinación. Criterio similar guiará al
Ecuador en sus relaciones con los demás países y pueblos del mundo.
6. El estado ecuatoriano propenderá al establecimiento de incentivos de varios
órdenes para facilitar el cumplimiento de las regulaciones o para la aplicación
de iniciativas de los habitantes del país o sus organizaciones, tendientes a
lograr una adecuada gestión ambiental.
7. El Estado asignará la más alta prioridad, como medios para la gestión
ambiental, a la educación y capacitaciones ambientales, a la información a la
ciencia y a la tecnología.
8. El Ecuador mantendrá una permanente actitud de apertura para convenir
con otros países formas de cooperación y compromisos tendientes a lograr la
gestión adecuada y asegurar los beneficios que se busquen en conjunto.
9. Se dará especial prioridad a la prevención y control a fin de evitar daños
ambientales provenientes de la degradación del ambiente y de la contaminación.
10. Se asignará una prioridad especial al mantenimiento de la calidad de los
equipamientos y servicios, así como de las condiciones generales del hábitat

108

humano. De igual manera, la eficiencia será un concepto predominante en
todas las actividades productivas y servicios.
11. Se establece como instrumento obligatorio, previamente a la realización de
actividades susceptibles de degradar y contaminar el ambiente, la preparación
por parte de los interesados a efectuar estas actividades, de un Estudio de
Impacto Ambiental (EIA) y del respectivo programa de Mitigación Ambiental
(PMA).
12. El Estado exigirá a las compañías extranjeras y nacionales subsidiarias de
compañías transnacionales que observen en el Ecuador un comportamiento
tecnológico con los más altos estándares y requisitos de sus países de origen,
sin prejuicio para todas las compañías extranjeras y nacionales del cumplimiento
de las regulaciones nacionales pertinentes.
La planificación para la Gestión Ambiental constituye el proceso organizado que
conduce a que la política ambiental, se transforme finalmente en acciones.

Para tener en cuenta:
En este apartado será fundamental establecer un balance de
cada país en relación con las políticas para el ordenamiento
legal y normativo. Los avances o vacíos en ese tema existentes
en cada país.
Una segunda razón por usar el proyector es que facilita la comunicación
y ayuda a mantener la atención de los participantes.

109

Políticas para el ordenamiento legal y normativo
Ejemplo ilustrativo, caso Ecuador:
En el Ecuador existen suficientes leyes para permitir una Gestión Ambiental óptima.
Esta situación es algo que debe reflejarse en el manejo de cuencas hidrográficas.
No obstante, conviene señalar que en el país se requiere un ordenamiento que dé
mayor coherencia a toda esa normativa existente, así como regulaciones y normas
complementarias. Igualmente, se requiere una sistematización general y sobre todo
que esas leyes se cumplan.
Se reconoce que, lamentablemente, en el Ecuador se cumple poco o a medias las
disposiciones legales y normativas existentes y que es ahí donde radica el principal
problema que debe superarse para permitir una adecuada Gestión Ambiental.
Las principales políticas y estrategias necesarias para conseguir lo anterior, en
especial lo que a la Ley Ambiental se refiere, se describen a continuación:
1. Sistematización y coherencia de “todo” lo existente.
2. La creación de un Código Ambiental que recoja lo existente lo sistematice
y lo vuelva una herramienta útil.
3. Codificar las leyes significaría: sistematizar, reformar, cambiar, llenar vacíos,
jerarquizar, compatibilizar, dirimir contraposiciones entre las leyes existentes,
crear normas específicas en campos específicos, clasificar leyes por sectores,
simplificar las disposiciones existentes.
4. Procurar armonizar las leyes nacionales con las leyes secciónales.
5. Dar el verdadero rol a los organismos, con explicación de su alcance y de
las responsabilidades para cumplir y hacer cumplir.
6. Promover la difusión de información y capacitación a nivel nacional sobre
la existencia y necesidad del cumplimiento de las principales normativas
ambientales.
7. Se deberá promover un amplio, participativo y generalizado proceso para ir
optimizando la sistematización de las regulaciones ambientales.
8. El conocimiento de la existencia y ejercicio del cumplimiento de las
disposiciones y normas legales ambientales deberá ser parte obligada de:
o La educación formal e informal.
o La comunidad a través de todos los medios.

110

o La ejecución de cualquier programa o proyecto de desarrollo.
9. Se deberá promover la realización de un estudio comparado de legislación
ambiental internacional como parte del proceso.
10. Deberá lograrse, mediante legislación, una transferencia de responsabilidades
hacia la comunidad.

Políticas para la institucionalidad ambiental
Es fundamental para lograr una Gestión Ambiental que propenda a un Desarrollo
Sostenible, aplicar las políticas ambientales basadas en principios ambientales
“sustentables”. Pero por sobre todo es necesario buscar un organigrama jerárquico
que posibilite la gestión ambiental basada en un principio de autoridad.
Sobre la base de aplicación de los principios y políticas ambientales descritas en
capítulos anteriores, se describen a continuación las características que debe tener
la Autoridad Ambiental de la cuenca para dirigir la gestión ambiental.

• Debe ser la máxima autoridad la responsable de la sistematización y dirección
de la Gestión Ambiental de la cuenca, como parte del desarrollo sostenible a
través de un instrumento institucional directamente dependiente de él y con el
más alto respaldo político.
• Promover, apoyar y vigilar el cumplimiento de todas las actividades relativas
a la gestión ambiental, por parte de todo habitante y entidad.
• Promover, coordinar los procesos para el establecimiento de políticas,
estrategias, planes y proyectos para la gestión ambiental.
• Promover y tramitar los ajustes institucionales y jurídicos que sean necesarios
para lograr la adecuada gestión ambiental por parte de las entidades públicas
y privadas y de sus habitantes.
• Promover, apoyar y lograr respaldo de todo orden para cumplir con el Plan
Ambiental.
• Establecer y responsabilizase de un sistema completo y eficiente de control
para lograr el cumplimiento de políticas, estrategias, leyes, regulaciones y
normas relativas a la gestión ambiental.
• Sistematizar y coordinar la asignación de recursos internos y externos para
la gestión ambiental.

111

• Coordinar todos los procesos inter-institucionales que tiendan a decisiones
jurídicas, institucionales y programáticas para la gestión ambiental.
• Coordinar directamente las acciones básicas de la gestión ambiental:
o Ordenamiento Jurídico.
o Ordenamiento Institucional.
o Educación y capacitación ambiental.
o Información y comunicación.
o Ciencia y Tecnología.

Institucionalidad / Consejo de Cuenca
La institucionalidad de la autoridad de cuenca deberá introducir un componente
ambiental que sea la semilla del cambio conductual que debe imperar en cada
organismo de la cuenca para lograr una real integración a la política ambiental que
persigue el desarrollo sostenible. A continuación se describen características que
deberán propenderse en las instituciones:
• Es aconsejable que cada entidad tenga una Unidad de Gestión Ambiental,
que dependiendo del tamaño de la entidad podrá ser una persona o grupo de
personas.
• La Unidad de Gestión Ambiental buscará internamente lograr una integración
equilibrada de lo social, lo económico y lo ambiental en cada decisión y acción.
Su carácter deberá ser asesor proveedor de servicios tales como capacitación
y otros, supervisión del cumplimiento de las disposiciones relativas a la gestión
ambiental.
• Se tratará de implementar un Sistema de Unidades de Gestión Ambiental
que sistematice las acciones a lo largo del tiempo.
• Deberá fortalecerse la conformación de mecanismos de coordinación
interinstitucional a nivel regional y provincia, que canalicen la participación
efectiva de los actores locales en la formulación e implantación de políticas y
estrategias para la gestión ambiental.

Políticas económicas
Reconociendo la crisis económica y social que se vive en muchos países
latinoamericanos, es importante realizar todos los esfuerzos posibles para lograr un
cambio de actitud, a todo nivel, que permita adoptar realmente una estrategia nacional
de desarrollo sustentable como única posibilidad para superar el atraso económico,
la inequidad social y el deterioro ambiental. Para esto se necesita incorporar en la
gestión de las cuencas hidrográficas instrumentos económicos que permitan una

112

sustentabilidad económica de los procesos con un componente social y con una
finalidad de conservación. Con ese fin, a continuación se plantean estrategias que
pueden ser aplicadas:

Estrategia del desarrollo
Se deberá promover la efectiva participación de todos los actores sociales en la toma
de decisiones, impulsar generación de excedentes en forma segura y sostenida,
considerar al medio natural y a los recursos como bienes económicos, la tecnología
deberá ser limpia, importaciones de bienes y servicios a la cuenca ambientalmente
limpias, el sistema administrativo deberá ser eficiente, el sistema cultural deberá
respetar la diversidad y heterogeneidad.
• Fortalecer un sistema de planificación, que se convierta en una herramienta,
que armonice lo social, lo económico y lo ambiental.
• Garantizar una justa distribución de beneficios.
• Se buscará una adecuada coherencia entre las funciones de planificación y
ejecución.
• Las empresas que desarrollen sus actividades en la cuenca deberán utilizar
tecnologías limpias evitando bajo todo concepto la contaminación de aire,
agua y suelo.
• Las empresas deberán cumplir con las normas de la autoridad ambiental de
la cuenca.
• Incentivar la producción de productos ecológicos y buscar mercados para
estos.
• Gestionar la contribución efectiva de los países desarrollados para la
preservación de ecosistemas frágiles.

Políticas instrumentales
• Las políticas económicas de la cuenca deberán pasar del control de la
explotación y beneficio de los recursos al ámbito de conservación, control y
regulación.
• Deberán valorizarse los activos ambientales y promover su incorporación en
las cuentas económicas.
• El principio de “quien contamina paga”, deberá constituirse en una política
de regulación de decidida aplicación para lograr un contaminador - pagador.

113

• Algunos mecanismos de regulación se basan en el mercado. Ejemplo de ello
son las licencias de pesca, aprovechamiento de bosques, multas por emisión
de contaminantes, concesiones para turismo y otros.
• La creación de un fondo ambiental es un instrumento que deberá servir para
el financiamiento de actividades, de diversa naturaleza, relacionadas con el
medioambiente.
• La política presupuestaria deberá convertirse en un instrumento del desarrollo
sostenible para lograr equidad social, rentabilidad económica y sustentabilidad
ambiental.
• De existir ajustes debidos a circunstancias imprevistas deberá evitarse
recurrir a los fondos para gestión ambiental, para solventarlos.
• Es necesario inventariar y valorar los recursos naturales y establecer los
procedimientos que permitan incorporar a los activos ambientales en el sistema
de cuentas nacionales.
• De ponerse en práctica la internalización de los costos ecológicos es necesario
no perder de vista la competencia internacional porque de lo contrario se corre
el riesgo de quedarse fuera del mercado, por una competencia ajustada a la
globalización.
• Es necesario la implantación de un concepto de calidad total en la producción
que incluya conceptos productivos novedosos y amigables con el medio
ambiente, tales como la recuperación y el reciclaje, el ahorro energético, el
uso de energías renovables, etc.
• Se incentivará el uso de tecnologías limpias en los sectores productivos,
mediante el apoyo gubernamental hacia la investigación, desarrollo, validación y
transferencia tecnológica, aplicación de incentivos económicos, fortalecimiento
del sistema de propiedad intelectual, etc.

114

Principios Ambientales.

PLAN DE GESTIÓN

Políticas Ambientales

Implantación de Políticas
OBJETIVOS GENERALES

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

Ordenamiento Legal y
Normativo
Institucional Ambiental
Política Económica y el
Ambiente

Ley de Medio Ambiente
Código Ambiental

Ministerio de M. A.
Superintendencia

Macroeconómica
Internacional
Microeconómica
Instrumental

Estrategias
Para el desarrollo de un marco conceptual que permita el planteamiento de un plan
de gestión, se necesita implantar una serie de actividades que permitan de una
manera clara establecer futuras acciones a desarrollar. A continuación se describe
una guía práctica que enumera, en su orden, acciones para conseguir tales fines:
• Definición de la calidad ambiental que se desea para los diversos elementos
del ambiente, especialmente en el ámbito de la contaminación del agua, el aire
y el suelo.
• Formulación de conceptos para identificar los recursos naturales de interés,
establecimiento de los criterios de utilización, y definición de los aspectos de
la biodiversidad que son de particular valor para la protección ambiental.
• Definición de los instrumentos y los medios para proteger la salud de la
población y el establecimiento de los umbrales de riesgo aceptables para la
zona.
• Definición de políticas en relación a población (tales como migración,
costumbres, factores culturales relevantes y otros).
• Definición de criterios e identificación de elementos especiales (paisajes,
recursos arqueológicos, recursos antropológicos, etc.).

115

• Contactos para nutrirse de información en las entidades locales, regionales
y nacionales, apuntando a recabar información sobre:
• Calidad de agua, aire, suelo.
• Niveles de cobertura de servicios básicos, agua potable, alcantarillado,
energía, salud, educación, comunicaciones.
• Recursos naturales de interés (flora fauna, suelo).
• Catastros de atributos ambientales (sitios especiales de interés
ecológico).
• Sistemas jurídicos imperantes, nacional, regional, local.
• Información socio económica de la población, historia, actividades
productivas.
• Información geográfica.
• Vinculación con organismos locales, regionales y nacionales para intercambiar
información y apoyo técnico.
• Planteamiento de capacitación en áreas de monitoreo, fiscalización, vigilancia
y controla futuro. Mejoramiento de la capacidad local de seguimiento evaluación
del sistema, concebido como un programa de seguimiento permanente.
• Planteamiento de subprogramas que contemplen áreas de investigación.
• Planteamiento de publicaciones que faciliten la comunicación hacia la
comunidad, entidades involucradas y que a futuro sirvan de guías metodológicas.
• Elaboración de listas de chequeo de uso práctico que a futuro faciliten el
monitoreo y control de la calidad ambiental.
• Formulación de términos de referencia genéricos para subprogramas que no
se los pueda emprender al inicio de las actividades.
• Elaboración de programas de fortalecimiento comunitario, institucional y
técnico que faciliten las labores de gestión ambiental.
• Elaboración de presupuestos globales y pormenorizados de cada una de las
actividades planteadas y posibles fuentes de financiamiento, en los que se
incluya un análisis de los nexos existentes entre las actividades de conservación
y los proyectos de desarrollo.
• Cronogramas de las actividades, tanto de las de diseño del plan, como las
del plan mismo.

116

IV: Recreando conocimientos
En grupos de trabajo en los que participen las personas que pertenecen a una misma
cuenca hidrográfica o cuencas aledañas hagamos el diagnóstico biofísico y social de
una cuenca hidrográfica de la que dispongamos de la mayor cantidad de información.
Para esto le proponemos:
-Que en papelógrafos dibujemos lo más detallado posible los distintos elementos
biofísicos que se encuentran según el listado de información que se presento
anteriormente en el texto.
-En un papelógrafo hagamos un diagrama de VENN (el Facilitador/a deberá
hacer un ejemplo para que los grupos puedan realizar el ejercicio) en el que
ubiquemos los distintos actores en la cuenca y sus relaciones en torno al agua
y su gestión.
-En los mismos grupos respondamos las siguientes preguntas que son una
guía para diserñar las propuestas de creación de entidades para la gestión de
cuentas hidrográficas.
1.¿Qué tipo de entidad se propone?
2. ¿Qué gestione todos los recursos o solamente el agua?
3. ¿Quién propone la creación de esta entidad y por qué?
4. ¿Qué evolución han tenido otras entidades de cuenca en la región o país?
5. ¿Qué pasaría si no se establece ningún sistema de coordinación de acciones
en la cuenca?
6. ¿Es o no necesario llevar a cabo algún tipo de coordinación de las acciones
que se realizan en una cuenca? ¿Cuáles acciones deberán ser coordinadas?
¿Qué actores están interesados?
7. ¿Quiénes están actualmente a cargo de ejecutar acciones en la cuenca que
deberían ser hechas en forma coordinada?
8. ¿Qué ganarían los actores participantes si coordinaran algunas acciones
relevantes en la cuenca, como por ejemplo el uso múltiple del agua? ¿Cambiaría
la situación actual? ¿Cómo?
9. ¿Cuáles son los principales obstáculos que impiden actualmente hacer
operativo un sistema de gestión coordinada de las acciones en la cuenca?

117

10. ¿Qué tipo de argumentos a favor y en contra sostienen los diferentes
actores para crear o no crear un sistema de coordinación de acciones de
cuenca?
11. ¿Qué tipo de sistema es necesario crear para coordinar las acciones? ¿Una
autoridad de cuenca (corporación, agencia), una oficina o secretaria técnica?
¿O una simple comisión de coordinación?
12. ¿Qué atribuciones y funciones tendría tal entidad? ¿A qué se dedicaría?
¿Cómo estarían representados los usuarios de la cuenca? ¿Qué fuerza legal
tendrían las decisiones legales de los diversos actores?
13. ¿Qué entidades existen actualmente, dentro o fuera de la cuenca, que
puedan apoyarlas tareas de la entidad que se propone?
14. ¿Qué sistema de financiamiento existiría para la entidad que se propone?
¿Quiénes van a aportar los recursos para la coordinación, cuándo, cuánto y
cómo? ¿Qué sistema de cobranza va a tener? ¿A qué se destinarían los fondos
captados?
15. ¿Cómo se organizaría esta entidad? ¿Con qué sistema de información
puede operar?
16. ¿Qué tipo de atribuciones legales tendría para poner en vigencia los
acuerdos que se tomen para intervenir coordinadamente en la cuenca? ¿Podría
proponer planes para la ejecución de acciones coordinadas? ¿Cómo garantizaría
su aplicación?

118

V. Sintetizando
La gestión integrada de recursos hídricos requiere de una actuación
planificada y que considere la situación social, ambiental y política y
económica presente en al cuneca hidrográfica, por ello es necesario
partir de un buen diagnóstico que nos presente la situación biofísica,
que caracterice a los actores y sus relaciones, que pueda ubicar los
distintos usos del agua así como las fuentes de contaminación.
Un diagnóstico bien trabajado y con una buena información nos permitirá
que las medidas que se propongan en el plan tengan los resultados
esperados. LOS PLANES DE GESTIÓN NO PUEDEN SER LA COPIA DE
OTROS ya que la realidad de cada cuenca, los recursos y las dinámicas
socio- económicas son distintas.
Es necesario que en el proceso de construcción del plan podamos tener
en cuenta varios procesos que asegurarán una mayor vinculación de los
distintos actores y propuestas de consenso , es necesario contar con
mecanismos de Consulta que involucren a todos los actores y sectores,
no solo a los que ya están preocupados por la gestión del agua, también
a los que contaminan o no colaboran para conocer sus intereses,
considerar los Costos de todas las fases no solo de las acciones que
se propongan también de los espacios de consulta, de diagnóstico y de
construcción del plan; considerar el Apoyo e involucramiento por parte
de la comunidad para las distintas fases del proceso, Capacitación y
Educación a la población en general para un mayor involucramiento y
participación de las acciones del plan, también para mejorar su relación
con el agua y los recursos naturales.
Los planes de gestión tienen distintas fases: Negociaciones, actores
y financiamiento que busca establecer las condiciones básicas para la
elaboración del plan con los distintos actores, evaluaciones y diagnósticos
que nos permita conocer con el mayor nivel de profundidad la realidad
social, ambiental política y económica de la cuneca, Plan de Gestión
Ambiental en el que propongan los distintos escenarios y acciones para
la gestión integrada de los recursos hídricos y la gestión ambiental.

119

VI. Aplicando conocimientos
En base en los conocimientos adquiridos en esta Unidad, le recomendamos responder
las siguientes preguntas:

PLANES DE GESTIÓN
1. ¿Qué significan los siguientes conceptos?
a) Diagnósco:
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
b) Consejo de Cuenca:
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
2. ¿Cuáles son los elementos básicos a tomar en cuenta en la elaboración de un plan de gesón
para una cuenca?
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….
3. ¿Cuáles son los principales actores a involucrar en la elaboración de un plan? ¿Por qué?
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….
4. ¿Cuáles son las principales etapas en la elaboración de un plan de gesón para una cuenca?
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… …
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….

120

Unidad 6:
El diseño de la sesión de estudio

I. Introduciéndonos en el tema
El propósito de esta unidad es profundizar en el conocimiento del agua como elemento
vital, el ciclo natural del carbono y el efecto invernadero y sus relaciones.
Esta unidad pretende también introducir los conceptos claves sobre el cambio
climático y algunos otros aspectos relacionados como: variabilidad climática,
vulnerabilidad, resilencia, mitigación, adaptación y la gestión integrada de recursos
hídricos.
Objetivos:
Al final de esta unidad, las y los participantes:
Conocimiento.Conocerán sobre las consecuencias del cambio climático en la gestión del
agua y las posibles alternativas de adaptación.
Destreza.Podrán hacer un análisis de la vulnerabilidad de los distintos sistemas (sociales,
ambientales, Agua, etc.) y plantear alternativas de adaptación.
Actitud.Promoverán el cuidado de los recursos naturales y la identificación de zonas
vulnerables como mecanismos de adaptación al cambio climático.

121

Mapa de la Unidad

Unidad 5
Herramientas
as
para la GIRH.
pa
Planes de
g
gestión

Antecedentes y
conceptos claves

122

Unidad 6
Agua, salud y
vida, desafío
ante el
cambio
climático

Cuando los ciclos
se alteran, se
produce el
cambio climático

Un
Unidad
7
Principios
os
teóricos y
orientaciones
or
s
para la gestión
p
n
de riesgos
r
en
los
os sistemas
siste
s te
emas
GIRH
GIRH.
H

Los países y las
comunidades frente
al cambio climático

II. Desde la experiencia
Marque X si su respuesta es SÍ o NO y redacte un breve resumen en las preguntas
que lo solicitan

UNIDAD 6
Escriba con sus propias palabras lo que cree que es cambio climáco y adaptacion al cambio
climáco.
________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________

Escriba la definición de cambio climáco y de adaptación al cambio climáco acordada por todo
el grupo.
________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________
Dibuje su comunidad cómo recuerda hace 10 ó 20 años a las fuentes de agua, los bosques, la
producción agrícola, las, épocas de lluvias y secas…

Luego haga un segundo dibujo de su comunidad en la actualidad

¿Qué reflexiones saca comparando los dos mapas?

Acvidad: ¿Cómo nos adaptamos al cambio climáco?
¿Cuáles son los aportes fundamentales que mi comunidad y organización deben hacer para evitar
la vulnerabilidad y adaptarnos al cambio climáco?

123

6.1 Antecedentes y conceptos claves

15

Los seres humanos estamos conectados con la naturaleza; de ella obtenemos
alimentos, el aire que respiramos, los materiales necesarios para construir nuestras
viviendas y vestimentas y por supuesto el agua que requerimos para vivir.

Necesitamos, por tanto, conocer cómo funciona la naturaleza para beneficiarnos
de ella, para protegerla, para no destruirla. Los pueblos han acumulado una enorme
cantidad de conocimientos y saberes sobre la naturaleza, la ciencia también tiene un
camino recorrido para entender los mecanismos naturales. De lo que se trata ahora
es de combinar esos conocimientos. Los provenientes de los saberes ancestrales y
tradicionales y los que vienen de la ciencia para luego, claro, profundizarlos, porque
todavía falta mucho por conocer, descubrir, explorar.
Se ha descubierto, por ejemplo, cómo funciona la energía, cuál es el ciclo del agua y
cuál el ciclo del carbono. Entender estos ciclos es fundamental para entender también
el cambio climático, que se está dando en nuestro planeta y que nos afectará en
nuestras regiones, sobre todo a un recurso vital para nuestras comunidades: el agua.
Hasta hace poco tiempo considerábamos el agua como un recurso inagotable y
gratuito. Ahora nos damos cuenta que el agua apta para el consumo humano es
cada vez más escasa y costosa. Vemos cómo las quebradas, manantiales y ríos se
secan y contaminan.
Encontramos también grandes cambios en el paisaje, por ejemplo, suelos erosionados,
montañas sin árboles, grandes campos para la ganadería y aguas contaminadas. Los
abuelos nos hablan de cómo era de diferente la localidad antes, con muchos árboles,
agua y aves.
15  Agua, salud y vida. Restrepo, Claudia P., et ál. 2 ed. Bogotá, D.C.: Colombia. Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial,
Viceministrerio de Agua y Saneamiento. 2008. 52 p. (Serie Jornadas Educativas: La Cultura del Agua #1). / El cambio climático y sus
implicaciones en los países andinos. Módulo 1. Versión borrador para validación. Taller del 27 al 29 de enero 2011.Catamayo – Loja. Ecuador.

124

Afortunadamente, poco a poco hemos entendido que con un cambio de nuestras
costumbres podemos economizar agua, evitar una mayor contaminación y cuidar el
medio ambiente. De esta manera nuestros hijos e hijas podrán desarrollarse en un
ambiente sano y en equilibrio con la naturaleza. De lo contrario, la humanidad estaría
condenándose a sí misma a carestías y conflictos.
En la UNIDAD 1, habíamos visto el ciclo hidrológico y el balance hídrico. En esta
unidad complementaremos estos conceptos, con otros de fundamental importancia,
para entender el cambio climático y sus efectos.

El ciclo del carbono16
Todos los organismos vivos como plantas y animales tienen en su composición
carbono, un elemento indispensable para la vida en el planeta. El carbono también
se encuentra almacenado en la atmósfera, los océanos, los suelos, las rocas, en el
petróleo, etc. El carbono no está atrapado para siempre en esos distintos elementos,
pasa de un elemento de la naturaleza a otro y la manera en que lo hace es formando
parte de un ciclo.

Claro como el agua: Carbono, monóxido de carbono y
dióxido de carbono
El átomo de carbono es identificado con la letra C. Cuando se
combina con un átomo de oxígeno forma monóxido de carbono
o CO. Cuando se combina con dos átomos de oxígeno forma
el dióxido de carbono o CO2. En la atmósfera el carbono se
presenta en forma de dióxido (carbono combinado con dos átomos
de oxígeno) cuya fórmula es CO2.
El carbono sale a la atmósfera. El carbono que está en la atmósfera (carbono más
oxigeno = CO2) es absorbido por los océanos, las plantas y los suelos.
El CO2 es absorbido por las plantas gracias al proceso de fotosíntesis, que requiere
de la energía proveniente de la luz solar. Los organismos vivos, sin importar si
son pequeños o grandes, emiten carbono a la atmósfera mediante el proceso de
respiración. Con los océanos, la atmósfera intercambia carbono a través de la
difusión.
Los bosques son grandes reservas de carbono. Por ello, cuando se deforesta, se
envía a la atmósfera gran parte del carbono que está contenido en los árboles; sin
árboles el carbono que ellos atrapaban se queda en la atmósfera.

16  El cambio climático y sus implicaciones en los países andinos. Módulo 1. Versión borrador para validación. Taller del 27 al 29 de enero 2011.
Catamayo – Loja. Ecuador

125

En el siguiente cuadro se pueden apreciar las emisiones de CO2 en América Latina y el Caribe en
comparación con las emisiones mundiales.

• La quema de combustibles fósiles como el petróleo en todas sus variantes:
petróleo, gas natural o carbón y todos sus derivados;
• La tala de árboles a través de la deforestación y la reducción de la vegetación
terrestre;
• Los cambios en el uso del suelo, que limitan la captura de carbono.
Cuando se deforestan los bosques se libera más carbono y se envía a la atmosfera
más CO2 de lo que sucedía en el pasado de manera natural. Veamos a continuación
qué sucede con esa excesiva cantidad de CO2 que hay en la atmósfera.

El efecto invernadero
Para la existencia de vida en el planeta el sol es clave, pero también la atmósfera.
La atmósfera es la capa de gases que cubre el planeta Tierra e impide que todos
los rayos solares ingresen, lo cual evita el peligro que todos esos rayos puedan
generar para los seres humanos y otros seres vivos. Sin embargo, la atmósfera actúa
también como el techo de un invernadero, evitando que todo el calor se escape, de
otra manera habría tanto frío que provocaría la muerte de plantas y animales.

126

Esta labor reguladora que tiene la atmósfera, a la que muchas veces sencillamente
llamamos aire, tiene el nombre de Efecto Invernadero y es un fenómeno natural que
existe desde hace millones de años, sin el cual la vida no sería posible (Figura 5).
El efecto invernadero natural es beneficioso y normal cuando los ciclos de la naturaleza
funcionan con normalidad, pero los seres humanos hemos estado alterando esos
ciclos. Cuando el ciclo de carbono se altera creamos una capa de gases que atrapan
el calor, causando el cambio climático a nivel de todo el planeta.

Claro como el agua: Los gases de la atmósfera
A los gases que tienen la capacidad de retener el calor en la
tierra se les ha dado el nombre de gases de efecto invernadero
(GEI). Los principales gases de este tipo son el dióxido de
carbono (CO2), el metano (CH4), el óxido nitrógeno (N2O),
los compuestos clorofluorocarbonados (HFCs) y también el vapor
del agua (H2O.).

127

Otros conceptos claves:
Variabilidad climática. Se refiere a cambios naturales generados dentro del sistema
climático o debido a variaciones externas naturales o a las causadas por los seres
humanos. Se presentan de manera cíclica durante un largo tiempo, tales como el
fenómeno del niño o la niña. Los pueblos y, particularmente los campesinos, han
aprendido a adaptarse a estas variaciones climáticas a partir de conocerlas.
Cambio climático. Se refiere a esta variación significativa del clima a nivel mundial que
tiene origen en las acciones humanas y que persiste durante un período prolongado.
Cambio climático es la manera en la que el ser humano y sus actividades han alterado
los ciclos de la naturaleza y el funcionamiento normal del mecanismo natural de
invernadero que tiene el planeta.
Clima. La temperatura, la frecuencia de las lluvias y la cantidad de humedad en un
período y en un territorio específico.
Vulnerabilidad. Es el grado en el cual un sistema ecológico y humano puede o no
enfrentar los efectos del cambio climático, incluyendo la variabilidad climática y
los eventos extremos que pueden presentarse. El grado de vulnerabilidad nos hace
conocer en qué medida el cambio climático puede perjudicar o dañar a un ecosistema
o a una población humana.
La vulnerabilidad al cambio climático puede concentrarse por efecto de otros factores,
entre los cuales pueden estar la pobreza, el acceso desigual a recursos, inseguridad
alimentaria, tendencias de la globalización económica, conflictos o incidencia de
enfermedades como el VIH-SIDA. Por esta razón, la capacidad adaptativa de una
comunidad o de un país está íntimamente ligada con el desarrollo social y económico
y debe ser considerada en los planes de desarrollo y otras perspectivas generales y
no como un área separada.
Resilencia. Esto es que las comunidades y la propia naturaleza presenten o tengan
condiciones o capacidades particulares para absorber un cambio sin perder su
estructura básica, sus modos de funcionamiento, su capacidad de organización, su
capacidad de adaptación al estrés o al cambio.
Gestión Integrada de Recursos Hídricos (GIRH). Se trata de un conjunto de estrategias
para la gestión del agua, que involucra principios como la eficiencia en el uso, la
equidad en el acceso y la sostenibilidad ecológica. La gestión integrada toma a la
cuenca hidrográfica como unidad de gestión y promueve la coordinación e integración
de usos y sectores de usuarios en la toma de decisiones y en las estrategias para
resolución de conflictos.

128

6.2 .Cuando los ciclos se alteran se produce el cambio climático
Las actividades humanas han alterado los ciclos de la naturaleza y en los últimos
años hay una mayor concentración de gases de efecto invernadero.
Entre las principales causas:
• A partir del siglo XVIII los seres humanos empezamos a utilizar más máquinas
para la producción industrial; esto significó quemar en grandes cantidades
carbón, gas, gasolina y petróleo para mover las máquinas. La quema de estos
combustibles representa el 80% de las emisiones mundiales de carbono a la
atmósfera.
• La deforestación, el cambio de uso del suelo (por ejemplo en lugar de la
siembra de alimentos el suelo sirve ahora para urbanizaciones de lujo o para
pastizales).
• Una buena parte de los gases provienen también de la tala y quema de
árboles.

Claro como el agua: ¿Cuándo se produce el
Calentamiento Global?
Cuando el CO2 se acumula en la atmósfera no permite que
escape la radiación solar, lo que conduce a un incremento de
la temperatura promedio y que el planeta se vaya calentando.

Responsables del cambio climático
Hemos dicho que la sobre abundante emisión de gases de efecto invernadero empezó
con la producción industrial hace alrededor de 200 años. Por esta razón los países
más industrializados emiten más gases de efecto invernadero, puesto que tienen
más industrias que envían una mayor cantidad de gases a la atmósfera.
Esta larga historia hace que se desarrollen los cálculos de la responsabilidad que
tiene cada uno de los países frente al cambio climático de dos maneras:

129

Responsabilidad histórica, es decir la suma de todas sus emisiones a lo largo de
estos 200 años. Por ejemplo, si observáramos las emisiones de carbono de carácter
histórico durante el último siglo, se estima que los países que se han desarrollado
más y en poco tiempo contribuyen con el 76% de las emisiones producidas desde
la revolución industrial. No obstante, estos países tan sólo representan el 20% de la
población mundial.
La cantidad de gases que están enviando a la atmósfera en la actualidad: En La
Figura 6 vemos los países que ahora emiten más gases de efecto invernado. Es
decir son los responsables actuales de enviar gases a la atmósfera. Estos datos
demuestran que los mayores contaminadores actuales son Estados Unidos y China.
Figura 6

Fuente: IEA-OECD (2002). Tomado de: Arvizu Fernández, José Luis. Registro histórico de los principales países emisores. En: Instituto nacional
de ecología de México,http://www2.ine.gob.mx/publicaciones/libros/437/arvizu.html.

Conocer qué países son los responsables históricos y actuales de emitir gases, es
importante para que la comunidad internacional presione para reducir la generación
de esos gases y remediar los efectos causados. A esto algunos grupos llaman
“justicia climática”.

Deforestación y cambio climático
El crecimiento industrial sumado al crecimiento de las ciudades, la expansión de
la agricultura y la ganadería para exportación, así como las necesidades de una
creciente población humana, han provocado que en los últimos 300 años se hayan
destruido 10 millones de kilómetros cuadrados de bosques en el mundo. Cuando
un bosque es destruido, se emite a la atmósfera una gran cantidad de carbono que
estaba concentrado en esa vegetación. Cabe señalar que esa generación es mucho
mayor cuando un bosque es quemado.
La disminución de los bosques altera el clima de distintas maneras. Cuando un

130

bosque desaparece, disminuye la cantidad de agua que la vegetación libera a la
atmósfera, mediante un proceso llamado evapotranspiración y ello reduce el número
de lluvias y de humedad, haciendo más probables incendios forestales.
Por estas razones, entre otras, es importante que se desarrollen actividades de
protección de los bosques, para que éstos en lo posible no se reduzcan y que, al
mismo tiempo, se pueda revertir el proceso y ampliar las áreas reforestadas.

6.3 Los países y las comunidades frente al cambio climático
“La respuesta al cambio climático conlleva un proceso interactivo de gestión de
la Vulnerabilidad o de gestión de riesgos que abarca tanto la mitigación como la
adaptación, teniendo presentes los daños causados por el cambio climático y los
evitados, los co-beneficios, la sostenibilidad, la equidad y las actitudes ante el riesgo”
detalló el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC,
por su sigla en inglés), en 2007.
Existen dos grandes grupos de estrategias para enfrentar al cambio climático: las de
mitigación y las de adaptación.

La mitigación: ¿qué es?
Como hemos dicho antes, la acumulación de gases de efecto invernadero en la
atmósfera, generados por las actividades humanas ha provocado el cambio
climático. Desde el año 1992, a raíz de la Cumbre de la Tierra, en Rio de Janeiro,
Brasil, la comunidad internacional ha planteado como respuesta principal al cambio
climático la reducción de la cantidad de gases de efecto invernadero producida por
las actividades humanas. El esfuerzo para reducir esas emisiones es lo que se llama
la mitigación del cambio climático.
Para lograr reducir los gases será necesario:
• Producir energía más limpia que no provenga del petróleo, por ejemplo del
sol, del viento, de los volcanes, etc. Esto implica un cambio en la generación,
suministro y utilización de la energía, así como en los procesos industriales.
• Acciones concretas de mitigación para evitar el aumento de gases a efecto
invernadero y las consecuencias que esto supone.
El cambio climático también tiene repercusiones en la economía de los países. Se
pronostica que será tan devastador como la primera y la segunda guerras mundiales
juntas (Informe Stern 2007), además de que irá incrementando el número y el
impacto de los desastres “naturales”, que pondrían en peligro la vida de cada vez
más millones de seres humanos.

131

Veamos algunas de las principales afectaciones que el cambio climático puede
producir en nuestros países:
• Disminución de los glaciares y nevados, con disminución del suministro
de agua para consumo humano, energía hidroeléctrica y agricultura.
• La energía eléctrica de nuestros países en su mayoría proviene
de centrales hidroeléctricas que dependen del agua, si cambian las
condiciones hídricas habrá problemas con el suministro de energía en el
futuro.
• Dentro de 15 años 70 de cada 100 personas tendrán dificultades para
acceder a fuentes de agua limpia y en 20 años 40 millones de personas
podrían tener en riesgo la provisión de agua necesaria para su vida y sus
actividades productivas.
• Se cree que le fenómeno de El Niño en el futuro estará presente cada
cuatro años y no cada ocho como ha ocurrido hasta ahora.
• Se alterarán los patrones de precipitaciones, disminuyendo en algunos
lugares, incrementándose en otros.
• Habrá inundaciones y sequías más frecuentes.
• Las áreas secas serán más secas, mientras que las zonas más altas
serán más tropicales.
• La agricultura de subsistencia puede verse afectada en diversas zonas
aunque se abriría la posibilidad de cultivos en zonas de altura en las
cuales la temperatura fría no permitía.
• Plantas y animales se están expandiendo o cambiando de ubicación
geográfica tradicional.
• Las poblaciones de vectores de enfermedades infecto-contagiosas
también se están expandiendo hacia zonas más elevadas, lo cual
incrementaría la explosión a enfermedades como cólera, malaria y dengue.
• La alteración prolongada en las condiciones climáticas para la agricultura
reducirá los niveles de productividad con posibilidad de incremento en los
costos.
• Muchos de los impactos anteriores significarán también pérdidas
económicas enormes.

132

Mitigación en países desarrollados y en países en desarrollo
Los países más desarrollados, aquellos que han emitido y que emiten más gases,
tienen una responsabilidad mayor de mitigación, aunque a los demás países también
les corresponde tomar medidas de mitigación que estén a su alcance, muchas veces
más relacionadas a la protección de los bosques.
Los sectores económicos en los cuales se plantean de manera urgente medidas de
mitigación son:
• Fuentes y suministros de energía.
• Transporte con vehículos menos contaminantes.
• Viviendas y edificios que aprovechen de mejor manera la luz natural y los
vientos y que tengan iluminación eficiente.
• Industrias: que consuman menor cantidad de combustibles fósiles, reciclan
materiales y utilicen tecnologías más eficientes y menos contaminantes.
• Agricultura: mejora de la gestión de los cultivos y de las tierras de pastoreo
para mejorar el almacenamiento de carbono en el suelo; restauración de tierras
degradadas; mejora de las técnicas de cultivo y de la gestión del ganado y del
estiércol.
• Silvicultura y bosques: forestación, reforestación, gestión de bosques,
disminución de la deforestación.
• Residuos: recuperación de metano (CH4) en los vertederos de residuos,
compostaje de residuos orgánicos reciclados y reducción al mínimo de la
producción de residuos.

Existen voces de personas e instituciones que consideran que buena parte de las
medidas de mitigación del cambio climático no están tomando en cuenta los derechos
de los pueblos indígenas, vulnerando su capacidad de proteger sus territorios y
en algunos casos permitiendo que otros actores destruyan o se apropien de sus
territorios ancestrales.

La adaptación: ¿qué es?
La adaptación está definido por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el
Cambio Climático (IPCC) como:

133

Ajuste en los sistemas naturales o humanos como respuesta a estímulos climáticos
actuales o esperados, o sus impactos, que reduce el daño causado y que potencia
las oportunidades benéficas. 17
La adaptación es indispensable porque, incluso si se redujeran las emisiones de gases
de efecto invernadero, ya no es posible impedir los efectos del cambio climático. Si
ahora sabemos que este siglo será más cálido que el siglo anterior, podemos saber
qué efectos puede haber en una comunidad o en el país.
Existen diferentes tipos de adaptación; por ejemplo: preventiva (antes de que el
daño se produzca) y reactiva (después de que el daño se ha producido), privada y
pública, y autónoma y planificada. Como puede verse en el cuadro siguiente, hay
seis estrategias generales de adaptación al cambio climático. (Figura 7).
Estrategia

Ejemplos

Medidas para prevenir las pérdidas

Construir barreras para contener el aumento del nivel
del mar o reforestar las laderas degradadas

Medidas para reducir las pérdidas a un nivel
tolerable

Combinar dis ntos pos de cul vo para asegurar la
alimentación de la población aún en las peores
condiciones.

Medidas para aliviar la carga de los grupos
directamente afectados por el cambio climá co
dispersando o compar endo las pérdidas

Preparar medidas de socorro en casos de desastres y
mecanismos de subsidios

Medidas para cambiar una ac vidad que ha
dejado de ser viable o modificar su localización

Trasladar ac vidades agrícolas o de producción de
energía eléctrica a otros lugares que tengan condiciones
fac bles

Medidas de restauración de un si o que ya ha
sido afectado por el cambio climá co

Restaurar un monumento histórico o por las condiciones
básicas de funcionamiento de un ecosistema, si es que
aquello es aún posible

Fuente: PNUMA y UNFCCC (2004).

Lo global y lo local: la mitigación y la adaptación
En términos generales, sin que esto sea una ley exacta, se plantea que las medidas
de mitigación son a escala mundial, mientras que las de adaptación son locales.
• A nivel global la mitigación implica cambios en el modelo de desarrollo,
principalmente la dependencia que tiene el mundo del petróleo, el gas y el
carbón. Además se deben tomar medidas en el mundo entero para impedir la
deforestación y para mantener la biodiversidad.

17  ¿Qué es adaptación al cambio climático? (www.careclimatechange.org) Documentos sobre Cambio Climático de CARE Internacional. CARE,
Perú. (http://www.care.org.pe/pdfs/CAMBIO/What_Is_CBA_web.pdf).

134

• A nivel local es necesaria la adaptación; no se trata de resignarse, sino por
el contrario de hacer acciones que nos permitan no ser vulnerables al cambio
climático.
El enfoque de la acción de adaptación varía en función a la escala de implementación:
Enfoque de la
acción basado en
amenazas
climácas

Enfoque de la acción
basado en
vulnerabilidad

Enfoque de la
acción basado en el
fortalecimiento de
capacidades
adaptavas

Enfoque de la
acción basado en
polícas

Incrementando la
resilencia a las
inundaciones
severas e impactos
climácos futuros

Mejorando el acceso a
nuevos mercados y
fomentando la
diversificación de
productos ante el
clima futuro

Mejorando la
sensibilización y
capacitación en
cambio climáco y
variabilidad
climáca

Reduciendo la
vulnerabilidad ante
inundaciones

Nacional

Fortalecer la
capacidad
operava de una
red nacional de
estaciones
meteorológicas e
hidrológicas para
el monitoreo de
las amenazas
futuras

Incrementar las
capacidades de acceso
a mercados y
generación de
ingresos seguros en
agricultores

Garanzar la
producción agrícola
y la seguridad
alimentaria familiar
y la comercialización
a los mercados

Conformación de
una red instucional
de apoyo para la
prevención de
inundaciones

Subnacional

Desarrollar
sistemas de alerta
temprana para la
detección de
inundaciones y
deslizamientos

Manejo agroforestal
para la producción
diversificada

Local

Acvidades que
vengan a paliar
sequías o
inundaciones
recogiendo
conocimiento
ancestral

Diversificación de
especies alimencias
navas y sistemas de
alimentos locales con
base en sistemas de
conocimiento
autóctono

Nivel

Global

Contribuir con la
creación de Áreas
Naturales Protegidas
y fortalecer los
planes de manejo de
las áreas protegidas
Consolidar
mecanismos
parcipavos de
gesón de los
recursos hídricos
ulizados para
consumo humano y
riego por parte de
los sectores rurales
o marginados

Remover las
parcelas agrícolas
del borde del río y
reforestar el área
para protegerse de
las inundaciones del
río

135

Para tener en cuenta:
• Aunque el agua es un recurso esencial para la vida, en pleno
siglo XXI, una de cada ocho personas en nuestro planeta
no tiene garantizado el acceso al agua potable. El 88% de
las enfermedades, especialmente en los países en vías de
desarrollo, están causadas por la ingestión de agua contaminada,
un saneamiento inadecuado o la falta de higiene personal.
• Además de afectar a la vida y la salud, los problemas de acceso
adecuado al agua potable o saneamiento repercuten negativamente sobre
la eficacia de otros derechos esenciales para la dignidad humana.
• En junio de 2010 Naciones Unidas reconocía, por fin, el derecho humano
al agua, un agua que debe ser suficiente, salubre, aceptable, asequible y
accesible para uso personal y doméstico de todas las personas. Reconocía
también el derecho al saneamiento, herramienta imprescindible para
evitar las numerosas muertes que cada año provoca el agua contaminada
y enfermedades fácilmente erradicables.
La adaptación al cambio climático tiene que ver, sobre todo, con el agua…
El agua es el principal medio a través del cual el Cambio Climático afecta
a los ecosistemas de la Tierra y, por tanto, a la vida y al bienestar de
las personas. En la actualidad, ya se aprecian los impactos del Cambio
Climático relacionados con el agua en forma de sequías e inundaciones
cada vez más frecuentes y severas. La subida de las temperaturas,
los cambios en los patrones de las precipitaciones y las temperaturas
extremas afectarán a la disponibilidad de los recursos hídricos mediante
cambios en la distribución de las lluvias, la humedad del suelo, el deshielo
de los glaciares y las nieves perpetuas y las corrientes de los ríos y las
aguas subterráneas; estos factores conllevarán además un deterioro en
la calidad del agua. Los pobres constituyen el colectivo más vulnerable y
el que se verá más afectado.

136

6.4 Adaptación al cambio climático y gestión integrada de recursos
hídricos 18
Cuando se piensa en prepararnos, en planificar la lucha contra el cambio climático,
es necesario saber que hay actores locales y nacionales, pero también actores
internacionales que están involucrados en la adaptación al cambio climático. Por
tanto, es importante conocer con qué instituciones, personas y organizaciones
contamos a nivel local. También es importante conocer las instituciones nacionales y
las leyes que nos amparan.
Una responsabilidad de todos los actores es analizar cada uno de los factores que
generan vulnerabilidad, y ver qué medidas se toman frente a cada factor. Luego se
debe identificar quiénes son los grupos más afectados ahora y quienes pueden verse
afectados en el futuro. Es necesario conocer a los grupos que por su salud, edad,
nivel de pobreza, aislamiento requerirían de atención especial.
Lo importante es que estas acciones involucren la verdadera participación de todos,
hombres y mujeres, pues cada uno tiene que aportar para la adaptación.
Si queremos adaptarnos al cambio climático, las acciones más urgentes son las que
tienen que ver con el agua. Se hace urgente tener un plan que incluya la gestión
integrada de los recursos hídricos, que incluya temas como protección de fuentes de
agua y medidas para garantizar el acceso del agua de manera más equitativa.
Para adaptarnos al cambio climático y abordar el tema del agua, se hace necesario
tener una visión completa del agua, de todos los detalles que componen el paisaje
hídrico, de los usos del agua, la geografía de los ríos, los sembríos que dependen de
la lluvia, del riego, el agua que consumimos, etc.
A esta visión completa y analítica de los detalles y de las relaciones entre los detalles
se le llama Gestión Integrada de los Recursos Hídricos o GIRH.
A continuación un concepto más técnico de la GIRH:
Se trata de un proceso sistemático basado en la idea de que los diferentes usos del
agua están relacionados, unos dependen de los otros, dejando atrás la idea de que
cada uno de los usos del agua podía ser gestionado de manera separada. Además,
la Gestión Integrada del Agua se relaciona con otros recursos como la tierra. Cuando
hacemos GIRH debemos considerar la sostenibilidad de los ecosistemas.
Principios fundamentales para la gestión integrada de los recursos hídricos:
1. El agua es un recurso que se acaba, es finito, vulnerable e indispensable
para la vida de los seres humanos y de la naturaleza y un insumo imprescindible
numerosos procesos productivos.
18  Módulo 2: El cambio climático y el agua: efectos y medidas de adaptación (Texto para revisión y validación en el 2do Taller). Consultoría
PACC – MAE, Capacitación en Cambio Climático para usuarios del agua. CAMAREN, Cuenca

137

2. El agua es un recurso único, con distintos estados (atmosférica, superficial
y subterránea) y además es un recurso que se desplaza en el espacio es móvil,
relacionándose con otros recursos y con distintas sociedades humanas. Por
lo tanto, la gestión de sus distintas fases debe realizarse en forma conjunta
articulando coherentemente la gestión hídrica con la gestión ambiental.
3. El agua está en distintos lugares y dependiendo del mes del año hay mayor
o menos disponibilidad. Se dice por lo tanto que es de ocurrencia variable
tanto espacial como temporalmente. Para disponer de este recurso en los
lugares en los que se requiera y en el momento oportuno, los planes de gestión
deben tener en cuenta el mantenimiento de las obras, los impactos sociales,
ambientales y económicos de las obras que emprendan.
4. El agua se desplaza sobre la superficie del terreno dentro de un espacio que
es la cuenca hidrográfica. La Gestión Integrada de los Recursos Hídricos debe
hacerse teniendo como espacio de gestión a la cuenca hidrográfica. Esto no
puede hacernos olvidar que existe una interrelación estrecha entre las decisiones
nacionales y las acciones que puedan ocurrir a nivel de cuenca. Insistimos que
hablar de la cuenca como unidad de gestión, involucra relacionar al agua con
el suelo, necesidades humanas, medidas de desarrollo y los distintos procesos
que se presentan en ese territorio.
5. El agua tiene usos múltiples y es fundamental que se establezca
adecuadamente cuál es la relación de cada uno de sus usos, es decir cuáles
tienen prioridad frente a los demás.
6. Frecuentemente, los cursos de agua superficial y los acuíferos trascienden
los límites de una determinada jurisdicción política (provincia, estado o
país), constituyendo sus aguas un recurso hídrico compartido por dos o más
jurisdicciones, cuyo uso y protección requerirá una gestión coordinada y
consensuada, lo cual debe ser considerado en su gestión.
7. Las múltiples actividades que se desarrollan en un territorio (agrícolas, de
vinculación entre la gestión hídrica y la gestión del desarrollo territorial).
8. Cuando llueve o cuándo hay sequía mucho el agua puede ser considerada
como un riesgo. Se hace necesario mitigar y reparar integralmente los impactos
negativos causados por aquellas situaciones.
9. La Gestión Integrada de los Recursos Hídricos significa procurar la equidad, la
participación de todos los actores, la consideración de género, la comunicación,
el conocimiento y la transparencia y especialmente la capacidad de respuesta
a las necesidades humanas que se planteen.

138

10. La Gestión Integrada de los Recursos Hídricos significa pensar y
ejecutar obras de infraestructura, tener acceso a la tecnología, pero también
tener leyes favorables. Todo en el marco del respeto a la naturaleza.
Reflexión: Los campesinos y campesinas de nuestro continente y en el mundo,
se han venido adaptando al cambio climático aún sin conocer suficientemente
el significado de ese concepto. En ese sentido, han percibido los cambios y han
emprendido acciones, a lo cual se le llama adaptación espontanea. Son medidas
locales, muchas de ellas de gran utilidad, pero relacionado sus conocimientos con
otros de carácter científico, mejoran y evitan otros impactos no deseados. Ello lleva
además a relacionar lo local con lo nacional, para que todos caminemos en la misma
dirección, en un apoyo mutuo que genere sinergias.
Por ello es importante conocer lo que se ha hecho en adaptación espontánea,
los nuevos conocimientos científicos, los conocimientos ancestrales sobre las
variaciones climáticas, las lecciones que dejan diversas experiencias de adaptación
y también las propuestas de acción que surgen para distintos tipos de ecosistemas
y pisos climáticos.
Lo que se ha realizado hasta hoy, ha permitido obtener una serie de lecciones. Una
de ellas es que se requiere contar con información suficiente pero que, incluso si no
se la tuviese, se debe desde ya trabajar en incrementar la resilencia ante todo tipo
de evento adverso en el territorio. Hacerlo demanda el trabajo compartido y por ello
la participación es tan importante.

Claro como el agua
Recordemos qué es la Resilencia:
La resiliencia es la capacidad propia de las comunidades y
la propia naturaleza de absorber un cambio sin perder su
estructura básica, sus modos de funcionamiento, su capacidad
de organización, su capacidad de adaptación al estrés o al cambio.

139

IV. Recreando conocimientos
En un trabajo en grupos de la misma cuenca o cuencas aledañas comparemos el AYER
con el HOY. Averigüemos ahora en qué ha cambiado nuestra región. Escribamos las
respuestas a cada pregunta y reflexionemos colectivamente sobre esta situación y
sus consecuencias.
¿CUÁLES ERAN AYER?

¿CUÁLES SON HOY?

Recursos naturales
más abundantes
Acvidades para
ganarse la vida
Enfermedades
más frecuentes
Formas de llevar
el agua a los
hogares

¿Cómo relacionamos lo que hemos visto con nuestro trabajo?
Trabajo en grupos según la región donde trabajan:
a.- Definir en qué trabajo yo: agua, personas, intereses económicos
b.- Escoger un sistema de interés y contestar a las siguientes preguntas:
•¿A qué variabilidad climática entendida como una amenaza me enfrento?
• ¿Cuán sensible es el ecosistema, las personas, los recursos a esta VC?
•¿Cuán afecta a mi trabajo?
•¿Tengo o no la capacidad de adaptarme a esta VC o CC?
•¿Cómo puedo medir o evaluar que el sistema en el que estoy es
vulnerable? (puede ser por intuición)
•¿Qué más necesito entender de lo que hemos visto y con qué no estoy
de acuerdo?

140

V. Sintetizando
El cambio climático y la variabilidad son dos procesos que se pueden ubicar como:

Mientras el cambio climático se refiere a un proceso sostenido en el tiempo
(que tiene orígenes internos naturales o externos antropogénicos), la
variabilidad climática se presenta en cualquier escala temporal o espacial.
La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático
(CMNUCC) distingue entre cambio climático atribuido a actividades humanas
que alteran la composición atmosférica y variabilidad climática atribuida a
causas naturales (IPCC, 2001a:175-176).

141

Ante el cambio climático surgen dos estrategias: la mitigación y
la adaptación al cambio climático. A continuacion algunas de sus
características:

Las dos estrategias no deben ser vistas de manera aislada o contrapuesta.
Una buena respuesta debe combinar las dos estrategias que, como
se plantean atacan a diferentes aspectos del cambio climático y con
estrategias diferentes. Mientras unas están en la esfera política de
los grandes decisores a nivel macro, las otras pueden estas en las
comunidades y gobiernos seccionales en espacios más reducidos.
Las acciones de mitigación requieren de cambios profundos en el modelo
de desarrollo, en los estilos de vida y en el uso de la energía fósil en todos
los países del mundo, además de insumos tecnológicos y significativas
inversiones. (ASOCAM, 2009b:10).
La vulnerabilidad se construye socialmente, no es algo natural, por eso
es que a partir de decisiones y acciones humanas podemos cambiar las
condiciones o los factores que nos hacen vulnerables a determinadas
amenazas o peligros; en este caso podemos cambiar nuestra vulnerabilidad
a los impactos de cambios extremos en el clima

142

VI. Aplicando conocimientos
Marque X si su respuesta es SÍ o NO y redacte un breve resumen en las preguntas
que lo solicitan.

¿Qué es y a qué se debe el cambio climáco?

¿Qué es migación y adaptación al cambio climáco, cuáles son las diferencias?

¿Cómo nos adaptamos al cambio climáco?

¿Cuáles son los aportes fundamentales que mi comunidad y organización deben hacer para
evitar la vulnerabilidad y adaptarnos al cambio climáco?

¿Qué implicaciones ene el cambio climáco en la Gesón Integral de los Recursos Hídricos
(GIRH)

143

Unidad 7:
Principios teóricos y
orientaciones para la gestión
de riesgos en sistemas de
GIRH

I. Introduciéndonos en el tema
El propósito de esta Unidad es proporcionar los conceptos teóricos necesarios para
asegurar un enfoque de gestión de riesgos en los sistemas de gestión integral de los
recursos hídricos.
Al final de esta unidad, las y los participantes
Conocimiento.Conocerán, analizarán y evaluarán la presencia de fenómenos naturales y
su efecto sobre los bienes y sobre la infraestructura en un área determinada,
según la vulnerabilidad asociada a tales fenómenos.
Destreza.Incluirán en su accionar medidas para reducir la vulnerabilidad y mitigar los
efectos de los fenómenos.
Actitud.Impulsarán la organización y solidaridad en situaciones de emergencia
y desastre, así como alternativas para la menor incidencia posible en los
servicios de agua y saneamiento.

144

Mapa de la unidad

Unidad 5
Herramientas
as
para la GIRH.
pa
Planes de
g
gestión

Introducción

Medidas de
prevención y
mitigación

Unidad 6
Agua, salud
dy
vida, desafío
o
ante el
cambio
clim
climático
o

Terminología y
conceptos
básicos

Análisis de la
vulnerabilidad
para los sistemas
comunitarios de
agua potable y
saneamiento

Unidad 7
Principios
teóricos y
orientaciones
para la gestión
de riesgos en
los sistemas
GIRH.

Características
generales de los
sistemas
comunitarios de
agua potable y
saneamiento sus
amenazas y efectos
en los sistemas

Ciclo de los
desastres

145

II. Desde mi experiencia
Marque X si su respuesta es SÍ o NO y redacte un breve resumen en las preguntas
que lo solicitan.

¿Qué desastres han ocurrido en nuestro territorio los úl mos 30 años?
________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________
¿Cuáles de esos desastres pueden volver a ocurrir?
________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________
¿Qué medidas debemos tomar para minimizar las consecuencias de un posible desastre?
________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________

146

III. Conceptualizando
7.1 Introducción
Los sistemas comunitarios de agua potable y saneamiento están expuestos a
fenómenos naturales y antrópicos (producidos por el ser humano) muy frecuentes
en Latinoamérica. Terremotos, huracanes, inundaciones, deslizamientos, sequías,
erupciones volcánicas, vandalismo, accidentes con materiales peligrosos, entre
otros, son parte de la extensa gama de fenómenos que provocan muertos, heridos
y un gran impacto en la economía de los países.
Como se sabe, los sistemas de agua y saneamiento son de vital importancia para
la salud y desarrollo de las poblaciones, por lo que es prioritario que los servicios
se brinden en condiciones óptimas. Es evidente que si éstos se deterioran pueden
generarse problemas de salud que afectan a la mayoría de la población.
Por tanto, el interés primordial de toda Organización Comunitaria de Servicios de
Agua y Saneamiento (OCSAS), debe ser el mantenimiento de un servicio cualitativa
y cuantitativamente acorde con las necesidades de sus comunidades, de modo
que las interrupciones en el abastecimiento de agua potable o en la recolección,
tratamiento y disposición de aguas servidas sean lo más breves posible.
Dado los efectos negativos que diferentes fenómenos pueden producir sobre los
sistemas de agua potable y saneamiento —ruptura de tuberías de aducción y
distribución, contaminación de manantiales o la afectación a plantas de tratamiento—
los procesos de mitigación y prevención son de gran importancia. Se ha demostrado
que siempre es más económico invertir en la prevención que el gasto posterior a los
desastres en tareas de rehabilitación, esto sin contar con la innecesaria exposición
de la población a correr riesgos sanitarios.
Aún reconociendo la imposibilidad de contar con sistemas que ofrezcan una seguridad
del cien por ciento ante los desastres, es imprescindible que las OCSAS sean capaces
de resolver, de la mejor manera y en el menor tiempo posible, las dificultades que
se presenten durante y después del impacto de algunas de las amenazas indicadas.
Una de las prioridades de toda OCSAS debe ser la planificación y desarrollo
organizativo apropiado que responda con celeridad ante una situación de emergencia.
Ello exige una total disposición, participación y apoyo de sus responsables y de
su comunidad, que se traduzca en el destino de recursos materiales, humanos y
logísticos para obtener un nivel apropiado en la respuesta.
Esta urgente planificación, por parte de los administradores de los sistemas de agua
potable y saneamiento, es un tema que se viene abordando desde hace varios años.
Esta Unidad pretende hacer énfasis en esta necesidad, sin descuidar los temas de
análisis de vulnerabilidad y los programas de prevención y mitigación, que constituyen
el material previo para la elaboración de los planes de emergencias y desastres en
dichos sistemas.

147

7.2: Terminología y conceptos básicos

19

PELIGRO (P): Es un evento externo, representado por un fenómeno físico de origen
natural o antrópico, se manifiesta en sitios específicos y durante un tiempo de
exposición determinado, puede ocasionar daños físicos, económicos, ambientales,
sociales. Peligro es sinónimo de amenaza.
De acuerdo a la UNESCO, los peligros se clasifican en:
a) Peligros Naturales
• Geofísicos: sismos, tsunamis, actividad volcánica.
• Geológicos: deslizamientos de tierra, derrumbes, aludes, aluviones.
• Hidro-meteorológicos: inundaciones, sequías, desertificación, heladas,
granizadas, incendio forestal.
• Biológicos: plagas, epidemias.

b) Tecnológicos
• Incendios
• Explosiones
• Contaminación ambiental
• Derrame de sustancias tóxicas
• Guerra
• Terrorismo
• Subversión
VULNERABILIDAD (V):Es un factor interno de un sujeto o sistema expuesto a un
peligro, que según el grado de resistencia de sus elementos (infraestructura, vivienda,
actividades productivas, grado de organización, sistemas de alerta, desarrollo
político-institucional y otros), puede ser susceptible a sufrir daño. Su gestación
está asociada directamente con factores de orden antrópico, esto es, la interacción
humana con la naturaleza.
RIESGO (R): Es la probabilidad de que se presente un daño sobre un elemento o
componente determinado, teniendo una vulnerabilidad intrínseca a raíz de la presencia
de un evento peligroso, con una intensidad específica. Se evalúa en función del
peligro (P) y la vulnerabilidad (V): R = P• V
GESTIÓN DEL RIESGO DE DESASTRES: Planeamiento y aplicación de medidas
orientadas a impedir o reducir los efectos adversos de fenómenos peligrosos sobre
la población, los bienes, los servicios y el ambiente. Es un proceso que consiste
en identificar, analizar y cuantificar las posibilidades de pérdidas y partir de allí
emprender actividades preventivas o correctivas.
La gestión de riesgos de desastres debe ser participativa y concertada. Al ser el
problema parte del proceso de desarrollo local, tanto la generación de la condición
19  Prevención de Desastres. Módulo básico. M.C. Ing. Francisco Huamán Vidaurre. Universidad Nacional de Cajamarca. Escuela Piloto de Agua
y Saneamiento (EPILAS).

148

de riesgo como la solución a su problemática requieren el involucramiento total de
las instituciones y organizaciones comunales.
DESASTRES: Situación o proceso social que se desencadena como resultado de la
manifestación de un fenómeno natural o antrópico, que al encontrar condiciones
propicias de vulnerabilidad en una población y excediendo la capacidad respuesta
de la comunidad, institución o sistema afectado, causa alteraciones intensas,
interrupción grave en las condiciones normales de funcionamiento de la comunidad.
Esto puede representar pérdidas de vida y salud de la población, destrucción parcial
o total de los bienes, servicios y daños severos al ambiente, requiriendo de una
respuesta inmediata de las autoridades y población para atender a los afectados y
restablecer los umbrales aceptados de normalidad y bienestar.
PREVENCIÓN: Es el conjunto de medidas y acciones dispuestas con anticipación
con el fin de evitar o impedir que se presente un fenómeno peligroso o para reducir
sus efectos sobre la población, los bienes y servicios y el ambiente. Incluye entre
otras, medidas de ingeniería (construcciones sismo-resistentes, defensas ribereñas,
limpieza de cauces, etc.) y de legislación (uso adecuado de tierras y del agua,
ordenamiento territorial y urbano y otras).
MITIGACIÓN: Planificación y ejecución de medidas de intervención dirigidas a
reducir o disminuir el riesgo. La mitigación es el resultado de la aceptación de que
no es posible controlar el riesgo totalmente; esto es que, en muchos casos, no es
posible impedir o evitar los daños o sus consecuencias y solo es posible atenuarlas.

Entre las medidas de mitigación más comunes figuran la construcción de obras
estructurales como el reforzamiento de puentes, hospitales y otras edificaciones
públicas. También incluyen programas de mejoramiento urbano, obras de estabilización
de laderas y drenaje de superficie para reducir el peligro de deslizamientos de tierra e
inundaciones, así como inversiones para salvaguardar los recursos naturales.
Entre las medidas no estructurales se pueden citar la adecuación de marcos
normativos, regulaciones de ordenamiento territorial y códigos de construcción,
así como educación, capacitación y concienciación sobre riesgo, prevención y
mitigación.

149

7.3 Características generales de los sistemas comunitarios de agua potable y
saneamiento sus amenazas y efectos en los sistemas 20
Los desastres, mayoritariamente, tienen su origen en fenómenos naturales, si bien
muchas de sus causas deben ser atribuidas a la actividad o pasividad del ser humano.
Frente a la situación de variabilidad climática a que nos induce el cambio climático,
también obra del ser humano, es de esperar un incremento en la frecuencia e impacto
de esos fenómenos naturales y de sus consecuencias sobre nuestras comunidades y
actividades y modos de vida.
Para controlar o minimizar las amenazas es imprescindible conocer las características
de los fenómenos naturales y cómo se manifiestan en nuestro ambiente. El buen
manejo y estudio de las amenazas permite también desarrollarlos programas de
planificación de operaciones, capacitación, entrenamiento y acciones de simulación.
Estas acciones, en las que se profundizará más adelante, tienen que ver con los
siguientes pasos:
1. Obtener conocimiento, análisis y evaluación sobre la recurrencia de
fenómenos naturales y los efectos que podrían tener sobre personas, bienes
e infraestructura en un sitio determinado y según el grado de vulnerabilidad
relacionada.
2. Poder estimar el impacto potencial de fenómenos naturales tanto en
actividades cotidianas y de desarrollo como específicamente en los componentes
de los sistemas de abastecimiento agua potable y saneamiento.
3. Determinar las medidas que reducirían la vulnerabilidad y mitigarían los
efectos de diferentes eventos o fenómenos.
4.
Diseñar y programar las operaciones que deberían contemplarse en una
emergencia.
TIPOS DE AMENAZAS: de acuerdo a su origen, las amenazas pueden ser de
dos tipos:
a) Las que provienen de sucesos naturales, es decir, las procedentes de
eventos o fenómenos físicos originados por la naturaleza y sus elementos.
b) Las provocadas por la actividad humana.
Esta clasificación tiene algunas dificultades al tratar de aplicarla en toda su
extensión, ya que en muchas ocasiones se encuentra una interacción entre los
fenómenos naturales y la acción humana. Por ejemplo, un deslizamiento puede ser
20  Emergencias y desastres en sistemas de agua potable y saneamiento: Guía para una respuesta eficaz. Asociación Interamericana de
Ingeniería Sanitaria y Ambiental. División de Ingeniería Sanitaria y Salud Ambiental en Emergencias y Desastres. Segunda edición (revisada y
corregida). Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud. Junio 2004.

150

provocado por la erosión, por fallas en la canalización de aguas, por deforestación,
por asentamientos en zonas inestables, etc.
Otro criterio para la clasificación de las amenazas es tomando como referencia su
forma de aparición:
a) Comienzo súbito o repentino, como el caso de los terremotos.
b) Comienzo lento, como las sequías.
Los diferentes tipos de amenazas se plantean como eventos que pueden tener
efectos adversos y que, potencialmente, pueden convertirse en emergencia o llegar
al extremo de desastre; sin embargo, es común encontrarse las clasificaciones
descritas anteriormente aplicadas a los desastres.
CARACTERÍSTICAS DE LAS AMENAZAS: a manera de resumen, se presentan
seguidamente algunas amenazas de origen natural.
TERREMOTOS: Los movimientos de la corteza terrestre, principal origen de los
terremotos, generan deformaciones en las rocas del interior de la tierra y acumulan
energía que es liberada súbitamente en forma de ondas que sacuden la superficie.
Representan una de las más serias amenazas, debido a su gran potencial destructivo,
su amplia zona de afectación y, además, a la imposibilidad de poder pronosticar su
aparición.
Los principales efectos de un terremoto, dependiendo de su magnitud, son:
• Fallas en rocas y en el subsuelo.
• Hundimientos de la superficie del terreno.
• Derrumbes, deslizamientos de tierra y avalanchas de lodo.
• Licuación o licuefacción del terreno.

Mensaje
Los terremotos son calificados por su magnitud y por su
intensidad. La magnitud sísmica se refiere a la energía liberada,
que suele medirse por la escala logarítmica de Richter (Ms.) La
intensidad de los sismos se mide según el grado de destrucción
que produce y se utiliza, normalmente, la escala modificada de
Mercalli, que va de I (intensidad detectada por instrumentos muy
sensibles) hasta XII (daño total).

151

La importancia y características de los daños están relacionadas con la magnitud del
terremoto y la extensión geográfica, el diseño antisísmico de las obras y su calidad
constructiva, así como con la calidad del terreno donde se sitúan las obras.
Un sismo tiene una magnitud determinada, pero tiene varias intensidades
dependiendo de la ubicación con respecto al epicentro, las características propias de
la geomorfología del lugar, así como de los materiales empleados en la infraestructura.

Entre las consecuencias que los sismos pueden tener sobre los sistemas de agua
potable y saneamiento, destacan:
• Destrucción total o parcial de las estructuras de captación, conducción,
tratamiento, almacenamiento y distribución.
• Roturas de tuberías de conducción y distribución, daños en las uniones entre
tuberías o con tanques, con la consiguiente pérdida de agua.
•Interrupción del fluido eléctrico, de las comunicaciones y vías de acceso.
•Modificación de la calidad del agua cruda debido a deslizamientos.
•Variación (disminución) del caudal de las captaciones subterráneas y
superficiales.
•Cambio de sitio de salida de aguas de manantiales y/o cambio de nivel de
capa freática.
•Daños por inundación costa adentro por impacto de tsunamis.
•Introducción de agua marina en acuíferos costeros.

ERUPCIONES VOLCÁNICAS: Las erupciones son el paso de material (magma),
cenizas y gases del interior de la tierra a la superficie. El volumen y magnitud de
la erupción variará dependiendo de la cantidad de gas, viscosidad del magma y la
permeabilidad de los ductos y chimeneas. La frecuencia de estos fenómenos es muy
variable, ya que algunos volcanes tienen erupciones continuas mientras que en otros
transcurren miles de años de intervalo.

152

Existen dos clases de erupciones que originan las amenazas volcánicas:
• Erupciones explosivas: se producen por la rápida disolución y expansión
del gas que desprenden las rocas fundidas cuando éstas se aproximan a
la superficie.
• Erupciones efusivas: el flujo de materiales, y no las explosiones en sí,
constituyen la mayor amenaza. Los flujos varían en naturaleza (fango,
ceniza o lava) y cantidad.
Una erupción volcánica es susceptible de generar diferentes desastres,
ligados entre sí, que pueden provocar consecuencias mayores que las mismas
erupciones.
Entre éstos podemos mencionar:
• Efectos sísmicos provocados por acción volcánica.
• Inundaciones y deslizamientos de nieve, tierra o lodo, producidos por
el calentamiento del terreno y por las vibraciones locales.
• La erupción propiamente, que puede tener cenizas, polvo o gases,
rocas o piedras y lava.

Los principales efectos de las erupciones volcánicas en sistemas de agua potable y
saneamiento son los siguientes:
• Destrucción total de las instalaciones en las áreas de influencia directa de
los flujos, generalmente restringidas al cauce de los drenajes que nacen en el
volcán.
• Obstrucción por las cenizas en obras de captación, desarenadores, tuberías
de conducción, floculadores, sedimentadores y filtros.
• Modificación de la calidad del agua en captaciones superficiales y en
reservorios abiertos por caída de cenizas.
• Contaminación de ríos, quebradas y pozos en zonas de deposición de lahares.
• Destrucción de caminos de acceso a los componentes y líneas de transmisión
de energía eléctrica y comunicación.
• Incendios.
• Falla de estructuras civiles por acumulación de cenizas.

153

DESLIZAMIENTOS: los deslizamientos se producen como resultado de cambios
súbitos o graduales en la composición, estructura, hidrología o vegetación, en un
terreno en declive o pendiente.
En muchos casos están íntimamente ligados a amenazas primarias, como el caso de
un terremoto, o por saturación de aguas producto de un huracán o lluvias intensas.
Asimismo, en zonas urbanas se asocian a la acción del hombre, como por ejemplo la
dotación del servicio de agua potable en comunidades ubicadas en zonas de pendientes
y suelos inestables, que puede provocar un deslizamiento como consecuencia del
exceso de humedad debido a fugas en los sistemas. El caso es crítico cuando se
suministra agua potable sin dotar, al mismo tiempo, de los respectivos servicios de
saneamiento.
La magnitud del impacto de los deslizamientos depende del volumen de masa en
movimiento y su velocidad, así como de la extensión de la zona inestable y de la
disgregación de la masa en movimiento.
Los deslizamientos van acompañados generalmente por signos precursores, tales
como grietas y ondulaciones del terreno.

Los efectos que son de prever como consecuencia de
deslizamientos en zonas donde se encuentran ubicados los
componentes de los sistemas de agua potable y saneamiento
son:
• Cambios en las características físico/químicas del agua cruda que
dificultan su tratamiento.
• Destrucción total o parcial de todas las obras, en especial las
de captación y conducción ubicadas sobre o en la trayectoria de
deslizamientos activos.
• Contaminación del agua en las áreas de captación superficial de
zonas Montañosas.
• Impactos indirectos debido a la suspensión de caminos, servicio
eléctrico y comunicaciones.
• Taponamiento de los sistemas de alcantarillado por acumulación
de lodo y piedras.

154

HURACANES: Según sea la velocidad del viento, estos fenómenos naturales se
denominan depresiones tropicales (hasta 63 km/h y acompañado por cambios de
presión atmosférica), tormentas tropicales (cuando el viento es de 64 a 119 km/h
y acompañado de aguaceros intensos) o huracanes (cuando el viento alcanza una
velocidad superior a 120 km/h y va acompañado por fuertes lluvias e importantes
diferencias de presión atmosférica).
El huracán se origina al interaccionar el aire caliente y húmedo que viene del océano
con el aire frío; estas corrientes giran y se trasladan a una velocidad entre 10 y 50
km/h con una trayectoria totalmente errática. Sin embargo, actualmente se manejan
algunos modelos que permiten definir una posible trayectoria, que da una idea básica
y que se va ajustando conforme avanza el evento.

En general, los daños en los sistemas de agua y saneamiento
debido a huracanes o fenómenos asociados son los siguientes:

• Daños parciales o totales en las instalaciones, puestos de mando
y edificaciones, tales como rotura de vidrios, techos, inundaciones,
etc.
• Roturas de tuberías debido a torrentes en pasos expuestos, tales
como ríos y quebradas.
• Roturas y desacoples de tuberías en zonas montañosas, debido a
deslizamientos y torrentes de agua.
• Roturas y daños en tapas de tanques y reservorios.
• Daños en sistemas de transmisión y distribución de energía
eléctrica.

155

INUNDACIONES: Las inundaciones se presentan como resultado de lluvia excesiva o
del crecimiento anormal del nivel del mar, así como por la rotura de presas y diques.
Cada vez es más frecuente observar inundaciones ocasionadas por la intervención del
hombre, como consecuencia de la degradación del medio ambiente, la deforestación
y el inadecuado uso de la tierra. Por otra parte, existen inundaciones propias de las
condiciones de las cuencas debido a su geomorfología, climatología, etc.
La magnitud de los efectos que podemos encontrar producidos por las inundaciones
está relacionada con el nivel que alcanzan las aguas, su velocidad y el área geográfica
que cubra. Otros factores de importancia son la calidad del diseño de las obras y la
calidad del terreno donde éstas se ubican.

Los principales efectos de las inundaciones en los sistemas de
abas
• Destrucción total o parcial de captaciones localizadas en ríos y
quebradas.
• Daños en estaciones de bombeo cercanas a cauces.
• Azolve y colmatación de componentes por arrastre de sedimentos.
• Pérdida de captación por cambio de cauce del afluente.
• Rotura de tuberías expuestas en pasos de ríos y quebradas.
• Contaminación del agua en las cuencas.
• Suspensión de energía eléctrica, corte de caminos y comunicaciones.
• Introducción de agua marina en los acuíferos continentales, lo que
implica la disminución de agua subterránea o su contaminación.

SEQUÍAS: Son períodos secos prolongados en ciclos climáticos naturales, originados
por un conjunto complejo de elementos hidro meteorológicos que actúan en el suelo
y en la atmósfera.
La sequía no se inicia necesariamente cuando deja de llover, puesto que en ese caso
podría disponerse de agua almacenada en presas o en el subsuelo para mantener el
balance hídrico durante algún tiempo.

156

Los efectos posibles por sequías en los sistemas de
abastecimiento de agua potable y saneamiento son:
• Pérdida o disminución de caudal de agua superficial o subterránea.
• Disminución de los niveles de agua en las zonas de captación.
• Necesidad de suministro de agua mediante camiones cisterna,
con la consiguiente pérdida de calidad y aumento de costos.
• Abandono del sistema.
• Acumulación de materia sólida en los sistemas de saneamiento.

En el siguiente cuadro se presenta un resumen de los efectos que estos eventos
adversos o amenazas pueden tener sobre los sistemas de agua potable y agua
residual. Se incluye, así mismo, una clasificación del posible grado de afectación.

7.4 Ciclo de los desastres
El ciclo de los desastres incluye diferentes etapas. Sin embargo, para facilitar la
comprensión, pueden resumirse en tres fases o períodos:
1. Antes, cuando se tiene un período de calma o alerta, según el evento
adverso que se esté analizando.
2. Durante, etapa que puede durar lapsos de tiempo muy cortos o muy
prolongados, en función de las características de impacto del fenómeno.
3. Después, período en el cual se realizan actividades para recuperarse de las
consecuencias del desastre, que pueden ser a corto, medio o largo plazo.
Debido a que es difícil identificar el inicio y el fin de cada una de estas fases, es
preferible hablar de las diferentes etapas del ciclo de los desastres, etapas que se
presentan en el siguiente esquema:21

21  ídem.

157

La planificación de operaciones de emergencia –fase también llamada de preparativosconsiste en diseñar una serie de actividades que, ejecutadas debidamente, permitirán
prepararse con anterioridad al impacto y dar una respuesta rápida durante el desastre.
Es importante identificar las actividades que se deben realizar durante el ciclo de
los desastres, sobre todo las correspondientes a la fase anterior y las acciones de
respuesta, muy especialmente las de operación y mantenimiento de los sistemas de
agua potable y alcantarillado.
En el proceso de planificación para situaciones de emergencia y desastre, el período
anterior al impacto de un evento adverso es el más importante. Es en este momento
cuando se puede prever el comportamiento de la OCSAS y de los componentes
físicos de los sistemas de agua potable y saneamiento.

7.5 Análisis de la vulnerabilidad para los sistemas comunitarios de
agua potable y saneamiento 22
En el análisis de vulnerabilidad se estudiará el riesgo de daño físico, operativo o
administrativo que corren los distintos componentes del sistema de agua potable y
saneamiento frente a cada una de las amenazas potenciales de la región donde se
ubique la OCSAS. Los resultados obtenidos indicarán aquellas amenazas a las que
todos los componentes del sistema estén expuestos, así como las que solamente
puedan afectar a una parte.
22  Emergencias y desastres en sistemas de agua potable y saneamiento: Guía para una respuesta eficaz. Asociación Interamericana de
Ingeniería Sanitaria y Ambiental. OPS / OMS. 2004.

158

Tras realizar este análisis se contará con la información necesaria para generar
acciones concretas a través de los programas de prevención y mitigación, que
permitirán reducir los posibles daños en los sistemas. Si hubiese algún elemento que
no pudiera ser intervenido para reducir su vulnerabilidad, sería necesario que esta
contingencia quedase reflejada en el plan de emergencia.
Sin embargo, como existe un período para llevar a cabo las acciones de prevención
y mitigación, el plan de emergencia debe tomar en consideración la situación real,
incluso aquellas que estén en proceso de reforzamiento.
ANÁLISIS DE VULNERABILIDAD: como hemos señalado, este es el punto de partida
para reducir eficazmente el impacto de los desastres a través de los programas de
prevención y mitigación, así como para la elaboración de los planes de emergencia.
La metodología empleada para el análisis de vulnerabilidad se basa en la utilización
de información actualizada y fiable. La preparación de planos, métodos operativos y
datos sobre los componentes de los sistemas constituye uno de los primeros pasos.
Deben considerarse, además, los detalles relativos a cada una de las potenciales
amenazas para la región en estudio.
Este primer paso permite verter la información sobre mapas donde las amenazas
estén claramente identificadas y con sus zonas de posibles afectaciones.

El análisis de vulnerabilidad física de los componentes del sistema permitirá obtener
los planos de vulnerabilidad, en los cuales se tendrán identificados los componentes
más vulnerables y críticos. Para su elaboración se debe contar con el concurso del
personal de mayor experiencia y conocimiento técnico, tanto de la OCSAS misma,
como de funcionarios de entidades específicas, municipio y /o consultores externos,
privados o de universidades.
Cuando se superponen los planos del sistema con los componentes identificados
como más vulnerables con los mapas de amenazas, se obtiene el plano de riesgo del
sistema para cada una de las amenazas identificadas.

159

Fuente: http://planlocalparaemergenciasydesastres.blogspot.com/2010/12/elaboracion-del-mapa-de-riesgos-y.html

Además de lo expuesto, es habitual y aconsejable disponer de mapas de amenazas
elaborados por instituciones como universidades, defensa civil, comisión nacional de
emergencia y profesionales especialistas en cada campo.

Fuente: http://lavirginia-risaralda.gov.co/apc-aa-files/38363265336437336637303661366436/210_virgi_riesgos.jpg

160

A continuación se resumen los pasos para realizar el análisis de vulnerabilidad.
Aunque se hace referencia al abastecimiento de agua potable, es aplicable de igual
manera a los sistemas de saneamiento:

1. Identificación de la organización o dependencia nacional y regional, así
como de la normativa legal vigente sobre emergencias y desastres.
2. Descripción de la zona en estudio: ubicación, clima, estructura urbana,
salud pública y saneamiento, datos geológicos, geomorfológicos y
topográficos, desarrollo socioeconómico, etc.
3. Identificación y descripción de los elementos de cada componente del
sistema.
4. Identificación y descripción funcional del sistema (caudales, niveles,
presiones y calidad del servicio).
5. Identificación de los aspectos operativos del sistema (capacidad de los
componentes, demanda, déficit o superávit).
6. Identificación y descripción de los aspectos administrativos y capacidad
de respuesta de la empresa en el sistema en estudio.
7. Determinación de parámetros y evaluación de las amenazas,
considerando su impacto sobre el sistema.
8. Estimación de la vulnerabilidad a partir de la identificación y determinación
de los posibles efectos del impacto de la amenaza sobre los componentes
del sistema.
9. Cuantificación de la capacidad útil remanente de cada componente y
subsistema para operar en determinada condición, considerando cantidad,
calidad y continuidad (vulnerabilidad operativa).
10. Identificación de los componentes críticos y vulnerables del sistema,
responsables de que éste no tenga capacidad para atender la demanda
mínima y los lugares de abastecimiento considerados prioritarios
(vulnerabilidad física).
11. Estimación de la capacidad organizativa de respuesta (vulnerabilidad
organizativa).

161

12. Determinación de medidas de mitigación, preparación y emergencia
para revertir el impacto de la amenaza sobre los componentes del
sistema; tanto en aspectos administrativos y operativos como físicos.
13. Determinación de la demanda mínima de la población de los lugares
considerados prioritarios para el abastecimiento, durante y después del
impacto de la amenaza.
14. Preparación del informe final y los planos de vulnerabilidad. El
primero se puede hacer de forma conjunta para las diferentes amenazas
que se considere tengan impacto sobre el área del sistema.
15. Elaboración del Plan de emergencia y de los Programas de prevención
y mitigación.
Para cada una de las amenazas, deben repetirse los pasos 7 a 13.

La vulnerabilidad de un sistema de agua potable o alcantarillado sanitario se analiza
desde tres puntos de vista:
1. Física: estimación de daños posibles en los componentes de la infraestructura.
2. Operativa: valoración de la capacidad remanente para prestar el servicio de
agua potable y/o alcantarillado, que incluye el cálculo del tiempo en el cual el
sistema será rehabilitado.
3. Organizativa: análisis que permite determinar la capacidad institucional y
empresarial de respuesta, asociada a organización, experiencia y recursos en
general.
En algunos casos puede ser necesario considerar aspectos culturales y socioeconómicos de la comunidad a la cual se prestan los servicios, ya que el mal uso de
los sistemas contribuye a su vulnerabilidad.
Cada análisis de vulnerabilidad se asocia a una determinada amenaza y de esto se
determinan las estructuras y equipos susceptibles de sufrir daños en forma directa
(por ejemplo, la inundación de una estación de bombeo) o indirecta (como fallos en
el fluido eléctrico).
Deben analizarse tanto los componentes internos de la empresa que prestan soporte
a las actividades de operación y mantenimiento (por ejemplo, el transporte, las
comunicaciones y el suministro de materiales) como los componentes externos
(suministro eléctrico, teléfonos, bomberos, etc.).

162

La organización de la empresa o institución es muchas veces el elemento más
vulnerable al impacto de las amenazas, dada la poca preparación y capacitación
existente para atender situaciones de emergencia. A ello se suma la imposibilidad
de responder rápidamente después de un desastre, debido a impedimentos para
contratación y para realizar compras directas.
Dentro de la organización, las actividades de operación y mantenimiento son las
más importantes durante la emergencia, pues se deberá trabajar a un ritmo anormal,
recargado y bajo presión.
Por último, cabe añadir que para sistematizar la información fundamental que permita
una estimación cualitativa de la vulnerabilidad partiendo de los datos e información
mencionada anteriormente (tanto de amenazas como del sistema en análisis), se
puede hacer uso de cuadros o matrices, con el fin de sistematizar información,
tal como tiempos de rehabilitación, capacidad remanente inmediata y se valora el
impacto en el servicio para cada uno de los potenciales desastres en la zona en
estudio.

7.6 Medidas de prevención y mitigación

Una correcta aplicación de las medidas de prevención y mitigación requiere absoluta
decisión política y organizacional, que brinde el apoyo en el ámbito de la planificación
para atender situaciones de emergencia. Por tanto, no se podrán reducir los efectos
de una amenaza sin la asignación de recursos. Debe tenerse en cuenta que con
una asignación de recursos modesta pero continua, es factible obtener grandes
resultados.
La determinación de las medidas de mitigación, tras una estimación de la vulnerabilidad,
permite programar las acciones previas para reducir los efectos de la amenaza sobre
el sistema. Basándose en dichas medidas se formulan las operaciones de emergencia,
la realización de convenios y acuerdos con otras instituciones, la preparación de
cursos de capacitación, la asignación de recursos materiales y la identificación de
proyectos de reforzamiento de los componentes del sistema.
Las actividades de operación y mantenimiento representan una excelente oportunidad
para incorporar en las actuaciones cotidianas las medidas de mitigación. Por otra
parte, para un eficiente manejo de recursos se requiere de una buena administración,
basada en el desarrollo del grado de formación del personal, sobre todo si se van a
emplear nuevas técnicas y equipos. La capacitación y entrenamiento deben estar
dirigidos a todos los niveles de la empresa, con el fin de maximizar el uso de los
recursos.
Una de las grandes limitaciones que tienen las empresas para actuar en este ámbito
son las leyes, por lo que será necesario contar con un marco legal consecuente que
permita y propicie la aplicación de medidas preventivas. En este mismo sentido,

163

deberá cumplirse con las normas técnicas -tanto en el ámbito de estudios y diseños
como en la construcción- de manera que se pueda garantizarla seguridad de los
sistemas ante los desastres.

La ejecución de un programa de prevención en las organizaciones
comunitarias de los servicios de agua potable y saneamiento
obtendrá un mayor efecto si se tienen en cuenta los siguientes
factores:
• La oportunidad para la aplicación de las medidas preventivas,
considerando los mayores desastres y la disponibilidad de
información adecuada a corto plazo.
• La aplicación integrada de las medidas en un solo Programa que
contenga diferentes niveles de ejecución en función de los recursos
existentes.
• La localización de las áreas clave donde la aplicación de las
medidas preventivas sea más necesaria y, por tanto, prioritaria.
• La administración adecuada de las medidas que garanticen la
asignación de recursos y la aplicación oportuna de las mismas.
• La introducción de todas las medidas preventivas en la actividad
cotidiana de la OCSAS.

164

IV. Recreando conocimientos
Conformemos grupos de personas que vivan en la misma cuenca o en cuencas
aledañas y que pudieran estar afectadas por similares fenómenos naturales. En estos
grupos, y con el dibujo de nuestra cuenca, ubiquemos:
1.- En dónde se presentan inundaciones, deslizamientos, sequías y otros
fenómenos.
2.- Cuáles son las zonas de mayor riesgo en la cuenca hidrográfica ante la
presencia de eventos extremos.
3.- Cuáles podrían ser zonas seguras o en dónde se encuentran establecidas
las zonas de albergues.
4.- Hagamos un análisis de la vulnerabilidad de nuestro servicio de agua y/o
saneamiento y de las medidas podemos tomar para reducirla.
En plenaria conversemos sobre los riesgos que hemos enfrentado en las comunidades,
los problemas que han tenido nuestros sistemas por fenómenos naturales, cómo los
enfrentamos y qué medidas tomamos a futuro.
Con el apoyo del facilitador/a hagamos un listado de las instituciones que son
responsables de la gestión de riesgos y que podrían apoyar y dar soporte a la
comunidad.

165

V. Sintetizando
En las distintas comunidades se presenta una serie de fenómenos
naturales que pueden crear impactos negativos ya sea en los servicios
de agua y saneamiento como en la viviendas, actividades productivas,
infraestructura escolar, etc.
Estos impactos pueden ser mayores o menores en función de la
vulnerabilidad que tienen estos sistemas. Esta vulnerabilidad puede ser:
física, Operativa u organizativa.
Los desastres tienen un ciclo que es muy importante conocer para tener
respuestas efectivas:
1.- Antes, cuando se tiene un período de calma o alerta, según el
evento adverso que se esté analizando.
2.- Durante, etapa que puede durar lapsos de tiempo muy cortos o
muy prolongados, en función de las características de impacto del
fenómeno.
3.-Después, período en el cual se realizan actividades para recuperarse
de las consecuencias del desastre, que pueden ser a corto, medio o
largo plazo.
En cada una de estas etapas tenemos que tomar distinto tipo de medidas
de respuesta, desde prepararnos en el momento antes del desastre,
hasta responder durante el fenómeno y evaluar los daños y planear las
adecuaciones en la fase después.
Es necesario que en las diferentes comunidades se pueda contar con un
plan de contingencia ante los eventuales desastres naturales o riesgos a
los que está expuesta. La OCSAS tiene un papel fundamental en asegurar
la provisión del servicio de agua durante y después de estos fenómenos
ya que este es un punto crucial en la respuesta que se puede tener.
Recordemos que si no hay servicio de agua para la población cualquier
fenómeno natural tendrá efectos aÚn mayores sobre la salud de las
personas.

166

Matriz de los efectos e intensidades provocados por los eventos
adversos23

Efectos
sobre loslos
Efectos
sobre
sistemas
agua potable
sistemas de de
agua
y
agua residual
potable
y agua residual

Fallos
estructurales
la infraestructura de
sistemas

en
los

Ruptura de tuberías
Obstrucciones en
captaciones desarenadores,
plantas de tratemiento y
tuberías de conducción

Contaminación biológica y
química de las aguas para
abastecimiento

Reduccion cuantitativa
de la produccion de las
fuentes de agua para
abastecimiento

Interrupcion del servicio
electrico, comunicación y
vías de acceso

Escasez de personal
Escasez de equipo,
repuestos y materiales

23  Emergencias y desastres en sistemas de agua potable y saneamiento: Guía para una respuesta eficaz. Asociación Interamericana de
Ingeniería Sanitaria y Ambiental. OPS / OMS. 2004.

167

VI. Aplicando Conocimientos
Reflexionemos y respondamos sobre las siguientes preguntas:
1.- ¿Cuáles son las principales amenazas que afectan a los sistemas de agua y
saneamiento en su localidad.
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
2.- ¿Cuál es el ciclo de los desastres y cómo se presenta en sus localidad
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
3.- ¿Qué elementos son necesario considerar para analizar la vulnerabilidad de los
servicios de agua potable y alcantarillado
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
4.- Defina un conjunto de medidas que sean necesarias considerar en su sistema
para reducir la vulnerabilidad.
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________

168

Notas para el facilitador I

Preparación y comienzo del módulo
I. Antes del módulo
Como primer paso, aconsejamos evaluar los recursos que se tiene para dar el
módulo. ¿Se ha identificado el propósito, el enfoque, el grupo objetivo y el programa
del grupo? ¿Están disponibles materiales, sitios, instructores? ¿Cuándo y dónde
se dictará el módulo? ¿Hay suficiente tiempo disponible para planificar, preparar,
anunciar y dictar el módulo? ¿Se consideraron todos los costos y sus recursos?

Consejos para la clase
Siempre que sea posible, busque una sala que tenga luz del
día y que sea lo suficientemente grande para que todos y
todas estén cómodos y puedan moverse sin dificultad. La
temperatura y el aire fresco son clave para la concentración
del participante. ¡Les espera una semana larga por delante y
necesitan el mejor ambiente para su capacitación! Disponer de una
sala diferente para el trabajo en grupo generará movimiento y un cambio
de escenario, lo cual también contribuye a que el participante no se sienta
agobiado. Además de café y té en las pausas, debe haber agua disponible
todo el tiempo.

169

Si todas estas cuestiones se han pensado cuidadosamente y se han realizado, ¡bien
hecho! Ahora está preparado para iniciar el módulo.

II. Programa y clases
Antes del módulo debe estar disponible un programa del módulo bien preparado y
las clases deberán asignarse claramente a facilitadores específicos y capacitados.
Siempre es bueno que los participantes dicten alguna clase. Desde el día 2 del módulo,
la primera media hora puede destinarse a que un par de participantes (identificados
de antemano) hagan un resumen del día anterior. Esta tarea es positiva porque le
asigna una responsabilidad a distintos participantes y porque se comienza el día con
un recordatorio de los contenidos ya vistos.
Las clases adicionales para discusiones abiertas y aclaraciones también son positivas,
porque realizan un quiebre entre las presentaciones de contenidos y dan un poco
de tiempo para que las cosas fluyan. Sin embargo, estas clases se deben moderar
cuidadosamente.
Al diseñar el programa debe buscarse un equilibrio. Las clases de contenidos no
deben apoderarse del módulo. Deberían complementarse con clases para el debate
y aclaraciones, presentaciones de casos prácticos y varias clases de ejercicios en
grupo.
Siempre es bueno comenzar el módulo con una clase de “bienvenida” y terminarlo
con un debate abierto en el que los participantes evaluarán el módulo y les darán su
opinión a los organizadores.
Una salida al campo solo debe ser parte del programa del módulo cuando le agregue
valor al módulo en cuanto a contenido, experiencia y posibilidad de interacción con
experiencias prácticas y grupos de interés. Debe ser planificada cuidadosamente.
Para las clases de contenidos, se recomienda una distribución equilibrada del tiempo,
por lo general, 1/3 para la presentación, 1/3 para las preguntas y 1/3 para los
ejercicios (según el caso).
Es muy importante considerar los conocimientos y la experiencia delo de la participante,
especialmente para los talleres relacionados con GIRH que tienen como objetivo la
implementación de estos principios de gestión de recursos hídricos. A continuación,
algunas recomendaciones específicas y más notas para los facilitadores (incluyendo
consejos de aprendizaje y “energizantes”).

170

III. Herramientas necesarias para esta clase
La apertura de un módulo es siempre un momento importante y una oportunidad
para asegurarse de que las expectativas coincidan con el propósito del módulo.
Aproveche la primera y la segunda hora:
• Para presentar el módulo y sus objetivos, y explicar por qué se lleva a cabo
en ese lugar;
• Para que los participantes se conozcan entre sí;
• Para crear comunicación y espíritu de equipo entre los participantes;
• Para presentar a los organizadores y a cualquier colaborador;
• Para nivelar las expectativas del módulo y vincularlas con los contenidos y
el programa general; y
• Para tratar los temas administrativos del taller, por ejemplo, los horarios de
inicio,
• etc.
1) Bienvenida y comienzo.
Algunas ideas y consejos:
Pensar en cómo se sentiría uno o una asistiendo a ese taller o módulo de
capacitación. ¿Qué problemas y preocupaciones tendría? ¿Hay alguien
que pueda tener problemas especiales? ¿Qué puede hacer para ayudarlos?
¿Qué se les puede pedir a los demás para que ayuden?
• Colocar carteles de bienvenida
• Ser participativo desde el comienzo. Pedirle colaboración a quienes
llegan temprano. Siempre hay cosas para hacer: mover sillas, mesas,
cortar papel, encontrar a alguien que haga funcionar los equipos, etc.
• Dar un comienzo relajado y amigable. Tratar de estar relajado una/uno
mismo. Lo que suceda en la bienvenida y en el comienzo puede marcar la
pauta para el resto del módulo.
• Hacer que quienes llegan tarde se sientan bienvenidos/as. Pedirle a
otros participantes que den un resumen de lo sucedido hasta el momento
y que los ayuden de otros modos.
2) Lista de control para comenzar. Esto es una lista de control, no una
secuencia. Haga las cosas a su manera, en el orden que mejor le parezca.
• Bienvenida

171

• Administración y logística (comidas, sitio, transporte, etc.)
• Expectativas, esperanzas y temores.
• Antecedentes y propósito: a veces ayuda presentar o debatir objetivos,
incluso si se han presentado al grupo por anticipado.
• Diseño del programa y/o proceso.
• Información sobre documentos, fuentes, videos, etc.
3) Expectativas y esperanzas
Para alentar a los y las participantes para que piensen en lo que esperan
y para su propia información, preguntar cuáles son sus expectativas,
esperanzas o temores.
Las opciones incluyen:
• Pedirle a los y las participantes que escriban sus expectativas en una
tarjeta y que la peguen sobre la pared o la pizarra.
• Pedirle a pares o grupos pequeños que escriban sus expectativas (o
esperanzas o temores) en tarjetas (un tema por tarjeta) que luego se
clasifican, se pegan y se exhiben.
• Las colaboraciones pueden ser fabulosas. También pueden ser
demasiadas o lamentablemente inoportunas. Sea cauteloso.
Las expectativas, esperanzas y temores pueden discutirse y comentarse
antes de comenzar. Por lo general hay temores que son graciosos. Los
organizadores del módulo pueden querer regresar a estas tarjetas durante
el módulo para poder visualizar el avance según estas expectativas.
El último día del módulo, cuando se les pide a los participantes que den su
opinión respecto del módulo, se pueden revisar y comentar una vez más
las expectativas del primer día. ¿Se alcanzaron?
4) Presentaciones mutuas
Los y las participantes se ponen en parejas, se presentan entre sí, y luego
cada uno/una presenta su compañero/a a todo el grupo. Las parejas se
pueden formar de distintas maneras:
• Al azar o por propia elección

172

• Establecidas por el facilitador (dos tarjetas, un nombre por tarjeta, elegir
dos y los nombres de esas tarjetas se deben buscar y formar la pareja).
• Diversidad intencionada: por ejemplo, una persona que haya estado en
un taller anterior y una persona que no; o una mujer y un hombre; o un
joven y alguien mayor; o dos personas de distintos países.
• Selección por sombrero: Cada persona escribe información personal
(por ejemplo, fecha de nacimiento, estatura, color favorito, trago favorito,
hobby y estrella de cine favorito) en un pedazo de papel. Los papeles se
doblan y se mezclan en un sombrero, y cada persona saca uno y busca a
la persona de la descripción.
Variante: Esta actividad puede realizarse con tres personas en lugar de
pares (A presenta a B, B presenta a C, y C presenta a A).
5) Nombrar y lanzar
Para ayudar a aprender los nombres de todos y todas de modo entretenido
y no amenazador (apropiado para grupos de entre 20 y 25).
Se necesitan etiquetas de nombres grandes, bien legibles y una pelota
de goma (o una pelota de hilo, para la variante). Asegurarse de que las
etiquetas de todos y todas sean visibles a la distancia. Pararse en círculo.
Quien tenga la pelota dice el nombre de otra persona y le lanza la pelota
a esa persona. Esa persona hace lo mismo con alguien que todavía no
haya tenido la pelota. Seguir hasta que todos y todas hayan participado.
Variante: Usar una pelota de hilo y sostener el hilo. Al final, habrá una
red conectando a todo el mundo. ¡Esto es muy interesante para las redes!

173

Notas para el facilitador II

Moderación y consejos de
aprendizaje innovadores
I. Grupo de debate: todos participan
Para activar un grupo/audiencia (cualquier tamaño). Los grupos de debate se forman
con dos a cuatro personas que trabajan juntos por un período corto (5-10 minutos)
para debatir un tema o para hacer una pequeña actividad.
Los grupos de debate tienen dos características:
1. Generalmente generan un murmullo en la sala.
2. Trabajar de este modo hace que las ideas resuenen en el grupo y en las
mentes de las personas.

Consejos
Es una manera simple de “neutralizar” a las personas que
dominan el debate en las sesiones plenarias.
Utilizar grupos de debate al comienzo de una clase ayuda a
crear una atmósfera informal.
Hay muchas preguntas formuladas en los capítulos de este módulo.
Utilizar grupos de debate para que los participantes piensen esas
preguntas.

174

Objetivos
Algunos motivos para utilizar grupos de debate:
• Ayudan a mantener el interés y hacen participar a las personas.
• Estimulan el aprendizaje debatiendo y expresando sus ideas.
• Ofrecen información y experiencias sobre las que se puede trabajar más
adelante en la clase de capacitación.
• Ayuda a que los participantes se conozcan entre ellos.
Producción:
• Un grupo o audiencia vigorizada, que participa.
• Aportes interactivos para el programa
Cuándo utilizarlo:
• Especialmente en grupos grandes en los que se necesita participación e
interacción
• Grupos de cualquier tamaño
• 5-10 minutos
Proceso:
• Formar grupos de debate de entre 2 y 4 personas y pedirles a todos que
miren a sus vecinos sin moverse de donde están sentados.
• Darles una tarea o pregunta simple, que tome entre cinco y diez
minutos(máximo)
• Después de completar la tarea, pedirles que hagan un informe o que comenten
su experiencia

175

II. Metaplan: Un torbellino de ideas y una técnica de debate muy visibles
“Metaplan” es una técnica de torbellino de ideas visual que incorpora elementos
de escritura, mapeo, grupos de debate, discusiones grupales y juegos para (sub)
grupos de hasta doce personas. Es una manera eficaz y eficiente de hacer participar
a todos.
Metaplan crea una atmósfera informal en la que los participantes pueden colaborar.
Los resultados son visibles y se pueden usar fácilmente para hacer informes.
Cuándo utilizarlo:
En general, para grupos de hasta doce personas. Los grupos más grandes se pueden
dividir en subgrupos y cada subgrupo tendrá su clase Metaplan. Una clase tiene
entre 30 y 45 minutos, pero en muchos casos son necesarias tres o cinco clases
para explorar y debatir un tema en profundidad.
Proceso:
• Comenzar con una pregunta. Escribir una pregunta en la parte superior de
una gran hoja. Verificar la comprensión de la pregunta o el tema en cuestión.
Es muy importante comenzar con la pregunta apropiada.
• Visualización. Pedir a los y las participantes que escriban sus ideas,
comentarios y observaciones en papeles o tarjetas. Deben utilizar un marcador
y debe ser legible. En cada tarjeta debe escribirse solamente una idea, y los
participantes pueden escribir más de una tarjeta.
• Agrupación. Recoger las tarjetas y leerlas en voz alta al azar. Permitir que
los y las participantes hagan la agrupación y que peguen las tarjetas sobre la
pared según los grupos que hayan formado.
• Colaboraciones informativas. Si surge la necesidad de mayor información,
permitir una colaboración informativa. Este paso no debería ocupar más de
cinco minutos. Pedirles a los participantes que le pongan nombre a los grupos
formados.
El resultado es un número de respuestas agrupadas (siguiendo las respuestas
y los criterios de los y las participantes) a la pregunta propuesta en el grupo.
Es un buen proceso para asegurar: (i) que todos y todas participen; (ii) las
respuestas son anónimas, lo que puede ser bueno cuando se trata de un tema
delicado.

176

Herramientas necesarias:
• Hojas de papel grandes
• Papeles pequeños o tarjetas y marcadores
• Cinta adhesiva para pegar las tarjetas a la pared.
• Lo más conveniente para los papeles y las tarjetas son las pizarras de corcho,
para que sea más flexible.
• Una cámara para hacer un informe
• Un buen entorno con suficiente espacio para las actividades

III. Torbellino de ideas: Una oportunidad para dar rienda suelta a la
imaginación a través del aporte de tantas ideas sobre un tema como
sean posibles en un tiempo limitado
El torbellino de ideas es una oportunidad para dar rienda suelta a la imaginación.
No existe lo correcto y lo incorrecto y no se juzga ningún comentario. El torbellino
de ideas permite que los grupos e individuos traten de captar todas las ideas o
perspectivas posibles sobre un tema dado dentro de un plazo (generalmente corto)
asignado.
Producción:
La producción son las ideas, pensamientos, preguntas, etc. que se documentan de
algún modo (preferentemente de manera visible, para que los miembros del grupo
puedan interactuar con las distintas producciones para alimentar la producción de
nuevas ideas).
Normas generales:
• No juzgar o criticar ninguna idea.
• Dejar fluir las ideas; ser imaginativo/a.
• Trabajar libremente; hacer aportes a las ideas de los demás.
• Preferir la cantidad en lugar de la calidad.
• Aclarar temas. Ampliar una idea sin hacer una evaluación de ella.
• Registrar todas las ideas, sin importar cuán triviales parezcan.

177

• No bien se haya hecho una lista de todas las ideas analizar y evaluarlas
abiertamente, en un debate moderado con todos los participantes del torbellino
de ideas.

IV. Buen uso de las presentaciones PowerPoint
Las presentaciones PowerPoint están presentes en todos los cursos y en la mayoría
de las clases. Es una herramienta que facilita mucho el proceso; sin embargo, se la
debe utilizar adecuadamente para lograr los mejores resultados. Algunos consejos:
• En promedio, tomar dos o tres minutos para explicar cada diapositiva. Por
eso, no incluir más de 10-15 diapositivas en una presentación que dure 45
minutos.
• Evitar que haya mucho texto en la diapositiva y no leer directamente de ella.
• Colocar breves comentarios como recordatorios para usted en las diapositivas,
para saber qué decir y en qué orden.
• Evitar los colores que no se leen bien, como el rojo y el amarillo.
• Lo más importante: verificar personalmente las diapositivas desde el lugar
donde estarán sentados los y las participantes para comprobar si son legibles.

Consejos
Para conocer más consejos y herramientas de PowerPoint,
visitar:
www.knowwiththeflow.org

V. “Energizantes”
Por momentos, los niveles de energía disminuyen y la atención decae. Un mal
momento es hacia finales de la mañana. El horario de la tarde, después del almuerzo,
es incluso peor. Otros momentos complicados pueden ser las presentaciones densas,
los temas aburridos y el calor excesivo. Intentar evitarlos. Las malas horas se pueden
moderar con “energizantes”.

178

Consejos energizantes:
• Respetar a quienes no quieren participar.
• Con cualquier grupo que sea rígido al principio,
comenzar delicadamente y estimularlos gradualmente.
• Participar una/uno mismo y dar el ejemplo.
• Tener tacto respecto de la cultura, el género y la discapacidad.
• Si los participantes están cansados, se puede preguntar “¿Necesitan
un energizante?” y recibir como respuesta “¡NO!”. Pero no hay que
perder las esperanzas. Decir “¡NO!” despierta a los participantes.
Si se lo grita cada vez más fuerte, llena los pulmones de aire. Y
para justificar que no lo necesitan, algunos pueden intentar más
mantenerse alerta.

179

Bibliografía

Unidades 1 a la 5
• COSUDE, LA-WET NET, CAP-NET/PNUD, 2010. Acceso al agua y al saneamiento
desde la mirada de la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos.
• Lloret, Pablo, 2005. “Gestión de Cuencas Hidrográficas”. Publicado por el
Consorcio CAMAREN (Sistema de Capacitación para el Manejo de los Recurso
Naturales Renovables), Universidad de Cuenca – Ecuador.
• RIOC – GWP – Manual para la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos, 2009.
• IRC – GIRH y agua para consumo humano.

Sitios Web consultados:
• http://www.ecologiaverde.com/distribucion-del-agua-en-el-mundo/
• http://www.educarchile.cl/Portal.Base/
• Global Water Partnership o Asociación Mundial del Agua, http://www.gwpforum.
org/

Unidades 6 y 7
ASOCAM, 2009a. Medidas probadas en el uso y la gestión del agua: una contribución
a la adaptación al cambio climático en los andes. Autora: Bernita Doornbos. Quito.
ASOCAM, 2009b. ¿Cómo promover la adaptación al cambio climático del recurso
agua en zonas rurales? Borrador. Autora: Bernita Doornbos. Quito.
CAMAREN. 2011. El cambio climático y el agua: efectos y medidas de adaptación.
Módulo 2. (Texto para revisión y validación en el 2do Taller). Consultoría PACC –

180

MAE, Capacitación en Cambio climático para usuarios del agua. Cuenca.
CAMAREN. 2011. El cambio climático y sus implicaciones en los países andinos.
Módulo 1. Versión borrador para validación. Taller del 27 al 29 de enero 2011.
Catamayo – Loja. Ecuador.
CARE. ¿Qué es adaptación al cambio climático? (www.careclimatechange.org)
Documentos sobre Cambio climático de CARE Internacional. CARE, Perú. (http://
www.care.org.pe/pdfs/CAMBIO/What_Is_CBA_web.pdf).
Cortez, Rane y Stephen, Peter (eds.) (2009). Curso introductorio sobre reducción
de las emisiones de la deforestación y degradación (REDD): manual de recursos del
participante.TNC, GTZ WWF, CI CCBA y Rainforest Aliance.
ECODES – Fundación Hazlo Posible. 2011. Derecho Humano al Agua: El oro azul del
siglo XXI. Revista Es Posible. Marzo 2011. Número 14. Zaragoza, España.
IEA-OECD (2002). Tomado de: Arvizu Fernández, José Luis. Registro histórico de
los principales países emisores. En: Instituto nacional de ecología de México,http://
www2.ine.gob.mx/publicaciones/libros/437/arvizu.html.
Gálmez, Verónica, 2010. Acciones de adaptación al Cambio climático -Avances
en los Andes-. Presentación en el seminario-taller “Vulnerabilidad, Adaptación y
Mitigación de los Efectos del Cambio climático en los Andes Tropicales”, organizado
por CONDESAN y la CAN en junio de 2010 en Lima.
PNUD. 2011. Desastres: obra del hombre, no de Dios. www.revistadesarrollohumano.
org - Boletín Nº 72– Abril.
Restrepo, Claudia P., et ál. 2008. Agua, salud y vida. Ministerio de Ambiente,
Vivienda y Desarrollo Territorial, Viceministrerio de Agua y Saneamiento. 52 p.
(Serie Jornadas Educativas: La Cultura del Agua #1). 2 ed. Bogotá, D.C.: Colombia.

181

182