Introducción

:
Visita al MALBA: impresiones personales de Abaporu

En una visita reciente al MALBA (Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires) Fundación Costantini, durante el recorrido, me encontré frente a la obra titulada
Abaporu de Tarsila do Amaral, me quedé observándola unos minutos, pensando en las
proporciones de la figura humana que aparece en la obra. La cabeza chiquita, sus
facciones casi imperceptibles, cabello negro, el pie y la mano enormes, sentada en el
pasto, en compañía de un simple cactus de tres brazos y un extraño sol.
Primero me pareció que el personaje estaba de perfil y que tenía una nariz larguísima,
que, en ese caso, estaría apoyado en su rodilla, pero después me di cuenta de que en
realidad lo que vi como una nariz es su otro brazo, o por lo menos le encontré más
sentido. Su nariz, en esta segunda percepción, es mínima y está marcada apenas por un
sombreado.
No supe si se trataba de una figura femenina o masculina, porque a pesar de su
desnudez, sus genitales están ocultos por su postura.
Me llamó la atención la obra, en principio, por la desproporción de su mano y su pie,
con respecto al resto del cuerpo, tenemos una perspectiva, como observadores, que hace
que el pie y la mano se vean enormes en relación con la cabeza.
También se me ocurrió que parece una figura vista desde abajo, como si una hormiga, o
tal vez, algún otro ser minúsculo, la estuviera contemplando desde su pequeñez. Y
quien observa el cuadro, en este caso yo misma, se ve obligado a mirar a esa gran figura
antropomorfa desde abajo, como si la figura fuese gigante en comparación con nosotros,
quienes la contemplamos. Son las sensaciones que en mi caso particular experimenté
frente a la obra.
Estas fueron las primeras impresiones que tuve, sin conocer hasta ese momento
demasiado acerca de la artista que la realizó, las comento porque son las que me
motivaron a elegir este cuadro para realizar el trabajo.
1

Su obra supone el primer paso en la definición de una estética indigenista que. las obras de la artista combinan las tendencias indigenistas que exploran la cultura popular de Brasil con las influencias de los estilos europeos. la artista fue considerada por Edward Lucie-Smith como «entre todos los pintores de Brasil. La técnica utilizada es óleo sobre tela y sus medidas son 85 cm de alto por 73 cm de ancho. quien mejor llevó a cabo las aspiraciones de una expresión nacionalista brasileña en un estilo moderno». Es importante detenernos en el título de la obra. En 1995 fue adquirida por el coleccionista argentino Eduardo Costantini a un precio altísimo y se expone en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA) desde el 21 de septiembre de 2001. digerirlas cuidadosamente y convertirlas en algo nuevo. crítico y marido de la artista. con el que se refería a la acción de devorar influencias foráneas. cuando se inauguró esa institución privada con proyecto público en el primer edificio de la Argentina construido específicamente para ese fin. y simbología: Abaporu.Características de Abaporu La obra Abaporu fue creada en 1928. A partir de esa fecha. En ese sentido. poeta. 2 . que ese mismo año participaría en una exposición en la Galería Percier de París. su significado. El término se hace presente en el Manifiesto Antropofágico publicado en la Revista de Antropofagia en 1928 por Oswald de Andrade. El texto estaba ilustrado con uno de los dibujos de la serie firmado por Tarsila do Amaral. que en lengua tupí-guaraní significa «hombre que come hombre». y tras su paso por París. fue la primera de las obras en las que la pintora brasileña Tarsila do Amaral recuperaba el principio de canibalismo o antropofagia. Desde la definición de Andrade. la antropofagia se convierte en un concepto fundamental para el arte y el pensamiento latinoamericanos de gran parte del siglo XX.

con diferentes artistas ya conocidos en Brasil como Anita Malfatti. Creando entonces el grupo de los cinco.es/coleccion/obra/estudioabaporu 3 . con quien se casa en 1926 y con el que emprende una de las etapas más importantes de su carrera. busca la forja de un nuevo modelo desde la especificidad cultural de América Latina. la que tiene que ver con el Manifiesto Antropofágico. y él inspirado por la obra.1 Abaporu y el Movimiento Antropofágico Varios momentos marcan la obra de Tarsila do Amaral. Mario Andrade y sobre todo con Oswald de Andrade. Disponible en http://www. Este manifiesto surge cuando Tarsila do Amaral pinta para su marido el cuadro que titula Abaporu. crea el manifiesto 1 Por Ruth Gallego Fernández. el primero de ellos se da a principios de los años 20 cuando después de pasar una temporada en París regresa a Brasil y se rodea de los intelectuales del grupo modernista.museoreinasofia.aunque en diálogo con Europa.

salones y grupos que adherían a este fenómeno.que consiste en devorar las influencias que llegaban del exterior de Brasil. fusionándolo con las propias del país pero procesándolas y fusionándolas para crear un lenguaje nuevo sin dejar de lado la tradición de su pueblo. este movimiento. es decir antropófago. El título de la obra. con la intención de “deglutir” la cultura europea. San Pablo fue una de las grandes ciudades latinoamericanas donde se inscribieron. Comerse al europeo. significa en lengua tupí-guaraní “hombre que come hombre". se había constituido la célebre Semana de Arte Moderno. “abaporu”. obras. Tarsila do Amaral pintó esta obra como obsequio de cumpleaños para su marido Oswald de Andrade. por ejemplo. En 1922. La producción cultural fue ocupada por manifiestos. en la década siguiente en Latinoamérica. se produjeron revistas que promovieron las nuevas corrientes estéticas. Contrasta con las anteriores publicaciones literarias de vanguardia por su recuperación de temas locales. por su indagación acerca de la identidad nacional y por su sesgo marcadamente político. La obra Abaporu acompañó el surgimiento del Movimiento Antropofágico. principalmente en las grandes ciudades. tomando de éste lo que puede nutrir y desechando lo que puede perjudicar. pinturas. Metafóricamente. Si en la década del ´10 en Europa abundaron las revistas de vanguardia. Todo lo contrario. Se considera que esta composición inspiró a Oswald de Andrade para escribir y desarrollar el Manifiesto Antropofágico. tanto ideológico como estético. las culturas indígenas y negras para que el producto de esa digestión se transformara en la auténtica cultura brasileña. Los escritores y artistas del primer gran movimiento cultural brasileño del siglo XX no estaban alejados de las vanguardias europeas. además de las efímeras revistas de vanguardia. con la producción estética anterior. los oriundos del viejo continente seguían indiferentes a las cortadas 4 . toma esta imagen de la antropofagia para la construcción de su identidad cultural y de la lucha por liberarse de la dependencia intelectual de Europa. a raíz de este movimiento europeo. todo tipo de producción vanguardista. de gran repercusión en todo el Brasil. La Revista de Antropofagia surge en esta ciudad en el año 1928 y va a marcar un viraje. Las consideraron muy positivas en ese proceso de desentrañar otros valores culturales y otra apreciación estética y Tarsila do Amaral estudió en Paris con maestros europeos pero tenían en claro que más allá de horrorizarse ante un canibalismo americano autóctono que no siempre se pudo comprobar.

de la consideración que se le tiene por su valor y de la heroicidad que implica tener un enemigo de semejante estatura de héroe. de 2 3 Jorge Schwartz. Mayor que la Revolución Francesa. distintas identidades en una en un país tan extenso y de variada geografía. una forma y un lenguaje modernos. el movimiento antropofágico buscaba una sólida identidad brasileña. Absorción del sacro enemigo. o de orejas como trofeo que llevaron a cabo los españoles o portugueses encargados. "Las vanguardias latinoamericanas" p.2 Basta citar algunas de las afirmaciones sostenidas en el Manifiesto Antropófago para reafirmar la veracidad de esa aseveración y ver cómo este concepto de antropofagia se hace presente de diferentes maneras en el manifiesto.142 Revista de Antropofagia. En fin.. entre otras cosas de introducir la sagrada religión. Antropófagos (. De alguna manera se rescató una interpretación del rito caníbal por la cual se dice que comerse al enemigo debería ser casi un honor para el que se transforma en manjar y también para los comensales porque eso habla del respeto al otro. 5 . y el poeta transforma -al decir de Schwartz -al buen salvaje de Rousseau en un mal salvaje.)”3 Los europeos seguían horrorizados con los relatos de los verdaderos caníbales y también con este movimiento que parecía reivindicarlos.. La unificación de todas las revueltas eficaces en dirección del hombre. es contra ella que estamos actuando. devorador del europeo. Sin nosotros Europa ni siquiera tendría su pobre declaración de los derechos humanos (.. Para transformarlo en tótem(. Oswald de Andrade insiste en la necesidad de conocer y asimilar las cualidades del extranjero para poder fundirlas con los elementos nacionales.) Peste de los llamados pueblos cultos y cristianizados. N°1. Los conceptos que de Andrade anticipaba en el manifiesto Pau Brasil fueron sintetizados. Tanto en Pau Brasil como en el manifiesto Antropofagia.. se trataba de absorber lo extranjero para reafirmar lo nacional desde una perspectiva. mayo de 1928.. año 1.) Antropofagia. distintas voces dialectales.. capaz de asimilar al otro para dar vuelta a la tradicional relación colonizador/colonizado. De hecho la "Antropofagia" suponía una modificación en las reglas de juego habituales entre colonizador y colonizado.de cabeza. contraponiendo la cultura occidental con la cultura y la identidad propia de estos artistas: “Queremos la Revolución Caribe.

4 A pesar de su estadía en París. A negra es la primera pintura de la serie antropofágica en la que predominan las distorsiones anatómicas y los colores de su tierra. en 1923. De hecho. las artes gráficas japonesas y la música negra. el modernismo brasileño se debatía con una búsqueda .de la identidad nacional: necesitaba crear y sedimentar un perfil para Brasil”. manifestando lo siguiente: "Voy a ser una pintora de mi país. obra que visualmente vinculamos de inmediato con Abaporu por los colores. Ella no intenta adaptarse al arte parisino.diferentes pueblos indígenas. No piensen que esta tendencia se considera aquí negativamente. 4 5 5 “La magia modernista”. que llevaban a sus espaldas. Tarsila do Amaral pinta A negra. la construcción y las características de la figura humana que aparece en el cuadro. París ya ha tenido demasiado arte parisiense". años antes del surgimiento de Abaporu. la artista considera que su trabajo tiene que recuperar la cultura brasilera. en 1923. Lo que aquí quieren es que cada uno traiga la contribución de su propio país. junto a una composición constructiva. Por el contrario. Ese mismo año. La curadora Teixeira de Barros advierte en el texto de presentación de “Tarsila viajera” (exposición temporal que se realizó en el MALBA en el años 2008) que "Mientras gran parte de las vanguardias europeas contestaba la tradición y buscaba fuentes de inspiración en las sociedades de ultramar. negros y blancos pero sin el misterio o las fantasías exóticas generadas en otras culturas. una prueba contundente de esto se plasma en una carta que Tarsila escribe a sus padres desde París. quizá evoca a su ama de leche o a algún adornado relato escuchado en la hacienda en que se recordaba que las mujeres esclavas forzaban el estiramiento de los pechos de manera de poder amamantar a sus hijos. sin dejar de trabajar. por el contrario. le parece positivo el aporte que ella pueda realizar desde su propia cultura.utópica. La mujer negra de la pintura es una presencia del pasado. Victoria Verlichak “La magia modernista”. Victoria Verlichak 6 . Esto explica el éxito del ballet ruso.

a pesar de encontrarse lejos de su país. Estos artistas. y más arraigada a los problemas y características sociales de dichas regiones. A principios del siglo XX. obra que tomamos para este trabajo. búsqueda que Tarsila desde la pintura ya había iniciado. comienza años antes del surgimiento de Abaporu. que contaban con 7 . Con Abaporu y el surgimiento del Manifiesto Antropófago se termina de conformar este movimiento que pretende rescatar lo representativo de la cultura brasilera.Esto nos da la pauta de que la búsqueda que inicia la artista por plasmar en su obra sus raíces. desligada de la cultura europea. los artistas de distintos países de América Latina comenzaron una búsqueda por alcanzar la modernidad cultural a través de una identidad propia.

Victoria. “Estudio para Abaporu” disponible en: http://www. BIBLIOGRAFÍA:  Gallego Fernandez.: Fondo de Cultura Económica.extraordinarias capacidades para recibir y apropiarse de los saberes y novedades artísticas generadas en los centros. tendencias y territorios de experimentación. sino que deseaban crear un estilo propio de nivel comparable al de los famosos centros artísticos.elpais. año 1.F. transitaron durante las últimas décadas del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX a través de diferentes escuelas. en busca de la actualización y puesta a tono con las tendencias del siglo.museoreinasofia.uy/Suple/Cultural/08/05/16/cultural_346746. no se conformaban con reproducir a modo de copia los saberes europeos. México D.com. Jorge (2006) Las vanguardias latinoamericanas. Ruth. N°1. “La magia modernista” disponible en: http://historico.es/coleccion/obra/estudio-abaporu  Revista de Antropofagia.asp 8 . Sin embargo.  Schwartz.  Verlichak. mayo de 1928.