9

INTRODUCCIÓN A LA INGENIERÍA CIVIL

Tipos de suelos en Nicaragua, química y formación de suelos

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL
MAYO 2012

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

Fuente:
http://ambrocio.obolog.com/los-suelos-511163
http://archivo.laprensa.com.ni/archivo/2004/octubre/21/campoyagro/campoyagro20041021-01.html
TIPOS DE SUELO EN NICARAGUA
9

Los suelos de Nicaragua se han clasificado en órdenes principales dependiendo
del origen identificados como molisoles, inseptisoles, altisoles, ultisoles, vertisoles,
entisoles, histosoles entre otros.
También existe otra clasificación, que es la combinación de suelos y climas, lo que
sirve para definir el uso potencial del mismo en la planificación agropecuaria,
explicó Carlos Zúñiga, especialista en el tema.
Es por eso que muchas veces se hacen análisis dependiendo de las
características fisiográficas (relieve), y clima lo que ayuda a definir las condiciones
de los suelos en las regiones geográficas.
LA COSTA CARIBE
La región Atlántica de Nicaragua, detalló Zúñiga, son suelos ácidos e infértiles,
pues hay alta pluviosidad, y aquellos elementos que le dan fertilidad al suelo se
lavan por la cantidad de agua que corre.
“La zona Caribe posee prácticamente, sólo suelos que se han formado por
deposiciones de los ríos, son suelos aluviales que se caracterizan como entisoles
e insectisoles”, explicó.
Este tipo de suelo, se ha formado, a través de la sedimentación y arrastre que
hacen las aguas de los ríos, y van quedando a las orillas, otra forma de
identificarlos es cuando se llaman “suelos de vega”, que son los únicos fértiles,
donde es posible cultivar, arroz, hortalizas y banano”, indicó.
También se puede hacer agricultura con sistemas agroforestales y silvopastoriles,
ya que hay mucha arcilla “con manejo se puede lograr una alta productividad,
porque muchas veces es posible la reproducción de especies nativas que han sido
domesticadas como cultivo, sucede con la palma africana, el cacao y el banano”,
detalló.
Pero en la parte de Puerto Cabezas (Bilwi), no se puede desarrollar agricultura, ya
que la capa arable tiene tres pulgadas, luego le sigue un manto rocoso y arcilla
que no permiten el desarrollo radicular de las plantas perennes y anuales, por eso
solamente se utilizan para pastos que soporten la acidez y la raíz crezca de forma
horizontal.

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

Donde se localizan los mejores suelos para producción en el Atlántico, es la parte
montañosa del Triángulo Minero , el sector de Nueva Guinea y el área norte del
departamento de Río San Juan.
LA REGIÓN CENTRAL
9

En esta parte del país, se localizan los suelos más fértiles entre montaña y
montaña, como los valles de Jalapa (Nueva Segovia), Sébaco (Matagalpa) y
Pantasma (Jinotega), donde hay disponibilidad de aguas subterráneas donde se
puede desarrollar agricultura intensiva.
Así también, en estos lugares se encuentran pendientes pronunciadas, donde es
posible realizar cultivos de hortalizas y algunas frutas como las uvas, las cerezas
entre otras, para evitar la erosión, como sucede en los departamentos de Jinotega,
Matagalpa, Estelí y Nueva Segovia.
Los

mejores

suelos

están

ubicados

en

laderas,

explicó

Zúniga.

“Al menos un 70 por ciento están en esa condición aunque eso es una dificultad
porque causa problemas para el desarrollo de la agricultura, y se provoca erosión
de los suelos, perdiendo la fertilidad y para eso hay que dar una atención especial
y se alteran los costos, pero es la única manera para que sea sostenible”, insistió.
Hacia el lado de Boaco y Chontales, es zona ganadera por tradición, pero esos
suelos son de vocación forestal por la topografía accidentada.
Los

potreros

sin

protección

llevan

a

la

desutilización

del

suelo.

Algunas áreas planas son utilizadas para la siembra de granos básicos, estos son
los conocidos como vertisol, que se aprovechan para el cultivo de arroz y azúcar.
Solamente hay que tener una humedad óptima para la mecanización.
“Cuando se agrietan, y están secos, un arado no puede penetrar, pues se ponen
como una piedra, y cuando tienen demasiada humedad, se hacen como un chicle,
por eso deben tener un tratamiento especial en la mecanización”, explicó.
el pacífico
Los suelos de Occidente siguen
Centroamérica, dada la textura.

considerados

como

los

mejores

de

Estos son vertisoles, orientados a la producción de arroz, caña de azúcar y otros.
Dijo que los suelos del Pacífico, se originaron a partir de cenizas volcánicas en la
porción norte y central.
RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

Los suelos del Pacífico son francos, o sea que permiten el laboreo, optimizan la
retención de humedad, y por su misma estructura y textura el desarrollo radicular
es óptimo.
Aunque hay algunas diferencias entre los suelos de Occidente y del Pacífico sur.
9

Las mesetas de Los Pueblos son muy fértiles, pero se han localizado muchas
laderas donde es necesario hacer obras de conservación de suelo y agua.
“En la

partes planas se

puede

hacer agricultura intensiva”, detalló.

Agregó que son suelos utilizados para cultivos perennes, como las frutas y café.
Pero algunos cultivos de la misma región del Pacífico no puede ser sembrados en
todos lados.
Sucede por ejemplo, con el café, que no tiene las características para ser cultivado
en el Occidente del país, ya que es una planta, que exige climas más frescos y
mayor altura de la existente en ese lado del Pacífico.
Tampoco, daría resultado si se hacen esfuerzos por aumentar las áreas de
sombra.
“Es que se requiere un ambiente óptimo, pues hay una condición de precipitación
mayor a los mil 200 milímetros, y altitud superior a los 600 metros sobre el nivel
del mar”.
La conformación del suelo depende de un perfil, o sea un corte, que va desde los
primeros centímetros de la superficie hasta llegar a la roca madre.
Suelos de Nicaragua
A consecuencia de la disgregación, transporte y alteración de las rocas es la
formación de diversos tipos de terrenos sobre la superficie de la tierra, llamados
suelos. Entre los que se encuentran en nicaragua figuran:
A. Los de origen volcánico: recientemente formados por materiales arrojados
durante las erupciones, llevadas por el viento o arrastradas por las corrientes y
depositados en los alrededores. Son suelos permeables y ricos en minerales
básicos, considerados como ideales para actividades agrícolas, cubren extensas
llanuras del occidente del país.
B .Los suelos de tobas, brechas y conglomerados de diversas texturas y
composición: son muy comunes en la región central del país. Se formaron de
antiguos materiales de origen volcánico, depositados o arrastrados al fondo de
valles y llanuras, donde sus partículas se aglutinaron y consolidaron para formar
cascajos y terrones. Su fertilidad es mediana a baja.
C. Suelos arcillosos, el sonsocuite, o arcilla negra de los trópicos: son los
que resultan de la descomposición lenta de las rocas madres,
alteradas por la
RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

9

acción prolongada de la intemperie .estos suelos forman un lodazal tenaz en la
época de lluvias, pero se seca, agrieta y desmorona en el verano. Es muy
abundante en los llanos, junto al mar y alrededor de los lagos.
Sobre el crece
una vegetación pobre, raquítica y matorralosa como distintivo, el arroz es el único
cultivo que prospera en este suelo. Otro tipo de suelo arcilloso es el barro rojo o
laterita común en las regiones muy lluviosas, como en la costa atlántica. Sus
minerales solubles han sido lavados por las lluvias y acarreados a profundidad,
por lo cual no son buenos para la agricultura. Casi todos los suelos forestales
cubiertos por bosques húmedos tropicales son de este tipo.
D. Suelos arenosos ácidos: Son los producidos por la disgregación de ciertas
rocas que contienen silito, en este caso el granito que suelta cuarzo en forma de
gravas, tal como se observa en los terrenos de nueva Segovia, en la amplia
sabana miskita, al norte de puerto cabezas, la cual fue formada por la emersión de
terrazas marinas, donde una vez las olas molieron este tipo de arena. Tanto en un
lugar como en el otro predominan los pinos, que parecen crecer mejor sobre estos
suelos arenosos ácidos.
E. Los suelos aluviales: se forman por el arrastre de materiales desde las partes
altas a las bajas, vale decir de las montañas a los valles y llanuras, donde se
depositan en varias capas o aluviones; su fertilidad depende de su compactación y
calidad de los materiales que lo integran. Junto a los ríos y costas se depositan
lodos y limos buenos para la agricultura.
El valle de Managua esta constituido por diversos aluviones que
descendieron de las sierras, cuyas capas distintas se observan en los cortes de
causes y cañadas, a veces intercalados volcánicos parecidos.
F .Los suelos pedregosos o litosuelos: son resultado de la erosión profunda de
mantos superficiales, al extremo de dejar descubierta la roca madre del subsuelo y
revestido el campo de piedras de distintos tamaños. En la región central del país
han quedado al descubierto muchos cerros “pelados”, sembrados de piedras,
como resultado de la deforestación, quemas y otras malas practicas agrícolas, que
removieron los suelos que los recubrían. También se consideran litosuelos los
formados por corrientes de lava, al pie de los volcanes, especialmente el malpais o
piedra quemada.
Nicaragua en resumen es un país con topografía frágil, variados suelos y
condiciones geológicas y climáticas muy activas. Estas situaciones pueden
transformar su geografía si el productor agropecuario no aprende a usar mejor los
suelos, las aguas y a manejar racionalmente los recursos forestales.
DESCRIPCIÒN TAXONÒMICA DE LOS SUELOS A NIVEL DE ORDEN A NIVEL
NACIONAL (2004)
Generalidades

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

9

El presente Estudio contiene los conocimientos generales de las características
principales de los suelos de Nicaragua y un mapa a escala 1:1,000,000, el cual fue
editado por el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales INETER, en el 2004.
La primera versión de este documento y el mapa de suelos a escala 1:1, 000,000
fue hecho durante el año 1988, ante la solicitud del entonces Ministerio de
Construcción y Transporte al Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, de
elaborar un Mapa General de Suelos de Nicaragua, con el fin de determinar las
áreas posibles para planificación de carreteras y caminos de penetración.
Para tal fin, se recopiló toda la información existente, de los estudios de suelos,
tanto los mapas a diferentes escalas para consultas específicas, como
documentos técnicos; el mapa fuente es el elaborado por el proyecto CRIES (The
Comprehensive Resources Inventary and Evaluation System), “Sistema
Comprensivo del Inventario y Evaluación de los Recursos” a escala 1:250,000 y su
documento de descripción de los suelos de todo el país, los cuales fueron
generalizados hasta llevarlo a la escala solicitada en formato de papel.
Esta versión tiene un fin más que todo de divulgación, de forma generalizada y
con léxico comprensible, de las principales características de los suelos de
Nicaragua y su distribución en el territorio nacional. Está dirigido a la ciudadanía
interesada. Para tal objetivo, el mapa fue revisado y digitalizado a escala 1:1,
000,000 y el documento con la breve descripción de los suelos fue revisada,
corregida y ampliada.
A continuación se presentan las características de los principales suelos de
Nicaragua y al final el Cuadro Nº 20 con las áreas y porcentajes de órdenes
taxonómicos de suelos del mapa de Nicaragua. Escala 1:1, 000,000 y el Mapa
N°7: Suelos a Nivel de Orden
Descripción de los suelos a nivel de orden
Suelos Vertisoles (Sonzocuite)
a) Características Generales:
Son suelos minerales de desarrollo reciente, con horizonte superficial de poco
espesor, muy arcillosos, que durante la estación seca se contraen y presentan
grietas anchas y profundas y durante la estación lluviosa se expanden, tienen
formación de micro relieve en la superficie, son de muy profundos a
moderadamente profundos (que no tienen contacto rocoso a menos de 50 cm. de
profundidad), la fertilidad del suelo es de alta a baja, formados de sedimentos
lacustre o lagunares, de tobas, basaltos y otras rocas ricas en bases y fácilmente
meteorizables, en pendientes de 0–8%, también se encuentran en pendientes de
hasta 15%.
b) Localización:
Predominan en la Región Central, en el Departamento de Chontales y se
extienden hasta parte del Río San Juan (Municipio de San Carlos) y pequeños

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

bloques diseminados en la Región del Pacífico en los Departamentos de León y
Chinandega, en áreas bajas con pendientes suaves, generalmente a inclinadas.
c) Clima:

9

Estos suelos se encuentran en las zonas de vida Bosque seco Subtropical hasta
Bosque húmedo Premontano Tropical con temperaturas medias anuales mayores
de 24°C y precipitaciones promedios anuales de 800 a 2,300 mm.
d) Geomorfología y Relieve:
Estos suelos se encuentran en la provincias fisiográficas Depresión Nicaragüense,
Tierras Altas del Interior, Costera del Pacifico y Volcánica del Pacífico, en relieve
de planicie con rangos de pendientes del terreno que varían de 0–15%,
encontrándose en su gran mayoría en pendientes de 0–8%.
e) Drenaje El drenaje natural de estos suelos es de imperfecto a moderado, pobre
y muy pobre.
f) Características Morfológicas:
Las características del orden de los Vertisoles son: la textura del horizonte
superficial varía de franco arcilloso a arcilloso pesado, con colores que gradan de
negro a gris oscuro y es de poco espesor, con un subsuelo de textura muy
arcillosa (con >60% de contenido de la fracción arcilla, principalmente
montmorillonita) y colores gris oscuros; son suelos de muy profundos a
moderadamente profundos (60 a >120 cm.), que en épocas secas se contraen y
forman grietas anchas y profundas (1 cm. o más de ancho y hasta 1 m o más de
profundidad) y en épocas lluviosas se expanden; generalmente presentan macro
relieve de planicie depresional y micro relieves por la gran cantidad de arcillas.
Las grietas permanecen abiertas (a menos que estén irrigados) por 90 días
acumulativos o más durante el año, pero no durante todo el año. Son extensivos
en depresiones, llanos y en planicies con escurrimiento superficial lento.
g) Características Químicas:
El contenido de materia orgánica en los Vertisoles tiene valores de
moderadamente alto a bajo, el pH es de extremadamente ácido a ligeramente
ácido, la capacidad de intercambio catiónico es de muy alto a medio, tienen altos
contenidos de Calcio (Ca), Magnesio (Mg), potasio (K) y sodio (Na), el porcentaje
de la saturación de bases es alto y muestran diferencias en el porcentaje de
carbonatos.
h) Uso Potencial:
Debido a las limitaciones texturales y de drenaje interno estos suelos en su gran
mayoría son adecuados, con riego, para cultivos como arroz, caña de azúcar,
sorgo y bosques de explotación.
Suelos Entisoles
a) Características Generales:

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

9

Son suelos minerales de formación reciente que tienen poca o ninguna evidencia
de desarrollo de horizontes genéticos, la mayoría no poseen el horizonte
superficial con algún nivel de desarrollo, pero cuando se encuentra tiene colores
claros (epipedón ócrico) u oscuros (epipedón úmbrico), la profundidad varía de
profundos a muy superficiales, relieve de plano a muy escarpado, la fertilidad del
suelo es alta a baja, en algunos suelos las inundaciones son frecuentes y
prolongadas durante la estación lluviosa.
b) Localización:
Predominan en la Región Norte Central en los Departamentos de Madriz y Nueva
Segovia; otros bloques diseminados en la Región del Pacífico y se extienden
desde el Departamento de Chinandega hasta el Departamento de Rivas En el
litoral Pacífico. En la Región Atlántica pequeños bloques diseminados sobre el
litoral desde la Laguna de Bismuna por el norte hasta San Juan de Nicaragua por
el sur.
c) Clima:
Estos suelos se encuentran en las zonas de vida desde Bosque seco Subtropical
hasta Bosque muy húmedo Premontano Tropical, con temperaturas medias
anuales que fluctúan entre los 18° y 27°C y con precipitaciones promedios anuales
de 800 a 6,000 mm.
d) Geomorfología y Relieve:
Estos suelos se encuentran en las provincias Volcánica del Pacífico, Costera del
Pacifico, Planicie Costera del Atlántico y Tierras Altas del Interior, con rangos de
pendiente del terreno que varían de 0.5% hasta 75% y más.
e) Drenaje:
El drenaje interno de estos suelos varía de excesivo, moderadamente bueno,
bueno, pobre a muy pobre.
f) Características Morfológicas:
Las texturas tanto superficiales como del subsuelo varían de arenosas a arcillosas,
con colores que van desde oscuros a pardos. Las profundidades son de muy
superficiales a superficiales (<25–40 cm) en relieves escarpados y sujetos a
erosión activa; muy superficiales a profundos (<25 a >90 cm) en las planicies, con
un contacto lítico (rocoso) a menos de 50 cm de profundidad, o con un subsuelo
de gran espesor que no tiene evidencia de desarrollo y que presenta texturas
gruesas, con granulometría variable, con o sin fragmentos gruesos dentro del perfil
del suelo o sobre la superficie. El nivel freático oscila de muy superficial a muy
profundo e inundaciones muy frecuentes y prolongadas en algunas áreas durante
la estación lluviosa.
g) Características Químicas:
El contenido de materia orgánica en estos suelos varía de alto a bajo, el pH es de
extremadamente ácido a medianamente alcalino, la capacidad de intercambio

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

catiónico tiene valores de medio a muy bajo y el por ciento de saturación de bases
es de alto a bajo.

9

h) Uso Potencial:
Estos suelos no son recomendables para cultivos agrícolas, su uso adecuado es
Forestal o vegetación natural, variedades de pastos adaptables a las condiciones
y conservación de la flora y la fauna.
Suelos Inceptisoles
a) Características Generales:
Son suelos minerales de desarrollo incipiente, de poco profundos a muy
profundos; el horizonte superficial es de colores claros (epipedón ócrico) o de
colores oscuros (epipedón úmbrico) y el subsuelo tiene un horizonte alterado
(horizonte cámbico) de textura franco arenosa muy fina a arcillosa, con estructura
de suelo o ausencia de estructura de roca por lo menos en la mitad del volumen;
con inundaciones ocasionales y prolongadas en algunas áreas, sobre todo en la
región Atlántica de nuestro país, donde el contenido de aluminio fluctúa de alto a
medio. Se presentan en relieve de plano a muy escarpado, la fertilidad se presenta
de muy baja a alta. Son desarrollados de sedimentos aluviales, fluviales,
coluviales, de cenizas volcánicas, de Rocas básicas y ácidas.
b) Localización:
Predominan en las llanuras de la Región Autónoma del Atlántico Norte y bloques
diseminados en las llanuras de la Región Atlántico Sur y en el Departamento de
Río San Juan. Asimismo se encuentran pequeños bloques diseminados en las
Regiones del Pacífico y Norte Central del País.
c) Clima:
Estos suelos se encuentran en las zonas de vida desde Bosque seco Tropical
hasta Bosque muy húmedo Premontano Tropical, con temperaturas que oscilan
entre los 18° y 27°C y precipitaciones entre los 800 y 6,000 mm.
d) Drenaje:
El drenaje natural interno de estos suelos varía de muy pobre a bien drenados y el
nivel freático de muy superficial a muy profundo, con inundaciones ocasionales o
prolongadas durante las épocas lluviosas.
e) Características Morfológicas:
La textura superficial de estos suelos varía de acuerdo a su ubicación: en la región
del Pacífico sus texturas son de arena franca hasta arcillosa, con coloraciones de
pardo a pardo rojizo y pardo grisáceo; mientras que en la región del Atlántico es
generalmente de franco arcilloso a arcilloso, con coloraciones de pardo claro a
pardo rojizo y grisáceo. La textura y la coloración del subsuelo varia también de
acuerdo a su ubicación y material de origen: en la región Atlántica la textura es
RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

arcillosa con coloraciones grises claros, esto se debe al Hidromorfismo; en cambio
en la región del Pacífico su textura y coloración es franco arcilloso y franco arcillo
arenoso, pardo oscuro y en algunos casos con coloraciones pardo rojizo oscuro,
las profundidades son de poco profundo a muy profundo (60 a >120 cm). En
algunas áreas donde se encuentran estos suelos las inundaciones son frecuentes
y prolongadas durante la estación lluviosa (Región Atlántica).
9

f) Características Químicas:
El contenido de materia orgánica en estos suelos es de muy alto a muy bajo, el pH
varía de extremadamente ácido a neutro, la capacidad de intercambio catiónico es
de muy bajo a alto y el porcentaje de saturación de base de muy bajo a alto.
g) Uso Potencial:
Estos suelos son aptos para un gran número de cultivos como algodón, ajonjolí,
cacao, maní, maíz, hortalizas, banano, plátano, piña, café, cítricos. En algunos
casos por riesgo o susceptibilidad de los suelos a la erosión hídrica y/o eólica se
recomiendan para bosques o reforestación en su defecto y en otros casos debido
a deficiencias del drenaje interno de los suelos, presencia de tabla de agua alta,
inundaciones frecuentes y prolongadas, fertilidad del suelo muy baja o relieve con
pendientes del terreno muy pronunciadas es recomendado para protección de la
flora y la fauna.
Estos suelos son aptos para cultivos anuales y semiperennes, perennes y bosque,
en tierras con pendientes <15%, en pendiente de hasta 30% para silvopastura,
agroforestería y bosques, en pendiente de hasta 50% agroforestería y bosque, en
pendientes >50% para bosque de protección y conservación.
Suelos Mollisoles
a) Características Generales:
Son suelos minerales con estado de desarrollo: incipiente, joven o maduro. Con un
horizonte superficial (epipedón móllico) de color oscuro, rico en humus, bien
estructurado, suave en seco y un subsuelo de acumulación de arcilla iluvial (un
horizonte argílico, o un horizonte cámbico cargado de arcilla); de poco profundos a
muy profundos, fertilidad de baja a alta; desarrollados de depósitos aluviales y
lacustres sedimentados de origen volcánico, rocas básicas, ácidas, metamórficas,
sedimentarias y piroclásticas.
b) Localización:
Predominan en la Región Central en los Departamentos de Chontales y Boaco,
extendiéndose hacia la Región del Pacífico en los Departamentos de León y
Chinandega y pequeños bloques en el Departamento de Madriz. Por sus
características son de los mejores suelos para las actividades Agropecuarias.

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

c) Clima:

9

Estos suelos se encuentran en las zonas de vida desde Bosque seco Subtropical
a Bosque húmedo Premontano Tropical, con precipitaciones que oscilan entre los
800 y 3,000 mm anuales, los promedios de temperatura y biotemperatura oscilan
entre los 18° y 24°C como promedio anual.
d) Geomorfología y Relieve:
Se encuentran en las provincias fisiográficas Depresión Nicaragüense, Costera del
Pacífico, Volcánica del Pacífico y Tierras Altas del Interior; con rangos de
pendientes entre 0 y 75% y relieve de plano a muy escarpado.
e) Drenaje:
El drenaje interno del suelo es de muy pobre a bien drenado, el nivel freático se
encuentra bastante superficial durante la estación lluviosa en algunas áreas
f) Características Morfológicas:
Las características de estos suelos son: texturas del suelo y subsuelo de franco
arenoso a franco arcilloso y arcilloso, con colores que varían de pardo grisáceo a
pardo rojizo, gris y pardo oscuro; son poco profundos a muy profundos (60 a >120
cm), en algunas áreas se encuentra una o varias capa de talpetate de diferentes
colores y grados de cementación, a diferentes profundidades, otros poseen
piedras en la superficie y gravas en el perfil
g) Características Químicas:
El contenido de materia orgánica es de muy bajo a alto, el pH es de fuertemente
ácido a muy fuertemente alcalino, la capacidad de intercambio catiónico (CIC) es
de bajo a alto y el porcentaje de saturación de bases es de bajo a alto.
h) Uso Potencial:
De acuerdo a las características edafológicas y climáticas estos suelos están
aptos para cultivos como algodón, ajonjolí, maní, maíz, sorgo, arroz, caña de
azúcar, estos cultivos son adecuados para pendientes con rangos de 0–15%
tomando en cuenta las debidas medidas de conservación y manejo. Los suelos
con rangos de pendientes de 15–30% son apropiados para cultivos como pastos,
piña, algunos frutales, silbo pasturas, agroforestería y bosque. Los suelos con
rangos de pendientes de 30–50% son para bosques de explotación, bosque de
protección, bosque de conservación y para agroforestería. Los suelos con
pendientes >50% son apropiados únicamente para bosque de protección y
conservación de la flora y fauna.
Suelos Alfisoles

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

a) Características Generales:

9

Suelos minerales maduros, bien desarrollados. Con un horizonte superficial de
color claro (epipedón ócrico) o de color oscuro (epipedón úmbrico) y un subsuelo
de acumulación de arcilla iluvial (horizonte argílico); de muy profundos a pocos
profundo (60 a > 120 cm). En relieve de plano a muy escarpado, con una fertilidad
de baja a media; desarrollados a partir de rocas ácidas, básicas, metamórficas,
materiales indiferenciados y estratos sedimentarios de lutitas.
b) Localización:
Están distribuidos en bloques o unidades de suelos en todo el territoRío nacional,
destacándose en la Región Autónoma del Atlántico Sur (Municipio de Paiwas), en
la Región Norte Central, en los Departamentos de Jinotega y Matagalpa; y en la
Región del Pacífico, predominan en los Departamentos de Carazo y Rivas. Por
sus características son de los mejores suelos para las actividades Agropecuarias.
c) Clima:
Las precipitaciones promedios anuales varían de 800 a 3,500 mm, con
temperatura media anual que fluctúa entre los 18° y 26°C y biotemperatura que
oscilan entre los 11° y 26°C. Las zonas de vida están entre Bosque seco Tropical y
Bosque muy húmedo Premontano Tropical.
d) Geomorfología y Relieve:
Se encuentran ubicados en las provincias fisiográficas Tierra Altas del Interior,
Planicie Costera del Atlántico, Depresión Nicaragüense, Volcánica del Pacifico y
Costera del Pacifico. Con rangos que oscilan entre los 0–75% de pendiente del
terreno en relieve de plano a escarpado.
e) Drenaje:
El drenaje interno en estos suelos varía de pobre, moderado a bien drenados,
encontrándose en algunas áreas, durante épocas lluviosas, el nivel freático
fluctuante a una profundidad de 20 cm.
f) Características Morfológicas:
Las características de estos suelos son: texturas de arcillosos a franco arcillosos y
franco arenosos, con colores que varían de pardo grisáceo muy oscuro a pardo
rojizo y pardo amarillento, volviéndose a más claro a mayor profundidad; el
drenaje interno del suelo varía de pobre a bien drenados, con profundidades que
varían de muy profundo a poco profundo.
g) Características Químicas:
Las características de estos suelos son: el contenido de materia orgánica varía de
alto a muy bajo, el pH es de muy fuertemente ácido a neutro, con un porcentaje de
saturación de bases que oscila de alto a bajo y presentan una capacidad de
intercambio catiónico de alto a muy bajo.
RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

h) Uso Potencial:

9

Estos suelos están aptos para cultivos como maíz, sorgo, ajonjolí, caña de azúcar,
yuca, arroz, plátano, piña, etc., en pendientes con rangos de 0–15% tomando en
cuenta las debidas medidas de conservación y manejo; algunas áreas con
problemas de drenaje interno del suelo (imperfecto y pobre) son aptos para
pastos. Los suelos con rangos de pendientes de 15–30% son apropiados para
cultivos como pastos, piña, algunos frutales, silvopasturas, agroforestería, con
prácticas de conservación de; bosques de producción, protección y conservación,
con sus debidos planes de manejo. Los suelos con rangos de pendientes de 30–
50% son aptos para agroforestería, con sus prácticas de conservación; bosque de
explotación, bosque de protección y bosque de conservación y los suelos con
pendientes >50% son aptos únicamente para bosques de protección y
conservación, en todos los casos con sus respectivos planes de manejo forestal.
Suelos Ultisoles
a) Características Generales:
Son suelos que tienen un drenaje interno natural de imperfecto a bien drenados,
de profundos a muy profundos, en relieve de plano a muy escarpado, la fertilidad
natural tiene valores de baja a media, con un contenido variable de aluminio, se
han desarrollado de rocas básicas, intermedias y ácidas, de sedimentos aluviales,
coluviales y fluviales.
b) Localización:
Predominan en las Regiones Autónomas del Atlántico Norte y Atlántico Sur; y en la
Región Norte Central, en los Departamentos de Matagalpa y Jinotega.
c) Clima:
Las zonas de vida en que se encuentran estos suelos son desde Bosque seco
Tropical hasta Bosque muy húmedo Premontano Tropical, con precipitaciones
promedios que oscilan de los 1,000 hasta los 6,000 mm anuales, con
temperaturas medias anuales que fluctúan entre los 18 y 37°C y valores de
biotemperatura entre los 18° y 22°C promedios anuales.
d) Geomorfología y Relieve:
Se encuentran ubicadas en las provincias fisiográficas Tierras Altas del Interior,
Planicie Costera del Atlántico y Depresión Nicaragüense, con pendientes del
terreno que presentan rangos de 1 a 75%, casi planas a muy escarpadas.
e) Drenaje:
El drenaje interno natural de estos suelos varía de imperfecto a bien drenados, en
algunas áreas donde el drenaje natural es imperfecto el nivel freático en épocas
lluviosas se mantiene entre los 40–50 cm de profundidad para bajar a más de un
metro de profundidad en épocas seca.
RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

f) Características Morfológicas:

9

Los Ultisoles presentan las siguientes características morfológicas: texturas
superficiales franco arcilloso y arcilloso, textura del subsuelo de arcilloso a muy
arcilloso; colores pálidos en el suelo superficial, pardo grisáceo oscuro a pardo
amarillento claro, en el subsuelo los colores varían de pardo oscuro a pardo rojizo
oscuro, en algunos casos los colores en el subsuelo varían producto del
Hidromorfismo de gris pardusco claro a gris claro.
g) Características Físico Química:
valores de muy fuertemente ácido a medianamente ácido, el porcentaje de
saturación de bases es de muy bajo a medio, la capacidad de intercambio
catiónico es de bajo a medio, el porcentaje de aluminio intercambiable es de bajo
a muy alto, el porcentaje de hierro libre es de alto a bajo y el porcentaje de fósforo
asimilable es de bajo a medio.
h) Uso Potencial:
De acuerdo a sus características edafoclimáticas estos suelos, en tierras en
pendientes con rangos <15%, son aptos para cultivos anuales como sorgo, maíz,
hortalizas, algodón, frijoles, arroz, yuca; para cultivos semiperennes como caña de
azúcar, banano, plátano, piña; para cultivos perennes como frutales, cítricos,
palma africana, pastos y bosque; con sus respectivas prácticas de conservación y
planes de manejo forestal. Los suelos con pendientes de hasta 30% son aptos
para manejo silvopastoril, agroforestal y bosque, con sus prácticas y planes de
manejo. Los suelos con pendientes de 30–50% son aptos para agroforestería y
bosque, con prácticas y planes de manejo. Los suelos con pendientes >50% son
aptos para bosques de protección o conservación de la flora y la fauna
Suelos Oxisoles
a) Características Generales:
Son suelos minerales seniles, en la última etapa de intemperización química, con
un horizonte superficial de colores claros que descansa sobre un subsuelo muy
grueso de color rojo amarillento, muy profundos, moderadamente estructurado,
con altas concentraciones de Hierro (Fe) y Aluminio (Al), bien drenados, muy
ácidos, con un alto contenido en aluminio intercambiable, de relieve ondulado a
escarpado, fertilidad muy baja, desarrollados de rocas ultrabásicas (diabasa o
basalto ultrabásico).
b) Localización:
Localizados en el Departamento de Río San Juan.
c) Clima:
Se encuentran en la zona de vida Bosque muy húmedo Tropical, con un promedio
de precipitaciones entre los 4,000 a 6,000 mm anuales, la temperatura media
anual varía de 25 a 26°C.
d) Geomorfología y Relieve:
Estos suelos se encuentran ubicados en la subprovincia Macizo del Cerro El
Diablo la cual forma parte de la provincia fisiográfica Tierras Altas del Interior. El
relieve es generalmente ondulado a escarpados.
e) Drenaje:

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

9

El drenaje interno de estos suelos es bueno, la permeabilidad es rápida debido al
alto grado de porosidad.
f) Características Morfológicas:
Tienen un horizonte superficial delgado (ócrico), arcilloso, de color rojo amarillento
y con estructura moderada y en el subsuelo presenta un horizonte óxico muy
grueso (110 cm), arcilloso, de color rojo amarillento, con estructura moderada a
débil, que sobreyace a un horizonte grueso (>60 cm), arcilloso, de color rojo, con
veteados pardos a pardo oscuro, sin estructura definida.
g) Características Químicas:
Tienen un contenido de materia orgánica moderadamente alto en el primer
horizonte, moderado en el segundo horizonte y bajo en el tercer horizonte, el pH
es muy fuertemente ácido en los dos primeros horizontes y fuertemente ácido en
el tercer horizonte. La capacidad de intercambio catiónico es bajo en el primer
horizonte y muy bajo en el resto del perfil, la saturación de bases es muy baja en
todos los horizontes. El fósforo asimilable y el potasio son bajos en todos los
horizontes.
h) Uso Potencial:
Los Oxisoles presentan severas limitaciones para fines agropecuarios. Todo
intento de mejoramiento resultaría antieconómico, debido al excesivo lavado de
nutrientes del suelo y el alto riesgo de desencadenar procesos de erosión
irreversible, por lo que se recomienda dejarlo como reserva forestal, con fines de
conservación de la flora y la fauna y determinar el manejo adecuado.
Suelos Histosoles
a) Características Generales:
Son suelos orgánicos muy profundos con un horizonte superficial de gran espesor,
que contiene más del 20% de materia orgánica, por el alto contenido de tejido
orgánico; con drenaje interno pobre a muy pobre, en relieve plano depresional y
áreas pantanosas, con fertilidad baja a alta, desarrollados a partir de acumulación
depósitos orgánicos y sedimentos lacustres y fluviales. La mayor parte del año,
tienen el nivel freático en o sobre la superficie del suelo.
b) Localización:
Se hallan localizados en el departamento de Río San Juan.
c) Clima:
El clima de los Histosoles comprende la zona de vida Bosque húmedo Tropical y
su transición a Seco con precipitaciones promedios anuales que oscilan de 1,800
a 2,200 mm y temperaturas medias anuales superiores a los 24°C.
d) Geomorfología y Relieve:
Estos suelos se encuentran localizados en la provincia Depresión Nicaragüense;
en planicies depresionales con una pendiente del terreno que fluctúa en rangos de
0–0.5%.
e) Características Morfológicas:
El espesor del horizonte orgánico es muy variable (40–80 cm), de textura franco
limoso a franco arcillo limoso, de color negro y sin estructura definida; el horizonte
subsuperficial permanece casi siempre saturado con agua, es muy grueso (>150
cm), franco arcillo limoso a arcillo limoso, de color negro, sin estructura
RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

9

d) Características Químicas:
El contenido de materia orgánica decrece con la profundidad de muy alto a medio,
con un pH que es de muy fuertemente ácido a fuertemente ácido, la capacidad de
intercambio catiónico es alta; el hierro, el aluminio y el fósforo son bajos, el potasio
varía de medio a bajo y el porcentaje de la saturación de bases es muy alta.
e) Uso Potencial:
Debido a que se encuentran inundadas la mayor parte del año y saturados
permanentemente de humedad, se recomiendan para protección de la fauna.

Mapa
Suelos a Nivel de Orden

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

9

Formación del Suelo

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

9

TEXTURA DEL SUELO
La textura de un suelo esta expresada por la distribución del tamaño de las
partículas sólidas que comprenden el suelo. En otras palabras por la
composición granulométricas del suelo, previa dispersión de sus agregados.

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

Introducción.
El suelo es la parte superficial de la "tierra", o dicho de otra manera, es el medio
ambiente donde se desarrollan las raíces.
El suelo tan solo sirve para hacer de sostenedor de las plantas, y que realmente
las características que influyen directamente sobre las plantas a establecer son:
temperatura, aireación, humedad, estructura, profundidad y fertilidad.
Cuando tengamos la intención de realizar un jardín, la primera tarea la tenemos en
observar plantas para después poder introducirlas en nuestro jardín, y también en
coger ideas para hacer una distribución adecuada, y escoger los elementos que
nos sean agradables y nos puedan hacer la estancia lo más agradable posible
óptica y prácticamente.
No existe ningún ser humano que fije su atención en la clase de tierra que tendrá
su parcela, y si será la adecuada para la instalación de ciertas variedades de
plantas o flores, si existe alguna zona friática alta, o bien si encontraremos piedra
tan solo rascando el suelo con el dedo. Si las condiciones del suelo no son las
adecuadas valdría mas comprarnos la parcela en otro lugar, pero si ya la
poseemos, deberíamos adecuar la tierra antes de efectuar cualquier otro trabajo.
Aquí explicaremos un poco que sobre la clasificación de los suelos, pero para no
tener problemas posteriores, tan solo deberíamos observar el paisaje que nos
rodea, para saber que es lo que después podremos colocar. Si en el paisaje
existen árboles grandes significa que el suelo es lo suficientemente profundo para
después nosotros poder colocarlos en nuestro jardín, pero si en el paisaje (cosa
general en la mayoría) tan solo existen matojos y casi no sale ni la hierba, significa
que la tierra es muy compacta y que tendremos problemas posteriores, incluso

9

Desarrollo.
-

Los suelos se clasifican de esta manera:
Por su composición.
Por su antigüedad.
Por su fertilidad.
1) Por su composición.
* Suelo arenosos
Son los que poseen una gran cantidad de arena, presenta un color amarillento
claro, sus granos son ásperos al tacto, es suelto y que realmente al apretarlo con
las manos difícilmente se aguantará la "pelota" y si la lavamos con agua se
deshará. Estos suelos no retienen el agua, sino que filtran con mucha facilidad
hacia las capas mas profundas de la tierra, por tal razón, la mayoría de las plantas
que se cultivan en ella se secan, es decir son suelos no aptos para el cultivo de
plantas.
* Suelo arcilloso
Son los suelos que poseen gran cantidad de arcilla, son moldeables al tacto, sus
granos son muy finos y presentan un color rojizo oscuro. Muy compacto, y si lo
RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

comprimimos con las manos nos quedará una pelota que poniéndola en agua que
difícilmente se deshará. Los suelos arcillosos suelen tener un mal drenaje, es
decir, se encharcan, incluso durante días, si te pasas con el riego o llueve mucho.
Aunque no todos los suelos arcillosos drenan mal. Este es un gran problema,
sobre todo en las zonas bajas, que es donde se acumula más agua. La mayoría
de las plantas se pudren en estas condiciones.
* Suelo limosos
Son suelos que se encuentran compuestos de arena y de arcilla, por eso se les
suele llamar suelos intermedios. Estos suelos no se endurecen ni se apelmazan,
es decir que no son suelos como los arenosos, ni pegajosos como los arcillosos.
Son suelos que filtran poco agua hacia las capas mas profundas de la tierra, es
decir, retienen el agua necesaria para el desarrollo de las plantas. Son suelos
aptos para el cultivo de las plantas.
* Suelos Calizos.
Son suelos que poseen cal y presentan un color blanquecino. Estos suelos se
secan fácilmente debido a la acción de los rayos solares y forman en su interior
una capa impermeable que dificulta el desarrollo de las plantas.
* Suelos Humíferos.
Son suelos que se encuentran compuestos de humus, es decir, suelos formados
de materia orgánica; son suaves al tacto, retienen agua y facilitan el desarrollo de
las plantas. Son suelos excelentes para la agricultura.

9

2) Por su antigüedad.
*Suelos Recientes o Jóvenes.
Son poco profundos. Se caracterizan por ser pedregosos, secos y estériles.
*Suelos Antiguos.
Se encuentran sustituidos por arena y piedra fina. Son profundos y húmedos, ricos
en minerales y fértiles. Este tipo de suelo podemos localizarlo a la orilla de los ríos,
lagunas y lagos.

-

3) Por su fertilidad.
*Por su fertilidad.
Se les llama también suelos productivos o suelos agrícolas. Los suelos fértiles son
aquellos en los que existe o puede existir abundante vegetación. Un suelo fértil se
encuentra compuesto por:
Algo de arena y arcilla.
Restos de animales y plantas.
Agua y aire.
* Suelos Estériles
Se les llama también suelos infértiles o improductivos. Son suelos que no tienen
vegetación. Estos suelos estériles, pueden convertirse en suelos fértiles si se
riegan abundantemente y se enriquecen con diferentes abonos minerales.
La acción conjunta de los factores que condicionan la formación y evolución del
suelo conduce al desarrollo de diferentes o tipos de suelos. La clasificación de los
mismos puede basarse en diversos criterios, entre otros podemos citar:

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

9

Características intrínsecas del suelo dependientes de los
procesos genéticos que los desarrollan.
Propiedades del suelo con permeabilidad, salinidad, composición
y que se relacionan estrechamente con los factores de formación.
Según su aptitud para diferentes usos, fundamentalmente
agrícola.
Es frecuente realizar una primera agrupación en función del factor o factores
predominantes en su desarrollo. Así , se distinguen entre:
*Suelos Azonales.
Corresponde a suelos inmaduros, que se encuentran en las primeras etapas de su
desarrollo por no haber actuado los factores edafogeneticos durantes durante el
tiempo suficiente(aclimaticos), en los que los caracteres predominantes son los
debidos al tipo de roca madre.
Ejemplo: litosuelos, regosoles, ranker.
* Suelos Intrazoles
son los desarrollados bajo condiciones en que predominan los factores
edafogeneticos pasivos, como roca madre, pendiente, acción humana. Son suelos
aclimaticos, ya que el factor clima no es determinante en su formación.
Ejemplo: rendsina, salinos, gley, turberas, etc.
*Suelos Zonales.
Desarrollados bajo la acción de los factores activos de formación del suelo, en
especial el clima, durante el tiempo suficiente. Son por tanto climáticos y
aclimaticos. Se trata de suelos maduros y bien evoluciones.
Ejemplo: mediterráneos, chernoziom, desérticos, lateritas, etc.
Apariencia de los suelos arcilla, franco arcilloso y franco arcilloso limoso en
diferentes condiciones de humedad
Capacidad de Agua Disponible 1.6-2.4 pulgadas/pie:
Porcentaje Disponible: Humedad del suelo actualmente disponible como
porcentaje de la capacidad de agua disponible.
Pulgadas/pies Reducidos: Pulgadas de agua requerida actualmente para
rellenar un pie de suelo hasta la capacidad de campo.
0-25 por ciento disponible 2.4-1.2 pulgada/pie reducido: Seco, los agregados
del suelo se separan con facilidad, los terrones se desmoronan con dificultad al
ejercer presión. (No hay figura)
25-50 por ciento disponible 1.8-0.8 pulgada/pie reducido: Ligeramente
húmedo, forma una bola débil, muy pocos agregados se caen, no hay manchas de
agua, los terrones se aplanan cuando se ejerce presión.

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

9

50 - 75 por ciento disponible 1.2-0.4 pulgada/pie reducido: Humedo, forma
una bola suave con las marcas de los dedos definidas, quedan manchas suaves
de suelo/agua en los dedos, se forma una cinta entre los dedos pulgar e índice.

75-100 por ciento disponible 0.6-0.0 pulgada/pie reducido: Mojado, forma una
bola, deja una capa desigual de suelo/agua entre mediana y gruesa en los dedos,
forma fácilmente una cinta entre los dedos pulgar e índice.

100 por ciento disponible 0.0 pulgada/pie reducido (capacidad de campo)

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

Mojado, forma una bola blanda, aparece agua en la superficie cuando se ejerce
presión o se sacude, deja una capa gruesa de suelo/agua en los dedos, es
resbaloso y pegajoso

9

Los más importantes, y los condicionantes para su presencia en el suelo
serían los siguientes:

Cuarzo. Es un mineral muy común en los suelos, debido a: 1) su
abundancia natural en la mayor parte de las rocas; y 2) su resistencia al ataque
químico. El cuarzo confiere al suelo buena parte de su porosidad, debido a que
suele estar en forma de granos más o menos gruesos, lo que permite el desarrollo
de la porosidad intergranular. Además, es un componente muy inerte, muy poco
reactivo, del suelo. Suele encontrase en suelos poco estructurados de textura
arenosa.

Típico aspecto de un suelo arenoso.
ü

Feldespatos. Suelen ser componentes minoritarios, heredados o residuales
de la roca sobre la que se forma el suelo, pues son metaestables en medio
atmosférico, tendiendo a transformarse en minerales de la arcilla. Al igual que el
cuarzo, conforman la fracción arenosa del suelo, si bien en este caso le confieren
una cierta reactividad.

Fragmentos de roca. Junto con los dos componentes anteriores,
conforman la fracción comúnmente más gruesa del suelo, si bien es este caso el
tamaño de fragmentos suele ser superior a 2 cm, de forma que el cuarzo y
feldespatos suelen constituir la fracción arenosa del suelo, mientras los
fragmentos de roca constituyen la fracción de tamaño grava. La naturaleza de los
fragmentos está directamente relacionada con la de la roca sobre la que se forma,
si bien ocasionalmente el suelo puede contener fragmentos de origen “externo”,
como consecuencia de procesos de transporte y depósito contemporáneos con la
formación del suelo. En cualquier caso, son siempre heredados, y nos permiten
identificar si el proceso de edafogénesis ha tenido o no aportes externos.

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

9

Típico suelo rojo tropical, con fragmentos de roca.
ü

Minerales de la arcilla. Son minerales también muy abundantes en el
suelo, constituyendo la matriz general del mismo, la componente ínter granular
entre la fracción arenosa y los fragmentos de roca. Son minerales que proceden
de la alteración de los que componen la roca sobre la que se producen los
procesos de meteorización, y en función de ello pueden ser muy variados: 1) la
illita (equivalente arcilloso de la mica blanca, moscovita), que se forma a partir de
feldespatos y micas de rocas ígneas, sedimentarias o metamórficas; 2) la clorita,
que se forma a partir de los minerales ferromagnesianos que pueda contener la
roca: biotita, anfíbol, piroxeno, olivino; 3) la pirofilita, que puede formarse a partir
de minerales ricos en aluminio en la roca original; 4) menos comunes son los
filosilicatos del grupo de las arcillas especiales (esmectita-bentonita, sepiolita,
palygorskita), que se forman bajo condiciones climáticas muy específicas, o a
partir de rocas de composición muy determinada, y que por sus características
especiales confieren al suelo propiedades mecánicas diferentes a las habituales
(suelos expansivos, suelos instables). Los minerales de este grupo juegan un
papel muy importante en la textura y en la físico-química del suelo, pues le
confieren plasticidad, impermeabilidad, así como otras propiedades mecánicas y
de relación entre el suelo y el agua que contiene, en especial en cuanto a la
capacidad de sorción e intercambio iónico que pueda presentar. Hablamos en
mayor detalle de estas capacidades más adelante.

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

Suelo arcilloso.

9

Carbonatos. Los carbonatos son minerales frecuentemente formados
por el proceso de edafogénesis, aunque debido a su alta solubilidad su
acumulación no suele producirse en el horizonte más superficial. De hecho, los
carbonatos pueden formarse en los horizontes A o C, pero su acumulación efectiva
se produce solo en el horizonte B o de acumulación, como consecuencia de los
procesos de intercambio que se producen en el mismo. Una excepción
corresponde a los suelos de regiones de climatología semiárida y con abundantes
rocas carbonatadas. En estas regiones, los procesos de intercambio con el suelo
suelen ser “en ascenso”: las aguas subterráneas ricas en carbonatos ascienden
hasta la superficie del terreno por capilaridad o por gradiente de humedad,
depositando ahí los carbonatos, y originando los denominados “caliches”,
auténticos escudos de color blanco que recubren la superficie del suelo, como por
ejemplo ocurre en buena parte de La Mancha.

Suelos con caliche, note el color blanco del mismo.

Óxidos e hidróxidos de hierro, manganeso y aluminio. Los óxidos e
hidróxidos de Fe3+ (y a menudo los de aluminio y los de manganeso) son
minerales que se suelen acumular en el suelo como consecuencia de procesos de
alteración de otros minerales, constituyendo la fase estable del hierro en superficie
o condiciones cercanas a la superficie. Se acumulan en forma de agregados: 1)
limonita (agregado de óxidos e hidróxidos de Fe), 2) bauxita (de óxidos e
hidróxidos de aluminio); y 3) wad (óxidos e hidróxidos de manganeso). Desde el
punto de vista estrictamente químico son muy estables, poco o nada reactivos,
pero presentan propiedades sorcitivas que hacen que su presencia en el suelo
tenga implicaciones físico-químicas notables. Los suelos ricos en óxidos e
hidróxidos de hierro, formados por un lavado casi total de otros constituyentes,
reciben el nombre de lateritas. Se reconocen por su intenso color rojo y se forman
en climas tropicales.

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

9

Suelo laterítico en el Complejo de Moa (Cuba).




Los suelos están constituidos por mezclas de grava, arena, arcillas, limos y
materia orgánica en proporciones variables y con un determinado contenido
de agua, según la proporción de materiales tendremos un tipo de suelo
distinto.
Grava: Partículas individuales de tamaño que varía entre 2 y 76,2
milímetros de diámetro y de aspecto redondeado.
Arena: Rocas o piedras pequeñas o fragmentos minerales de
tamaño inferior a 2 milímetros de diámetro y con aristas cortantes.
Limo: Partículas finas de aspecto suave y harinoso en seco.
Arcilla: Suelos de textura muy fina que forman terrones duros
al secar. La arcilla es la que determina el grado de plasticidad y le da
cohesión a los suelos.
Materia orgánica: Vegetación descompuesta en parte o
materias vegetales divididas en partículas muy finas.
Los suelos pueden tener una estructura:
Granular si están constituidos por grano redondos o
angulares individualizados, con bajo contenido de arcilla, como es el
caso de las arenas, por lo que son difíciles de compactar. Requieren
máquinas con vibración para su compresión.
Flocular si están agrupados en forma de racimos o panales, como en
el caso de las arcillas, que dejan espacios huecos entre ellos, por lo que
permiten la compresión del suelo. en estos tiene mayor influencia el
amasado por lo que se requieren máquinas distintas para su compactación
como son los rodillos de pisones.

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

9

En ambos casos tiene gran importancia el
contenido de humedad, puesto que hay un
contenido de humedad (distinto para cada tipo
de suelo) que permite una mayor densidad del
material. El ensayo Proctor determina en el
laboratorio cual es el grado de humedad
óptimo así como la densidad máxima que
permite cada tipo de suelo. Según estos
valores en el trabajo de compactación se debe
procurar que los materiales, desde su origen,
tengan la humedad más próxima posible al
ensayo Proctor así como que la distribución
de los tamaños de partículas (granulometría)
sea continua y uniforme, para que las
partículas más pequeñas ocupen los huecos
dejados por las mayores.
Características de los suelos.
Porosidad.
Es el volumen de poros expresado en
porcentaje (%) del volumen total, es decir la
relación de dividir el volumen sólido entre el
volumen de sólido más aire más agua que
contiene el material.
Contenido de humedad.
Es la relación porcentual (%) del peso del agua
al peso sólido. Las arenas suelen tener entre
un 12% y un 36% de humedad, las arcillas
pueden variar entre un 12% y un 325%.
Densidad.
Es la relación del peso por unidad de volumen.
La máxima densidad de un suelo se obtiene si
los huecos entre partículas de un diámetro
determinado se rellenan con partículas de
diámetro menor.
Capilaridad.
Indica la capacidad de un suelo para absorber
agua en dirección vertical o lateralmente. Es una
característica beneficiosa de os materiales
usados en las capas bases porque permiten el
paso del agua.
Compresibilidad.
Indica el porcentaje de reducción en el volumen del
suelo, debido a perdida de parte del agua entre sus
granos, cuando esta sometido a una presión.

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

9

Los materiales arcillosos tienen mayor compresibilidad que los granulares,
por lo que al ser compactadas quedan con menor capilaridad, son por tanto
menos adecuadas para construir bases.
Elasticidad.
Es la tendencia del suelo a recuperar su forma original al quitar la carga que
lo comprime. Un suelo muy elástico es muy difícil de compactar y requiere
técnicas especiales.
Permeabilidad.
Característica del suelo que indica la facilidad del suelo para permitir el paso
de agua a su través. Depende de su textura, granulometría y grado de
compactación, cuanto mas gruesas sean las partículas mayores será su
permeabilidad.
Plasticidad.
Es la propiedad de deformarse rápidamente el suelo bajo la acción de una
carga, sin llegar a romperse o disgregarse, y sin que se recupere la
deformación al cesar la acción de la carga.
Asentamiento.
Indica la disminución de la cota o altura del nivel del suelo debido a la
consolidación del material de relleno. Generalmente suele ser consecuencia
de una mala compactación.
Resistencia al cizallamiento.
Es la resistencia que oponen las partículas a deslizarse entre si. Es
consecuencia de la fricción interna y la cohesión del material. Cuanta más
resistencia al cizallamiento más difícil será la compactación.
Esponjamiento.
Capacidad del material para aumentar o disminuir su volumen por la pérdida
o acumulación de humedad.
Consistencia.
Es el grado de resistencia de un suelo a fluir o deformarse. Con poca
humedad los suelos se disgregan fácilmente, con más humedad el suelo se
torna más plástico. Las pruebas de Atterburg determinan los límites de
consistencia del suelo que son: Liquido, plástico y sólido, se expresan
generalmente por el contenido de agua.
Limite líquido.
Nos indica el contenido de humedad en que el suelo pasa del estado plástico
al liquido e indica también si el suelo contiene humedad suficiente para
superar la fricción y cohesión interna.
Limite plástico.
Cuando el suelo pasa de semi-sólido a plástico porque contiene humedad
suficiente se dice que ha traspasado su límite plástico. La resistencia del
suelo disminuye rápidamente al aumentar el contenido de humedad más allá
del límite plástico.
Índice de plasticidad.
Refleja la diferencia numérica entre el índice plástico del suelo y el límite
líquido. Permite medir la capacidad de compresión y la cohesión del suelo.
Límite sólido.

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

9

Constituye el límite en el cual el suelo pierde su plasticidad por secado y
aumenta su fragilidad hasta que las partículas quedan en contacto.
Limite de retracción.
Es el porcentaje de agua que separa el estado semi-sólido del suelo del
estado sólido.
Equivalente de arena.
Es la relación, en porcentaje, existente entre los materiales más gruesos de
un suelo y los más finos, determinada en un ensayo de laboratorio.
La aireación se refiere al contenido de aire del suelo y es importante para el abastecimiento de
oxígeno, nitrógeno y dióxido de carbono en el suelo. La aireación es crítica en los suelos
anegados. Se mejora con la labranza, la rotación de cultivos, el drenaje, y la incorporación de
materia
orgánica.
6. La temperatura del suelo es importante porque determina la distribución de las plantas e
influye en los procesos bióticos y químicos. Cada planta tiene sus requerimientos especiales.
Encima
de
los

C
es
posible
la
germinación.
7. El color del suelo depende de sus componentes y puede usarse como una medida indirecta
de ciertas propiedades. El color varía con el contenido de humedad. El color rojo indica
contenido de óxidos de fierro y manganeso; el amarillo indica óxidos de fierro hidratado; el
blanco y el gris indican presencia de cuarzo, yeso y caolín; y el negro y marrón indican materia
orgánica. Cuanto más negro es un suelo, más productivo será, por los beneficios de la materia
orgánica.

¿Que es la compactación y que problemas ocasiona?
El suelo esta compuesto por tres fases las cuales son la fase sólida que
esta compuesta de las diferentes partículas de suelo, la fase liquida que
básicamente esta compuesta del agua y la fase gaseosa que básicamente
esta compuesta de aire. La compactación es el aumento de la fase sólida en
comparación de la fase liquida y gaseosa, produciendo un
adensamiento(endurecimiento) del suelo, impidiendo el normal desarrollo de
las raíces y por consiguiente un mal desarrollo del cultivo que al final
conlleva a una baja producción.

Textura
La textura de un suelo es la proporción de los tamaños de los grupos de
partículas que lo constituyen y está relacionada con el tamaño de las
partículas de los minerales que lo forman y se refiere a la proporción relativa
de los tamaños de varios grupos de partículas de un suelo. Esta propiedad
RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

ayuda a determinar la facilidad de abastecimiento de los nutrientes, agua y
aire que son fundamentales para la vida de la planta.

9

LIMITES DE CONSISTENCIA
1 Generalidades
Los límites de Atterberg o límites de consistencia se basan en el
concepto de que los suelos finos, presentes en la naturaleza, pueden
encontrarse en diferentes estados, dependiendo del contenido de agua. Así
un suelo se puede encontrar en un estado sólido, semisólido, plástico,
semilíquido y líquido.
La arcilla, por ejemplo al agregarle agua, pasa
gradualmente del estado sólido al estado plástico y finalmente al estado
líquido.
El contenido de agua con que se produce el cambio de estado varía de
un suelo a otro y en mecánica de suelos interesa fundamentalmente conocer
el rango de humedades, para el cual el suelo presenta un comportamiento
plástico, es decir, acepta deformaciones sin romperse (plasticidad), es decir,
la propiedad que presenta los suelos hasta cierto límite sin romperse.
El método usado para medir estos límites de humedad fue ideado por
Atterberg a principios de siglo a través de dos ensayos que definen los
límites del estado plástico.
Los límites de Atterberg son propiedades índices de los suelos, con
que se definen la plasticidad y se utilizan en la identificación y clasificación
de un suelo.

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

L.
Contracción

9

L. Plástico

L.
Líquido

Sólido
Líquid
Semi - Sólido
Plástico
Contra
o
0 W%
100 W%
cción
2 Plasticidad y límites de consistencia
Fig. 5.13 Límites de Atteberg
Plasticidad es la propiedad que tienen algunos suelos de deformarse
sin agrietarse, ni producir rebote elástico.
Los suelos plásticos cambian su consistencia al variar su contenido
de agua. De ahí que se puedan determinar sus estados de consistencia al
variar si se conoce las fronteras entre ellas. Los estados de consistencia de
una masa de suelo plástico en función del cambio de humedad son sólidos,
semisólido, líquido y plástico. Estos cambios se dan cuando la humedad en
las masas de suelo varía. Para definir las fronteras en esos estados se han
realizado muchas investigaciones, siendo las mas conocidas las de Terzaghi
y Attergerg.
Para calcular los limites de Atterberg el suelo se tamiza por la malla
Nº40 y la poción retenida es descartada.
La frontera convencional entre los estados semisólido y plástico se
llama límite plástico, que se determina alternativamente presionando y
enrollando una pequeña porción de suelo plástico hasta un diámetro al cual
el pequeño cilindro se desmorona, y no puede continuar siendo presionado
ni enrollado. El contenido de agua a que se encuentra se anota como límite
plástico.
La frontera entre el estado sólido y semisólido se llama límite de
contracción y a la frontera entre el límite plástico y líquido se llama límite
líquido y es el contenido de agua que se requiere adicionar a una pequeña
cantidad de suelo que se colocará en una copa estándar, y ranurará con un
dispositivo de dimensiones también estándar, sometido a 25 golpes por
caída de 10 mm de la copa a razón de 2 golpes/s, en un aparato estándar
para limite líquido; la ranura efectuada deberá cerrarse en el fondo de la
copa a lo largo de 13 mm.
En los granos gruesos de los suelos, las fuerzas de gravitación
predomina fuertemente sobre cualquiera otra fuerza; por ello, todas las
partículas gruesas tienen un comportamiento similar.
En los suelos de granos muy finos, sin embargo fuerzas de otros tipos
ejercen acción importantísima; ello es debido a que en estos granos, la
relación de área a volumen alcanza valores de consideración y fuerzas
electromagnéticas desarrolladas en la superficie de los compuestos
minerales cobran significación. En general, se estima que esta actividad en
la superficie de la partícula individual es fundamental para tamaños menores
que dos micras (0,002 mm)

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

9

3 Relación entre las fases sólidas y liquidas en una arcilla
Durante mucho tiempo se creyó que los minerales de las arcillas eran
de naturaleza amorfa, pero todas las investigaciones de detalle realizadas
hasta ahora han demostrado, que son cristalinos y altamente estructurados.
Existen suelos que al ser remoldeados, cambiando su contenido de
agua, si es necesario, adoptan una consistencia característica que se ha
denominado plástica. Estos suelos han sido llamados arcillas originalmente
por los hombres dedicados a la cerámica; la palabra pasó a la mecánica de
suelos, en épocas más recientes, con idénticos significados. la plasticidad
es en este sentido, una propiedad tan evidente que ha servido de antaño
para clasificar suelos en forma puramente descriptiva. Pronto se reconoció
que existía una relación específica entre la plasticidad y las propiedades
fisico - químicas determinantes del comportamiento mecánico de las arcillas.
Las investigaciones han probado que la plasticidad de un suelo es debida a
su contenido de partículas más finas de forma laminar ya que esta ejerce
una influencia importante en la compresibilidad del suelo, mientras que el
pequeño tamaño propio de esas partículas hace que la permeabilidad del
conjunto sea muy baja.
Otras ramas de la ingeniería han desarrollado otra interpretación del
concepto de plasticidad, como es el caso del esfuerzo-deformación de los
materiales.
Al tratar de definir en términos simples la plasticidad de un suelo, no
resulta suficiente decir que un suelo plástico puede deformarse y
remoldearse sin agrietamiento, pues una arena fina y húmeda tiene esas
características cuando la deformación se produce lentamente y, sin
embargo, no es plástica en un sentido más amplio de la palabra; hay entre el
comportamiento de la arcilla y el de la arena en cuestión una importante
diferencia: el volumen de la arcilla permanece constante durante la
deformación, mientras que el de la arena varía; además, la arena se
desmorona en deformación rápida.
Por lo tanto, en mecánica de suelos podemos definir la plasticidad
como la propiedad de un material por la cual es capaz de soportar
deformaciones rápidas, sin rebote elástico, sin variación volumétrica
apreciable y sin desmoronarse ni agrietarse.
4 Estados de consistencia. Límites de plasticidad
Para medir la plasticidad de las arcillas se han desarrollado varios
criterios de los cuales se menciona el desarrollado por Atterberg, el cual dijo
en primer lugar que la plasticidad no es una propiedad permanente de las
arcillas, sino circunstancial y dependiente de su contenido de agua. Una
arcilla muy seca puede tener la consistencia de un ladrillo, con plasticidad
nula, y esa misma, con gran contenido de agua, puede presentar las
propiedades de un lodo semilíquido o, inclusive, las de una suspensión
líquida. Entre ambos extremos, existe un intervalo del contenido de agua en
que la arcilla se comporta plásticamente. En segundo lugar, Atterberg hizo
ver que la plasticidad de un suelo exige, para ser expresada en forma
conveniente, la utilización de dos parámetros en lugar de uno.
RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

9

Según su contenido de agua en forma decreciente, un suelo
susceptible de ser plástico puede estar en cualquiera de los siguientes
estados de consistencia, definido por Atterberg.
1.- Estado líquido, con las propiedades y apariencias de una suspensión.
2.-Estado Semilíquido, con las propiedades de un fluido viscoso.
3.-Estado Plástico, en que el suelo se comporta plásticamente.
4.-Estado semi sólido, en el que el suelo tiene la apariencia de un sólido,
pero aún disminuye de volumen al estar sujeto a secado.
4.1 Selección para la determinación de los límites de plasticidad
Es importante que las muestras seleccionadas para determinar los
límites sean lo más homogéneas que se pueda lograr. A este respecto, ha de
tenerse en cuenta, que el aspecto de una arcilla inalterada es muy engañoso;
a simple vista puede no presentar la menor indicación de estratificación, ni
cambio de color y ello no obstante, su contenido natural de humedad puede
variar grandemente en diferentes zonas de la misma muestra extraída del
terreno, con correspondientes variaciones apreciables en los límites
líquidos.

5. Ensayos
5.1 Preparación seca de muestras para ensayes de suelo
La muestra proveniente del terreno deberá secarse completamente al
horno a una temperatura que no exceda los 60 grados celsius. Previo a esto
el material se cortará en tamiz de 5 mm (No.4) en el cual quedará una
cantidad suficiente de material para obtener un graduación representativa,
que dependerá del tamaño máximo de las partículas que se requieren para
este ensayo.
Los límites de consistencia requieren 400 g de material que pasan por
el tamiz de 0.05 mm (No 40), distribuidos de la siguiente manera: Limite
líquido 100 g, limite plástico 20 g, límite de contracción 30 g, ensaye de
chequeo 250 g.
Se hará cuidadosamente y sólo con la presión suficiente para soltar el
material fino adherido. El suelo así molido será separado en dos fracciones
mediante uso de malla 0.5 mm (No 40) y la fracción retenida, nuevamente
molida. Este proceso deberá repetirse hasta que una pequeña cantidad pase
por malla de 0.5 mm (No 40). La fracción retenida se elimina. Todo material
que pasa por tamiz de 0.5 mm (No 40) será mezclado y homogeneizado para
efectuar los ensayes de límites de consistencia.
5.2 Contenido de humedad
Según la Nch 1515 Of.79 establece el procedimiento para determinar la
humedad del suelo cuyas partículas son menores que 50 mm, esto se hace a
través de una diferencia de pesos de las muestras en los estados húmedos y
secos.
RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

Volve
r

La cantidad mínima de la muestra para este ensaye esta dada por la
tabla V.10:

9

Tamaño
partículas
(mm)
50
25
12,5
5
2
0,5

máximo

de Tamaño mínimo de la muestra
de
ensaye (g)
3000
1000
750
500
100
10

Tabla V.10 Cantidad mínima de la muestra de ensaye
Los aparatos requeridos para este fin son los siguientes:
a) Balanza : Con precisión de 0,01(g) para muestra menores de 100 (g) ,de 0,1
(g) para muestras entre 100 (g) y 1000 (g), y 1 (g) para muestras mayores que
1000 (g).
b) Horno : Con circulación de aire y con temperatura regulable capaz de
mantenerse en 110±5 C.
c) Recipientes : de porcelana capaz de resistir la corrosión y que no altere su
masa ni se desintegre ante sucesivos cambios de temperatura.
d) Herramientas y accesorios : Espátula, brochas etc.

MECANICA DE SUELOS

5.3 Determinación del límite líquido ( NCh 1517)
5.3.1 Alcance y campo de aplicación.
Este método establece el procedimiento para determinar el límite
líquido de los suelos mediante el método mecánico. Complementariamente
se incluye el método puntual. En general, se debe aplicar el método
mecánico ya que el método puntual es aplicable solamente en control de
faenas cuando se ha determinado previamente la curva de flujo por el
método mecánico y cuando las especificaciones particulares para el suelo a
ensayar así lo indiquen.

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

5.3.2

9

Fig. 5.14 Aparato de Límite Líquido

Aparatos
a) Plato de evaporación: De porcelana un diámetro aproximado de 120 mm.
b) Espátula: Con una hoja flexible de aproximadamente 75mm de largo y
20mm de ancho.
c)Aparato de límite líquido (Ver Fig.5.14) : Taza de bronce con una masa de
200±20(g) montada en un dispositivo de apoyo fijado a una base de plástico
duro de una resilencia tal que una bolita de acero de 8 mm de diámetro,
dejada caer libremente desde una altura de 25 cm rebote entre 75% y 90%.
d) Acanalador : Combinación de acanalador y calibre, construido de acuerdo
con el plano y dimensiones de uno de los tipos indicados en Fig.5.15.
e) Recipientes. Para la muestras de contenido de humedad.
f) Balanza. Con una precisión de 0.01(g)
g) Probeta. Con una capacidad de 25 ml.
h) Horno. Con los requerimientos de Nch 1515 Of 77.

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

9

Herramienta tipo ASTM para
hacer la ranura

Herramienta tipo Casagrande para hacer la
ranura

Fig. 5.15 Herramientas ranuradoras
5.3.3 Tamaño de la muestra de ensaye.
La muestra de ensaye debe tener un tamaño igual o mayor que 100(g)
del material que pasa por el tamiz de 0.5 (ASTM N O40) obtenido de acuerdo
con la norma AASHTO 387-80
Nota: Cuando se efectúa además la determinación del límite de contracción,
aumentar el tamaño de muestra requerida para dicho ensaye.

-

5.3.4 Ajuste y control del aparato de límite líquido.
- Ajustar la altura de la caída de la taza, se gira la manivela hasta que la taza
se eleve a su mayor altura. Utilizando el calibrador de 10 mm (adosado al
ranurador ), se verifica que la distancia entre el punto de percusión y la base
sea de 10 mm exactamente. De ser necesario, se aflojan los tornillos de
fijación y se mueve el ajuste hasta obtener la altura de caída requerida. Si el
ajuste es correcto se escuchará un ligero campanilleo producido por la leva
al golpear el tope de la taza; si la taza se levanta por sobre el calibre o no se
escucha ningún sonido debe realizarse un nuevo ajuste.
Verificar periódicamente los aspectos siguientes:
Que no se produzca juego lateral de la taza por desgaste
del pasador que la sostiene;
Que los tornillos que conectan la taza con el apoyo estén
apretados;
RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

-

-

Que el desgaste de la taza no sobrepase la tolerancia de

masa.
9

-

Que el desgaste de la base no exceda de 0,1 mm de
profundidad. Cuando suceda esto, debe pulirse nuevamente verificando que
se mantiene la resilencia.
Que el desgaste de los soportes no llegue al punto de
quedar apoyados en sus tornillos de fijación;
Que el desgaste del ranurador no sobrepase las
tolerancias dimensionales.
- Previo a cada ensaye se verificará que la taza y la base estén limpias y
secas.
5.3.5 Acondicionamiento de la muestra
- Colocar la muestra en el plato de evaporación. Agregar agua destilada y
mezclar completamente mediante la espátula. Continuar la operación
durante el tiempo y con la cantidad de agua destilada necesaria para
asegurar una mezcla homogénea.
- Curar la muestra durante el tiempo necesario para que las fases líquida y
sólida se mezclen homogéneamente.
Nota: en suelos de alta plasticidad este plazo no debe ser menor que 24 h.
En suelos de baja plasticidad este plazo puede ser mucho menor y en ciertos
casos puede eliminarse.
5.3.6 Método Mecánico
- Colocar el aparato de límite líquido sobre una base firme.
- Cuando se ha mezclado con suficiente agua para obtener una consistencia
que requiera aproximadamente 15 a 20 golpes para cerrar la ranura, tomar
una porción de la mezcla ligeramente mayor a la cantidad que se someterá a
ensaye.
- Colocar esta porción en la taza con la espátula, centrada sobre el punto de
apoyo de la taza con la base; comprimirla y extenderla mediante la espátula,
evitando incorporar burbujas de aire en la mezcla. Enrasar y nivelar a 10 mm
en el punto de máximo espesor. Reincorporar el material excedente al plato
de evaporación.
Nota: El nivelado a 10 mm implica un volumen de material de
aproximadamente 16 cm³ y una longitud de surco, medida sobre la superficie
nivelada de aproximadamente 63 mm.
- Dividir la pasta de suelo pasando el acanalador cuidadosamente a lo largo
del diámetro que pasa por el eje de simetría de la taza de modo que se forme
una ranura clara y bien delineada de las dimensiones especificadas. El
acanalador de Casagrande se debe pasar manteniéndolo perpendicular a la
superficie interior de la taza. En ningún caso se debe aceptar el
desprendimiento de la pasta del fondo de la taza; si esto ocurre se debe
retirar todo el material y reiniciar el procedimiento. La formación de la ranura
se debe efectuar con el mínimo de pasadas, limpiando el acanalador
después de cada pasada.

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

9

- Colocar el aparato sobre una base firme, girar la manivela levantando y
dejando caer la taza con una frecuencia de dos golpes por segundo hasta
que las paredes de la ranura entren en contacto en el fondo del surco a lo
largo de un tramo de 10 mm. Si el cierre de la ranura es irregular debido a
burbujas de aire, descartar el resultado obtenido. Repetir el proceso hasta
encontrar dos valores sucesivos que no difieran en más de un golpe.
Registrar el número de golpes requerido (N).
- Retirar aproximadamente 10 g del material que se junta en el fondo del
surco. Colocar en un recipiente y determinar su humedad (w) de acuerdo con
NCh 1515 Of 79
- Transferir el material que quedo en la taza al plato de evaporación. Lavar y
secar la taza y el ranurador.
- Repetir las operaciones precedentes por lo menos en dos pruebas
adicionales empleando el material reunido en el plato de evaporación. El
ensaye se debe efectuar de la condición más húmeda a la mas seca. La
pasta de suelo se bate con la espátula de modo que vaya secando
homogéneamente hasta obtener una consistencia que requiera de 15 a 35
golpes para cerrar la ranura.
Nota: Se recomienda efectuar este ensaye en cámara húmeda. Si no se
cuenta con este equipo deben tomarse las precauciones necesarias para
reducir la evaporación.
5.3.7 Expresión de resultados
- Calcular y registrar la humedad de cada prueba (w) de acuerdo con NCh
1515 Of 79.
- Construir un gráfico semilogarítmico, con una humedad (w) como
ordenada en escala aritmética y el número de golpes (N) como abscisa en
escala logarítmica.
- Dibujar los puntos correspondientes a los resultados de cada una de las
tres (o más) pruebas efectuadas y construir una recta (curva de flujo) que
pase tan aproximadamente como sea posible por dichos puntos.
- Expresar el límite líquido (WL) del suelo como la humedad correspondiente
a la intersección de la curva de flujo con la abscisa de 25 golpes,
aproximando al entero más próximo.
5.3.8 Método puntual
- Proceder según lo anterior, excepto que la muestra debe prepararse para
obtener una consistencia que requiera 20 a 30 golpes para cerrar la ranura.
Deben observarse a lo menos dos resultados consecutivos consistentes
antes de aceptar una prueba. Registrar el numero de golpes requerido (N). La
muestra para determinar la humedad debe tomarse sólo para la prueba más
aceptada. El ensaye debe efectuarse desde la condición más seca del suelo.
- Calcular y registrar la humedad de la prueba aceptada (w) de acuerdo con
NCh 1515 Of79.
- El punto obtenido se debe confrontar con la curva de flujo determinada
previamente para el mismo tipo de suelo.

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

5.4 Determinación del límite plástico ( Nch1517/II-78)
5.4.1 Alcance y campo de aplicación
Este método establece el procedimiento para determinar el límite
plástico y el índice de plasticidad de los suelos.

9

5.4.2 Terminología
Límite plástico: humedad expresada como porcentaje de la masa de
suelo seco en horno, de un suelo remoldeado en el límite entre los estados
plásticos y semisólido.
5.4.3 Aparatos
- Plato de evaporación. De porcelana, con un diámetro de aproximadamente
120 mm.
- Espátula. Con una hoja flexible de aproximadamente 75 mm de largo y 20
mm de ancho.
- Superficie de amasado. Placa de vidrio esmerilado.
- Recipientes. Para muestras de contenido de humedad.
- Balanza. Con una precisión de 0,01 g.
- Probeta. Con una capacidad de 25 ml.
- Patrón de comparación. Alambre o plástico de 3 mm de diámetro.
- Horno. Con los requerimientos de NCh 1515 Of79..
5.4.4 Tamaño de la muestra de ensaye
Debe tener un tamaño en masa de aproximadamente 20 g.
5.4.5 Acondicionamiento de la muestra de ensaye
- Si solo se requiere determinar el límite plástico, tomar la muestra de
ensaye del material completamente homogeneizado que pasa por el tamiz de
0,5 mm, colocar en el plato de evaporación y mezclar completamente con
agua destilada mediante la espátula hasta que la pasta se vuelva
suficientemente plástica para moldearla como una esfera.
- Curar la muestra durante el tiempo necesario para que las fases líquida y
sólida se mezclen homogéneamente.
Nota: En suelos de alta plasticidad este plazo no debe ser menor que 24 h.
En suelos de baja plasticidad este plazo puede ser mucho menor y en ciertos
casos puede eliminarse.
- Si se requiere determinar ambos límites, líquido y plástico, tomar la
muestra de ensaye de la porción de suelos acondicionada Nch 1517. Tomar
esta muestra en aquella etapa en que la pasta de suelo se vuelva
suficientemente plástica para moldearla como una esfera. Si el material esta
seco, agregar agua destilada y homogeneizar completamente; si esta muy
húmedo, amasarlo de modo que seque al contacto con las manos hasta
alcanzar la consistencia requerida.
5.4.6 Ensaye
Tomar una porción de la muestra de ensaye acondicionada de
aproximadamente 1 cm³;
RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

9

- Amasar la muestra entre las manos y luego hacerla rodar con la palma de
la mano la base del pulgar sobre la superficie de amasado conformando un
cilindro solo con el peso de mano;
- Cuando el cilindro alcance un diámetro de aproximadamente 3 mm, doblar,
amasar nuevamente y volver a conformar el cilindro;
- Repetir la operación hasta que el cilindro se disgregue al llegar a un
diámetro de aproximadamente 3 mm, en trozos de orden de 0,5 a 1 cm de
largo, y no pueda ser reamasado ni reconstruido.
Nota 1: Si esta disgregación se produce cuando tiene un diámetro mayor que
3 mm, puede considerarse como un punto final satisfactorio siempre que el
material haya podido conformar previamente un cilindro de 3 mm.
Nota
2: En ningún caso debe procurarse obtener la disgregación
exactamente a los 3 mm de diámetro de cilindro (por ejemplo reduciendo la
velocidad y/o la velocidad del amasado).
- Reunir las fracciones del cilindro disgregado y colocarlas en un recipiente
tarado. Determinar y registrar su humedad (w) de acuerdo con NCh 1515
Of79; y
- Repetir las etapas anteriores con dos porciones más de la muestra de
ensaye.
Nota 3: Se recomienda efectuar las tres determinaciones tratando de
conseguir una humedad ligeramente mayor que el límite y ligeramente
menor que el límite, respectivamente.
Nota 4: Se recomienda efectuar este ensaye en cámara húmeda. Si no se
cuenta con este equipo deben tomarse las precauciones necesarias para
reducir la evaporación.
5.4.7 Expresión de resultados
Calcular el límite plástico ( Wp ) como el promedio de las tres
determinaciones efectuadas sobre la muestra de ensaye. Dichas
determinaciones no deben diferir entre si en mas de 2 puntos. Cuando no se
cumpla esta condición se debe repetir todo el ensaye.
- Calcular el índice de plasticidad de acuerdo con la formula siguiente:
IP = WL - Wp
en que:
IP= índice de plasticidad del suelo, %
WL = límite liquido del suelo, %; y
WP = límite plástico del suelo, %.
- Cuando no pueda determinarse uno de los dos límites (WL ó Wp). o la
diferencia es negativa, informar el índice de plasticidad como NP (no
plástico)
- Calcular el índice líquido de acuerdo con la formula siguiente:
IL = (W - WP)/ IP
en que:
IL = índice líquido del suelo;
W = humedad (natural ) del suelo,%;
WP = límite plástico del suelo, %;
RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

IP = índice de plasticidad del suelo, %.

9

- Calcular el índice de consistencia de acuerdo con la formula siguiente:
IC = (WL - W) / IP
en que:
IC = índice de consistencia del suelo;
WL = límite líquido del suelo, %;
W = humedad (natural) del suelo, %;.
IP = índice de plasticidad del suelo, %.
5.4.8 Precisión
- Repetibilidad. Dos resultados obtenidos por un mismo operador sobre la
misma muestra, en el mismo laboratorio, usando los mismos aparatos, y en
días diferentes, se consideraran dudosos si ellos difieren en mas de un 10%
del promedio de ambos.
- Reproductibilidad. Dos resultados obtenidos por operadores diferentes, en
laboratorios diferentes, se considerarán dudosos si difieren en más de 18%
de su promedio.

CLASIFICACION DE LOS SUELOS
La acción conjunta de los factores que condicionan la formación y evolución del suelo
conduce al desarrollo de diferentes perfiles o tipos de suelos. La clasificación de los
mismos puede basarse en criterios diversos. Entre otros, podemos citar:
características intrínsecas del suelo, dependientes de los procesos genéticos que
los desarrollan.
propiedades del suelo como permeabilidad, salinidad, composición,... y que se
relacionan estrechamente con los factores de formación.
según su aptitud para diferentes usos, fundamentalmente agrícola.
Es frecuente realizar una primera agrupación en función del factor o factores
predominantes en su desarrollo. Así, se distingue entre:
Suelos azonales: corresponden a suelos inmaduros, que se
encuentran en las primeras etapas de su desarrollo por no haber actuado los
factores edafogenticos durante el tiempo suficiente ( aclimácicos), en los que

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

los caracteres predominantes son los debidos al tipo de roca madre. Son los
presentes por ejemplo sobre sedimentos recientes (alóctonos), desiertos,
suelos
helados.
Escaso o nulo desarrollo y diferenciación de horizontes.
Suelos intrazonales: son los desarrollados bajo condiciones en que
predominan los factores edafogenéticos pasivos, como roca madre,
pendiente, acción humana,... Son suelos aclimáticos, ya que el factor clima
9
no es determinante en su formación, y ( climácicos).
Suelos zonales: desarrollados bajo la acción de los factores activos de
formación del suelo, en especial el clima, durante el tiempo suficiente. Son,
por tanto, climácicos y climáticos. Se trata de suelos maduros y bien
evolucionados.
Existen numerosos sistemas de clasificación, entre los que hay que destacar:
Thorp, Baldwin y Kellog (1938,1949). Distingue tres órdenes: suelos zonales,
intrazonales y azonales, y, en cada uno de ellos, subórdenes y grupos. En esta clasificación
se basan las más utilizadas tradicionalmente, como la tabla, muy resumida siguiente:

DESCRIPCION DEL SUELO
En este aspecto hemos de atender a cuatro puntos fundamenales:
1. Forma del terreno. Corresponde con el factor relieve de
la formación del suelo, por lo que su descripción ha de
hacerse de forma sistemática y exaustiva.

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

2. Pendiente. Es la cuantificación del posible efecto de relieve en la
formación del suelo. Conviene determinarla con la máxima precisión posible,
aunque siempre referida al promedio de la ladera en que se encuentra el
suelo.

9

3. Vegetación o uso de la tierra.
En este apartado se describe el tipo de cultivo, en caso de
la utilización, o la vegetación natural existente en el área,
incluyendo, si es posible, una relación de las especies
observadas y que puedan considerarse significativas. En
este sentido debemos destacar la importancia de la
vegetación para detectar algunas condiciones del suelo que no siempre se
manifiestan en su morfología; así, la salinidad cuando no existen
eflorescencias, puede predecirse por la presencia o ausencia de ciertas
especies; también la presencia de hidromorfías temporales se pone de
manifiesto por el tipo de vegetación o por la aparición de ciertas especies.
La observación de especies acidófilas estrictas, calcícolas o calcífugas nos
informan acerca del estado del complejo absorbente del suelo, incluso se
citan algunas especies que son indicadoras de la presencia de ciertos
metales pesados.
4. Clima.
El
clima
se
deduce
de
los
datos
proporcionados
por
las
estaciones
meteorológicas. Es muy importante la correcta
elección de la o las que mejor representan la
zona en la que se encuentra el suelo, éstas no
siempre son las más cercanas sino las que
están en una situación parecida en cuanto a
altitud, orientación y posición respecto a los
posibles sistemas montañosos presentes, debiendo cuidar la exposición o
protección respecto a los vientos dominantes.
1. Material de partida.
El material original suele ser uno de los datos
que se han recopilado en la fase previa al
reconocimiento del terreno. No obstante, se ha
de comprobar si corresonde exactamente con
lo previsto o hemos levantado el perfil sobre
alguna de las inclusiones existentes en la
unidad geoloógica que aparece en el mapa.
Para ello hemos de comprobar la naturaleza
del material que aparece en la base del perfil,
pero en algunas ocasiones no llegamos hasta
él al hacer la calicata correspondiente porque se encuentra a una gran
RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

9

profundidad y existe un horizonte C de gran espesor.
En estos casos hemos de deducirlo de esa horizonte C
o de los fragmentos gruesos existentes en él. En
ocasiones también resulta útil acudir al examen de las arenas gruesas y de
las gravas.
2. Drenaje.
3. Condiciones de humedad y nivel freático.
Las condiciones de humedad se refieren al
momento en el que se observa el suelo por ello
es importante concretar la fecha, pero el nivel
del manto freático, en la mayor parte de las
ocasiones, es muy difícil de precisar y solo
podemos aventurar que alcance el suelo cuando se observa algún signo de
reducción en el mismo.
En ocasiones, la observación de los alrededores del perfil nos pueden
ilustrar acerca de la profundidad del manto freático, como en el caso de la
imagen en que se aprecian encharcamientos superficiales.
4. Pedregosidad superficial y afloramientos rocosos.
5. Evidencias de erosión.
6. Presencia de sales o álcalis.
7. Influencia humana.
Es conveniente indicar aquellos rasgos de origen antrópico que se
observen. Aparte del cultivo, debe indicarse si esta irrigado, si se aprecian
signos de nivelación o aterrazamiento, si se han adicionado materiales al
mismo de origen mineral u orgánico, etc...
El drenaje de sonas húmedas o las construcciones de edificios o vías de
comunicación, modifican el suelo tanto en el área afectada como en las
zonas colindantes.
ROCAS
Rocas igneas

Se originan a partir de un magma (rocas fundidas a muy alta
temperatura). El término ígneo deriva del latín igneus, es decir, ardiente. Las
rocas ígneas se solidifican cuando se enfría el magma, sea bajo tierra o en la
superficie. Las más antiguas tienen al menos 3.960 millones de años,
mientras que las más jóvenes apenas se están formando en estos
momentos. El granito es la roca ígnea más corriente, aunque existen más de
600 tipos. Hay dos tipos de rocas ígneas que se distinguen porque en un
caso el magma alcanza la superficie terrestre antes de enfriarse y
endurecerse, y en el otro no. El magma que cristaliza bajo tierra forma rocas
ígneas intrusivas. El que alcanza la superficie antes de solidificarse forma
las rocas ígneas extrusivas.
Rocas ígneas intrusivas : Las rocas ígneas que se forman en
profundidad se enfrían más lentamente que las formadas en superficie, por
lo que tienden a ser de grano más grueso y no contienen inclusiones
gaseosas o de vidrio. Los grandes cristales normalmente se empaquetan de
RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

9

forma compacta, confiriendo un aspecto granuloso a la roca. Hay dos tipos
de rocas ígneas intrusivas. Las hipoabisales se forman justo debajo de la
superficie, normalmente en diques y sills. Las rocas plutónicas se forman a
mayor profundidad y se emplazan en forma de plutones y batolitos. Las
rocas ígneas intrusivas quedan expuestas a la superficie si las rocas que las
cubren desaparecen por efecto de la erosión.
Rocas ígneas extrusivas : Si el magma alcanza la superficie terrestre
antes de enfriarse, forma rocas ígneas extrusivas de grano fino, también
llamadas rocas volcánicas, ya que el magma surge por los volcanes. Las
rocas ígneas extrusivas tienen formas fluidas y cristales de poco tamaño
que crecen rápidamente, y suelen contener inclusiones de vidrio y de gas.
Composición : Las rocas ígneas están compuestas esencialmente por
silicatos, generalmente ortosa, plagioclasa, cuarzo, mica biotita, olivino,
anfíboles y piroxenos. Cada tipo de roca ígnea contiene distintas
proporciones de estos minerales.
Clasificación : Las rocas ígneas se clasifican según la cantidad de sílice
que contienen. También se pueden agrupar por el tamaño de los cristales. El
tipo de magma, la forma en que viaja hasta la superficie y la velocidad de
enfriamiento determinan la composición y características como el tamaño
del grano, la forma de los cristales y el color. El tamaño del grano indica si
una roca ígnea es intrusiva (de grano grueso) o extrusiva (de grano fino). Las
primeras, como el gabro, tienen cristales de más de 5 mm de diámetro; las
rocas de grano medio, como la dolerita, tienen cristales de entre 0,5 y 5 mm
de tamaño; por último, las de grano fino, como el basalto, tienen cristales de
menos de 0,5 mm. La forma de los cristales es otro indicador del origen de la
roca. Un enfriamiento lento permite que los minerales tengan tiempo de
desarrollar cristales bien formados (idiomórficos). Un enfriamiento rápido
sólo permite la aparición de cristales mal formados (alotriomórficos). El
color puede ayudar a establecer la composición química de una roca. Las
ácidas de color claro contienen más del 65 por ciento de sílice. Las básicas
son oscuras, tienen un bajo contenido en sílice y una mayor proporción de
minerales ferromagnesianos oscuros y densos como la augita. Las
intermedias se sitúan entre las dos anteriores en cuanto a composición y,
por lo tanto, también en color.
Rocas Igneas

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

9

-

Rocas sedimentarias
Se forman en la superficie terrestre o cerca de ella. Normalmente, la roca
se fragmenta y se disuelve por acción de la meteorización y la erosión, las
partículas se sedimentan y los minerales disueltos cristalizan a partir del
agua y forman sedimentos. Los componentes de la roca fragmentada son
transportados por el agua y el hielo y, enterrados a poca profundidad, se
convierten en nuevas rocas. Las rocas sedimentarias se disponen en capas,
las más recientes situadas sobre las más antiguas, lo que permite a los
geólogos conocer la edad relativa de cada capa. Las rocas sedimentarias
suelen contener fósiles, que pueden ser de utilidad tanto para datar las rocas
como para determinar su origen. Existen tres grupos principales: orgánicas,
detríticas y químicas.
Rocas sedimentarias orgánicas : Las rocas sedimentarias orgánicas se
forman a partir de restos vegetales o animales. Por lo general contienen
fósiles, y algunas están compuestas casi íntegramente de restos de seres

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

-

9

-

-

-

vivos. Por ejemplo, el carbón se forma a partir de capas de material vegetal
comprimido. La mayor parte de la piedra caliza procede de restos de
criaturas marinas.
Rocas sedimentarias detríticas : Las rocas sedimentarias detríticas están
constituidas por partículas de rocas más antiguas que pueden estar situadas
a cientos de kilómetros. Las rocas de origen se fragmentan debido a la
lluvia, la nieve o el hielo, y las partículas resultantes son arrastradas y
depositadas como sedimentos en desiertos, en playas o en los lechos de
océanos, lagos y ríos. Las rocas detríticas se clasifican de acuerdo con el
tamaño de las partículas que contienen. La arenisca es un ejemplo de roca
sedimentaria detrítica.
Rocas sedimentarias químicas : Las rocas sedimentarias químicas se
forman a partir de minerales disueltos en el agua. Cuando el agua se evapora
o se enfría, los minerales disueltos pueden precipitar y formar depósitos que
pueden acumularse con otros sedimentos o formar rocas por su cuenta. Las
sales son un ejemplo habitual de rocas sedimentarias químicas.
Formación de rocas sedimentarias : El proceso que convierte los
sedimentos no consolidados en roca se denomina litificación. A diferencia
de las rocas metamórficas, las sedimentarias se forman cerca de la
superficie terrestre, bajo presiones y temperaturas relativamente bajas. Los
sedimentos más antiguos quedan enterrados bajo las nuevas capas y se van
endureciendo gradualmente por la compactación y la cementación. La
compresión que sufren esos sedimentos para formar rocas se denomina
compactación. A medida que se van amontonando las capas de sedimentos,
las más inferiores van quedando aplastadas por el peso de las superiores. El
grado de compresión que pueden soportar depende del tipo de sedimento.
El sedimento de grano fino se puede reducir a una décima parte de su grosor
original en un proceso del que se obtiene la argilita (roca constituida por
arcillas), mientras que la arena se puede comprimir muy poco. Los
sedimentos suelen contener una gran cantidad de agua entre las partículas
que se expulsan durante la compactación. Los componentes minerales
disueltos pueden cristalizar a partir de esa agua y cementar los sedimentos.
Los cementos minerales más comunes son la calcita y el cuarzo.
Clasificación de las rocas sedimentarias : La apariencia de una roca
sedimentaria queda determinada por las partículas que contiene.
Características como el tamaño y la forma del grano o la presencia de fósiles
pueden ayudar a clasificar este tipo de rocas. El tamaño de los granos de las
rocas sedimentarias varía mucho, desde grandes cantos hasta las
minúsculas partículas de arcilla. Los conglomerados y las brechas,
compuestos de guijarros y cantos rodados, son las rocas sedimentarias de
grano más grueso; la arenisca está formada por partículas del tamaño de
granos de arena y el esquisto es la roca sedimentaria de grano más fino. La
forma de los granos que integran las rocas sedimentarias depende de cómo
éstos se han transportado. La erosión del viento crea partículas de arena
esféricas y guijarros angulosos. La del agua origina partículas de arena
angulosas y guijarros esféricos. Los fósiles son restos animales o vegetales
conservados en capas de sedimentos. El tipo de fósil que contiene una roca
RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

indica su origen. Por ejemplo, un fósil marino sugiere que la roca se formó a
partir de sedimentos depositados en el lecho oceánico. Los fósiles suelen
aparecer principalmente en rocas sedimentarias, nunca en las ígneas y
raramente en las metamórficas.
Rocas Sedimentarias
9

Rocas metamórficas

En la profundidad de la corteza terrestre, las temperaturas y las presiones
son altísimas. Dentro de nuestro planeta, el grupo de minerales que
compone una roca se puede transformar en otro que sea estable a presiones
y temperaturas superiores. Las rocas situadas cerca de un cuerpo de magma
caliente se pueden transformar por la acción del calor. Las rocas que han
sido enterradas a gran profundidad por la acción de placas tectónicas
convergentes pueden transformarse por el aumento de la presión y de la
temperatura. Ese cambio se denomina metamorfismo, un proceso que puede
modificar cualquier tipo de roca, sea sedimentaria, ígnea o incluso
metamórfica. Por ejemplo, la piedra caliza, que es sedimentaria, puede
convertirse en mármol, y el basalto, que es ígneo, en una roca verde,
anfibolita o eclogita.
Temperatura y presión : Cuanto mayor sea la profundidad a la que esté
enterrada una roca, más calor y mayor temperatura soportará. Con cada
kilómetro de profundidad la temperatura aumenta unos 25°C y la presión,
unas 250 atmósferas. El aumento de la temperatura y de la presión puede
transformar las rocas en dos aspectos: pueden cambiar el conjunto de los
minerales presentes en la roca preexistente (la paragénesis) y formar un
conjunto nuevo, y también pueden cambiar el tamaño, la forma y la
disposición de los cristales en la roca. Ambos procesos pueden causar la
destrucción de los cristales preexistentes y generar cristales nuevos por
recristalización. El metamorfismo tiene lugar con temperaturas de 250 a

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

-

9

-

-

-

800°C; con temperaturas superiores a 650°C, las rocas se pueden fundir para
formar magma y una roca "mixta" denominada migmatita.
Metamorfismo regional : A medida que se forman las montañas, grandes
cantidades de roca se deforman y se transforman debido a un proceso
llamado metamorfismo regional. Las rocas enterradas a poca profundidad
descienden a mayores profundidades, donde a temperaturas y presiones
superiores se pueden formar nuevos minerales. Una zona que ha sufrido el
proceso de metamorfismo regional puede ocupar miles de kilómetros
cuadrados. Este tipo de metamorfismo se clasifica en grado bajo, medio y
alto en función de las temperaturas alcanzadas. La pizarra, el esquisto y el
gneis son ejemplos de rocas afectadas por el metamorfismo regional.
Metamorfismo de contacto : El metamorfismo de contacto se da cuando
las rocas son calentadas por un cuerpo de magma. Los fluidos liberados por
ese proceso pueden atravesar las rocas y seguir transformándolas. La zona
afectada situada en torno a una intrusión ígnea o un flujo de lava se
denomina aureola. Su tamaño depende del de la intrusión y de la
temperatura del magma. Los minerales de la roca original pueden
transformarse de modo que la roca metamórfica resultante sea más
cristalina, y en el proceso pueden desaparecer componentes, como los
fósiles. Las corneanas son el resultado habitual del metamorfismo de
contacto.
Metamorfismo dinámico : El metamorfismo dinámico es una forma
secundaria de metamorfismo que se da cuando las rocas son comprimidas a
causa de los grandes movimientos de la corteza terrestre, en especial a lo
largo de sistemas de fallas. Grandes masas de roca se superponen a otras
rocas y, en los puntos donde entran en contacto, se forman unas rocas
metamórficas denominadas milonitas.
La clasificación de las rocas metamórficas : Las rocas metamórficas
presentan una serie de características comunes. El análisis de la estructura,
el tamaño del grano y el contenido mineral puede ayudar a clasificar estas
rocas. El término textura hace referencia a cómo se orientan los minerales
en el seno de una roca metamórfica. La orientación de los cristales indica si
la roca se ha formado como consecuencia de un aumento de presión y de
temperatura, o bien, sólo por un incremento de esta última. En las rocas
metamórficas de contacto, los minerales suelen estar ordenados al azar. En
las de metamorfismo regional, la presión a la que se ha visto sometida la
roca suele provocar que determinados minerales se alineen. El tamaño de
los cristales refleja el grado de calor y presión al que se ha expuesto la roca.
En general, cuanto más altas hayan sido la presión y la temperatura,
mayores serán los cristales. Por ejemplo, la pizarra, que se forma bajo poca
presión, es de grano fino; el esquisto, que se forma a temperaturas y
presiones moderadas, es de grano medio; y el gneis, formado a altas
temperaturas y presiones, es de grano grueso. La presencia de
determinados minerales en las rocas metamórficas puede ayudar en el
proceso de identificación. El granate y la cianita se dan en el gneis y el
esquisto, mientras que en la pizarra suelen encontrarse cristales de pirita.
Rocas Metamorficas
RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

9

CLASIFICACION DE SUELOS

Clasificación Nº1
Suelos zonales : Suelos que reflejan la influencia del clima y la vegetación
como los controles más importantes.
Suelos azonales : Son aquellos que no tienen limites claramente definidos
y no están mayormente influenciados por el clima.
Suelos intrazonales : Son aquellos que reflejan la influencia dominante de
un factor local sobre el efecto normal del clima y la vegetación. Ej.: los
suelos hidromorficos (pantanos) o calcimorficos formados por calcificación.


-

Clasificación Nº2
Suelos exodinamorficos : Son aquellos suelos que reflejan la influencia
del clima y la vegetación.
Suelos exodinamorficos : Son aquellos suelos influenciados por el
material parental.
Clasificación Nº3
Pedocales : Suelos con acumulación de carbonatos de calcio,
generalmente están en ambientes áridos y semiáridos.
Pedalfers : Suelos con alta lixiviación y segregación de Al y Fe ,
generalmente están en ambientes húmedos.

TEXTURA DEL SUELO
La textura de un suelo esta expresada por la distribución del tamaño de las
partículas sólidas que comprenden el suelo. En otras palabras por la
composición granulométricas del suelo, previa dispersión de sus agregados.

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

9

ESTRUCTURA DEL SUELO
Define el estado de agregación de las partículas componentes minerales u
orgánicas. Depende de la disposición de sus partículas y de la adhesión de
las partículas menores para formar otras mayores o agregados.
La permeabilidad del suelo al agua, aire y a la penetración de las raíces
también depende de la estructura.
A diferencia de la textura la estructura puede ser cambiada ejemplo : la
rotación del cultivo.
Estabilidad estructural : Es la resistencia de los granos a disgregarse en
condiciones de humedad.

Tipos de estructuras de suelos
Estructuras simples o no desarrolladas:
a)
Estructura particular : Suelos compuestos por partículas individuales sin
estructura y frecuentemente son suelos arenosos, fácilmente penetrables.
b)
Estructura masiva : Son aquellos con agregados consolidados en una
masa uniforme, con cierto porcentaje de arcillas y materia orgánica, más
difícil de penetrar en seco.
c)
Estructura cementada : Son aquellos en que los agregados han sido
deformados, comprimidos o uniformados (pisoteo, laboreo, senderos).
Estructuras compuestas :

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

a)

9

Estructura grumosa : Suelos con agregados o grumos redondeados,
migagozos o granulares, esto producto de la acción de las raíces y la
descomposición de la materia orgánica fresca.
b)
Estructura laminal : Estructura con agregados en cuyas dimensiones
predominan los ejes horizontales. Este tipo de estructura pone gran
impedimento a la penetración de las raíces, al drenaje interno y a la
germinación de las raíces.
c)
Estructura en bloques : Son equidimencionales, es frecuente en los
horizontes inferiores ( B y C ), en suelos pesados de textura fija ( arcillas)
d)
Prismática o columnal : Con bordes mas o menos aristados, son de una
buena productividad cuando son pequeños los prismas. Cuando pierden
esta característica es sinónimo de degradación.

CARACTERISTICAS HIDRICAS DE LOS SUELOS

Agua estructural : Esta contenida en los minerales del suelo (hidromica,
óxidos hidratados, etc.) solamente son liberados en procesos edáficos

Agua hidroscópica : Es Agua inmóvil, es removida solamente por
calentamiento o sequía prolongada.

Agua capilar : Es agua retenida en los microporos por fuerza de
capilaridad, el agua de los capilares mayores puede percolar pero no puede
drenar fuera del perfil

Agua gravitacional : Es agua retenida en los macro poros y puede drenar
fuera del perfil.
Tamaño del poro con relación al tipo de agua

Capacidad de retención de agua (CC)

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

La capacidad de campo marca el limite entre el agua capilar y gravitacional,
indica la máxima cantidad de agua que puede retener el suelo después de
tres días de aporte de agua.
En la capacidad de campo de un suelo franco o arcilloso, este retiene agua a
0,3 atm
Mientras que los suelos arenosos lo hacen a 0,1 atm.
9




CONTAMINACION DE LOS SUELOS
Elementos Descargados por las Actividades Mineras
Las substancias descargadas por la minería entran en un proceso de
reciclaje ambiental, dominado por la dinámica del ambiente receptor, y en
algún momento tendrán que llegar obligatoriamente a los suelos, donde
tenderán a ser acumulados. Si la descarga persiste el tiempo suficiente, se
podrían
exceder
los
umbrales
de
seguridad
ambiental.
Los elementos metálicos emitidos son llamados metales pesados, que son
todos aquellos con densidad igual o mayor a 5g/cc. El concepto abarca 60
elementos, de casi todos los grupos del sistema periódico, muy diversos y
algunos de síntesis artificial; sin embargo, excluye elementos no metálicos
y/o de densidad menor, como el selenio, molibdeno y arsénico, que son
contaminantes, térmicos tales como elementos traza o microelementos, a
pesar de no tener especificidad química, por lo menos restringen el grupo a
elementos de síntesis natural en la litosfera en baja concentración.
Independiente del término empleado, lo importante es que las descargas
mineras aportan al ambiente una carga adicional de elementos persistentes
y con alto potencial tóxico, muchos de ellos biomagnificables y con largos
tiempos de residencia en los suelos. Para un ambiente dado, el impacto de
esta contaminación, medido por la magnitud e irreversibilidad de los daños,
extensión de superficie afectada e instantaneidad de emergencia, es función
del
elemento
y
del
estilo
de
descarga.
La respuesta de una especie vegetal en un suelo, a la disponibilidad
creciente de un elemento esencial, puede describirse por las siguientes
cinco zonas indicadas .
A : ausencia de la especie, por disponibilidad del metal bajo el límite
crítico de subsistencia (Lcsb);
B : desarrollo poblacional deficiente (individuos mal desarrollados,
densidad poblacional baja o distribución irregular), entre los límites críticos
de subsistencia (Lcsb) y se suficiencia (Lcsf);
C : tolerancia y desarrollo óptimo de la población, entre el límite de
suficiencia (Lcsf) y el máximo de tolerancia (LMT);
D : desarrollo poblacional deficiente (similar a B), entre el límite
máximo de tolerancia (LMT) y el límite de letalidad (LLE), y
E : ausencia de la especie (similar a A) sobre el límite de letalidad
(LLE).

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

9

El grupo de límites críticos será específico para cada trío elemento-especiesuelo, reflejando la cuantía en que el elemento es requerido, su potencial
tóxico, la sensibilidad de la especie afectada y la capacidad tampón a ese
elemento, que posee el suelo donde se produce el contacto elemento-planta.
La evaluación de un proceso de aportes de metales es muy compleja, ya que
las respuestas vegetales no siempre son coherentes. Algunas especies son
tolerantes selectivas, es decir, tolerantes a unos elementos y sensibles a
otros. Otras presentan exclusividad en sus respuestas, siendo siempre
tolerantes, semitolerantes o sensibles. La respuesta de una especie no debe
verse a nivel de individuo sino poblacional, ya que puede existir una amplia
variación
en
la
sensibilidad
individual
al
contaminante.
Como ejemplo del potencial tóxico expresado por un elemento frente a una
especie, una experiencia nacional de cultivo de alfalfa en diferentes suelos
del país dio un LMT de cobre variable desde 1.600 mg/kg a 100 mg/kg. En
general, la toxicidad del cobre fue reducida por la concurrencia de al menos
una de las siguientes condiciones: una abundante fracción arcilla dominada
por minerales, una abundante fracción orgánica y una abundante dotación
de calcio. Estos resultados concuerdan con los obtenidos en otros países.
En términos generales, la biomagnificación tiene una relación inversa con la
esencialidad del elemento. Los elementos no esenciales tienden a ser
absorbidos por vía pasiva en función a su disponibilidad en el suelo,
mientras los no esenciales son absorbidos activamente.
Ciclos Ambientales de los Elementos Traza.
A diferencia de las substancia artificiales, los elementos traza están siempre
presentes en la corteza terrestre, por lo que aportes antrópicos se sumarán
al contenido basal cambiando el estado de equilibrio original de la unidad
receptor, en relación directa a la cuantía de los aportes. En general, el suelo
presenta una gran afinidad por estos elementos, por lo que se espera que su
ciclo ambiental esté diseminado por fases de acumulación y prolongada
resistencia,
siendo
menor
su
dispersión
y
remoción.
En relación a la nutrición vegetal, si bien la aparición de daños a largo plazo
podría asociarse al contenido toral de un elemento en el suelo, en el corto
plazo la carga agregada tiende a mantenerse en la forma en que fue emitida
(no soluble). Para que esta carga adquiera forma soluble capaz de inducir
efectos tóxicos, la masa sólida debe ser procesada por el suelo. Por ello,
más que determinar los daños actuales de una contaminación específica,
debe poder inferirse los daños de largo plazo, determinando el área total de
dispersión probable y el tipo y tiempo de emergencia de daños futuros.
Contaminación con Residuos de Pesticidas o Plaguicidas
Tipos de Plaguicidas o pesticidas Modernos
Los plaguicidas que hoy dominan el mercado son compuestos orgánicos de
síntesis artificial, aplicados a los cultivos para impedir la proliferación de
parásitos en las plantas. Si bien subsisten plaguicidas de base mineral, su
uso está prácticamente discontinuado y no parecen representar un riesgo
RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

9

ambiental masivo. La tabla siguiente presenta las generaciones de
plaguicidas orgánicos, desde los organoclorados (OC), grupo de
substancias orgánicas unidas a átomos de cloro, a los perímetros sintéticos,
primera generación de plaguicidas de base natural, que reproducen un
compuesto que otorga resistencia contra insectos a las plantas del género
Chrisantenum, existente en Kenya.
El mayor riesgo ambiental se asocia a los plaguicidas OC, pues los factores
de deterioro, especificidad de acción, fuerte toxicidad para mamíferos
superiores y prolongada persistencia ambiental, manifiestan una máxima
expresión favoreciendo su acumulación y un máximo potencial de
biomagnificación. En general, el riesgo sigue la secuencia organoclorados >
organofosforados> carbamatos> piretroides sintéticos.
Regulaciones al Uso de Pesticidas o Plaguicidas
La regulación al uso de plaguicidas en Chile empezó al dictar el Ministerio
de Salud una resolución que fijó los niveles residuales máximos de éstos en
alimentos de consumo humano. Debido a denuncias de residuos de DDT en
leche de vacas, e incluso en leche de mujeres parturientas, el Ministro de
Agricultura dictó una resolución que prohibió su uso en empastadas de la IX
Región de la Araucanía y X Región de los Lagos, y en todo subproducto
vegetal susceptible de usarse en alimentación vacuna. Esta resolución fue
complementada por otra parte que prohibió completamente el uso de DDT en
la agricultura chilena. Finalmente, una tercera resolución prohibió la
importación, fabricación, comercialización y uso en áreas agrícolas de todos
los
plaguicidas
OC.

Objetivos
El Departamento de Suelos realiza una investigación integrada de suelos y
sedimentos en función del clima, la vegetación y el impacto humano. Se
abarcan temas de investigación tanto desde el punto de vista básico como
del netamente aplicado.

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

ECOFISIOLOGÍA VEGETAL

9

El conocimiento de las adaptaciones
morfológicas y fisiológicas de las especies
herbáceas y de matorral en áreas del
Mediterráneo continental, y su respuesta a
los diferentes tipos de estrés ambiental,
proporciona una valiosa información para el
manejo de suelos semiáridos. Igualmente se
estudia la interacción del factor biótico con la
estructura de los suelos y la cubierta vegetal,
en diferentes estados de degradación, así
como las biomineralizaciones que se
originan en árboles y arbustos y su
interacción en la biogeoquímica del suelo.

GÉNESIS, CARTOGRAFÍA
El establecimiento de patrones de variabilidad
espacial de las propiedades del suelo es una
herramienta útil para analizar una serie de
problemas medioambientales con trascendencia
económica, como son el potencial agronómico y la
susceptibilidad del suelo a la degradación física. Se
están aplicando tratamientos multivariantes de
datos y sistemas de información geográfica a
parámetros climáticos, mineralógicos, químicos y
geológicos, para diseñar modelos de predicción en
función de los riesgos de erosión, el uso potencial
del suelo y el funcionamiento del ciclo
biogeoquímico.
GEOMORFOLOGÍA, HIDROLOGÍA
Este grupo estudia los procesos del medio físico y
las variaciones geomorfológicas, hidrológicas y
climáticas conducentes a la degradación ambiental.
Estas investigaciones se basan en el análisis de los
procesos actuales y pasados, y sus mecanismos de
acción. Los esfuerzos que en la actualidad se están
realizando en la interpretación de los procesos
geomorfológicos se centran en la predicción y
RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

9

evaluación de riesgos, así como en el estudio de
los efectos que potencialmente pueden producirse
en el medio físico. La utilización de técnicas
geomorfológicas ha permitido el conocimiento de la
dinámica de procesos actuales que, desde su
perspectiva geológica, tiene la ventaja de ampliar
los periodos de observación, registro y medida
hacia el pasado.
Enlace con esta página
GEOQUÍMICA
El conocimiento de la química y mineralogía del
suelo, afectado por fenómenos de degradación y
contaminación y la evaluación de medidas
encaminadas a su recuperación, son los objetivos
de investigación de nuestro Grupo.
Grupo de Geoquímica
MINERALOGÍA, BIOMINERALIZACIONES
La caracterización en profundidad de la
composición mineralógica de las fracciones
gruesas del suelo (arena y limo) aporta una valiosa
información sobre los procesos de formación del
suelo y su fertilidad potencial, en base a los
procesos de alteración mineral, reflejados en sus
patrones de meteorización. En particular, la
reconstrucción paleoambiental, basada en el
registro sedimentológico de yacimientos fosilíferos
y sedimentos fluviales en España se está
realizando a partir de la mineralogía y
biomineralizaciones. El análisis simultáneo de
fitolitos, diatomeas y biominerales, proporcionan
información complementaria sobre el cambio
climático, y sobre la estructura y evolución de las
fitopaleoasociaciones, esenciales en la
investigación del Cuaternario.

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL

QUÍMICA DEL HUMUS

9

Las sustancias de naturaleza húmica constituyen la
mayor reserva de carbono orgánico del Planeta, e
incluyen materiales biosintéticos alterados y
macromoléculas de nueva formación, que se
presentan en gran parte en forma de productos
coloidales de estructura muy compleja,
ampliamente distribuídos tanto en los suelos como
en los recursos orgánicos fósiles. Por esta razón,
las sustancias húmicas suelen ser objeto de estudio
desde planteamientos propios de la Edafología,
Ecología y Microbiología del Suelo, Geoquímica
Orgánica o de la Química de macromoléculas.
Aparte de la información ambiental que aporta el
estudio de la variabilidad espacial de la
composición del humus, el objeto de estas
investigaciones es proponer modelos estructurales
y funcionales en relación con la fertilidad de los
suelos y los procesos de degradación de los
ecosistemas.

RECOPILADO POR SERGIO NAVARRO HUDIEL