Excelente día, les dejamos un pequeño ensayo del Doctor Andres Insuasty experto en Terapia

Regresiva Reconstructiva sobre las emociones. Vale la pena leerlo.
Comaprte
Terapia Regresiva Reconstructiva
"Otra forma de entender la vida"
EMOCIONES Y PATRONES DE SUPERVIVENCIA
A través de este documento trataré de narrar las diferentes emociones básicas que se pueden
anclar en la infancia y como de estas se desprenden ciertos patrones de supervivencia que se
pueden detectar en la consulta cuando la emoción se repite constantenmente. Es cierto que
en cada consulta podemos llegar con una emoción diferente, pero mas allá de las múltiples
emociones que los seres humanos podemos sentir, hay siempre una, que se ha quedado
guardada en la memoria inconsciente como el eje básico sobre el cual el individuo construye
su personalidad.
Para ello me guiaré por las nueve emociones básicas que describe el Eneagrama para
describir tanto las emociones que se les llama pasiones (dicho término que plantea que no
podemos controlar estas emociones, y que en cambio, somos controlados por ellas), los
patrones de supervivencia, como algunas características relevantes del carácter de estos
individuos.
1. IRA. El origen de esta emoción se produce en un ambiente donde el niño fue
constantemente exigido a cumplir ciertas tareas o deberes pero nunca hubo reconocimiento o
compensación de su trabajo, por lo tanto guarda en su mente la interpretación que por bien
que haga las cosas siempre le faltará algo, nunca será suficiente bueno para agradar a papá o
a mamá y eso les
genera frustración y rabia. En la adultez este patrón se repite constantemente llevando a su
máxima expresión el patrón y queriendo que ella misma, los demás y la vida entera funcionen
de una manera perfecta.
El tipo iracundo, más que odioso, grosero o irritante se manifiesta en la adultez como una
persona crítica y exigente, con disposición emocional hacia la protesta y exigencias asertivas.
Un tipo supercontrolado y supercivilizado, que niega lo instintual. El perfeccionismo plantea un
rechazo de lo que es, en función de lo que se siente y cree que debería ser. Ello implica una
obsesión
por mejorar las cosas, que se traduce en empeorar la propia vida y la de los demás, y un
concepto errado de la perfección que se basa en comparar todo suceso o experiencia en un
código preestablecido de valores, modelos, ideas, gustos, normas, etc. Donde lo mejor es
enemigo de lo bueno y lo óptimo es enemigo de lo mejor.
2. ORGULLO. El carácter basado en el orgullo es más frecuente en mujeres, que fueron las
favoritas (o) de los padres. La situación típica es la nena consentida de papá que la hace

Esto conduce a una enérgica búsqueda del éxito y de los buenos modales según marcan los cánones generalmente aceptados. también frecuentemente han sufrido la experiencia de . una situación en la que un gran problema interfiera en la atención que los padres habrían de prestar al hijo e indujera a este a cuidar de si mismo. Esta situación genera en estas personas la sensación de que merecen tener un puesto privilegiado en la vida en donde las personas que los aman. La persona termina autoengañandose. con alguna pérdida temprana de uno de los dos padres u otros miembros de la familia. El estado de ánimo es el de la neutralidad o el control de los sentimientos en el que solo se reconocen y expresan los sentimientos correctos”. Previo a estos acontecimientos con papá o mamá en el caso de los hombres. hubo un evento de dolor emocional. el individuo siente que ya no tiene el valor suficiente y activa todos los mecanismos manipulatorios del amor y del dar para mantener a su lado a aquellos que considera merecedores de sus afectos. motivado por una sensación de haberse sentido rechazado. En la adultez.sentir como una princesa feliz. al creer que es real o verás aquello que muestra a los otros. La historia típica del envidioso es dolorosa. El engaño (acción atribuida como núcleo cognitivo de este carácter) está caracterizado por una falta de veracidad en relación a los sentimientos y una simulación. les demuestran el amor girando alrededor de ellos como un planeta gira alrededor del sol. parecería que el deseo de ser brillantes fuera una reacción al miedo de ser ignorados. que lleva al niño a exigir una expresión amorosa especial para probar que realmente lo quieren. En resumen se produce una estrategia basada en el dar al servicio de la seducción y de la autoelevación. 3. No es raro que se provenga de una familia en la cual hay una enfermedad o algún tipo de caos. amada y consentida. Esta sensación de ser ignorados también lleva al niño a generar mecanismos de autosuficiencia por la necesidad del niño de cuidar de sí mismo. Cuando esto no sucede. el individuo se moviliza para demostrar objetivamente su valor mediante una activa puesta en práctica de su autoimagen frente a otro generalizado. 4. La envidia es desear lo que el individuo siente que otros tienen o les dan que a ellos no. En el niño se crean momentos de desilusión de alguno de los padres en los que sintió que su padre o su madre no habían estado nunca realmente ahí para él o para ella. Surge generalmente de una intensa experiencia de abandono o de rechazo que no siempre viene apoyada por un hecho externo evidente. ENVIDIA. La vanidad es una pasión por vivir a los ojos de los demás que se produce por una sensación interior de no ser visto o de no ser reconocido. También se puede encontrar situaciones que le daban a entender al niño que no era seguro decir la verdad o mostrar sus sentimientos y deseos. esta sensación es compensada por el niño con un afán de excelencia. VANIDAD. o fue muy sutil como para ser percibida por los demás.

se deprime. la actitud de la avaricia se manifiesta a través de la contención y el dominarse. y por consiguiente se aferra a sí mismo como mecanismo compensatorio. Este individuo renuncia al amor y a las personas. Hay numerosas maneras en como el individuo ancla el miedo como emoción básica. hay situaciones en donde existe un miedo al castigo. La presencia de hermanos es una fuente corriente de envidia. El niño aprende a que es mejor arreglárselas solo en la vida. hay una marcada falta de afecto en la mayoría de individuos. así como a una economía de esfuerzos y de recursos. siempre procurando lograr lo inalcanzable. 5. resignación y estoica renuncia. Esta deprivación suele complicarse en el caso de hijos únicos o bien si el padre es distante y la madre interfiere celosamente en la relación con él. e interiormente hay una sensación de remolino y turbulencia. Adicional a esto hubo un contagio del miedo por internalización de una visión del mundo sobreprotectora por parte de la madre. AVARICIA. En el adulto. pues el amor que pueden ofrecerle es manipulativo y conlleva la expectativa de recibir demasiado a cambio. 6. prefiere aislarse en su mundo interior donde puede estar consigo mismo y no necesitar de nadie afuera. O en algunos casos se encuentra el rechazo real intrauterino en donde la madre o el padre tuvieron el deseo o generaron la acción de abortar. y que es un mal negocio relacionarse on los otros.sentirse ridiculizados o menospreciados por los padres o por algún hermano. manifestándola con una fuerte aflicción. El niño nunca tuvo oportunidad de establecer un lazo profundo con su madre o padre. La prohibición de la necesidad contribuye al empobrecimiento vital que subyace a la compulsión de retener. invasiva u obsesivamente manipuladora. El niño aprende a retraerse para proteger su mundo interior ya sea porque allí se siente mas seguro de la invasión de la madre o porque al no tener lazos profundos. que la gente no es amorosa. En la adultez el individuo constantemente le reclama al exterior aquello que le falta. Sobresalen los problemas con el padre que representa la figura de autoridad. el niño aprende a desconfiar de sus recursos y del mundo que lo rodea. la codicia de la avaricia se manifiesta mediante la retención. pero que constituye mas un apegarse a la propia vida interior. sobre todo al que consiste en reproches emocionales. Con una fuerte tendencia a la autovictimización y la frustración. Constantemente. Hay una fantasía catastrófica que dejar ir algo es quedarse sin nada. También está el caso de una madre devoradora. siente un vacío sin saber que es lo que está echando de menos. Con frases como “cuidado que te caerás” o “ten cuidado en los hombres. es una depresión húmeda. MIEDO. tras ese impulso de atesoramiento se esconde una experiencia de empobrecimiento inminente. A veces la pobreza contribuía a ser más dolorosa la situación para todos. A . Procura minimizar sus propias necesidades y demandas. La necesidad está oculta tras un velo de indiferencia. nunca confíes en ellos”. que puede o no manifestarse en un aferramiento a las posesiones.

Un factor puede ser la falta de cuidados. mas que miedo o cobardía. desvalorizando rápidamente a quienes rehusan aceptar o enaltecer su propia imagen. muchos de ellos abandonaron la casa muy pronto. 7.veces hay tanta invalidación que el niño aprende a dudar de sus percepciones. Esto se correlaciona con haber gozado de una prolongada satisfacción en la infancia. debido a esto a este carácter se le ha colocado el nombre de charlatán. esto les hace huir frente a los problemas o las dificultades. Hay un antecendente de amamantamiento prolongado y feliz. Tienden a construir largas e intrincadas racionalizaciones que inflan su autoestima o justifican lo que consideran que se les debe. Siempre están conectados con lo bueno de la vida y esto les empuja a una pasión por el placer. A veces se encuentra una madre o padre extremadamente autoritarios. Frecuentemente hubo una expulsión del paraíso y una regresión a la actitud confiada del niño de pecho como respuesta a frustraciones experimentadas mas tarde en la vida. El glotón se acerca al mundo mediante la estrategia de las palabras y las buenas razones. La seducción se hace patente hacia el otro sexo. 8. y vende los sueños como realidades. que son acreedores a derechos y privilegios fuera de lo común. la ausencia de un ambiente hogareño y la violencia intrafamiliar. Otra experiencia es la de habérseles echo sentir culpables. sobrepasando sinuosamente los límites de su conocimiento. Tienen una imagen de si mismos como personas superiores. Es mejor oponerse a uno mismo que encontrar un enemigo afuera. Así como no se quiere ver el lado duro de la vida. autooposición y autoinculpación (un convertirse enemigo de si mismo). Hay una gran habilidad expresiva y gran capacidad de persuasión y manipulación con la palabra. LUJURIA. ese derivado del miedo que puede caracterizarse como miedo sin la percepción de peligro externo o interno. GULA. Este es un tipo de personalidad mas frecuente en hombres que en mujeres y gozan de un positivismo total que no les permite ver que la vida siempre tiene dos caras. frente a lo cual lo más apropiado era adoptar una forma suave de rebelión. Esta autoinculpación surge de no saber nunca si se está bien o mal y siempre obrar con el temor de que algo malo va a pasar como consecuencia de sus acciones. Con frecuencia la madre es experimentada como superprotectora y permisiva. Desde muy niños decidieron buscar fuera de casa una vida mejor. El adulto. parece que de niño no se hubiera querido desidealizar a la madre o al padre. hay una susceptibilidad general a la tentación. A veces hay una identificación con alguna figura de autoridad que también es VIII o un padre . alguien que manipula mediante el intelecto. El equivalente cognitivo del miedo es una actitud de autoinvalidación. individuos súper especiales. lo que lo acompaña siempre es la ansiedad. lo más común es una orientación a competir con el padre por la protección de la madre o cuidar de ella para compensar el daño que el padre le hubiera causado. En los hombres golosos.

que busca la intensidad. La compensación por el no sentir se traduce en la búsqueda de estímulos intensos para sentirse vivo. la alta velocidad. La combinación de pérdida de interioridad con el carácter resignado y abnegado resulta en un síndrome de terrenalidad confortable y bienintencionada hasta el extremo de la estrechez. usar o golpear. Hay un sentimiento de no darse cuenta de estar vivo sino a través de la sobreestimulación que también lo lleva a evitar la interioridad. Hay una conformidad con el mal y el error que se disfraza de tolerancia. Con su dureza se ha bloqueado las emociones. Otras veces el niño siente que está en una posición muy precaria y que al quejarse podría perder lo poco que tiene. Otro elemento que aparece con frecuencia es que se esperaba de ellos que contribuyeran al trabajo que hiciese falta en la casa o una ayuda que cuida de sus hermanos menores. Esta es una lujuria vista como el exceso de algunas cosas. la ansiedad. o lo entiende como la disposición del otro de dejarse poseer. Hay una gran carencia de amor.com — con Ady Zempoaltecatl Beltran . sicológicamente se manifiesta como una pérdida de interioridad. no solo a través del sexo sino en todo tipo de estímulos: la actividad. una sobresimplificación. dominar. el gusto por la música fuerte.mundoregresiones. A veces las circunstancias le impidieron a la madre estar mas disponible y el niño percibía que quejarse o llamar la atención no serviría de nada. un rechazo a ver y una resistencia a cambiar. El eneatipo IX no ha aprendido a amarse a si mismo como consecuencia de la falta de amor y además olvida su frustración amorosa por medio de una especie de paquidermismo psicológico. -Andrés Insuasty M. las especias. PEREZA O DESIDIA. todo por el maltrato y la injusticia de pequeño. Suelen proceder de familias numerosas donde la atención de los padres quedaba dividida entre los muchos hermanos. es el mismo significado de indolencia. más que una tendencia a la inacción. o de familias muy ocupadas en los que el duro trabajo absorbía gran parte de las energías de la madre. una amputación psicológica que hace de este el menos sensible y el mas estoico de los caracteres.tirano VI. 9. El adulto presenta una pereza de la psique y del espíritu. Este carácter ha abandonado la búsqueda del amor. esto explica la resignación y la conducta autodenigrante y excesivamente generosa. etc. Es el más insensible del eneagrama.D www.