1

La violencia y los caminos de la paz en la literatura infantil
de Canadá y Venezuela
Cósimo Mandrillo
cosimomandrillo@gmail.com

-Introducción
Sabemos bien, por la experiencia acumulada a lo largo de la evolución de la
literatura infantil, que la violencia es inocultable a los niños.
En nuestro tiempo tal ocultamiento se hace especialmente inviable dado el
conocimiento que adquieren, vía medios de comunicación masiva, de los
conflictos que contemporáneamente azotan al planeta. Si se argumentase que
su comprensión acerca de esos conflictos es limitada o fuera de foco, en nada
cambiaría el hecho cierto de que nuestros niños perciben y experimentan la
violencia como un factor casi omnipresente de su entorno socio-político.
Como si fuese poco, una poderosa industria dedicada a entretenerlos
encontró en la violencia un elemento que ha probado ser de un extraordinario
atractivo para el público al que va dirigido. Sea que se muestre bajo la forma de
programación televisiva o cinematográfica, juegos virtuales o en cuentos y
novelas, un contenido caracterizado por personajes que desarrollan prácticas
violentas, con las más diversas motivaciones y no pocas veces con un grado
de agresividad y crueldad capaces de conmover a un adulto, suelen alcanzar
un inusitado nivel de popularidad entre sus usuarios.
La violencia ha estado siempre presente en las historias dirigidas a la
infancia; o quizás sería mejor decir que históricamente los niños tuvieron
acceso a la violencia contenida en las historias que oían o leían los adultos.
Ello es así porque, como sabemos, no siempre se concibió a la niñez del modo
como lo hacemos hoy.
Si es cierto que en Occidente la tradición bíblica tendía a identificar a los
niños con la pureza y la inocencia, la verdad es que sólo en tiempos muy
recientes se entendió la infancia de ese modo. Mientras en las iglesias se
repetía las enseñanzas cristianas con aquello de “dejad que los niños vengan a
mí” (Mateo 19, 13-15) o “Les aseguro que si no se hacen como niños, no
entrarán en el Reino de los cielos” (Mateo 19, 1-4); en las calles, y hasta bien
entrado el siglo XIX, los niños compartían con los adultos el trabajo y la
diversión, las virtudes y los vicios.
Concebir la infancia y la juventud como etapas de desarrollo totalmente
diferentes al estadio adulto generó una intensa reflexión acerca de las
necesidades y cualidades propias de esos estadios y, como consecuencia, dio
origen a una literatura que intentó, por medio de las más diversas estrategias
satisfacer tales necesidades.
Zohar Shavit (1991) ha demostrado hasta qué punto las nuevas ideas
acerca de la niñez produjeron variaciones en los textos dedicados a la infancia.
Utilizando a manera de ejemplo las distintas versiones de La caperucita roja,
Shavit demuestra cómo lo que en principio parece haber sido un texto
enteramente dirigido a los adultos, texto en el cual no escaseaban las alusiones
eróticas además de las violentas, se va convirtiendo con el paso del tiempo en
un texto aséptico, del cual se elimina cualquier tipo de referencia a la violencia,

las diferencias de perspectivas. no pocas veces indeterminado o irreal. de otro lado. donde un dragón destruye con su aliento de fuego un castillo entero. toda clase de valores negativos. que la violencia a la que se alude sea. En estas páginas se intenta hacer una revisión de varios modos de aparición de temas asociados con la violencia en una muestra de libros. Como puede verse. en el caso del personaje central y las consecuentes y un poco surrealistas acciones que éste realiza. En estos cuentos los problemas tocan directamente la vida de los niños y la moraleja. eso sí.2 incluso la dirigida hacia el lobo. en ese cuento. que se ubique en un escenario lejano. y. En otros cuentos para niños pequeños la violencia se encuentra inmersa en la fantasía y recuerda un poco las historias clásicas al estilo de Caperucita roja. si bien éste termina por repudiar a su salvadora por no estar vestida sino con una bolsa de papel. orientar a los lectores hacia la solución pacífica de los conflictos. Una versión de esa violencia atenuada puede encontrarse en Le Grand Voyage de Monsieur (2001) de Gilles Tibo. lo que pareciera ser una característica de la literatura infantil canadiense. la violencia suele ser un telón de fondo que alimenta la historia sin que sea por eso su tema principal. el cuento parece alejarse de todo evento social si no fuese porque poco antes del final el personaje encuentra. cuando la hay. hasta donde ello es posible. tangencial. esto es. por esa misma vía. se presenta como de pasada y la narración intenta que el lector se concentre en la astucia de la princesa que logra agotar al dragón y rescatar al príncipe indemne. El cuento cierra con la relación de padre e hijo que se establece entre ambos manteniendo. es casi con seguridad la diferencia más marcada con algunos relatos de autores venezolanos que cuentan historias donde el conflicto o la violencia no están ausentes. se establece por medio de estas dos historias. especialmente en los libros ilustrados. dirigidas a niños de corta edad. estrategias discursivas y visiones del mundo que separan o acercan a los autores originarios de ambos países. Se entiende que esta visión de la violencia tiene sus variantes y abordaremos algunas de ellas por medio de otros textos referidos más abajo. de autores canadienses y venezolanos. secuestra a un príncipe y deja un rastro de huesos de caballo. casi accidental o como telón de fondo. Este manejo de las situaciones conflictivas como si no pertenecieran realmente a la cotidianidad de los personajes. toda esta situación de fondo. dirigidos a niños y a jóvenes. bastante violenta. quien como sabemos representa. de un lado. la violencia parece ser siempre un asunto de los otros que sólo circunstancialmente toca a los personajes de las historias. -Violencia en libros para los más pequeños En los relatos dirigidos a los más pequeños. En otras palabras. Se reflexiona sobre los diversos modos de aproximación a un tema tan escabroso y se intenta comparar. a un niño cuya familia ha desaparecido a causa de la guerra. Por ese camino. au bout du monde. el espíritu extravagante que se estableció desde el principio. Se espera que los niños comprendan que la violencia no es el camino apropiado para lograr objetivos vitales y. Este cuento se inicia con la referencia a una tragedia individual. Un buen ejemplo de esta estrategia puede encontrarse en The Paper Bag Princess (2010) de Robert Munch. la pérdida de un hijo. se encamina a encontrar formas de organización o de lucha . Sin embargo.

-El tema del exilio Un modo de aparición de situaciones violentas en la literatura infantil. el gobernador en persona declara que el árbol no puede ser talado y que el edificio que se planeaba para ese sitio deberá construirse en otro lado. más escasamente. tanto los niños como los representantes concluyen que los esfuerzos son vanos y deciden declarar ellos mismo el terreno como parque. Nos encontramos aquí frente a una violencia cotidiana que deriva de las condiciones de vida de los personajes. Sólo se afirma al inicio del cuento que la madre de ambos había dispuesto que cruzaran las montañas y salieran del Tibet. un grupo de niños decide oponerse a que talen un árbol de la plaza bajo el cual juegan cotidianamente. de la incompetencia de las instituciones para satisfacer las necesidades básicas de los habitantes. Silver Threads (1996) de Marsha Forchuk Skrypuch es un libro que trata la temática del exilio e intenta un abordaje que evidencie lo complejo de tal . El lector. se puede encontrar en el cuento La calle es libre (1981) de Kurusa. un grupo de niños de un barrio de Caracas se organiza para lograr que se les construya un parque de juegos en un terreno vacío. El cuento apunta a un final de reconstrucción y esperanza. Se presenta como verdad absoluta lo que no es sino una percepción parcial de una realidad compleja. Puede verse que ambos cuentos reflejan situaciones socioeconómicas que atañen directamente a las comunidades involucradas. Los niños resisten las amenazas de la policía y de otras autoridades políticas hasta que en un acto demagógico. Para lograrlo. político y. de modo que la cuadrilla de taladores se ve imposibilitada de cumplir su cometido. individual. un par de niños es conducido por el perro de un monje tibetano por senderos desconocidos. que puede llegar a ser vivida como un hecho normal. les dice. sin importar su edad. por ejemplo. Un buen ejemplo de la violencia cotidiana. suben hasta las ramas más altas. que seguramente responde a la experiencia propia de Canadá como país receptor de refugiados. son algunos textos cuya narración se centra en el tema del exilio forzoso por causas políticas. Es evidente que este tipo de violencia difiere de la reflejada en los dos libros para niños de autores canadienses citados arriba. Aquí. cuando menos. como ya se dijo. En este texto puede decirse. Aquí. En Anna’s Goat (2001) de Janice Kulyk Keefer se hace un tratamiento más sutil del tema del exilio. de la pobreza. En Little Dog Moon (2000) de Maxine Trottier. que puede ser de origen socioeconómico. a través de las montañas. En el cuento El árbol de jugar (2006). en la esperanza de poder construirlo algún día. Esta es una violencia que si bien puede no manifestarse todos los días de forma agresiva está igualmente presente de forma permanente. El texto no intenta establecer o discutir las causas de la fuga de los infantes. Después de muchos trámites con las instituciones involucradas. que se trata de un abordaje simple de una temática de gran complejidad. There you will be free. de Cósimo Mandrillo. de las posibilidades del colectivo y de la batalla necesaria para vencer la indolencia.3 para contrarrestar la violencia. puede percibir el drama que la situación implica al tiempo de captar la tragedia de la guerra. El mensaje aquí es el de la organización social. una familia ha sido arrojada de su país por un conflicto bélico y deben soportar todas las penurias propias de su situación como refugiados. a fin de que puedan escapar de la vigilancia de los guardias. tácita o explícita.

el libro tiene sin embargo como origen del conflicto que aborda la recién concluida guerra. se trasmite a los lectores una idea . Además. En una primera modalidad. pero los precios suben inmoderadamente. Aquí.4 situación. Se trata de una situación tan común en todos los periodos históricos de la humanidad que. sino a través del uso de fotografías y recortes de periódicos de la época. Para ilustrar el primer modo de abordaje puede usarse apropiadamente el libro Maggie and the chocolate war (2007) de Michelle Mulder. La narración subsiguiente relata el inicio de una nueva vida para la pareja en su nuevo hogar hasta que el país entra en guerra con el no identificado emperador extranjero que había conquistado también Ukrania. En las muestras de libros canadienses para niños que recopilamos para este trabajo. dirige el accionar de los personajes en el escenario donde sucede la historia. la Asociación de Literatura Infantil y Juvenil Argentina ha propuesto en su revista que: En tanto la literatura es expresión de la sociedad. poco después de finalizada la segunda guerra mundial. resultaría artificial todo intento de obviar de manera absoluta el tema de la guerra de los libros dirigidos a este público lector. por mucho que se le quiera evitar a los niños y jóvenes que entren en contacto con situaciones de violencia. en principio. Siendo. sin embargo. De este modo. es esperable que la guerra aparezca en los libros para niños y jóvenes. La acción se sitúa en 1947. 2003). la guerra se aborda siguiendo dos modalidades distintas. que le otorgan los medios de comunicación como al vencedor de su condición de prototipo de lo humano (ALIJA. El cuento muestra de este modo que nada es fácil ni enteramente justo en un conflicto bélico y que los individuos suelen ser victimas de situaciones que no han creado ni desean. el esposo. La presencia aún fresca de la guerra se actualiza a lo largo de la narración no sólo por medio del relato mismo. La literatura juega un papel fundamental en la interpretación de aquello que los niños ven y experimentan. Iván. por ejemplo. En tal sentido. es hecho prisionero por las autoridades canadienses simplemente por ser originario de los territorios dominados por el emperador que ahora entra en guerra con Canadá. En Canadá se han levantado las restricciones que se habían impuesto a la compra de alimentos por medio del racionamiento. -La guerra Es casi inevitable que la guerra surja como tema o como telón de fondo en la literatura infantil. Una segunda vía de abordaje muestra la guerra como una situación que los personajes deben enfrentar en su diario acontecer. e incluso atrayente. creemos que la ficción tiene la capacidad de despojar tanto a la guerra del carácter glorioso. en el caso de los niños. un ejemplo de organización social para lograr un objetivo propuesto. una pareja de jóvenes esposos huye de Ukrania hacia Canadá escapando al reclutamiento forzoso que allí se lleva a cabo. la guerra es una referencia lejana que. Basándose en un hecho real. se ha propuesto que la presencia de la guerra en la literatura infantil puede alcanzar objetivos enteramente deseables en la formación de niños y jóvenes. especialmente contra el aumento de las barras de chocolate de 5 a 8 céntimos de dólar. Michelle Mulder reconstruye un movimiento de protesta a lo largo y ancho de Canadá contra los altos precios de los alimentos y. Así.

hace lo propio en su libro Yeny and the Children for Peace (2008). tal como se propone en el texto de ALIJA citado arriba. de otro modo. recibir regalos en esa fecha. cuya historia se ubica en Colombia. la autora intenta transmitir antes que nada la idea de que todo el mundo puede participar en la solución del conflicto. se les pide a los niños de las escuelas que elijan uno de sus juguetes favoritos para ser enviado como regalo de navidad a un niño de Inglaterra. Boulder recuenta una experiencia organizativa de los niños colombianos para manifestar su descontento por la violencia generada por los grupos en armas y por los efectos directos que esa violencia tiene sobre lo niños. junto a su familia. es un libro que se ubica mucho más cerca de la crónica que de la ficción propiamente dicha. Hiding Edith (2006). referencias temporales concretas a los momentos de la segunda guerra mundial aludidos en la narración. Pero no siempre la guerra es un acontecimiento lejano. La familia se refugia primero en Bélgica hasta que el avance alemán los obliga a huir a Francia. debido al riesgo que significaba quedarse en su hogar. Con un narrador que trata de no tomar partido ni diferenciar de ningún modo a los grupos en pugna -suele referirse a ellos con la designación genérica de “los violentos”-. quienes a causa del conflicto bélico no podrán. incluso la que está muy lejos de ser participante activo en dicho conflicto. especialmente en el caso de Edith. ha de convencerse a sí misma de desprenderse de su mejor muñeca para que otra niña en Inglaterra pueda recibir el codiciado regalo navideño. el personaje principal del relato.5 bastante dinámica de los efectos y conflictos creados por la guerra aunque. En este país. Edith y su hermano pasan una larga temporada en un refugio francés para niños judíos. Es un cuento acerca de la solidaridad y la capacidad de desprendimiento. ha tenido que huir de su hogar. y por el seguimiento que se hace de la vida de esos seres. el padre de Edith es llevado a un campo de concentración y la madre toma la decisión de dividir a su familia como una estrategia que facilite que al menos algunos puedan sobrevivir. la guerra ocurre en la lejana Europa en tanto que la acción se desarrolla en Canadá. Por medio del uso de fotografías de los personajes involucrados. e ir a vivir con parientes en la ciudad. Yeny. Michelle Mulder. De hecho. hasta que la guerra termina y puede reunirse con toda su familia. narra del mismo modo una historia real. Sally. Para demostrarlo. una vez concluido el conflicto. El cuento describe el activismo de adultos y niños en tareas de solidaridad y la narración toda tiende a desvirtuar el valor de la guerra. el personaje principal. Hiding Edith. De igual modo. ésta no es más que un telón de fondo para el conflicto principal que en este caso es la organización de los niños para lograr que baje el precio de chocolate. en Just Like New (1995) de Ainslie Manson. basten dos libros a modo de ejemplo. Pero al mismo tiempo. como se dijo. se convierte en un extraordinario documento capaz de familiarizar a sus lectores con una de las caras más . En este caso se trata de un niña judía cuya familia debe huir de Austria a causa de la invasión del ejército nazi. a quien evidentemente le interesa convertir en relatos para jóvenes experiencias y situaciones reales que ocurren en cualquier parte del mundo. de Kathy Kacer. menos su padre que habrá muerto en el campo de concentración. En este cuento. En el contexto de la situación política y de insurgencia en ese país. se ve afectada por una situación de violencia y enfrentamiento militar. el lector percibe con claridad hasta qué punto la vida de la gente común. Hiding Edith.

La violencia reside entonces en esta voluntad de escape del niño y en un discurso que se distingue por transmitir de manera fidedigna la ingenuidad del narrador. su angustia y malestar frente a la situación que se vive en su casa. combina un ambiente fantástico y sobrenatural con el reflejo de una situación de extrema violencia familiar. es el cuento “La fórmula de la felicidad” de Mireya Tabuas (2009). En Venezuela es difícil encontrar literatura para niños con referencias concretas a la guerra y a alguna consecuencia de ésta como el exilio. De otro lado. pero la perspectiva de abordaje suele ser hasta tal punto apologética que los lectores pierden todo contacto con lo que habrá sido la realidad del momento. socio-económicas y culturales entre Canadá y Venezuela. o suelen enfocarse a la violencia intrafamiliar. si bien Venezuela recibió en su territorio una cantidad importante de refugiados y exilados tanto de la guerra civil española como de los países involucrados en la segunda guerra mundial. la literatura infantil responde. sobre todo por tono el ligero con el cual se trata el tema sin que se le quite un ápice de la seriedad que amerita. para percibir sólo una magnificación tal de los eventos que éstos terminan por ser tan poco terrenales que suelen acercarse más a lo fantástico que a lo real. hasta que un día su progenitora provocó su transito a ese otro lado en el que se encuentra ahora. En el transcurso del cuento la pequeña fantasma cuenta que a lo largo de su vida fue maltratada por su madre. tal hecho no parece haber producido una literatura testimonial y menos aún una literatura dirigida a niños y jóvenes. por un lado. el cuento se resuelve cuando la niña viva convence a la muerta de que la violencia no es un camino para superar viejos dolores y de que vale más la pena intentar los caminos del amor y de la paz. la última experiencia militar ocurrida en el país. sus miedos y su aspiración a un ambiente de paz y reconciliación en su familia. De hecho el cuento se inicia con la oración “quiero hacer una bomba”. Concluyamos diciendo que frente a las marcadas diferencias históricas. Ante tan dramático escenario. Y mucho menos ha sucedido tal cosa con la experiencia guerrillera de los años 60 del siglo pasado.6 siniestras de ese acontecimiento histórico como fue la persecución de los judíos. pero lo hace a través de la expresión de la voluntad de destruir a sus padres. Fedosy Santaella. las últimas guerras propiamente dichas tuvieron lugar durante el siglo XIX. de su lado. y cuando se trata de temas que por su universalidad estarán presentes sin importar cuan diferentes las sociedades sean. El niño expresa en ese monólogo su deseo de paz. En la historia del país. De modo que. incluyendo o desechando ciertos temas de acuerdo a la pertinencia o no que éstos tengan para su comunidad lectora. la literatura genera estrategias . En su cuento “La playa solitaria” (2007) narra el encuentro de una niña que ha ido a descansar a la playa con su madre. es decir historias que aluden a la situación social del país. Se trata del monólogo interior de un niño de nueve años con el cual responde a las continuas peleas entre sus padres. de otro lado. sobre todo cuando se trata de libros dirigidos a adolescentes. y el fantasma de otra niña que se divierte asustando a los demás porque se alimenta del miedo que provoca. Ese hecho se toca en mucha literatura de corte histórico. la violencia suele tomar bien sea una forma parecida a la que ya vimos con respecto a los libros para los lectores más jóvenes. Un ejemplo espléndido. lo que sería. en puridad. especialmente la guerra de independencia.

en la literatura infantil de ambos países.7 que le dan especificidad al tratamiento de esos temas. el objetivo es siempre trasmitir el valor de la paz como elemento contrastante de las diversas situaciones de sufrimiento generadas por hechos violentos. en general. sean éstos cuales fueren. por muy diversas que sean esas estrategias para reflejar la violencia. Lo cierto es que. .

Caracas. 1995. Markham (Ontario). Kulik Keefer. Toronto. The Paper Bag Princess. Caracas. Caracas. 134-161 La noción de niñez y los textos para niños http://www. Toronto. Second Story Press. Criterios. Mulder. Tibo. Buenos Aires. Le grand Voyage de Monsieur. Alfaguara. Cuentos prohibidos por al abuela.htm . Michelle.imaginaria.com. Little Dog Moon. 2009. Second Story Press. Michelle. Toronto. Maxine. Kathy. 2006.ar/10/9/guerraypaz2. Just Like New. Toronto. 1996. Colección Los Cuadernos de ALIJA N° 109. Monte Avila Editores. Annick Press. 1981. Mulder. Silver Threads.8 REFERENCIAS ALIJA(Asociación de Literatura Infantil y Juvenil de Argentina) 2003. Caracas. Hiding Edith. Toronto. Anna’s Goat. Victoria (BC) Orca Book Publishers. Stoddart Kids. Toronto. enero-junio 1991. Alfaguara 2007 Kurusa. Trottier. Yeny and the Children for Peace. Tabuas. Gilles. Ainslie. 2007. La Habana. pp. Mandrillo. Fitzhenry & Whiteside. 2010. Cósimo. Saint Lambert (Quebec). Shavit Zohar. Ediciones Ekaré. 2000. Dominique et Compagnie. 2001. El árbol de jugar. Fedosy. Robert. Maggie and the Chocolate War. Forchuk Skrypuch. La calle es libre. Marsha. Kacer. 2008 Munsch. “Guerra y paz en los libros infantiles y juveniles”. Second Story Press. 2006. Manson. Santaella. 2001. nº 29. Groundwood Books. Mireya. Historias que espantan el sueño. Janice.