Amálio Pinheiro: César Vallejo. O abalo corpográfico.

São
Paulo, Arte Pau Brasil editora ltda., 1986.

Poética / Política
Traducción del capítulo “Poética/Política”, por Samanta Rodríguez para
la cátedra de Literatura Latinoamericana II (FaHCE-UNLP).

de números y fechas electrificadas. corcoveo rítmico.. no sus insignias y nomenclaturas.. Como en las fotografías que flagran lo que el ojo no ve. haces e hilos de ondulaciones. de fricciones y voltajes grafosexuales. de bisagras y roldanas craneanos. de ritmos telegráficos o cinéticos de las grandes ciudades. El título. corpúsculos vocales en acción. se convierte en un electrón-poema: impulso pre-idiomático de pájaros procelariformes que gritan y baten alas. Los libros. Otilia. después de leído el libro. como macrosintagmas. de vértebras que resuenan. Las configuraciones estructurales cosmopolitas. son leídos unos en otros. El amor y la lucha como ráfaga de sílabas y grafemas.Poética / Política Los textos comienzan a circular. frecuencias y fulguraciones. ya no hay género que asegure una competencia exclusiva. El fin del lirismo melifluo-cortesano del Virreinato. clavada en el tiempo.). en servicio informativo. . la cámara vallejiana revela la ciudad moderna con fajas. La palabra como textura mestiza. de laberintos anafónicos de nombres femeninos (Mirtho. Trilce es un caleidoscopio de estructuras: la intercomunicación fortalece la singularidad del fragmento como bloque “en bruto”. La falta de armonía y polis helénicas. Autorización de las Milicias Antifascistas de Cataluña para la libre circulación de Vallejo.

en Vallejo.. en círculo. Muy bien. Mapa anatómico de “Poemas Humanos”. “callar”. se levantan. cerca de nosotros.. 2 . se desdoblan. Il Silenzio del corpo. citado por Roberto Paoli. siempre en anunciación.. Mas he aquí que tres sonidos solos. “silencios de los órganos”. en las que envía “esta cartita para todos”: “¡Adiós. El primero viene desde una rota y errante hebra del vello que decrece en la lengua de la noche. “levantar una piedra”. osmóticamente conectado a aquellas series. internos y visibles.. “hacer una operación aritmética”. p 117. conscientes y subconscientes y hasta cuando duerme o se equivoca o se traiciona”1. ob. De ahí sus despedidas. 1922. Percibo esos sonidos trágicos y treses. “miasmas mortales”.“Apuntad aquí. Cine Soviético de vanguardia. a la derecha. con los signos más o menos. sobre nosotros. El segundo sonido es un botón. pp. Es un heraldo. 1 El período de conflicto. desvinculada de la organización jerárquico-partidaria de la revolución. Apuntad no más ¡Ya! Brrrum. Guido. Tal siempre está asomado. César.87.. El rebufo me quema. bombardean a plena soberanía. los dos puertos con muelles de tres huesecillos que están siempre en un pelo ¡ay! de naufragar. “Muro Este”. “amar a una mujer”. entre una actitud política radical y las interrogaciones internas (de la que dan testimonio sus cartas y artículos de la época). “la sangre que rueda”. p. Se baña ahora el proyectil en las aguas de las cuatro bombas que acaban de estallar dentro de mi pecho. “riñas entre microorganismos”. “pestilencias de los nervios”. los movimientos se curvan. Circula constantemente por una suave cadera de oboe. “llevar una migaja a la boca”. “Nosotros”.. hermanos san pedros. CERONETTI. se transforme. bien distintamente. como de la mano de una cáscara de huevo. Se trata de develar las series culturales donde se atrinchera o enquista la relación de subalternidad. y no parece trasponer el último viento nunca. a la izquierda. erasmos. “erupciones celulares”. Dziga Vertov. “corriendo lejos de nosotros. “el tantear de las voces”. No retrocedáis. se fraccionan. “guerras espermáticas”. Escalas. “sentir un dolor”. 19-20. impidiendo que el cuerpo del sistema en bloque. “esfuerzos de la memoria”. se multiplican por ellos mismos atravesando silenciosamente el espacio”. / heráclitos. Pues él está empezando en todo tiempo. César Vallejo. donde apoyo la yema del dedo más largo de mi zurda. 26-29. entramase un campo semiótico mayor. “en todos sus actos grandes y pequeños. De pronto la sed aciagamente ensahara mi garganta y me devora las entrañas. El último vigila a toda precisión. cit. Es un sonido de entera humanidad. altopado al remate de todos los vasos comunicantes”. Vallejo imprime la microfisiología que la historia no divulga: “susurros de las secreciones”. está siempre revelándose. Ejecutoria del arte socialista. “predestinaciones bioquímicas”2. casi uno por uno. pp. ob. no tengáis miedo. “comprender la rotación de un carro”. espinozas! / 1 VALLEJO. nunca lo privó de experimentar una participación que. Programa-manifiesto de los Kinoks documentalistas. en línea recta. Y el último. cit. Lo que Vallejo enumera no pertenece a la historia política tradicional: “ver una estrella”. en elipse.

André Coyné. toda la muerte! Sermón de la barbarie: estos papeles. púlpito. Apenas recicló. muerte: Y. Cf. la historiografía española y la guerra civil: ¡Loco de mí. el juego salival y lingual de vocales y consonantes hendibles. engarza los mecanismos trilceanos a tomas cinematográficas que súbitamente monumentalizan pormenores e inversiones cubistas (o cualquier firma-sánchez): 4 También sobre ese poema. César.. “los nuevos Menos”. también. pero en sintonía con las correlaciones oblicuas de la historia. digo: ésta es mi inmensidad en bruto. cit. y a la aparición de los grupos intelectuales comprometidos con la lucha de clases y la lucha política.. el poeta peruano nunca dejó de lado su trabajo de microscópica desconstrucción/construcción formal. Aquí y allá conversaciones numéricas del esqueleto con la 2 En verdad. . (. de idearios coherentes. mientras traducía pasajes bíblicos. gestos. entre mí. caballísimo de mí! ¡Pupitre. de sabiduría “de gabinete” que no se traduce en actos. (Sermón sobre la muerte)4 Vallejo agrede ese mundo de generalidades discursivas. Ballón Aguirre.) cuando lleguen a dos mis dos maletas (Epístola a los transeúntes) La guerra civil española es una lucha por una nueva escritura.. E. En divergencia. Contra el distanciamiento de lo que se eleva en púlpitos mentales. citando varios pasajes de artículos del poeta peruano. a cántaros éste es mi grato peso. El contexto circunstancial confirma lo suficiente aquel extremo de su escritura”.. tristes obispos bolcheviques!” (Despedida recordando un adiós). pero vinculándola a los textos escritos después del terremoto trílcico: “Ciertamente es demostrable que el léxico político de Vallejo –su forma socialista enunciativa– corresponde históricamente a la emergencia de los conceptos marxistas en Europa. El lenguaje de aquellos que nunca pudieron hablar. Literatura Proletaria. hábitos revolucionarios grabados en la masa física del cuerpo presente. 42. conforme exigencias del momento. cit. éste es mi brazo que por su cuenta rehusó ser ala éstas son mis sagradas escrituras éstos mis alarmados compañones. ob. subrayo cómo Trilce ya instaura la praxis política en los signos. que me buscara abajo para pájaro. en una relativa independencia frente a las situaciones de producción y mercado en el Perú de aquel tiempo. en el fondo. pp 59-61. Por eso expresó claramente: “Una cosa es mi conducta política de artista aunque. particularmente en Francia. Y después: “Es solamente desde 1925 que la escritura de Vallejo indica una conciencia definida del esquema socio-político acerca del modo de producción del discurso literario”. cf.¡Adiós. así no lo parezca a simple vista. lovo de mí cordero de mí. Vallejistas. ambas marchan siempre de acuerdo. esdrújulo retiro: este pellejo.. sensato. 3 VALLEJO. n. aborda la posible relación entre lo poético y lo político. Para una definición de la escritura de Vallejo. sí toda la vida. Como hombre. pp XXXVIII-LV. puedo simpatizar y trabajar por la Revolución pero como artista no está en manos de nadie ni en las mías propias el controlar los alcances políticos que pueden ocultarse en mis poemas”3. en los poemas póstumos. ob.

en el campo de la lingüística. Como si todo vocablo existente tuviese un potencial adnominativo y En portugués. a Rojas! (. pesada. los dioses o por la historia.agnominativo5: promueve un encuentro paronomástico al mismo tiempo Solía escribir con su dedo grande en el aire: “Viban los compañeros: Pedro Rojas” (. . por pre-americano: Cervantes y Quevedo. reactivada. e impone al 3 Sílaba a sílaba. A partir de allí. se ve cómo Vallejo incluye y asimila lo popular. montada. según la norma brasileña. en el Himno a los voluntarios de la República. que debe ser medida. digamos. Vallejo pone a circular no abandona los impulsos textos/texturas que todavía no fueron nombradas. Vallejo cerebro nuevas precepciones y abordajes.) Papel de viento. en la coraza blindada de No es casual que. N de la T.) ¡Viban los compañeros a la cabecera de su aire escrito! ¡Viban con esta b del buitre en las entrañas de Pedro (Batallas III) que una aproximación interlingüística. lo han matado: ¡pasa! ¡Abisa a todos los compañeros pronto! (. agnominación es sinónimo de paronomasia: figura retórica que consiste en colocar próximos en la frase dos vocablos semejantes en el sonido pero diferentes en el significado. morales e históricos”). hay algo de elección religiosa/racista/fascista que cada comunidad ideológica hace (a partir de la subordinación rectilínea de las unidades digitales) de su propio pueblo o partido como predestinado exclusivamente por el destino.. invoque la presencia lúdica de ese lenguaje.. Vallejo repone en la práctica escritural el erotismo mestizo que la política convencional no reconoce. lo político y lo trílcico sin recaer nunca en el optimismo mesiánico-partidario de un Neruda. cada sintagma/tema que no se mezcla. la adnominación (desde la lingüística) y la agnominación (desde la retórica). aunque también tengan un origen común. para el conjunto de palabras de lenguas diferentes que tienen origen común. tanto en portugués como en español.. refieren a los potenciales paronomásticos de la lengua. lo han matado: ¡pasa! Pluma de carne. a la vez.. junto a esa “contribución millonaria de todos los errores” (Oswald) y al estricto cuidado formal. decepcionada. Vallejo sabía que. Como si dialogase con nuestro Oswald (“Lo que precisamos es identificarnos y consolidar nuestros perdidos contornos psíquicos.. Por su parte. o de palabras que en una misma lengua presentan sentidos diferentes. adnominativo es el adjetivo.) ¡lo han matado al pie de su dedo grande! ¡han matado. La promiscuidad grafemática de signos ajenos mundaniza en el presente la historia como juego. Y cada fonema tiene una expectativa sonora. Así. ya que su discurso forense-tribunicio es refractario a las concreciones idiomáticosemióticas que se tartamudean microestructuralmente y que rompen la caparazón de los vocablos. a Pedro. en estado rítmico de vocales/digitales a su suerte: su guerra y su hambre se dan en medio de 5 astillazos elocutivos..

4 La química traductora se descarna de todo lo que sea residuo del temario exótico. mi paletó. no obstante. Al refutar las jerarquías nominales/secuenciales. Desafina. Trilce no produce solamente sugestión sinfónica que se desvanece. con todos sus humores y secreciones. sus gobiernos Fotografía lo flagrante de esas letras que son “contractos de colmillos y vienen imitando y acaudillando por el uso de la palabra-tema estáticas eles quelonias” (T. lo poético se torna político. Ballet óseo. El pensamiento es engarzado a contramano. Sobre él se apoya todo aquello que lo constituye y que. XXVII). ufano. sílabas vallejianas. instituciones colonizadoras importadas (que. tal elemento es llamado a representar. Galvaniza los metales del alfabeto. Vallejo da un enorme salto por sobre todas las series históricas abstracto-narrativas (que. Palabra-músculo.. por rectilíneas. En un continente todavía desacostumbrado a las (Orrego): resuena las vértebras. hace chirriar el maxilar de la especie. Grafiti-mural que funde esqueleto cantor” (T.formación. (ob. como consecuencia de que su especie 6 Conforme explicó Giovanni Meo Zilio: “El esqueleto es el elemento esencial del ser humano. salta de la página. división social del trabajo y producción . LXVIII) contra todas las promesas futuras. Apunta hacia el ahora “huesudo” en letras-astillas. Vallejo recoloca la derrota del cuerpo en la historia. Ayuda en esa típica escansión de las sílabas y potencia el metro. Vallejo elige el esqueleto como modo de repeler el flujo transformándolo en “ductores índices grotescos”. Y era negro. 82) eminentemente lúdica haya sido destituida por la cristalización de la tríada (nada trílcica) familia. a percibir los entrechoques y viscosidades de es como una maquinaria metonímica y musical de base: “triste / cada sílaba. colgado en un rincón. mesiánica). el esqueleto inmediato de lo humano. a través de ornamental de todo lo que se diluye en lo venidero6. Por lo tanto. no es esencial o resulta definitivamente ornamental. altisonante. para el poeta. Nos obliga. LXIX). en términos de América Latina. La calavera humana un tendón tipográfico. se apoyan en la linealidad de cada palabra-fósil) y palpa gráficamente. el todo”. a t o d a s t A (T. p. eso que se podría llamar 5 de microdivisión de los pies en nervios sonoros. cit. como un “clarín de carne” (Aniversario) que bastardease la mayoría de las largas o breves. metonímicamente. Son sonidos que Vallejo a veces deletrea pictográfico-fílmicamente: Hasta aquí. sin proferir ni jota.

Les Lettres Nouvelles. España. nº 29. Eso Vallejo reintroduce la danza mestiza en las grietas diferenciales y caracteriza a Vallejo en relación a sus contemporáneos: se adelanta en la opuestas del lenguaje. en la temperatura dérmica. Al retomar el cuerpo Tal partitura impide inclusive el envolvimiento de la escucha en de América como grafía de unidades hendibles a la vista o al oído. acostumbran a una determinada cadencia. en Les Vues de Trotsky sur l’Art Art et sur L’Homme. Escombros corpóreo-musicales en 6 archipiélagos mestizos: rotación. Vallejo parece querer desligar esas junturas sinápticas que nos información neurálgica. Vuelve a especie. fácilmente. por conductos cargados de Al internarse en nuestro cerebro y allí re-experimentar cuerdas vocales. (Sus mitos y utopías proponerse. lineal y venidero. de manera ritual. Plurilingüismo. Esa es la demostración vallejiana de lo que es tarea de hacernos caer. en términos de producción material de lenguajes (sin ahorro). Producción expectativa de regularidades. cuídate del martillo sin la hoz! ¡Cuídate de la víctima a pesar suyo. las relaciones entre satisfacción/gasto eróticos y el proceso civilizatorio. la comunidad a la ¡Cuídate. para intentar repensar. . convergencia.. que fundan su sintaxis tribu por la redundancia de la división rítmica. Su marca heterotópica y pos-mítica. Partículas y circuitos electrónicos de lectura. atención poética. Corrompiendo la socioeconómica en un producto final. favorecida por el balanceo mítico de milenios de memoria musical. en la público: plasmar en el lenguaje la movilidad rítmica. Propone esquemas rítmicos de XIV lectura que no se encuadran en ningún folclorismo temático adormecido por los años: éste puede volverse. por la práctica poética7. de tu propia España! ¡Cuídate de la hoz sin el martillo. producción sexual y lenguaje del poder se identifican en cualquier legibilidad domesticada. p. una reautorización del placer del gasto en la dependen más de un plano y esfuerzo conscientes que de la polimorfa producción cultural. polirritmia repartir la vida jerárquicamente en dirección al futuro. a través de índices musculares del ahora. por ej. respecto de Maiakovski. en el tambor vocal de la semióticos de aquello que la historia va dejando atrás. la prolongación pintoresca de un modelo repetitivo que religa. 8 Algo aproximado discute Isaac Deutscher. de ese modo. intersección. y sólido de toda buena/mala fe religiosa y militante. los mosaicos infra- contorsión danzante. ese campo telúrico-primigenio donde las antinomias se anulan.estatal-capitalista de cualquier clase. 7 Cabría aquí un estudio que entroncase Oswald/Vallejo con figuras como Freud y luego Marcuse. Trilce pide una mente policéntrica contra económica.95. Trazos subatómicos de una nueva físicofisiología poética-política. con el apoyo polifonía. que eriza los cinco sentidos concertados en la bisagra de varios cerebros y varios yo)8.

. después. 1937 El penúltimo poema de España. tres veces! ¡Cuídate de las calaveras sin las tibias. antes de que cante el gallo. negárate tres veces. y del que te negó. aparta de mí este cáliz. del que devora muertos a tus vivos! ¡Cuídate del leal ciento por ciento! ¡Cuídate del cielo más acá del aire y cuídate del aire más allá del cielo! ¡Cuídate de los que te aman! ¡Cuídate de tus héroes! ¡Cuídate de tus muertos! ¡Cuídate de la República! ¡Cuídate del futuro!… 10 de oct. y de las tibias sin las calaveras! ¡Cuídate de los nuevos poderosos! ¡Cuídate del que come tus cadáveres.del verdugo a pesar suyo y del indiferente a pesar suyo! ¡Cuídate del que.