MODELO CLASICO O TRADICIONAL PARA EL DISEÑO DE PUESTOS

Es el diseño de puestos pregonado por los ingenieros de la administración científica al inicio
del siglo XX, Taylor y sus seguidores Gantt y Gilberth, quienes realizaron el primer intento
sistemático utilizando ciertos principios de racionalización del trabajo para proyectar.
Pero mientras Taylor se preocupaba por la cooperación entre la administración y el empleado
con el objeto de aumentar la productividad y repartir sus beneficios entre dos partes, sus
seguidores eran mucho más restrictivos y se concentraban solo en dos aspectos principales:
determinar la mejor manera de realizar las tareas de un puesto (the best way) y la utilización
de incentivos salariales (premios de producción) para asegurar la adhesión a los métodos de
trabajo prescritos. A esto se lo llamaba la racionalización del trabajo.
La administración científica sostenía que sólo mediante métodos científicos se podían
proyectar los puestos y capacitar a las personas para obtener la máxima eficiencia posible. La
mejor manera se obtenía mediante técnica de estudio de tiempos y movimientos. Los cuales
conducían al método de trabajo que debía seguirse por los empleados. Se buscaba una
separación entre el pensamiento (gerencia) y la operación de la actividad trabajador, modelo
de hacer y no pensar.
La adhesión a los métodos establecidos, es a través del entrenamiento, pero solo en la
actividad específica desempeñada, ya que mientras más repetitiva es la tarea mayor es el
desempeño de las funciones. El modelo indica que las funciones deben fragmentarse para que
estas sean rutinarias, coordinadas y armoniosas, y si es extrema la fragmentación se denomina
super especialización.
En realidad, la administración científica tendía a proyectar lo siguiente:




Encontrar la mejor manera para que las personas se movieran, se localizaran y se
enfrentaran físicamente con una tarea.
Dividir los cargos en tareas repetitivas y de fácil asimilación.
Arreglar los instrumentos y los equipos de manera que minimicen el esfuerzo y la
pérdida de tiempo.
Construir el ambiente de la fábrica de manera que el ruido, la ventilación, etc. No
reduzcan la eficiencia.
Eliminar todas las actividades que produzcan fatiga y que no estén relacionadas con la
tarea ejecutada.

La idea que subyace en este enfoque clásico es clara: el trabajador y su cargo son tratados
como máquinas.
MODELO CLÁSICO




Énfasis en la tarea y en la tecnología.
Concepto de homo economicus.
Recompensas salariales y materiales.
Mayor eficiencia gracias al método de trabajo.
Preocupación por el contenido del puesto.
Chiavenato, I. (2011). Administración de Recursos Humanos.

(2011). desventajas y limitaciones. ya que su racionamiento lógico. Actualmente se cuestiona sus ventajas. Chiavenato. no concuerda con el aspecto humano de las personas muchas organizaciones lo conservan. . Aunque provoco un avance en el diseño de puestos nos siguió el desarrollo de los cambios sociales culturales y tecnológicos del mundo moderno se quedo aprisionado en el pasado que se remonta a casi 100 años. Aunque los seguidores de este modelo no lograron los resultados esperados. Administración de Recursos Humanos. el modelo clásico representa un modelo anticuado y obsoleto que necesita actualización urgente. Órdenes e imposiciones. Obediencia estricta. I. que se señalan como un obstáculo a la buena relación entre personas y organización.   Supervisor directa.