1

Colegio San Luis
Departamento de Ciencias
Subsector: Biología
Prof. Elías Tapia Arancibia.
ORGANISMO Y AMBIENTE
ECOLOGÍA DE POBLACIONES, COMUNIDADES Y ECOSISTEMAS
Introducción
El objeto de estudio de la ecología lo constituye la manera en que la distribución y abundancia de los organismos
están influenciada por las relaciones entre el organismo y su ambiente, entendiendo que este se compone de otros
seres vivos y de entidades no vivas.
Lo anterior indica que la ecología estudia los niveles de organización de las poblaciones, comunidades y ecosistemas.
Cada nivel de organización de la materia se compone de elementos pertenecientes al nivel inmediatamente inferior,
pero que tiene atributos y propiedades que dicho nivel inferior no tiene; así por ejemplo, las poblaciones tienen
atributos que los organismos no tienen.
Como se vio en clases los niveles de organización estudiados por la ecología son: Población, Comunidad y el Ecosistema.
Una población es un conjunto de organismos de la misma especie que viven en un mismo lugar (simpátricos) y al mismo
tiempo (contemporáneos). Una comunidad es el conjunto de poblaciones que habita un lugar al mismo tiempo, siendo
particularmente importantes las relaciones que se establecen entre ellas, que están, básicamente determinadas por las
necesidades nutricionales de los organismos que la componen. Por último, un ecosistema está formado por una
comunidad, también llamada medio biótico o biocenosis y por el conjunto de entidades no vivientes de ese lugar como
la luz solar, el agua, la salinidad del suelo, la temperatura, el agua, la composición atmosférico, etc., que constituye el
medio abiótico o biotopo.
Es en el nivel de ecosistema que se estudia la relación entre los organismos y las entidades no vivientes de su entorno,
como por ejemplo, al estudiar el ingreso de la energía de las comunidades y los ciclos de materia al pasar esta desde las
entidades inertes, como el aire, a los seres vivos y viceversa.
ECOLOGÍA POBLACIONES
Las poblaciones presentan características únicas, tiene estructura de edad, densidad y una cierta forma de distribuirse
en el espacio y en el tiempo. Responden de maneras propias frente a la competencia, la depredación y frente a otras
presiones. Los individuos que las componen se afectan unos a otros en varias maneras. Las relaciones de una población
con otra influyen en la estructura y funcionamiento de ecosistemas complejos. A continuación se estudiaran las
propiedades que las caracterizan.
Densidad de la población
El tamaño de la población, o la abundancia, es una de las propiedades más importantes estudiadas por la ecología. Sobre
esta base, puede conocerse la forma como se distribuyen las especies, cómo varían su tamaño y su estructura según los
cambios ambientales, lo impactos causados por los seres humanos sobre la poblaciones y cómo las poblaciones influyen
sobre la población humana.
El número de individuos no siempre es muy significativo si no se indica el contexto en el que habitan.
La densidad de una población es el número de individuos que hay en una unidad de área o de volumen, en su
correspondiente hábitat en un momento dado. La mayor o menor densidad de una población no es una propiedad
inherente a la especie, si no que está determinada por los factores del medio ambiente.
Si se señala que en un bosque de coníferas hay 80 araucarias por hectárea, se está expresando la densidad de la
población.
Pero no siempre se utiliza el número de individuos; en algunos casos la densidad se mide según la biomasa; por ejemplo
al decir en determinada región la cría de camarones alcanza la cifra de 1000 Kg/ m 3. En otros casos, reemplazando el
concepto de densidad por otras mediciones de utilidad específica. Se emplean cantidades por cada extracción o
captura. Por ejemplo cuando decimos que se han medido 200 Kg de algas fotosintéticas por cada tonelada de plancton
extraído o que se capturan 30.000 Kg de peces por cada día de captura. También pueden usarse otras unidades, como
por ejemplo, que se han observado pasar 200 aves migratorias por hora de observación.
Otro caso muy especial es aquel al que hacen referencia ciertas leyes de protección de la flora y fauna; “en la temporada
mayo-junio del levantamiento de la veda del loco (Concholepas concholepas) se permite la extracción de 100 Kg por
cada hombre autorizado”.

2

Distribución
La distribución de los organismos en el espacio influye sobre la densidad. Corresponde a la forma en que los individuos
están dispersos dentro del área habitada por la población. La descripción de su
distribución espacial suministra información adicional sobre esta.
Los patrones de distribución espacial con frecuencia dependen de la distribución y
fluctuación de los recursos esenciales. Por ejemplo, si el agua está disponible en
manchones, los integrantes de una población vegetal determinada pueden
encontrarse agrupados en cercanías de estos manchones. Estos patrones de
distribución no son necesariamente fijos y pueden tener una variación estacional o
en diferentes etapas del ciclo vital. Además se los considera dentro de un espacio
bidimensional o tridimensional y se pueden clasificar en tres tipos o patrones de
distribución:
a.- Azar o aleatorio: se presenta cuando la disposición de cada uno de los
individuos es independiente de la de los demás. Por ejemplo, se podría mencionar
a los invertebrados que habitan los suelos de un bosque.
b.- Agrupado o agregado: se da cuando los individuos que forman la población se
asocian en grupos separados. Este agrupamiento resulta de la respuesta de los
organismos a las diferencias en el hábitat, cambios climáticos diarios o
estacionales, patrones reproductivos y comportamiento social. Por ejemplo, las
poblaciones humanas se distribuyen agregadamente debido a sus
comportamientos sociales y económicos.
c.- Regular o uniforme: corresponde a cuando los individuos que forman la
población aparecen más o menos equidistantemente espaciados unos de otros.
Por lo general, es el resultado de algún tipo de competencia, como la
territorialidad.
Estructura de edades o etaria
Salvo que cada generación se origine y muera en una misma, la población tendrá una estructura de edad. Como la
reproductividad está restringida a determinadas clases de edades y la mortalidad es más prominente en otras, la
relación entre los grupos de edad determina si una población crece rápida o lentamente. La estructura de edades de una
población es la proporción de cada una de las clases de edad respecto de las demás en un momento dado. Las
poblaciones se dividen en tres períodos ecológicos: prereproductivo, reproductivo y posreproductivo. En el humano, las
clases de edades se pueden dividir en gente joven, adultos trabajadores y personas de la tercera edad; en los vegetales,
el primer período se llama habitualmente periodo juvenil.
Las pirámides de edades comparan los tamaños de los grupos de edad facilitando la visualización de la estructura de
edades. Con el tiempo, esta estructura cambia en una población: un gran número de jóvenes hace que la base de la
pirámide sea amplia, cuando ellos llegan a la edad reproductiva harán que la clase juvenil crezca más, sin son tan
prolíficos como sus predecesores. La población, por lo tanto se encontrará en crecimiento. Por el contrario, si una gran
proporción de individuos forma parte de las clases de edad más vieja, la población está en declive.

3

Natalidad y Mortalidad
Entre los diversos factores de la dinámica poblacional, hay dos que son muy importantes: la tasa de natalidad y la tasa
de mortalidad. La primera es la frecuencia con la que los organismos con la que los organismos producen descendencia;
la segunda se refiere a la frecuencia con que los organismos mueren.
Cada población presenta una natalidad máxima, que corresponde a la cantidad máxima de nuevos individuos que
pueden nacer cuando las condiciones son absolutamente favorables. También presenta una mortalidad mínima, que
corresponde a la menor cantidad posible de muertes que se producen aunque las condiciones sean ideales. Ambas
propiedades dependen de las características biológicas (genéticas) de la especie: su capacidad reproductiva, su
longevidad, etc.
 Tasa de natalidad
En ecología corresponde al porcentaje de nuevos individuos que se incorporan a la población. Se expresan
habitualmente como número de nacimientos por cada 1000 individuos en la población por unidad de tiempo. Esta
cantidad se obtiene dividiendo el número de individuos nacidos, ocurrido en una unidad de tiempo considerada, por el
tamaño estimado para la población al principio de la unidad o período de tiempo y multiplicando el resultado por 1000.

TN=

Número de nacimientos

_________________________ X 1000

Población total
Ejercicio
En la región de Coquimbo (IV) hay una población total aproximada de 550.000 habitantes. Nacen unos 11.000 nuevos
individuos cada año.
Resp: 20 por cada mil habitantes, cada año.
 Tasa de mortalidad
Corresponde a la probabilidad de morir o bien al porcentaje de individuos que mueren en una población, en un
determinado período de tiempo. Para calcular la mortalidad, se divide el número de individuos que mueren en un
determinado periodo de tiempo por el número de los vivos al principio del periodo.

TM=

Número de muertes
__________________________
x 1000
Población total

Dado que para una población es más importante el número de individuos que sobreviven a los que mueren, la
mortalidad se expresa mejor como la probabilidad de supervivencia, o como la esperanza de vida, que es el número
medio de años que queda por vivir en el futuro a los miembros de la población.
Esta esperanza de vida se grafica en curvas de supervivencia, que caen
dentro de tres tipos generales:
 Tipo I: cuando los individuos tienden a vivir hasta el final de su
esperanza de vida fisiológica y cuando se da una elevado grado de
supervivencia a lo largo de la esperanza de vida, seguido de una
fuerte mortalidad final, la curva es marcadamente convexa. Este
tipo de curva es característico de humanos, mamíferos y algunos
vegetales.
 Tipo II: cuando las tasa de mortalidad son constantes a todas las
edades, se identifica por ser una línea recta. Este tipo de curva es
característica de aves adultas, roedores, reptiles y muchas plantas
perennes.
 Tipo III: cuando las tasas de mortalidad son extremadamente altas
al principio de la vida, se identifica por ser una curva cóncava. Es
característica de ostras, peces, muchos invertebrados y algunas
plantas.

4

Migraciones
Se conoce como migración la variación del número de individuos de una población debido al movimiento hacia el
exterior (emigración) o hacia el interior (inmigración) de la población.
En las poblaciones naturales la migración se da en cantidades insignificantes, de tal modo que no afectan mayormente a
la población, a menos que ocurra un mecanismo catastrófico en áreageográfica (llegada masiva de un depredador,
incendio de un bosque, etc.)
En los casos más notables y frecuentes, las migraciones son mecanismos de la conducta instintiva de una especie y se
caracteriza por el desplazamiento periódico a la larga distancia y el posterior regreso al sitio original.
En una población humana, el movimiento de los individuos suele tener más importancia que en las poblaciones
animales. Se puede calcular la Tasa de Migración Neta, referida a la diferencia entre el número de individuos que llegan
al área de una población y el número de individuos que abandonan en un año y por cada mil individuos de la población
total, matemáticamente se expresa como:

TMiN=

Número de inmigrantes – Número de emigrantes
Población total

x 1000

Ejercicio
En un ecosistema de laguna, el total de una determinada especie de patos silvestres es de 3000 individuos. Como el
sistema experimenta marcadas fluctuaciones estacionales, cada año emigran 150 patos, pero llegan 100 desde otros
ecosistemas cercanos.
Resp: -16 patos por cada mil individuos

Crecimiento poblacional
El crecimiento de la población es una de las formas de cambio poblacional. Para determinar su tasa, debemos considerar
la tasa de natalidad, la tasa de mortalidad, la tasa de mortalidad, la tasa de migración y el intervalo en el que se ha
producido el cambio. La relación se expresa de la siguiente forma:

TCP=

(Tasa de Natalidad – Tasa de Mortalidad) + (Tasa de Migración)
(Intervalo de tiempo en que ocurre el cambio)

x 1000

Si simplificásemos la fórmula decimos que el crecimiento poblacional corresponde al cambio en el número de individuos
que tiene una población a través del tiempo. Por lo tanto, este factor depende directamente de la densidad por unidad
de tiempo
Ejercicio
En un ecosistema, una cierta población presenta, por cada 1000 individuos en un año, los siguientes indicadores:

TN= 22

TM= 5

TMi= 8

Resp: 25 individuos por cada mil en un año
 Crecimiento poblacional y potencial biótico (r)
El potencial biótico se define como la capacidad innata de un grupo para aumentar, con un máximo nivel de
reproducción, si las condiciones ambientales son óptimas o también podríamos definirlo como la rapidez máxima con
que una población podría aumentar en condiciones ideales.
Es un ritmo potencial de aumento y está determinado por el desarrollo al máximo de toda la actividad de los individuos
cuando las condiciones ambientales son óptimas y satisfacen todas sus necesidades.

5

Las diferentes especies tienen distintos potenciales bióticos, en los cuales influyen diversos factores simultáneamente.
Algunos de tales factores son: la edad a la que comienza la reproducción, el lapso de vida reproductiva, el número de
descendientes durante cada periodo, los cambios metabólicos estacionales y otros.
Generalmente los organismos más grandes, como ballenas azules y elefantes, tienen los menores potenciales bióticos,
mientras que los microorganismos tienen los máximos potenciales bióticos. Por ejemplo en condiciones ideales (un
ambiente con recursos ilimitados), ciertas bacterias pueden reproducirse cada 20 a 30 minutos. A esta rapidez de
crecimiento, una bacteria individual podría aumentar su población a la sorprendente cantidad de más de un millón de
individuos en sólo 10 horas, y más de mil millones en 15 horas.
Otro caso notable de este tipo de crecimiento, donde el potencial biótico se manifiesta al máximo, es el de la mosca
común: en condiciones casi sin restricciones, una pareja de moscas
puede llegar a producir unos 5 millones de nuevas moscas en un
año.
Si graficamos este tipo de aumento de la población en función del
tiempo, la curva del gráfico tendrá la forma de J, que es
característica de lo que se ha llamado crecimiento exponencial.
Cuando una población crece exponencialmente, se observa la
relación “a mayor tamaño de la población, mayor es la rapidez de
crecimiento”
Independientemente del organismo que se considere, siempre que
el potencial biótico se grafica en función del tiempo la forma de la
curva es la misma. La única variable es el tiempo; es decir, una
población de lobos marinos puede requerir más tiempo que una
población bacteriana para alcanzar cierto tamaño, pero ambas
poblaciones invariablemente aumentarán de manera exponencial
en condiciones ideales.

Llamamos potencial biótico al resultado combinado la
tasa de natalidad y de mortalidad:
r = TN – TM
r = 0 población en equilibrio
r > 0 la población crece
r < 0 la población decrece
 Crecimiento poblacional y la resistencia ambiental
El tipo de crecimiento exponencial se ha demostrado experimentalmente en cultivo de bacterias, protozoos y en ciertos
insectos; sin embargo, no es común en la naturaleza.
Los organismos vivos no pueden reproducirse al ritmo máximo de su potencial biótico, puesto que ciertos factores
ambientales actuarán como limitantes, como por ejemplo, alimento, espacio, enemigos, enfermedades, competidores y
limitantes climáticas. Al conjunto de todos estos factores, que actúan como una fuerza en contra del potencial biótico,
se le denomina resistencia ambiental.
Lo que normalmente sucede con el crecimiento de una población es un proceso de varias fases con una tasa de
crecimiento diferente en cada una de ellas. Al principio el crecimiento es lento, debido a que por la baja densidad los
individuos no se encuentran para aparearse y producir descendientes. En una segunda fase, cuando la población se ha
adaptado, los mecanismos reproductivos aumentan su frecuencia y la población crece exponencialmente. En una fase
siguiente, la rapidez de crecimiento disminuye progresivamente en la medida en que la población es afectada por
factores que la limitan (recursos alimenticios, predadores, etc.). En la cuarta y última fase, la rapidez de crecimiento
dosminuye a valores cercanos a cero.
Esto último ocurre cuando el ambiente llega a los límites de su capacidad para sostener a la población; es decir, se ha
llegado a un nivel de saturación conocido como la “capacidad de carga” (k) de ese ambiente.

La capacidad de carga se define como el número promedio de individuos de la población que el
ambiente puede sostener en un conjunto determinado de condiciones.

6

Al modelo de crecimiento poblacional de varias fases se le llama
“modelo logístico o sigmoidal de crecimiento” que llevado a un
gráfico muestra una curva sigmoidea (en forma de S con mucha
imaginación) o llamada también curva logística. En dicha curva
podemos distinguir las 4 fases explicadas en los párrafos
anteriores:
 Fase estacionaria inicial de crecimiento lento
 Fase de crecimiento exponencial
 Fase de crecimiento de la rapidez reproductiva
 Fase estacionaria inicial o de equilibrio

Aunque la curva sigmoidal S es una simplificación de los cambios reales en una población en función del tiempo, al
parecer concuerda con el crecimiento de muchas poblaciones que se han estudiado en el laboratorio y en la naturaleza.
En un experimento clásico, en el que se cultivó una población de paramecios (protozoo) en un tubo de ensayo, se les
suministro una cantidad constante pero limitada de alimento cada día y ocasionalmente se reponía el medio de cultivo
para impedir la acumulación de desechos metabólico. En estas condiciones, la población de paramecios aumentó
exponencialmente al principio y se hicieron tan numerosos que enturbiaban el agua. Pero después la tasa de
crecimiento declinó, y la población se niveló
La fase de equilibrio o fase estacionaria final no es producto de un envejecimiento ni otro factor intrínseco de los seres
vivos. Este hecho puede ser demostrado experimentalmente transfiriendo una porción de un cultivo de bacterias en la
fase exponencial de crecimiento a un medio de cultivo nuevo; la población de bacterias transferidas continúa creciendo
exponencialmente. Si se repite la operación, sucede lo mismo. Es el medio el que envejece, y no las bacterias.

Factores limitantes
En las poblaciones naturales, el potencial biótico no se manifiesta de forma constante, puesto que el conocimiento
poblacional es frenado por diversos factores limitantes.
Como parte de esta resistencia ambiental distinguimos factores físicos y químicos y biológicos, del ambiente o propios
de la especie. Los que actúan como mecanismos reguladores de la tasa de crecimiento.
Si cualquier requerimiento esencial es escaso, o cualquier característica del ambiente es demasiado extrema, no es
posible que la población crezca, aunque todas las otras necesidades estén satisfechas. Un ejemplo claro es que el fósforo
es un factor limitante para el crecimiento de las algas de agua dulce en un lago o en un río de corriente lenta, la descarga
de detergentes con fosfato en el agua producirán un gran crecimiento de las algas. Este periodo de crecimiento rápido
continúa hasta que se agote el suministro de otro elemento esencial. Luego las algas comienzan a morir, proliferan las
bacterias descomponedoras. Las cuales agotan el oxígeno debido a sus procesos naturales, convirtiéndose el oxígeno en
un factor limitante. Finalmente, como la concentración de oxígeno cae por debajo de los niveles de tolerancia de los
peces y otros organismos, estos comienzan a morir. Si el proceso no se interrumpe, sólo las bacterias anaeróbicas y
otros microorganismos podrán sobrevivir en este ambiente. Este proceso de pérdida de agua dulce es conocido como
eutroficación.
 Factores independientes y dependientes de la densidad
Factores independientes de la densidad o extrínsecos: son aquellos factores que eliminan a los individuos o reducen los
índices de reproducción sin considerar la densidad de población. Es probable que el factor más importante sea el clima o
eventos relacionados con las condiciones meteorológicas. Por ejemplo, el tamaño de muchas poblaciones de insectos y
de plantas anuales están limitados por el número de individuos que pueden reproducirse antes de la helada fuerte. Por
lo general, dichas poblaciones no llegan a la capacidad de carga, debido a que interviene primero factores
independientes de la densidad. El Clima es en gran parte responsable de los ciclos de abundancia y escasez de las
poblaciones. Los plaguicidas y los contaminantes pueden causar reducciones drásticas en las poblaciones naturales,
como la destrucción del hábitat causada por la construcción de caminos, zonas de cultivo o desarrollos habitacionales.

7

Factores dependientes de la densidad o intrínsecos: son aquellos que provocan cambios en la tasa de natalidad o en la
tasa de mortalidad a medida que cambia la densidad de una población.
A medida que la población aumenta, puede agotar sus reservas de alimento, lo que lleva a un incremento de la
competencia entre los integrantes de la población. Esto finalmente conduce a una tasa de mortalidad más alta o a una
tasa de natalidad más baja. Los predadores, por lo tanto pueden ser atraídos hacia áreas en las cuales la densidad de la
presa sea elevada y así capturar una proporción mayor de individuos de la población. Del mismo modo, las
enfermedades pueden difundirse con más facilidad cuando la densidad de la población es alta.
Estrategias de vida
En la naturaleza no existe el organismo ideal que posea una estrategia perfecta para reproducirse al máximo potencial
biótico posible, puesto que la energía debe ser utilizada, además en las acciones necesarias para la propia sobrevivencia
del individuo.
Cada especie tiene su propia estrategia del ciclo vital: características reproductivas, requerimientos del hábitat,
patrones de migración, etc., acordes con su asignación de energía. Aunque en la diversidad biológica se han desarrollado
muchos ciclos de vida distintos, se pueden clasificar en dos categorías:
 Estrategias r
Son organismos que tienen una estrategia general de vida que les permite reproducirse rápidamente (r significa rapidez
de incremento natural).
Tiene periodos cortos de vida. Al reproducirse producen gran cantidad de crías, lo que aumenta la probabilidad de
supervivencia, ya que presentan un alto índice de mortalidad infantil.
Son poco exigentes en cuanto a la condiciones ambientales; es decir, presentan rangos amplios de tolerancia para la luz,
temperatura, humedad, pH, etc. La maleza, los ratones, las ostras, las moscas y una gran variedad de plantas e insectos,
son estrategias r.
 Estrategia K
Son organismos que constituyen poblaciones estables, cuyo crecimiento se mantiene cercano al valor K; es decir,
fluctúan con valores próximos a la capacidad de carga del ambiente.
Se adaptan lo más estrechamente posible al hábitat con gran éxito, pero tiene un rango de tolerancia a los cambios
ambientales mucho más estrecho que los estrategas r.
Presentan periodos de vida de larga duración y tiempos generacionales también largos. Producen poca crías y las cuidan
muy bien
Estrategia r
Muchas crías
Maduración rápida
Reproducción, una sola vez
Poco o ningún cuidado parental
Ej: Bacteria, flores

Estrategia k
Pocas crías
Maduración lenta
Reproducción en muchas ocasiones
Cuidado parental intenso
Ej: Arboles, mamíferos del desierto

Valencia ecológica
Denominamos valencia ecológica al campo o intervalo de tolerancia de una especie respecto a un factor cualquiera del
medio.
Los factores limitantes marcaran unos niveles de tolerancia
(máximo y mínimo) para la existencia de determinadas especies,
algunas de las cuales son poco exigentes, o eurioicas, con relación
al factor en estudio, es decir, tienen valencias ecológicas de gran
amplitud; sin embargo, otras presentan unos límites de tolerancia
estrechos, recibiendo en este caso el nombre de estenoicas.
Las especies estenoicas (menos tolerantes) sueles responder de
manera más eficaz cuando las condiciones del medio les propicias,
comportándose como estrategas k. Por el contrario, las especies
eurioicas se adaptan mejor a las condiciones cambiantes del
medio, su abundancia es menor y son menos especialistas en
nichos ecológicos, comportándose como estrategas r.

8

ECOLOGÍA DE COMUNIDADES
Una comunidad es una asociación de organismos de diferentes especies que viven en el mismo lugar e interactúan
entre sí; también se puede decir que son un conjunto de poblaciones de animales y vegetales que comparten el mismo
espacio.
A la comunidad también se le llama biocenosis y al lugar que ocupa, con todos sus factores físicos, recibe el nombre de
biótopo. Ambos constituyen un ecosistema.
Las especies que comparten un biotopo, es decir, que constituyen la comunidad están poco emparentadas entre ellas,
así se evita la competencia. Si tuvieran los mismos gustos alimenticios competirían por los mismos recursos.

9

Microcomunidad: es una asociación poblacional que cuenta con las siguientes características:
 Ocupa un espacio ambiental pequeño
 Su existencia es breve ya que es afectada por los cambios ambientales.
 Requiere de la ayuda de comunidades vecinas para satisfacer las necesidades energéticas y completar las
cadenas alimenticias. Como ejemplos de microcomunidades podemos citar un tronco podrido, un charco de
agua.
Estructura de una comunidad biológica
Está determinada por la clase, número y distribución de individuos que forman las poblaciones. En la estructura de una
comunidad biológica se distinguen tres aspectos fundamentales: composición, estratificación y límites:
Composición de las comunidades: dentro de estas se deben tomar en cuenta las siguientes características:
 Abundancia: Es el número de individuos que presenta una comunidad por unidad de superficie o de volumen
(densidad de población)
 Diversidad: Se refiere a la variedad de especies que constituye una comunidad. (tanto la abundancia como la
diversidad son pequeñas en aquellas zonas de climas extremos, como desiertos, fondos de océanos, etc.)
 Dominancia: Se refiere que sobresale en una comunidad, ya sea por el número de organismos, el tamaño, su
capacidad defensiva, etc. La comunidad, por lo general, lleva el nombre de la especie que domina, por ejemplo,
un pinar, (comunidad de espinos), banco de ostras.
Los niveles tróficos
Los organismos de una comunidad pueden clasificarse en tres categorías según la forma en que obtienen el alimento:
productores, consumidores y descomponedores. La mayor parte de las comunidades tiene representantes de los tres
grupos, los cuales interactúan extensamente entre sí.
a) Productores
La luz del sol es la fuente de energía que activa casi todos los procesos vitales en la tierra. Los productores, también
llamados autótrofos (del griego autos: “uno mismo” y trofos: “nutrición”) producen moléculas orgánicas complejas a
partir de sustancias inorgánicas simples, por lo común utilizando la energía de la luz solar. En otras palabras, los
productores realizan la fotosíntesis.
Al incorporar en su organismo las sustancias químicas que fabrican, los productores hacen que su cuerpo o partes de su
cuerpo sean recursos alimenticios para otros organismos. En las comunidades terrestres los productores más
importantes más importantes son las plantas de todo tipo; mientras que en las comunidades acuáticas son las algas y
las cianobacterias. En algunos casos especiales, como en las profundidades sin luz de los océanos, los productores son
bacterias que no realizan fotosíntesis, sino que obtienen la energía primaria de procesos químicos; a estos se les llama
como se dijo en clases organismos quimiosintéticos.
b) Consumidores
Se les llama consumidores a todos aquellos seres vivos que utilizan el cuerpo o partes del cuerpo de otros seres vivos
para obtener materia y energía. Se les llama también heterótrofos. A este nivel trófico pertenecen todos los animales,
los protistas no fotosintéticos, los hongos y las bacterias depredadoras.
Dentro de los consumidores pueden distinguirse los siguientes tipos:
Consumidores primarios: organismos que consumen productores, lo cual significa que son exclusivamente herbívoros.
Vacas, llamas, guanacos, conejos son ejemplos de consumidores primarios, al igual que las almejas y las cholgas en las
comunidades marinas.
Consumidores secundarios: organismos que comen consumidores primarios; entre ellos se encuentran los carnívoros
que comen animales y los insectívoros. Pumas, jaibas, tiburones son ejemplos de carnívoros.
Consumidores terciarios: seres que se alimentan de carnívoros. Se les llama también superdepredadores o carnívoros
finales.

10

Omnívoros: animales que se alimentan de una variedad de organismos, vegetales y animales de diferentes niveles
tróficos. Cerdos, osos y seres humanos son ejemplos de omnívoros.
Carroñeros o necrófagos: son animales que se alimentan de cadáveres, como los buitres, los jotes y algunos crustáceos
marinos.
Detritívoros: organismos que se Alimentan de la materia orgánica en descomposición de animales y vegetales. Los
cangrejos marinos lombrices de tierra y algunas moscas son ejemplos de detritívoros.
c) Descomponedores
Los descomponedores (también llamados desintegradores, putrefactores o sagurófitos) son los que degradan la
materia orgánica y utilizan los productos de la descomposición como fuente de energía.
La materia orgánica presente en el suelo que es susceptible de ser descompuesta en materia orgánica a través de la
acción de organismos vivos recibe el nombre de materia biodegradable. Por lo tanto, el amplio grupo de organismos
descomponedores es el responsable del reciclaje de los nutrientes, de modo que las moléculas simples, liberadas por
ellos, puedan ser reutilizadas por los productores.
Las bacterias y los hongos son importantes descomponedores. Por ejemplo, la madera muerta es invadida por los
hongos metabolizadores de azúcar que consumen carbohidratos simples de la madera, como glucosa y maltosa. Cuando
estos carbohidratos se agotan, otro tipo de hongos, junto con termitas y bacterias, completan la digestión de la madera
degradando la celulosa.
Los descomponedores se pueden dividir en dos grupos: transformadores y mineralizadores.
 Los transformadores son descomponedores heterótrofos: bacterias y hongos en el suelo y solamente bacterias
en el agua. Efectúan transformaciones de la materia orgánica cuyos productos finales pueden ser moléculas
simples, tanto orgánicas como inorgánicas.
 Los mineralizadores son descomponedores quimiosintéticos y, por lo tanto, autótrofos. Estos organismos
elaboran materia orgánica, pudiendo ser el eslabón inicial de nuevas cadenas tróficas, o bien, liberan sustancias
inorgánicas asimilables por los organismos productores.
Estratificación de la Biocenosis: las comunidades se pueden encontrar en estratos o capas horizontales o verticales. De
igual manera, existen comunidades monoestratificasdas, en las que su estratificación vertical es muy pequeña y solo se
permite distinguir un solo estrato, tal es el caso de las zonas rocosas o desérticas cuyos animales y plantas
(representadas especialmente por líquenes) forman una capa al mismo nivel. Como ejemplo de una estratificación
vertical podemos observar un bosque en el cual se encuentra el estrato subterráneo, suelo y un estrato herbáceo,
arbustivo y arbóreo

Límites de la biocenosis: En ocasiones es difícil establecer con
claridad los límites de una comunidad. Esto resulta sencillo hacerlo en
comunidades que ocupan biotopos muy concretos y delimitados,
como ocurre en una pequeña charca o en una isla. Cuando se trata de
individualizar biocenosis establecidas en biotopos como el océano,
resulta difícil delimitarlas pues unas con otras se interfieren. En tales
casos existen zonas de transición que pueden ser intermedias y que se
conocen con el nombre de ecotono. La frontera entre un bosque y
una pradera, o en la orilla de un río, son ejemplos de ecotonos.
Los ecotonos son zonas de tensión entre comunidades, debido a la
competencia que se establece entre los individuos de ambas para
lograr penetrar en el biotopo de su contraria. La zona del ecotono
presenta condiciones climáticas y otras características físicas distintas,
pero generalmente intermedias entre las propias en los biotopos
limítrofes.

11

Nicho ecológico y hábitat
En nicho ecológico y el hábitat se confunden muy a menudo o se suelen tomar como sinónimos. La verdad es que ambos
tienen una relación estrecha pero una incluye a otra.
Hábitat corresponde al lugar que una especie ocupa dentro del espacio físico de la comunidad. Al estudiar el concepto
de hábitat es necesario considerar que los organismos reaccionan ante una variedad de factores ambientales y sólo
pueden ocupar un cierto hábitat cuando los valores de estos factores caen dentro del rango de tolerancia de la especie.
Debido al que el hábitat describe una localización, podemos definirlo a diferentes niveles o escalas. Nuestro hábitat
puede ser el país donde vivimos, la región o la ciudad de residencia e, incluso, nuestra casa.
El concepto de nicho ecológico surge como consecuencia del efecto producido por la competencia. Nicho ecológico es
el espacio ecológico ocupado por una población dentro de un ecosistema.
El nicho ecológico de un organismo comprende, por lo tanto, todos los aspectos de su existencia; esto es, todos sus
factores físicos, químicos y biológicos que le permiten sobrevivir, permanecer saludable y reproducirse. También incluye
lo que consume, aquellos por quienes es consumido, los organismos con los que compite y la forma en que interactúa
con los componentes no vivos del ambiente y es influido por ellos (como luz, temperatura y humedad). El nicho
ecológico entonces es, la totalidad de las adaptaciones de un organismo, el uso que hace de los recursos y el modo de
vida para el cual es apto. De esta manera, la descripción completa de nicho ecológico de un organismo implica
numerosas dimensiones.
Se hace una distinción entre nicho potencial y la función que el organismo realmente cumple. El nicho potencial tiene
que ver con todas las posibilidades para lo cual es capaz y desarrollaría en condiciones ideales; sin embargo, factores
como competencia con otras especies suelen excluirlo de una parte del nicho potencial. Por el contrario, el modo de
vida de un organismo desarrolla constituye su nicho real. Normalmente, cuando hablamos de nicho ecológico nos
estamos refiriendo al nicho real.
Factores limitantes del nicho
El modo de vida de un ser vivo es determinado por sus mecanismos adaptativos de todo tipo, los que a su vez
determinan la tolerancia del organismo a los factores ambientales. Cuando un factor ambiental está en una intensidad o
cantidad normal para un ser vivo que lo necesita, dicho organismo vive sin problemas. Pero, si este factor disminuye por
debajo de un nivel mínimo necesario se transforma en un factor limitante. La mayoría de éstos son variables simples,
tales como el contenido de minerales del suelo, extremos de temperatura, concentración de gases en el aire,
concentración de sales en el agua, etc.
Por sus interacciones, tales factores permiten definir el nicho real de un organismo.
Dinámica de una comunidad biológica
La estructura física y biológica no es una característica estática de la comunidad, ya que cambia temporal y
espacialmente.
La estructura vertical de la comunidad cambia con el tiempo. Conforme los organismos que forman, nacen, crecen y
mueren. Las tasas de natalidad y mortalidad de las especies varían en respuesta a los cambios ambientales, cambiando
el patrón de diversidad y dominancia de las especies. Lo que lleva a lo largo del tiempo y en el espacio a un cambio en la
estructura de la comunidad, tanto física como biológica. Este cambio en el patrón de la estructura de la comunidad es lo
que se llama dinámica de comunidades.
Dentro de la dinámica de comunidades podemos encontrar tres puntos fundamentales: las sucesiones ecológicas, las
fluctuaciones y las interacciones que se desarrollan entre las poblaciones.
Fluctuaciones de las poblaciones
Son cambios en las poblaciones que, debido a diversos factores ambientales, afectan a veces dependiendo de la
densidad o bien de la forma independiente de la diversidad, pueden tener efectos profundos, a favor o en contra, sobre
otras poblaciones incluyendo a la especie humana.
Sucesión ecológica
Es un cambio estructural de una comunidad en la que un conjunto de plantas y animales toman el lugar de otros siguen
en un oren predecible hasta cierto punto, aunque son tan variados como los ambientes en los que se lleva a cabo la
sucesión.

12

En cada caso, la sucesión comienza con unos pocos invasores fuertes llamados pioneros. Si no hay perturbación, la
comunidad que se ha establecido llegará a formar una comunidad clímax, variada y relativamente estable, que subsiste
por si misma a lo largo del tiempo.
La sucesión adopta dos formas principales:
Sucesión primaria: una comunidad coloniza poco a poco una
roca desnuda, arena o estanque gracial, donde no existe
rostro de la comunidad. La formación de una comunidad
desde la nada es un proceso que por lo regular, toma miles o
incluso decenas de miles de años.

Sucesión secundaria: se desarrolla una nueva comunidad
después que una ya existente ha sido alterada, por ejemplo, por
un incendio forestal, tala indiscriminada o abandono, como
puede ocurrir con un campo agrícola. Esta sucesión es mucho
más rápida que la primaria, porque la comunidad que ha sido
eliminada ha dejado su rastro en forma de tierra orgánica o
semillas.

Reglas generales en las sucesiones
A medida que transcurren las sucesiones, se puede apreciar una serie de cambios en los ecosistemas:
 La diversidad aumenta: la comunidad climax permite la existencia de un gran número de especies.
 La estabilidad aumenta: las relaciones entre las especies que integran la biocenosis son muy fuertes, existiendo
múltiples circuitos y realineamientos que contribuyen a la estabilidad del sistema.
 Aumenta el número de nichos: este incremento es debido a que cuando se establecen relaciones de
competencia, las especies r son expulsadas por las especies k, que ocupan sus nichos. El resultado final de una
0
especie para cada nicho y un aumento en el número total de ellos.
 Cambios de unas especies por otras: las especies pioneras u oportunistas colonizan, de forma temporal, los
territorios no explotados. Se pasa de forma gradual de las especies estrategas r, adaptables a cualquier
ambiente, a especies estrategas k, más exigentes y especialistas.
 Evolución de los parámetros tróficos: la productividad decrece con la madurez. Margalef afirma que la
comunidad climax es el estado máximo de biomasa y mínima tasa de renovación.
Interacciones entre las poblaciones
La red de vida interactuante que constituye una comunidad tiende a mantenerse en equilibrio entre los recursos y el
número de individuos que los consumen. Cuando las poblaciones interactúan unas con otras e influyen en la capacidad
de cada una para sobrevivir y reproducirse, sirven como agentes de selección natural. Por ejemplo los depredadores al
matar a las presas más fáciles de atrapar, como animales viejos o enfermos, dejan vivos a los individuos con mejores
defensas contra la depredación. Así, estos individuos dejan un mayor número de crías, cuyas características hereditarias
predominarán en la población. De esta forma, al mismo tiempo que se controla el tamaño de las poblaciones, las
interacciones moldean el cuerpo y comportamiento de las poblaciones en las que interactúan.

13

En una comunidad, existen dos principales formas de relaciones entre los organismos: las relacones intraespecíficas y las
relaciones interespecíficas.
 Las relaciones intraespecíficas: son aquellas que se establecen entre individuos de una misma especie, como,
por ejemplo, las bandadas de aves, las sociedades, (como es el caso de la sociedad de abejas), etc.
 Las relaciones interespecíficas: son aquellas que se desarrollan entre miembros de diferentes especies.
Relaciones interespecíficas
La coexistencia de poblaciones diferentes genera una serie de interacciones, de las que dependen el desarrollo y
evolución simultánea de todas ellas como ya se mencionó en párrafos anteriores. Dichas interacciones actúan como
factores limitantes bióticos, que al permitir la existencia de unas en detrimento de otras van a contribuir a la estabilidad
del conjunto.
Los productores, consumidores y descomponedores de una comunidad interactúan de diferentes formas, y cada uno
establece asociaciones con otros organismos. Estas interacciones entre especies diferentes pueden ser Simbióticas y No
simbióticas.
Relaciones no simbióticas
Aún cuando muchas relaciones que tiene un organismo son simples contactos esporádicos, de corta duración, ellas no
son muy influyentes en la sobrevivencia. Al igual como se debe enfrentar las condiciones físicas y químicas de su
ambiente, cualquier organismo también debe hacer frente a las amenazas o a las oportunidades que le oponen o
brindan los otros organismos que forman parte de la comunidad biológica.
Las interacciones de corta duración, que no significan una asociación permanente, son llamadas relaciones no
simbióticas, entre las cuales merecen especial atención la depredación y la competencia.
1.- Competencia
La competencia es una forma de interacción entre individuos de la misma especie (competencia intraespecífica) o entre
individuos de especies diferentes (competencia interespecífica) que utilizan el mismo recurso, el cual suele estar en
cantidad limitada, de manera que ambos organismos o especies se ven perjudicadas en esta interacción. Como
resultado de la competencia el éxito biológico y reproductivo de los individuos que interactúan puede verse reducido.
Entre los diversos recursos por los cuales los organismos pueden competir se encuentran el alimento, el agua, la luz, el
espacio vital, las madrigueras, los sitios de nitrificación, etc.
En el caso de la competencia interespecífica, la intensidad de la competencia depende de lo similares que sean los
requisitos de las especies involucradas. En otras palabras, el grado de competencia es proporcional a la magnitud de la
superposición de los nichos ecológicos de las especies en competencia. La competencia, ya sea interespecífica o
intraespecífica, puede darse de dos maneras: por interferencia o por explotación.
 Competencia por interferencia
En esta forma de competencia, un competidor interfiere en el acceso a un recurso por parte de otro, de manera
directa. Por ejemplo, los animales territoriales dejando señales que advierten su presencia (marcas territoriales).
Si otro animal invade su territorio, puede ocurrir un encuentro agresivo entre ellos. En este ejemplo, el territorio
es el recurso por el cual compiten los organismos pero además lo hacen por la utilización de otros recursos que
se hallan en él, como agua, alimentos, etc.

Competencia por explotación
En este caso los organismos involucrados en la competencia no interactúan en forma directa, sino que en forma
directa, si no que en forma indirecta. Por ejemplo, los individuos de una población de animales, cuya
alimentación está basada en vegetales, deben encontrar este alimento para poder nutrirse. Si otro grupo de
organismos, como las langostas, encuentra antes los vegetales y deja sólo los restos, los animales deberán
continuar buscando, lo que significa para ellos un mayor gasto de energía y mayor riesgo de depredación.

14

Principio de exclusión competitiva
En la competencia interespecífica, como se vio en párrafos anteriores, dos especiéis diferentes no pueden ocupar
exactamente el mismo espacio físico, el mismo nicho ecológico en forma simultánea y continua. Esta idea que suele
designarse como principio de exclusión competitiva, fue formulado por el microbiólogo ruso G.F. Gause en el año 1934.
Este principio indica lo siguiente “si se pusieran juntas dos especies con el mismo nicho ecológico y se les obligara a
competir por algún recurso limitado, inevitablemente una de ellas vencería a la otra por competencia y la especie menos
adaptada de las dos se extinguiría o sería desplazada a otro territorio” Esto debido a que cuando los nichos entre dos
especies se superponen (son muy parecidos), la competencia que se genera entre ambas es muy intensa, lo que puede
determinar el desplazamiento o la extinción de una de ellas. Para formular y demostrar este principio, Gause utilizó dos
especies de Protistas del Género Paramecium: P. aurelia y P. caudatum.
Primero, estas especies fueron cultivadas por separadas, frente a las mismas condiciones de laboratorio observándose
que ambos proliferaban satisfactoriamente. Sin embargo, cuando Gause colocaba juntas las dos especies en un mismo
matraz, siempre una de ellas eliminaba o excluía competitivamente a la otra. Esto es posible observar en los siguientes
gráficos.

En la figura se muestra el
experimento realizado por
Gause. Las líneas punteadas son
el crecimiento de la población
de Paramecium en un cultivo
por separado y las líneas
continuas son el crecimiento de
Parameciun en un cultivo mixto
(las dos especies juntas)

Utilización diferencial de los recursos
El ecologista R. MacArthur puso a prueba en condiciones
naturales lo que Gause investigó en su laboratorio. Para ello
investigó cinco especies de Gorjeadores de Norteamérica (un
tipo de ave). Todas estas aves cazan los mismos insectos y
anidan en el mismo tipo de pino. Este investigador observó que
cada especie concentra su búsqueda en zonas específicas del
árbol, emplea diferentes tácticas de caza y anida en épocas
ligeramente diferentes. Al dividirse los recursos, los Gorjeadores
reducen al mínimo la superposición de sus nichos y aminoran la
competencia entre diversas especies.
De esta forma, MacArthur descubrió que cuando dos especies
coexisten con necesidades similares, por lo regular ocupan un
nicho más pequeño que el que cualquiera de ellas ocuparía si
estuviese sola. Este fenómeno conocido como partición de
recursos es una adaptación evolutiva que reduce los efectos
perjudiciales de la competencia interespecífica.

15

La competencia y la regulación del tamaño y distribución de una población
Los individuos de una misma especie tienen necesidades idénticas de recursos y ocupan un mismo nicho ecológico. Por
esta razón, la competencia interespecífica es uno de los principales factores reguladores del tamaño de las poblaciones.
Un estudio que llevó a cabo el ecologista J. Connell con percebes (crústaceos que se adhieren permanentemente a las
rocas y a otras superficies del mar), comprobó de cierta forma el efecto de la competencia interespecífica en la
distribución y tamaño de las poblaciones en competencia.
Los percebes del género Chthalus comparten los litorales de Escocia con otro género llamado Balanus. Sus nichos
ecológicos se traslapan considerablemente. Ambos géneros viven en la zona intermareas. Connel encontró que
Chthamalus domina la zona marea alta y Balanus, la marea baja. Cuando este investigador retiró a todos los Balanus, la
población de Chthamalus aumentó y se diseminó hacia la zona en que habitaba Balanus.
Donde el hçabitat es idóneo para ambos géneros, Balanus vence porque es más grande y crece con más rapidez. Sin
embargo, Chthamalus tolera las condiciones de mayor sequedad, por lo que goza de una ventaja competitiva en marea
alta. Como lo ilustra este ejemplo, la competencia interespecífica limita tanto el tamaño como la distribución de las
poblaciones en competencia.
De esta forma, así como la competencia dentro de las especies lleva a la eliminación de la gran mayoría de los
individuos, la competencia entre las especies puede llevar a la eliminación de una especie en una comunidad.
2.- Depredación
Es un tipo de relación en la cual un opganismo de una especie determinada (predador) se alimenta de un organismo de
otra especie (presa). Esto implica la muerte de un organismo que sirve de alimento al otro. Sólo el depredador se
favorece en esta relación.
 Efectos de la depredación en la dinámica de una población
Desde el punto de vista ecológico, las interacciones depredador-presa influyen sobre el número de organismos de una
población y sobre la estructura de la comunidad.
El tamaño de una población de predadores frecuentemente está limitado por la disponibilidad de presas. Sin embargo,
la predación no es necesariamente el factor principal en la regulación del tamaño de la población de organismos presa,
ya que ésta se puede ver más influenciada por su propio suministro de alimentos.

Grafico
que
muestra
las
variaciones en el número de
individuos del predador y la presa.
Se puede apreciar como el número
de presas también hace variar el
número de predadores

 Evolución y depredación
Los depredadores utilizan una variedad de tácticas o técnicas para obtener su alimento. Estas tácticas están bajo intensa
presión selectiva y es probable que aquellos individuos que obtienen el alimento en forma más eficiente, dejen una
mayor cantidad de descendencia.
En el caso de la presa potencial, es probable que aquellos individuos que tiene más éxito en evitar la depredación dejen
la mayor cantidad de descendencia. De ésta manera, la depredación afecta a la evolución tanto del depredador como de
la presa.

16

Un depredador más eficiente para capturar sus presas ejerce una intensa presión selectiva sobre éstas, las cuales con el
tiempo desarrollan algún recurso para reducir la probabilidad de ser capturadas. A su vez, el recurso adquirido por la
presa actúa como una fuente de presión selectiva sobre el depredador. Esta evolución interdependiente entre las
especies interactuantes se denomina coevolución.
Entre las tácticas que utilizan tanto depredadores como presas, están el camuflaje, el mimetismo, las señales de alerta,
entre otras
Relaciones simbióticas
Los miembros de una relación simbiótica, llamados simbiontes, pueden beneficiarse, no ser afectados o resultar
perjudicados por la relación. Las numerosas asociaciones simbióticas en la naturaleza son el resultado de una
coevolución, es decir, de una evolución en la que dos organismos distintos interactúan de manera tan estrecha y por un
largo tiempo, que se adaptan cada vez más uno al otro.La simbiosis asume tres formas: mutualismo, consalismo,
protocoperación, parasitismo y amensalismo

1.- Parasitismo
Es un tipo de relación en la cual un organismo conocido como parásito durante toda su vida se alimenta de otro
organismo (huésped), al cual le provoca daño sin causarle la muerte. Algunos científicos consideran el parasitismo una
forma especial de depredación, en la que el depredador es considerablemente más pequeño que la presa.
Como ocurre con las formas más obvias de depredación, es probable que las enfermedades producidas por parásitos
eliminen a los individuos más jóvenes, a los discapacitados a los más viejos, haciéndolos más susceptibles a otros
depredadores, a los efectos del clima o a la escasez de alimento, etc.
Existen dos tipos de parásitos:
Ectoparásito: son aquellos que viven sobre la superficie del huésped. También son conocidos como parásitos externos.
Ejemplo de estos parásitos son los piojos, las pulgas, las garrapatas, etc.
Endoparásitos: son aquellos que viven en el interior del huésped, como por ejemplo, la lombriz solitaria (Tenia), los
acaros.
2.- Mutualismo
Es una relación en donde dos especies participantes obtienen beneficio mutuo de una relación y no pueden vivir
separadamente, pues mueren. Es una relación obligada. Ej: plantas y bacterias fijadoras de nitrógeno (Rizobium sp), las
plantas y sus polinizadores.
3.- Protocooperación
En esta relación ambas especies resultan favorecidas, sin embargo, no exuste una dependencia mutua. Ejemplo: algunas
aves acostumbran posarse sobre la piel de los jabalíes para alimentarse de los parásitos.
4.- Comensalismo
En esta relación se beneficia sólo una especie, mientras que la otra no se beneficia ni se daña. Por ejemplo:la relación
entre el tiburón y el pez rémora.
5.- Amensalismo
Relación en la cual uno de los asociados resulta perjudicado por otro que no manifiesta un cambio aparente. Ej: Hongo
Penicillium productor de penicilina (un antibiótico que inhibe el crecimiento de bacteria) y las bacterias. En esta relación,
los hongos no se afectan ni se benefician; las bacterias en cambio, son seriamente afectadas.
Biodiversidad versus estabilidad ecológica
Por diversidad se entiende la diversidad biológica, es decir: “la riqueza o variedad de especies, la cual puede ser
expresada como el número de clases distintas por unidad de espacio o como la razón entre estas clases y el número de
individuos totales, y la abundancia relativa, o la distribución de los individuos entre las distintas clases” (E.P. Odum).
Según esta definición, la diversidad tiene dos componentes: si comparamos dos ecosistemas, será más diverso no solo el
que tiene mayor número de especies, sino el que posee, además, el mayor número de individuos por cada especie.
El concepto de diversidad no sólo se aplica a las especies; también se puede hablar e diversidad de ecosistemas y
diversidad genética.

17

Los ecólogos consideran que la estabilidad de una comunidad es una consecuencia de su complejidad; esto es, una
comunidad con una considerable diversidad de especies más estable que otra con menor diversidad. Con una multitud
de posibles interacciones dentro de la comunidad es poco probable que cualquier perturbación aislada pueda afectar a
un número de componentes que pongan en peligro al sistema total. Por ejemplo, las plagas destructivas son más
comunes en campos cultivados, que son comunidades de baja diversidad, que en comunidades naturales con mayor
diversidad de especies.
Las causas principales de la pérdida de biodiversidad son la deforestación, el sobrepastoreo, la destrucción de hábitat, el
coleccionismo, la caza, la venta de especies no autóctonas y las actividades industriales.
Biodiversidad en Chile
En Chile existen 684 especies terrestres y de agua dulce de diversas clases de animales. De ellas 243 presentan
problemas de conservación:

Especies Chilenas
Especies con problemas de conservación
Porcentaje con problemas

Mamíferos
91
51
56%

Aves
432
72
17%

Réptiles
78
45
58%

Anfibios
39
31
79%

Peces
44
44
100%

TOTAL
684
243
35%

Los problemas de conservación se clasifican en tres categorías: especie extinta, especie en peligro de extinción y especie
vulnerable.
Especies extintas:
Son aquellas que sin lugar a dudas, no han sido localizadas en estado silvestre en los últimos 50 años. En chile existen
dos especies de vertebrados clasificados en esta categoría:
Ctenomys magellanicus dicki, Tuco-Tuco de la Isla Riesco (mamífero)
Numenius borealis, Zarapito boreal (ave)
Especies en peligro de extinción
Son aquellas cuya supervivencia es poco probable si los factores causales de peligro continúan operando como lo hacen
actualmente. Se incluyen poblaciones que han sido reducidas a un nivel crítico o cuyo hábitat ha sido reducido
drásticamente. En Chile hay 50 especies clasificadas en esta categoría; por ejemplo:
Chinchilla lanígera (chinchilla chilena)
 Felis colocola (gato colocolo)
 Hippocamelus bisulcus (huemul)
 Cyanoliseus patagonus byroni (loro tricahue)
 Liolaemus gravenhorsti (lagartija)
 Rhinoderma rufum (ranita de Darwin)
 Trichomycterus chungarensis (bagrecito del Chungará)
 Basilichthys microlepidotus (pejerrey chileno)
Especies vulnerables
Son aquellas sobre las cuales se cree pasarán en un futuro cercano a la categoría de “peligro” si los factores causales de
la amenaza continúan operando. Se incluyen todas las especies que están disminuyendo debido a la sobre explotación o
destrucción del hábitat y a quellas que aun son abundantes pero están bajo la amenaza de factores adversos. En Chile
existen 92 especies clasificadas en esta categoría; por ejemplo:
 Lagidium viscasia (vizcacha)
 Lutra felina (chugungo)
 Felis concolor (puma)
 Lama guanicoe (guanaco)
 Pudu pudu (pudú)
 Columba araucana (torcaza)
 Spheniscus Humboldt (pingüino de Humbolt)
 Caudiververa nitidus (rana chilena)
 Percicthys trucha (trucha criolla)
 Vicugna vicugna (vicuña)
 Pseudalopex fulvipes (zorro chilote)
 Pterocnemia pennata pennata (ñandú)

18

Factores que determinan el número de especies de una comunidad
Las comunidades varían mucho en el número de especies que contienen. Por ejemplo, un arrecife de coral es una
comunidad con diversidad de especies extremadamente grande; en cambio, una isla pequeña o una cima de montaña
presentan baja diversidad de especies.
¿Qué determina el número de especies de una comunidad?
Al parecer no existe una respuesta única; probablemente son significativos varios factores que revisaremos brevemente:
1.- Abundancia de nichos potenciales:
Una comunidad que ya es compleja en factores físicos, químicos y biológicos ofrece mayor variedad de nichos ecológicos
potenciales que una comunidad simple, y por ese motivo puede hacerse aún más compleja si surgen o inmigran
organismos potencialmente capaces de ocupar esos nichos.
2.- Aislamiento geográfico del hábitat
La diversidad de especies se relaciona inversamente con el aislamiento geográfico del hábitat. Las comunidades que
habitan islas tienden a ser mucho menos diversas que las comunidades que habitan ambientes continentales, aun
cuando las condiciones ambientales sean similares. Esto se debe en parte a la dificultad de muchas especies de llegar a
la isla para colonizarla, y también a que la zona sea más pequeña y que posea menos hábitat y nichos ecológicos
potenciales.
3.- Estrés ambiental sobre el hábitat
Sólo aquellas especies capaces de tolerar condiciones ambientales extremas pueden vivir en una comunidad sometida a
estrés ambiental. Así, la diversidad de especies de un río contaminado será más baja que un río limpio cercano similar.
De igual modo, la diversidad de especies de comunidades de altas latitudes expuestas a climas crudos, es menor que la
de comunidades de más baja latitud y con clima más benigno.
4.- Efecto de borde
La diversidad de especies suele ser mayor en los bordes de comunidades distintas que en sus centros, debido a que el
borde contiene mayores posibilidades de nichos ecológicos diferentes.
5.- Sobredominancia de una especie
La diversidad de especies es reducida cuando cualquiera de las especies disfruta de una clara y exagerada posición de
dominancia dentro de una comunidad. En este caso, la especie sobre dominante se apropia de los recursos disponibles y
desaloja o elimina de la competencia a muchas otras especies.

ECOSISTEMA
Como ya se vio en ecología de comunidades existe un lugar que es ocupado por todos los organismos vivos llamado
biotopo, el cual comprende la temperatura, la radiación, la humedad ambiental, presión atmósférica, sustancias
orgánicas e inorgánicas, etc. Por otro lado, el componente biótico o biocenosis (elementos vivos) del ecosistema
comprende los productores consumidores y descomponedores (en algunos textos llamados desintegradores o
microconsumidores) que para efectos de conocer la transferencia de energía se llaman a cada uno nivel trófico. Esta
combinación de componentes bióticos y abióticos, a través de los cuales fluye la energía circula los materiales, se conoce
como ecosistema.
En relación al componente biótico se distinguen 2 tipos de organismos:
a.- Los autótrofos: son aquellos organismos capaces de utilizar diferentes formas de energía y utilizarlas para sintetizar
sustancias orgánicas a partir de materias inorgánicas. Ejemplo: fotosíntesis y quimiosíntesis.
b.- Los heterótrofos: corresponden a aquellos organismos que degradan, asimilan y desintegran las sustancias orgánicas
necesarias para satisfacer sus requerimientos vitales.
Como todo sistema, el ecosistema requiere de una fuerza impulsora, siendo esta fuerza la energía. La fuente de energía
determina en gran medida las características de un ecosistema. Es así como los principales tipos de energía que mueven
el ecosistema son la energía solar y la producida por los combustibles químicos.

19

Transferencia de materia y energía
La principal razón por la cual los seres vivos se relacionan con su entorno es para la obtención de materia y energía. Este
intercambio es esencial para formar y mantener las estructuras de los sistemas biológicos, así como para el óptimo
desarrollo de todas sus actividades.
Cadenas tróficas
La primera y única energía exterior que ingresa a los ecosistemas es la energía radiante proveniente del sol. Su influencia
sobre el planeta Tierra es la causa de la mayor parte de los fenómenos químicos y físicos, así como también de la
activación de los procesos biológicos.
Del total de la radiación solar que llega a la Tierra, un 30 % es reflejada de inmediato hacia el espacio; solamente el 70%
restante es absorbida por el planeta y acciona el ciclo del agua, impulsa los vientos y las corrientes oceánicas, activa la
fotosíntesis y calienta el planeta.
¿Cuánta energía solar es absorbida en la fotosíntesis?
Se ha estimado que la eficiencia máxima de absorción de la luz solar en la
fotosíntesis tiene un promedio de 2%. Esta es la porción de energía solar
capturadas por las plantas y que queda almacenada en los enlaces químicos de
las moléculas orgánicas producidas en la fotosíntesis. Con esta energía,
transferida de un organismo a otro, funcionarán todos los sistemas biológicos
del planeta.
A las rutas de consumo de la biomasa en un ecosistema, por transferencia de
materia de un organismo a otro, se les denomina cadenas tróficas o
alimentarias.
La cadena trófica más simple se compone, al menos, de tres niveles tróficos,
los que corresponden a diferentes posiciones respecto a la utilización de la
materia y la energía: productores, consumidores y descomponedores. Los
productores inician la cadena convirtiéndola energía luminosa en energía
química; los consumidores obtienen la materia de los productores; los
descomponedores toman la materia de los consumidores y la reciclan.
El flujo de energía en las cadenas tróficas es siempre una corriente en una sola
dirección, puesto que se inician en los productores, sigue a través de los
consumidores y termina con los descomponedores.

Al seguir este flujo dentro de los ecosistemas, no solamente se comprende su sentido unidireccional, sino que también
se observa que la energía se va degradando progresivamente entre uno y otro eslabón de la cadena. Esto sucede porque
cada organismo, para construir su propia biomasa, gasta energía en la realización de sus procesos vitales y, por último,
otra porción de energía es liberada como calor.
Debido a que la energía se va degradando a medida que es transfería, la energía es recibida por los consumidores es
menor y más pobre mientras más lejos se encuentre el organismo consumidor de los productores dentro de la cadena
trófica. Esta es la razón por la cual las cadenas tróficas más largas tienen un máximo de cinco eslabones.
En un ecosistema la energía circula linealmente y la materia lo hace cíclicamente
En estos casos, las cadenas tróficas se estructuran en los siguientes niveles:

a) Productores, son los organismos autótrofos, como las plantas verdes.
b) Consumidores primarios, están representados por los organismos heterótrofos que se alimentan de plantas
(herbívoros).
c) Consumidores secundarios, se trata de los organismos heterótrofos que se alimentan de herbívoros (carnívoros
comedores de herbívoros)

20

d) Consumidores terciarios, son los organismos que se alimentan de los consumidores secundarios (carnívoros
consumidores de carnívoros).
e) Descomponedores, son seres vivos heterótrofos (bacterias y hongos) que hacen que las cadenas se cierren en
ciclos; descomponen y remineralizan la materia orgánica de cadáveres, excrementos, etc., en materias solubles
utilizadas por los productores.
Tramas o redes tróficas
En la naturaleza son muy escasas las cadenas
tróficas simples, unidireccionales y sin
derivaciones intermedias, dado que pocos
organismos comen un solo tipo de otros
organismos. Es más común que el flujo de
energía y la materia por los ecosistemas
implique una gama de elecciones de alimento
para cada organismo. En cualquier ecosistema
normal son posibles numerosas vías
alternativas. Así, un modelo más realista para
el flujo de energía y materia es la trama
alimentaria o red trófica, un complejo de
cadenas tróficas interconectadas.

Las pirámides ecológicas
El hecho de que sólo el 10 % de la energía pase de un eslabón a otro en las cadenas tróficas nos hace deducir que la
biomasa y la energía de cualquier nivel trófico no puede sobrepasar el equivalente al 10% de la biomasa del nivel
anterior de la misma cadena trófica. Es decir si un productor representado por el plancton tiene una biomasa 1000 kilos
en un ecosistema, en ese mismo ecosistema solamente se pueden mantener 100 kg de la biomasa de los peces que se
alimentan de ese plancton.
Los valores energéticos correspondientes a los distintos niveles tróficos se representan por medio de las pirámides
ecológicas, entre las que distinguimos tres tipos principales: pirámide de energía, pirámide de biomasa y pirámide de
números.
1.- Las pirámides de energía representan el contenido energético de cada nivel trófico, y en consecuencia indican la tasa
de flujo de energía desde un nivel trófico al siguiente. Suelen expresarse en calorías o en Kilojoules/m año.

21

En términos generales, las pirámides de energía son parecidas a las de biomasa en su forma, pro en ellas se grafica más
claramente la reducción en el contenido de energía que ocurre en cada nivel trófico. Nunca son invertidas, siendo
siempre cualquier nivel trófico más grande que su nivel inferior correspondiente.

2.- Las pirámides de biomasa ilustran la
biomasa en cada nivel trófico sucesivo por
unidad de área en cierto tiempo. Pueden
representar la forma de una pirámide real, ya
que la biomasa va decreciendo en niveles
tróficos sucesivos. Si se supone que en
promedio hay reducción de 90% e la biomasa
por cada nivel trófico, entonces, 10.000 kg de
hierba deben sostener 1.000 kg de grillos, que
a su vez sostendrán 100 kg de ranas; además,
las comunidades de garzas no tendrán una
biomasa superior a 10 kg en total.
Ocasionalmente, en algún ecosistema, la
pirámide de biomasa puede resultar invertida;
es decir, el nivel inferior tiene una biomasa
menor que su nivel superior correspondiente,
como sucede en la relación fitoplanctonzooplanton en ecosistemas marinos. Esto
ocurre solamente cuando la biomasa de un
nivel inferior es altamente productiva y
experimenta una muy elevada Tasa de
Renovación.

3.- Las pirámides de números muestran la
cantidad de organismos en cada nivel trófico
del ecosistema. En la mayor parte de las
pirámides, cada nivel trófico sucesivo
ascendente es ocupado por un número menor
de individuos. Por ejemplo, en un pastizal el
número de herbívoros es mayor que el
número de carnívoros. Así como las pirámides
de biomasa pueden presentarse a menudo
con valores invertidos, es decir, que un nivel
inferior, por ejemplo un solo árbol
(productor), pueda proporcionar alimento a
cientos de insectos (consumidor primario) o a
decenas de aves e invertebrados de diversos
tipos.
Debido a que resulta difícil contar el número
de individuos en ecosistemas naturales, una
variante de las pirámides de número es
aquella que en vez del número de individuos
muestra las densidades de las poblaciones.

22

Parámetros tróficos
Se denomina parámetros tróficos a las medidas y factores utilizados para evaluar la eficiencia o rentabilidad energética
de cada nivel trófico y del ecosistema completo.
 Biomasa
La biomasa es la cantidad de materia orgánica viva (fitomasa y zoomasa) o materia muerta (necromasa) de cualquier
nivel trófico o de cualquier ecosistema (por ejemplo, leña, leche, carne, hojarasca, etc.). Podríamos decir que la biomasa
constituye la manera en que la biósfera almacena energía solar.

La biósfera posee una cantidad de biomasa insignificante respecto a la
cantidad de necromasa, siendo aún mayores las reservas resultantes
de la acumulación de carbono reducido, carbón, petróleo, organismos
de otros tiempos geológicos

La biomasa se mide en kilogramos, gramos, miligramos, etc., aunque es frecuente expresarla en unidades de energía: un
gramo de materia orgánica equivale en promedio a 4 ó 5 kilogramos.
También es frecuente, al calcular la biomasa de un sistema, hacer referencia a la cantidad de materia que hay en una
unidad de superficie o volumen; por ejemplo, g/cm2, g/cm3, kg/m3, tm/há.
 Productividad
Se llama productividad a la capacidad energética de un ecosistema, incluyendo la energía almacenada en la biomasa y
la utilizada para mantener dicha biomasa, durante cierto período.
Dependiendo de las formas de utilizar o almacenar la energía, se distinguen los siguientes tipos de productividad:
Productividad primaria (Pp): es el total de energía fijada por los organismos autótrofos, en un cierto período (por
ejemplo, producción de dos millones de Kilocalorías por hectárea en un año: Kcal/há año).
Productividad secundaria (Ph): es la
cantidad de energía almacenada en los
niveles de los consumidores, sean
herbívoros o carnívoros.
Productividad bruta (Pb): es la cantidad de
energía fijada por unidad de tiempo. Si nos
referimos a los productores, este concepto
representa el total fotosintetizado en un
día o en un año. Si se trata de los
consumidores, corresponderá a la cantidad
de alimento asimilado del total ingerido.
Productividad neta (Pn): es la energía
almacenada en cada nivel, potencialmente
disponible para ser transferida a los
siguientes niveles tróficos.

23

Representa el aumento de la biomasa por la unidad de tiempo y se obtiene restando de la producción bruta la energía
consumida en el proceso respiratorio de automantenimiento. (R).
Pn= Pb - R
Como regla general, la energía que pasa de un eslabón a otro es aproximadamente el 10% de la energía acumulada. El
90% restante de la energía se pierde como calor en los procesos de mantenimiento. Esto se conoce como “regla del
10%”.
La regla del 10% explica por la cual el número de eslabones de las cadenas tróficas está limitado a menos de seis, aún
cuando el porcentaje de energía transferida aumenta en los últimos eslabones.
 Tasa y Tiempo de Renovación
La tasa de renovación representa la velocidad con que se renueva la biomasa; por lo tanto, sirve para indicar la riqueza
de un determinado ecosistema o nivel trófico. Su valor es el cuociente Pn/B.
Por ejemplo: la reproducción neta de una biomasa de 5000 mg/m 3 es de 50 mg/m3 por día, entonces su tasa de
renovación es:
Tasa de renovación = 50 mg/m3 x día = 0,01 ó 1% diario
5000 mg/m3
El tiempo de renovación es el periodo que tarda en renovarse un nivel trófico o un sistema. Este concepto se expresa
mediante una relación inversa a la anterior, B/Pn y se puede expresar en días, años, etc.
Tiempo de renovación =

5000 mg/m3
50 mg/m3 x día

= 100 días

Con estos dos parámetros podemos evaluar cuanto es renovable tiene un recurso y tomar medidas de conservación. Por
ejemplo, en el caso anterior, el recurso citado se renueva completamente en 100 días. Si se sigue explotando antes de
ese plazo, se imposibilita su renovación.
 Eficiencia
Esta noción representa el rendimiento de un nivel trófico o de un sistema y se calcula mediante el cuociente
salidas/entradas; es decir, la eficiencia será mayor mientras las salidas sean mayores que las entradas.
La eficiencia puede ser valorada desde diversos puntos de vistas:
 La eficiencia de los productores se calcula mediante la relación energía asimilada/ energía incidente. Como ya
estudiamos anteriormente, está alcanza valores promedios de un 2%, que corresponden tan sólo a la
producción bruta.
 Si calculamos el cuociente Pn/Pb, estaremos midiendo la cantidad de energía incorporada a cada nivel respecto
al total asimilado, en cuyo caso estaremos constatando la pérdida respiratorios, que referidas al caso del
fitoplancton son el 10% al 40%. En la vegetación terrestre estas pérdidas rebasan el 50%.
 La rentabilidad de los consumidores se suele valorar en función de la relación Pn/total ingerido o, como
acostumbran los ganaderos, engorda/alimento.
Muchas veces el hombre, al explorar los recursos en los sistemas naturales, ha valorado la eficacia de ellos a partir de os
resultados obtenidos, sin tener en cuenta toda la energía y materia empleadas para realizar la explotación.
Factores limitantes de la productividad primaria
Una de las mayores preocupaciones de las ciencias de la naturaleza es descubrir un método para aumentar la
producción de alimentos para la humanidad. Para ello, el tema central de las investigaciones lo constituye el estudio de
los factores que influyen en la actividad fotosintética de las plantas, ya que los demás niveles tróficos.
En cuanto a los factores medioambientales limitantes de la producción primaria, la mayoría de los ecólogos estarían de
acuerdo en que son los siguientes: temperatura y agua, nutrientes minerales, luz y dióxido de carbono.

24

Temperatura y agua
La disponibilidad de agua determina la productividad en la tierra más cualquier otro factor. En general, los biomas con
mayor cantidad de agua (por ejemplo, bosques tropicales) son mucho más productivos que aquellos con escasa
precipitación (por ejemplo, desiertos).
En climas secos calurosos se desarrollan organismos adaptados a la sequía (maíz, caña de azúcar), que son de gran
interés agrícola por su rápido crecimiento. En los desiertos, las adaptaciones morfológicas están destinadas
principalmente a evitar las pérdidas de agua. Las cactáceas, por ejemplo, fijan CO2 durante la noche para mantener los
estomas cerrados durante el día y así evitar la pérdida de agua.
Si la temperatura es muy baja en una época del año, las adaptaciones consisten en un predominio de plantas herbáceas
anuales, desarrollo de estructuras hibernantes subterráneas (bulbos, tubérculos) o la aparición de un fotoperíodo o
época de máximo desarrollos de hojas y flores.
Nutrientes y minerales
La presencia de los nutrientes necesarios para que la planta los asimile y fabrique las moléculas orgánicas es un
condicionante importantísimo para la eficiencia fotosintética.
El fósforo es el principal factor limitante de la producción primaria, debido a que se encuentra en sedimentos y su
proceso de liberación es muy lento. El nitrógeno ocupa el segundo lugar en importancia. Es casi siempre limitante en
cualquier parte y no está presente en la mayoría de las rocas a partir de las cuales se forman los suelos.
En el océano la fotosíntesis se realiza en las zonas donde llega la luz, mientras que la degradación de materia ocurre en
el suelo oceánico. La enorme distancia entre la superficie y el fondo marino dificulta el retorno de nutrientes, limitando
la producción primaria.
Luz
La estructura del aparato fotosintético es, por sí mismo un factor limitante de la producción primaria. Los pigmentos
fotosintéticos (clorofilas y carotenos) captan normalmente algunas ondas electromagnéticas de la radiación solar.
No obstante aquello, un incremente en los niveles luminosos suele elevar la productividad de los ecosistemas naturales.
Así también, la cantidad de horas de luz (el largo del día) influye directamente en la fotosíntesis total.

Dióxido de carbono
Tanto los estudios de laboratorio como aquellos de campo indican el incremento en el CO 2 en la zona donde se
encuentra la planta es favorable; no es seguro que sólo esto incremente la productividad primaria, ya que dichas
emisiones traen otros problemas ambientales (por ejemplo, el efecto invernadero), o que junto con la liberación de CO 2
se liberen compuestos de nitrógeno y azufre que puedan inhibir la fotosíntesis.
Los ciclos biogeoquímicos
En la corteza terrestre una gran variedad y cantidad de elementos y compuestos orgánicos, muchos de los cuales son
vitales para el funcionamiento de los sistemas vivientes. A estos elementos se les llama biogenésicos y se les puede
clasificar en dos grandes grupos: macronutrientes y micronutrientes
 Macronutrientes: son compuestos esenciales del protoplasma y se requieren en cantidades significativas por
ejemplo, el carbono, hidrógeno, oxígeno, nitógeno, potasio, calcio, magnesio, azufre y fósforo, incluyendo,
además el agua.
 Micronutrientes: son aquellos elementos y compuestos que siendo también importantes, se requieren en
cantidades pequeñas; ejemplo: fierro, manganeso, cobre, zinc, sodio y cloro.
La materia, de la que están formados todos los seres vivos, circula de ida y vuelta, permanentemente, entre el mundo
vivo y el ambiente abiótico. La tierra es un sistema cerrado de materia: no recibe materia desde el exterior ni tampoco la
pierde. Las sustancias son reutilizadas y recirculan varias veces por los ecosistemas.
A continuación presentaremos tres ciclos importantes para los seres vivos.

25

Ciclo del Agua
El agua es el componente principal de todos los seres vivos y es fundamental para el sustento de la vida. En la
naturaleza se encuentra circulando constantemente, formando parte de los ríos, lagos, mar, nubes y de los
seres vivos. Esta circulación de agua en los ecosistemas se denomina ciclo del agua o ciclo hidrológico.
A pesar de que el agua está moviéndose continuamente, la cantidad de agua del planeta se mantiene
invariable desde que se formó la Tierra. En los ecosistemas se puede encontrar en los estados líquido, gaseoso
y sólido, producto de diferentes cambios de estado.

Ciclo del carbono
Los seres vivos deben disponer de carbono, porque las moléculas que constituyen toda forma de vida, proteínas, ácidos
nucleicos, lípidos y carbohidratos contienen dicho elemento. El carbono existe en la atmósfera como dióxido de
carbono (CO2), el cual constituye aproximadamente 0,03 % del aire atmosférico. También está presente en el océano
como carbonatos (HCO3) y en rocas como la caliza.
Durante la fotosíntesis, las plantas, algas y cianobacterias extraen el dióxido de carbono del aire y los fijan (incorporan)
en compuestos químicos complejos, por ejemplo, azúcar. Estos compuestos suelen ser utilizados como combustibles en
el proceso de respiración celular, y de este modo de CO2 es devuelto a la atmósfera. Ocurre un ciclo similar en
ecosistemas acuáticos, entre organismos acuáticos fotosintetizadores y CO2 disuelto en agua.

26

Ciclo del Nitrógeno
El nitrógeno es esencial para todos los seres vivos porque es el elemento fundamental de las moléculas de proteínas y
ácidos nucleicos. Puesto que la atmósfera terrestre tiene un 80% de nitrógeno, se podría pensar que los seres vivos no
tendrían problemas con el abastecimiento de este gas: sin embargo, el nitrógeno atmosférico es tan estable que no se
combina con facilidad con otros elementos, y en consecuencia los seres vivos no pueden tomarlo directamente de la
atmósfera.
El ciclo del nitrógeno tiene cinco pasos:
1.- Fijación de nitrógeno
2.- Nitrificación
3.- Asimilación
4.- Amonificación
5.- Desnitrificación
1.- Fijación de nitrógeno
Implica la conversión de nitrógeno gaseoso (N2) en amoniaco (NH3) nitrato (NO3-), de modo que el nitrógeno quede
“atrapado” en moléculas utilizables por los seres vivos. Aunque una cantidad considerable de nitrógeno se fija por
combustión, vulcanismo, descargas eléctricas y procesos industriales, la mayor parte de la fijación del nitrógeno es
realizada por bacterias y cianobacterias presentes en el suelo y ambientes acuáticos, produciendo amoniaco.
Hay dos tipos de bacteria fijadoras de nitrógeno: Simbióticas e independientes.
a) Las fijadoras simbióticas, principalmente el género Rhizobium, infectan las raíces de ciertas plantas como las
leguminosas (trébol, alfalfa, etc.). La planta responde a esta infección formando una masa o nódulo dentro de la
cual la bacteria crece y se multiplica. Esta es una sociación mutualista: las plantas les dan carbohidratos a las
bacterias y estas le entregan a la planta amoníaco y diversos aminoácidos.
b) Los fijadores independientes son un grupo muy heterogéneo de bacterias. Las dos más importantes clases son
los Azotobacter y algunos clostridios. Los Azotobacters son bacterias aeróbicas típicas, en cambio los clostridios
son estrictamente anaeróbios. Uno de los procesos que realizan estos organismos es la fermentación de los
aminoácidos, obteniendo, entre otros productos, amoniaco.
En hábitat acuático, y en condiciones anaeróbicas, la mayor parte de la fijación del nitrógeno es realizada por
cianobacterias. En cultivos de arroz, por ejemplo, estos organismos son importantes para mantener la fertilidad de los
suelos.
2.- Nitrificación
La conversión de amoníaco (NH3) en nitrato (NO3), llamada nitrificación, es realizada por bacterias del suelo. Es
un proceso de dos fases: primero, primero las bacterias Nitrosomonas y Nitrococcus convierten el amoniaco en nitrito
(NO2); después la bacteria Nitrobacter oxida el nitrito a nitrato. En conjunto, estas bacterias mineralizadoras y las
fijadoras de nitrógeno, son llamadas bacterias nitrificantes.
NH3

+

1 1/2O2

NO2-

+

H

+

H2O

+

Energía

Estas reacciones químicas son la base energética de estas bacterias. Recuerda que corresponden a organismos
quimiosintéticos.

27

3. Asimilación
En este proceso, las raíces de las plantas absorben en nitrato (NO3) o el amoníaco (NH3) que se formaron por
fijación o nitrificación, e incorporan el nitrógeno en las moléculas de proteínas y ácidos nucleicos. Cuando los animales
comen tejidos vegetales, asimilan el nitrógeno para fabricar sus propias proteínas y ácidos nucléicos.
4.- Amonificación
La conversión de compuestos nitrogenados orgánicos (por ejemplo, aminoácidos y proteínas) en amoníaco, y las
bacterias que realizan este proceso reciben el nombre de baterías amonificantes. El producido entra en el ciclo del
nitrógeno y queda disponible una vez más para los procesos de amonificación y asimilación.
Amonificación es parte de los mecanismos de descomposición química de los restos de organismos muertos y de los
desechos animales.

5.- Desnitrificación
La reducción del nitrato (NO3) a nitrógeno gaseoso (N2) se denomina desnitrificación. Las bacterias responsables de este
proceso (bacterias desnitrificantes) revierten la acción de las bacterias fijadoras de nitrógeno y nitrificantes; es decir,
devuelven nitrógeno en forma de gas a la atmósfera. Las bacterias desnitrificantes son anaeróbias, por lo que se
desarrollan en sitios con poco o nada de oxígeno. Por ejemplo se encuentran en capas profundas del suelo y en las aguas
subterráneas.

28

Ciclo del fósforo
El fósforo no existe en estado gaseoso, y por tanto no está en la atmósfera. Sus depósitos de mayor importancia
corresponden a los sedimentos oceánicos, donde se encuentra más o menos inmovilizados formando parte de la
litosfersa. Su proceso de liberación es muy lento, razón por la que constituye el principal factor limitante,
considerándose por ello un recurso no renovablemente.
La erosión de las rocas fosfatadas liberan fosfato en el suelo, de donde es captado por la raíces de las plantas. Una vez
en el interior de las células, el fosfato es utilizado en una variedad de moléculas biológicas (por ejemplo ácidos
nucleicos). Los animales obtienen la mayor parte del fosforo a través de los alimentos que consumen, aunque en
algunas localidades el agua potable contiene cantidades significativas de fósforo inorgánico.
El fósforo circula por la materia viva en la medida en que los seres vivos se comen unos a otros, y sale como fosfato
inorgánico al mundo inerte por acción de los descomponedores.
En las comunidades acuáticas, el fósforo ingresa a través de algas y plantas, que a su vez sirven de alimentos a los
diversos peces, moluscos y crustáceos. Una pequeña parte de estos peces e invertebrados son consumidos por aves
marinas, que defecan en las rocas, dejando grandes depósitos de guano, rico en fosfatos y nitratos. Una vez en tierra,
estos minerales pueden ser absorbidos por la plantas.