Semiología – Taller

Sofía Eugenia Tula
15/10/2014

El mercado: arrollador principal de la cultura.
"La desvalorización del mundo humano crece en razón directa de la valorización del
mundo de las cosas" Karl Marx.

De más está decir que el mercado es aquél espacio en donde se desarrollan toda
clase de compras y ventas, sobre todo relacionados a las mercancías, estos bienes
útiles que requerimos para nuestro desarrollo y subsistencia. Sin embargo, no
solamente son los bienes tangibles –comida, indumentaria, etc.- aquellos que
encontramos en esta órbita de intercambio. En este mundo globalizado que nos
abarca, con sus defectos y virtudes, nos encontramos frente a una característica
fundamental: el intercambio de la cultura. Poder comunicarnos tan fácilmente, ver
vídeos en la Internet, hablar con personas que se encuentran a un mundo de
distancia, nos permite sentirnos en esos lugares tan lejanos. Por lo tanto aquí vemos
que hay dos factores fundamentales que atañen al mercado, por un lado la
globalización relacionada intrínsecamente con la diseminación de la cultura, vista
como el conjunto de costumbres, formas de vida, formas de opinión, etc., y el mercado
en sí mismo, como un espacio a la vez intangible y tangible en donde se intercambian
todo tipo de mercancías relativas al uso y consumo. Este último, sobre todo en su
faceta capitalista, se desinteresa de la cultura, tiene como principal función llenar las
arcas de aquellos comerciantes o Estados que inciden en él. La globalización nos
permite conocer otras culturas, o hábitos, pero estos resultan vulnerados cuando el
capitalismo atenta directamente sobre estas culturas, haciéndoles creer a estas
personas que tienen que recurrir a la compra indiscriminada de ciertas mercancías
para poder “pertenecer”. Muchas culturas orientales, muy marcadas por sus hábitos
históricos, han resultado influenciados por este capitalismo flagrante manifestado a
través del mercado, como principal factor de expansión de cultura, sobre todo
occidental. Podemos entonces establecer que el mercado funciona atentando contra la
cultura, y para llegar a esta conclusión en primer lugar desarrollaremos los aspectos
que unen al mercado y a la cultura, para luego adentrarnos dentro de una reflexión
relativo al motivo que lleva al sistema capitalista a la necesidad de insertar un tipo de
cultura universal.

1

La televisión. a su cultura. nos encontramos frente a una de las formas de poca valoración de lo propio. la globalización junto al mercado que en este caso se relacionaría al de la música. deseen fervorosamente todas esas cosas que ven que usan los niños de otras culturas. De esta manera. Un poeta muy reconocido llamado Fortunato Ramos ha intentado defender la cultura indígena escribiendo un reconocido poema llamado “No te rías de un coya”. tenemos que respetarlas. La consecuencia más triste de este aspecto del mercado es que todas aquellas personas que creen o realizan otro tipo de costumbres. Esto es fundamental para el desarrollo del mercado. a sus ancestros. vemos en artistas pop provenientes de grupos de diseminación cultural como Disney. Es importante señalar esto porque el mercado estadounidense. entre otras cosas. la propaganda. sobre todo de proveniencia occidental. el escritor relata las costumbres coyas. En este último. Esta necesidad imperiosa lleva a que la cultura quede completamente apartada ya que lo más relevante para este sistema económico es la percepción de ganancias. pero ¿Acaso no significa una vulneración de la cultura preexistente en aquellos países que aún no cuentan con los tipos de bienes más utilizados en otros países? A nuestro parecer sí. la música. despilfarrando justamente el modo de vida capitalista estadounidense occidental. defendiéndolas y resaltando que no hay que burlarse de. Le extrema valoración de los bienes comerciables. Con esta parte del desarrollo se deja en 2 .Semiología – Taller Sofía Eugenia Tula 15/10/2014 Ya hemos dicho previamente que el capitalismo tiene como principal función el desarrollo del mercado para lograr así que aquellos que se dediquen al intercambio de mercancías. Frente a estos supuestos ejemplos adolescentes que las niñas o niños adoran. la Internet permite que todas aquellas personas que se encuentran viviendo un tipo de cultura en particular. se ha encargado de hacer creer por doquier que lo que ellos venden se trata de lo único. uno de los más grandes y reconocidos por la cantidad de centros de difusión ideológica mediante el cine. del camino. por lo tanto. las costumbres de aquellas personas que han vivido en este suelo previamente a la llegada de los españoles. Sin embargo. puedan satisfacer sus arcas y enriquecerse a cuestas de la fuerza de trabajo obrera. haciéndonos entender que los que nos convierte en lo que somos. abre la puerta en forma sistemática a las otras culturas a abandonar sus costumbres para adentrarse en el mundo de la superficialidad yanqui. estos últimos desean firmemente ser como estas figuras transportadoras de ideología capitalista. que aparecen vestidas de una determinada manera. se realiza y perfecciona con la globalización. Aquí entonces. al fin y al cabo. reafirmándolas. Por ejemplo. Fortunato se encarga de elevar a nuestra cultura. son tratados en forma despectiva por elegir respetar a su país. son nuestras raíces y que. y el deseo de lo ajeno. de lo bueno.

una forma de ser. con hábitos distintos. Frente a estos postulados que hemos desarrollado. 3 . La globalización nos permite conocer otras culturas. hoy en día. los comunistas.Semiología – Taller Sofía Eugenia Tula 15/10/2014 claro que el mercado. buscan estandarizar el pensamiento. el mercado cinematográfico tienen como principal objetivo mostrar un ejemplo. Sin embargo. El mercado televisivo. un tipo de vida ideal. se sienten por fuera de lo que “debe ser”. que actúen de una manera en particular y siempre en beneficio de otro. que se plantea como universal cuando en realidad solo se trata de lo que piensan un grupo pequeño de personas con poder económico que buscan satisfacer sus intereses. es una forma de estandarización del pensamiento de las personas las cuales cuando se desarrollan de otra manera a la creada. Mucho se ha discutido a este respecto para intentar mostrar a aquellos que reciben estos mensajes en parte subliminales. En esta cultura universal que se pretende implantar. podemos establecer que efectivamente el mercado y la globalización actúan siempre como diseminadores de ideología. hay un evidente atentado contra las usos y costumbres de los países. Empero. En épocas aun más antiguas. en el sistema capitalista que nos invade. términos como “ponerse la camiseta” de la empresa en que uno trabaja o conceptos como “la cultura del trabajo” o lugares comunes de ese estilo. y el mercado nos ha permitido contar con bienes que nos facilitan la vida. los norteamericanos han hecho todo tipo de películas de gran popularidad para poder establecer que quienes vencen son ellos. hay también una cultura de lo bueno y lo malo. con la aparición del catolicismo se ha tratado de estandarizar a los creyentes. Mismo hoy en día. Instituir una forma de vestir. hasta qué leer o qué ver. este último está manipulado por grupos poderosos que buscan permanentemente persistir en el poder y estandarizar el pensamiento evitando así cualquier tipo de manifestación. los puedan detectar y entender que eso que se muestra como lo ideal o el objetivo que todos deben tener no es más que una ficción y una necesidad de aquellos grupos poderosos de mantenerse en el poder a cuesta de terceros. los perdedores. ciertos países como son los Estados Unidos han querido establecer un tipo de cultura universal. ellos y su sistema. y no los otros. mantener contacto con personas queridas a la distancia. lo correcto y lo incorrecto. Con la colaboración casi fundamental de la globalización. En épocas en donde se desarrollaba el comunismo como una alternativa al capitalismo. no todo es malo.