La Constitución que nos rige actualmente es la que fue elaborada por el Congreso Constituyente de

Querétaro en 1916, encabezado por Venustiano Carranza, la cual fue promulgada el 5 de febrero de 1917
y se considera el logro más significativo de la Revolución Mexicana
La Constitución que actualmente nos rige, está formada por 136 artículos y otros transitorios, los primeros
29 se consideran garantías individuales. Dentro de esta Constitución se encuentran como mayores logros
los artículos 3º, 27, y 123, estos artículos son garantías individuales y sociales.
El artículo 3º establece que la educación básica debe ser gratuita, laica y obligatoria, tendente al
desarrollo armónico de las capacidades del individuo
El Estado deberá impartir la educación en forma gratuita.
I ,. La educación se mantendrá por completo ajena a cualquier doctrina religiosa y, basado en los
resultados del progreso científico, luchará contra la ignorancia y sus efectos, las servidumbres, los
fanatismos y los prejuicios.
El artículo 27 declara que las tierras y las aguas que forman parte del territorio de la nación y los recursos
del subsuelo son en primera instancia propiedad de la misma. Toda explotación de la tierra, estará bajo la
administración del Estado.
Las expropiaciones sólo podrán hacerse por causa de utilidad pública y mediante indemnización.
El artículo 123, contiene las determinaciones sobre el trabajo y la previsión social; otorga derechos y
obligaciones a los trabajadores.
Entre los derechos que han conquistado los trabajadores se encuentran; horario máximo de trabajo diurno
de ocho horas, el nocturno de siete; las horas extras se pagaran doble; tienen derecho a recibir reparto de
utilidades; para cada seis días de trabajo, deberán disfrutar de uno de descanso; tendrán derecho a
huelga; obtendrán seguridad social para sus enfermedades y accidentes; así mismo los familiares tendrán
derecho a recibir asistencia médica.
El Congreso de la Unión, sin contravenir a las bases siguientes deberá expedir leyes sobre el trabajo, las
cuales regirán:
Las mujeres durante el embarazo no realizarán trabajos que exijan un esfuerzo considerable que
signifiquen un peligro para la salud en relación con la gestación; gozarán forzosamente de un descanso
de seis semanas anteriores a la fecha fijada aproximadamente al parto y seis semanas posteriores al
mismo, debiendo recibir su salario íntegro y conservar su empleo y los derechos que hubieren adquirido
por la relación de trabajo. En el periodo de lactancia, tendrán dos descansos extraordinarios por día para
alimentar a sus hijos.
Fuentes :
http://webpages.cegs.itesm.mx/servicios/hdem/rev_mex/const1917.htm
http://noragsilva.wordpress.com/2007/01/24/la-constitucion-de-1917-los-articulos-3-27-y-123/