Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal

Sistema de Información Científica

J.L. García-Hernández, R.D. Valdez Cepeda, R. Servín-Villegas, B. Murillo-Amador, E.O. Rueda-Puente, E.
Salazar-Sosa, C. Vázquez-Vázquez, E. Troyo-Diéguez
Manejo de plagas en la producción de hortalizas orgánicas
Tropical and Subtropical Agroecosystems, vol. 10, núm. 1, 2009, pp. 15-28,
Universidad Autónoma de Yucatán
México
Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=93911243002

Tropical and Subtropical Agroecosystems,
ISSN (Versión electrónica): 1870-0462
ccastro@uady.mx
Universidad Autónoma de Yucatán
México

¿Cómo citar?

Fascículo completo

Más información del artículo

Página de la revista

www.redalyc.org
Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto

C. Playa Palo Santa Rita. Murillo-Amador1. ambiente regulatorio. aunque su utilización la limitan los estándares y reglamentos señalados por las agencias certificadoras. with the restrictions and limitations that are imposed by the standards and regulations of certification agencies. por lo que producir en baja escala y en forma aislada no puede satisfacer los requerimientos del mercado. con un enfoque que considera la regulación actual para lograr y no poner en riesgo de pérdida. CP 23090. La Paz. and physical methods. Carretera internacional y 16 de septiembre s/n. Durango. Palabras clave: agricultura orgánica. México. (CIBNOR). Venecia. E. Growers must follow an optimum pest management program. E. Santa Ana. R. Troyo-Diéguez1 Agroecosystems 1 Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste. especially those that prevent the risk of losing the certification as organic producer. Several outstanding alternatives to implement management programs.S. Mar Bermejo No.mx. cultural. mechanical. y excluyen todos aquellos productos químicos que se usan en la agricultura convencional. 195. Los productores deben determinar el manejo óptimo de plagas mediante estrategias que estén consideradas dentro del ambiente regulatorio del movimiento orgánico. Sonora.C. Vázquez-Vázquez4 and E. la certificación como productor orgánico. ya que el mismo sistema protege los cultivos de altos niveles de plagas y enfermedades. Gómez Palacio.. cultural. México. because the system by itself protects these crops from high levels of pests and diseases. Rueda-Puente3. Valdez Cepeda2. and exclude chemical products being used in conventional agriculture. certification. Servín-Villegas1. Organic agriculture.Tropical and Subtropical Agroecosystems. regulatory environment.L. La demanda de alimentos orgánicos se ha incrementado desde hace dos décadas. B. Se presentan algunas alternativas adecuadas para implementar un programa de manejo. En superficies mayores tienden a aumentar las poblaciones de plagas y enfermedades. Tel: 01 612 12 3 84 84. *Corresponding author RESUMEN SUMMARY Los alimentos orgánicos son producidos mediante prácticas que promueven la fertilidad del suelo y la diversidad biológica. In larger areas pest and disease populations are higher. E-mail: vacrida@hotmail. pest management. In isolated regions this production system does not show serious inconveniences. This demand has become an important opportunity for farmer’s development in several countries. En regiones aisladas este tipo de producción no presenta serios inconvenientes. and isolated-small productions cannot satisfy market requirements. allows the use of biological. S. 15 . México. Universidad Autónoma Chapingo.O. Este tipo de agricultura permite el control biológico. Organic food demand has increased in the last two decades. based on recommended strategies that are adequate to regulatory agencies of organic agriculture. certificación. por lo que es necesario implementar actividades que ayuden al sistema a reducir dichas poblaciones. México. Esta demanda se ha convertido en una oportunidad de desarrollo importante en varios países. Guest Researcher Unidad Académica de Matemáticas. mecánico y físico. Universidad Autónoma de Zacatecas. focusing on the current organic regulation are presented. Salazar-Sosa4. *Autor para correspondencia Email: jlgarcia04@cibnor. García-Hernández1*.com 3 Universidad de Sonora-Campus Santa Ana. Key words: organic agriculture. Col. 10 (2009): 15 – 28 REVISION [REVIEW] MANEJO DE PLAGAS EN LA PRODUCCIÓN DE HORTALIZAS ORGÁNICAS Tropical and [PEST MANAGEMENT IN ORGANIC VEGETABLE PRODUCTION] Subtropical J. and activities to help the system to reduce such harmful populations are needed. 2 Centro Regional Universitario Centro Norte.D. Organic food is produced using practices that promote soil fertility and biological diversity. R. 4 Universidad Juárez del Estado de Durango-Facultad de Agricultura y Zootecnia. C. B. manejo de plagas.

prefiere el uso de prácticas de manejo dentro de la finca al uso de insumos externos a la finca. No se permite el uso de agroquímicos. utilizando únicamente insumos naturales locales (FIDA-RUTA-CATIE-FAO. sanitarios y sociales. 1999. a pesar de que bajo manejo orgánico adecuado los problemas fitosanitarios y agronómicos en general se minimizan. 1992.. Álvarez-Rivero et al. Muchas plagas han elevado su nivel de incidencia y daño por prácticas culturales que incrementan su capacidad de reproducción y distribución. Por tal razón. 2000). 2005). 2005). considerando las limitaciones impuestas por la regulación orgánica. agronómicos y ecológicos (Lamas Nolasco et al. 2000. biológicos y mecánicos en oposición a materiales sintéticos para satisfacer cualquier función específica dentro del sistema (Codex Alimentarius. 2005). lo que permite a los productores orgánicos un mayor potencial de desarrollo económico. social y económicamente sustentables. este tipo de agricultura promueve la sostenibilidad integral de los recursos genéticos. el hombre ha tenido que competir con otros organismos. sin embargo.. Sin embargo. 2003). y después de un desarrollo acelerado. 2000. 2001). 2003. sobre todo de hortalizas frescas y procesadas se incrementa continuamente. NOP. 1999). 2000). No es una nueva técnica agrícola ni es algo restrictivo o retrógrado. los ciclos biológicos y la actividad biológica del suelo. Por su naturaleza.449 agricultores en todo el mundo (Yussefi. debe ser creativa. INTRODUCCIÓN De acuerdo con las estadísticas del 2005 de la Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica (IFOAM. OCIA. Gómez. en ocasiones aparecen inconvenientes difíciles de manejar en el corto plazo que ponen en riesgo la producción en calidad o cantidad de las cosechas (García-Hernández et al.. 2002. ahorra dinero al productor y evita la contaminación por estos insumos (Toyes-Aviles. Gómez. Este problema es exacerbado por el excesivo uso de insecticidas que generan la aparición de plagas resistentes difíciles de controlar (García-Hernández et al. 2005). El control biológico (CB) aparece ahora como una de las principales alternativas de solución. ¿QUÉ ES LA AGRICULTURA ORGÁNICA? De acuerdo con el Manual Internacional de Inspección Orgánica (Riddle y Ford. también llamada biológica se define mejor como aquellos sistemas holísticos de producción que promueven y mejoran la salud del agroecosistema. técnicos y productores que trabajan en agricultura orgánica buscan afanosamente soluciones a estos problemas (Willer y Zanoli. 2005) se considera que puede ayudar a conservar y ampliar la variabilidad de las plantas cultivadas (Marco-Brown y Reyes-Gil. 2005. Tanto la superficie como el número de agricultores continúan creciendo. científica y vanguardista para lograr producir sin los insumos convencionales (Toyes-Aviles. requiere entender las relaciones entre organismos y encontrar los enemigos naturales adecuados para manejar correctamente una plaga La nueva escuela de agricultura orgánica tomó fuerza en Europa y Estados Unidos alrededor de 1970.García-Hernández et al.. al mismo tiempo que protege sus recursos naturales (Zamorano-Ulloa. actualmente más de 26 millones de hectáreas son manejadas orgánicamente por al menos 558. toma en cuenta las condiciones regionales que requieren de sistemas adaptados a las condiciones locales. 2005). la agricultura orgánica nace con nuestros ancestros indígenas mayas. al evitar sistemáticamente el uso de variedades transgénicas (Riddle y Ford.. El problema se agrava debido a que la regulación de gobiernos y agencias certificadoras limita las alternativas de control de plagas. incluyendo la biodiversidad. 2000.. la agricultura orgánica incluye todos aquellos sistemas agrícolas que promueven la producción de alimentos y fibras que sean ambiental. lo que se logra al utilizar en lo posible métodos culturales. 2000). Además.. 2004a). Amador. siglas por su nombre en inglés). García-Hernández. 2005). 2003. los investigadores. 1992. 2000). La producción orgánica en ocasiones colinda con áreas de producción convencional. Beltrán-Morales et al. 1998. Desde el inicio de la producción de hortalizas en el mundo. 2000. este tipo de control no es sencillo. 2003). 2003a). BeltránMorales et al. 2001. 2003) y se reconoce ampliamente su potencial en la solución de problemas ambientales. Uno de los principales retos de la producción orgánica es el manejo adecuado de plagas y enfermedades (Willer y Zanoli. la agricultura orgánica es practicada en aproximadamente 110 países en el mundo. Para muchos. nació como respuesta a la revolución verde y la agricultura convencional (García. Un 16 . que tuvieron la capacidad de alimentar más de treinta millones de habitantes en áreas reducidas. Anaya y Romero. 2003). por lo que debe enfrentar dichos inconvenientes. 2009 (Rechcigl y Rechcigl. como el monocultivo y la reducción de variabilidad genética (García-Hernández et al. El objetivo de este trabajo es revisar y analizar algunos conceptos generales que ayuden a entender la agricultura orgánica y cuáles son las principales alternativas de solución de problemas de plagas en la producción de hortalizas y cultivos en general. por el contrario. 2000). producidos por el desequilibrio de los monocultivos convencionales (Riddle y Ford. resaltando sobremanera los insectos (Davidson y Lyon. 1992. La demanda de productos orgánicos. La agricultura orgánica. La agricultura orgánica es en definitiva un concepto diferente de la actual agricultura industrial o convencional (Toyes-Aviles.

2003a). Los gobiernos han establecido definiciones legales de “orgánico” e implementado mecanismos de cumplimiento obligatorio. Los acuerdos internacionales y los requerimientos de acreditación tienen impacto ahora en los inspectores y en las agencias de certificación (NOP. la producción orgánica promueve una eficiente nutrición del cultivo a través de fuentes naturales como estiércol y composta (Nieto-Garibay et al. Estos documentos deben establecer cuáles son las plagas potenciales y cuáles serán las medidas para evitar que tales eventos se presenten. es indispensable que se realicen estudios históricos locales con la finalidad de predecir eficientemente los problemas esperados y estar preparado para realizar prácticas de manejo adecuadas. así como detallar cuáles otras medidas de control se realizarán en caso que se presenten a pesar de las prácticas preventivas. la estrategia de manejo más eficiente proviene de la capacidad de autodefensa del sistema en sí. 2002. además del manejo con sustancias naturales o sintéticas permitidas.De acuerdo a 17 . Control de plagas en agricultura orgánica La prevención y convivencia. en este caso. 2002. aunque prácticamente todas se sujetan a normas generales establecidas en el propio Codex Alimentarius. incluso en los principales países consumidores como EUA. 2000. con base en la sanidad del sistema suelo-planta y al equilibrio entre las mismas especies de plantas y animales que conviven en el sistema. 2002). el Acta para la Producción de Alimentos Orgánicos de EUA y la Guía ISO 65.Tropical and Subtropical Agroecosystems. Por ello. Willer y Yussefi. aún existen algunas diferencias en las normas y métodos de operación de varias agencias y programas de certificación. variedades resistentes y nutrición adecuada. Díaz. en México se publicó la Ley de Productos Orgánicos en febrero de 2006 (DOF. no gubernamentales y basadas en la participación voluntaria (Riddle y Ford. y la rotación de multi-cultivos en su sistema como estrategias básicas de protección vegetal (Guzmán et al. además se enfrenta a serias limitaciones que se tienen para su manejo. La certificación y las normas orgánicas fueron desarrolladas a partir de iniciativas de organizaciones privadas. que independientemente del entorno puede evitar el daño. 2003. 2000). la certificación se ha vuelto obligatoria para los operadores que etiqueten sus productos como “orgánicos”. En la mayoría de los países. En todos los casos. por lo que las alternativas son reducidas. 2078/92 (CEE. establecida por la Organización Internacional para la Normalización y la Comisión Internacional Electrotécnica (Riddle y Ford. lo que permite que cada agencia establezca sus propias normas. OCIA. Por ello. Los productores orgánicos con experiencia actúan antes de que los problemas alcancen niveles de daño considerable (Fouche et al. El Plan de Finca es uno de los documentos que los productores certificados deben preparar con antelación a la certificación. es el sistema como un todo el que debe tolerar la presencia de los organismos nocivos. que para poder ser usadas deben encontrarse en las listas de productos permitidos de Todas estas normas generales y las específicas de cada agencia y programa afectan la toma de decisiones en el manejo de plagas. Algunos gobiernos establecen normas mínimas. tipo de cultivo. 2003). OCIA. 2000). El ambiente regulatorio y la toma de decisiones en manejo de plagas El problema de plagas en agricultura orgánica puede convertirse en la principal limitante de la producción. 2000). Como un ejemplo de ello. Entre otros requerimientos de prevención. Por esa razón la normatividad orgánica implementa en todos los casos.. 2006). 2004)... en los que la mayoría de los agricultores están acostumbrados a combatir los problemas cuando ya no tienen remedio. 2000) de Europa. otro más es la Estrategia de Manejo de Plagas (NOP. 2005). Muchas de las prácticas preventivas se refieren a estrategias agronómicas como fechas de siembra. mecanismos que obligan a los productores a prevenir los problemas de plagas (Riddle y Ford. beneficio adicional para los agricultores es el “premium” o diferencia de precio con respecto al precio de venta de los productos convencionales que se paga actualmente por los productos orgánicos en el mundo (Lamas Nolasco et al.. 2005). las Normas Orgánicas Americanas. y actualmente se desarrollan foros de consulta nacionales para elaborar el Reglamento correspondiente. Loya-Ramírez et al. García-Hernández et al. contemplan sólo unos cuantos productos para el control de plagas. La costumbre de prevenir los problemas antes de que se presenten es quizá el aspecto más difícil de asimilar cuando se quiere convertir a producción orgánica. son claves en agricultura orgánica.. las normas de certificación obligan a los productores a planear todo el proceso de producción (incluyendo el manejo de plagas) con suficiente anticipación para llevar a buen término el proceso completo y llegar a su término exitoso.. a diferencia de una planta tolerante a una plaga. 10 (2009): 15 – 28 la filosofía de la agricultura orgánica. restringidos y prohibidos para el manejo fitosanitario. especialmente en los países subdesarrollados. 2003. A pesar de que desde su fundación en 1972. 2092/91 y No. Japón y Unión Europea (Lamas Nolasco et al. ya que cada una contempla una lista de productos aprobados. los Reglamentos CEE No. la IFOAM ha trabajado para armonizar las normas y sistemas de certificación. 2000). 2001. especialmente los industrializados. 2000.

Esta información generalmente está disponible en los sitios web de OMRI y USDA. la crisopa (Chrysoperla spp. También 18 . El nivel de éxito en dichos caso ha sido establecido en forma general de la siguiente forma: 16% con supresión completa de la plaga. si un inspector orgánico acude a una finca y no encuentra plagas. 2002). y un menor nivel de supresión en 42% de las situaciones (Hall y Ehler. él puede pensar que se están utilizando productos prohibidos.. 2003b). En otras palabras. 1998. se prefiere que existan algunas plagas. De acuerdo con DeBach (1987). OCIA. d) formulaciones microbiológicas. en caso que el enemigo natural potencial se encuentre presente en la localidad se debe estimar su La correcta identificación de plagas y organismos benéficos en el predio orgánico es de importancia crítica (Fouche et al.). hospederos alternativos. A continuación se presentan algunas prácticas preventivas y de solución que investigadores y agricultores han desarrollado en sus campos orgánicos. en la mayoría de los casos el precio del producto y la disminución de gastos de inversión compensan con creces las pérdidas por daño de plagas (García. c) control etólogico. Como ya se mencionó. Retomando ideas de Seoánez (1998) y Marco-Brown y Reyes-Gil (2003). las avispitas Trichogramma y una gran cantidad de avispitas bracónidas. y e) extractos y preparados orgánicos. Actualmente no existe un consenso claro si es mejor utilizar liberaciones de enemigos naturales múltiples o individuales en CB clásico (Myers et al. cada programa y agencia certificadora (Tourte et al. es decir. Obviamente ninguna práctica limpia puede eliminar por completo una plaga. más la de sus estados inmaduros como huevecillos. 2002). Control biológico En años recientes. localidades y temporadas en que pueden actuar (Murdoch et al. Sin embargo. DeBach (1987) argumenta que es muy común que exista solo un mejor enemigo natural para cada plaga en un hábitat dado. Tagaki y Hirose.) para el control de áfidos y mosquitas blancas (García-Hernández et al. Marco-Brown y Reyes-Gil. 2003).. 1996). estados de desarrollo. y para ello se realizan toda clase de prácticas necesarias para el desarrollo de la fauna benéfica que mantenga las plagas en niveles de daño aceptable (Letourneau y Goldstein. lo cual previene eficientemente daños económicamente importantes (García-Hernández et al. se ha iniciado la búsqueda de enemigos naturales en diferentes partes del planeta. ciclo de vida.. capacidad de reproducción. 2002. Dentro de los enemigos naturales más conocidos en México están las catarinitas (especialmente Hippodamia convergens) para control de plagas en invernadero (Cranshaw et al.. 1979). sobre todo los primeros que se presentan en una temporada para tratar de evitar que se reproduzcan. aproximadamente 2300 especies de parasitoides y depredadores han sido introducidos en aproximadamente 600 diferentes situaciones alrededor del mundo para controlar artrópodos plagas (Hall y Ehler. se han incrementado los casos exitosos de CB clásico. las tecnologías limpias más apropiadas para manejar las plagas en agricultura orgánica son: a) control biológico. 2001). el manejo de plagas es otro de los aspectos en los que la agricultura orgánica difiere más de la convencional. siempre y cuando no sobrepasen un nivel de daño aceptable. 2005). 1989). 1994). En la convencional se busca – aunque pocas veces se logra– eliminar las plagas de un predio. lo mismo en el caso de la maleza.. Cada programa de certificación (gubernamental o privado) contempla una lista de productos prohibidos. Los agrónomos y agricultores deben actualizarse constantemente en el manejo de estas listas debido a que son dinámicas. y ello repercute muchas veces en el rendimiento de una cosecha de calidad adecuada. otras recomendaciones en CB son las siguientes: se debe identificar correctamente la plaga que afecta al cultivo (posición taxonómica. 2000). García-Hernández et al. 2009 es importante identificar a los adultos. permitidos y restringidos para el manejo orgánico. una serie de experiencias señalan que la mezcla de diversos enemigos naturales puede dar mayor supresión de una plaga debido al rango de plagas... INFOAGRO.). El agricultor y el técnico que trabaja en producción orgánica debe estar perfectamente conciente que la utilización de un producto natural o sintético no permitido es un incumplimiento mayor que pone en alto riesgo la certificación de un producto (NOP. se debe realizar una búsqueda bibliográfica intensiva y exhaustiva acerca de los enemigos naturales reportados y de los potenciales de acuerdo a la posición taxonómica de la plaga. 1979). el programa de Estados Unidos de América permite los productos de la Lista General de Materiales del Instituto Revisor de Materiales Orgánicos (OMRI) y de la Lista Nacional de Producción o de Manejo Orgánico del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) (NOP. Como ejemplo. 2000).. mientras que en la orgánica se reconoce el hecho fundamental de que el sistema requiere de la presencia de todos los individuos para preservar la salud del mismo.. diferentes especies de chinches piratas (Orious spp. inclusive la Lista Nacional (USDA) puede sufrir enmiendas si un productor realiza una propuesta a la Junta Nacional de Estándares Orgánicos para que valide y demuestre que un producto deba ser incluido o suprimido de la Lista Nacional (NOP. b) asociación y rotación de cultivos. 2002). 2002.. entre otras (Loya et al. 2003. sin embargo. 2002). el cual por sí solo puede suprimir eficientemente dicha especie.García-Hernández et al. ninfas y larvas. De 1890 a 1960. etc. Nabis spp. 1984.

1999). por ello los estudios que se desarrollen en el futuro inmediato. 1964. 2002). siendo uno de los aspectos más importantes la depredación inter-gremial. 1999). Esta clase de estudios han contribuido a la predicción de resultados en casos particulares de invasiones de plagas como la mosca del Mediterraneo (Ceratitis capitata) y el pulgón de la alfalfa (Therioaphis maculata) (Ehler. en general únicamente se cuenta con crisopa (aproximadamente 28. 2000. 1982. Numerosos reportes evidencian la utilidad de los cultivos intercalados con el cultivo de importancia comercial para disminuir la incidencia de diversas plagas en este último (Altieri y Letourneau. Para la identificación de la plaga y los potenciales enemigos naturales puede realizarse un pequeño muestreo de estas especies y mandarlo a un laboratorio entomológico. Si la población de plaga es demasiado alta. Khan et al. 1998). Los casos de control biológico exitoso en México no siempre se reportan. sin embargo. 2003a). En México no existe suficiente infraestructura para obtener enemigos naturales de todas las plagas importantes en agricultura orgánica. sino todos los ciclos y cadenas en que participan en el suelo.. En caso de existir disponibilidad comercial se deben establecer las necesidades por densidad y tamaño del predio. La comparación de la oferta de enemigos naturales entre EUA y México indica que en el segundo es necesario impulsar el estudio y desarrollo de este mercado. y a nivel espacio-temporal (Stiling. independientemente del papel que esta práctica cumple en el balance de nutrientes (Asdal y Bakken.9 millones de dosis anuales de Chrysoperla carnea producida en 6 insectarios) y Trichogramma (aproximadamente 20. De acuerdo con Davidson y Lyon (1992). debido en parte a que los enemigos naturales suelen requerir hospedantes alternos para reproducirse (Davidson y Lyon. 1998) y de la distribución de parasitoides enemigos naturales de lepidópteros (Hastings. Huffaker y Messenger. en control de áfidos y lepidópteros. se deben estudiar no solo la relación entre una plaga y su enemigo natural. En la búsqueda de enemigos naturales deben considerarse todas las variantes del control biológico: aumentación. En agricultura orgánica la asociación y rotación de cultivos cumple múltiples funciones al controlar maleza.484 mil millones de insectos anuales en 43 insectarios) (Lamas Nolasco et al. (2002) para entender y predecir las dinámicas espacio-temporales que ocurren cuando un agente de CB es liberado para el control de una plaga. explicada por Fagan et al. los sistemas de monocultivo tienden a incrementar una plaga del cultivo. plagas y enfermedades (Kristensen. Sekamatte et al. Además. los enemigos naturales no actúan con tanta rapidez que si fuese una población baja. Risch et al. sobre la planta. 1985. especialmente en la fijación y aprovechamiento de nitrógeno (Jones y Harris. Esta industria ha crecido en extremo en dicho país en los últimos 30 años. dentro de cada ecosistema. 1993)..1983. 2000). se introduce el enemigo natural para que impida el desarrollo de la población del parásito y no produzca elevados daños. deben incorporar herramientas de análisis avanzadas como la teoría matemática de dinámicas de invasión. (2003a) y Rosenheim (2005) han reportado el caso recurrente de depredación de Orius tristicolor por Geocoris spp en algodonero. 1992). En este sentido. El establecimiento de diferentes cultivos asociados en un predio es una práctica que antes de la agricultura extensiva moderna se realizaba en forma normal por nuestros antepasados americanos (Loya-Ramírez et al. población.. si no se tiene perfectamente identificado por métodos directos. una especie en particular encuentra una posición de equilibrio dinámico determinada a diferentes niveles de densidad de población.. Diversos autores reconocen que la dinámica de población es un componente crítico en el desarrollo de Wilby y Thomas (2002) sostienen que el control de plagas es un beneficio natural provisto por la 19 . 1997).Tropical and Subtropical Agroecosystems. García-Hernández et al. Baliddawa. ya que en 1977 apenas se reportaban 50 proveedores (Ridgway y Vinson. 1999. 1999). que puede tener repercusiones negativas con respecto al resultado esperado en un cultivo dado (Rosenheim. respectivamente (García-Hernández et al. 1994b). 1997ab). mientras que recientemente se ha propuesto y soportado con evidencias.. Asociación y rotación de cultivos La asociación de cultivos promueve la diversidad de enemigos naturales. y el equilibrio de una población particular puede ser manejada modificando la diversidad de tal ecosistema (Doutt y DeBach. 2003. se sabe que las crisopas y las avispas Trichogramma generalmente presentan un buen nivel de control en agricultura orgánica y aún en la convencional.. 1994a). Fagan et al. preservación y uso de enemigos naturales nativos (Orr y Baker. Trenbath. en EUA se pueden obtener más de 130 especies de enemigos naturales (53 artrópodos depredadores y 46 parasitoides) ofrecidos por más de 140 proveedores (Hunter. 2002). 2003). 1999... Una vez producida una plaga en la cosecha. 2002). Loges et al. García-Hernández et al. 10 (2009): 15 – 28 enemigos naturales exitosos (Valenti et al. que los agroecosistemas en asociaciones proporcionan un control de plagas en forma natural (Ekesi et al. 1977). conservación. 1993). 1999. Los agroecosistemas complejos pueden incrementar la incidencia de agentes de control biológico (Huffaker y Messenger.

Por su parte. Bosa et al... 1959). 1997). En un estudio de dos años. Uno de los ejemplos conocidos es el amplio uso de feromonas de interrupción del apareamiento ([E][Z]-4-tridecen-1yl acetato) para control de gusano alfiler (Keyferia lycopersicella) en predios orgánicos y convencionales de tomate del noroeste de México (Lamas Nolasco et al. b) mayor número de hembras reproductoras. en el cual se genera una reacción específica. repelentes. acolchado viviente o cubierta vegetal se nombra cuando se siembra en asociación a una planta sin fines económicos. concluyeron que el compuesto es una mezcla de (E)-3dodecenil acetato. por ejemplo. sonido) u objeto. (Z)-3-dodecenil acetato y dodecenil 20 . Aldrich y Cantelo (1999) reportaron resultados positivos en el control de la catarinita de la papa (Leptinotarsa decemlineata) mediante el uso de un depredador (chinche soldado Podisus maculiventris). Control etológico Las aplicaciones del control etológico incluyen la utilización de atrayentes en trampas y cebos. Andow (1991) encontró que los enemigos naturales generalistas son más abundantes en policultivos por tres razones: a) mayor variedad de alimento disponible. y d) poli-cultivos. c) cultivo para cría. (2006) realizaron nuevas pruebas con esa misma especie y encontraron que la feromona de agregación [(S)-CPB I] ha sido la más destacada en la atracción de esta plaga. 1992). 1997). Vet y Dicke.. El incremento en el número de depredadores para ser liberados se observó con éxito durante tres años. lo cual se reflejó en un nivel de control cinco veces mayor que en las parcelas sin tratamiento. del que se incrementó su volumen por medio de la utilización de infestaciones de feromona.. El mismo estudio señala que una mezcla de variedades otorga un alto nivel de resistencia a enfermedades debido a los diferentes niveles de resistencia de las variedades y debido a los diferentes genes responsables de la resistencia (Askegaard et al. James et al.. Dentro de los tipos de asociaciones se encuentran: a) el establecimiento de dos cultivos asociados. En el Congreso Internacional de Rotación de Cultivos en Agricultura Orgánica. 1998). (2005).García-Hernández et al. un comportamiento definido o un proceso de desarrollo” (Karlson y Lüscher. 1991.. o entre algún individuo y un factor físico (color. Kuhar et al. (2003) encontraron que la presencia de flores silvestres en asociación con el cultivo de col propició un mayor parasitismo de diversas avispitas sobre lepidópteros. 1999). 1999). especialmente en agricultura orgánica. 1992. plaga secundaria que en ocasiones incrementa sus niveles de incidencia. independientemente de la especie. Rasmussen et al. 2003). realizado en Dinamarca en 1999 se reconoció que se tiene muy poco conocimiento en relación a las asociaciones de cultivos en agricultura orgánica y que aún es necesario estudiar muchos aspectos para obtener todos los beneficios posibles de esta actividad (Rasmussen et al. señalan que en un programa de manejo con feromona para plagas de hortalizas es deseable incluir una combinación de tratamientos contra un complejo de plagas del mismo género. distribución. coexisten en tiempo y espacio (Andow. (1999) encontraron un menor desarrollo de biomasa de maleza en una combinación de cultivos de avena y chícharo en comparación con avena sin combinación. Se ha reportado la utilización de dos cepas de feromona experimentales para la interrupción del apareamiento del falso minador (Trichoplusia ni) en cultivo de col (Evenden y Haynes. 2002. Estos compuestos son “sustancias que son secretadas hacia el exterior por un individuo y recibidas o detectadas por un segundo individuo de la misma especie. densidad y/o dispersión de una plaga (Howse et al. Aunque se han identificado miles de feromonas sexuales y cientos de otras feromonas (Arn et al. Esta metodología debe ser aprovechada en las regiones de México donde la catarinita de la papa es una plaga importante. (2000).. existen otros semioquímicos (alomonas. recientemente. Dado que las feromonas y atrayentes son componentes aceptados en programas de manejo integrado de plagas y orgánicos (NOP. En casos concretos. inhibidores de alimentación y sustancias diversas que tienen efectos similares conocidos como semioquímicos (Karg y Suckling. (Karg y Suckling. al evaluar la composición química de la feromona sexual de la palomilla guatemalteca de la papa (Tecia solanivora). b) maleza en asociación con un cultivo. 1998). OCIA. tal como lo observaron en un programa contra tres insectos del género Carpophilus. en el mismo concepto se incluyen relaciones de comunicación química entre individuos de diferente especie. entre un organismo y un vegetal. 1998). 2005) es importante realizar mayor investigación en esta materia. La aplicación más común de semioquímicos está involucrada en el monitoreo de la presencia. mientras que en monocultivos predominan los machos y la diversidad es menor y c) mayor diversidad microclimática que favorece la llegada de insectos más variados. 1990). Pfiffner et al. más de dos genotipos. 2009 biodiversidad. La experiencia más exitosa en el control en predios orgánicos ha sido con feromonas sexuales e interruptoras del apareamiento (Inscoe et al. Además de las feromonas. sin embargo. cada vez es más utilizada para el control Un tipo de feromonas tiene la función de interrumpir la comunicación de los individuos de una especie. 2001). este tipo de productos se han estudiado relativamente poco en México. sinomonas y kairomonas) que cumplen funciones diferentes como por ejemplo atracción floral para polinización (Millar y Cowles. Asimismo.

Trimble et al. En el caso de bacterias entomópatogenas. Este tipo de análisis es igual de importante para mejorar la eficiencia de los programas de control de plagas en hortalizas orgánicas. Ascomycotina y Deuteromycotina. acetato.15. 1993). hongos y De acuerdo con Gaugler y Kaya (1990). Smit et al. 37. Sin embargo. Metarhizium spp. (2004) reportaron un experimento de dos años evaluando seis dosis de aplicación (0.5 mm. debido a que el cambio de dispositivos de liberación de feromona en muchas ocasiones debe ser continuo y laborioso (Kuhar et al. 2003). respectivamente. al evaluar diversas mezclas de tales elementos encontraron diferencias significativas entre las diversas concentraciones. Los hongos entomopatógenos más importantes están clasificados taxonómicamente en cuatro subdivisiones de la Division Eumycota: Mastigomycotina. sin encontrar diferencias significativas en el daño a las plantas entre los tratamientos de 4 y 8 dispositivos por trampa.. (1997) reportaron diversos diseños y combinaciones de trampas con feromona para controlar dos plagas (Cylas puncticollis y C. el número de productos comerciales es similar al de productos a base de bacterias.75. Deuteromycetes) (Tanada y Kaya. 4 [baja densidad] y 8 [alta densidad] liberadores de feromona por trampa) para el picudo del plátano (Cosmopolites sordidus). Otras cepas de B.. Formulaciones microbiológicas En las listas de productos permitidos de los programas de certificación aparecen las formulaciones a base de microorganismos que pueden ser utilizadas en producción orgánica (OCIA. 3.0 X 0. y Verticillium lecani (Rechcigl y Rechcigl. brunneus) del camote en Uganda. Otra línea de investigación es la densidad apropiada de trampas.5 y 75 g de ingrediente activo) de una feromona ((Z)-7.0 X 1. De un conjunto de diseños a base de trampas pegajosas en forma de cono y acuosas. 2000). 1993) y actualmente se cuenta con al menos 23 productos comerciales (por ejemplo: Granupom® de Agrevo. sphaericus y Serratia entomophila también se han formulado para controlar diferentes plagas (Copping. 2005). thuringiensis se han formulado aproximadamente 50 productos comerciales para control de lepidópteros. Existen varias decenas de productos comerciales para control de una variedad de plagas. los nematodos ocupan un lugar intermedio entre los depredadores. la bacteria entomopatógena más estudiada y utilizada en todo el mundo (Lamas Nolasco et al. 1972). Uno de los inconvenientes en el manejo de plagas con el auxilio de atrayentes es la disponibilidad de mano de obra para la aplicación. 2000). la mezcla que logró atraer el mayor porcentaje de hembras fue 100:1:20. 2000). De las cepas kurstaki y aizawai de B. mientras que de la cepa israelensis se han desarrollado más de 15 formulaciones comerciales para control de dípteros (Rechcigl y Rechcigl. Streptococcaceae y Micrococaceae (Tanada y Kaya. se han aislado miles de ellos de al menos 13 órdenes de insectos (Tanada y Kaya. 0. En este sentido. Por tal razón se continúan evaluando diversos tipos de trampas y dispositivos para encontrar los mejores diseños. 1998). 1993). 10 (2009): 15 – 28 nematodos. aunque no son los únicos (Rechcigl y Rechcigl. Enterobacteriaceae. no se debe pensar que los productos a base de microorganismos están permitidos por su origen biológico. muchos de ellos están prohibidos hasta que no se compruebe que los microorganismos de los que parten no han sido manipulados genéticamente y no han estado expuestos a ningún tipo de radiación (NOP. 15. (2003) encontraron en la palomilla de la vid (Endopiza viteana) que la feromona comercial 3M® (20% 9dodecenil acetato [Z9-12:Ac] y 80% de ingredientes inertes) de interrupción del apareamiento en presentación de “spray” o atomización logró ser igual de eficiente que la feromona Isomate® GBM convencional. En hortalizas. thuringiensis y de otras bacterias como B. Zygomycotina. Asimismo los ordenes más importantes son: Entomophthorales (Zygomycotina: Zygomycetes) y Moniliales (Deuteromycotina: Hyphomycetes syn. A la primera de éstas pertenece Bacillus thuringiensis. Asimismo. encontrando una fuerte y positiva relación dosisrespuesta entre la dosis de feromona y la interrupción del apareamiento. la mayoría pertenecen a las familias Bacillaceae. Actualmente se 21 . Por ejemplo. los productos de mayor uso son insecticidas a base de distintas cepas de bacterias. Tcheslavskaia et al. VPN-80® de Agrícola El Sol y Elcar® de Novartis) formulados a base de virus que controlan larvas de lepidópteros principalmente (Rechcigl y Rechcigl. Las principales especies en el mercado son Beauveria bassiana. parasitoides y entomopatógenos. Pseudomonadaceae. 2002. Tinzaara et al. debido a que el manejo por interrupción del apareamiento de la palomilla gitana (Lymantria dispar) se ha intentado por más de 30 años (Stevens y Beroza. 2006).Tropical and Subtropical Agroecosystems. OCIA.8-epoxi-2-metiloctadecano) colocada en hojuelas de plástico de 3. Con respecto a virus. (2005) evaluaron tres niveles de trampeo (0 [control]. virus. 2000). 2005). el diseño de bidón de plástico fue el más efectivo. En relación a los hongos.

minador de la hoja de los cítricos. es biodegradable y con actividad sistémica en las plantas. En algunas ocasiones. estos productos presentan el mejor nivel de control contra una plaga que ha desarrollado resistencia a los insecticidas convencionales y no contamina con residuos tóxicos persistentes (Weinzierl y Henn. 2002). neem (Azadirachta indica) y nicotina (varias especies de los géneros Nicotiana. 1989. Los nicotinoides son más efectivos contra insectos pequeños con cuerpo blando por ejemplo: Eriosoma americanum. rumicis y A. La piretrina es un compuesto ampliamente utilizado en diversas especies de insectos (Lamas Nolasco et al. café y arroz. México son: Trichilia havanensis. Las funciones de los extractos botánicos pueden ser desde la repelencia hasta la interrupción de una fase del ciclo de vida o provocar la muerte de una plaga (Hayes. T. El potencial de uso de extractos botánicos debe ser explorado y explotado en México. Dodonaea viscosa. 2004b). Borboa et al. la agricultura orgánica está en evolución. Asclepias. con varias de especies de los géneros Heterohabditis y Steinernema principalmente para control de plagas del suelo (Rechcigl y Rechcigl. bacterias y algunos virus (Lamas Nolasco et al. 2003). minador de la hoja. Los únicos productos naturales o sintéticos permitidos son aquellos que así aparecen en las listas de los programas de certificación y en las ya mencionadas listas de OMRI y Lista Nacional.García-Hernández et al. Las piretrinas son las más ampliamente activas de la clase de insecticidas Las restricciones más exigentes en el manejo de plagas en producción orgánica se refieren al uso de 22 . que tiene como uno de sus ingredientes activos a la azadiractina (García-Hernández et al. hongos. el neem no es mutagénico. forbesii (Lamas Nolasco et al. falso medidor. Las preparaciones más conocidas incluyen (en mezclas o individualmente) piretro (Chrysanthemum cinerariaefolium).. frutescens) (Nieto-Garibay et al. Duboisia. Aphis gossypii. 2003).. así como garrapatas. Tecoma stans. 2001). gusano alfiler del jitomate. pulgones del melón y de la col. Prohibiciones mayores El piretro es el nombre común de las flores de un tipo de crisantemo y sus ingredientes activos son denominados piretrinas. las que una vez evaluadas.. Además de su especificidad (con efectos en el comportamiento. ya que es absorbido por hojas y raíz.. Risinus communis. Dentro de las plagas en que se ha probado su acción. 2003). entre otros. lo mejor es buscar una alternativa entre los productos permitidos. Como repelentes existen ya en el mercado un buen número de productos a base de ajo (Allium sativum) y chile (Capsicum annuum y C. 1995). Equisetum y Lycopodium) (Campbell. 1991). Lonchocarpus y otras leguminosas). 2003). A. de la papa de Colorado. El piretro debe su importancia a la notable rápida acción de derribo que tiene sobre insectos voladores. chapulines. 2004). En su forma más simple los insecticidas botánicos pueden ser preparaciones crudas de partes de plantas para producir un polvo o talco. De igual forma en otros estados se realiza investigación en muchas otras especies (Tequida et al.. Otras especies vegetales actualmente en estudio San Luis Potosí. 1982). langostas.. gusanos del tabaco. Macrosiphoniella sanborni.. 2000). sabadilla (Schoenocaulon officinale). país que cuenta con una riqueza biológica incalculable (García-Hernández. La clase de alcaloides más importantes para el control de insectos han sido los nicotinoides (Hayes. Anabasis.. naturales. y se debe continuar desarrollando investigación y realizando evaluaciones de nuevas alternativas. que en ocasiones se diluye en agua o algún polvo de arcilla o tierra de diatomeas. se encuentran los escarabajos mexicanos del frijol. ryania (Ryania speciosa). como un sistema joven y en pleno desarrollo. deben ser propuestas para que se validen oficialmente y según el caso sean admitidas en las listas de productos permitidos (NOP. 2003. desarrollo y procesos bioquímicos peculiares en los insectos). Por su parte los alcaloides son compuestos alcalinos que contienen nitrógeno y sus sales cuaternarias son consideradas como alcaloides. entre otras (Villar Morales et al. Cuando se presenta algún problema en la finca. 2009 encuentran más de 35 productos comerciales en el mercado. 1982). 2005). gusano cogollero. Sin embargo. entre otros (Lagunes y Rodríguez. Hipocratea spp. aunado a la muy baja toxicidad para los mamíferos debido a su rápido metabolismo (Casida y Quistad. Cordia boissieri. No cualquier sustancia de origen natural puede ser utilizada en la agricultura orgánica. plagas de algodón. originario de la India. 1997).. Hedin. Erodium cicuratrum. americana. 1996). Dentro de las especies botánicas más importantes se encuentra el neem (Azadirachta indica). rotenona (géneros Derris. Sphaeralceae angustifolia.. palomilla dorso diamante. Extractos y preparados orgánicos Todas las piretrinas se obtienen de las cabezas florales del crisantemo (Chrisantemum cinerariaefolium) por medio de la extracción con queroseno o dicloruro de etileno y el extracto se concentra por destilación al vacío. barrenador del fruto del café. Se ha determinado que los materiales del neem pueden afectar más de 200 especies de insectos.

M. ¿Sustentabilidad? Horizonte Sanitario. encontrar y desarrollar Asdal. CONCLUSIONES En la agricultura orgánica. Montfavet. Agricultural Forest Entomology. 1998. Con un incremento gradual de la demanda..cornell. la utilización de técnicas limpias como la agricultura orgánica son probablemente la mejor alternativa para superar las condiciones actuales.E.Tropical and Subtropical Agroecosystems. Es importante aprovechar la guerra interna que se desarrolla en la clase Insecta. que representa cerca de 3% de su mercado total de alimentos y bebidas. 1999. Arn. Abril. 5: 28-40. Gooding. E.W. http://www. la demanda de hortalizas orgánicas frescas y transformadas en todo el mundo continúa incrementándose.A. 2005).. 2005.A. Como ejemplo. Bakken.. Priesner. IICA. Priesner.K. La no utilización de ninguno de éstos debe demostrarse mediante la presentación de documentos probatorios (NOP. vegetal o cualquier derivado de estos que haya recibido algún tipo de radiación o que haya sido tratado. In: Taller de Comercialización de Productos Orgánicos en Centro América. Díaz-González. Hasta el momento el hombre ha sido capaz de defenderse de sus enemigos naturales para permanecer sobre la faz de la tierra. En el futuro inmediato. Podisus maculiventris (Say) (Heteroptera: Pentatomidae). 544 p. sociales y ambientales que convergen en la finca. Arn. Crop Protection. 2001.S. Letourneau. Tan sólo la demanda nacional está insatisfecha en 80%. J. Vegetation management and biological control in agroecosystems. La misión fundamental de la agricultura es la producción de materias primas y alimentos en cantidad y calidad suficiente para atender las necesidades de la población mundial en constante aumento.. 1982. químicos. la oportunidad para México continúa creciendo. Varios países como China y España. Los principales consumidores de hortalizas orgánicas son países industrializados. Se debe fundamentar una cultura adecuada en la sociedad para que los nuevos especialistas en agricultura orgánica desarrollen paquetes tecnológicos de manejo de plagas que sean capaces de controlar la incidencia de las plagas en niveles en que los bienes del hombre no sufran daños. Sin embargo. Organisation Internationale de Lutte Bioloogique. Alvarez-Rivero. el manejo de plagas puede ser el reto más difícil de resolver. 1991. 1999. J. así como el uso de cualquier animal. Trillas. M. D. Agricultura orgánica v. compiten ya por estas oportunidades. J. J. LópezNaranjo.5 miles de millones de dólares. E.. variedades transgénicas o cualquier otro tipo de uso de especies vegetales o animales con cualquier tipo de manipulación genética.. M. Proceedings from an International 23 .. cada vez es más necesario que la agricultura encuentre un punto de equilibrio entre la productividad y la sostenibilidad..s. J. Andow. Anaya Rosales S. REFERENCIAS Aldrich. A.C. Altieri. 1999. agricultura moderna como factores en la salud pública. Romero Nápoles. H. Suppression of colorado potato beetle infestation by pheromonemediated augmentation of the predatory spined soldier bug. alcanzando ventas de 3. U. Tóth. no sólo en hortalizas. M. Por otro lado. Köpke (Eds. razón que enfoca a los mexicanos hacia estos mercados con mayor rentabilidad. regado o producido con aguas residuales. pero que permitan mantener un estado ambientalmente saludable. 179 p. M. Eltun. 1: 209-217. Se requiere aprender a administrar los recursos disponibles en bienestar de la generación presente y de las futuras. 36: 561-86. A. Plagas y Enfermedades. 10 (2009): 15 – 28 los enemigos naturales de las plagas que amenazan los cultivos. 2001. Section Régionale Ouest Paléarctique. 2002. D. Annual Review Entomology. por lo que 40% de sus orgánicos son importados. Tóth.I. Jensen. Vegetational diversity and arthropod population response.nysaes. Se deben valorar y aprovechar las innumerables especies vegetales con potencial repelente o insecticida. W. OCIA. Cantelo. H. List of Sex Pheromones of Lepidoptera and Related Attractants.R.A. E. 1992.. Nutrient balances and yields during conversion to organic farming in two crop rotation systems. por lo que México debe evolucionar en forma rápida y crecer en superficie orgánica certificada.J. R.. sino en todas aquellas áreas de oportunidad orgánica Amador. biológicos. In: J. La situación de la producción orgánica en Centro América. El ser humano tiene ante sí otra oportunidad de demostrar su capacidad de ingenio y creatividad para sostenerse como parte de los ecosistemas del planeta.edu/pheronet/. 1: 405-430. Olsen. Hortalizas. el mercado de Alemania tiene un crecimiento anual de 20%. la agricultura deberá desarrollar los mecanismos de equilibrio entre los muy diversos factores físicos. pp: 125-132. Revisado 12 dic de 2005.) Designing and testing crop rotations for organic farming.K.

New York. J. Plant species diversity and pest control. New York. Nuevos tiempos. La nueva agricultura española en su contexto comunitario y mundial..H..O.. 356 p. Ecology Letters 5: 148-157.. D. Madrid. Oxford University Press. Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA)-Unidad Regional de Asistencia Técnica (RUTA)-Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE)-Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). (Ed. In: J. Pyrethrum Flowers: Production.. Copping.. Fu.García-Hernández et al.. Haynes. C.D... GL-32 – 1999. 28: 1154-1161. C. Danish Research Centre for Organic Farming. Biological Control of Insect Pests and Weeds. A review of 1994 pricing and marketing by suppliers of 24 . Ivermectin and Abamectin. British Crop Protection Council. W. processing. Lyon.) Designing and testing crop rotations for organic farming. Bosa. W.J. Reinhold Publishing Corporation. Larrinaga. Pheromone-mediated communication disruption in Guatemalan potato moth. labeling and marketing of organic produced products.. Casida.F. van den Driessche.. F. 1998.. I. ValdezCepeda. L..) 1989.E. Some biological control concept questions. Surrey. a mini-review. Costa Rica. P. Trichoplusia ni. 111 pp. Cranshaw. A. A. 2000. Invasion biology and biological control. DeBach. F. Barrales.L. Insect Science and its Application. Efecto de sistemas de labranza e incorporación de abono verde en la recuperación de un yermosol háplico.E. Origen y desarrollo de la agricultura ecológica y de su normalización. S.G.C. 743 p. Wong-Corral. Agricultura Orgánica: Una Herramienta para el Desarrollo Rural Sostenible y la Reducción de la Pobreza. pp. 6: 474-479. M. 100: 131134. C.]. Guidelines for the production.M. Entomologia Experimentalis Applicata. 2004. M. 363 pp. http://europa. Comunidad Europea. Díaz. Codex Alimentarius. Ruiz. 1964.G. E. Chemistry. Onu. Proceedings from an International workshop. L. W. 49-62. Effect of intercropping cowpea with maize on the performance of Metarhizium anisopliae against Megalurothrips sjostedti (Thysanoptera. R. 1-24. Witzgall. P. DeBach [Ed.L. CEE (Comunidad Económica Europea). Cotes.F. Eveden. 2002. García.. Biological Control 13: 127-133. DOF (Diario Oficial de la Federación). Polvos y extractos de Neem para el control del gorgojo pinto Zabrotes subfasciatus (Boheman).. Turrialba. Toxicology. 1995. 1992. I. Cooper.A..C. Borboa-Flores J. 114: 137-142. Campbell. Ekesi. Cámara de Diputados del H. P. Congreso de la Unión.) 1998. R. W. TroyoDieguez.. Bengtsson.. S. 1999.H. 1985.. F. Limusa.. J. Eltun. U. México. In: Reforma de la PAC y Agenda 2000. Pesca y Alimentación.F. Rubio... Biotecnia 6: 1322 Ehler.M. M. Rev.E. K. nueva agricultura. TERRA Latinoamericana 23: 381-387. In: P. R. (5 de septiembre de 2005).F. Cortez.S. Ministerio de Agricultura. Noriega.J.E.. García-Hernández. Rasmussen. Baliddawa.A. Jensen. and Uses. Quistad.A. M. M. 2003.L. Danish Research Centre for Organic Farming. Centro de Documentación. B. The Biopesticide Manual.B. Tecia solanivora. 333 p.. Plagas de insectos agrícolas y del jardín.. organisms for biological control of arthropods in the United Status. Springer-Verlag. España. Gooding. L. N. J. Murillo-Amador.. Sclar.eu. D. Ley de Productos Orgánicos. Biological Control 6: 291-296. Lewis. Davidson. Köpke (Eds. 1999. K. G.. E. 844 p. pp. FIDA-RUTA-CATIE-FAO. M. Franham.. 2009 workshop. 2005. Potential for the evolution of the resistance to pheromone-based mating disruption tested using two pheromone strains of the cabbage looper. Entomologia Experimentalis Applicata. J. UK. Environmental Entomology.. R. 2005.. T. Invasion theory and biological control.K.W.. Agronomic considerations and dilemmas in the Danish crop rotation experiment. 2001.int. 1999. Información y Análisis. Neubert. M. Fagan. Olsen. 2000. Maniania. Thripidae) and predators. Ampong. 2006. Doutt. (Ed. Fenech. Fukumoto. M. pp 118-142. 1996. Askegaard. Olsen. 2001.. Beltrán-Morales F.

.C. E.S. Rate of establishment of natural enemies in classical biological control. EUA. Folia Entomologia Mexicana 42: 415-417.L.. Parasitoid spread: lessons for and from invasion biology. Ruiz F.W. 11: 129133. R. In: Hochberg.) Parasitoid Population Biology. G. 2000. Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste. Efecto de azaridachtina y Myrothecium verrucaria en la calidad de germinación de ají (Capsicum annuum L. E. J. 2000. Morales. http://internet. 1979. E. J. Koike.S. Troyo Diéguez.uy/rusinek/tf/04agroecologia/ag r01. pp. E. Hedin. E.. González. J.Y. México. Introducción a la Agroecología como Desarrollo Rural Sostenible. Montevideo. Jones.T.. Phytochemicals for Pest Control. Sevilla. García-Hernández J.. EUA.L. Boca Raton.. Jones. Insect Pheromones and Their Use in Pest Management. Troyo-Diéguez. 594 p. A.A.com. Flores-Hernández. 10 (2009): 15 – 28 agropecuario.G. Edit.htm (10 mayo 2005). Hastings. H. 2001. The effects of insecticides on the peroxidase activity in hot pepper plants (Capsicum annuum L. Mundi Prensa. Ortega. Manual práctico para reconocimiento y control de plagas del naranjo en B.L. B. Díaz. Avila-Serrano. Gaskel. Phyton International Journal Experimental Botany.. La agricultura orgánica en Costa Rica.). Entomopathogenic Nematodes in Biological Control. L.E.C. Actividad de insectos entomófagos en algodonero con cultivos promotores intercalados. S.)..J. Chapman and Hall.. Division of Agriculture and Natural Resources. TroyoDiéguez. J.. P.A.S.. Agricultura Orgánica en el Codex Alimentarius. cv. Murillo-Amador. Seminario Protección del Consumidor desde las ONG’s y el Codex Alimentarius. 2000. B. 9. pp. Primer reporte del Rhynchophorus palmarum (Coleóptera: Driophthoridae) en Baja California Sur. A. H.D. González. 2004b. M. cv. Manejo de plagas en la producción de hortalizas orgánicas. Publication 7251. 2000. Troyo-Diéguez. Fouche.. Valdez-Cepeda.. Insect pest management for organic crops.D. Estrada y A.. Ancho San Luis). 70-82. O. pp. L. 5 pp. 2003b. García-Hernández. E. Ciclo académico Howse. Hall. A.C..E. Loya.G. Loya. García-Hernández . 75-111.. 1982.B. M.. Costa Rica. 2000. Mitchel.S. London. Fenech. Río Grande. 369 p. S.R.H. J. CEADU. Efectos de dosis y frecuencias de aplicación de insecticidas organofosforados sobre parámetros fisiológicos de hoja en ají (Capsicum annum L. B. J.C. J. La Paz. Ives (Eds. J. M.. B. Bulletin Entomological Society America.D. B. Valdez-Cepeda.. Valdez-Cepeda. 24-26 de noviembre de 2004. García-Hernández. Murillo-Amador. J. P. Ancho San Luis). J. 26-28 de octubre de 2005. FL. 2003a. Sociedad Mexicana de Entomología. Phyton International Journal Experimental Botany. A. pp.. Monitoeo de plagas potenciales en el cultivo de chicharo orgánico en Mulegé. pp. Belrán-Morales. I. Revista Chapingo-Serie Horticultura.E.R. Williamson and Williamson. In: 5º Simposio Nacional de Horticultura. Efecto de algunos insecticidas y un promotor de crecimiento sobre variables fisiológicas y el rendimiento de tomate Lycopersicon esculentum L. 1998. (Eds. UNED: San José. García Hernández.C. R. Orona-Castillo. CRC Press.Tropical and Subtropical Agroecosystems.. R. 382 p.C. J. C.J. Troyo-Diéguez. Princeton University Press. Publicación para la transferencia y divulgación No.. J. MurilloAmador. Hayes. 535 p. American Chemical Society. W. H. MurilloAmador. F. FloresHernández. N. España.. J.L. W.L. García-Hernández. TroyoDiéguez. García Hernández. 1998. L. 2.. E. B.) 1990. University of California. Guzmán. Nieto-Garibay. Madrid. (Ed. cv. Pesticides derived from plants and other organisms.F. O. E. 38 p.L. (Ed)... 89-102. D. In: 7º.G. B. U. Murillo Amador. J.. BeltránMorales. Pesticides Studies in Man. 2004a.. Romero Nápoles. Baltimore. 25: 280282. Smith. 2002. 35-39. Equihua Martínez (Eds) Entomología Mexicana Vol.. A. R. 450-455.. E. 25 .. 67: 103-112.. Washington. 1997. Stevens. Fraga Palomino. Saltillo.T.. 2005. Murillo-Amador. Nolasco.. R. 372 p. H.L. Loya..L. H..A. Troyo-Diéguez.. García-Hernández.. García. F.. Troyo-Diéguez. A. I. A. Kaya. Nolasco. Ehler. 2005.D. A. Gaugler.. R. A. In: Hayes.. B.L.A. Beltrán-Morales. Agrochimica 45: 189-198. In: J. García-Hernández. 2004: 1-7. E. Gómez.. Coahuila.

26: 896-905..J. pp.V. pp. The World of Organic Agriculture. International Federation of Organic Agriculture Movements IFOAM & Research Institute of Organic Agriculture FiBL. E. Kristensen.cr/prognac/organica/Rentab. R. Una Oportunidad Sustentable de Negocios para el Sector Agroalimentario Mexicano. J. Volumen XXXV. D. R. Pesticida Regul. Bonn. U. R. J. INFOAGRO. Olsen. Eltun. 2000. 1996. Kaske. J. E. Marco-Brown. Messenger. 2002. F. New York. Taube. 358 p. Silverstein. C. Olsen. J. Lamas Nolasco. http://infoagro..S. y R..go. M. Messenger.. Gooding. Proceedings from an International workshop.M. 358 p. 173-180. U.. Tecnologías limpias aplicadas a la agricultura. 8: 77-81.J. James.]. C.S. T. Danish Research Centre for Organic Farming. R. 1999. In: Ruiz. 844 p. C. Nature 153: 55-56. Faulder. In: P. Leonhardt. P.E. Jensen. Moore.go. 631-715. Jensen. PM 97-01. 39: 83-85. Environmental Entomology. California Environ. Agency.A. Reinhold Publishing Corporation... Millar. 2000. L. Measurement of nitrogen partitioning within different organic systems incorporating strip intercropping. T. Interciencia 28: 252-258.. 2003. Germany. Pest damage and arthropod community structure in organic vs. Stimulo-deterrent diversion: a concept and its possible applications to onion maggot control. G. 2001. pp.S.ht m (05 septiembre 2005).J. Potential of a synthetic aggregation pheromone for integrated pest management of Colorado potato beetle.S. Dickens. pp.. Suckling. U. Exploiting chemical ecology and species diversity.S. 1997. Agricultural Forest Entomology.. In: P. Huffaker. M.. sheep and crop rotation. B.S.) Agricultura Orgánica: Una opción Sustentable para el agro mexicano. 45-73. CA. Efficacy of multispecies pheromone lures for Carpophilus davidsoni Dobson and C.R..A.. R. Comercial availavility of insect pheromones and other attractants. Marcel Dekker. New York. 16: 3197-3212. Dep. In: Ridgway.J. Sacramento. [ed. Sánchez Rodríguez.J. Mori. Karlson. Hunter. Galaviz Rivas. J. 1959. Köpke (eds.García-Hernández et al. D. O. 2005.D. Inscoe. Woodcock. C. 74-117. Boguéele. Thompson. Reyes-Gil. R.. P.E. S. G.K. Harris.C. DeBach. 844 p.A. Jensen. Publ. 2003. 32 p. Gooding.) Designing and testing crop rotations for organic farming. Ellington..) BehaviorModifying Chemicals for Insect Management. Kuhar. 1998.M. 123 pp. M.] Biological Control of Insect Pests and Weeds. E. In: J. Letourneau. Preface. García-Hernández.B.G. Reinhold Publishing Corporation.. R.B. Eltun. Lagunes. R. Impacto de la asociación de cultivos en la densidad de insectos hemípteros entomófagos. B. Journal Applied Ecology 38: 557-570. Karg.M. Jones. stem borer and striga control for maize and sorghum in Africa. Journal Chemical Ecology.. Inscoe (eds. Pickett. New York.L. Loya-Ramírez. Köpke (Eds.R. Pest Management Science. 56: 957-962. J. M.N. Lüscher. Khan.A.N.. 3. Danish Research Centre for Organic Farming. Danish Research Centre for Organic Farming. Cowles.) Designing and testing crop rotations for organic farming.L. 988 p. 1994a. Lodges. Neri Flores.R. Rodríguez. M. D. M. D.E. (Ed. 2006. R. 164 p. 1999.. Polyethylene dispensers generate large scale temporal fluctuations in pheromone concentrations.D. 181-190. In: Olsen J. C. Ridgway. 1999.A. mutilatus Erichson (Coleoptera:Nitidulidae).. Köpke (Eds. O.J. In: J.E.. Proceedings from an International workshop. DeBach [ed. Population ecology-historical development. Producción y uso de insecticidas vegetales.S.. van den Berg. pp. IFOAM. conventional tomato production in California. 322. Agricultura Orgánica. 2009 Huffaker.L.L. F.) Designing and testing crop rotations for organic farming.. FIRA Boletín Informativo Núm. 2003. “Pheromones”: a new term for a class of biologically active substances.. Goldstein.G. 26 . E. 1990. pp. Gooding.F.M.R. B. Wadhams. J... K. 1997. Dinitrogen fixation and residue nitrogen of different managed legumes and nitrogen uptake of subsequent winter wheat.. Statistics and Emerging Trends.J. Eltun. Interciencia 28: 415-420. J. Suppliers of Beneficial Organisms in North America. Protec. Australian Journal Entomology. Proceedings from an International workshop. P. 1994b.. Z. Biological Control of Insect Pests and Weeds. M.. A. L. The concept and significance of natural control. P.

1999. Russell. OCIA (Organic Crop Improvement Association International..A. J. Rosenheim.J. Inc. tentative conclusions. Orr. Plant protection in an organic crop rotation experiment for grain production. 2001:25-34 Ridgway. Beroza. 1997a. 39: 31-37. AG-570-1. Biological Control: Purchasing Natural Enemies. NC Coop. Smit. Troyo-Diéguez. Journal Economic Entomology. Stiling. Environmental Entomology. Seoánez. (Eds). M. and Canada (Appendix). Lewis Publishers. Why do natural enemies fail in classical biological control programs? American Entomologist. J. J. 2001.R. Vinson (Eds.. 43: 421-447. Phyton International Journal Experimental Botany. J.W. In: Olsen J. in Uganda. Proceedings from an International workshop.. 7CFR Parte 205 – Programa Nacional Orgánico. Kovacs. Sekamatte. J. Estados Unidos de Norteamerica. 1997b. Ext.J. Hall. L.. Huffaker.M. Estándares Internacionales de Certoificación. Programa Nacional Orgánico. L. Stevens. Rosenheim. In: R. Altieri. 2005. Orr. C.D.E. 1998.Tropical and Subtropical Agroecosystems. 1998. Andow. and new research directions. D. E..H.S.C. NOP. J. Medio Ambiente y Desarrollo. Reglamento Final. Serv.. D. OCIA Internacional. Risch. activity of predatory ants and maize yields in Uganda..B. 123: 371-392. Agroecosystem diversity and pest control. Higher-order predatiors and the regulation of insect herbivore populations. 65: 1090-1095. P.. brunneus. Rechcigl. Mundi Prensa. M. J. and the paradox of irruptive spider mite dynamics in California cotton. TroyoDiéguez.A. M. M. Effects of maize-legume intercrops on termite damage to maize. Pfiffner. J.. 1983. Olsen.. Manual Internacional de Inspección Orgánica... Biological control by augumentation of natural enemies. E. B.. L. 2002. B.) en zonas áridas. Ford. No. 1989..) Designing and testing crop rotations for organic farming. 451 p..). pp. Murillo-Amador.. Baker.L. North Carolina State Univ. 321-330. N. U. Annual Review Entomology. Biological Control: Purchasing Natural Enemies. N. J..E. Jensen.... Tholey-Theley. Madrid. Pub.L. S. M.. E. Murillo.. Departamento de Agricultura de Estados Unidos.B. Nieto-Garibay. Riddle. España. 1977. 10 (2009): 15 – 28 Rechcigl. W. Biological and Biotechnological Control of Insect Pests. pp.). M. 451-453. Askegaard.O. Danish Research Centre for Organic Farming. NE. C. 2003. American Naturalist. J. Plenum Press.A.. International Federation of Organic Agriculture Movements. Raleigh. Odongo.A. J. NC Coop. Evaluación de variables ecofisiológicas en plantas de ají (Capsicum frutescens) bajo tratamiento de composta y fertilizante químico. D.M.. Boca Raton. Luka. Laboke. 592 p. Higgins. D. C. Baker. R. North Carolina State Univ.. Kennet.S. Ogenga. MT. Merkelbach. the synthetic gypsy moth sex pheromone.. Intraguild predation of Orius tristicolor by Geocoris spp. Crop Protection 22: 87-93. E.. 85: 95-104. 2000. Entomol. M.. Downham. Ridgway and S. Do sown wildflower strips enhance the parasitism of lepidopteran pests in cabbage crops? International Organisation for Biological and Integrated Control of Noxious Animals and Plants/West Palaearctic Regional Section Bulletin 26(4): 111-116. Reeve. Murdoch. New York. R.E. Cylas puncticollis and C. 198 pp.A. Eltun. García-Hernández. Köpke (eds. Ext. Development of pheromone traps for control and monitoring of sweetpotato weevils. Alemania Independent Organic Inspectors Association. 57 p. 18: 541-547. Nieto-Garibay.A. 1984. 1997. Interciencia 27: 417-421. No. How many insect species are necessary for the biological control of insects? Environmental Entomology.. Lincoln.L. AG-570-2. 2002. 27 .. H. Larrinaga. A. 1972. P. 52 p. Biological Control 32: 172-179. Rasmussen I.. Biological control of olive scale and its relevance to ecological theory. 12: 625-629. Mating-inhibition field tests using disparlure. 1993. El uso de compostas como alternativa ecológica para la producción sostenible del chile (Capsicum annuum L. Comercial sources of natural enemies in the U. J. Myers. Pub. Gooding. EUA. Raleigh. B. Serv.E. A. S.B. Vinson. 2002. 2000.J. Exp. Broadus. 295 p. Manual de Gestión de los Recursos en Función del Medio Ambiente.A.E. B. A. 2005.E. data.. Applicat.

T.A. Hirose. 2009 controlling the North American grape berry moth by mating disruption. Statistics and Emerging Trends.. P. Sharov. C.) The World of Organic Agriculture. C. K. In: H. Cortez. University of California. G. 2005. Dicke. Sellers. Kagezi. 1993. Willer and U.. Vet. Meier (Eds. 2005. A. P.B. Los Cabos B. 437-448. pp. Potential for biological control of native competing vegetation using native herbivores. A..E. 2008 Revised received November 24. B. Journal Applied Entomology. Van Huis. 73 pp. 2008 28 . University of Illinois. Villar Morales. Roberts. pp. K. Barinshteyn. 115: 355-361.C. 2003. Regional Extension Publ. Mexicana de Entomología. Thomas. M. R. and Marketing. Ferrel. Willer. Organic vituculture in Europe. A. Smith.. T.) Proceedings 6th International Congress on Organic Viticulture. Management. 6th edition.K. Reardon. Alemania. Weinzierl. Ecology Letters 5: 353-360.. Submitted June 04. Organic Certification. M. pp. Willer. Entomologia Experimentalis Applicata. San Diego.S. WongCorral. J. Nielsen.. Evolución y perspectivas de la agricultura orgánica en México. Tequida.M..R. Parsitoid community ecology. Sheehan (Eds. 24-30.. Trimble. 129: 265-271. Insect Pathology. Hawkins and W.A. J.. 2000. 2008 – Accepted August 11. In H. Toyes-Aviles S. C. L. CA. populations and their impact on plant damage in Uganda. Ecology of infochemical use by natural enemies in a tritrophic context. México. P. pp: 23-27. NCR 401. En: Romero. FAZUJED...M. Kaya. C. México. Fouche. Yussefi. Plantas Silvestres en el Control del Insecto Prostephanus truncatus (Horn) (Coleoptera: Bostrichidae) Biotecnia 5: 34-41. Agriculture Forest Entomology. 5: 263-268. M. H. Tinzaara. R. 2005. Sprayable pheromone for Zamorano-Ulloa.. In: B. Farm Planning. una alternativa de producción para pequeñas zonas agrícolas. Gold. Trenbath.A. Productores Orgánicos del Cabo: Un caso exitoso de producción y comercialización orgánica. 2003. Zanoli. Oxford Univ.. Division of Agriculture and Natural Resources. Henn. 34: 381-405.S.... Leonard. A. Press.M. EUA.R. Valenti. Torpe. Memoria Técnica. 1992.W.. Tushemereirwe.. Basel.. Brewster. E. G. International Federation of Organic Agriculture Movements.H. In: Memoria XV Semana Internacional de Agronomía. Gaskell. Romero. Estrada. Universidad Autónoma de Baja California Sur. Equihua. D.M.. Mario.. Koike. Tanada. H. Delgadillo. G.. F.E. Y. La Agricultura orgánica. Cooperative Extension Service. A. New York. Publication 7247. International Federation of Organic Agriculture Movements. 1993. M. 2. 1999. R. 2005. R. M. M. S.. G.. 1991. 2000. 1994... Natural enemy diversity and pest control: patterns of pest emergence with agricultural intensification. 1992. Cosmopolites sordidus.García-Hernández et al.. 2003. Alternatives in insect management: biological and biorrational approaches. Mitchell. M. Soc. 37: 141-172.. 126 pp. 2003. 516 p. Yussefi. C.. Nankinga. 2004. Buen Abad. Ragama. Willer and M. J. A. Building parasitoid communities: the complementary role of two introduced parasitoid species in a case of successful biological control.). Claridades Agropecuarias 140: 3-19. Y.. Toyes-Aviles.C. Urbana-Vhampaign. Field Crop Research. E..S. Tourte..) Entomología Mexicana Vol.. 25-26 Agosto 2000.R.. A. Annual Review Entomology.. M. 2002.T. Insecticidas vegetales en San Luis Potosí. Yussefi (Eds. Dicke. Vickers. pp: 9-16.. Agriculture Forest Entomology. Current status of organic farming worldwide.. L.. C.. (Eds. Nápoles.A. K. Tagaki. V. Tiscareño. M. Academic Press. M. S. W. 1: 89-95.E. J. Tcheslavskaia. Borboa. The world of Organic Agriculture Statistics and Emerging Trends 2004. 427-432... Mastro. Effects of two pheromone trap densities against banana weevil. 5 pp. W. Intercropping for the management of pests and diseases. Berryman. H.. R.. Edit. Wilby.