10 de Octubre Día Mundial de la Salud Mental

Dr. Senen González Gómez
Los males de la mente, asunto de salud pública

Hoy la enfermedad mental en México no es considerada un problema de salud
pública, cuando se debe y puede ser abordada con mayor responsabilidad;
además, la salud mental requiere ser elevada al rango de política de salud
Los trastornos depresivos podrían afectar a 20 por ciento de la población en 2025

Hasta el 20 de noviembre del 2000, la única alternativa de atención a la salud
mental en el estado de Hidalgo, era el viejo Hospital Psiquiátrico “Dr. Fernando
Ocaranza”.

La salud mental en el Modelo Hidalgo del cual soy coautor, la defino “Como la
capacidad de sentir, pensar, actuar. Amar y hacer del entorno agradable para
mí y para los demás”
Además de dedicar esfuerzos a las enfermedades crónico degenerativas, como
diabetes e hipertensión, se amerita un trato especial, una concepción distinta de
esos trastornos, una nueva forma de; Conocer, comprender sus bases teóricas y
practicar, analizar y evaluar esta política pública del más alto nivel y no como
esfuerzos aislados como el Campus Villa Ocaranza del Modelo Hidalgo. Modelo
cimentado en dos principios:
Eliminar el sistema asilar hospitalario.
Reinsertar al usuario en el menor tiempo posible a su entorno bio –
psico - social.

Las afecciones van en aumento. Ejemplo de ello es que los trastornos depresivos,
que aquejan a 10 por ciento de la población, para 2025 podrían aumentar a más
de 20 por ciento.
Ansiedad, depresión, alcoholismo y consumo de drogas, además del incremento
en la detección de las demencias entre personas de la tercera edad, requerirán no
sólo de mayores recursos económicos e institucionales para su atención, sino
también de la formación de factor humano interdisciplinario profesional.
Principales padecimientos
Como parte del Día Mundial de la Salud Mental, que se conmemora este 10 de
octubre, se requiere de una renovación del Modelo Hidalgo, con nuevas
estrategias para gobernar el panorama epidemiológico de la depresión, ansiedad,
alcoholismo y otras conductas adictivas; con un buen gobierno sanitario en contra
del aumento importante del índice de suicidios en adolescentes y adultos; justicia
en el caso de niños, se vinculan con trastornos emocionales, de conducta, por
déficit de atención y otros alimentarios, como la obesidad.
En México hay 28 hospitales psiquiátricos públicos, cuatro del sistema de
seguridad social, y el Campus Villa Ocaranza que no es un hospital, sino una
comunidad de terapia (atención o servicios) biopsicosocial – por lo menos así lo
diseñamos, y que hoy no conozco su estatus-.
No estoy de acuerdo con “luchar para que haya más hospitales” y si con la
equidad en cada municipio para sustentar “Casas de Medio Camino del Modelo
Hidalgo “y la aceptación medica administrativa de contar con camas hospitalarias

bien entrenadas en el 2º. Nivel de atención a la salud y empoderar la Red de
Atención en Salud Mental
.
Igualmente, se requiere impulsar una cultura de prevención primaria de la salud
mental, así como destinar mayores recursos para optimizar el diagnóstico,
tratamiento, rehabilitación y los esfuerzos de investigación, con el propósito de
contar con más y mejores propuestas de evaluación e intervención clínica basadas
en evidencias.
Según la Organización Mundial de la Salud, en los países en desarrollo
aproximadamente cuatro de cada cinco personas que requieren atención en
relación con trastornos mentales, neurológicos y por uso de sustancias, no
la reciben.

Año dedicado a la esquizofrenia
En 2014, el Día Mundial de la Salud Mental está dedicado a la esquizofrenia, con
el lema
"Viviendo con esquizofrenia, abriendo mentes, cerrando estigmas".
Se le considera un trastorno mental severo que afecta a la persona, familia y
sociedad, además de producir una discapacidad importante.
La sintomatología abarca distintas áreas: pensamiento, afectos, percepción,
cognición, e incide en los ámbitos familiar, escolar, laboral y social.
Se presenta síntomas considerados positivos y negativos.
Los primeros "son los no esperados, pero que emergen; representan
exceso o distorsión de funciones, como las alucinaciones, los delirios y los
desórdenes del pensamiento.
Los segundos lo son en el sentido de que una función esperada a nivel
conductual, emocional o de pensamiento no está presente; significan
disminución o pérdida, por ejemplo, la no congruencia y aplanamiento
afectivo, abulia o apatía, anhedonia o falta de interés en actividades
placenteras y sociales".
Inicia alrededor de la adolescencia o la adultez joven, trae importantes deterioros
si no se diagnostica en forma oportuna y, por consiguiente, no se brinda el
tratamiento apropiado. En la actualidad el desarrollo de la psicofarmacología
proporciona una diversa gama de opciones que los psiquiatras ofrecen a los

pacientes, con lo que se minimiza la condición de internamiento y se amplían las
posibilidades de tratamiento ambulatorio.
La hospitalización es relevante en ciertos momentos, pero otras estrategias como
el Programa de la Vacuna Psicosocial para la Familia del Enfermo Mental” que
diseñé y que desarrollamos del 2002 al 2006, permite abrir mentes y cerrar
estigmas, pues en particular ante este trastorno hay la tendencia al aislamiento y
discriminación.
Denota la importancia del PIRI, como un programa Individual de Rehabilitación
Integral, con sus seis ejes.

Una detección temprana y el consecuente tratamiento integral que considere los
aspectos biológico, psicológico y social de la esquizofrenia, amplía las
oportunidades de que el enfermo llegue a ser autosuficiente, tenga mayor grado
de autonomía y pueda, en la medida de sus posibilidades, insertarse en la vida
social y laboral.
Reflexión
Un día, en noviembre del 2000, nos volvimos una Comunidad de Terapia
Psicosocial. Instalamos la libertad y la independencia en lugar del asilo e
indiferencia; colocamos la razón pública en lugar del delirio
programático y el derecho a la protección en salud mental en lugar del
abandono
Denotamos el papel unificador de la Salud Pública con las Ciencias
Sociales en la dignificación del enfermo mental.

Detonante política pública del Estado, de proteger al Campus Villa
Ocaranza, que es la madre del Modelo Hidalgo
Nace la Vacuna Psicosocial, que sustenta el cambio en la psiquiatría, da
paso a la reforma psicosocial, en la nueva atención a la salud mental,
que por centrarse en el individuo, da luz en la operacia, a reformar la
salud pública en México
Dómanos las pasiones de politiquerías y de la pesada indiferencia.
Creamos, argumentamos, especificamos y convivimos principios y
valores comunes en acciones comunes. Virtud privada de utilidad
pública, Metanoia..
Los prestadores se convirtieron en maestros, los líderes naturales
crecen y aún hay mentirosos por educar.
Dimos lugar y respeto al trabajo, al estudio y a la recreación del usuario.
Entendimos que el conformismo puede disfrazarse de “Reforma”.
Despreciamos el recurso de la violencia manicomial y adoptamos la
terapia de trabajo.
Destacamos la calidad humana de los medios masivos de comunicación
y su gran poder en contra de la estigmatización acendrada al enfermo
mental
Desarrollamos la Calidad Integral del Campus con programas y procesos
innovadores centrados en el aprendizaje del usuario y su familia.
Diseñé y desarrollamos el Programa de la Vacuna Psicosocial y la
atención se fue a casa.
Diremos que un día nos pusimos a diseñar un trato diferente, digno,
original, humano y flexible.
Dejamos las urgencias y el déficit de la atención que otros todavía tienen
Un día…. Éste día estamos en paz