You are on page 1of 1

HENRY FORD

Empresario norteamericano (Dearborn, Michigan, 1863-1947). Tras haber recibido sólo
una educación elemental, se formó como técnico maquinista en la industria de Detroit.
Tan pronto como los alemanes Daimler y Benz empezaron a lanzar al mercado los
primeros automóviles (hacia 1885), Ford se interesó por el invento y empezó a construir
sus propios prototipos. Sin embargo, sus primeros intentos fracasaron.
Henry Ford nació en una granja, en un pueblo rural al oeste de Detroit (el área en cuestión
es ahora parte de Dearborn, Míchigan). Sus padres fueron William Ford (1826-1905) y
Mary Litogot (c. 1839-1876). Eran de ascendencia inglesa, pero habían vivido en Irlanda,
en el Condado de Cork. Tuvo varios hermanos: Margaret (1867-1868), Jane (c18681945), William (1871-1917) y Robert (1873-1934).
En 1915 financió un viaje a Europa, en donde estaba transcurriendo la Primera Guerra
Mundial, para sí mismo y otros 170 líderes defensores de la paz. Habló con el presidente
Wilson sobre el viaje, pero no recibió apoyo gubernamental.
En mayo de 1943 Edsel Ford muere debido a un cáncer de estomágo, dejando vacante la
presidencia de la compañía. Henry Ford defendió a Harry Bennett, su socio desde hace
muchos años, para que tomase ese puesto. Por su parte, la viuda de Edsel, Eleanor, que
había heredado los derechos de voto de Edsel, quería que fuese su hijo Henry Ford
II quien se hiciese cargo de la compañía.
No alcanzó el éxito hasta su tercer proyecto empresarial, lanzado en 1903: la Ford Motor
Company. Consistía en fabricar automóviles sencillos y baratos destinados al consumo
masivo de la familia media americana; hasta entonces el automóvil había sido un objeto
de fabricación artesanal y de coste prohibitivo, destinado a un público muy limitado. Con
su modelo T, Ford puso el automóvil al alcance de las clases medias, introduciéndolo en
la era del consumo en masa; con ello contribuyó a alterar drásticamente los hábitos de
vida y de trabajo y la fisonomía de las ciudades, haciendo aparecer la «civilización del
automóvil» del siglo XX.
La clave del éxito de Ford residía en su procedimiento para reducir los costes de
fabricación: la producción en serie, conocida también como fordismo. Dicho método,
inspirado en el modo de trabajo de los mataderos de Detroit, consistía en instalar una
cadena de montaje a base de correas de transmisión y guías de deslizamiento que iban
desplazando automáticamente el chasis del automóvil hasta los puestos en donde
sucesivos grupos de operarios realizaban en él las tareas encomendadas, hasta que el
coche estuviera completamente terminado.
Ford sufrió un primer ataque de corazón en 1938, tras el cual cedió la dirección de su
compañía a su hijo Edsel; tras el fallecimiento de éste en 1943, Henry Ford salió de su
retiro. Sin embargo, con una salud ya bastante deteriorada, cedió la presidencia a su
nieto, Henry Ford II en septiembre de 1945, y se retiró por completo.
Murió en 1947 de una hemorragia cerebral a la edad de 83 años en Fair Lane, y está
enterrado en el cementerio Ford de Detroit.