You are on page 1of 11

¿ Qué es la Computación en Nube ?

computacion-en-nube
La computación en nube es un sistema informatico basado en Internet y centros de datos remotos para
gestionar servicios de información y aplicaciones. La computación en nube permite que los
consumidores y las empresas gestionen archivos y utilicen aplicaciones sin necesidad de instalarlas en
cualquier computadora con acceso a Internet. Esta tecnología ofrece un uso mucho más eficiente de
recursos, como almacenamiento, memoria, procesamiento y ancho de banda, al proveer solamente los
recursos necesarios en cada momento.
El término “nube” se utiliza como una metáfora de Internet y se origina en la nube utilizada para
representar Internet en los diagramas de red como una abstracción de la infraestructura que representa.
Un ejemplo sencillo de computación en nube es el sistema de documentos y aplicaciones electrónicas
Google Docs / Google Apps. Para su uso no es necesario instalar software o disponer de un servidor,
basta con una conexión a Internet para poder utilizar cualquiera de sus servicios.
El servidor y el software de gestión se encuentran en la nube (Internet) y son directamente gestionados
por el proveedor de servicios. De esta manera, es mucho más simple para el consumidor disfrutar de los
beneficios. En otras palabras: la tecnología de la información se convierte en una servicio, que se
consume de la misma manera que consumimos la electricidad o el agua.
- See more at: http://www.computacionennube.org/computacion-en-nube/#sthash.YEEosDe4.dpuf
La Practica
October 9, 2010 by Cloud Computing · Comentar
computacion en la nube
La computación en nube se sustenta en tres pilares fundamentales de los que depende intrínsecamente
para su correcto funcionamiento: software, plataforma, e infraestructura. Cada uno de estos pilares
cumple un propósito diferente en la nube al sustentar las distintas áreas de productos y tipos de
servicios de cloud computing prestados a corporaciones, empresas y particulares de todo el mundo.
En el segmento de software, la computación en la nube ha demostrado ser útil como un modelo de
negocio. Ejecutando el software mediante servidores centralizados en Internet en lugar de servidores
locales, los costes se reducen enormemente. Por otra parte, al eliminar los gastos de mantenimiento,
licencias y hardware necesario para mantener estos servidores, las empresas son capaces de ejecutar
aplicaciones de forma mucho más fluida y eficiente desde el punto de vista informático.
La plataforma de computación en nube (“Platform as a Service (PaaS)“) permite a los usuarios acceder
a aplicaciones en servidores centralizados, sustentándose en la infraestructura de la nube. De esta
manera, permite el funcionamiento de las aplicaciones en nube, facilitando la implementación de las
mismas sin el costo y la complejidad de mantener múltiples capas de hardware y software como ha
ocurrido hasta ahora.
El último segmento de la computación en nube, la infraestructura como servicio (“Infrastructure as a
Service (IaaS)“), representa en gran medida la columna vertebral de todo el concepto. La

infraestructura es la que permite a los usuarios crear y usar el software y las aplicaciones. En lugar de
mantener centros de datos o servidores, los clientes compran los recursos como un servicio
completamente externo. Los proveedores cobran los servicios según la base establecida y por la
cantidad de recursos consumidos.
- See more at: http://www.computacionennube.org/37/la-practica/#sthash.cuJ8eA20.dpuf
Usos y Aplicaciones
October 9, 2010 by Cloud Computing · Comentar
aplicaciones computacion en nube
La computación en nube se puede aplicar en casi cualquier entorno: desde el pequeño comerciante que
necesita un sitio web seguro de comercio electrónico de forma rápida y barata, hasta el operario de
ferry que alcanza altos picos en su sistema informático en mayo y junio, mientras que el resto del año
se encuentra prácticamente inactivo.
Su aplicación puede ser muy útil por ejemplo, para el servicio de bomberos cuando repentinamente
necesitan más poder computacional para predecir movimientos de incendios forestales durante el
verano.
Los servicios de la computación en nube cubren desde aplicaciones individuales de negocios, como el
cálculo de impuestos, rentas o contribuciones, hasta la externalización informática de alto rendimiento
para complejos diseños en 3D, películas de cine o investigación científica.
El cliente puede en todo momento decidir qué aplicaciones usar y elegir entre aquellas que son
gratuitas y las que no lo son. En el caso de las aplicaciones de pago, el coste irá en función de diversas
variables, como el servicio contratado, el tiempo que se ha usado ese servicio, el volumen de tráfico de
datos utilizado, etc.
- See more at: http://www.computacionennube.org/29/usos-y-aplicaciones/#sthash.KIdsfXh0.dpuf
Ventajas de la Nube
October 8, 2010 by Cloud Computing · Comentar
informatica en nube
Rápida: Los servicios más básicos de la nube funcionan por sí solos. Para servicios de software y base
de datos más complejos, la computación en nube permite saltarse la fase de adquisición de hardware y
el consiguiente gasto, por lo cual es perfecta para la creación de empresas.
Actual: La mayoría de los proveedores actualizan constantemente su software, agregando nuevas
funciones tan pronto como están disponibles.
Elástica: Adaptable rápidamente a negocios en crecimiento o de picos estacionales, ya que el sistema en
nube está diseñado para hacer frente a fuertes aumentos en la carga de trabajo. Esto incrementa la
agilidad de respuesta, disminuye los riesgos y los costos operacionales, porque sólo escala lo que crece
y paga sólo lo que usa.
Móvil: El sistema en nube está diseñado para ser utilizado a distancia, así que el personal de la empresa
tendrá acceso a la mayoría de los sistemas en cualquier lugar donde se encuentre.
Económica: El proveedor ofrece servicios a multiples empresas, las cuales se benefician de compartir

una moderna y compleja infraestructura, pagando solamente por lo que realmente utilizan, eliminando
así gastos en infraestructura innecesaria.
- See more at: http://www.computacionennube.org/15/ventajas-de-la-computacion-ennube/#sthash.YTnmfkvi.dpuf
Tipos de Nube
October 8, 2010 by Cloud Computing · Comentar
Tipos de nube - Computacion en nube
Existen diversos tipos de nube dependiendo de las necesidades de cada empresa, el modelo de servicio
ofrecido y la implementacion de la misma, pero básicamente existen tres grandes grupos:
Nubes Públicas
Las nubes públicas se refieren al modelo estándar de computación en nube, donde los servicios que se
ofrecen se encuentran en servidores externos al usuario, pudiendo tener acceso a las aplicaciones de
forma gratuita o de pago.
Nubes Privadas
En las nubes privadas la plataforma se encuentra dentro de las instalaciones de la empresa y no suele
ofrecer servicios a terceros. En general, una nube privada es una plataforma para la obtención
solamente de hardware, es decir, máquinas, almacenamiento e infraestructura de red (IaaS), pero
también se puede tener una nube privada que permita desplegar aplicaciones (PaaS) e incluso
aplicaciones (SaaS).
Las nubes privadas son una buena opción para las compañías que necesitan alta protección de datos y
ediciones a nivel de servicio. En las nubes privadas el cliente controla qué aplicaciones usa y cómo. La
empresa es la propietaria de la infraestructura y puede decidir qué usuarios están autorizados a
utilizarla.
Nubes Híbridas
Las nubes híbridas combinan recursos locales de una nube privada con la nube pública. La
infraestructura privada se ve aumentada con los servicios de computación en nube de la infraestructura
pública. Esto permite a una empresa mantener el control de sus principales aplicaciones y aprovechar la
computación en nube publica solamente cuando resulte necesario.
- See more at: http://www.computacionennube.org/13/tipos-de-nube/#sthash.9ddWvVHx.dpuf

Computación en nube para la empresa: Parte 1: Captura de la nube
Cómo entender la computación en nube y sus tecnologías relacionadas
Si miramos hacia nuestro pasado reciente en materia tecnológica, queda claro que el movimiento de la
computación en nube se ha estado gestando desde el momento en que la computación distribuida y sus
tecnologías relacionadas (como por ejemplo, computación distribuida y SOA) ganaron amplia
aceptación. La computación en nube ahora está con nosotros, aunque muchas personas aún tengan
interrogantes acerca de esta nueva tecnología. La Parte 1 de este artículo se ocupa de la computación en
nube en general, luego analiza las capas de la nube, presenta los distintos tipos de nubes junto con sus
beneficios y desventajas, y explica por qué este movimiento es importante para los desarrolladores de
negocios. This content is part of the IBM WebSphere Developer Technical Journal.
1 Comentario:
Dustin Amrhein, Staff Software Engineer, IBM
Scott Quint, Cloud Computing Technology Evangelist, IBM
01-09-2009
+
Tabla de contenidos
Introducción
¿Qué es la computación en nube?
Esta pregunta suena bastante inofensiva y simple, pero las apariencias engañan. En la actualidad,
existen cientos, si no miles, de definiciones de computación en nube en la Web. Para responder
adecuadamente a esta pregunta, sería indicado comprender en primer lugar de qué se trata la
computación en nube antes de intentar llegar a una definición.
Algunas personas sugieren que la computación en nube es simplemente otro nombre que se da al
modelo de Software as a Service (SaaS) que ha estado a la vanguardia del movimiento Web 2.0. Otros
opinan que la computación en nube es una exageración marketinera que da una nueva cara a la
tecnología antigua, como por ejemplo computación por demanda, virtualización, o computación
distribuida. Este pensamiento ignora el hecho de que la computación en nube tiene un alcance más
amplio que cualquiera de estas tecnologías particulares. Con seguridad, las soluciones de nubes a
menudo incluyen estas (y otras) tecnologías, pero es la estrategia integral la que separa a la
computación en nube de sus antecesores.
A los fines de este artículo, considere que la computación en nube es una solución integral en la cual
todos los recursos informáticos (hardware, software, sistemas de redes, almacenamiento, etc.) son
brindados a los usuarios de manera rápida según lo que determina la demanda. Los recursos o servicios
que se brindan son controlables a fin de asegurar cuestiones tales como la alta disponibilidad, la
seguridad y la calidad. El factor clave para estas soluciones es que poseen la capacidad de ser escaladas
de manera ascendente y descendente, de manera que los usuarios obtengan los recursos que necesitan:
ni más ni menos.
En suma, las soluciones de computación en nube permiten que se entregue la IT como un servicio.
¿Por qué computación en nube?
Existen muchos motivos por los cuales cada vez más empresas cambian a soluciones de IT que
incluyen computación en nube. En primer lugar, la computación en nube puede recortar los costos
asociados con la entrega de servicios de IT. Se pueden reducir costos de capital y operativos al obtener
recursos solamente cuando se los necesita, pagando sólo por lo que se usa. Más aún, al trasladar parte
de la carga asociada con la gestión de diversos recursos a toda la empresa, el personal clave de la
misma puede centrarse más en la producción de valor e innovación para el negocio. Por último, los
modelos de computación en nube brindan agilidad al negocio. Debido a que la totalidad de la
infraestructura de IT puede escalarse de manera ascendente o descendente para cumplir con la
demanda, los negocios pueden cumplir más fácilmente con sus necesidades de los rápidamente
cambiantes mercados para asegurarse de estar siempre a la vanguardia para sus consumidores.

Por muchas razones, la computación en nube es la combinación de numerosas tecnologías existentes
(SOA, virtualización, computación autónoma) con nuevas ideas a fin de crear una solución informática
completa.
Volver arriba
Anatomía de una nube
Teniendo lo que esperamos sea una definición aceptable de computación en nube, observemos ahora las
capas de la nube. La Figura 1 representa una síntesis de lo que, en opinión de la mayoría, constituye los
tres componentes principales de un modelo de nube. Esta figura refleja de manera acertada las
proporciones de la masa de IT en su relación con costos, requerimientos de espacio físico,
mantenimiento, administración, supervisión gerencial y obsolescencia. Más aún, estas capas no sólo
representan la anatomía de una nube, sino la anatomía de la IT en general.
Figura 1. Anatomía de una nube
Anatomía de una nube
Las capas que componen una nube incluyen:
Servicios de aplicaciones
Esta es, quizás, la capa más familiar para los usuarios diarios de la Web. La capa de servicios de
aplicaciones aloja a las aplicaciones que se adaptan al modelo SaaS. Estas son aplicaciones que se
ejecutan en una nube y se brindan a demanda a modo de servicios a los usuarios. En algunos casos los
servicios son gratuitos y los proveedores generan ingresos de cosas tales como avisos en la Web, y
otras veces, los proveedores de las aplicaciones generan ingresos directamente de la utilización del
servicio. ¿Le suena familiar? Probablemente, ya que casi todos nosotros las hemos usado. Si alguna vez
ha hecho su declaración de impuestos online utilizando Turbo Tax, verificado su correo utilizando
GMail o Yahoo Mail, o anotado sus citas en Google Calendar, usted está familiarizado con la capa
superior de la nube. Estos son sólo algunos ejemplos de estos tipos de aplicaciones. Existen
literalmente miles de aplicaciones SaaS, y la cantidad crece a diario gracias a las tecnologías Web 2.0.
Algo que quizás no sea tan notable para el público en general es el hecho de que existen numerosas
aplicaciones en la capa de servicios de aplicaciones que están dirigidas a la comunidad empresarial.
Hay ofertas de software alojado disponibles que se ocupan del procesamiento de nóminas, la gestión de
recursos humanos, la colaboración, la gestión de relaciones con los clientes, la gestión de relaciones
con socios de negocios, y los ejemplos más conocidos de estas ofertas incluyen a IBM® Lotus® Live,
IBM Lotus Sametime®, Unyte, Salesforce.com, Sugar CRM, y WebEx.
En ambos casos, las aplicaciones que se entregan mediante el modelo SaaS benefician a los
consumidores evitándoles tener que instalar y mantener el software, y pueden ser utilizadas mediante
modelos de licencias que se basan en el concepto de pago por el uso dado.
Servicios de plataforma
Esta es la capa en la cual vemos emerger a la infraestructura de las aplicaciones como un conjunto de
servicios. Incluye sin limitaciones, el middleware como servicio, la integración como servicio, la
información como servicio, la conectividad como servicio, etc. Aquí, los servicios intentan brindar
soporte a las aplicaciones. Es posible que estas aplicaciones se ejecuten en la nube, y es posible que se
ejecuten en un centro de datos empresarial más tradicional. Para lograr la escalabilidad requerida
dentro de una nube, los distintos servicios que aquí se ofrecen a menudo son virtuales. Entre los
ejemplos de ofertas pertenecientes a esta parte de la nube se encuentran las imágenes virtuales de
IBM® WebSphere® Application Server, Amazon Web Services, Boomi, Cast Iron, y Google App
Engine. Los servicios de plataforma permiten que los consumidores se aseguren de que sus
aplicaciones están equipadas para cumplir con las necesidades de los usuarios porque brindan una
infraestructura de aplicaciones basada en la demanda.
Servicios de infraestructura
La capa inferior de la nube es la capa de servicios de infraestructura. Aquí, vemos un conjunto de
recursos físicos tales como servidores, dispositivos de red, y discos de almacenamiento que se ofrecen

como una provisión de servicios al cliente. Aquí, los servicios soportan a la infraestructura de
aplicaciones – independientemente de si la infraestructura se provee a través de una nube – y a muchos
más consumidores. Al igual que con los servicios de plataforma, la virtualización es con frecuencia el
método utilizado para racionalizar los recursos. Dentro de los ejemplos de servicios de infraestructura
se encuentran IBM BlueHouse, VMWare, Amazon EC2, Microsoft Azure Platform, Sun ParaScale
Cloud Storage, y otros.
Los servicios de infraestructura se ocupan del problema del equipamiento adecuado de los centros de
datos, al asegurar potencia informática cuando se la necesita. Además, debido al hecho que
comúnmente se emplean técnicas de virtualización en esta capa, es posible alcanzar ahorros en costos
gracias a la utilización más eficiente de los recursos.
Volver arriba
Nubes públicas, privadas y híbridas
Ahora que usted tiene una idea sobre qué es la computación en nube y en qué consiste una solución de
computación en nube, nos dedicaremos a los principales tres tipos de nube. Para los fines de este
artículo, analizaremos todos los tipos de la manera en que se relacionarían con un consumidor
empresarial de computación en nube (Figura 2):
Figura 2. Tipos de nube
Tipos de nube
Las nubes públicas son servicios de nube provistos por un tercero (proveedor). Existen más allá del
firewall de la compañía y están totalmente alojados y gestionados por el proveedor de la nube.
Las nubes públicas intentan brindar a los consumidores elementos informáticos sin complicaciones. Se
trate de software, de infraestructura de aplicaciones o de infraestructura física, el proveedor de la nube
asume las responsabilidades de instalación, gestión, provisión y mantenimiento. Los clientes sólo
pagan por los recursos que utilizan, de manera que se elimina la infrautilización.
Sin embargo, esto tiene un costo. Estos servicios se ofrecen usualmente con "convención sobre
configuración," lo cual significa que se entregan con la idea de adaptar los casos de uso más comunes.
Las opciones de configuración con frecuencia son un subconjunto más pequeño de lo que sería si el
recurso fuera controlado directamente por el consumidor. Otro punto a tener en cuenta es que debido a
que los consumidores tienen poco control sobre la infraestructura, los procesos que requieren un alto
nivel de seguridad y el cumplimiento con normas establecidas no siempre se adaptan bien a las nubes
públicas.
Las nubes privadas son servicios de nube que se brindan dentro de la empresa. Estas nubes existen
dentro del firewall de la empresa y están gestionadas por la misma empresa.
Las nubes privadas ofrecen muchos de los beneficios que ofrecen las nubes públicas, con una
diferencia fundamental: la empresa es la encargada de la configuración y el mantenimiento de la nube.
La dificultad y el costo de establecer una nube interna a veces pueden impedir su realización, y es
posible que el costo de la operación continua de la nube exceda el de utilizar una nube pública.
Las nubes privadas ofrecen ventajas respecto de la oferta pública. El control más exhaustivo de los
diversos recursos que componen la nube brinda a la empresa todas las opciones de configuración
disponibles. Además, las nubes privadas resultan ideales cuando el tipo de trabajo que se realiza no es
práctico para una nube pública, debido a factores regulatorios o de seguridad.
Las nubes híbridas son una combinación de las nubes públicas y privadas. Por lo general, estas nubes
son creadas por empresas, aunque las responsabilidades de gestión se dividen entre la empresa y el
proveedor de la nube pública. La nube híbrida aprovecha al máximo servicios que se encuentran tanto
en el espacio público como en el privado.
Las nubes híbridas responden a una situación en la cual una empresa necesita contratar servicios de
nube pública y privada. En este sentido, una empresa puede delinear sus metas y necesidades de
servicio, y obtenerlas a partir de una nube pública o privada, según resulte adecuado. Una nube bien
construida podría atender procesos seguros y fundamentales para la misión de la empresa, como por

ejemplo la recepción de pagos de clientes, así como procesos secundarios para el negocio, como por
ejemplo, el procesamiento de la nómina de empleados.
El principal inconveniente de esta nube es la dificultad para crear y controlar eficazmente una solución
de estas características. Deben obtenerse y proveerse servicios de diferentes fuentes como si los
mismos se hubieran originado en un mismo lugar, y las interacciones entre los componentes públicos y
privados pueden hacer que la implementación se vuelva aún más complicada. Debido a que este es un
concepto arquitectónico relativamente nuevo en la computación en nube, siguen apareciendo mejores
prácticas y herramientas para este patrón, y es probable que el público se muestre reticente a adoptar
este modelo hasta que no se tenga más información sobre el mismo.
Volver arriba
SOA y la computación en nube
Los antecesores de la computación en nube son numerosas y conocidas tecnologías. A modo de
ejemplo, podemos mencionar virtualización, computación por demanda, computación distribuida,
hipervisores, y muchos más. Un concepto tecnológico que no siempre se incluye en las conversaciones
sobre nubes (aunque definitivamente debiera) es SOA. Service Oriented Architecture ha tenido que ver
en permitir que la computación en nube sea lo que es en la actualidad, y debería desempeñar un rol
significativo en la evolución de la computación en nube.
En muchos aspectos, la computación en nube puede entenderse como una extensión de las aplicaciones
pasadas y de la infraestructura física y de las aplicaciones de SOA. A medida que las empresas y los
proveedores de servicios de nube intentan brindar soluciones de nube, su meta principal será habilitar la
infraestructura de IT de la empresa como un servicio. Las lecciones aprendidas con el objeto de integrar
y proveer aplicaciones empresariales como servicios individuales deberán aplicarse también a la
organización y provisión como servicio de las capas de infraestructura. La infraestructura física y de
aplicaciones, de manera muy similar a las aplicaciones en SOA, debe ser fácil de descubrir, gestionar y
gobernar. Es de esperarse que, de manera similar a SOA, se produzca una evolución de los estándares
abiertos que dictan de qué manera estos servicios se deben descubrir, consumir, gestionar y controlar.
Así, estos estándares resumirían el ciclo de vida total de una solución de nube.
La Figura 3 toma la idea de un enfoque de nube de tres capas y muestra cómo cada una de ellas
fundamentalmente ofrece servicios a una SOA general. En algunos casos, los servicios de las dos capas
inferiores se presentan como parte de una SOA, pero lo importante es poder reconocer el enfoque
basado en servicios para todas las capas de la nube.
Figura 3. Servicios de nube
Servicios de nube
Volver arriba
La nube es importante para el desarrollo
Si usted es un desarrollador o verificador de software, quizás piense que todo suena muy lindo pero no
esté demasiado seguro de si tiene importancia para usted. Después de todo, esto es para los
administradores, ¿verdad? Esta es una posibilidad bastante común, pero no toma en cuenta los claros
beneficios que la computación en nube brinda a los equipos de desarrollo y verificación.
Por ejemplo, uno de los elementos que más inhibe la verificación y el desarrollo es la capacidad de
adquirir, implementar, configurar, y alojar entornos en los cuales realizar la verificación de unidades de
desarrollo, prototipos, y la verificación de productos completos. Las soluciones de computación en
nube pueden utilizarse para crear y alojar estos entornos, quitando la carga de los equipos de
verificación y desarrollo y colocando el problema en el ámbito de la nube. Para los equipos de
desarrollo, esto significa que se pueden lograr con más facilidad cosas como la integración continua de
códigos y los prototipos, ya que resulta relativamente fácil verificar las actualizaciones de productos y
los nuevos códigos. Para los equipos de verificación, será posible dedicar más tiempo a la verificación
de la calidad de un producto, y menos tiempo a la habilitación de la prueba.
Además de brindar entornos de tiempo de ejecución a los equipos de desarrollo, existe otra área de la

nube que apunta directamente a los desarrolladores. Herramientas como servicio - un subconjunto de
SaaS – consiste en la idea de que pueden ofrecerse en las nubes las herramientas de desarrollo. Los IDE
y los editores de códigos simples se convierten en piezas de software alojadas que son accesibles a los
desarrolladores a través de una conexión de Internet. Esto elimina la necesidad que tienen los
desarrolladores de contar con IDE locales y sus respectivas licencias en cada una de sus máquinas.
Como desarrollador, probablemente comprenderá el valor potencial que se deriva de la posibilidad de
acceder a entornos de desarrollo comunes desde cualquier máquina y en cualquier momento.
Existe todavía otro impacto que tiene la computación en nube para los desarrolladores. Debería un
llamado para que los desarrolladores adopten APIs de modelos de programación estándar cuando sea
posible. Todos los desarrolladores se esfuerzan para ser ciudadanos modelos de programación,
adhiriendo estrictamente a los estándares, pero muchos de ellos probablemente se han desviado en
algunas ocasiones. Quizás usted se haya desviado debido a que un API de marca registrada le brindaba
algunos beneficios tangibles como por ejemplo, rendimiento: en otros casos, quizás sólo quiso “hacer
que funcionara”. En la nube, cualquier desviación de un API estándar resulta especialmente peligrosa, y
el motivo de esto resulta bastante claro. Si bien los consumidores saben que obtienen el servicio que
solicitaron de un proveedor de servicios en nube, quizás no estén al tanto de los detalles de
implementación de dicho servicio.
Por ejemplo, considere solicitar un servicio de servidor de aplicaciones J2EE™ de un proveedor de
servicios en nube. El proveedor de servicios en nube produce el servicio de servidor de aplicaciones,
pero probablemente usted no tenga idea de cuál es el proveedor del servidor que recibe, a menos que
haya negociado un acuerdo específico con dicho proveedor. Toda aplicación que usted elija
implementar en el servidor provisto deberá estar libre de códigos específicos del proveedor, debido a
que usted puede terminar teniendo una implementación de servidor de aplicaciones que no esperaba.
Volver arriba
Herramientas para las nubes
Uno de los componentes principales de la computación en nube mencionada anteriormente son las
herramientas. En muchos aspectos, éste puede ser el factor más crítico para el éxito de una solución de
computación en nube. El mercado ofrece tecnología significativa para entregar soluciones de
computación en nube, pero estas tecnologías a menudo son difíciles de entregar debido a la falta de
herramientas integrales y comprensibles.
Considere la capa de servicios de aplicaciones de la nube. Las herramientas de esta capa podrían
brindar un entorno que ayudara al desarrollo de una aplicación en la nube, y debería brindar los medios
para empaquetar e implementar la aplicación en una infraestructura de nube. Sabemos que ya existen
muchas herramientas que se adecuan a esta descripción, pero el problema radica en que casi siempre
están relacionadas con la infraestructura del proveedor de servicios de nube. Los estándares abiertos
resultan clave para obtener la mayor potencia y flexibilidad de estas herramientas. Los desarrolladores
no cuentan con los medios para pagar los costos de capacitarse en el uso de nuevas herramientas cada
vez que cambian de infraestructura de nube; más aún, los negocios de desarrollo no pueden
continuamente afrontar los costos de reprogramar sus aplicaciones por haber cambiado de
infraestructura de nube. Por este motivo, las herramientas deberán ayudar al desarrollo, el empaquetado
y la implementación de las aplicaciones de un modo que permita que el proyecto final pueda utilizarse
en múltiples infraestructuras de nube.
Las herramientas también desempeñan un rol muy claro en la capa de servicios de la infraestructura. La
construcción de infraestructura para una nube no es un proceso trivial. Es necesario considerar todos
los recursos físicos de un proveedor de servicios de nube, ya sea interno o externo, de manera tal que se
asignen a la nube los recursos físicos adecuados. Las herramientas en este espacio deberán ayudar a las
empresas a visualizar sus recursos de IT de modo de no dejar de lado ninguno de ellos para la nube. Sin
embargo, brindar al constructor de la nube una visualización de los recursos no será suficiente. Las
herramientas de este espacio deberán ofrecer cierto nivel de inteligencia en cuanto a la creación de la

nube. En el pasado, los administradores de IT han tenido un arduo trabajo al tratar de hallar una
correspondencia entre la demanda esperada y los recursos físicos. Esto ha llevado al problema de la
subutilización de los recursos, y este problema aparece como un enorme catalizador para la nube. Las
herramientas deberán guiar a los usuarios a través de la composición física de la nube en base a las
características de demanda esperadas del sistema.
Volver arriba
Resumen
La computación en nube se plantea como un actor significativo en la industria tecnológica actual y del
futuro cercano. En su última expresión, brindará los medios para que IT pueda ser entregada a los
consumidores como un servicio. La cantidad de ofertas de productos y servicios del espacio de la
computación en nube sigue en aumento y subraya el hecho de que éste es el destino de las cosas.
Estamos entusiasmados con las oportunidades que presenta la computación en nube a nuestros
desarrolladores de WebSphere, y en los próximos artículos, seguiremos ocupándonos de algunas de
estas oportunidades y analizando algunas de las soluciones de WebSphere que hacen que la
computación en nube pase de ser una idea a generar ganancias para las empresas.

Por ello, si bien el concepto de Cloud Computing parece algo lejano y utópico, lo cierto es que distintos
servicios que utilizamos asiduamente en Internet han sido creados bajo las bases de los parámetros que
caracterizan a la Computación en la Nube.
Tal es el caso de las empresas que ofrecen servicio de hospedaje de todo tipo de archivos, entre las que
seguramente podemos citar a YouTube, Flickr, Facebook, Picassa, Megavideo y demás.
En esta línea, las dos empresas pioneras en materia de Cloud Computing son sin lugar a dudas Google,
con su suite de programas de ofimática Google Apps, y Salesforce, una empresa dedicada a ofrecer
soluciones CRM a demanda.
Si bien estas últimas son quizás las más conocidas en este rubro, en el mercado actual existen un
número considerable de compañías dedicadas al negocio del Cloud Computing y que ofrecen servicios
que guardan relación con el mismo.
Estas empresas ofrecen variados servicios que pueden ser catalogados en 3 capas principales:
- (SaaS) Software como Servicio
- (PaaS) Plataforma como Servicio
- (IaaS) Infraestructura como Servicio
Software como un Servicio
El concepto de Software como un Servicio se caracteriza por brindar a demanda una aplicación,
corriendo en la denominada "multitenencia", es decir, una sola instancia de la aplicación que se ejecuta
en los servidores del proveedor y es capaz de operar y brindar servicios a múltiples compañías
simultáneamente.
En la actualidad, Salesforce y Google Apps son los ejemplos más conocidos de Software como
Servicio.
Plataforma como un Servicio
El concepto conocido como Plataforma como un Servicio es básicamente un ambiente de desarrollo en
donde se pueden crear otras aplicaciones que hagan uso de las características del Cloud Computing.
Infraestructura como un Servicio
El concepto de Infraestructura como un Servicio se centra en la posibilidad de ofrecer a las compañías
todos los recursos de hardware necesario para sus operaciones en la Nube, desde espacio de
almacenamiento hasta capacidad de proceso de cómputo.
Ejemplos de empresas prestatarias de esta clase de servicios son Amazon Web Services, que ofrece
capacidad de cómputo y espacio de almacenamiento, y la organización Joyent que ofrece servidores
virtualizados.
Para obtener más información acerca de las formas de implementación de un sistema de Computación
en la Nube te invitamos a leer el artículo titulado "Cloud Computing: El futuro de la informática",
perteneciente al presente informe especial.

Lideres del mercados
stán almacenados en mega data centers, para ser más exactos, en enormes discos duros con una
extensión superior a 11 campos de fútbol. Actualmente hay un total de 33.157 con 50 millones de
unidades instaladas de las cuales 2 millones son de Google. Y lo bueno de todo esto es que no hay
límite en la cantidad de datos que se pueden almacenar, además de que los servicios de la nube sólo se
pagan cuando se utilizan.
Gracias a la disminución de los costes, las grandes empresas tecnológicas apuestan por este proceso.
Pero, realmente, ¿quiénes son los principales líderes de la 'nube'? Amazon, empresa dedicada a la venta
al por menor por internet es una de las más fiables y rentable económicamente. Salesforce, por su parte,
fue la primera empresa informática que se 'subió a nube', lo que le permitió ingresar un millón de
dólares en 2009.
Google, como no podía ser de otra manera, también se ha ganado formar parte de los líderes del cloud
computing. No sólo por sus avances tecnológicos y facilidades que le ofrece al usuario, sino por haber
adaptado cualquier herramienta y aplicación, a la filosofía del 'cloud computing'. Para Microsoft la
'nube' no es nada nueva. Su correo electrónico, Hotmail, tiene 15 años de antigüedad. Pero también hay
empresas más jóvenes, como Rackspace quien comenzó en 1998 a ofrecer servicios en data centers. A
día de hoy es considerada como una de las principales rivales de Amazon: sus herramientas son un
auténtico ecosistema para tomar ejemplo. Quizá, quién más extensión tenga de 'nube', sea IBM. Posee
más de 800 mil metros cuadrados de datos alojados en mega data centers, y cuenta con una
diversificación de artículos, basados en todas sus líneas de negocio, muy completa.