You are on page 1of 2

Nunca pierdas la Fe

A veces Dios nos da lecciones muy importantes en el camino llamado “vida”, cada parada
consiste en aprendizajes que moldean nuestro carácter y nuestra manera en que nosotros nos
relacionamos con Él. Este semestre para mí fue prueba de ello, llegue al segundo semestre con
la esperanza de arreglar el desastre que hice en el semestre pasado por mi falta de visión. Una
visión es un mapa o mejor dicho, un GPS que te permite direccionarte hacia tus sueños y
proyectos ambiciosos, así que para empezar a lograr lo que Dios quiere en tu vida busca una
visión y trabaja en ella.
Otra cosa que aprendí en este segundo semestre es acerca del poder de la disciplina y como
ella nos da ventaja sobre muchos problemas que tienen que lidiar muchas personas, yo vi dos
materias que tenían relación con los números y créeme no me fue tan sencillo; por poco me
quedan las dos por mi falta de constancia y de sentarme a estudiar cada fórmula de cada una
de esas dos materias. La disciplina te permite lograr cosas increíbles y desde ahora le sacaré
más provecho en todas las áreas de mi vida, no solo en los estudios, sino como la persona que
Dios está formando para algo maravilloso e increíble. Se disciplinado, sé que cuesta pero no
hay otra.
El apoyo de Dios es muy importante, pero Él quiere que lo busquemos en cada día y en cada
momento de nuestras vidas, nunca te apartes de Él y esfuérzate porque Él te recompensará,
pero siempre humildad en todo, tus éxitos son de Él. No pongas tus estudio en el lugar donde
Dios está en tu corazón, con esto no quiero decir que dejes de amar lo que estudies, sino que
entrégale a Dios tu carrera, tus materias y tus dones para que Él te ayude a superar cada
obstáculo que te encuentres. ¡Hazlo!
Aprende a aceptar tus errores, revísate a ti mismo y pasa la página. Como jóvenes a veces
creemos que el mundo es fácil y que tenemos derechos a muchas cosas, pero la realidad es
que la vida es un viaje fuerte y eso va involucrar pérdidas y fracasos. Soy el tipo de personas
que no se manejar el fracaso, pero en algo estoy seguro, Dios me está protegiendo de muchas
cosas que no soy capaz de resistirlas. Siempre habrán derrotas, pero el asunto o el meollo del
asunto es cuanto gozo tenemos cuando Dios nos pone en dificultades y momentos tan difíciles
que sientes que quieres desaparecer, el gozo es un fruto del espíritu que necesitamos cultivar
en nuestro corazón, cuando llegue el día malo, recuerda tu vida está en las manos del Señor y
que nada te pasará, confía en Él y que su paz te llene todos los días, ¿ganaste? ¡Gloria a Dios!,
¿perdiste? más gloria a Dios, tal vez necesita darte una lección.

Por último, nunca pero nunca pierdas la fe, puede venir una tormenta, puedes perder la paz,
puedes que fracases en miles de cosas, pero algo estoy seguro ¡Dios tiene el control! Cuando
flaquees, en vez de llorar y lamentarte en lo que ya paso, dale gracias a Dios por lo que está
haciendo en ti, formando tu carácter y tu personalidad. Sigue adelante y nunca perdamos la fe.
Dios te bendiga
Tu buen amigo, José Rafael Marcano

Related Interests