El día a día del Dr.

Miguel Omar Gerdel Seijas:

La medicina, la vida cotidiana de sus protagonistas, las vivencias de sus pacientes y un profundo amor al prójimo

Seguramente, los médicos recuerdan cuando pronunciaron las siguientes palabras: “Juro por Apolo, médico, por Esculapio, Vigías y Panacea, y por todos los dioses y diosas a quienes pongo por testigos del siguiente juramento, que me obligo a cumplir con todas mis fuerzas y voluntad…”, así empieza el juramento hipocrático, un texto que resume el origen y la base de la profesión médica. Éste fue pronunciado por el Cnel. (EJNB.) Miguel Omar Gerdel Seijas, quien ha dedicado parte de su vida a prolongar la salud de aquellos que sufren algún tipo de enfermedad. ¿En qué universidad cursó sus estudios de medicina y cuántos años tiene ejerciendo su profesión? -“Soy egresado de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Escuela Dr. Luís Razetti, y tengo hoy en día 26 años ejerciendo mi profesión. También estudié Derecho y cuento con un postgrado en Gerencia de Servicios en Salud, el cual realicé en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB)”. ¿Cuál era su expectativa o inquietud al momento de elegir la medicina como su estilo de vida?

-“Da la coincidencia que hace unos días mi hija me hizo esa misma pregunta para una tarea del colegio, y le comenté que la inquietud nació por querer resolver los problemas de salud de aquellos que la necesitaban”. ¿Cuántas especialidades tiene y cuáles son? -“Tengo dos especialidades, la anestesiología y la intensivista”. ¿Qué tal ha sido la experiencia de trabajar en el Hospital Militar Dr. Vicente Salías, mejor conocido como el “Hospitalito”? -“Tengo muchos años laborando en este centro de salud, y la verdad, la experiencia ha sido muy placentera y satisfactoria, he prestado mis servicios en varios departamentos del Hospitalito como Jefe de Servicio de Anestesia, Jefe de Emergencia y Jefe del Servicio Auxiliar y Diagnóstico. Actualmente, me encuentro en la Sub-Dirección Médica”. ¿Cómo nace la idea de formar parte del Ejército y cuanto tiempo tiene perteneciendo a la familia de la Fuerza Armada Bolivariana? -“Bueno, estando trabajando durante aproximadamente un año en este centro de salud, me ofrecen la oportunidad de asimilarme, y es ahí cuando decido formar parte de la gran familia de la Fuerzas Armada, en este caso del componente Ejército, al cual pertenezco. Voy a cumplir 22 años como militar”. ¿Qué consejos le daría a esos jóvenes que están cursando estudios de medicina y a los que conforman la nueva generación de médicos? -“Para las nuevas generaciones, el consejo es que se preparen lo mejor posible, el secreto del éxito es el estudio y cuando ya estén ejerciendo su profesión, cumplir con todos los compromisos adquiridos y por supuesto vigilar y cuidar al paciente”. ¿Quisiera dirigir unas palabras a sus amigos colegas en la celebración del Día del Médico? -“A mis amigos colegas, un saludo cordial y mis más sincerara felicitaciones y reconocimiento por la ardua tarea que nos toca desempeñar diariamente, es por eso que los invito a no desmayar y a seguir dando un buen servicio, el cual va a permitir mejorar la salud de nuestros pacientes”.
Lic. Rosalinda Hoffmann / Prensa EJNB

Related Interests