You are on page 1of 3

El Estado de Cambio del Patrimonio Neto nace a raíz del Plan General

Contable 2007 (efectivo desde enero de 2008) y viene a confirmar la nueva
filosofía del mencionado Plan, que aboga en mayor medida por la valoración
del patrimonio frente a la obtención del resultado de la empresa.
El Estado de Cambio del Patrimonio Neto se centra en los movimientos que
afectan a la financiación propia de la empresa, es decir, aquella que tiene
una fuente interna, como son las derivadas del resultado del ejercicio, las
propias del Patrimonio Neto, o las provenientes de las operaciones
realizadas por los propietarios.
El análisis del Estado de Cambio de Patrimonio Neto se centra en la
identificación de los movimientos que acontecen en las diferentes partidas
que conforman los recursos propios de la empresa y que nos permitirán
observar como está siendo financiada una empresa. Así, se puede
identificar si los recursos propios crecen a través del propio resultado de la
compañía o bien por aportaciones adicionales de sus socios y en general
todo aquello que afecte a la composición y evolución de su
autofinanciación.
Por último resaltar que la elaboración del correspondiente gráfico con los
principales datos del Estado de Cambio del Patrimonio Neto, tal y como se
puede encontrar en nuestros Informes, permite realizar el mencionado
análisis de una manera más sencilla. A modo de ejemplo podéis observar el
gráfico tal y como se muestra en el Informe axesor 360º de una conocida
empresa española.

Como se puede observar, el gráfico muestra la evolución de una compañía
en la que la autofinanciación se ha visto incrementada en el periodo 200507, obteniéndose resultados positivos que han derivado en incrementos de
sus reservas, pasando a disminuir desde 2008 por la obtención de pérdidas
en su resultado que se acentúa en el ejercicio 2009.

Puedes consultar el Estado de Cambio de Patrimonio Neto de la empresa
que desees en los siguientes informes: Informe axesor 360º,Informe de
Constructoras e Informe Técnico-Financiero.

Según tengo entendido, el tener un patrimonio neto inferior al 50% de tu capital social sería
una de las condiciones por las que una empresa tendría que entrar en disolución.
Tal y como se ve en esta imagen, está claro que ocurre esta situación ya que su Patrimonio Neto
es incluso negativo. Dado esta situación, ¿cuánto tiempo tiene la empresa para declarar al
Registro Mercantil este estado si no lo subsana mediante una ampliación o reducción de
capital? ¿Esta empresa lo ha solucionado ya o está en proceso de disolución? Si lo ha
solucionado, ¿cómo lo ha hecho?
Por otro lado, también me surge otra duda. Las empresas sólo están obligadas a presentar las
cuentas una vez al año. Sin embargo, puede que durante el periodo anual la empresa se
encuentre en esta situación de disolución (Patrimonio Neto inferior al 50%), pero consiga
subsanar este problema justo en el mes de diciembre y a la hora de presentar las cuentas ya no
esté en esa situación (esto podría ocurrir en empresas con fuerte estacionalidad de ventas en el
periodo navideño). En este caso, ¿la empresa está obligada a declarar el estado de disolución en
cualquier momento en que se produzca, o sólamente cuando presente las cuentas de cierre de
año si en esa "foto" presenta dicho problema?
Muchas gracias por aclararme estas dudas y gracias también por esta serie de entradas que nos
están ayudando a todos a comprender y analizar mejor la situación económica de las empresas
con las que trabajamos.

iguel Castillo Clavarana (autor) dijo: Hola Pablo, gracias por seguirnos. Efectivamente
esta empresa en el ejercicio 2009 está en situación de disolución por causa de pérdidas
superiores a la mitad del capital, por lo que van a tener que tomar medidas mediante
ampliación/reducción del mismo. Igualmente en algún caso me he encontrado con operaciones
denominadas “acordeón“ en las que se reduce capital, vía compensación de pérdidas, y
posteriormente se amplía.
En el caso de la empresa que he usado para el ejemplo no ha presentado aún el Ejercicio 2010

por lo que no podemos ver lo que han hecho el ejercicio pasado, lo que sí nos consta es que no
ha inscrito declaración de concurso, liquidación o quiebra. Respecto a los plazos, grosso modo,
la Ley habla de la necesidad de tomar medidas desde el momento en que se conozca la causa de
disolución mediante convocatoria de Junta General, en el plazo de 2 meses, para tomar las
decisiones oportunas, aunque cabe la interpretación de que no se es consciente realmente del
problema hasta que no se cierra el ejercicio como bien dices, ahí serían los jueces los que tienen
que decidir si hay o no causa culpable en los administradores.
Asimismo, a modo de curiosidad te puedo comentar que realizando una búsqueda en nuestra
base de datos encuentro numerosos casos de empresas con más de 2 ó 3 ejercicios presentando
Fondos Propios negativos de forma continuada sin haber presentado la disolución de la
empresa.